Infortelecom

Noticias de violencia

14-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump reniega de los asaltantes del Capitolio en su reacción al «impeachment»
Momentos después de convertirse en el único presidente reprobado en dos ocasiones por el procedimiento el «impeachment», Donald Trump emitió un vídeo grabado en el Despacho Oval en que denunció la violencia de aquellos que saquearon el Capitolio el 6 de enero. «Esa violencia va en contra de todo en lo que creo y todo lo que representa nuestro movimiento», dijo Trump en el video, sin asumir ninguna responsabilidad por el discurso previo al saqueo, en el que invitó a la multitud a rodear el Capitolio para denunciar un supuesto fraude electoral. «Ningún verdadero partidario mío podría jamás respaldar la violencia política. Ningún verdadero partidario mío podría faltarle el respeto a la aplicación de la ley o nuestra gran bandera americana. Ningún verdadero partidario mío jamás podría amenazar o acosar a sus conciudadanos», dijo Trump en el vídeo. Sobre los informes de inteligencia que aseguran que va a haber más protestas en la toma de posesión de Joe Biden, el 20 de enero, Trump pide que estas sean pacíficas. El demócrata, sin embargo, ha pedido a sus partidarios que no acusan a Washington para su jura, para prevenir contagios en la pandemia. Los 222 diputados demócratas y 10 republicanos votaron antes a favor de reprobar a Trump por incitar a la insurrección el 6 de enero, tras meses negándose a admitir su derrota, a pesar de ver desestimadas todas sus demandas, incluida una en la Corte Suprema. Sobre aquellos que asaltaron el Capitolio con carteles y banderas con el nombre Trump, a los que en un primer momento calificó en redes sociales de «patriotas», dice ahora el presidente que en realidad dañan su movimiento. «Han hecho un grave daño a nuestro país, y no podemos tolerarlo», dijo Trump. Desde la insurrección, que investigan el FBI y la fiscalía, ha sido detenido más de un centenar de personas por coordinarse en un plan para asediar el Capitolio y tratar de impedir la validación de los resultados de las elecciones, que ganó el demócrata Joe Biden. Las principales redes sociales han expulsado a Trump, y numerosas empresas y clientes han cortado lazos con su compañía familiar. Sólo tras ese repudio, incluidos los 10 diputados republicanos que se sumaron a los demócratas para reprobarle en la Cámara, ha decidido el presidente dirigirse a la nación en un vídeo de algo más de dos minutos, grabado y durante el que lee un texto preparado antes.
13-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump pide, mientras se debate el «impeachment», que no haya violencia y se calmen los ánimos
Mientras la Cámara de Representantes debatía este miércoles el segundo impeachment a Donald Trump , el presidente de EE.UU., expulsado de sus redes sociales, ha emitido un comunicado por medio de la presidencia: «A la luz de los informes de que va a haber más manifestaciones, insto a que NO haya violencia, NO se vulnere de la ley y NO haya vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo represento, y no es lo que Estados Unidos representa. Hago un llamamiento a TODOS los estadounidenses para que ayuden a aliviar las tensiones y calmar los ánimos. Gracias». El motivo alegado por los demócratas en sus artículos del impeachment, es decir, los cargos que se presentan para pedir un juicio político contra Trump, consisten en «incitación a la insurrección». En concreto, se le acusa de que el presidente, con su discurso del pasado 6 de enero mientras se reunían las dos cámaras en el Capitolio para certificar los resultados electorales de noviembre, puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones, amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió en el traspaso de poderes y puso en peligro otra rama de gobierno. «De ese modo, traicionó la confianza depositada en él como presidente, en perjuicio manifiesto del pueblo de Estados Unidos». El único cargo contra el presidente es de «incitación a la insurrección». El comunicado de Trump se emite después de que varios de los diputados republicanos hubieran anunciado que se sumarían al bloque demócrata en esta votación del impeachment a una semana de que Joe Biden tome posesión como nuevo presidente.
