Infortelecom

Noticias de violencia

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ángela, el misterio de la niña asesinada de forma salvaje en México que nadie conoce
La cara de Ángela se ha hecho enormemente popular en México a raíz de las fotos que publicaron en los últimos días en periódicos, portales de internet y la televisión, pero, en verdad, nadie sabe quién es esta niña de corta edad, que apareció muerta de forma brutal en Ciudad de México. De hecho, ni siquiera se llama Ángela, se lo pusieron los forenses que guardaron su cuerpo. Antes de eso se le conocía como «La niña de la maleta», porque dentro de una de éstas fue encontrada el 23 de marzo de 2015 en el centro de la capital mexicana. Los médicos forenses determinaron que tenía 18 meses de edad cuando falleció, pero su peso era inferior al normal. Además, concluyeron que había muerto por un golpe en la cabeza. Padecía desnutrición y además sufrió violencia sexual. En la maleta donde se la encontró había dos mudas de ropa de buena calidad, por lo que se trataría de una persona que viviera en la calle Como informa BBC Mundo, la pequeña permaneció en el Instituto de Ciencias Forenses a la espera que algún familiar fuera por ella o aparecieras pistas sobre sus agresores. Los investigadores enviaron su foto y el perfil de ADN a todas las fiscalías y morgues del país, para compararlos con los cuerpos y archivos que tienen. La información también se envió a las embajadas de países de América, ante la posibilidad de que se tratara de una persona migrante. Tampoco hubo respuesta. Nadie parece conocer a la pequeña. En la maleta donde se la encontró había dos mudas de ropa de buena calidad, por lo que la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) creen que no se trata de una persona que viviera en la calle. Al final el Tribunal decidió sepultarla en el cementerio San Isidro donde el Tribunal compró un espacio para ella. Sin embargo, las autoridades mexicanas aún siguen esperando que alguien en el futuro la reconozca y reclame su cuerpo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos trece heridos en un atentado suicida en la ciudad turca de Bursa
Una explosión ha golpeado el centro de la ciudad turca de Bursa, en el noroeste del país, dejando al menos 13 heridos. Según ha confirmado el Gobernador de la ciudad, una mujer de 25 años se ha hecho explotar en el centro histórico de la ciudad, junto a la conocida como Gran Mezquita. El ataque se ha producido cuando un nutrido grupo de personas se encontraba en la mezquita para celebrar un funeral. Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado el atentado. Mientras el sudeste del país, de mayoría kurda, continúa hundido en una espiral de destrucción debido a los combates entre el ejército turco y guerrilleros afines al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), el resto del país también ve con preocupación cómo aumenta la violencia en su territorio. Solo en lo que llevamos de año otros cuatro atentados suicidas han golpeado las principales ciudades de Turquía: Ankara y Estambul. Yihadistas del autodenominado Estado Islámico y militantes del grupo kurdo Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK) han sido los autores de estas matanzas. Este atentado suicida se produce poco después de que la embajada de Estados Unidos alertara de que existen amenazas creíbles de que se cometan atentados en lugares turísticos del país.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los móviles de la India tendrán un «botón de pánico» para proteger a las mujeres de violaciones
«Presionando el botón se alertará a la Policía y a los familiares y amigos designados, para una respuesta inmediata en asuntos relacionados con casos de peligro o seguridad», explicó el ministro de Comunicaciones indio, Ravi Shankar Prasad, a través de Twitter. El ministro subrayó que el principal objetivo es «ayudar a las mujeres en peligro, con el poder de la tecnología». Los terminales deberán además contar en 2018 con un sistema de posicionamiento por satélite (GPS) para su localización «en caso de acoso o peligro», destacó Prasad. La ministra india de la Mujer, Maneka Gandhi, calificó por su parte de «paso histórico para la seguridad» la normativa aprobada por el Departamento de Telecomunicaciones del país asiático, que establece que los móviles nuevos deberán incluir el «botón de pánico» desde el 1 de enero de 2017 y los antiguos tendrán que instalarlo. El botón será el correspondiente