Infortelecom

Noticias de violencia

02-01-2021 | Fuente: elmundo.es
La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género confirma el caso de Gáldar como asesinato machista
La pareja de la víctima, que se entregó a la Policía Nacional el pasado 30 de diciembre, ha confesado los hechos 
31-12-2020 | Fuente: abc.es
Tres muertos y una veintena de heridos en una nueva ola de protestas contra la Ley Agraria en Perú
Las protestas, que buscan mejorar las condiciones laborales de los trabajadores agrícolas en la costa de Perú, han puesto en relieve una vez más, cómo la policía reprime las protestas: con el uso de armas de fuego. Al menos tres muertos y una veintena de heridos dejaron los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad del país y los manifestantes que han vuelto a las calles tras la aprobación de la Ley Agraria para mostrar su descontento. El presidente interino, Francisco Sagasti, anunció que sancionará a los policías que empleen armas de fuego para reprimir las protestas. «Deploramos y rechazamos lo ocurrido en La Libertad. Condenamos a quienes incitan a la violencia. Sancionaremos a los policías que desacataron la prohibición de usar armas de fuego», dijo el presidente a través de su cuenta de Twitter. Tras lo sucedido, el ministro del Interior, José Elice, anunció «medidas muy radicales» para reformar la Policía Nacional. Sus palabras han tenido lugar después de que se filtrara una fotografía de Iván Orbegoso de «La industria» de Trujillo que captó a un policía en Chao (provincia de Virú, departamento de La libertad) disparando con armas de fuego al cuerpo de los manifestantes. «La fotografía nos ha devastado, realmente. Está totalmente prohibido para la policía utilizar armas letales en circunstancias como las que hemos visto. No es legal obstaculizar la vía como es la carretera panamericana norte porque afecta derechos y la economía nacional», dijo el ministro. Un miembro de la Policía apunta su arma a los manifestantes - Iván Orbegoso «Estoy en este momento ejerciendo el cargo porque es lo que corresponde, pero estoy listo para dejarlo si es necesario o si el Congreso así lo decide», agregó Elice. Las protestas agrarias buscan mejorar las condiciones laborales de los trabajadores a través de una nueva ley que en su amplitud refleja la mala relación entre el Ejecutivo y el Congreso, porque no consiguen ponerse de acuerdo en una salida que satisfaga tanto la empresa y a los trabajadores. «El Congreso aprobó la ley de promoción agraria que no satisface a ninguna de las partes involucradas. Convocaré al foro del Acuerdo Nacional para debatir el futuro del sector agropecuario», dijo el presidente interino Francisco Sagasti, al tiempo que agregó: «convocaré en los próximos días a la Mesa Directiva del Congreso, a los voceros de los partidos políticos y a los representantes de trabajadores, empresarios, de la sociedad civil e instituciones académicas, para informarles sobre las medidas que adoptaremos». «A pocas horas de que termine el 2020, un año que nos ha cambiado la vida, quiero agradecer a las peruanas y peruanos que desde la primera línea de batalla contra la COVID-19 siguen luchando para conservar nuestras vidas y salud», concluyó Sagasti, quien es el tercer presidente que ha tenido Perú en el 2020 por el interminable conflicto que se mantiene aún entre el Ejecutivo y Legislativo.