13-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump se convierte en el primer presidente de EE.UU. reprobado dos veces en el «impeachment»
Por primera vez en la historia, un presidente ha sido recusado por segunda vez en el Congreso de Estados Unidos mediante el proceso del impeachment . En una decisión insólita, diez diputados republicanos han votado a favor de censurar a Donald Trump en la Cámara de Representantes, el paso previo a la destitución definitiva, que ahora recae sobre el Senado. El mandato de Trump se acaba el 20 de enero a mediodía. La votación final de este «impeachment» en la Cámara de Representantes ha sido de 232 votos a favor, 197 en contra y cuatro abstenciones, con los diez republicanos unidos a los 222 demócratas. Ni un solo demócrata se ha unido a los republicanos que han votado a favor de exonerar al presidente. Así, queda en evidencia la división republicana en este proceso. La resolución del impeachment afirma que «el presidente Trump puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones. Amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió en el traspaso de poderes y puso en peligro otra rama de gobierno. De ese modo, traicionó la confianza depositada en él como presidente, en perjuicio manifiesto del pueblo de EE.UU.» El único cargo contra el presidente es de «incitación a la insurrección». Un momento del debate del «impeachment» en la Cámara de Representantes - Efe Es crucial que haya dicho que se suma a los demócratas un grupo de republicanos rebeldes que se ha plantado ante Trump, comandados por Liz Cheney, hija del exvicepresidente Dick Cheney, quien dijo antes de votar para censurar a Trump que «el presidente de EE.UU. convocó a esta turba, reunió a la turba y encendió las llamas de este ataque. Todo lo que siguió fue obra suya. Nada de esto habría sucedido sin el presidente». Cheney, que va ganando enteros para liderar el partido en el futuro, añadió: «Nunca ha habido una traición mayor por parte de un presidente de EE.UU. a su cargo y su juramento a la Constitución». Se le sumarán otros conservadores como John Katko de Nueva York y Adam Kinzinger de Illinois. GALERÍA Vea la galería completa (20 imágenes) El líder de la minoría republicana en la Cámara, Kevin McCarthy, sorprendió a su grupo al admitir que Trump «es responsable» del ataque de la semana pasada al Capitolio, pero imploró a sus colegas que no lo recusen con solo una semana de mandato por delante. «Creo que recusar al presidente en tan poco tiempo sería un error», dijo al pleno. «El presidente es responsable del ataque del miércoles al Congreso por parte de aquellos agresores», dijo McCarthy. «Debería haber repudiado inmediatamente a esa turba cuando vio lo que estaba pasando. Estos hechos requieren acciones inmediatas por parte del presidente Trump: aceptar su parte de responsabilidad, calmar el malestar que se está gestando y asegurarse de que el presidente electo Biden pueda comenzar con éxito su mandato». No obstante, al presidente todavía lo defiende un último reducto de partidarios, como el diputado Jim Jordan, al que le ha concedido la principal condecoración al mérito civil, la medalla presidencial de la libertad. «En siete días habrá una transferencia pacífica de poder como ha ocurrido en cualquier otro momento en nuestro país, pero los demócratas van a reprobar nuevamente al presidente Trump. Esto no une al país. No hay forma de que esto ayude a la nación a lidiar con los trágicos y terribles eventos de la semana pasada, que todos condenamos», dijo Jordan. Mientras la Cámara debatía el impeachment, el presidente, expulsado de sus redes sociales, ha emitido un comunicado por medio de la presidencia: «A la luz de los informes de que va a haber más manifestaciones, insto a que NO haya violencia, NO se vulnere de la ley y NO haya vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo represento, y no es lo que Estados Unidos representa. Hago un llamamiento a TODOS los estadounidenses para que ayuden a aliviar