a las teclas con los números 5 o 9 en cualquier aparato, mientras que en los teléfonos inteligentes estará configurado además en el pulsador de encendido y apagado, para que envíe el aviso cuando se toque tres veces seguidas, detalló la ministra en un comunicado. «El objetivo es proveer de una red de seguridad a millones de mujeres que encaran situaciones de peligro en su vida diaria", recalcó Gandhi, ya que se espera que el botón de alerta actúe "como disuasorio para los delincuentes». La titular de este departamento indicó que la nueva normativa se enmarca en la política del Gobierno de Narendra Modi para combatir la violencia contra la mujer en el país, donde las denuncias por agresiones a féminas están en aumento, aunque en buena medida por la mayor concienciación social. Según datos de la Agencia Nacional de Registro de Crímenes de la India (NCRB, en sus siglas en inglés), las denuncias de agresiones contra mujeres crecieron un 18 % durante 2014 y un 31 % en el caso de las violaciones. El caso ocurrido en diciembre de 2012, cuando una joven fue violada en grupo en un autobús en marcha en la capital india y murió días después por las heridas, desencadenó una ola de indignación en todo el país que llevó a endurecer las penas contra los agresores y a mejorar las medidas protección de la mujer.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos 20 muertos, entre ellos el último pediatra, en el bombardeo sobre un hospital de Alepo
Al menos 20 personas murieron, entre ellas el último pediatra que quedaba en Alepo, por el bombardeo del miércoles por la noche sobre el hospital de Al Quds, situado en el este de la ciudad siria, informó este jueves el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Entre los muertos había también tres menores de edad, otros dos médicos y dos guardias del centro sanitario que, como consecuencia del ataque, fue completamente destruido y ha quedado fuera de servicio. La ONG destacó que había un número indeterminado de desaparecidos bajo los escombros del edificio, que está localizado en el barrio de Al Sukari, informa Efe La misma fuente precisó que aviones de guerra perpetraron este bombardeo, pero se desconocía su origen. En los últimos meses, tanto la aviación nacional siria como la rusa han realizado ataques aéreos contra esta urbe, la mayor del norte del país árabe. La pasada madrugada, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, señaló que un ataque aéreo contra un hospital en el este de Alepo «probablemente ha terminado con la vida del último pediatra» en esa zona. El mediador de la ONU hizo referencia a ese caso para pedir a Rusia y Estados Unidos que unan sus esfuerzos para dar de nuevo vigor a la tregua en Siria y salvarla «del colapso total». «Hago un llamamiento a Rusia y Estados Unidos para que tomen una iniciativa urgente para relanzar la tregua, que por el momento está en peligro», explicó Mistura durante una rueda de prensa tras informar por teleconferencia al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el resultado de la tercera ronda de negociaciones de paz concluida el miércoles. Aumento de la violencia La violencia ha aumentado en las últimas semanas en Alepo, pese a que está en vigor en Siria un alto el fuego entre el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora. Al menos 139 civiles han muerto, de los que 23 eran menores, desde el pasado 22 de abril por el incremento de las hostilidades entre las partes contendientes en Alepo, dividida en distritos en poder de las autoridades y otros en manos de los insurgentes, de acuerdo a los datos del Observatorio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El debate sobre la influencia de la violencia de los videojuegos es recurrente, pero ahora ha llegado a un extremo mayor tras conocerse que un yihadista francés era un fanático de juegos bélicos, y que el Estado Islámico los usa para la captación y entrenamiento de terroristas occidentales. Los expertos consultados por ABC consideran que no hay una relación directa, ni cercana, entre videojuegos y un caso tan extremo, sino que es un conjunto de factores sociales y personales; aunque recuerdan que los títulos violentos no son inofensivos. Los terroristas islamistas, según los investigadores policiales, utilizan los videojuegos bélicos para reclutar a través de plataformas online. Los chats privados de estos juegos sirven para organizar entrenamientos virtuales. Es solo una herramienta más en su estrategia de su