30-12-2020 | Fuente: elmundo.es
Se entrega el presunto autor del asesinato de una mujer en  Gáldar
La investigación apunta a un caso de violencia de género, aunque todavía no se ha confirmado 
30-12-2020 | Fuente: abc.es
Al menos 15 muertos en un ataque con misiles en Yemen a la llegada del avión con el nuevo Gobierno
El nuevo gobierno de unidad del sur del Yemen fue recibido en el aeropuerto de Aden por un ataque en el que al menos quince perdieron la vida y decenas resultaron heridas. Los miembros del ejecutivo y el embajador de Arabia Saudí, que acompañaba a la delegación, fueron trasladados a salvo al palacio presidencial de la ciudad y no fueron alcanzados por las explosiones. Las imágenes ofrecidas por los medios locales mostraron al menos tres impactos en la pista del aeropuerto a los pocos minutos del aterrizaje de la aeronave. El ministro de Información, Moammar Al-Eryani, informó a través de Twitter de que «todos los ministros estamos a salvo» y no dudó en acusar del «cobarde ataque terrorista» a «la milicia de los hutíes, respaldada por Irán». Los medios locales aseguraron que el ataque se produjo con misiles lanzados por los rebeldes desde Taiz, pero ningún grupo reivindicó la operación. El año pasado los hutíes sí reconocieron la autoría de un ataque con misiles y aviones no tripulados contra una graduación militar en Aden en el que causaron decenas de víctimas. Martin Griffiths, enviado especial de la ONU a Yemen, condenó el ataque y lo calificó de «inaceptable acto de violencia». A través de las redes sociales recordó que estas explosiones «recuerdan la importancia de llevar de nuevo al país de forma urgente al camino de la paz». Hasta ahora el organismo internacional ha sido incapaz de mediar con éxito entre las partes. Pulso sectario Este nuevo gobierno, liderado por el primer ministro Maeen Abdulmalik Saeed, se formó hace un par de semanas en Arabia Saudí entre el presidente reconocido por la comunidad internacional, Mansour Hadi, y los grupos separatistas del sur, que cuentan con el respaldo de Emiratos Árabes Unidos (EAU). Esta unión apadrinada por Riad busca poner fin a las disputas internas en el sur y crear un frente común para hacer frente a los rebeldes hutíes, que controlan el norte y la capital, Sanaa, desde 2014. La pérdida de la capital marcó el inicio del exilio de un Hadi que desde entonces reside en Riad. Los rebeldes son en realidad zaidíes, una confesión derivada del chiismo, aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004. El golpe de autoridad que dieron en 2014 supone un desafío para los dos tercios de los 24 millones de ciudadanos del país, pertenecientes a la rama suní del islam. Este choque sectario traslada a Yemen un tablero similar al de otros países de la región con un bando chií apoyado desde la sombra por Irán y otro suní por Arabia Saudí. Un año después del golpe militar de los hutíes, Riad puso en marcha una guerra que ya deja decenas de miles de muertos y millones de refugiados y desplazados internos en el país más pobre del mundo árabe.
30-12-2020 | Fuente: abc.es
Al menos 22 muertos en un ataque con misiles en Yemen a la llegada del avión con el nuevo Gobierno
El nuevo gobierno de unidad del sur del Yemen fue recibido en el aeropuerto de Aden por un ataque en el que al menos 22 perdieron la vida y decenas resultaron heridas. Los miembros del ejecutivo y el embajador de Arabia Saudí, que acompañaba a la delegación, fueron trasladados a salvo al palacio presidencial de la ciudad y no fueron alcanzados por las explosiones. Las imágenes ofrecidas por los medios locales mostraron al menos tres impactos en la pista del aeropuerto a los pocos minutos del aterrizaje de la aeronave. El ministro de Información, Moammar Al-Eryani, informó a través de Twitter de que «todos los ministros estamos a salvo» y no dudó en acusar del «cobarde ataque terrorista» a «la milicia de los hutíes, respaldada por Irán». Los medios locales aseguraron que el ataque se produjo con misiles lanzados por los rebeldes desde Taiz, pero ningún grupo reivindicó la operación. El año pasado los hutíes sí reconocieron la autoría de un ataque con misiles y aviones no tripulados contra una graduación militar en Aden en el que causaron decenas de víctimas. Martin Griffiths, enviado especial de la ONU a Yemen, condenó el ataque y lo calificó de «inaceptable acto de violencia». A través de las redes sociales recordó que estas explosiones «recuerdan la importancia de llevar de nuevo al país de forma urgente al camino de la paz». Hasta ahora el organismo internacional ha sido incapaz de mediar con éxito entre las partes. Pulso sectario Este nuevo