las tensiones y calmar los ánimos. Gracias». Duras acusaciones de la presidenta de la Cámara La presidenta de la Cámara de Representantes, la diputada demócrata de California Nancy Pelosi, ha intervenido en el pleno, diciendo que «esos insurrectos no eran patriotas». «Pero no aparecieron de la nada. Fueron enviados aquí, enviados aquí por el presidente con palabras como a pelear a muerte. Las palabras importan. La verdad importa. Rendir cuentas importa», continuó Pelosi, y agregó que «el presidente veía a los insurrectos no como enemigos de la libertad, lo que son, sino como el brazo ejecutor de un objetivo terrible, el objetivo de perpetuarse en el poder. El objetivo de anular la voluntad del pueblo. El objetivo de acabar, por medio de un enfrentamiento feroz y sangriento, casi dos siglos y medio de nuestra democracia». A diferencia del «impeachment» del año pasado, abierto por las presiones de Trump a Ucrania para que el gobierno de ese país interfiriera para investigar unos polémicos negocios millonarios de la familia de Joe Biden, en esta ocasión la Casa Blanca no ha armado una defensa legal. Es más, la presidencia está en silencio, sin haber trabajado una ofensiva para proteger al presidente saliente. El presidente de EE.UU., Donald Trump, durante el discurso del 6 de enero - Reuters Tampoco está muerta de entrada la destitución en el Senado. La razón es que en otra decisión insólita en un tiempo ya de por sí sorprendente, el equipo del poderoso líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha filtrado a varios medios norteamericanos que este no va a bloquear el juicio político, y que deberá leer los cargos con atención. No parece perdonarle McConnell a Trump que les costara no sólo la Cámara y la presidencia, sino también el Senado en la segunda vuelta de las elecciones en Georgia mantenida el día antes del saqueo del Capitolio. Dicen algunos republicanos que Trump quería que los republicanos perdieran el Senado para decirles después que «conservar la presidencia es más importante que nunca», algo que de hecho dijo en redes sociales. Eso sí, McConnell tampoco va a acelerar el proceso. Este miércoles, su gabinete ha dicho que el senador no va a iniciar el juicio político en los primos siete días, lo que implica que si Trump es inhabilitado será después de abandonar el cargo. En principio, nada impide que ese juicio político avance con el presidente ya fuera del cargo. Este histórico repudio del presidente obedece entre otras cosas a que diera un mitin ante la Casa Blanca el seis de enero negándose a aceptar su derrota en las elecciones e invitando a sus seguidores a rodear el Congreso. Lo hicieron, y lo saquearon, algo que le costó la vida a cinco persona. Ahora el FBI ha identificado a más de 100 personas implicadas que organizaron un asalto que se investiga como una insurrección. Pence se niega a inhabilitar a Trump El martes de noche, la Cámara aprobó una resolución instando al vicepresidente, Mike Pence, a que declarara a Trump incapaz y asumiera la presidencia en funciones. Pence se opuso porque, dijo en un comunicado, no cree que deba emplear los mecanismos constitucionales de inhabilitación de un presidente «como un medio de castigo», ya que estos están reservados para casos de incapacidad médica o mental. Pence cree que hacerlo supondría además «dividir aún más e inflamar las pasiones del momento». La masa enfurecida que asaltó el Capitolio lo hizo minutos después de que éste se negara a invalidar los resultados electorales en un pleno conjunto de las dos cámaras del poder legislativo. En un momento, los asaltantes gritaron: «Ahorcad a Pence». Antes el presidente había llamado a Pence «cobarde» en redes sociales. Sólo si el Senado aprueba la destitución de Trump, puede abrirse la vía para que el presidente saliente no se vuelva a presentar a unas elecciones. Para ello, deben votar a favor de expulsarle dos tercios de los senadores. Tras las elecciones en Georgia, cada partido tiene 50 escaños en esa Cámara Alta.