proselitismo internacional, junto con una fuerte presencia en redes sociales, páginas web propagandísticas y foros que idealizan y glorifican la yihad. Así fue el caso de Michael Dos Santos, uno de los terroristas occidentales que aparecen en el vídeo de la última decapitación difundida por el Estado Islámico. «Juegos tipo 'Call of Duty'» El nombre de la saga de videojuegos bélicos «Call of Duty» aparece en varios informes de investigaciones antiterroristas internacionales. Una serie de títulos de disparos en primera persona, donde el jugador toma el punto de vista del personaje, para encarnar a héroes con un armamento realista en un campo de batalla donde, en las partidas online, la táctica es fundamental. Activision, la compañía productora de la serie de juegos, ha declinado a ABC hacer cualquier comentario sobre la violencia en sus videojuegos. Su fama hace que los informes policiales generalicen llamando «juegos tipo Call of Duty» a todos los de su estilo; pero no es el único en su especie. La también popular serie «Battlefield» tiene características de juego idénticas. La saga «Counter Strike», anterior a ambas, es otro destacado juego de disparos en primera persona. Aquí los bandos enfrentados son grupos terroristas contra fuerzas antiterroristas, y el jugador debe escoger lado. El realismo cercano a un simulador permite recrear escenas de comandos o guerra de guerrillas. Propaganda yihadista El Estado Islámico busca deliberadamente el parecido entre sus vídeos propagandísticos y los juegos de disparos en primera persona. Las estrategias de seducción más habituales recurren a relatos heroicos, pretextos humanitarios y referencias a videojuegos de acción como forma de para atraer a jóvenes fascinados por la idea de combatir. En junio, un yihadista dijo a la cadena británica BBC que su vida es «mejor que ?Call of Duty?». Y en alguno de sus vídeos incluyen: «Esto es nuestro ?Call of Duty? y nos reencarnaremos en Yanna», es decir, en el paraíso islámico. Sin embargo, de jugar a los videojuegos en el salón a enrolarse en la yihad hay un camino demasiado largo, sin ninguna relación causa efecto. «Los videojuegos no son causantes de comportamientos agresivos; de lo contrario, todos los adolescentes y jóvenes estarían matando a gente. Aunque sí es un factor que puede ayudar a desarrollar conductas agresivas e insensibilizar ante el dolor», opina Félix Etxeberria, catedrático de Pedagogía en la Universidad del País Vasco. «En el caso del terrorista islamista se pudo juntar todo: un carácter violento, frustración y una doctrina fanática. El videojuego jugado obsesivamente puede haber alimentado a su vez cierta insensibilización y haber servido de entrenamiento virtual», explica Etxeberria. Simuladores de guerra «La simulación para hacer entrenamientos de guerra es habitual. Estados Unidos lo usa con sus marines. Y, en cierto modo, estos juegos son simuladores de guerra ya que cada vez hay más proximidad entre lo virtual y lo real», señala Etxeberria. «La capacidad inmersiva de los videojuegos es mucho mayor que en un libro o en una película. Aquí el sujeto en primera persona está disparando, gritando y tiene parecidas pulsaciones». «El primer ?Call of Duty? apareció en el mercado en 2003. Si fuera cierta la hipótesis del modelado social, estaríamos hablando de grandes masas dispuestas a desplegar actos violentos extremos a la menor oportunidad. Pero no se aprecia un aumento significativo de la violencia, durante los últimos diez años, en las sociedades donde más se juega a este tipo de juegos», explica Roberto de Miguel, profesor de Teoría de la comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos. Como todos los expertos consultados en este reportaje, autor de estudios sobre la influencia de los videojuegos violentos. «El objetivo de estos videojuegos no es infligir daño a alguien, sino ser capaz de superar un reto, lo que implica reconocer las capacidades de uno mismo y regular la propia conducta, además de atender, planificar objetivos, memorizar acciones y coordinar movimientos. Dudo mucho de esa capacidad de inoculación de actitudes agresivas, sobre todo a partir de la adolescencia», explica De Miguel. «No es el jugador quien decide resolver los problemas con violencia, sino quien lo diseña. La prioridad es planificar la superación de los retos que el juego plantea; el uso simbólico de la violencia es accesorio, y los adolescentes son capaces de distinguir esta particularidad». Sin resultados