gobierno, liderado por el primer ministro Maeen Abdulmalik Saeed, se formó hace un par de semanas en Arabia Saudí entre el presidente reconocido por la comunidad internacional, Mansour Hadi, y los grupos separatistas del sur, que cuentan con el respaldo de Emiratos Árabes Unidos (EAU). Esta unión apadrinada por Riad busca poner fin a las disputas internas en el sur y crear un frente común para hacer frente a los rebeldes hutíes, que controlan el norte y la capital, Sanaa, desde 2014. La pérdida de la capital marcó el inicio del exilio de un Hadi que desde entonces reside en Riad. Los rebeldes son en realidad zaidíes, una confesión derivada del chiismo, aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004. El golpe de autoridad que dieron en 2014 supone un desafío para los dos tercios de los 24 millones de ciudadanos del país, pertenecientes a la rama suní del islam. Este choque sectario traslada a Yemen un tablero similar al de otros países de la región con un bando chií apoyado desde la sombra por Irán y otro suní por Arabia Saudí. Un año después del golpe militar de los hutíes, Riad puso en marcha una guerra que ya deja decenas de miles de muertos y millones de refugiados y desplazados internos en el país más pobre del mundo árabe.
30-12-2020 | Fuente: elmundo.es
Hallan restos óseos en una finca de Gáldar donde se investigaba un posible asesinato
La investigación apunta a un caso de violencia de género, aunque todavía no se ha confirmado 
30-12-2020 | Fuente: abc.es
Maduro acusa a la derecha española de respaldar a Leopoldo López en su plan contra Venezuela
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este martes a la derecha española de respaldar al líder opositor Leopoldo López en sus planes de «violencia» contra el país caribeño, tras reiterar la denuncia de que el político está organizando un acto «terrorista» para impedir la toma de posesión del nuevo Parlamento. «Desde Madrid, España, se protege a Leopoldo López en sus planes para poner bombas, para matar, para asesinar, para llenar de violencia a Venezuela«, dijo Maduro en un acto con gobernadores, después de pedir al canciller, Jorge Arreaza, que se comunique con su homóloga española, Arancha González Laya, para informarle de los planes. Indicó que López cuenta con el «apoyo de toda la derecha española« y que está al frente del »plan terrorista« que fue desmontado por las autoridades venezolanas. El objetivo -dijo- era «crear una situación de violencia, de pánico, de nerviosismo, de desestabilización y con los objetivos de impedir que se instale el 5 de enero la Asamblea Nacional (AN, Parlamento)«. «EL PLAN TERRORISTA» Horas antes, la ministra del Interior, Carmen Meléndez, había denunciado el supuesto plan al mostrar como prueba un vídeo en el que se aprecia a un joven que se identifica como Ronald Flores señalar que sostuvo en Riohacha (departamento colombiani de La Guajira) una reunión con disidentes venezolanos y tres funcionarios del la inteligencia del país andino. Flores señaló en el vídeo que en esa reunión se acordó el «ataque» al Complejo Refinador de Amuay -que tiene capacidad instalada para procesar casi 1.000.000 de barriles de petróleo al día- a la Central Hidroeléctrica de Guri, la principal del país, así como el asesinato de un gobernador y del fiscal general, Tarek Saab. Además, el joven apuntó que en la reunión se hizo saber que estas «directrices» provenían de un encuentro previo entre Leopoldo López, el presidente colombiano Iván Duque y el expresidente de ese país Álvaro Uribe. Según dijo Maduro, el jefe de la operación «terrorista» era Yerson Rojas Rojas, por quien la policía venezolana ha ofrecido una recompensa de 500.000 dólares. El mandatario informó que en las últimas horas fue capturado Víctor Estupiñan, también participante del plan. Las autoridades venezolanas están tras la búsqueda «de varios ciudadanos», entre ellos un presunto especialista en ataques informáticos al que se señaló de pertenecer al grupo de ciberactivismo Anonymous. El Parlamento venezolano, que fue elegido el pasado 6 de diciembre y tomará posesión el 5 de enero, tendrá una clara mayoría chavista, pues el oficialismo ganó con holgura al obtener el 91 % de los diputados. En estas elecciones no participó el sector de la oposición que se agrupa bajo la figura del líder Juan Guaidó, a quien medio centenar de países reconocen como presidente interino y que es apoyado por Leopoldo López. Este grupo opositor no reconoce los resultados de las elecciones y extendió por un año las funciones del actual Parlamento, que controla el antichavismo, aún cuando la Constitución dicta que deben cesar en enero de 2021.
