Infortelecom

Noticias de vivienda

19-08-2020 | Fuente: as.com
Casillas se compra un piso de 3 millones de euros en el centro de Madrid a su nombre
Según la revista 'Diez Minutos', el exportero ha adquirido una vivienda de 300 metros cuadrados en una de las zonas más destacadas de la capital.
19-08-2020 | Fuente: elmundo.es
La Policía portuguesa busca a un español acusado de mutilar y asesinar a la pareja de su exmujer
En una vivienda de Portugal, fue hallado el cadáver del hombre con los genitales mutilados y la mujer manitada con cables eléctricos 
19-08-2020 | Fuente: elmundo.es
Se suicida en Vigo después de mutilar los genitales del novio de su ex y matarlo
En una vivienda de Portugal, fue hallado el cadáver del hombre con los genitales mutilados y la mujer, con vida, manitada con cables eléctricos 
17-08-2020 | Fuente: abc.es
Exhumados cien cuerpos de víctimas del genocidio de Ruanda que fueron hallados en una fosa en Kigali
Unos cien cuerpos de víctimas del genocidio de Ruanda contra los tutsis (1994) han sido exhumados de una fosa encontrada el pasado sábado en Kigali, confirmaron hoy a Efe fuentes oficiales. La fosa fue descubierta en el distrito de Nyarugenge, en el patio trasero de la casa de Simbizi François, acusado de colocar un control de carretera cerca de su vivienda durante el genocidio que llevó a la muerte a cientos de tutsis que vivían en esa zona. François fue condenado por delitos de genocidio en Ruanda, donde en sólo cien días murieron más de 800.000 tutsis y hutus moderados, y falleció en prisión a comienzos de este siglo. Ngabonziza Emmanuel, vicealcalde encargado de asuntos sociales del distrito de Nyarugenge, dijo a Efe que se espera que se hallen más cadáveres a medida que avancen las excavaciones. Indicó que han sido detenidos familiares de Simbizi, así como un antiguo líder local. «Hemos arrestado a la esposa de Simbizi y a sus hijos, que vivían en esa casa sabiendo bien que detrás de ellos había una fosa llena de cuerpos del genocidio de 1994 contra los tutsis. Los hemos entregado a la Fiscalía para que pueda presentar cargos contra ellos y luego sean acusados ante tribunales de justicia», afirmó el vicealcalde. Los arrestados, acusados de ocultar información Por su parte, «el exlíder local conocía la fosa, pero optó por pedir un soborno a la familia para guardar silencio», señaló Emmanuel, al añadir que probablemente los arrestados serán acusados de conspirar para ocultar información sobre el genocidio. Según el Gobierno ruandés, la negativa de los autores del genocidio a revelar dónde sepultaron a las víctimas ha obstaculizado los esfuerzos para ofrecerles un entierro digno y lograr la reconciliación con los supervivientes. En enero pasado, las autoridades exhumaron 141 cuerpos de tutsis atacados como parte de la campaña contra ese grupo étnico antes del genocidio en el distrito de Rubavu, en la frontera con la República Democrática del Congo (RDC). En abril de 2018, más de 2.000 cuerpos descubiertos en fosas comunes en Kabuga, en las afueras de la Kigali, también fueron exhumados. El 6 de abril de 1994, los entonces presidentes de Ruanda, Juvénal Habyarimana, y Burundi, Cyprien Ntaryamira, ambos hutus, murieron al ser derribado el avión en el que viajaban, lo que desencadenó el genocidio, una de las peores matanzas étnicas de la historia reciente de la humanidad. Ese horror fue la culminación de décadas de odio entre la mayoría hutu y la minoría tutsi, infundido por los colonos belgas, que dividieron a la población etiquetándola en estas etnias y favoreciendo a los últimos para discriminar a los primeros.
