Infortelecom

Noticias de virologia

05-07-2020 | Fuente: abc.es
Italia endurece las medidas para los extracomunitarios: cuarentena y test a los pasajeros después de aterrizar
Italia endurece aún más las medidas contra el coronavirus, en particular para los extracomunitarios. Son una veintena los brotes de Covid-19, extendidos del norte al sur del país, suscitando alarma y preocupación en las autoridades. Los presidentes regionales piden al gobierno que potencie los controles en las fronteras. Italia decidió el pasado martes imponer la cuarentena obligatoria de 14 días y la vigilancia sanitaria para todos los ciudadanos procedentes de países fuera del área Schengen, incluidos los 15 considerados seguros en la lista aprobada ese mismo día por la Unión Europea. Ahora se plantea la hipótesis de realizar pruebas a los pasajeros después de su aterrizaje en Italia. La urgencia de controlar más las fronteras está motivada porque los últimos casos de contagios han sido causados, sobre todo, por ciudadanos procedentes del exterior, tanto extranjeros como italianos, que salieron de Italia por trabajo y al retorno no respetaron la obligación de la cuarentena. Algunos casos son especialmente llamativos. Por ejemplo, ha indignado la historia de un empresario italiano que se contagió en Serbia: a su regreso a Vicenza, en la región de Véneto, rechazó la hospitalización y realizó una vida normal a pesar de los síntomas, llegando a contagiar a varias personas hasta que, finalmente, empeoró y tuvo que ser hospitalizado en reanimación. Curiosamente, este nuevo foco se produce en Véneto, una de las regiones que mejor supo contener la difusión del virus. Ese buen control de la epidemia motivó que el presidente de la región del Véneto, Luca Zaia, de la Liga, urgiera al gobierno a levantar cuanto antes las medidas restrictivas. Zaia ha cambiado y ahora sus mensajes son para exigir «máxima prudencia», pidiendo al gobierno, junto a otros presidentes regionales, nuevas ordenanzas, endurecer las denuncias e hipótesis de nuevas «zonas rojas». El presidente del Véneto firmará este lunes una norma para obligar a quien está infectado a permanecer aislado, sin excluir la hospitalización obligatoria para los casos más graves. Esta medida ha sido ya impuesta en Toscana, región que ha previsto transferir en «albergues sanitarios» a los extranjeros que viven otras personas y pueden infectar a familiares o amigos. En la nueva ordenanza del Véneto se establece la obligación de denunciar a quien viola la cuarentena. El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, apoya el endurecimiento de las sanciones: «Ya hoy si una persona contagiada no respeta las normas puede ser castigada con pena de prisión hasta 18 meses. Estamos trabajando en estos momentos para endurecer estas medidas». El profesor Andrea Crisanti, director del departamento de virología de Padua, que adquirió fama internacional por contener la epidemia en el Véneto, hace hoy una advertencia: «Los brotes serán más frecuentes en octubre y noviembre. Lo más importante es dar mensajes claros a los italianos sin decir mentiras. Hay que decir que existe el riesgo, que no estamos en una burbuja y que los comportamientos de distanciamiento social y el uso de mascarillas no deben abandonarse».
07-06-2020 | Fuente: as.com
"La carga viral del coronavirus es 100 veces más débil que en marzo, ha envejecido"
Eso afirma el profesor Massimo Clementi, director del laboratorio de microbiología y virología del Hospital San Raffaele de Milán, en una entrevista con El Mundo.
05-06-2020 | Fuente: as.com
Cientos de nuevos coronavirus en murciélagos de China
Según un estudio de EcoHealth y el Instituto de Virología de Wuhan, el análisis de miles de animales destapa una gran diversidad de la enfermedad en la naturaleza.
