Infortelecom

Noticias de violencia

10-12-2020 | Fuente: elmundo.es
El caso de Asier Niebla, a juicio: ¿hubo violencia de género?
El joven murió en 2018 tras ser golpeado por la expareja de una chica con la que conversaba. "Fue un arrebato", alega la defensa. 
09-12-2020 | Fuente: as.com
Dos partidos de sanción y multa para Battaglia
La decisión ha sorprendido en Vitoria. Además, Chema se perderá tres partidos, uno por "violencia-suspensión" y dos por "actitudes de menosprecio o desconsideración".
09-12-2020 | Fuente: abc.es
El Gobierno francés presenta su proyecto de Ley contra el secesionismo, la hidra y la gangrena islamista
«El enemigo de la República es una ideología política que se llama islamismo radical», declara Jean Castex, primer ministro / jefe de Gobierno de Emmanuel Macron, para presentar, este miércoles, el proyecto de Ley concebido para reforzar y fortalecer el Estado contra cualquier tentativa de «secesionismo», cultural o religioso, islamista, en particular. Castex presentará el proyecto de Ley en el consejo de ministros y ante la opinión, culminando diez meses de reflexión, este miércoles, antes de ser transmitido a la Asamblea Nacional (AN), que podrá matizarlo antes de su aprobación durante los primeros meses del 2021. Amenaza nacional A finales del 2019 y primeros de este año, Emmanuel Macron comenzó a denunciar las amenazas nacionales del secesionismo cultural y religioso. Sin nombrar directamente, la gangrena / hidra islamista. Gérarld Darmanin, ministro del Interior, comenzó a redactar los primeros esbozos del proyecto, el verano pasado. Los atentados yihadistas de septiembre y octubre pasado dieron su trágico y ensangrentado impulso final al proyecto de Ley. Entre un 58% y un 88% de los franceses se dicen «preocupados» o «muy preocupados» ante la ascensión creciente el islam. Entre 5 y 6 millones de franceses son confesionalmente musulmanes. Un número creciente de jóvenes musulmanes consideran que los preceptos religiosos islámicos son «superiores» a las leyes del Estado, la República. A esa emergencia de un «islam secesionista» (entre la «ruptura pacífica» y la «violencia criminal, yihadista») responde el proyecto de Ley de refuerzo y fortalecimiento de la República, el Estado. Contra la propagación del odio El proyecto de Ley tiene unos cincuenta artículos, divididos en cinco grandes capítulos: «Clarificar el ejercicio del culto musulmán». «Prohibición de la instrucción a domicilio». «Poner fin a los matrimonios forzados y los certificados de virginidad». «Combatir el odio online». «Proteger a maestros, médicos, representantes de la autoridad». De entrada, un principio capital: «Clarificar» el comportamiento, financiación y gestión de mezquitas y lugares de culto. Imponiendo normas contables y administrativas más «coercitivas», acompañadas de medidas policiales más duras contra los imanes sospechosos de radicalización. A continuación, combatir una «plaga» creciente: muchos padres musulmanes intentar evitar que sus hijos vayan a la escuela pública, ofreciéndoles una «educación en casa». Se impondrá la escuela obligatoria entre los 3 y los 16 años. Y se castigará con relativa severidad a las familias que pretendan ofrecer «educación privada» (musulmana). En el terreno ultra sensible de la vida social, el proyecto de Ley prohibirá y castigará con severidad los matrimonios forzados y los certificados de virginidad. Se impondrán unas normas estrictas de respeto a la condición femenina, intentando liberar a las mujeres del yugo paternal / masculino. Capítulo importante: la lucha contra la propagación del odio online, a través de internet. Se tipificarán delitos de nuevo cuño destinados a perseguir y castigar a quienes utilicen las redes sociales para propagar mensajes de odio y / o informaciones sensibles sobre personas a quienes se desea «atacar» o denunciar. Protección de maestros, médicos y representantes de la autoridad, para perseguir y castigar a quienes amenazan, a diario, a los profesionales de la enseñanza o los servicios hospitalarios, víctimas, con frecuencia, de familias musulmanas que pretenden imponer sus criterios religiosos en la escuela o los hospitales. Una atención particular tendrá la protección de policías y gendarmes.
