Infortelecom

Noticias de violencia

12-11-2017 | Fuente: elpais.com
El miedo a la violencia deja sin médicos la sierra de Chihuahua
Un grupo armado secuestró al director de un hospital y una decena de estudiantes han dejado la zona por temor a la violencia. Los servicios médicos se han suspendido en al menos cinco municipios.
11-11-2017 | Fuente: as.com
"Los árbitros son incapaces de frenar la violencia, son ineptos"
Jesús Velasco, técnico del Movistar Inter, cargó contra los árbitros del partido que su equipo ganó ante ElPozo en el clásico de la LNFS.
11-11-2017 | Fuente: elpais.com
Un año de trabajo para las mujeres maltratadas
El Gobierno balear garantizará a las víctimas de violencia de género, a partir de 2018, un contrato de doce meses en empresas públicas, corporaciones locales u ONG
11-11-2017 | Fuente: elpais.com
?Era el momento de explorar la historia en un juego sin violencia?
Jean Guesdon, director de 'Assassin?s Creed Origins', habla sobre el nuevo título en esta saga que ha cumplido su primera década
11-11-2017 | Fuente: elpais.com
Los jóvenes ante el terrorismo: ?Ahora entendemos mejor el dolor de las víctimas?
Estudiantes vascos reconocen sentir empatía tras escuchar los testimonios de afectados por la violencia
11-11-2017 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí abre el frente libanés en su lucha contra Irán
Líbano vive momentos de confusión tras la petición de Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes y Bahrein a sus ciudadanos de que abandonen el país, una medida que apuntaría al propósito de Arabia Saudí de abrir un nuevo frente en la región, el libanés, con el fin de recuperar influencia frente a Irán. La pugna entre las dos potencias escenificaba su penúltima representación el pasado sábado con el inesperado anuncio de dimisión del primer ministro libanés, Saad Hariri, como jefe del Ejecutivo. Desde Riad, Hariri justificaba su decisión por el clima de violencia política que reina en su país -una situación que le hacía temer por su vida- y acusaba a Irán y a la organización chií Hezbolá de tener el control del Líbano. La renuncia por sorpresa del político libanés, y que coincide con la purga anticorrupción lanzada por el príncipe heredero saudí, Mohammad Bin Salman, ha disparado los rumores de que el mandatario podría estar incluso sometido a arresto domiciliario. Los miembros de su partido político, el Movimiento Futuro, siguen considerándolo por el momento como «su líder nacional», mientras que el presidente del Líbano, Michel Aoun, tampoco acepta el abandono del cargo hasta que Hariri no presente su dimisión formal ante el Parlamento. La tensión no ha hecho más que incrementarse tras las declaraciones del líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, pidiendo a los saudíes que se mantengan al margen de los asuntos libaneses. Con su abandono, Hariri ha recordado a sus compatriotas el enorme peso de unas injerencias externas que lastran la realidad del Líbano desde hace décadas. Una realidad en la que coexisten por un lado el bloque encabezado por Hariri, un político suní apoyado por Arabia Saudí, y por el otro, el grupo de los chiíes de Hizbolá, siempre respaldados por Irán. En el medio aún queda espacio para cristianos y drusos y un sistema de alianzas imprevisible y cambiantes que hace caer gobiernos al tiempo que dificulta la formación de los mismos. Resulta difícil contemplar la dimisión de Hariri como resultado de las propias dinámicas internas de un país acostumbrado a vivir en la cuerda floja, y sí más como un primer paso de Arabia Saudí para forzar al gobierno libanés a distanciarse de un Irán cada vez más fortalecido en la región tras sus éxitos en Siria e Irak. «Parece que los saudíes han decidido que la mejor forma de enfrentarse a Irán es empezar en Líbano», manifestaba un anónimo diplomático europeo a Reuters esta semana. Líbano, por su parte, se muestra de acuerdo en que no debería producirse una escalada de la tensión después de que durante los últimos años tanto Hezbolá como el partido de Hariri hayan trabajado con grandes dificultades para no llevar el conflicto sirio a territorio libanés. A pesar de ello, el destino político del país ha estado fatalmente ligado desde el final de la guerra civil sobre todo a los saudíes, como patrocinadores financieros de la causa suní, y a Irán, sacando músculo de la mano de Hezbolá. Rivalidad entre Riad y Teherán En esa guerra fría entre Irán y Arabia Saudí, Hezbolá, miembro de la coalición política que gobierna el Líbano, se ha revelado estos años como aliado decisivo y vital para mantener al presidente sirio Bashar al Assad en el poder y alejar a Daesh de la frontera libanesa. Su participación en el conflicto ha permitido además a la organización incrementar su arsenal hasta convertirse a día de hoy en una fuerza militar que supera al propio ejército libanés. Hizbolá es asímismo la misma agrupación acusada de estar detrás del asesinato de Rafik Hariri, padre del recién dimitido Saad, con un coche bomba en Beirut en 2005. «Hezbolá es Irán», en palabras del propio Hariri, y frente a ella se levanta como rival una Arabia Saudí que, a sus hostilidades con Qatar y Yemen, parece querer sumar ahora un nuevo frente en el Líbano. La beligerante oleada de arrestos impulsada por el príncipe heredero Bin Salman contra numerosos cargos políticos y de la monarquía ha hecho especular a muchos analistas con la posibilidad de que el príncipe esté tratando de consolidar su poder sirviéndose de acusaciones de corrupción para despejar el territorio de competidores. El mismo Salman se ha lanzando a responsabilizar también al régimen iraní de suministrar los misiles con los que los rebeldes chiíes hutíes de Yemen intentaron el sábado pasado alcanzar el aeropuerto de Riad. Las autoridades saudíes calificaron el ataque como «acto de guerra» de Irán. De acuerdo con fuentes militares consultadas por este periódico, la acumulación de crisis exteriores en el reino saudí y la inestabilidad interna que reflejan las últimas detenciones propiciadas por el futuro rey requieren de un líder con un perfil «menos incendiario e impaciente» para manejar la situación y «embarcarse en el gran juego contra Irán». Las perspectivas para el futuro próximo se antojan sombrías, teniendo en cuenta que tanto Estados Unidos como Israel han recrudecido igualmente, y no por casualidad, su discurso contra Irán y Hezbolá.