29-12-2020 | Fuente: abc.es
La pandemia no frena los asesinatos de periodistas
La pandemia, que ha llenado los hospitales y los cementerios y hecho trizas la economía global, también ha supuesto un golpe para los defensores de la libertad de expresión, que de nuevo tienen que llorar a los que se juegan la vida por emancipar a los ciudadanos con buenas informaciones. A pesar de las restricciones impuestas por el virus y las trabas que han significado para el reporterismo, un total de 50 periodistas han muerto en 2020, según el último Balance Anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que se ha presentado hoy. Son solo tres menos que el año pasado, cuando nada dificultaba la tarea de los que salen a las calles a buscar noticias y denunciar los desmanes del poder. Son, de nuevo, cifras alarmantes, como demuestra el documento, que expone con datos otras conclusiones poco halagüeñas, que invitan a la reflexión. «La tendencia es inquietante. Hay menos muertos que el año pasado, pero la cifra sigue siendo desorbitada», denuncia Alfonso Armada, presidente de la Sección Española de RSF, al otro lado del teléfono. «Aunque ha habido menos coberturas, los periodistas han seguido siendo asesinados», lamenta, subrayando que las dificultades para trabajar, como los períodos de confinamiento o la amenaza para la salud que supone el virus, no se han traducido en menos víctimas. En otro informe de RSF publicado hace unos días, donde se detallaba el número de periodistas arrestados y desaparecidos en el mundo -387 están en la cárcel, 54, secuestrados-, se hacía énfasis en los excesos que se han cometido contra la libertad de expresión, con el pretexto de la lucha contra la pandemia -una especie de cajón de sastre- y la aprobación de marcos legislativos especiales -como el estado de emergencia, por ejemplo- para frenar el Covid-19. En primavera, durante la primera ola, se registró un elevado número de ataques contra periodistas, sin ir más lejos. El coraje de los periodistas locales Lo cierto es que los datos que ha presentado hoy la organización, que de un primer vistazo se podrían leer con optimismo, son más bien desesperantes. La realidad que dibujan resulta sombría, pues ponen sobre la mesa la indefensión de los periodistas locales -las principales víctimas de los asesinatos, lo eran 49 de los 50 muertos este año- o la debilidad de los corresponsales y los enviados especiales, una figura que agoniza por la crisis económica que padecen los medios de comunicación. «Los conflictos -señala Armada- se están cubriendo peor o mediante "freelance". El periodismo más difícil está siendo el local, porque son reporteros que tienen menos defensas, trabajan para medios locales y están más expuestos. Me admira su coraje, porque saben lo que se juegan, pero siguen informando». Confirmando esa tenebrosa tendencia, otra cifra invita a la inquietud: el 68 por ciento de los asesinados murieron en países que no están en guerra, pero donde la violencia -que se puede practicar desde el Estado o por parte de las mafias y grupos de poder de distinta naturaleza- está a la orden del día. Otro número para la reflexión: el 84 por ciento de las víctimas habían sido señaladas, después de publicar informaciones incómodas o investigar corruptelas de distinto grado. Su muerte fue intencionada, y no un accidente mientras hacían su trabajo. En este mapa de la infamia en 2020, la lista de países con más muertos queda así: en México, 8 periodistas fueron asesinados; en Irak, 6; en Afgansitán, 5, y en Pakistán y la India, 4. Los rostros Como recuerda Armada, a la frialdad de los números hay que darle el calor de la carne y los rostros, la profundidad de la vida, para comprender el drama de los hechos que describen. Hace unos días, el periodista iraní Ruholá Zam, capturado en una estrafalaria operación propia de