16-08-2020 | Fuente: abc.es
El presidente de Portugal salva a dos mujeres de morir ahogadas en el Algarve
El presidente de Portugal, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, logró salvar a dos mujeres de morir ahogadas en la playa de Alvor, al sur del país vecino, con lo cual se ganó los aplausos de los ciudadanos que se encontraban en los alrededores. El mandatario, que se halla de vacaciones en el Algarve, se percató de que ambas personas perdían el equilibrio y caían al agua desde una canoa, justo a escasos metros de distancia de donde él estaba disfrutando de la natación, una de sus actividades favoritas. Sus compatriotas lo reconocieron enseguida y celebraron la actitud valiente del profesor Marcelo, como lo conocen muchos al recordar su etapa en la Universidad. La escena fue captada por las cámaras de una cadena de televisión, que instantes después difundió las imágenes. De esta forma, los portugueses pudieron comprobar que la rápida intervención de Rebelo de Sousa contribuyó de manera decisiva a que las dos mujeres salieran de allí sanas y salvas. Inmediatamente, acudió al área un hombre que se desplazaba en una moto de agua y así el episodio no pasó de una anécdota que más tarde comentó el presidente nada más llegar a la orilla. «Aquellas jóvenes venían de otra playa y, como la corriente es muy grande, fueron arrastradas para fuera, por lo que vinieron a esta playa», dijo el representante institucional antes de confirmar: «Volcaron, tragaron mucha agua y no eran capaces ni de girar ni de subir a la canoa ni de nadar, tal era la fuerza de la corriente». El presidente luso, gran amigo del Rey Felipe VI, se distingue este verano por su apuesta inequívoca por los destinos domésticos a la hora de pasar sus vacaciones. Con anterioridad, visitó la isla de Porto Santo, situada frente a Madeira, y de ahí saltó a la franja occidental del Algarve, una de las zonas más castigadas del país por el fuerte descenso del turismo en tiempos del coronavirus, especialmente debido al veto establecido por los británicos. Su estancia en Alvor, a solo seis kilómetros de Portimao y a 73 de Faro, se prolongará todavía durante una semana más, aunque ya ha comunicado que aprovecha para escribir algunos discursos que pronunciará en próximos actos. No obstante, se dirigirá a Lisboa en un inminente viaje relámpago para resolver un par de asuntos. Se da la circunstancia de que Marcelo Rebelo de Sousa eligió no residir en el palacio presidencial, sino en su domicilio de Cascais, a 30 kilómetros de la capital portuguesa. Ahí, cerca de su vivienda, suele lanzarse a tomar un baño en la playa de la bahía. Cuando sale del agua, la gente se arremolina para hacerse una fotografía junto a él, razón por la cual lo llaman ?el presidente míster selfie?. Su grado de popularidad resulta muy elevado en Portuga, hasta el punto de que planea proclamarse candidato a la reelección en los comicios que se celebrarán a comienzos de 2021.