12-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump no se arrepiente de nada: «A mí me apoya mucha gente»
Donald Trump no se arrepiente de nada. Cree que el discurso que dio minutos antes de que una masa furiosa saqueara el Capitolio fue «completamente apropiado». Cree que aquellos que le acusan de incitar a sus seguidores a la insurrección son sólo parte de «una caza de brujas», y por eso este martes retomó una agenda suspendida mientras trató de invalidar el resultado de las elecciones y fue a la frontera con México a celebrar la construcción de más de 600 kilómetros de muro durante su mandato, parte de una gira de despedida antes de que abandone el cargo en una semana. Un presidente impenitente se dirigió ayer por primera vez a la nación tras casi una semana de silencio, tras ser expulsado de las mayores redes sociales por incitar al odio. Antes de subirse al helicóptero se acercó a los medios agolpados en la Casa Blanca y les dijo: «Si se fijan en mi discurso, y mucha gente lo ha hecho, y lo he visto tanto en los periódicos como en los medios, en la televisión, se ha analizado y todos creen que lo que dije era totalmente apropiado». Ya en Texas, ante el muro, el presidente pidió que se respeten «las tradiciones de este país». 170 identificados Mientras el presidente hablaba ante el muro, el FBI reveló en una rueda de prensa que ya hay 170 asaltantes del Capitolio identificados, 70 de los cuales han sido imputados por vandalismo. El fiscal Michael Sherwin, de Washington, dijo que la policía judicial está tratando el Capitolio «como si fuera la escena de un crimen». En su discurso de hace una semana, ante la Casa Blanca, Trump invitó a la masa a rodear el Congreso tras decirles: «Es increíble lo que debemos padecer, así que debemos pelear, todos deben pelear». El presidente añadió: «Los republicanos pelean constantemente como un boxeador con las manos atadas a la espalda. Sí, queremos ser amables. Queremos ser tan respetuosos con todos, incluidos los tipos malos. Pero vamos a tener que luchar mucho más duro». En cuestión de horas, el Capitolio estaba saqueado, y había cinco muertos sobre la mesa. De todos modos, Trump no cree que hiciera nada mal aquel aciago miércoles. Preguntado por si tuvo algún papel en el asalto, respondió: «Tengo el apoyo de mucha gente, más que nadie antes. Y hay que evitar la violencia». También dijo que sus seguidores están «muy enfadados» con la expulsión de Twitter y otras redes sociales. «Nunca he visto un enfado como el que veo ahora», añadió. Lo cierto es que Trump ha comenzado a recular, si no verbalmente sí por medio de sus acciones. Primero, ya ha aceptado del todo que Biden ha ganado las elecciones, y ya no bloquea el traspaso de poderes. Después, ya no aprovecha cada ocasión que tiene a los medios delante para denunciar un fraude del que no hay prueba alguna. Y sobre todo, ya no llama a los asaltantes «personas maravillosas» y «patriotas», como hizo el miércoles en Twitter, antes de ser expulsado. Ayer, en su viaje, Trump dijo que condena «la violencia, toda la violencia, la cometa quien la cometa». Además, Trump estuvo días sin contactar con su vicepresidente, tras tildarle de «cobarde» en redes sociales por no impedir in extremis la validación de los resultados de las elecciones. En realidad la masa asaltó el Capitolio momentos de que Pence dijera públicamente que no podía ceder ante las presiones de Trump. Los atacantes gritaban «ahorcad a Pence». Finalmente, el lunes por la noche Trump llamó a Pence y ambos mantuvieron una reunión que sus portavoces describieron como «cordial», en la que repasaron «los grandes logros de esta Administración». Lo cierto es que su propio Gobierno estaba sobre aviso de la violencia que podía estallar en Washington durante la validación de los resultados de las elecciones el 6 de enero, un día para el que el propio Trump había convocado una manifestación con un mitin ante su propia residencia. «Será salvaje», dijo el propio presidente en Twitter en diciembre. El FBI, la policía judicial, preparó un informe previo a la jornada de protesta en el que advertía de una pósenle «guerra» en el Capitolio. Las agencias de inteligencia tenían pruebas de sobra de que varias milicias y grupos radicalizados habían llamado a la insurrección, a asaltar el Capitolio y detener a diputados, senadores y el vicepresidente. En los foros de internet, esos extremistas comparaban las acciones que querían tomar a la guerra revolucionaria de 1775 contra la potencia colonial británica.
