Infortelecom

Noticias de union europea

01-01-1970 | Fuente: abc.es
May desoye a los eurófobos y elige a otro técnico como nuevo embajador británico en la Unión Europea
Theresa May ha cubierto de inmediato el inesperado portazo de su representante ante la UE, el alto funcionario sir Ivan Rogers, que dimitió el martes, tras una campaña de acoso por parte del sector «brexiter» de los tories, que lo acusaban de «pesimista» y de no creer en las posibilidades que según ellos abre el Brexit. Pero el sustituto que designó ayer tarde la primera ministra supone un jarro de agua fría para el sector eurófobo de su gabinete, que exigía un embajador en Bruselas militante al cien por cien en la causa del Leave. May no los ha escuchado y ha designado a un diplomático de carrera, sir Tim Barrow, de 52 años, que fue en su día embajador en Ucrania y Rusia y posee amplia experiencia en el meollo bruselense. May ha elegido sustituto muy rápido porque la marcha de sir Ivan Rogers levantó polvareda política. El funcionario, de notable carrera y prestigio, no se marchó precisamente en silencio, sino con un correo electrónico de 1.400 palabras dirigido su equipo, que por supuesto se filtró ayer a la prensa. En la misiva acusa a su Gobierno de manejar «argumentos mal fundamentados» y tener un «pensamiento confuso» en relación al proceso del Brexit. El diagnóstico de Ivan Rogers concuerda con lo que opinan la mayoría de los politólogos británicos un poco ecuánimes: el Gobierno carece de una estrategia clara sobre la salida de la UE, hasta el punto de que a dos meses del inicio de las negociaciones ni siquiera ha aclarado de forma rotunda si quiere seguir o no en el libre mercado, algo básico. Pero aunque esa carencia no es ningún secreto, se hace crudo que la airee el que hasta anteayer era el hombre fuerte del Ejecutivo en Bruselas. Rogers pidió además a su equipo que defienda la independencia de los funcionarios: «Espero que continuaréis desafiando los argumentos infundados y el pensamiento confuso y que nunca tendréis miedo de decir la verdad a quienes están en el poder». A diferencia del sistema español, en el británico los altos funcionarios que trabajan estrechamente con los políticos se mantienen en sus cargos pese al cambio de color político. Por ejemplo, Cameron heredó el mismo secretario en Downing Street que tenía su predecesor laborista, Gordon Brown. Por eso las duras críticas a Ivan Rogers lanzadas desde el partido del Gobierno han levantado ampollas, pues en la democracia inglesa se da por supuesto que se respeta la independencia de los funcionarios. Ian Duncan Smith, un «brexiter» que en su día fue líder conservador, llegó ayer a acusar al dimisionario representante en Bruselas de haber filtrado documentos para mermar la causa del «Leave» y reclamó un nuevo embajador ante la UE de corazón totalmente brexiter. Diplomático de carrera May, cuyo talante es respetar siempre los reglamentos, no ha querido enzarzarse en una guerra sobre la independencia y neutralidad de los funcionarios y ha querido expresar su confianza en ellos eligiendo como sustituto a un diplomático de carrera. Tim Barrow, formado en Oxford, ocupaba en la actualidad la dirección política del Foreing Office y entre 2011 y 2015 fue embajador en Rusia. Además conoce bien su nuevo destino, porque fue en su día número dos de la representación británica ante la UE. Jonathan Powell, en su día secretario de Tony Blair, explicó ayer así lo que estaba en juego: «Si el primer ministro y su gabinete no quieren funcionarios que les digan lo que piensan los otros países europeos y qué es lo que se puede negociar, entonces vivirán en un mundo de fantasía, el mundo del ?Daily Mail? [diario popular eurófobo] y fracasarán».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Marine Le Pen quiere el regreso del franco y del ECU
Marine Le Pen, líder de la ultraderecha francesa y candidata del Frente Nacional a las elecciones presidenciales de este año, ha vuelto a cuestionar la viabilidad del euro y defendido el regreso de los miembros de la Eurozona a sus respectivas monedas nacionales, aunque ha matizado que estas estarían vinculadas dentro de una estructura monetaria similar al ECU (el antecesor del actural euro). «El ECU existió junto a las monedas nacionales», ha apuntado Le Pen en declaraciones recogidas por Reuters en París, donde la líder de la ultraderecha gala ha defendido que esta convivencia no tendría consecuencias negativas para el día a día de los ciudadanos franceses. Asimismo, Le Pen ha planteado que la deuda nacional francesa debería ser redenominada en la nueva moneda nacional del país. El ECU era una cesta de monedas compuesta por la suma de cantidades fijas de 12 de las 15 monedas de los Estados miembros de la Unión Europea. El valor del ECU se calculaba como media ponderada del valor de las divisas que lo integraban. El 1 de enero de 1999 el euro sustituyó al ECU a la par.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Constitucional alemán rechaza una consulta secesionista en Baviera