16-08-2020 | Fuente: elmundo.es
Movilizados nuevos medios aéreos para sofocar el incendio descontrolado de Zamora
Ya ha arrasado cientos de hectáreas, varias naves, un camión de los bomberos y una vivienda 
16-08-2020 | Fuente: abc.es
El 20 aniversario de la tragedia del submarino atómico Kursk discurre en Rusia sin pena ni gloria
El presidente Vladímir Putin, tan amante de recordar hasta los más nimios detalles de todas y cada una de las batallas del Ejército Rojo durante la II Guerra Mundial, no quiere saber nada de todo aquello que huela a derrota y la terrible catástrofe del submarino nuclear Kursk, cuyo 20 aniversario se recuerda ahora, parece que para él lo fue. Sobre todo porque el navío, un sumergible completamente nuevo y dotado entonces de tecnologías únicas para destruir certeramente portaaviones, buscaba intimidar al Pentágono. Pero se hundió con sus 118 tripulantes delante mismo de la propia flota norteamericana, de los submarinos Memphis y Toledo que estaban cerca. El causante de la tragedia fue un torpedo tan obsoleto que nadie ha entendido nunca qué pintaba allí. Especialmente humillante para Putin fue el hecho de que su homólogo estadounidense, Bill Clinton, se enterase de lo que le pasó al Kursk antes que él. El fatal accidente se produjo pocos meses después de que el mandatario ruso tomase posesión del cargo para su primer mandato. Supuso para él un enorme golpe, habida cuenta de que su irrupción como líder estuvo marcada por el afán de recuperar para Rusia la grandeza perdida. Además reaccionó tarde y mal a los acontecimientos. Siguió de vacaciones en Sochi mientras los medios de comunicación rusos, aún no intervenidos por él, escupían inquietante información sobre la confusión e impotencia de la Marina y las autoridades en la tarea de intentar salvar las vidas de los marinos. Putin tardó diez días en darse cuenta de que tenía que viajar urgentemente al lugar de la catástrofe para dirigir el operativo de rescate y reunirse en Vidiáyevo con las familias. En un primer momento, rechazó incluso la ayuda internacional sin tener alternativas propias para solventar la crisis. El resultado de la investigación tampoco arrojó luz plena sobre los hechos. Las decisiones, tanto las judiciales como las adoptadas por el Gobierno, a día de hoy, no han satisfecho a las familias de las víctimas. Sin pena ni gloria Tal vez por este cúmulo de infaustas circunstancias, el máximo dirigente ruso no quiere recordarlo y, por eso, este nuevo aniversario ha vuelto a transcurrir sin pena ni gloria. Un puñado de actos en homenaje a los 118 militares se han celebrado estos días en distintos puntos de Rusia con participación mínima de las autoridades. Putin no ha estado presente como tampoco acude nunca a los actos en memoria de las víctimas de acciones terroristas como las explosiones en varias ciudades rusas en el otoño de 1999 o las masacres en el Teatro Dubrovka de Moscú y la escuela de Beslán. El submarino nuclear K-141 Kursk, orgullo de la Armada rusa desde su botadura en 1994 y uno de los navíos de guerra más sofisticados de su tiempo, era una inmensa mole de 154 metros de eslora, 18 de manga y un desplazamiento de 18.000 toneladas. Llevaba doble casco e iba armado con 24 misiles de crucero ?Granit?, varios de ellos provistos de carga nuclear, y una decena de torpedos. Se hundió en el mar de Bárents en el curso de unas maniobras el 12 de agosto de 2000 con los 118 miembros de su tripulación. Dos explosiones en la proa hicieron que la nave se fuera a pique y se posara en el fondo a una profundidad de 108 metros. Las deflagraciones acabaron con la vida de una parte importante de la dotación del submarino y la inundación provocada por la vía de agua con casi todos los demás. El mensaje encontrado en el cuerpo de un joven teniente de navío, escrito a ciegas antes de morir y dirigido a su esposa e hijo, indicaba que 23 hombres de los compartimentos 6,7 y 8 del barco se trasladaron al 9, el último de popa, en donde esperaron a oscuras, sin comida ni agua potable, ser rescatados. Se calcula que tuvieron que aguardar la muerte durante dos días y medio. Dudas sobre la versión oficial Son muchos los que no están de acuerdo con la versión oficial de que el desencadenante del desastre del Kursk fue