12-01-2021 | Fuente: abc.es
Twitter cancela más de 70.000 perfiles que difundían teorías de la conspiración QAnon
La red social Twitter ha informado este lunes de que ha cancelado de manera permanente más de 70.000 perfiles de su plataforma que difundían teorías de la conspiración y material relacionado con las tesis del movimiento de extrema derecha QAnon, presente entre los partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que asaltaron la semana pasada el Capitolio. «Estas cuentas se dedicaron a compartir contenido dañino asociado a QAnon a gran escala», así como «a la propagación de sus teoría de la conspiración», ha explicado Twitter en un comunicado, en el que también ha precisado que muchos de estos perfiles estaban gestionados por varias personas que administraban otras al mismo tiempo. La semana pasada, la citada red social ya suspendió de manera permanente también la cuenta oficial de Trump, quien había hecho de esta herramienta su principal plataforma de comunicación. Twitter justificó su cierre alegando que el presidente de Estados Unidos estaba alentando con algunos de sus mensajes a quienes acudieron al Capitolio el pasado miércoles. Una medida que fue seguida a continuación por Facebook e Instagram, quienes también cancelaron los perfiles de Trump en estas plataformas. La supuesta incitación a la violencia por parte de Trump se ha traducido en un aumento de la presión para que abandone el cargo antes de la ceremonia de investidura. Además ha propiciado la apertura de un juicio político o «impeachment» en su contra por «incitar a la insurrección».
12-01-2021 | Fuente: abc.es
El FBI teme «protestas armadas» en EE.UU. antes de la investidura de Biden
El FBI ha alertado este lunes al resto de autoridades y agencias federales de la posibilidad de «protestas armadas» en las diferentes capitales estatales durante los días previos a la inminente toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, el 20 de enero en la escalinata del Capitolio en Washington. El documento, que recopila información de varias agencias federales, como los departamentos de Defensa, el de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), o de Control de Drogas (DEA), se ha hecho eco del llamamiento de un grupo de extrema derecha que en los últimos días está promoviendo un nuevo «asalto» en caso de que el presidente, Donald Trump, sea destituido antes de la posesión de Biden. «Este grupo identificado también planea "asaltar" las oficinas gubernamentales, incluso en el Distrito de Columbia y en todos los estados, independientemente de si los estados certificaron los votos electorales para Biden o Trump, el 20 de enero», señala el boletín, publicado en un primer momento por la cadena ABC. Biden y Harris, amenazados El FBI también ha revelado que dispone de información relacionada con «varias amenazas» no sólo sobre Biden antes de su investidura presidencial, sino también sobre la vicepresidenta electa, Kamala Harris, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. El informe del FBI se ha hecho público, mientras se intensifican las medidas de seguridad para evitar episodios como el vivido el pasado 6 de enero, en el que fallecieron seis personas, entre ellas dos agentes de la Policía del Capitolio. Trump aprueba el estado de emergencia En ese sentido, el todavía presidente, Donald Trump, ha decretado el estado de emergencia en el distrito de Columbia, en cuya capital, Washington D.C., se celebrará en unos días la investidura de Biden, y donde hace menos de una semana una turba de sus simpatizantes asaltó el emblemático edificio del Capitolio, sede del Poder Legislativo del país. Trump ha aludido a «condiciones de emergencia» ante la inauguración presidencial para tomar esta decisión, que permite al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Nacional para el Manejo de Emergencias intervenir y ayudar a las fuerzas de seguridad de la ciudad en caso de ser necesario. La vigencia de esta decisión es hasta el 24 de enero. Además, la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, había pedido este lunes al Departamento de Seguridad Nacional reforzar la seguridad en torno al Capitolio de cara a la sesión de investidura, solicitando también que el FBI presentase «un dosier sobre posibles amenazas e información de Inteligencia de forma diaria» hasta el próximo 24 de enero. «Tengo miedo por nuestra democracia porque tenemos facciones muy extremas en nuestro país que están armadas y son peligrosas. El ''trumpismo'' no morirá el 20 de enero», alertó Bowser, quien ya emitió hace días una orden para extender el estado de emergencia y el toque de queda en Washington durante 15 días más. La supuesta incitación a la violencia por parte de Trump se ha traducido en un aumento de la presión para que abandone el cargo antes de la ceremonia de investidura. Además ha propiciado la apertura de un juicio político o «impeachment» en su contra por «incitar a la insurrección».