concluyentes «La investigación de los videojuegos violentos no ofrece resultados concluyentes sobre una relación causa efecto», asevera Victoria Tur, profesora de la Universidad de Alicante, coincidiendo con el resto de expertos. «Sí se ha demostrado cierta insensibilización». Y apunta: «La industria de los videojuegos es de las que mejor informan en las recomendaciones. No solo especifican la edad recomendada, sino que dan detalles concretos del contenido. No tiene sentido que los niños jueguen a estos juegos puesto que la información es muy clara». Tur descarta la generación de un comportamiento violento solo a partir de los videojuegos, y mucho menos hasta el extremo del terrorismo, al igual que apuntan todos. Si la persona es agresiva, sin entrar a valorar las causas, o está familiarizada con un entorno violento, sí puede ganar ideas; pero necesita una base para generar ese comportamiento. Habituar a la violencia El profesor de la Universidad de León Enrique Díez recuerda que asociaciones de pediatras, como la española, y de psicólogos alertan sobre las consecuencias del alto índice de contenidos en las pantallas en general. «Sí está demostrado que "habitúa" a la violencia. A corto plazo, aumenta la capacidad de violencia porque pone en primer lugar las reacciones agresivas y, en segundo plano, las reflexivas», señala Díez. «El mayor peligro no es la generación o no de comportamientos violentos, sino la insensibilización. Se presenta una violencia sin consecuencias para la persona que la perpetra o para la víctima. Les parece que son prácticas normales, no condenables». La violencia en los videojuegos no es inofensiva, según Díez: «Es sorprendente que las personas jóvenes encuestadas y entrevistadas creen que la violencia de los videojuegos no les afecta en su comportamiento. Pero lo cierto es que reciben mensajes negativos que influyen sobre la manera en que creen que deben actuar y el aspecto que deben tener. Y no hay influencia más marcada que aquella que no es consciente, pues no permite una racionalización de la misma, induce a creer que no es necesario generar mecanismos conscientes de defensa frente a ella. De esta forma, la mayoría de nuestros adolescentes y jóvenes se encuentran inermes ante los valores que transmiten y las actitudes que conlleva la utilización constante de estos videojuegos».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Cerca de 40 muertos, entre ellos el último pediatra, en  un bombardeo sobre Alepo
Al menos 38 personas murieron, entre ellas el último pediatra que quedaba en Alepo, por el bombardeo realizado el miércoles por la noche sobre barrios rebeldes y gubernamentales de esta ciudad del norte de Siria. Uno de los puntos más afectados fue el hospital de Al Quds, al este de la urbe, según informó este jueves el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El centro sanitario, situado en el barrio residencial de Al Sukari, quedó totalmente destruido y fuera de servicio. Entre los muertos había varios menores de edad, otros dos médicos y dos guardias del hospital, según informan Efe y Afp La ONG precisó que aviones de guerra perpetraron este bombardeo, pero se desconocía su origen. En los últimos meses, tanto la aviación nacional siria como la rusa han realizado ataques aéreos contra esta urbe, la mayor del norte del país árabe. La pasada madrugada, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, señaló que un ataque aéreo contra un hospital en el este de Alepo «probablemente ha terminado con la vida del último pediatra» en esa zona. El mediador de la ONU hizo referencia a ese caso para pedir a Rusia y Estados Unidos que unan sus esfuerzos para dar de nuevo vigor a la tregua en Siria y salvarla «del colapso total». «Hago un llamamiento a Rusia y Estados Unidos para que tomen una iniciativa urgente para relanzar la tregua, que por el momento está en peligro», explicó Mistura durante una rueda de prensa tras informar por teleconferencia al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el resultado de la tercera ronda de negociaciones de paz concluida el miércoles. Aumento de la violencia La violencia ha aumentado en las últimas semanas en Alepo, pese a que está en vigor en Siria un alto el fuego entre el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora. Al menos 139 civiles han muerto, de los que 23 eran menores, desde el pasado 22 de abril por el incremento de las hostilidades entre las partes contendientes en Alepo, dividida en distritos en poder de las autoridades y otros en manos de los insurgentes, de acuerdo a los datos del Observatorio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El bombardeo del hospital de Alepo dinamita la tregua en Siria