un anticuado torpedo 65-76PB, que estalló nada más ser disparado dentro del tubo de lanzamiento. Según el informe, se produjo una fuga del combustible del proyectil submarino (peróxido de hidrógeno), se declaró un incendio y, al extenderse al resto de la munición, hubo una segunda deflagración mucho más fuerte. A la causa abierta por el hundimiento del submarino se le dio carpetazo en 2002 por «ausencia constitutiva de delito». Nadie resultó culpable de nada, ni los mandos de la flota, ni los que dirigían los ejercicios navales en el mar de Bárents, ni tampoco los responsables de la fabricación e instalación de los torpedos. En declaraciones a la prensa rusa, el excomandante en jefe de la Flota del Mar Negro, el almirante Vladímir Komoyédov, dijo esta semana que «hay muchas interrogantes sin resolver (..) la investigación realizada en su momento suscita muchas dudas». Todas las miradas de quienes exigieron que se depuraran responsabilidades miraron hacia Putin, que decidió eximir a la cúpula militar de afrontar sus responsabilidades. Se limitó a echar la culpa de todo al mal estado de la flota por la desastrosa situación económica en la que su sucesor, Borís Yeltsin, sumió al país y a las «secuelas» de la desintegración de la Unión Soviética. Pese a contar con un poderoso armamento, las Fuerzas Armadas rusas se encontraban en un estado deplorable por la falta de presupuesto. Los fondos disponibles no alcanzaban para pagar los sueldos a los militares ni para dotarles de viviendas dignas. Tampoco para adquirir equipos tan imprescindibles como trajes de buzo o munición actualizada. Putin extrajo dos conclusiones de aquella crisis: que tenía que modernizar sus Fuerzas Armadas y que la libertad de prensa es un temible enemigo para los regímenes opacos, corruptos y antidemocráticos. Actuó en consecuencia.
13-08-2020 | Fuente: abc.es
Biden trata de asegurarse con Harris el voto de mujeres y negros
Las cartas de la reelección de Donald Trump ya están sobre la mesa. Joe Biden, el inminente nominado demócrata a la presidencia, anunció el martes su elección como compañera de candidatura: la senadora Kamala Harris, que aspira a convertirse en la primera vicepresidenta de la historia de EE.UU. y la primera persona negra en ese cargo. A partir de ahora, la campaña entra en ebullición. Dentro de cuatro días, arranca la convención demócrata, con una alineación estelar de discursos de pesos pesados del partido, desde Barack y Michelle Obama a Alexandria Ocasio-Cortez. Será un evento casi por completo virtual, al igual que la convención republicana prevista para la semana siguiente y con Trump, quizá, dando su discurso desde Gettysburg, escenario principal de la guerra civil estadounidense. Poco después, los debates entre candidatos, el sprint final de campaña -con la sombra de la pandemia- y la cita electoral del 3 de noviembre. En la maratón electoral que queda por delante, está por ver el impacto de la inclusión de Harris en el «ticket presidencial» de los demócratas. Los sondeos demuestran que, de forma tradicional, la elección de vicepresidente no influye de forma significativa en el electorado. Y la historia proporciona muchos casos en los que la elección de vicepresidente no sirvió ni para ganar su estado: Al Gore, vicepresidente con Bill Clinton, no retuvo Tennessee en 2000; tampoco John Edwards, aspirante demócrata a vicepresidente en 2004, le sirvió a John Kerry para ganar Carolina del Norte. Ni el republicano Paul Ryan aportó su estado de Wisconsin en 2012 en la derrota de Mitt Romney. De la misma forma, ha habido candidatos que han parecido intrascendentes en la campaña. El último ejemplo, Tim Kaine, el segundo de Hillary Clinton en su derrota histórica de 2016 ante Trump. De Mike Pence, el actual vicepresidente, Trump aprovechó su conexión con el votante conservador y evangélico, pero el presidente ha defendido que la elección de «ticket presidencial» no es relevante. ¿Será diferente este año? Es obvio que Biden no ha elegido a Harris para ganar ningún estado: California, por donde es senadora la nueva candidata, es territorio demócrata. Pero sí es posible que su elección sea más relevante que en otras campañas presidenciales. Porque Biden elige más que una lugarteniente para recuperar