07-12-2020 | Fuente: abc.es
Liberan al español secuestrado en Colombia
Jesús Antonio Quintana García ya está en su casa, en Cali, tras ser liberado por un grupo armado aún no identificado, tras dos días de secuestro. Así lo afirmó a través de un comunicado el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), del cual el malagueño es Director Gerente para las Américas y quien fuera secuestrado el pasado 5 de diciembre en inmediaciones del municipio de Toribío, al norte del departamento del Cauca. Si bien a primeras horas de la noche había poca información sobre los autores del secuestro, lo que sí quedó claro en el comunicado oficial fue el agradecimiento de la entidad a las autoridades nacionales y a las indígenas, que tantas veces han intermediado o rescatado secuestrados en la región: «Agradecemos a las autoridades colombianas, a las comunidades indígenas, a las organizaciones sociales y a todos los que se movilizaron para asegurar su liberación». Hoy también se supo que la muy respetada guardia indígena fue activada el domingo, en respuesta a este caso, pero ante todo a los 10 asesinatos sucedidos durante el fin de semana en esta región del norte del Cauca. La zona es tal vez de las más bellas de Colombia. Sin embargo, el departamento del Cauca, con un pie en la cordillera andina y otro sobre el Pacífico, es hoy uno de los que mayores horrores está viviendo por cuenta de la nueva violencia ensañada con esta región del suroccidente de Colombia. Precisamente allí se encuentra el municipio de Toribío, donde fue secuestrado Quintana García y último punto de contacto que se tuvo con él, quien, al parecer, se embarcó en esta travesía por temas personales, nada relacionado con su labor o condición diplomática. Iba por la ruta a Tacueyó, camino a la ciudad de Neiva, capital del vecino departamento del Huila, y fue detenido en un retén ilegal. Esa ruta, entre la ciudad de Cali y Neiva es complicada, resulta fácil perderse y es muy poco recomendada en términos de seguridad, a pesar de ser la vía más corta para llegar a Neiva desde Cali. A veces, el permanente goteo de violencia en esta zona del país hace que los hechos se diluyan en un mar de sucesos y titulares. Lo del secuestro no es nuevo en la región: dos días antes, dos comerciantes que venían del departamento de Caquetá, al sur del Cauca, fueron retenidos por miembros de la columna móvil «Dagoberto Ramos», disidencia de la exguerrilla de las Farc, pero muy pronto los dejaron en libertad al confirmar que eran comerciantes y no infiltrados. En junio pasado, dos extranjeros ?uno suizo y el otro brasilero- y sus perros fueron liberados por el ejército, tras seis meses de un secuestro ocurrido en Corinto, municipio vecino a Toribío, y por quienes la «Dagoberto Ramos» exigía un millón de dólares, según dijeron las autoridades. Lo que menos se ha dicho es que en el primer semestre de 2020 se dieron seis secuestros en la región. De allí que la principal hipótesis apunta a esta disidencia de la exguerrilla de las Farc como la responsable del secuestro. La columna móvil «Dagoberto Ramos» nunca estuvo vinculada al proceso de paz y rechazó las negociaciones en La Habana, procurando abrirse un espacio propio en esta región, pero sin mayor éxito hasta 2019, año a partir del cual los expertos y residentes en la zona afirman que ha crecido sin talanquera alguna en el norte del Cauca, amenazando y violentado especialmente a los líderes de los tres resguardos indígenas que hay en esta región. Miembros de dichas comunidades fueron los que precisamente llegaron a Bogotá el pasado 20 de octubre, tras una larga marcha, para pedirle al gobierno del presidente Iván Duque efectividad en la protección de la