El Tribunal Constitucional de Alemania ha desestimado la petición del minoritario Partido de Baviera para celebrar un referéndum secesionista en este «land», posiblemente la región alemana más conocida internacionalmente. La formación separatista pretendía que se convocase una consulta sobre la independencia del segundo estado más poblado de Alemania excluyendo de la misma a la población del resto del país. En su sentencia, hecha pública ayer, el Tribunal Constitucional alemán emplea argumentos repetidos por otros tribunales europeos de similar jurisdicción, como el Constitucional español respecto al proceso separatista de Cataluña, o por los más destacados especialistas en Derecho Constitucional: «Los 'länder' carecen según la Carta Magna alemana de competencias para llevar a cabo procesos secesionistas.. En la República Federal de Alemania como Estado nacional la soberanía recae en el pueblo alemán, por lo que estados federados no son los dueños de la Constitución.. No hay espacio en la Constitución para que estados individuales intenten su separación; esto viola el orden constitucional». Estos argumentos, contenidos en el fallo del Constitucional alemán, ponen punto y final a los intentos secesionistas que impulsa el Partido de Baviera, una formación que en las elecciones municipales celebradas hace tres años solo logró el 2,1% de los sufragios. Tras la sentencia, el presidente del Partido de Baviera, Florian Weber, incidió en que «la lucha por la independencia bávara no será decidida por un tribunal, sino por la volunta del pueblo bávaro. Weber dijo que esta sentencia era de esperar «porque cuando uno quiere drenar el pantano no pregunta a las ranas». En Baviera, un «land» que supone una quinta parte del territorio alemán, el independentismo tiene una larga trayectoria histórica que en los últimos años ha desembocado no en una cuestión identitaria sino en el rechazo a financiar a regiones alemanas más humildes y que necesitan continuos apoyos financieros por parte de los «länder» más ricos y, también, en la animadversión contra políticas de integración de la Unión Europea. Baviera fue, brevemente, un reino independiente en el siglo XIX antes de ser incorporado a Alemania como estado en 1871. Tras la Primera Guerra Mundial hubo dos intentos fallidos de independencia, dentro de un sentimiento independentista que se reavivó tras la Segunda gran guerra.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La llegada de inmigrantes a Europa por el Mediterráneo bajó dos tercios en 2016
El número de inmigrantes que llegó a Europa en 2016 por las dos principales rutas a través del Mediterráneo fue casi dos tercios menor que el año anterior y se situó en 364.000, según datos preliminares publicados este viernes por Frontex la agencia europea de control de las fronteras exteriores. Mientras que las llegadas a las islas griegas del Egeo oriental bajaron en un 79 % hasta las 182.500, las que tuvieron como destino las costas de Italia se incrementaron casi un 20 % hasta las 181.000, la cifra más alta jamás registrada en el país. En 2015, llegaron a través de la ruta del Mediterráneo oriental 885.400 personas, la mayoría a las islas griegas. Frontex atribuye el descenso de las llegadas a la entrada en vigor en marzo del acuerdo para los refugiados firmado entre la Unión Europea y Ankara, que llevó a un control más estricto de las fronteras por las autoridades turcas y a la readmisión en ese país de inmigrantes procedentes de las islas griegas. Desde marzo, el número de llegadas mensuales a las islas griegas supuso solo una pequeña parte de las registradas el año pasado y se situó en entre 4.400 y 1.800 personas al mes, procedentes en su mayoría de Siria, Afganistán e Irak. En esta bajada también influyó el cierre de la denominada ruta de los Balcanes y las medidas adoptadas por la Unión Europea y los países concernidos para controlar las fronteras. «Coincidiendo con el descenso de los flujos en la ruta del Mediterráneo oriental, el número de inmigrantes que atravesó los Balcanes Occidentales en 2016 cayó de forma importante hasta 123.000, frente a 764.000 en 2015», precisó Frontex en un comunicado. Por el contrario, la