la Casa Blanca. Si logra la victoria, el exvicepresidente con Obama jurará su cargo el próximo enero con 78 años, los cumplirá en noviembre. Es decir, acudiría a su reelección con casi 82 años. Estados bisagras Biden se ha referido a sí mismo como un «candidato de transición», que busca «recuperar el alma» del país tras el ?trumpismo? y servir de puente hacia una nueva generación de políticos más inclusiva. Trump, para criticar a Harris, la ha calificado de «testamento político en vida» de Biden. La elección de Harris se ve como una «opción segura« dentro de los parámetros en los que se mueve el Partido Demócrata, dominado por las elites urbanas y por la identidad racial y de género. Biden se comprometió en marzo a que su vicepresidente fuera una mujer y el verano de protestas y movimientos sociales tras la muerte de George Floyd forzó a que formara parte de una minoría. Con Harris, Biden también hace malabares para contentar al partido y tratar de no asustar a electorados clave que necesita para ganar la elección. Por ejemplo, las zonas suburbanas en estados bisagra, como Michigan, Pensilvania y Wisconsin -donde Trump se impuso en 2016-, de mayoría blanca, que no ven con buenos ojos a Trump, pero recelan de candidatos izquierdistas o que se centren en asuntos -abolición de la policía, cancelación de deuda estudiantil, derechos de transgéneros- que les son ajenos. Harris se ha demostrado como una política moldeable. Criada en el activismo social, se convirtió en la favorita del «establishment» de California como fiscal general y figura de «ley y orden». Pero, como candidata a la presidencia de EE.UU., el año pasado, abrazó programas sociales como la sanidad pública universal o el Green New Deal, la transformación hacia la «economía verde». Cuando esos postulados perdieron brillo, ella matizó su compromiso con ellos. La candidata ha conseguido moverse entre las dos placas tectónicas del partido demócrata, el «establishment» y la corriente izquierdista que domina su discurso -al menos, hacia la opinión pública- desde la elección de 2016 y eso es, a la vez, un arma a su favor y una debilidad. Trump y sus aliados, de forma inmediata, se han decidido a colocarla como estandarte de la facción radical, lo que está lejos de la realidad, pero podría minar su impacto electoral. El martes por la noche, los comentaristas televisivos más cercanos a Trump, en Fox News, trataban de reafirmar esa impresión. Sean Hannity calificó a Harris de «apoyo del radicalismo extremo» y aseguró que su elección «solidifica el ?ticket presidencial? de los grandes partidos más extremo de izquierda radical en la historia de EE.UU.». Tucker Carlson, el actual presentador estrella de la cadena, aseguró que Harris es la «persona más transaccional de EE.UU.», por su baile entre la moderación y las propuestas izquierdistas Ayer, Trump se refería sin ambages a uno de los electorados en los que Harris podría ayudar a Biden: el de las mujeres suburbanas, que muestran un creciente distanciamiento frente a Trump en las encuestas. «La ?ama de casa suburbana? me votará a mí», aseguró en Twitter. «Quieren seguridad y están encantadas de que acabe un viejo programa por el que la vivienda de bajo coste invadiría sus barrios», añadió en un comentario con tintes raciales. El objetivo es asustar al votante moderado y convencerle de que, pese a la percepción moderada que puede tener la dupla Biden-Harris -buena parte de la facción izquierdista de los demócratas la aceptan a regañadientes-, en realidad esconde un programa radical. Biden, que va por delante en las encuestas, hubiera preferido no tener que escoger a nadie. Cualquier cambio en la campaña es un riesgo. Pero la elección de Harris, de alguna forma, complementa lo que él no tiene: ofrece juventud frente a su edad, refuerza su tirón en el voto negro -una de las razones por la que perdió Hillary Clinton en 2016 es por no entusiasmar a ese electorado-, le da la categoría de histórica a su candidatura y está un poco más a la izquierda que él. Lo que está por ver es si, además de encajar en los equilibrios del partido demócrata, seduce también a un electorado que nunca ha colocado a una mujer en la Casa Blanca y que en la última elección mostró su desapego con la elite política.