vida de estos pueblos indígenas que hoy sufren una durísima presión por parte de disidencias, grupos paramilitares y narcotraficantes. Otro tanto le ha solicitado al mandatario el gobernador del departamento, Elías Larrahondo, quien tampoco ve mayores resultados en materia de seguridad. El fin de semana hubo una masacre en Santander de Quilichao, otro municipio del Cauca, y una vez más se convocó un consejo de seguridad con ministro de Defensa a bordo y nuevas ofertas de recompensa fueron anunciadas para dar con los responsables. Aunque hay quienes sopechan que fue la banda de «Los Pelusos», una disidencia del Ejército de Liberación Popular (EPL, desmovilidado en 1991), personas conocedoras de la zona, consultadas por ABC, señalan que «"Los Pelusos" estuvieron por allí, pero más hacia el municipio de Corinto, al noreste de Toribío, donde han permanecido, mientras la Dagoberto sí tiene presencia en Toribío. Así que cabe esperar que fueran ellos». La cabecera municipal fue hostigada hace tan solo un mes por miembros de esta disidencia de las Farc, donde atacaron a algunos policías. Y cuentan que ya en un punto del camino a Tacueyó hay una pancarta que dice «bienvenido a territorio fariano». Lo que sorprende a los locales es que la ruta por Tacueyó fuera la elegida para esta travesía. «Esa vía casi nadie la transita. Entendible que se hubiese metido por Gabriel López o Puracé, ¿pero por Tacueyó? Ni siquiera tiene ruta de bus intermunicipal. Si fue por una aplicación de turistas, seguramente le muestra esa ruta antigua, pero Waze no lo sabe todo?», dijo otra persona que pidió guardar el anonimato. ¿Qué sucede para tanta prevención? Una de las claves para el recrudecimiento de la violencia en la zona puede ser el reclutamiento intensivo de menores que ha hecho la «Dagoberto Ramos», especialmente en estos tiempos de pandemia «donde los muchachos no van a clases». Conocedores de la región hablan de patrullas de estos grupos ilegales, que deambulan por las vías, hacen retenes como el que detuvo a Quintana García, cosa que no realizan con igual persistencia los miembros de la fuerza pública. «Es un territorio donde son dios y ley, a pesar de las bases militares en Tacueyó y Corinto, que están en esa región, pero los del ejército no sale de ahí», comentan. El gobierno dice que hay presencia, pero os habitantes comentan que si bien «la fuerza pública está permanentemente, no hay presencia cotidiana, no controlan diariamente, de vez en cuando patrullan». Es cierto que es una zona complicada, con gran desconfianza de la población con la fuerza pública, lo que hace todo más complejo. Y, de ser así, movilizar al secuestrado les habría resultado más sencillo ?a pesar de no tener una estructura militar sólida que respalde el tránsito- pues dominan el terreno, tienen control de los cultivos ilícitos («algunos de marihuana llegan al borde de la carretera») y al parecer no hay fuerza que les resista, ni siquiera la propia guardia indígena que tantas veces ha rescatado secuestrados y ha procurado plantar cara a esta disidencia. Afortunadamente, al parecer, la presión sobre los delincuentes hizo el milagro y liberaron a Quintana García, a quien y habían movido a una zona más occidental. Así lo afirmó el ejército en un comunicado: «En la vereda El Tierrero del municipio de Caloto, Cauca, las tropas de la Tercera División del Ejército Nacional con apoyo de la capacidad investigativa del Gaula de la Policía Nacional, logran la liberación por presión de Jesús Quintana García, ciudadano español quien había sido secuestrado por el Dagoberto Ramos», uno de los tantos Grupos Armados Organizados Residuales que ahora se disputan a sangre y fuego varias zonas del país.
