Infortelecom

Noticias de washington

08-10-2018 | Fuente: abc.es
La iraní que pasó de gritar «muerte a América» en el colegio a ganar un premio en la Torre Trump
«¡El desayuno está listo!, ¡el desayuno está listo!», exclama en inglés Pari Sherafatmand para despertar a los estudiantes extranjeros con los que comparte casa en Malta. Pari tiene 69 años, le encanta cocinar y sobre todo conversar con sus huéspedes antes de despedirlos de camino a una de las tantas escuelas de inglés que pueblan esta pequeña isla en el corazón del Mediterráneo. Los Sherafatmand, en claro contraste a los apellidos típicamente malteses Caruana, Brincat o Schembri, se exiliaron del Irán de los ayatolás en 1991, después de la guerra con Irak de la que en este 2018 se han cumplido 30 años de su final. Hoy Pari habla orgullosa de lo que ha luchado para sacar adelante a sus tres hijos: «Todos con carreras universitarias». De todos ellos destaca su hija Lida, de 41 años, artista creadora del movimiento «florescentista» en el que emplea flores para simbolizar el desarrollo de la civilización y con el que ha ganado premios internacionales como el de «Artista por la paz» de las Naciones Unidas. Pari acababa de terminar la carrera de Química cuando estalló la Revolución contra el último Sha de Persia. En cuestión de meses llegaron las imposiciones del velo, los intentos de retener a las mujeres en sus casas y de oprimir con las interpretaciones más rigoristas de la sharia a la mitad de la población de Irán, uno de los países con mayor tasa de universitarias de la región. Pari renunció a su carrera en un laboratorio universitario para sacar adelante a sus hijos en Jorramchar, cerca de la frontera iraquí, enclave del inicio de la guerra con el Irak de Sadam hace 38 años. En la tarde del 22 de septiembre de 1980, las tropas iraquíes lanzaron su primera fase de invasión mediante una serie de ataques aéreos en todo el país y las aduanas de la localidad donde vivían los Sheraftamand fue uno de los primeros objetivos. La batalla de Jorramchar se extendió hasta el 10 de noviembre de 1980 segando la vida de cerca de 7.000 civiles. Se cree que unos 250.000 iraquíes y entre 300.000 y 1 millón de iraníes murieron en ocho años de guerra. Lida y Pari Sherafatmand, en Malta - Cedida a ABC A falta de trabajo y dinero en Malta, la matriarca de los Sherafatmand -que habla farsi, inglés, italiano y no le va mal en maltés- decidió comprarse una máquina de coser, la clásica Bernina, que sin embargo apenas le duró unos pocos asaltos. «Cuando llegué me decían si iba a impartir clases de Química en la universidad, ¿pero cómo iba a hacerlo si apenas sabía inglés? Así que seguí el consejo de una amiga y decidí confeccionar vestidos. Iba de puerta en puerta y poco a poco conseguí sacar adelante a mis hijos. Pero a los pocos días mi máquina se averió. Fui a la tienda y quien me la vendió se llevó las manos a la cabeza: "¿Cuántas horas has estado cosiendo con esta máquina? Es solo para algo puntual y decorar la casa, ¡no para 12 horas al día!?, me dijo asombrado», recuerda Pari, que cosió y cosío hasta hace varios años cuando tuvo que parar por lo que Lida describe como «la enfermedad del carpintero»: sus manos le dolían demasiado y no tenía apenas sensibilidad en las yemas de los dedos. Fue entonces cuando comenzó a trabajar como familia de acogida. Los Sherafatmand tuvieron que huir primero hacia otras regiones del país hasta que, con la contienda acabada y el líder Jomeini ya fallecido, abandonaron Irán hacia Europa. Pensaron en Italia o Reino Unido, pero finalmente encontraron refugio en Malta, donde una campaña para fomentar el turismo les abrió las puertas, convirtiéndose finalmente en la primera familia oficial de refugiados de la historia del país, que hace unos meses se vio envuelto en una polémica con España e Italia por la gestión del barco Aquarius de inmigrantes subsaharianos. Primer dibujo de Lida Sherafatmand, a la edad de 3 años y durante la Batalla de Jorramchar - Cedida a ABC «Teníamos una alarma en la escuela que comenzaba a sonar cuando los helicópteros bombardeaban cerca de la escuela. ?