04-06-2020 | Fuente: abc.es
El exjefe del MI6 dice que el coronavirus fue liberado de un laboratorio chino por accidente
El exjefe del MI6, el Servicio de Inteligencia Secreto del Reino Unido, señaló que el coronavirus Sars-CoV-2 que provocó la pandemia del Covid-19 se escapó de un laboratorio de Wuhan, el foco desde el cual se propagó la cepa al resto del mundo provocando más de 380.000 muertes y más de 6 millones de contagiados. Richard Dearlove se basó en un documento reservado al que tuvo acceso y dijo creer que el accidente se produjo en el Instituto de Virología de aquella ciudad que ayer se declaró libre del virus. Dearlove -quien dirigió a la agencia de inteligencia entre 1999 y 2004- agregó además que de acuerdo a la investigación la cepa mortal no surgió de manera natural, sino que en su secuencia genética puede verse la participación de científicos. El ?Señor C? como se lo conocía durante sus años al frente del MI6 dijo que un artículo científico publicado esta semana por un equipo de investigación noruego-británico sugirió que los elementos clave en la secuencia genética del nuevo coronavirus fueron «insertados» y podrían no haber evolucionado naturalmente. En el estudio, producido por el profesor Angus Dalgleish del Hospital St George?s de la Universidad de Londres y el virólogo noruego Birger Sorensen, los científicos afirman haber encontrado «secciones insertadas y colocadas en la superficie de la espiga del SARS-CoV-2» que podrían explicar cómo se une el virus con células humanas, de acuerdo al diario The Telegraph. Durante una entrevista con ese diario inglés, Dearlove aseveró que había visto un nuevo informe científico «importante» que sugería que el virus no surgió naturalmente, sino que fue creado por científicos chinos. Además, de acuerdo con la opinión del ex funcionario que recorrió 38 años los servicios de inteligencia, las nuevas pruebas servirían para hacerle pagar al régimen chino el daño causado en vidas perdidas y en las economías globales que se ven sacudidas por los confinamientos y cuarentenas que paralizaron industrias en todo el planeta. La visión de los científicos británico y noruego choca con otra gran parte de la comunidad investigadora que sugiere que el Sars-CoV-2 nació a partir de causas naturales saltando de murciélagos o pangolines a humanos. La versión de Beijing en tanto, sugiere que todo se originó en un mercado húmedo de Wuhan. Sin embargo, en ese lugar no se vendían ni murciélagos ni pangolines. Los científicos implicados en la investigación sugirieron en su paper que mientras los laboratoristas chinos estaban realizando sus experimentos, el coronavirus pudo haber escapado de algún murciélago al que estaban manipulando. «Creo que esto comenzó como un accidente», dijo. «He leído este documento muchas veces en borrador y creo que la importancia del informe es que es hecho por dos importantes científicos», agregó Dearlove. «Creo que es una contribución muy importante sobre cómo el coronavirus se desarrolló y cómo se volvió una pandemia. Creo que particularmente es muy importante». «Necesitamos una investigación internacional», remarcó en conversación con el podcast Planet Normal. «Nuestra economía se volvió muy integrada a China. Entonces no tenemos forma de aislarnos de China. Pero en la otra mano necesitamos tener mucho cuidado y crítica en no poner toda nuestra economía en las manos de China», añadió el experto en política internacional. Un análisis adicional -que se publicará en los próximos días- afirma que el virus tiene «huellas digitales únicas» que indican «manipulación intencional» por parte de los humanos. «A medida que se desarrolla este debate sobre el virus, creo que todo este material se imprimirá y avergonzará a varias personas», comentó Dearlove
14-05-2020 | Fuente: as.com
El hermano de Javier Tebas, cerca de conseguir una vacuna para la Covid-19
El hermano del presidente de la Liga es investigador jefe de virología y enfermedades infecciosas en la Universidad de Pensilvania. Analizó la situación en la SER.
14-05-2020 | Fuente: abc.es
Una organización científica de Nueva York, víctima de sus lazos con Wuhan
EcoHealth es una organización científica sin ánimo de lucro, con sede en Nueva York, dedicada, entre otros temas, al estudio de la transmisión de virus entre animales y humanos con el potencial de provocar pandemias. Recibía fondos federales de Estados Unidos para tratar de identificar virus en murciélagos ?como se sospecha que ha podido pasar con la enfermedad Covid-19? en Asia. Este mes, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) han suspendido la subvención de 3,4 millones de dólares durante seis años, después de que EcoHealth se viera envuelta en un embrollo político y mediático relacionado con el coronavirus. El Instituto de Virología de Wuhan , la ciudad china donde comenzó la pandemia de coronavirus, es una de las cuatro entidades con las que colaboró EcoHealth y EE.UU. ha acusado a sus laboratorios de estar detrás del virus. Acusaciones de Trump a China La Administración Trump asegura tener pruebas abundantes ?aunque por el momento no las han mostrado? de que se originó allí. El consenso científico es que el virus es de origen natural y la posibilidad de un accidente en el laboratorio de Wuhan no se ha demostrado. La subvención solo suponía 100.000 dólares al año para esta organización científica neoyorquina, pero fue suficiente para que los medios afines a Trump lo retrataran como un uso maligno del dinero de los contribuyentes. «Estoy muy preocupado por dónde nos deja esto», ha dicho al diario «USA Today» Peter Daszak, director de EcoHealth. «Cuando pasemos este Covid-19, ¿qué pasará con el Covid-20? ¿O con el Covid-21? Nuestra subvención estaba diseñada específicamente para localizar esos virus e impedir que afectaran a Estados Unidos».