Alepo se desangra entre bombardeos aéreos y granadas de mortero. Los choques por el control de la segunda ciudad de Siria entierran un «alto el fuego moribundo», según el mediador de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, que pide a EE.UU. y Rusia que resuciten las conversaciones entre régimen y oposición en Ginebra. Medio centenar de personas han perdido la vida en las últimas horas, de ellas al menos catorce en el bombardeo contra el hospital Al Quds, en el barrio opositor de Al Sukari. El Ejército de Al Assad fue el acusado de llevar a cabo el ataque. El hospital Al Quds, apoyado por la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras (MSF), contaba con 34 camas y fue alcanzado «por al menos un proyectil», lo que redujo el lugar a escombros y provocó la muerte de catorce personas, entre ellas dos médicos, según el comunicado de MSF. Muskilda Zancada, coordinadora general de esta organización en Siria, condenó «enérgicamente este nuevo ataque contra un centro de referencia de atención pediátrica en la zona». Uno de los dos médicos muertos era el último pediatra que quedaba en esta parte de la ciudad bajo control opositor. Desde el verano de 2012 Alepo es una ciudad dividida en dos, con los distritos del oeste bajo bandera del Gobierno, donde se calcula que hay un millón de habitantes, y los del este, de la oposición, con unos 350.000. Guerra total Al bombardeo contra el hospital siguió una segunda oleada de ataques aéreos contra distritos controlados por la oposición en los que, según un trabajador de los servicios de rescate, murieron al menos treinta civiles más. A lo largo de la misma jornada, en las zonas que controla el Gobierno, fueron otros catorce los ciudadanos muertos a causa de los morteros, según la agencia oficial Sana. La Cruz Roja advirtió de que la ciudad se encuentra «al borde del desastre» como consecuencia del recrudecimiento de la violencia y el jefe de su oficina en Alepo, Valter Gros, explicó que «no hay barrio que no haya sido atacado. En todos los lugares por donde vas, oyes explosiones de mortero, bombardeos y aviones. Todo el mundo teme por su vida y nadie sabe qué va a ocurrir». Apenas dos meses después de los ataques aéreos contra hospitales en la provincia de Idlib, entre ellos dos centros en Marat al Numan apoyados también por MSF, la guerra en Siria vuelve a demostrar que en el conflicto no hay líneas rojas. Entonces, como ahora, tanto Rusia como el Gobierno de Damasco, aliados en el campo de batalla y con capacidad para realizar estos ataques desde el aire, niegan cualquier implicación. Tras la toma de Palmira, el diario cercano al gobierno sirio Al Watan anunció en su editorial que «ahora es el momento de lanzar la batalla para la liberación total de Alepo» y agregó que la campaña «no tardará en comenzar ni en terminar». Pese a que el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el repliegue de sus tropas, la presencia rusa es muy importante, así como la de Irán, que cuenta con fuerzas regulares y paramilitares, y la milicia libanesa de Hizbolá. Los dos meses de alto el fuego pactados en Ginebra parecen historia. La oposición ha abandonado Suiza y acusa al Gobierno y a Rusia de violar una tregua que solo se ha respetado de manera puntual en algunas partes del país. El proceso de Ginebra depende a corto plazo de la situación en Alepo. Y desde Naciones Unidas saben que sin alto el fuego no hay opciones para seguir con el proceso de conversaciones indirectas entre Gobierno y oposición, estancado por la violencia después de tres rondas de encuentros.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Dos años de cárcel para dos periodistas turcos por publicar una caricatura de Mahoma