¡Bien, otra hora libre!?, esa era mi reacción habitual. Mis padres sentían más el peligro que yo, pero al mismo tiempo obviamente era consciente del terror», recuerda Lida, que tan solo tenía tres años cuando empezó la guerra y se estrenó en su «carrera artística»: «Cuando Jorramchar fue completamente arrasada recuerdo que dibujé ángeles rodeando a un sol de cuyos rayos salían flores para la gente. Es mi primer dibujo. Pensaba que por qué no podemos dejar que el sol cante para nosotros y comenzar a bailar», describe. Lida, bajita y de apariencia porcelánica, defiende con perenne entusiasmo su apuesta de no depender de las mecas del arte para desarrollar su carrera: «Hay una mentalidad de que los artistas exitosos están en París, Londres o Nueva York y no tengo nada en contra de estas capitales, pero si continuamos poniendo todo el prestigio en unas ciudades o instituciones concretas esto crea un monopolio del prestigio artístico y unos patrones patéticos. He vivido varios años en París y felizmente abandoné la ciudad, la arquitectura es muy bonita, pero necesitaba conectar más con la naturaleza y eso no podía hacerlo en París», sostiene. Lida, que ahora vive en Struga (Macedonia), a orillas del lago Ohrid, comenzó a exponer a partir de los 20 años. Solo ahora, veinte años después, afirma que sus ventas se han estabilizado. «He tenido que esperar veinte años para poder dedicarme totalmente a esto. Mucha gente se rendiría después de unos años, pero es una parte tan grande de mí que nace que no pueda rendirme». Desde 2012, las flores protagonizan casi todo su trabajo porque «no causan polémicas en ninguna parte. En un nivel estético, las personas instintivamente encuentran las flores hermosas». En casa de Pari se cena en torno a las 19 horas; «sé que a los españoles os cuesta un poco tan temprano», bromea. A veces deja de fondo programas de la televisión iraní, la de los exiliados, mientras atiende a las preguntas de sus huéspedes. «¿Habéis visto lo que está pasando con el consulado iraní en Basora (Irak)? Un grupo de manifestantes ha quemado el edificio. ¿No hay dinero para los iraníes porque prefieren destinarlo para la guerra, y ahora en Irak quieren expulsar a las milicias?», opina mientras sirve un plato de crema de calabaza a sus estudiantes. Pari y Lida siguen muy unidas; su vida de ciudad en ciudad y de exposición en exposición no se entendería en parte sin el incondicional amor de su madre. «Es mi relaciones públicas», bromea Lida. Como cualquier otro niño iraní crecido en los años de la guerra contra Irak, Lida tuvo que gritar todas las mañanas «muerte a Estados Unidos» en su colegio. Después del deshielo de las relaciones entre ambos países liderado por Barack Obama y otras potencias europeas en 2015, Trump ha roto con el acuerdo nuclear con uno de los ?grandes enemigos de América?. Más de 30 años después de gritar las consignas contra EE.UU. en la escuela y en plenas batallas dialécticas entre Washington y Teherán, un trofeo de la ?Torre Trump? concedido a la artista Lida Sherafatmand destaca orgulloso en una de las vitrinas del pasillo. ¿Qué hace una iraní en la Torre Trump? Iba a recibir un premio de una organización (Asia Art Funds) que está en la Torre Trump. Precisamente en esos días (a finales de 2017 y principios de 2018) había protestas en Irán. Quise que fuera el presidente Trump a la exposición que había tuiteado que apoyaba las manifestaciones. Por desgracia, no contestó a mi carta (ríe). (Hace una pausa y cambia de tema). Tener contacto con esta gente no es una conclusión automática a su contribución política, solo por estar hablando con él no quiere decir que apoye completamente todo lo que hace. Si el presidente Ahmadineyad quiere hablar conmigo de arte me sentaré con él. Cuando estuve en Rusia, en una exposición en San Petersburgo invitaron a muchos cónsules a la exposición, entre ellos estaba el de Israel, él sabía que había nacido en Irán aunque tuviera nacionalidad maltesa. Luego esa foto apareció en internet, y mucha gente: «¡Oh, estás apoyando a Israel!». ¿Sabes de qué estaba hablando? Otra vez, en París, cuando me encontré con el Príncipe Reza Pahlevi, hijo del último sha y que nos había reunido a varios porque quería oír la opinión de jóvenes iraníes sobre la situación del país. Me hice también fotos con él. Algunos las vieron, también iraníes, y dijeron: ¡oh!, ¿ahora estás apoyando la monarquía? Una foto no quiere decir que apoye a Trump en todas sus políticas, apoyo algunas, porque es raro poder rechazar o apoyar completamente a un político. Desde hace años, Lida participa activamente en la concienciación de las niñas en los países donde rige la ley islámica. Junto con Hauwa Ibrahim, ganadora del premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2005 por su trabajo como abogada defensora de mujeres y niñas condenadas a lapidación en el norte de Nigeria, la artista iraní-maltesa ha enviado una serie de ilustraciones con las que ayudar a la abogada a simplificar las reglas de la sharia para las mujeres nigerianas que no pueden leer ni escribir: «La gente me pregunta por qué no pintas algo más dramático y violento, lo siento, ya es suficiente, yo quiero hacer algo diferente, quiero crear. Quiero provocar un sentimiento y una mentalidad de 'florecimiento' para las personas y sus vidas».