06-05-2020 | Fuente: as.com
¿El verano ayudará?¿Habrá segunda ola y si es que sí cuándo será? Una eminencia en virología despeja dudas
Margarital del Val, viróloga e inmunóloga del CSIC, estuvo en la Cadena SER contestando varias de las dudas que más nos asaltan estos días.
04-05-2020 | Fuente: abc.es
La inteligencia británica advirtió al Gobierno de que el coronavirus era más peligroso de lo que decía China
El Servicio de Inteligencia Secreto de Reino Unido, conocido como MI6, había informado al Gobierno de que el coronavirus era mucho más peligroso de lo que decía China, según ha revelado el diario The Telegraph. El periódico, que cita a un alto funcionario como fuente, asegura que la inteligencia le pidió desde el principio de la crisis al Ejecutivo de Boris Johnson «que no creyera las afirmaciones de Pekín» y que tratara la información «con escepticismo», ya que las agencias de inteligencia sabían lo que estaba sucediendo «realmente» en el gigante asiático. La misma fuente explicó que tenían dudas sobre el origen del brote, que China ubica en un mercado de animales vivos de Wuhan, y centraron su atención en el Instituto de Virología de la ciudad. La posibilidad de que el virus se haya escapado de un laboratorio del Instituto empezó siendo una teoría de la conspiración, pero más fuentes alrededor del mundo han apuntado a esa posibilidad, a la que ahora se suma el MI6. «La idea de que Reino Unido hubiera tomado las cifras chinas al pie de la letra es francamente ridícula», afirmó la fuente, que añadió: «Si los chinos mienten, el papel de la inteligencia es saber cuáles podrían ser las cifras reales». Más presión sobre Johnson Esta revelación podría reforzar aún más las críticas a la gestión del primer ministro, Boris Johnson, a quien la oposición laborista y otras voces acusan de no haberse tomado en serio la amenaza del coronavirus al inicio del brote y de haber impuesto tarde las medidas de distanciamiento social y de confinamiento a la población, lo que provocó un aumento de los contagios. El Covid-19 se ha cobrado hasta el momento la vida de 28.446 personas en la nación. Las informaciones del MI6 podrían además aumentar las tensiones con China, a la que otros países también acusan de haber transmitido información incompleta, e incluso The Telegraph asegura que un informe de inteligencia de la alianza de seguridad Five Eyes, de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, acusa a Pekín de mentir y cita evidencias de que el virus se transmitió a los humanos a través de un laboratorio de Wuhan. Asimismo, señala que el régimen chino persiguió a quienes intentaron dar a conocer lo que estaba pasando como parte del encubrimiento de los hechos y ha intentado frenar los esfuerzos de otros países para desarrollar una vacuna. Una parte del documento fue publicado en el Saturday Telegraph de Australia. Xiong Jun, un funcionario de la Embajada de China en Londres, declaró que «el jefe del Instituto de Virología de Wuhan dijo en una entrevista que el instituto se rige por un conjunto de estrictas normas de gestión» y agregó que «a medida que se extiende la pandemia, la comunidad internacional debería cooperar en la lucha contra el virus. Esta es la única forma de derrotar al Covid-19. Los rumores y las calumnias solo dañarán la solidaridad internacional».