cifra de inmigrantes detectados en la ruta del Mediterráneo central, que va desde el norte de África hasta Italia, aumentó hasta la cota récord de 181.000 personas, frente a las 154.000 de 2015. De acuerdo con Frontex, esto refleja «la creciente presión migratoria desde el continente africano, en particular desde África occidental», que registró el mayor aumento en los flujos hacia Europa en 2016. Desde 2010, el número de personas procedentes de esta zona de África interceptadas en las costas italianas se ha multiplicado por diez, la mayoría de ellas procedentes de Nigeria y, en menor medida, de Eritrea, Guinea, Costa de Marfil y Gambia. En total, en 2016 se detectaron 503.700 entradas ilegales a través de las fronteras externas de la Unión Europea. Frontex recordó que estos datos, de carácter preliminar, se refieren al número de detecciones de personas que intentaron cruzar ilegalmente las fronteras exteriores y que, por tanto, un mismo individuo puede haberlo intentado en diferentes puntos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Mário Soares, el faro socialista del Portugal moderno
La figura de Mario Soares es clave para la historia del Portugal democrático y contemporáneo. Sin su contribución y su mesura, no habría sido igual la integración en la Unión Europea después de los episodios convulsos que se precipitaron en la primera mitad de los 70: el fin de la dictadura de Salazar, la Revolución de los Claveles, las guerras de liberación de Angola y Mozambique.. Su aureola y su dimensión trascienden los límites del país vecino para convertirse en un tótem más de la evolución continental, pues siempre se comprometió con los valores de solidaridad y libertad, de participación ciudadana, de flexibilidad y tolerancia. Soares puso en pie el Partido Socialista (PS) luso en aquellos tiempos difíciles y nunca dejó de extender la mano tendida tanto a los conservadores como a las posiciones del histórico líder comunista Álvaro Cunhal. Galería de imágenes Vea la galería completa (9 imágenes) Ahí estaba el sentido de Estado en primer plano para Don Mário, fundamental en la búsqueda del consenso en una etapa en la que más lo necesitaba Portugal. Un político sólido, amparado en una profundidad intelectual desplegada igualmente en el seno de la Fundación Mário Soares, toda una institución en Lisboa desde su emblemática ubicación en la Rua de Sao Bento, frente a la Asamblea de la República y muy cerca de la Fundación José Afonso. Su sintonía con Felipe González hizo que portugueses y españoles pudieran ir de la mano en su confluencia con Bruselas, pues su faro europeísta guió a los habitantes del otro lado de la frontera en los años en que al país le costaba proyectarse hacia el exterior. Soares nunca creyó en un Portugal de rodillas y defendió de forma permanente la equiparación con otras naciones, para que el ciudadano de a pie se liberase del complejo de estar en el furgón de cola de Europa. Este ilustre lisboeta parecía llevar en los genes la dedicación a construir una sociedad más justa, pues era hijo de un pedagogo, sacerdote y ministro de las Colonias en el periodo de la I República. Un retorno triunfal desde el exilio Sus licenciaturas de Ciencias histórico-filosóficas y Derecho completaron el perfil de un hombre acostumbrado a mirar al frente, que pasó por las experiencias de ser detenido y deportado antes de exiliarse en Francia y desarrollar su faceta académica. No pudo volver a Portugal hasta poco después de estallar la Revolución de los Claveles. Un retorno triunfal en medio del entusiasmo popular, pues todo el mundo era consciente de que había desafiado al régimen como fundador del PS en 1973. Nada extraño, por tanto, que se estrenara como titular de Asuntos Exteriores antes de consagrarse primer ministro, en vista de que su lucidez pilotó a los socialistas para alcanzar la victoria en aquel Portugal que despertaba a la democracia. Su apuesta por la igualdad le llevó a promover la independencia de las colonias lusas y, cómo no, a erigirse en el gran artífice de la entrada del país vecino en la entonces denominada Comunidad Económica Europea. De ahí proviene la identificación de Mário Soares como el gran icono del vuelco político-social al otro lado de la frontera para romper con el aislamiento de los 48 años de dictadura salazarista y abrazar los valores continentales. Mucho más al asentarse como eurodiputado justo en el cambio de siglo. Su larga experiencia le acreditó para instalarse en el Palacio de Belém como uno de los presidentes de la República portuguesa más queridos por el pueblo. Y únicamente salió de allí debido a la pujanza del conservador Aníbal Cavaco Silva. Hace poco más de un año que comenzó su retirada en serio de la vida pública, avanzada la edad y bajo el impacto del fallecimiento de su esposa, Maria Barroso.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Eficacia y error en la lucha contra el yihadismo