05-12-2020 | Fuente: abc.es
Derivan en violencia las protestas en París y 90 ciudades de Francia contra la Ley de Seguridad
Las manifestaciones contra la precariedad social y el proyecto de Ley de seguridad global, en París y 90 ciudades de toda Francia, desembocaron muy pronto en enfrentamientos violentos, a primera hora de la tarde del sábado. En la primera de las manifestaciones parisinas se confundían un rosario de protestas de muy diversa naturaleza. Los sindicatos CGT, FSU y FO encabezaban los desfiles para protestar básicamente contra la precariedad social, pidiendo más ayudas y mejores salarios. Por su parte, varias organizaciones estudiantiles, comenzando por la histórica UNEF, participaban para protestar contra el comportamiento de las fuerzas del orden en manifestaciones anteriores. Antes y después de las representaciones sindicales tradicionales, en la manifestación parisina se confundían militantes de muy distinta procedencia: «chalecos amarillos» de extrema izquierda, grupúsculos de «black block» (ultrarradicales, partidarios del enfrentamiento directo, a pedradas y estacazos), y representantes de pequeñas organizaciones hostiles a las fuerzas del orden. Al comienzo del trayecto de la manifestación parisina, en la avenida Gambetta, en dirección de la plaza de la República, se produjeron enfrentamientos difíciles de calibrar: intentos de montar e «incendiar» barricadas, «intercambio» de «proyectiles» (piedras, bastones), cargas contenidas de los antidisturbios. En el resto de las 90 manifestaciones, en muchas de las grandes ciudades de Francia, la tensión era muy similar, según las fuentes más diversas. Retirada del artículo más polémico El gobierno de Emmanuel Macron decidió revisar y «desguazar» parcialmente el proyecto de Ley de seguridad global, hace días, retirando su artículo más polémico, tras las manifestaciones del sábado 28 de noviembre, cuando 500.000 manifestantes (según los organizadores) o 133.000 (según el ministerio del Interior) protestaron de manera muy espectacular contra el comportamiento de las fuerzas del orden, semanas anteriores, tras el estallido de tensiones muy vivas. El tímido «desguace» y la revisión anunciada de la Ley de seguridad global han sido aparentemente «insuficientes». Las manifestaciones del sábado 5 de diciembre confirman una tensión profunda e inflamable, cuando Francia sigue parcialmente confinada y los efectos de la pandemia siguen siendo dramáticos, a la espera de unas vacunas que no comenzarán a llegar hasta primeros de año.
03-12-2020 | Fuente: as.com
El Atlético exige la investigación de la sanción propuesta por antiviolencia al club
Se acusó al club de "incumplimientos en el control de acceso y permanencia de espectadores". El Atleti considera que son acusaciones falsas y carentes de rigor.
03-12-2020 | Fuente: abc.es
El régimen cubano continúa con las detenciones y la represión tras la manifestación de los artistas del 27-N
«El Gobierno no quiere oposición, no quiere artistas ni periodistas independientes y no quiere diálogo. Simplemente quiere la continuidad de un Partido único, aunque para ello tenga que romper el hilo constitucional», señaló el escritor Javier Mora, a partir de las acciones del régimen de La Habana en su intento de sofocar el estallido de protestas populares que han estado ocurriendo a lo largo del país. Esta ola de protestas ciudadanas habría comenzado el pasado 27 de noviembre cuando centenares de artistas, escritores e intelectuales se congregaron frente a la sede del Ministerio de Cultura en solidaridad con los miembros del Movimiento San Isidro, quienes protagonizaron durante diez días una huelga de hambre para exigir la liberación de Denis Solís González, uno de sus miembros. De esta acción surgió una convocatoria ciudadana para manifestarse pacíficamente en los principales parques de las ciudades de la isla para exigir un conjunto de demandas, principalmente el respeto a las libertades de expresión, de prensa y asociación. Manifestaciones que fueron reprimidas con violencia, según reportes de la prensa independiente provincias como Isla de la Juventud, La Habana, Matanzas, Villa Clara y Camagüey. «Cuando el Gobierno apela al artículo 4 de la constitución evidencia su disposición de emplear la violencia y el uso de las armas que, por consiguiente, podría provocar un enfrentamiento de pueblo contra pueblo. Sin embargo, a su vez rompe el hilo constitucional al obviar los Artículos 54 y 56 de la Carta Magna», recalcó Mora. El artículo 4 de la Carta Magna expresa entre sus líneas que, «la traición a la patria es el más grave de los crímenes, quien la comete está sujeto a las más severas sanciones» y otorga a los ciudadanos «el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada». Pero el propio régimen ha irrespetado el hilo constitucional cuando no menciona que el artículo 54 afirma que, «el Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión». Por su parte, el artículo 56 reconoce «los derechos de reunión, manifestación y asociación, con fines lícitos y pacíficos». Hostigados en sus casas Varios de los catorce huelguistas que se atrincheraron en la sede del Movimiento San Isidro, han sido arrestados en las últimas 48 horas. Otros permanecen sitiados por activos policiales en sus domicilios con prohibición de salir a las calles, mientras que al menos una docena de los treinta artistas, que participaron en las negociaciones con funcionarios del Ministerio de Cultura el pasado 27 de noviembre, han sido amenazados y hostigados por oficiales de la Seguridad del Estado, e igualmente se encuentran bajo estrecha vigilancia policial. Por su parte, el régimen ha estado convocando a estudiantes y trabajadores a actos de repudio -que cataloga de «espontáneos» o de «apoyo al socialismo y la revolución»- contra los ciudadanos que se suman a las protestas pacíficas, y a quienes presenta, en los medios de prensa bajo el control del Partido Comunista, como terroristas y mercenarios al servicio de las «agendas anticubanas en el exilio» . No pocos observadores han señalado que las autoridades del régimen empujan a sus disidentes a una grave situación de riesgo, en tanto el Código Penal vigente cubano contempla en el Título I -Delitos Contra la Seguridad del Estado- largas condenas de cárcel y hasta la pena de muerte, a delitos como el Terrorismo [Artículo 106] y otros relacionados con acciones mercenarias. Otros observadores coincidieron en que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU tiene la obligación de revisar las actuales acciones del régimen cubano, que ha violado los compromisos que implica la membresía de este Consejo.