04-05-2020 | Fuente: abc.es
Wuhan, el trágico símbolo de la transferencia de tecnología francesa a un país comunista
Las sospechas fundadas o publicitarias que pesan sobre el laboratorio de virología P4, en la ciudad china de Wuhan (11 millones de habitantes), como posible centro «propagador» del Covid-19, plantean el inmenso problema histórico del descontrol de las transferencias de tecnología estratégica al gobierno comunista chino. Los presidentes Jacques Chirac (1995 - 2007), Nicolas Sarkozy (2007 - 2012) y François Hollande (2012 - 2017) trabaron con Pékin unas relaciones «privilegiadas» esperando obtener unos resultados comerciales y diplomáticos «especiales», que Emmanuel Macron confirmó de manera espectacular, desde 2017. China es uno de los grandes mercados del lujo francés. La aeronáutica (Airbus, tecnología militar no estratégica) ocupa un primer o segundo puesto en la balanza comercial. El laboratorio P4 del Instituto de virología de Wuhan, construido parcialmente con tecnología francesa, se ha convertido en un modelo inquietante. Las sospechas fundadas o publicitarias que pesan sobre el laboratorio P4 recuerdan los bien reales riesgos potenciales de la transferencia de tecnología estratégica a un gobierno y Estado comunista, que lleva incumpliendo desde hace veinte años todas las promesas de «colaboración» y «cooperación» con el Estado, los gobiernos, los técnicos y científicos que hicieron posible la creación de un laboratorio tan célebre como inquietante, quizá. Comenzó con Chirac La transferencia de tecnología francesa de carácter médico y sanitario, relacionada con el coronavirus, comenzó durante los primeros años 2000, siendo presidente Jacques Chirac. El 2003, China sufrió una gran crisis, la ya «lejana» crisis del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCPE), define de este modo: «Es una enfermedad respiratoria viral causada por un coronavirus, llamado coronavirus asociado al SRAS (SARS-CoV)». El presidente Chirac se apresuró a prestar socorro humanitario y tecnológico. Surgió entonces la primera idea de crear el laboratorio de virología de Wuhan, con tres pilares: cooperación de Estado, cooperación técnica y cooperación científica. Chirac y el presidente chino de la época, Jiang Zemin, «asociaron» a sus «amigos» científicos de varias instituciones sanitarias francesas (Instituto Pasteur, laboratorios públicos y privados) con sus colegas chinos. Ambas partes hicieron elogios de «amistad personal» Sarkozy, Hollande y sus respectivos gobiernos continuaron aquel inicio de una «gran amistad», que culminó con la apertura del laboratorio P4 del Instituto de virología de Wuhan, el 2015. Año tras año, presidente tras presidente, gobierno tras gobierno? Francia ha esperado «confirmar» sus esperanzas iniciales: la transferencia de tecnología (francesa) debía estar acompañada de «cooperación» científica, médica, sanitaria. Esperanza fallida, jamás cumplida. Sin cooperación china El Instituto Pasteur y los laboratorios públicos y privados terminaron por advertir que el poder político chino, bajo control del omnímodo PC, se apropiaba de la tecnología «importada», pero no comunicaba ni respetaba los acuerdos de «información» y «cooperación». Peor: terminó por «descubrirse» que los científicos chinos, sometidos al más estricto control burocrático del poder comunista, trabajaban en terrenos (virus y vacunas) que ocultaban sistemáticamente a los colegas franceses que les habían transferido conocimientos, técnicas e investigaciones sensibles. Conocida esa experiencia, Emmanuel Macron prolongó con el presidente Xi Jinping las «relaciones privilegiadas» franco - chinas. A los pocos días de iniciarse el confinamiento de Francia, el 17 de marzo pasado, el presidente francés todavía presentó como un gran triunfo diplomático su diálogo personal con el presidente chino y la convocatoria de una reunión de urgencia del G20, con un resultado práctico por descubrir, cuando han seguido «goteando» los riesgos de transferencia de tecnologías estratégicas al gobierno comunista chino.