07-10-2018 | Fuente: abc.es
Un día en primera línea de la crisis migratoria en EE.UU.
Una nube de polvo se levanta cuando Rubén García da un portazo desde dentro de su ranchera, en otra calurosa mañana en El Paso, Texas. Con una mano en el volante, enseña un SMS que le acaba de mandar la Policía de Aduanas y Fronteras (ICE, en sus siglas en inglés), la «migra», como la conocen los hispanos. El mensaje informa de la puesta en libertad de más de 150 inmigrantes indocumentados, adultos y menores, pertenecientes a unas 75 familias, arrestados por la Patrulla de Fronteras tras cruzar el Río Grande y que han pasado varios días en centros de detención. «Díganos cómo proceder», cierra la misiva. «¿No es de locos?», suelta García. La «migra» le pregunta a él, el director de un centro de apoyo al inmigrante, Annunciation House, qué hacer con esas personas. El mensaje es solo un ejemplo de la crisis migratoria en la frontera Sur de EE.UU., con una política agresiva contra los inmigrantes que las propias autoridades no pueden acometer, azuzada desde Washington, que deja un rastro de drama humano y que es imposible saber a quién beneficia. «Es una situación desbordada», dice, mientras ataca una bolsa de cacahuetes y teclea las instrucciones a la «migra»: veinte familias a esta parroquia, treinta familias a aquella residencia de ancianos, otros veinte a esa otra iglesia? Después del escándalo de la aplicación de la política de «tolerancia cero» a familias de inmigrantes, ordenada por Donald Trump y que implicaba la separación entre adultos y menores, el presidente de EE.UU. tuvo que dar marcha atrás. Pero los arrestos en la frontera continúan y ahora los centros de detención de familias de El Paso están saturados y, de manera transitoria, se ven obligados a soltarlos mientras esperan su procesamiento por parte de un juzgado de inmigración. Rubén García, en otro de los espacios del centro de apoyo al inmigrante, Annunciation House - J.A. «Nos los mandan a nosotros porque no tienen lugar. La «migra» no quiere soltar gente a la calle», explica García, que lleva dedicado a apoyar a inmigrantes en situación difícil desde 1978, pero nunca se había enfrentado a una crisis como la que se vive en los últimos cinco años y, sobre todo, la que se desató a comienzos de verano con la aplicación de la «tolerancia cero» de Trump. En el caso de un adulto, puede estar detenido de forma indefinida hasta que le toque el turno de ver al juez de inmigración. Pero no es así para familias con menores, para los que la ley establece estándares más exigentes. «Hay gente incluso que pasa directamente andando el puente entre El Paso y Ciudad Juárez», dice en referencia la ciudad mexicana al otro lado del Río del Grande, mucho mayor que su hermana tejana y uno de los lugares más peligrosos del mundo, donde se mezclan narcos, traficantes de personas y vendedores de souvenirs. Los puentes entre ambas ciudades son el segundo paso fronterizo terrestre más transitado de EE.UU., después del que une a Tijuana y San Diego, en California. «Se entregan en el puente porque saben que la ?migra? no tiene ahora dónde encerrarlos», explica, y pone la ranchera rumbo a una de las parroquias donde llegarán por la tarde los inmigrantes. Centros abarrotados El abarrotamiento de los centros para familias es solo un ejemplo de la crisis migratoria. A poco más de media hora de El Paso, las autoridades federales han levantado un centro de detención de menores con casi 4.000 camas. Conocido como Tornillo, por la localidad fronteriza en la que se encuentra, se ha convertido en un infame campo de concentración de niños, que en las últimas semanas han sido