11-01-2021 | Fuente: abc.es
Un tiroteo entre las Fuerzas Especiales y una banda delictiva deja al menos 23 muertos en Caracas
Un enfrentamiento entre bandas delictivas y las Fuerzas Especiales del régimen dejó al menos 23 muertos, según cifras extraoficiales. La refriega se produjo en un barrio al norte de Caracas el viernes, a plena luz del día, y se extendió hasta entrada la noche. En las primeras horas del tiroteo se conoció que 15 personas habían perdido la vida, de las cuales dos eran vecinos que quedaron atrapados en la línea de fuego. El operativo realizado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), un cuerpo adscrito a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se extendió hasta el sábado, y habría dejado otros cuatro muertos. Medios locales aseguraron que cuatro personas más perdieron la vida la madrugada del sábado, pero las autoridades desvincularon los casos con el enfrentamiento. Las FAES abrieron fuego en el popular barrio de La Vega cuando integrantes de la banda de «El Coqui» escapaban hacia una zona montañosa. El grupo liderado por «El Coqui», uno de los delincuentes más buscados en Caracas, ha ejecutado una serie de secuestros. Esa misma banda se atribuyó en febrero del año pasado un tiroteo en la autopista Francisco Fajardo, la principal vía arterial de la capital venezolana, que se saldó con cuatro personas fallecidas tras un secuestro que frustraron las FAES. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Cifra de abatidos en enfrentamiento con funcionarios de las FAES, la DIP y PoliCaracas en La Vega asciende a 16. El cuerpo de Nestor Duarte, no se encuentra en la morgue del Hospital Pérez Carreño donde han sido trasladado todos los occisos de La Vega. <a href="https://t.co/aHCxbhjX74">https://t.co/aHCxbhjX74</a></p>&mdash; Roman Camacho (@RCamachoVzla) <a href="https://twitter.com/RCamachoVzla/status/1347749493308063746?ref_src=twsrc%5Etfw">January 9, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El enfrentamiento de este fin de semana produjo un toque de queda forzado y mantuvo en zozobra a los vecinos de la zona, que han pedido más seguridad en el barrio. Miguel Domínguez, comandante de las FAES aseguró que el cuerpo policial, acusado de ser uno grupo de exterminio, se encontraba desplegado en la zona «brindando seguridad y protección a la parroquia». Por su parte, el activista de derechos humanos de la ONG Provea, Marino Alvarado, indicó a través de su cuenta en Twitter, que el hecho de este fin de semana «es, hasta donde recuerdo, el operativo de ?seguridad ciudadana? con mayor cantidad de víctimas». Del mismo modo, aseveró que «da la impresión de que este tipo de acciones, más allá de intentar enfrentar bandas criminales, lo que busca es ejercer control sobre la comunidad mediante métodos represivos para impedirle que ejerza su derecho a reclamar». El año pasado, las comunidades más desfavorecidas de Venezuela protestaron, aún cuando el país estaba bajo una cuarentena obligatoria, por la falta de servicios básicos como el agua, gas, electricidad, e incluso por la escasez de gasolina, que ha paralizado casi todo el parque automotor. El líder de la oposición, Juan Guaidó, se pronunció al respecto y dijo que «Venezuela sufre los efectos de que el régimen por años armó bandas criminales, ampara el narcotráfico y desde el lenguaje de odio secuestra el poder». Más de 4.000 muertos en 2020 De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), el 90% de las víctimas de estos operativos policiales en el país sudamericano son hombres. El informe de 2020 señala que el 66% de ellos tenía prontuario policial. Según el estudio, en 2020, 4.231 personas murieron en supuestos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, lo que es catalogado oficialmente como resistencia a la autoridad. 82 de ellas tenían entre 12 y 17 años y tres menores de 11 años murieron, presuntamente, por haberse resistido a la autoridad. Desde 2012 hasta marzo de 2020, la ONG venezolana Cofavic registró más de 11.300 presuntas ejecuciones cometidas por funcionarios de seguridad del Estado; y solo en el primer trimestre de 2020, la organización que defiende los derechos humanos, contabilizó 357 casos, todos ellos ocurridos en los barrios. Los procedimientos especiales iniciaron en 2015 en los barrios populares con despliegues policiales, ordenados por el régimen, y con ellos nacieron las FAES, el temido grupo de exterminio, con la finalidad de «combatir» la violencia. Pero estas operaciones se han traducido en excesos y abusos de autoridad que incluyen además la toma de la zona hasta la detención arbitraria de mujeres y hombres, dejando muy lejos las garantías para el respeto de sus derechos humanos. La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, dirigida por Michelle Bachelet, que a través de un demoledor informe en 2019 pidió al régimen de Nicolás Maduro disolver al grupo de exterminio, expuso casos con seudónimos para proteger la integridad de los denunciantes. Sin embargo, Maduro solo se pronunció para decir que era un reporte «selectivo y parcializado».