04-05-2020 | Fuente: abc.es
Alemania se suma al Reino Unido, EE.UU. y Francia y pide la verdad sobre el origen del coronavirus a China
Ha matado ya a unas 250.000 personas en todo el mundo y seguimos sin saber cuán es la fuente del SARS-CoV-2, el coronavirus (CoV) que causa la COVID-19. La versión del países de origen, China, es que tiene un origen animal y no es un virus creado en laboratorio. El gobierno chino baraja una única hipótesis, según la cual el virus tiene su reserva natural en los murciélagos y desde ellos ha pasado a los seres humanos. Esta versión ha sido respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual «todas las pruebas disponibles» apuntan a un origen animal como fuente de la pandemia global del coronavirus, aunque, dado el «contacto limitado» de los humanos con los murciélagos, sospecha que ha habido algún otro animal, posiblemente doméstico, que ha servido de paso «intermedio». La OMS se escuda en un «amplio consenso científico». Pero uno de los países más afectados por la enfermedad ha puesto abiertamente en duda esta teoría. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sugerido que cuenta con información confidencial que apoya otra tesis y el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha declarado que «hay pruebas enormes de que el Instituto de Virología de Wuhan es donde empezó todo». Ahora Alemania se suma a esa desconfianza. El ministro de Asuntos Exteriores alemán, el socialdemócrata Heiko Maas, ha exigido públicamente a China una «clarificación del origen» del nuevo coronavirus. «El mundo entero quiere que se aclare el origen exacto del virus», se ha quejado en una entrevista con el grupo Funke en la que ha retado a China a demostrar «lo transparente que quiere ser con el virus». Hace estas declaraciones después de que se haya conocido un informe de la alianza de agencias de inteligencia «Five Eyes», compuesta por Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Australia, que asegura que Beijing ocultó información. El documento de investigación de 15 páginas afirma que ante el «peligro de otros países» el gobierno chino encubrió la noticia del virus silenciando o «haciendo desaparecer» a los médicos que hablaron, destruyendo las pruebas del virus en los laboratorios y negándose a proporcionar muestras vivas a los científicos internacionales que estaban trabajando en una vacuna. El informe denuncia también «la negación mortal de la transmisión entre seres humanos» y el «blanqueo de los puestos del mercado de la fauna silvestre». De hecho, revela que China tenía «pruebas de transmisión entre humanos desde principios de diciembre», pero siguió negando que pudiera propagarse de esta manera hasta el 20 de enero. Además, afirma que la información sobre los portadores asintomáticos de la de la enfermedad fue «mantenida en silencio» por el estado chino. La Organización Mundial de la Salud aceptó esas afirmaciones de Beijing sin poner reparos incluso después de que Taiwán y Hong Kong expresasen serias dudas al respecto. Según se desprende de esta investigación de inteligencia, en la que el ministro alemán Maas basa su reivindicación al gobierno de Beijing, mientras el régimen chino minimizaba la amenaza del virus en la escena mundial, se esforzaba en secreto por hacer desaparecer todo rastro de la epidemia. Según el memorando de los servicios secretos, el 3 de enero la Comisión Nacional de Salud de China ordenó que se destruyeran las muestras de virus y emitió una «orden de no publicación» sobre todo lo relacionado con la enfermedad. Dudas sobre su origen El informe también afirma haber encontrado pruebas de que el virus se originó en el Instituto de Virología de Wuhan, cerca del mercado húmedo del que China dice que proviene. Según el trabajo, los investigadores chinos de virus relacionados con los murciélagos estudiaron una muestra que tenía una coincidencia genética del 96% con el Covid-19 ya en 2013 y este «arriesgado» experimento descubrió en 2015 que la enfermedad era transmisible de los murciélagos a los humanos. El Alto Representante de la UE para Polítia Exterior, Josep Borrell, también ha reconocido que los países europeos «hemos sido un poco ingenuos en el pasado» con el país asiático y ha afirmado que «la visión actual de los hechos y sobre el origen del virus ha cambiado y es más realista». Borrell ha advertido que «China tiene objetivos parcialmente convergents con la UE, por lo que debe encontrar un equilibrio de intereses», sobre todo teniendo en cuenta que es un «competidor económico» que asume una ambición de dominación tecnológica» y también «un rival sistémico que pretende promover un modelo alternativo de gobernanza». Borrell ha admitido además, en una videoconferencia con eurodiputados, que China ha tratado de influir en las autoridades europeas para que «sea rebajado el tono» de los informes críticos con la gestión del gobierno de Xi Jinping. Borrell ha recomendado «estudiar de forma independiente lo que ha ocurrido y el origen del virus, dejando de lado el campo de batalla entre China y EE.UU.».