enviados hasta aquí de forma masiva, por la noche y en autobuses después de viajes de varios días desde todos los puntos de EE.UU. «Anoche llegaron trescientos», cuenta García. Se supone que estos son centros transitorios, por los que pasan los menores hasta que encuentran un sponsor -un familiar o un amigo de la familia- que se haga cargo de ellos hasta que tengan su citación con el juez. Pero las autoridades ya reconocen que pasan detenidos de media casi dos meses y para muchos se puede alargar más. Un reciente informe oficial, elaborado por el Inspector General del Departamento de Seguridad Interior, reconocía que la Administración Trump no estaba preparada para implementar la «tolerancia cero». El ansia por mostrar «mano dura» fue contraproducente: no paró la llegada de indocumentados, solo empeoró sus condiciones de detención y forzó a las autoridades a incumplir la normativa de detención de menores. García insiste en que es imposible separar el clima político de EE.UU. de la situación que se vive hoy en la frontera. Trump ha azuzado el racismo latente en la sociedad estadounidense para auparse al poder, con el inmigrante no blanco como cabeza de turco. «Él no puede decir que no los quiere porque tienen la piel color café. Así que dice que son narcos, criminales o violadores». Hoy, sin embargo, la preocupación de García no está en los problemas estructurales de la crisis migratoria: su objetivo inmediato es preparar alojamiento y víveres para dos o tres días para los inmigrantes soltados por el ICE mientras consiguen que un familiar o amigo les pague un billete de autobús para quedarse de forma transitoria con ellos. Jueces muy duros «Se busca que se marchen de El Paso con un familiar. Este no es un buen sitio para los procesos de inmigración», dice Brinkley Johnson, una voluntaria llegada desde California. «En El Paso los jueces son muy duros». Lo confirma Linda Rivas, una abogada que da servicios legales a inmigrantes desde el centro Las Américas. «El porcentaje de personas que consigue el asilo en El Paso es muy bajo. Menos del 7% gana su caso aquí. Muchas veces no tienen la oportunidad de salir a otro sitio. En el último año, no han concedido ni una sola libertad provisional», explica. «Es una farsa del debido procedimiento legal», dice un abogado criminalista de El Paso, que prefiere mantenerse en el anonimato, sobre el tratamiento judicial a los inmigrantes indocumentados ante las violaciones de los derechos de estas personas, a las que se somete a juicios rápidos, sin posibilidad de articular una defensa. «Con la llegada del fiscal general Jeff Sessions, se está minando la independencia de los jueces en los casos migratorios», añade Rivas. «Se impone cuotas a los jueces, se les rebajan los tiempos procesales, se les quita potestad de cerrar casos». Nadie tiene la solución de un problema complejo, que va más allá de las fronteras de EE.UU. y en el se mezclan la violencia, la desigualdad, el ansia de supervivencia, la xenofobia y los intereses políticos. Pero García, mientras se afana por convencer a la dueña de un motel que aloje a treinta familias un par de noches, tiene claras tres cosas: cuando las autoridades eran más laxas, «los inmigrantes se iban al interior y ni nos enterábamos, se ponían a trabajar y se convertían en miembros productivos de la sociedad»; el inmigrante «no le quita trabajo a nadie», porque los estadounidenses no quieren partirse el espinazo recogiendo fresa en California; y si hay una víctima de todo esto son las personas que él trata de ayudar cada día, maltratadas por traficantes de personas antes de cruzar la frontera y por las autoridades después.