11-01-2021 | Fuente: abc.es
Melania Trump levanta la polémica en su condena al asalto al Capitolio
Melania Trump hizo este lunes lo que su marido aun no ha hecho: ha emitido un comunicado condenando la violencia del saqueo del Capitolio como despedida del cargo. Pero el comunicado ha provocado una fuerte polémica en las redes sociales porque los críticos de la primera dama la acusan de victimizarse y de poner en el mismo plano a los agresores y a los agredidos. Lo más importante del comunicado de la primera dama es que no identifica responsables por la insurrección que provocó cinco muertos. Melania Trump no estuvo en el mitin del miércoles en la Casa Blanca en que su marido se negó a aceptar su derrota y llamó a la masa a rodear el Capitolio para protestar por la validación de la victoria de Joe Biden. «Estoy decepcionada y descorazonada por lo que pasó la semana pasada. Me parece vergonzoso que en torno a estos trágicos sucesos haya habido rumores dolientes, ataques personales injustificados y acusaciones falsas y engañosas contra mí, de personas que buscan protagonismo con sus intenciones», dijo la primera dama en su comunicado. Además, lamenta la muerte, en este orden, de «la veterana de la Fuerza Aérea Ashli Babbitt, Benjamin Phillips, Kevin Greeson, Roseanne Boyland, y los agentes de policía del Capitolio Brian Sicknick y Howard Liebengood». (El último se suicidó el fin de semana, no se sabe si su fallecimiento está relacionado con los hechos. Los nombres de tres de ellos tienen erratas en el comunicado). La primera dama pone así en el mismo plano a los atacantes, los cuatro primeros, con el agente que murió de un golpe a la cabeza defendiendo el Capitolio del saqueo. No se sabe exactamente a qué rumor se refiere la primera dama, aunque en redes sociales se la critica habitualmente por mantener silencio ante las provocaciones de su marido. El mismo día de la insurrección dimitió en señal de protesta su jefa de gabinete, Stephanie Grisham, que antes fue portavoz del presidente. Según informó CNN, mientras la masa asaltaba el Capitolio, la primera dama estaba en una sesión fotográfica de unas alfombras. También renunció la secretaria social de la presidencia, Anna Cristina Niceta. En redes sociales, varios usuarios han puesto de relieve que el comunicado de Melania Trump está repleto de errores tipográficos, señal de que no ha sido editado de forma concienzuda antes de publicarse al amanecer de este lunes. Al final del comunicado, Melania Trump se despide del cargo. «Ha sido el honor de mi vida servir como primera dama. Quiero agradecer a los millones de estadounidenses que nos apoyaron a mi esposo y a mí durante los últimos cuatro años y mostraron el increíble impacto del espíritu americano. Les agradezco a todos ustedes por permitirme servirles en planos que son muy queridas por mi», dijo.