Cada vez resulta menos extraño leer noticias sobre periodistas y problemas con la ley turca. En este último caso los protagonistas son Hikmet Cetinkaya y Ceyda Karan, que han sido condenados a dos años de cárcel por reproducir en sus columnas de opinión una viñeta de Mahoma del semanario satírico francés Charlie Hebdo. El abogado de los periodistas, Bülent Utku, lo ha confirmado la noticia a la agencia de noticias AFP. No obstante, Utku también ha asegurado que la batalla legal aún no ha terminado: «Vamos a presentar un recurso en el tribunal de apelación». El pasado mes de julio arrancó el juicio contra Karan y Cetinkaya, bajó la acusación de «incitar al odio público» y de «insultar a los valores religiosos». El motivo fue la inclusión en sus textos de la controvertida portada de Charlie Hebdo, que consistía en una caricatura de Mahoma sosteniendo un cartel con el texto: «Todo está perdonado». Esta fue la ilustración elegida por los responsables de la revista satírica para su primer número tras el atentado yihadista que sufrieron en enero del año pasado, que se saldó con el asesinato de 12 de sus trabajadores. Periódicos de numerosos países decidieron no reproducir el dibujo del profeta musulmán. El Cumhurriyet, diario de ideología laica en el que colaboraban Karan y Cetinkaya, publicó un extracto de cuatro páginas de aquel número especial de Charlie Hebdo. La caricatura de la portada no se incluyó en este fragmento aunque una versión reducida sí apareció dos veces en los artículos de los periodistas que al final han sido condenados. La viñeta causó una gran polémica en el país euroasiático, de mayoría musulmana. El periódico recibió amenazas y las autoridades tuvieron que desplegar un dispositivo policial para vigilar su redacción y evitar cualquier intento de represalia violenta. Turquía mantiene un complejo equilibrio entre la fe de gran parte de sus ciudadanos y la naturaleza del Estado. Recientemente la polémica ha vuelto a resurgir después de que el presidente del Parlamento dijera que la nueva Constitución debería eliminar el laicismo. Posteriormente tanto el primer ministro como el presidente han asegurado que esta era simplemente su opinión personal. Ambos han defendido la continuidad del laicismo en la nueva Ley Fundamental que se negocia en el Parlamento. Implantado a conciencia por el padre de la patria Mustafá Kemal Atatürk, la total separación entre religión y Estado es uno de los pilares fundamentales de la República moderna turca. Críticas a la falta de libertad de prensa Este fallo judicial llega en un momento en el que la libertad de prensa turca está siendo puesta en duda por las acciones del partido en el Gobierno, el islamista AKP, fundado por el actual presidente Recep Tayyip Erdogan. En particular numerosos organismos internacionales acusan el «creciente autoritarismo» del presidente. Según Reporteros Sin Fronteras: «Erdogan se ha embarcado en una ofensiva contra los medios turcos. Los periodistas son acosados, muchos son acusados de ?insultar al presidente? y se censura Internet sistemáticamente». RSF y otras asociaciones denuncian medidas como la intervención por parte de las autoridades del periódico Sabah, el de mayor tirada del país y crítico con el Gobierno. De la noche a la mañana su línea editorial cambió a posturas favorables con las decisiones del Ejecutivo. En cambio, un periodista que trabaja en uno de los medios progubernamentales aseguraba a este diario que las medidas legales solo se activan contra «aquellos que insultan al presidente Erdogan o quienes representan una amenaza contra la seguridad nacional del Estado turco, justo como en casi todos los demás países democráticos». Decenas de periodistas están inmersos en procesos legales y algunos afrontan penas de cárcel por delitos como «propaganda de terrorismo» o «espionaje». La vecina guerra de Siria y la violencia que se vive en el sudeste de Turquía, de mayoría kurda, entre el Ejército y la milicia de los Partidos de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización terrorista para Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos, ha tensado más la situación también en el ámbito mediático y judicial. Decenas de periodistas están inmersos en procesos legales y algunos afrontan penas de cárcel Asimismo, la prensa extranjera tampoco escapa de la presión creciente. En menos de un mes cinco periodistas foráneos han visto cómo se les denegaba la entrada al país tras aterrizar en suelo turco. Los cinco presentaban situaciones administrativas diferentes y poseían diferentes perfiles. Entre ellos se encontraban, por ejemplo, David Lepeska, periodista autónomo norteamericano y Tural Kerimov, director general para Turquía del medio estatal ruso Sputnik.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los apagones y la miseria encienden la cólera popular en Venezuela