07-10-2018 | Fuente: abc.es
La desaparición de un periodista crítico con Riad en Estambul enfrenta a Turquía y Arabia Saudí
Jamal Khashoggi entró el martes en el consulado de su país en Estambul para obtener un justificante de divorcio, desde entonces permanece en paradero desconocido y amigos suyos aseguraron que «está confirmado» que fue asesinado en el interior del edificio. El periodista, de 59 años y columnista de «The Wahisngton Post», tuvo que abandonar hace un año Riad por sus críticas a la familia real y se refugió en Estados Unidos. Viajó a Turquía para poder casarse con su prometida, Hatice Cengiz, pero para ello necesitaba antes cumplir con un trámite burocrático para que el pidió cita previa y se personó en la legación saudí cuando le informaron de que todo estaba listo. Nadie le vio salir de allí. Cengiz permaneció 11 horas en la puerta y fue la primera en dar la voz de alarma siguiendo las instrucciones que le había dado el propio Khashoggi en caso de que pasara algo extraño. Avisó directamente a un asesor del presidente Recep Tayyp Erdogan y desde entonces el paradero del periodista se ha convertido en motivo de disputa entre los gobiernos de Ankara y Riad, cuyas relaciones no pasan por sus mejores momentos debido al apoyo turco a Catar. «Creo que, al ser un país partidario de la libertad de pensamiento, no podemos dejar este asunto de lado. Como presidente, estoy siguiendo el caso. Se investigan todas las entradas y salidas de la embajada, se hace seguimiento. Daremos a conocer al mundo el resultado», dijo Erdogan en una rueda de prensa, transmitida por la cadena CNNTürk. En medio de una jornada marcada por el pesimismo y las declaraciones por parte de distintas fuentes sobre el supuesto asesinato del informador en el interior del consulado, el mandatario turco aseguró que «todavía tengo buenos presentimientos», pero no dio más detalles. Las palabras de Erdogan llegaron poco después de las de Mohamed Bin Salman, heredero al trono saudí y auténtico hombre fuerte del país, quien declaró a Bloomberg que «según tengo entendido, entró y salió después de unos minutos o una hora. No estoy seguro, pero no tenemos nada que esconder». El consulado, que abrió sus puertas a la agencia Reuters, emitió un comunicado para aclarar que mantiene «la coordinación con las autoridades turcas locales para aclarar las circunstancias de su desaparición» e insiste en que, aunque nadie le ha visto desde el martes y su prometida estaba en la misma puerta, el periodista abandonó el edificio tras realizar el trámite. Críticas a Bin Salman El todopoderoso Bin Salman ha sido precisamente la figura más criticada por Khashoggi, a quien no le temblaba la voz a la hora de repetir que «el reino necesita reformas y el régimen dirigido por un solo hombre es malo», según escribió en uno de sus último artículos de opinión para The Washington Post. También eran frecuentes sus objeciones a la guerra que lanzó el príncipe contra los rebeldes hutíes en Yemen. Turan Kislakçi, presidente de la asociación de prensa turco-árabe, y amigo personal de Khashoggi, aseguró al diario Hürriyet, que «está confirmado» que fue asesinado y pudo haber ocurrido «de forma muy salvaje», aunque no aportó más datos. Otro amigo personal del disidente saudí, Yasin Aktay, asesor de la dirección del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), pidió al consulado «una declaración clara» porque «está confirmado que entró, pero no consta que haya salido. Eso es seguro. Si preguntamos, nos dicen que salió, pero no hay registro de ello en las cámaras». Otra fuente cercana al Gobierno turco señaló a la agencia AFP que «la policía considera en sus primeras conclusiones que el periodista fue asesinado en el consulado por un equipo que fue especialmente a Estambul y se marchó el mismo día». Se trataría de un equipo de 15 personas enviado desde Riad y que hizo un viaje de ida y vuelta a Estambul ese mismo día.
07-10-2018 | Fuente: elpais.com
Pompeo y Kim acuerdan una segunda cumbre con Trump ?lo antes posible?