12-08-2020 | Fuente: abc.es
Namibia rechaza la oferta alemana de compensación por el genocidio de la época colonial
Namibia ha rechazado las ofertas de Alemania en las conversaciones de reparación por el genocidio de hereros y namas cometido por las tropas coloniales alemanas a principios del siglo XX, si bien el país africano es optimista respecto a la posibilidad de lograr un acuerdo. «Permanecemos resueltos a completar esta misión clave», manifestó a última hora del martes el presidente de Namibia, Hage Geingob, tras una reunión con su enviado especial para las negociaciones con Alemania. Poco antes, el Gobierno había divulgado un comunicado con su postura sobre el estatus de las negociaciones, especificando que la oferta de Alemania actualmente sobre la mesa todavía «no es aceptable» para Namibia. «La actual oferta de reparación hecha por el Gobierno alemán queda como un asunto pendiente», transmitió la Presidencia de la nación austral, si bien los detalles concretos no se difundieron. Namibia incidió en que Alemania rechaza en estas negociaciones hablar de «reparación», si bien la nación europea está comprometida a pedir perdón de forma incondicional por la masacre de las tribus namibias. Alemania recurría a la fórmula «curar heridas», considerada inapropiada por Namibia y, en consecuencia, los dos países trabajan ahora en un marco de acuerdo que habla de «reconciliación». Respecto a la compensación, Namibia progresa en la identificación y presupuesto para distintos proyectos que el país necesita en materias como la provisión de agua, la electrificación rural, carreteras, vivienda, educación o desarrollo agrícola, entre otras. Geingob ha dado instrucciones a su negociador, el embajador Zed Ngavirue, para obtener de Berlín una nueva oferta revisada. Alemania y Namibia llevan desde el año 2015 en conversaciones sobre la revisión de las atrocidades cometidas por el imperio alemán durante el período colonial y sus posibles compensaciones. La ocupación alemana de territorios que pertenecen actualmente a Namibia se produjo entre 1884 y 1915. El 12 de enero de 1904 hubo un primer levantamiento herero contra el dominio colonial alemán, seguido en octubre por el alzamiento de la población nama. Se estima que los soldados del emperador Guillermo II exterminaron a 65.000 herero de una población de 80.000 y al menos a 10.000 de los 20.000 nama. Este genocidio es considerado un precedente de otras limpiezas étnicas. En noviembre de 2019, el Parlamento alemán utilizó por primera vez la palabra «genocidio» para referirse a esta masacre y el negociador alemán, Ruprecht Polenz, adelantó que el acuerdo con Namibia estaba cerca. Pese a los avances en las negociaciones, Berlín no prevé el pago de compensaciones individuales, al contrario de lo que exigen los representantes de los pueblos herero y nama, que pusieron a ese fin una denuncia en Nueva York en 2017 contra Alemania.