03-12-2020 | Fuente: as.com
Antiviolencia propone multar con 60.001 euros al Depor por el recibimiento de los Riazor Blues
Antiviolencia califica lo sucedido en la previa del derbi con el Racing de Ferrol de "muy grave" y destaca el uso de "una treintena de bengalas".
03-12-2020 | Fuente: as.com
¡Antiviolencia propone una multa de 350.000? al Atlético!
Se acusa de "causas muy graves" por "reiterados incumplimientos en el control de acceso y permanencia de espectadores". En el Atleti no entienden los motivos ni el momento.
03-12-2020 | Fuente: abc.es
Díaz-Canel responde a manifestaciones populares con amenaza de usar las armas y la violencia
La militarización y aislamiento de varias zonas en el país ha sido la respuesta del régimen de La Habana a las manifestaciones populares que surgieron en solidaridad y apoyo a los centenares de artistas, escritores e intelectuales que se congregaron, el pasado viernes 27 de noviembre, ante la sede del Ministerio de Cultura. Luego de las declaraciones de Miguel Díaz-Canel, que catalogó a los focos de protestas populares acontecidos en varias provincias de la isla como «el último intento para derrocar la revolución cubana» de la administración Donald Trump, las calles habaneras fueron ocupadas por efectivos de Tropas Especiales antimotines fuertemente armados. Al mismo tiempo, operativos del temido Departamento de Seguridad del Estado sostienen un sinnúmero de detenciones, interrogatorios y constante vigilancia contra decenas de los manifestantes, especialmente contra los miembros del Movimiento San Isidro que habían protagonizado, semanas antes, una huelga de hambre para exigir la liberación de Denis Solís González, uno de sus miembros condenado en juicio sumario a ocho meses de cárcel por un falso delito de Desacato. Según Díaz-Canel, el Movimiento San Isidro está vinculado a «funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, encargados de la atención y avituallamiento de su base operacional en Cuba». A la campaña de desacreditación, por parte de las autoridades del régimen cubano a través de los medios de prensa bajo el control del Partido Comunista, se sumó la amenaza de activar el Artículo 4 de la recién reformada Constitución de la República que hace referencia a la traición a la patria. El referido Artículo 4 de la Carta Magna expresa que, «la defensa de la patria socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano. La traición a la patria es el más grave de los crímenes, quien la comete está sujeto a las más severas sanciones. El sistema socialista que refrenda esta Constitución, es irrevocable. Los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución». Observadores y organizaciones que recaban información sobre las violaciones de los Derechos Humanos en la isla, advirtieron que esta mención del Artículo 4 de la Constitución es una clara señal de que el régimen de La Habana recurrirá a la violencia y represión extrema que podría desembocar en enfrentamientos entre civiles en el país. «Los artistas e intelectuales cubanos repudiamos, denunciamos y condenamos la incapacidad de las instituciones gubernamentales en Cuba para dialogar y reconocer el disenso, la autonomía activista, el empoderamiento de las minorías y el respeto a los derechos humanos y ciudadanos», forman parte de las exigencias de los centenares de cubanos que se han ido sumando a las protestas pacíficas. Exigencias que el régimen tilda, recurrentemente, de terroristas y mercenarias. En las propias palabras de Díaz-Canel, el diálogo con su Gobierno solo tendrá espacio para «lo que sea por el Socialismo y para todo lo que sea por la Revolución».