una película de espías, fue ahoracado en Teherán, después de ser acusado de haber incitado las protestas contra el régimen de 2017. Igual que en época soviética, le obligaron a confesarse culpable de un crimen que seguramente no había cometido, en un proceso pensado para infundir miedo y callar bocas de los opositores a la República Islámica. En diciembre, la periodista afgana Malala Maiwand, una defensora de las mujeres que no se acobardaba ante el terrorismo de los fanáticos, recibió varios tiros cerca de su casa, perdiendo la vida. A principios de septiembre, el reportero Julio Valdivia, que cubría sucesos en el estado de Veracruz, México, apareció decapitado. En este país de centroamérica, el narcotráfico, que ha penetrado en las instituciones y debilitado el Estado hasta ponerlo en jaque de manera permanente, suele ser el responsable de las muertes. Con su desenlace trágico, los casos de Zam, Maiwand y Valdivia pasan a integrar la lista de los 937 periodistas asesinados en los últimos diez años, según los datos de RSF. El auge la retórica populista y su enseñamiento con la prensa, la propaganda sobre las presuntas virtudes del autoritarismo chino y la crisis del modelo de negocio de los medios de comunicación, que los sumerge en la precariedad y los debilita, permanecerán en el horizonte de las luchas de la organización. «A pesar de que muchos periodistas son asesinados por hacer su trabajo, otros toman el relevo. Periodistas dispuestos a denunciar a los grupos que extorsionan y convertirse en voz de las personas que no tienen palabra», afirmaba hoy Armada, durante la presentación del balance. Como demuestra el paso del tiempo, el periodismo sobrevive, a pesar del hostigamiento de sus perseguidores.
28-12-2020 | Fuente: abc.es
Los talibanes aprovechan la salida de Trump para golpear Kabul con «terrorismo selectivo»
El Gobierno afgano decidió este lunes duplicar el número de policías en Kabul, en medio de una ola de ataques selectivos que tiene casi a diario como objetivo a políticos, activistas, intelectuales o periodistas. «La presidencia de Afganistán ha acordado duplicar el número de policías en la capital», anunció el primer vicepresidente del país, Amrullah Saleh, quien reconoció que Kabul, con más de 5 millones de habitantes, tiene un número proporcional de agentes muy inferior a la media de otras grandes ciudades del mundo. El proceso de reclutamiento para aumentar las filas de la Policía requerirá «paciencia y precisión», adelantó Saleh, sin detallar el número de agentes activos. Entretanto, los puestos de control en las afueras de Kabul han sido transferidos al Ejército, y la protección de varias organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, incluidos algunos ministerios, fue puesta a cargo de los servicios de seguridad del Gobierno. «Como resultado de esto, al menos 500 policías regresaron a su trabajo principal» en la capital, dijo. Este anuncio del aumento de los cuerpos policiales en la capital llega en medio de una situación «muy peligrosa, terrible y horrible para el pueblo afgano», según resumió a Efe el director del Foro de la Sociedad Civil Afgana, Aziz Rafiee. Los asesinatos casi diarios de activistas, periodistas y otros miembros prominentes de la sociedad parecen tener como «objetivo humillar su trabajo y sus esfuerzos por los derechos humanos, el acceso a la información y la libertad de expresión para evitar que la gente esté al tanto de lo que sucede», dijo el activista. Este mismo lunes, dos ataques con bomba tuvieron lugar en la capital afgana: uno contra una camioneta del Ejército, en el que al menos una persona resultó herida al explotar la bomba adherida al vehículo, y otro cuando un artefacto explosivo en una bicicleta fue detonado al paso de un autobús que transportaba a funcionarios. «A raíz de la (segunda) explosión resultaron