Washington y Pyongyang nombrarán equipos de trabajo para negociar el proceso de desnuclearización norcoreano
05-10-2018 | Fuente: abc.es
Putin viaja a la India para vender armas, energía nuclear y fortalecer aún más los lazos
Ante la falta de empatía de Rusia con los países de Occidente, el presidente Vladímir Putin continúa estrechando lazos con sus socios asiáticos. El mes pasado, Putin escenificó en Vladivostok su buena relación con el líder chino, Xi Jinping, cuyos respectivos ejércitos participaron conjuntamente en las mayores maniobras militares jamás vista antes en Rusia. Ahora, pese a la rivalidad entre Pekín y Delhi, le ha tocado el turno a la India, con cuyo primer ministro, Narendra Modi, el jefe del Kremlin mantiene también vínculos muy cordiales. Ambos dirigentes se han reunido en lo que va de año dos veces, en Sochi en mayo y en julio en Johannesburgo. Putin llegó ayer por la tarde a Nueva Delhi para una intensa visita de dos días y el contrato estrella que espera concluir con Modi, entre la veintena de documentos que habrá sobre la mesa, se refiere a la compra de misiles S-400, la defensa aérea más sofisticada que hoy día puede ofrecer la tecnología armamentística rusa. «La clave de esta visita será la firma del documento para el suministro de los sistemas de misiles antiaéreos S-400 para cinco regimientos. La suma total del contrato es de 5.000 millones de dólares», ha asegurado Yuri Ushakov, asesor de la Presidencia rusa en materia internacional. Se da la circunstancia de que Moscú ya ha vendido los S-400 a China y se dispone a enviarlos también a Turquía. Pese a las críticas de Estados Unidos y la OTAN y a que Washington ya ha advertido que sancionará a todos aquellos países que compren cualquier tipo de armas a Rusia. Ya de antes, la Administración estadounidense venía presionando para que la India no adquiriese armamento ruso. La venta a Delhi de los S-400 ya se planteó en 2014, pero la transacción se frustró a causa de las sanciones de EEUU contra Rusia por la anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania. El jefe de la Fuerza Aérea india, Birender Singh Dhanoa, se mostró ayer satisfecho ante el contrato de compra de los S-400 pese a la advertencias de Estados Unidos. Dijo que son «una dosis de refuerzo para nuestras Fuerzas Armadas». Sin embargo, existe un viejo proyecto de Moscú para la fabricación en la India de un helicóptero de la nueva generación sobre el que no se sabe nada. Modi quiere que Rusia instale fábricas de armamento en su país. Moscú entregó ya a Delhi navíos como el portaaviones «Vikramaditya» y el submarino «Nerpa». No sin problemas en ambos casos, ya que lo hizo con retrasos y accidentes graves. Pese a ello, la India es uno de los principales clientes de armas de Rusia, proveedor del 70% de las armas que adquiere, Desde la firma del acuerdo de cooperación técnica y militar entre la URSS y la India, en 1960, se calcula que Moscú ha entregado al país asiático equipos militares por valor de más de 65.000 millones de dólares. Durante la Guerra fría, India era uno de los más fieles aliados de la Unión Soviética y uno de los mayores importadores de su material militar. Pero en los últimos años, Nueva Delhi se ha vuelto hacia Estados Unidos para adquirir su material militar, así como hacia Francia. El país asiático es uno de los principales importadores mundiales de armas en un intento de proteger sus fronteras con Pakistán, su enemigo histórico, y con China, pese a mantener ahora con el gran gigante asiático unas relaciones de mayor confianza. En el marco de la cumbre que Putin comenzó ayer con Modi se celebrará un foro económico bilateral, por lo que Putin viaja acompañado de varios ministros y de una amplia delegación de empresarios que incluye a directores de compañías como Gazprom, Rostelekom o los Ferrocarriles de Rusia (RZD). Según el diario ruso «Kommersant», entre los contratos que podrían ser también firmados hay uno de venta de fragatas y otro para la construcción de nuevos reactores nucleares en la India. A tenor de un acuerdo concluido en 2008, dos reactores entraron en servicio en Kudankulam, en el estado sureño de Tamil Nadu. Dos más están en construcción y hay en proyecto otros dos bloques. Rusia ha considerado siempre que la cooperación en el área de la energía atómica constituye uno de los ejes más importantes de su comercio con la India. Rusia compite con compañías francesas y estadounidenses en ese terreno. Y es que India necesita aumentar su producción energética a fin de sostener su industria. Moscú y Nueva Delhi establecieron relaciones diplomáticas en 1947. Desde entonces han concluido 250 acuerdos bilaterales. El primero más importante data de 1993 de «Amistad y Cooperación». Después, a partir de 2000, sus relaciones se consideran «estratégicas» y, en 2010, pasaron a ser «privilegiadas». Según datos facilitados por el Kremlin en una nota de prensa, el año pasado, el nivel de intercambio comercial entre Rusia y la India aumentó en un 21%, alcanzando los 9.400 millones de dólares. En enero de 2018, añadió un 20% adicional y 6.040 millones de dólares.