10-11-2017 | Fuente: elpais.com
Ciudad Juárez, de las cenizas de la violencia renació el fútbol
El equipo de fútbol Bravos de Juárez de la segunda división mexicana ha sido un bálsamo para una ciudad golpeada por el narcotráfico
10-11-2017 | Fuente: elpais.com
?Era el momento de explorar la historia en un juego sin violencia?
Jean Guesdon, director de 'Assassin?s Creed Origins', habla sobre el nuevo título en esta saga que ha cumplido su primera década
09-11-2017 | Fuente: elpais.com
Poesía para sacar el dolor de las víctimas de ETA y los GAL
La compañía Proyecto 43-2 cierra con ?Viaje al fin de la noche? su trilogía sobre la violencia en el País Vasco
09-11-2017 | Fuente: abc.es
Maduro refuerza su control a la oposicón con una «ley contra el odio» que prevé penas de 20 años de cárcel
El régimen de Nicolás Maduro ya tiene su «ley contra el odio» para castigar al infractor con penas de hasta 20 años de prisión por delitos de «odio e intolerancia». El control oficial ya no se circunscribe a los medios de comunicación sino a las redes sociales y todo lo que opere con internet. Delcy Rodríguez, presidenta de la Constituyente de Maduro, que ha sido cuestionada por la oposición tanto dentro como fuera de Venezuela, anunció la aprobación de la Ley Constitucional contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, que va a restringir aún más la libertad de expresión. Esta es la primera ley que lanza la constituyente, integrada solo por chavistas, desde que se instaló en agosto pasado. «Venezuela pone hoy esta Ley a disposición del mundo. No exportamos solamente petróleo, queremos exportar paz, amor, tolerancia», dijo Rodríguez. Su hermano el ex alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, recién nombrado ministro de Información y Comunicación, va a estrenarse en el cargo con un nuevo instrumento jurídico. El capítulo V, «de las responsabilidades, delitos y sanciones», establece en el artículo 20 que «quien públicamente, o mediante cualquier medio apto para su difusión pública, fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas, en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político, de orientación sexual, de identidad de género, de expresión de género o cualquier otro motivo discriminatorio será sancionado con prisión de 10 a 20 años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados». En otro artículo, relacionado con los partidos políticos que «promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual (..) y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia», se ordena que no podrán ser inscritos ante el Consejo Nacional Electoral. Además, se «revocará la inscripción de aquellos partidos políticos y organizaciones políticas que incumplan» con lo previsto en la ley. De igual manera, se le ordena a esas organizaciones incluir en sus estatutos «la medida preventiva de suspensión» y de «expulsión» de sus militantes si cometieran alguno de los delitos establecidos en la Ley. «En caso de abstenerse de incluir dichas normas o de iniciar tramitar o decidir oportunamente los procedimientos disciplinarios por estos motivos el Consejo Nacional Electoral revocará su inscripción», fija en ese sentido. Sobre las sanciones, señala que el prestador de servicio de radio o televisión que difunda mensajes que constituyan propaganda a favor de la guerra, o apología del odio nacional, racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza será sancionados con la revocatoria de la concesión de conformidad con lo establecido en la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos. En el caso de las redes sociales y medios electrónicos, si el mensaje no es retirado dentro de las 6 horas siguientes a su publicación «la persona jurídica responsable de la misma será sancionada con multa desde 150.000 a 100.000 Unidades Tributarias». Eso también «dará a lugar al bloqueo de los portales, sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que diera lugar». En el artículo siguiente se dispone que los dueños de los medios de radio y televisión que se nieguen a publicar contenidos que promuevan «la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco», deberán pagar multas desde 3% hasta 4% de los ingresos fiscales brutos «causados en el ejercicio fiscal inmediatamente anterior a aquel en el cual se cometió la infracción».