10-01-2021 | Fuente: abc.es
Apple Store, Google y Amazon impiden descargar Parler, el «Twitter» de los simpatizantes de Trump
Parler, la red social que utilizan los simpatizantes de Trump, ha sido borrada de la Apple Store este sábado, mientras que Amazon Web Services (AWS) ha anunciado que dejará de alojar sus servidores a partir del lunes. Esta nueva plataforma se basa en la falta de moderación de los contenidos, lo que ha llevado a que se utilice para difundir teorías de la conspiración u otros fines como el asalto al Capitolio de Estados Unidos del pasado miércoles. Este viernes, Google fue la primera gran plataforma en quitar la aplicación de su tienda por la falta de una política de moderación en las publicaciones, lo que incumplía sus términos de servicio, ya que demasiados mensajes incitaban «al odio y la violencia» según «The New York Times». Por los mismos motivos, Apple dio 24 horas a la plataforma para realizar cambios en su política antes de suspenderla. La última en unirse a esta serie de reveses ha sido AWS, el servicio de alojamiento web de la compañía de Jeff Bezos, que ha anunciado que dejará de alojar los servidores de la red social cuando pase la media noche de este domingo. Amazon ha subrayado que ha enviado 98 ejemplos de contenidos que incitaban a la violencia y no habían sido borrados a la red soceial. Ahora, Parler deberá encontrar otro servicio de alojamiento web en ese lapso de tiempo o la aplicación dejará de funcionar. Acusaciones de doble criterio El presidente ejecutivo de la compañía, John Matze, ha acusado a las grandes tecnologías de «querer matar a la competición» y ha asegurado que tiene «mucho trabajo para asegurarse que los datos de todo el mundo no son borrados de Internet en las próximas 24 horas». «Parece un doble criterio injusto ya que todas las otras redes sociales tienen los mismos problemas, incluso probablemente a una escala mayor», se ha quejado Matze. El borrado de las principales tiendas de aplicaciones de Parler es el último de una serie de acciones que las grandes tecnológicas han realizado para eliminar los mensajes y cuentas cercanas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que inciten a la violencia. El viernes, Reddit y Discord borraron varias comunidades de este tipo, mientras que Twitter suspendió de manera definitiva la cuenta del presidente y la de su campaña en un movimiento que ha reavivado el debate sobre el poder de las plataformas sobre el debate público.
10-01-2021 | Fuente: abc.es
Maduro cierra siete medios de prensa libre en Venezuela
La prensa libre es la primera víctima del totalitarismo. El régimen de Nicolás Maduro inició la primera semana de este año un ataque feroz contra siete medios independientes venezolanos que investigan su corrupción. En su conversación con ABC, el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz, denunció que los ataques incluyen a su gremio también porque ha recibido financiación del Reino Unido para llevar a cabo un proyecto público dirigido a afrontar los riesgos de trabajar en una dictadura. «El chavismo criminaliza la cooperación financiera internacional a los medios de comunicación y ONG, y los acusa de pretender conspirar para derrocar al régimen, lo que no es verdad», dijo el dirigente sindical. Con esta nueva arremetida Maduro ha iniciado la escalada de violencia esta semana que ayer se cobró con el cierre del diario Panorama, insólitamente de postura pro oficialista aunque moderado, la confiscación de los equipos de VPI Televisión que ha echado a la calle a 108 trabajadores, así como el bloqueo de portales digitales como Efecto Cocuyo, Caraota Digital, Tal Cual y la radio católica De y Alegría, entre otros. Lo que sorprende es que el presidente de la Asamblea Nacional chavista, Jorge Rodríguez, anunció en su discurso inaugural que iba a entablar un gran diálogo con los gremios que se parece más bien a la represión y censura. Marco Ruiz considera que el régimen chavista busca asfixiar financieramente a los medios, gremios profesionales y Oneges (caso Transferencia Venezuela) para que no lo investiguen y no los critiquen. Desde el 2014 hasta hoy el chavismo ha cerrado 84 medios impresos, televisiones y radios, utilizando diferentes procedimientos administrativos e institucionales. «Han destruido al 85% de la prensa escrita, y lo que queda es una prensa complaciente con Maduro», dice Ruiz. Por su lado, el Reino Unido prometió que «seguirá apoyando a la sociedad civil en la promoción de los valores democráticos y los derechos humanos».