«Tenemos hambre, queremos comida», gritaba un grupo de personas desesperadas mientras saqueaban por la noche los comercios de las urbanizaciones Campo Rico, Zona Industrial de La California y Buena Vista de Caracas. Entre escenas de caos y violencia se escuchaban tiros y sirenas de las patrullas policiales que acudían al lugar de los hechos para dispersar a los saqueadores. Episodios como este se han repetido en varias ciudades de Venezuela, como Maracaibo, La Guaira, Valencia, Maracay y los Teques. Tras los disturbios fueron detenidas más de doscientas personas. El Gobierno ha prohibido que radios y televisiones den cuenta de estos sucesos, por lo que la red social Twitter se ha convertido en el principal medio para informarse de lo que ocurre. Los saqueos a tiendas y supermercados, sumados a las protestas por los apagones, la falta de agua y la escasez de alimentos y medicinas se extienden de día en día a cada vez más ciudades del país. Son estallidos espontáneos de cólera popular, manifestaciones de ira que la oposición ya no puede frenar ni siquiera con la promesa de un referéndum revocatorio de Nicolás Maduro que se desea celebrar antes de fin de año. La intervención de fuerzas policiales y militares consigue apagar durante el día los focos de la revuelta, pero en la noche vuelven a encenderse. El temido fantasma del «caracazo» del 27 de febrero de 1989 vuelve así a planear sobre las ciudades en las que más a menudo se repiten las protestas, sobre todo en Maracaibo, capital de Zulia, estado donde los cortes de luz se han llegado a prolongar durante veinticuatro horas. Tras los disturbios en esta ciudad, fueron detenidas 120 personas por saquear las oficinas regionales de identificación (Saime) y unos setenta locales comerciales. La capital fue militarizada, aunque no se llegó a imponer el toque de queda. Con sus extremas medidas de ahorro de energía, Maduro ha tensado la cuerda, creando las condiciones para un «estallido social», ha afirmado el gobernador de Miranda, Henrique Capriles. Un diagnóstico que ha sido ratificado por Jesús «Chúo» Torrealba, secretario de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), quien asegura que «la crisis le ha estallado en la cara de Maduro». En la localidad de Los Haticos, también en el estado de Zulia, fueron saqueados los locales de los comercios estatales Fundamercal y robadas doscientas toneladas de alimentos. Unas cincuenta personas fueron asimismo detenidas en un intento de saqueo a un comercio en Los Teques, capital de Miranda, cerca de Caracas. Y en Caracas fueron varias también las tiendas que decidieron cerrar sus puertas por miedo a los asaltos y actos de vandalismo. Y en el estado oriental de Anzoátegui, por otra parte, fueron detenidas trece personas por bloquear las calles en protesta por el racionamiento de electricidad. Sin dinero en la caja pública El Gobierno ya ha decretado que, para ahorrar energía, los funcionarios solo trabajen dos días a la semana, lunes y martes. Pero no menos grave es que las arcas públicas se están vaciando tan deprisa, que ya empieza a faltar dinero para pagar el sueldo a los funcionarios. El Parlamento ha anunciado que no tiene recursos para entregar el salario de este mes. El presidente de la Cámara, Henry Ramos Allup, comunicó que no han recibido el dinero de parte del Ejecutivo para entregar la paga a los empleados del Parlamento. Así las cosas, Maduro ha anunciado que, para paliar la crisis, se están repartiendo bolsas de comida casa por casa. «Se están distribuyendo 26.465 toneladas de alimentos durante visitas casa por casa, con un promedio de 15 kilos por familia. Nunca antes se vio aquí algo así, y tengan la seguridad de que en ningún lugar del mundo ocurre algo como esto, que es una base de apoyo sólido», afirmó. Maduro indicó que se han instalado 150 centros de acopio de la Misión Alimentación en todo el país, y que las 26.465 toneladas de comida se distribuirán durante siete semanas en 248 municipios, 555 parroquias y 3.813 comunidades. La bolsa de alimentos chavista, no obstante está condicionada a la lealtad hacia Maduro por estar reservada en numerosos casos a simpatizantes del régimen. Situación insostenible Pero la crisis de fondo es mucho más grave. Así lo ha advertido el «Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha avisado de que la situación en Venezuela es insostenible a medio plazo. «Por el deterioro de la capacidad productiva, por el deterioro de la política microeconómica y los desequilibrios macroeconómicos en Venezuela, que se ha deteriorado aún más con el choque petrolero, claramente la situación no es sostenible en el mediano plazo», afirmó el