04-10-2018 | Fuente: abc.es
Putin viaja a la India para vender armas, energía nuclear y fortalecer aún más los lazos
Ante la falta de empatía de Rusia con los países de Occidente, el presidente Vladímir Putin continúa estrechando lazos con sus socios asiáticos. El mes pasado, Putin escenificó en Vladivostok su buena relación con el líder chino , Xi Jinping, cuyos respectivos ejércitos participaron conjuntamente en las mayores maniobras militares jamás vista antes en Rusia. Ahora, pese a la rivalidad entre Pekín y Delhi, le ha tocado el turno a la India, con cuyo primer ministro, Narendra Modi, el jefe del Kremlin mantiene también vínculos muy cordiales. Ambos dirigentes se han reunido en lo que va de año dos veces, en Sochi en mayo y en julio en Johannesburgo. Putin llega este jueves a Nueva Delhi para una intensa visita de dos días y el contrato estrella que espera concluir con Modi, entre la veintena de documentos que habrá sobre la mesa, se refiere a la compra de misiles S-400, la defensa aérea más sofisticada que hoy día puede ofrecer la tecnología armamentística rusa. «La clave de esta visita será la firma del documento para el suministro de los sistemas de misiles antiaéreos S-400 para cinco regimientos. La suma total del contrato es de 5.000 millones de dólares», ha asegurado Yuri Ushakov, asesor de la Presidencia rusa en materia internacional. Se da la circunstancia de que Moscú ya ha vendido los S-400 a China y se dispone a enviarlos también a Turquía. Pese a las críticas de Estados Unidos y la OTAN y a que Washington ya ha advertido que sancionará a todos aquellos países que compren cualquier tipo de armas a Rusia. Ya de antes, la Administración estadounidense venía presionando para que la India no adquiriese armamento ruso. La venta a India de los S-400 ya se planteó en 2014, pero la transacción se frustró a causa de las sanciones de EE.UU. contra Rusia por la anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania. En el marco de esta cumbre se celebrará un foro económico bilateral, por lo que Putin viaja acompañado de varios ministros y de una amplia delegación de empresarios que incluye a directores de compañías como Gazprom, Rostelekom o los Ferrocarriles de Rusia (RZD). Según el diario ruso «Kommersant», entre los contratos que podrían ser también firmados hay uno de venta de fragatas y otro para la construcción de nuevos reactores nucleares en la India.
03-10-2018 | Fuente: abc.es
Putin llama «bastardo y traidor» a Skripal y considera «inflado» el escándalo en torno a su envenenamiento
El presidente ruso, Vladímir Putin, ha vuelto este miércoles a utilizar la tribuna de un foro, esta vez dedicado a la energía, para transmitir su malestar por lo que califica de «campaña informativa inflada y artificial» en torno al envenenamiento, el pasado mes de marzo en Salisbury, del antiguo espía ruso Serguéi Skripal y su hija Julia. A su juicio, Skripal es «un traidor a la patria y un bastardo». «Ciertos medios de comunicación extranjeros han convertido a Skripal poco menos que en un defensor de los derechos humanos», dijo Putin indignado durante la sesión plenaria de la Semana Energética de Rusia. «Pero es en realidad un traidor (..) no es más que un bastardo», prosiguió. Según su opinión, es normal que existan incidentes entre los servicios de inteligencia de distintos países, «¿acaso ha sido ahora cuando hemos visto alboroto entre los servicios secretos?», se preguntó y agregó que «el espionaje y la prostitución son las dos principales profesiones en el mundo (..) nadie ha podido acabar con ellas ni está en condiciones de hacerlo por ahora». Londres sostiene que detrás del ataque contra Skripal y su hija está la GRU, la inteligencia militar rusa e identificó el mes pasado a los agentes que lo llevaron a cabo como Alexánder Petrov y Ruslán Boshírov. Durante un reciente foro económico en Vladivostok, Putin anunció que tenían localizados a los dos sospechosos y aseguró que son civiles y «no hicieron nada criminal». Ambos dieron al día siguiente una entrevista al canal internacional ruso RT asegurando que fueron a Salisbury como «turistas» para contemplar su catedral. Más tarde, la página web de investigación «Bellingcat» declaró que Boshírov es en realidad Anatoli Chepiga, un coronel adscrito a la