12-08-2020 | Fuente: abc.es
El exdirector de Pemex implica a Peña Nieto en los sobornos de Odebrecht
El exdirector de Pemex Emilio Lozoya dio este martes un golpe de efecto a la investigación judicial del caso Odebrecht en México al implicar directamente al expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) en el uso de dinero de sobornos de la constructora brasileña durante su campaña electoral y su gobierno. Como ya se especulaba, Lozoya, extraditado a México en julio tras ser detenido en España, apuntó bien alto al denunciar a Peña Nieto tras cerrar un pacto con la Fiscalía General de México para recibir beneficios durante su proceso judicial. De hecho, fue el mismo fiscal general, Alejandro Gertz Manero, quien en un mensaje a los medios informó este martes de la denuncia que Lozoya presentó contra Peña Nieto y el exministro de Hacienda Luis Videgaray por el uso de sobornos de la constructora brasileña. Es ahora el Ministerio Público el que debe decidir si llama a declarar a Peña Nieto, sobre el que siempre han planeado sospechas de corrupción pero quien ha salido indemne hasta la fecha. Compra de votos Lozoya, imputado por haber recibido 10,5 millones de dólares de Odebrecht durante la campaña de Peña Nieto de 2012 y su posterior gobierno, sostiene que el expresidente y su mano derecha fueron los que decidieron cómo usar el dinero recibido de los sobornos. Denunció que ambos le ordenaron invertir 100 millones de pesos (4,4 millones de dólares) de dicha trama para contratar asesores internacionales durante la campaña electoral. Posteriormente, cuando Peña Nieto ya era presidente, Videgaray era secretario (ministro) de Hacienda y Lozoya dirigía la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), se destinaron esos sobornos a comprar voluntades en el Congreso. Según denunció Lozoya, Peña Nieto y Videgaray le mandaron usar 120 millones de pesos (5,3 millones de dólares) para lograr el voto de cinco senadores y un diputado en favor de la reforma energética que liberalizó el mercado mexicano en 2013. El exresponsable de Pemex ya entregó a la Fiscalía testigos, recibos y un vídeo que demostrarían su versión de los hechos y que serán estudiados por esa entidad para decidir si llama a declarar a los señalados. «Es muy pobre la información dada a conocer, hay que ser cautelosos y pensar que es el principio de algo más importante», dijo a Efe Fabiola Navarro, miembro del Observatorio de la Corrupción de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Y es que, según Navarro, lo sucedido durante la campaña de 2012 ya habría prescrito y la entrega de sobornos para la reforma energética es un «delito menor» comparado con las sospechas de enriquecimiento ilícito que siempre han sobrevolado la figura de Peña Nieto. El «testigo colaborador» Desde que llegó a México el 17 de julio pasado, con la expectativa de revelar los entramados de corrupción del gobierno anterior, Lozoya ha recibido un trato muy amable de la Fiscalía a cambio de colaboración. El que fuera director de Pemex entre 2012 y 2018 no ha pisado en ningún momento la cárcel, puesto que compareció ante el juez desde un hospital privado en el que fue internado con anemia y, tras recuperarse, la Fiscalía rechazó pedir prisión preventiva. Así pues, Lozoya, de quien tampoco ha trascendido ninguna imagen desde su llegada al país, afrontará en libertad los dos procesos judiciales que pesan sobre él: la trama de sobornos de Odebrecht y la compraventa irregular de una planta de fertilizantes. El actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, definió a Lozoya como «un testigo colaborador» y apoyó que reciba «ciertas consideraciones» a cambio de «conocer más» sobre la corrupción en la anterior administración. El objetivo del exdirector de Pemex es lograr que se le conceda el llamado «criterio de oportunidad», por el cual la Fiscalía levantaría su acusación contra Lozoya e iniciaría una contra Peña Nieto y Videgaray. Sin embargo, Navarro no lo vería procedente, dado que lo denunciado este martes tiene una «lesividad menor» a los delitos que se imputan a Lozoya de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho. Una presidencia embarrada La presidencia de Peña Nieto, con la que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) volvió al poder tras 12 años en la oposición, estuvo marcada por un constante goteo de escándalos de corrupción de los que hasta ahora el mandatario ha salido indemne. Recientemente, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría (ministerio) de Hacienda, Santiago Nieto, dijo a Efe que «la corrupción era sistemática» en el Gobierno de Peña Nieto. En 2014 estalló el escándalo de la casa blanca, un supuesto conflicto de interés en la compra de una lujosa vivienda por parte del presidente y su esposa, Angélica Rivera. La que fuera secretaria (ministra) de Desarrollo Social Rosario Robles lleva un año en prisión preventiva a la espera de juicio por permitir el desvío de fondos públicos por unos 255,6 millones de dólares a través de universidades públicas y empresas fantasma. Además, exgobernadores como el de Chihuahua César Duarte, el de Veracruz Javier Duarte o el de Quintana Roo Roberto Borge, que representaban el «nuevo PRI» de Peña Nieto, están en la cárcel.