director del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner. Según los pronósticos de esta institución, la inflación durante este año será del 720 por ciento y para el 2017 del 2.200 por ciento, con una contracción de la economía de un 5,7 por ciento en 2016. Eso sí, la oposición cree que el referéndum revocatorio avanza a buen paso después de que en un solo día se hayan recogido 600.000 firmas, 400.000 más de las necesarias, para lanzar la consulta. Ramos Allup aseguró que se han superado «todas las expectativas». «¡Gracias Venezuela, por la manifestación masiva espectacular de ayer en el firmazo por el referéndum revocatorio», ha escrito en la re Twitter el presidente del Parlamento.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Muere un escolar de 11 años en México por una paliza de varias compañeras
Se llamaba Miguel Ángel Arévalo Tamatz y tenía solo 11 años. El martes, entre las cinco y media y las seis de la tarde, un grupo de compañeros ?cuatro niñas y dos niños, según la familia? le dio una paliza y lo dejó inconsciente a la salida de su colegio, la Escuela Primaria Felipe Tzintzun del pequeño pueblo de Opopeo, en Michoacán, a una hora de la capital del estado, Morelia. Fredy Tamatz, tío del pequeño, cuenta a ABC que llamaron a su hermana, Sonia, que estaba en el mismo centro, en una reunión, «para notificarle que el niño estaba inconsciente, que lo habían agredido físicamente compañeros de su grupo». Recobrada la consciencia con alcohol en su nariz, Miguel Ángel contó a su madre que dos compañeras le habían pegado y aunque él les pidió que pararan, que le dolía, no lo hicieron. Más tarde, el médico, a pesar de que el niño refería el dolor intenso que sentía en el pecho, solo le mandó comer y le puso una inyección, la familia aún no sabe de qué medicamento. «Que nada más se había desmayado porque no había comido bien, por el sol o por lo que hubiera comido», declaró la madre al periódico michoacano «Provincia». Al mismo medio, contó la abuela, Arcelia: «Quería que le echáramos agua, decía que se quemaba. El niño me dice: me voy a morir abuelita, me voy a morir porque me pegaron bien feo las niñas. En ese momento estábamos con el médico y el médico también oyó». Diez minutos después, estaba muerto. «Que nos esclarezcan la situación», pide Fredy, que no se explica la negligencia médica ni que el Ministerio Público solo hiciera constar en la autopsia que murió por «broncoaspiración», ignorando la paliza que recibió. Jornalero en Washington Fredy relata que su sobrino nunca había tenido problemas en el colegio antes: «El niño era muy tranquilo, muy serio. Nunca se metía ni tuvo problemas con nadie dentro de la escuela, de ningún tipo. Él jugaba con todos y se llevaba bien con todos». Sin embargo, reconoce que los niños les han contado estos días que ya se habían dado casos de violencia dentro de la escuela, pero el director «los había dejado pasar». «Como no había pasado nada, se hizo caso omiso», dice Fredy. La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Michoacán dijo en un comunicado de prensa que está investigando para determinar «si se trató de un caso de acoso escolar mejor conocido como "bullying" y si existió omisión por parte de las autoridades educativas para atender el mismo». Opopeo está cerca de municipios que salen a menudo en los periódicos por violencia debido al narcotráfico, como Uruapan o Apatzingán, pero Fredy asegura que nada de eso se ha visto aquí. De poco más de 10.000 habitantes, es un pueblo dedicado ancestralmente bien a la agricultura, bien a la artesanía maderera ?como la que se vende en el vecino Pátzcuaro, centro neurálgico de la sociedad justa que planeó para los purépechas el obispo Vasco de Quiroga en el siglo XVI?, pero la mayoría de sus habitantes es hoy emigrante en Estados Unidos. Es el caso del padre de Miguel Ángel, Miguel Arévalo, que nada más conocer la noticia viajó en autobús de madrugada desde Washington D.C., donde trabaja de jornalero por temporadas en la recogida de la manzana. La familia enterró al pequeño Miguel Ángel ayer jueves al mediodía. La madre, de 32 años y con dos hijos más ?Fernando, de ocho años, y Paula Andrea, de cinco?, está devastada. «Ya se imaginará, una madre que pierde a un pequeñito, su primogénito; las palabras salen sobrando». Si hablan con la prensa, destruidos como están, es, explica Fredy, «para que vean cómo está creciendo nuestra sociedad. Qué se les está enseñando a los niños, cómo van a crecer».