GRU y condecorado con la medalla de «héroe de Rusia», al parecer, por «rescatar» al expresidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, y conducirlo a Crimea durante la crisis provocada por la revuelta del «Maidán» en Kiev. Filtración al CNI El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo la semana pasada que «los medios británicos y de otros países publican numerosas informaciones sobre el caso Skripal y nadie puede distinguir cuáles son ciertas y cuáles falsas». Por eso, Peskov adelantó que «no podemos seguir debatiendo este asunto con la prensa, es imposible cuando estamos ante algo tan sensible«. El semanario alemán «Focus», que citaba la semana pasada fuentes del Comando Aliado de Contrainteligencia de la OTAN en Bruselas, asegura que Skripal filtró al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España información relacionada con «los contactos criminales de la mafia rusa en la Costa del Sol con influyentes políticos y funcionarios en Moscú». Por otro lado, a la inteligencia de la República Checa le facilitó en 2012 el nombre de varios espías rusos en activo en aquel país y que él conocía de su tiempo en Rusia. Skripal ayudó asimismo en 2016 a las autoridades estonias a desenmascarar tres espías rusos, uno de ellos miembro del Ejército. El espía doble fue condenado en Rusia en 2004 por trabajar para el servicio secreto británico y en 2010 quedó en libertad gracias a un intercambio de agentes entre Washington y Moscú. Tras ser canjeado, se instaló en Salisbury.
03-10-2018 | Fuente: abc.es
La Corte de la Haya ordena a EE.UU. suspender las sanciones de bienes básicos contra Irán
La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha instado este miércoles a Estados Unidos a poner fin a las sanciones contra Irán por motivos humanitarios, un revés para Washington, que ha recusado la competencia del Tribunal en este asunto. La CIJ ha concedido así una primera victoria a Irán, que en julio denunció a Estados Unidos alegando que la reactivación de las sanciones viola el Tratado de Amistad de 1955. «Busca dañar lo más severamente posible la economía de Irán (..) y, por tanto, inevitablemente a los ciudadanos iraníes», dijo el abogado iraní Mohsen Mohebi. Teherán alega que dicho acuerdo bilateral consagra el libre comercio entre ambos países y, por tanto, cualquier restricción al mismo, como las medidas punitivas dictadas por Washington, supone una violación. Sin embargo, Estados Unidos aduce una excepción recogida en el propio tratado que le permite adoptar precauciones en relación a ciertos bienes --material radiactivo-- y para proteger sus «intereses esenciales de seguridad". Los magistrados de La Haya han concedido a Estados Unidos dicha excepción, pero matizando que en ningún caso puede afectar a los derechos que el Tratado de Amistad concede a Irán en los casos en los que haya «un riesgo real e inminente de que se produzca un daño irreparable». La CIJ considera «daño irreparable» todo aquel que se produzca en la salud y la vida de las personas y, en consecuencia, ha ordenado proteger todos los bienes y servicios relacionados con la ayuda humanitaria y la seguridad de la aviación civil. «Estados Unidos (..) debe retirar, a través de los medios que elija, cualquier impedimento que surja de las medidas anunciadas el 8 de mayo a la libre exportación a Irán de medicamentos y equipos médicos, comida y productos agrarios, y equipos y servicios asociados que sean necesarios para la seguridad de la aviación civil», reza el fallo. También ha instado a las partes a «abstenerse de realizar cualquier acción que pueda agravar o extender la disputa ante la CIJ o hacer más difícil su resolución». «Esta decisión demuestra una vez más que la República Islámica está en lo cierto y que las sanciones de Estados Unidos contra el pueblo y los ciudadanos de nuestro país son ilegales y crueles», ha celebrado el Ministerio de Exteriores de Irán en un comunicado publicado por la agencia de noticias Tasnim y la prensa oficial.
03-10-2018 | Fuente: elpais.com
El Tribunal de la ONU ordena a EE UU paralizar las sanciones a Irán que afectan a los bienes básicos
La Corte Internacional de Justicia exige a Washington que garantice que las medidas no afecten a la seguridad y la salud de la población civil
...
7
...