Como ha ocurrido en otros atentados terroristas recientes, tras el último perpetrado en Berlín de nuevo se ha criticado a la Policía, repitiéndose que el sospechoso también estuvo bajo vigilancia. Cuando el terror golpea es recurrente que se tome a los servicios de inteligencia e información como «chivo expiatorio» en una suerte de búsqueda de responsables que apacigüe a sociedades necesitadas de seguridad ante una amenaza previsible en su determinación de atentar, pero imprevisible sobre el lugar y el método exacto. También suele denunciarse la falta de cooperación entre policías europeas, induciendo en ocasiones a confundir al único culpable del atentado, el terrorista, con quienes intentan evitarlo. Cuando esto sucede suelen subestimarse las enormes dificultades con las que estos servicios se topan al confrontar una compleja amenaza terrorista definida por su carácter multiforme y transnacional. Por un lado, no son solo grupos terroristas como Daesh y Al Qaeda los que nos amenazan, sino también individuos inspirados en ellos, algunos autorradicalizados, y células con distintos grados de vinculación con aquellos. La transnacionalidad del fenómeno acrecienta su complejidad, obligando a una coordinación y cooperación nada sencilla entre agencias de seguridad nacionales e internacionales. Peligrosa «moda» Además, el terrorismo yihadista se ha convertido en una peligrosa «moda» para un segmento de población que considera atractivo perpetrar brutales crímenes. En esas circunstancias no es sencillo impedir ataques sorpresa cuando precisamente el objetivo del terrorista es sorprender a sociedades abiertas que por su carácter democrático son vulnerables. Por tanto, la materialización de atentados no es necesariamente consecuencia de fallos de inteligencia que, en ocasiones, también se producen. La respuesta policial al terrorismo yihadista exige ingentes recursos humanos y materiales, anticipación, dinamismo, formación constante, mejoras tecnológicas, captación y tratamiento de fuentes humanas, coordinación, y estructuras que son susceptibles de mejora para sortear obstáculos en ocasiones determinantes en el éxito o fracaso de la acción contraterrorista. Pero también requiere sociedades y políticos concienciados y responsables. Guerra de competencia La inteligencia es un bien preciado difícil de compartir que solo debe intercambiarse si existen marcos normativos y operativos adecuados. En una Unión Europea que carece de una «unión» como tal en el ámbito de la seguridad, la cooperación en tan sensible cuestión es limitada, aunque no inexistente. En España las agencias de seguridad actúan en un contexto generador de competencia que en ocasiones perjudica la colaboración y favorece el solapamiento, lastrando así su eficacia. Lógico es, por tanto, que se reproduzcan esas constricciones en la cooperación internacional entre estados, pese a lo cual también se desarrollan eficaces operaciones conjuntas y de colaboración. Estos déficits estructurales solo podrían reducirse si realmente existiera una voluntad política guiada por el criterio técnico de los expertos que a diario se enfrentan al fenómeno. Asimismo, debemos ser conscientes de los constreñimientos legales de sistemas que algunos consideran excesivamente garantistas y otros, en cambio, represivos. Es significativo el creciente número de detenciones relacionadas con el terrorismo yihadista, pero también el de no condenas. España es uno de los países, junto con Reino Unido, con índices de absolución más elevados, lo que obliga a subrayar las dificultades para juzgar este tipo de delitos, con juicios orales que a veces descansan sobre pruebas indiciarias que requieren una mayor construcción. De manera incongruente algunos se escandalizan de que sospechosos de cometer atentados hayan sido objeto de vigilancia policial, mientras critican la prevención antiterrorista cuando se instruyen casos basados en pruebas indiciarias. El profesional puede tener la convicción de que un individuo constituye un peligro potencial, pero si el periodo de investigación no coincide con la actividad delictiva, no dispondrá de autorización judicial para prolongar eternamente su investigación. En otras ocasiones se obtiene inteligencia sobre individuos con ideas radicales, aparentemente dispuestos