heridos seis civiles», dijo a Efe el portavoz de la Policía de Kabul, Firdaws Faramarz. Ningún grupo armado ha reivindicado estos ataques, aunque las autoridades afganas acusaron a los talibanes. El portavoz del Ministerio del Interior, Tariq Arian, reveló a Efe que «debido a la reciente ola de violencia, incluidas las explosiones de bombas caseras de los talibanes, cientos de compatriotas han resultado muertos y heridos». «Tales ataques son crímenes de guerra contra la humanidad», dijo, asegurando que este tipo de acciones forman parte de una nueva estrategia insurgente para hacerse ver, después de haber sido derrotados en el campo de batalla. El principal portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, remarcó, sin embargo, en declaraciones a Efe, que sus combatientes solo atacan objetivos militares. «Nuestra política es muy clara, solo atacamos los objetivos que son miembros de los círculos de seguridad del enemigo (..) que están directamente involucrados en la guerra. Pero los asesinatos selectivos de civiles, miembros de la sociedad civil, profesores universitarios y líderes religiosos no son responsabilidad nuestra ni parte de nuestra estrategia de guerra», subrayó. Mujahid culpó a los miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y a las agencias de inteligencia afgana de esos atentados. «Estos ataques los llevan a cabo ellos mismos (las fuerzas afganas) o por orden suya. Quieren eliminar a las figuras que critican a la Administración de Kabul, o fabricar propaganda negativa contra los combatientes talibanes», sentenció.
28-12-2020 | Fuente: abc.es
Irlanda del Norte, un país con un estatus especial
La provincia británica de Irlanda del Norte ha acogido con una mezcla de alivio y resignación la noticia del acuerdo al que han llegado este jueves el Reino Unido y la Unión Europea (UE) para definir su futura relación tras el Brexit. Desde el comienzo de este divorcio, la región ha sido una pieza clave del proceso negociador, pues Londres debía asegurar que su salida del bloque y del mercado único no provocaría el restablecimiento de una frontera dura entre las dos Irlandas, clave para sus economías y el proceso de paz. Además, la mayoría de los norirlandeses, como los escoceses, votaron en contra del Brexit en el referéndum de 2016, en reconocimiento de los beneficios que reportó a la región la pertenencia a la UE para, entre otros asuntos, acabar con el conflicto armado. Un 56 por ciento a favor de la UE El 56% de los norirlandeses votó a favor de seguir perteneciendo a la UE en el referéndum del 2016, sobre todo los más jóvenes. Muchos temían que un Brexit sin acuerdo acabaría teniendo consecuencias nefastas para el país, así que valoran el pacto como la opción «menos mala». Lo prometido en el Acuerdo de Paz El Acuerdo de Paz del Viernes Santo firmado en 1998 eliminó todas las infraestructuras fronterizas construidas durante el conflicto norirlandés, que duró 30 años y terminó con la vida de al menos 3.500 personas. Volver a una frontera dura entre ambos países habría significado una violación del acuerdo que acabó con la violencia. La «frontera» cambia de lugar Irlanda del Norte seguirá cumpliendo muchas de las normas de la UE, lo que significa que los camiones podrán seguir cruzando la frontera invisible sin tener que ser inspeccionados. Sin embargo, habrá una nueva frontera «reguladora» entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia y Gales). Normas de la UE vigentes en Ulster La UE tiene reglas muy estrictas sobre lo que puede ingresar a su mercado cuando se trata de algunos alimentos como carne, leche, pescado y huevos. A partir del 1 de enero, algunos productos alimenticios que lleguen a Irlanda del Norte desde Inglaterra, Escocia o Gales deberán ser controlados para asegurarse de que cumplen con las normas de la UE.
...
6
...