a cometer actos terroristas, pero se carece de pruebas de cargo que evidencien de manera irrefutable que está ya involucrado en perpetrarlos. Es materialmente imposible mantener bajo estrecha vigilancia a los centenares de personas que hoy expresan esos discursos radicales y que, en consecuencia, son susceptibles de pasar a la acción súbitamente si obtienen recursos que hoy se han simplificado al recurrirse a vehículos, cuchillos y otros medios diferentes a las tradicionales armas de fuego o explosivos. Los dispositivos de seguimiento reales nada tienen que ver con los del cine: se precisan inmensos recursos. En las investigaciones la existencia de una finalidad terrorista es susceptible de interpretación requiriendo siempre un control judicial, quedando todo ello determinado por premisas judiciales, y políticas, que están variando, aunque no al ritmo que exigen algunos profesionales. Hace unos meses el Tribunal Supremo resolvió que «la seguridad nacional» debía anteponerse a los derechos individuales de los sospechosos de islamismo radical al evaluarse solicitudes de nacionalidad, residencia o asilo. Por fin, Policía, Guardia Civil y CNI, obtenían respaldo para no hacer públicos detalles de sus investigaciones. «Dada la naturaleza de las investigaciones -prevención del terrorismo yihadista- difícilmente puede exigirse a dichos informes datos ampliatorios o una mayor concreción que no comprometan la actuación de prevención antiterrorista», afirmó el Supremo en una relevante sentencia cuestionada, sin embargo, por algunos. También hay divergencias sobre el encriptamiento de aplicaciones de mensajería y el bloqueo con clave de teléfonos móviles que dificultan determinadas investigaciones y que llevan a expertos policiales y fiscales a concluir que la inviolabilidad de las comunicaciones no puede ser un derecho absoluto. El triunfo o fracaso de una investigación depende en última instancia del factor humano. Son los seres humanos los que toman decisiones, los actores determinantes. Esas decisiones están condicionadas por múltiples variables. Optar por una Europa sin fronteras interiores y permeables desde el exterior condiciona el trabajo policial, así como la masiva llegada de inmigrantes que desbordan a la Policía alemana, o las trabas administrativas que impiden deportaciones necesarias por motivos de seguridad. También es relevante la politización de la inteligencia que afecta a la percepción del trabajo policial. Es frecuente escuchar a dirigentes políticos promocionar su gestión aludiendo al alto número de detenciones y a la ausencia de atentados desde 2004. Se ha llegado a decir que España lidera la lucha contra el yihadismo en Europa precisamente por ello. Peligrosa simplificación que mide la eficacia policial con indicadores que no son los únicos con los que esta debe evaluarse. Podemos ser víctima de un atentado que, si se materializara, no debería mermar la confianza en la Policía como ahora se hace con la alemana. Hace tan solo unas semanas, Alemania prohibió un grupo salafista relacionado con Daesh gracias a las investigaciones. En junio, se desmanteló una célula que planeaba una masacre en Dusseldorf. En 2010 tuvo lugar un gran proceso judicial en el país contra otra célula acusada de planear asesinatos masivos. Nuestros servicios policiales pueden errar, pero la causa de un atentado no siempre está en el hipotético error de quienes evitan numerosos crímenes. ROGELIO ALONSO ES DIRECTOR DEL MÁSTER EN ANÁLISIS Y PREVENCIÓN DEL TERRORISMO URJC
01-01-1970 | Fuente: abc.es
May, primer líder europeo que visitará al presidente Trump
El primer movimiento diplomático de la Administración Trump con la Unión Europea apunta al Reino Unido. En su medio de comunicación habitual, su cuenta de Twitter, el todavía presidente electo desveló que en primavera recibirá en la Casa Blanca a la primera ministra Theresa May. Aunque Donald Trump aún no ha tomado posesión (lo hará el próximo día 20 de enero) y su equipo está pendiente de recibir la ratificación del Senado, previsiblemente esta misma semana, el futuro secretario de Estado, Rex Tillerson, trabaja ya en la sombra en un futuro calendario de relaciones exteriores. No es sorprendente que el nuevo presidente de Estados Unidos mantenga al Reino Unido como «aliado» prioritario, como reafirma en su tuit, aunque la pasada elección presidencial y las semanas posteriores habían levantado un obstáculo, en la persona del nacionalista inglés Nigel Farage, estrecho colaborador del victorioso magnate y enemigo político de la primera ministra Theresa May. Además, el considerado impulsor del Brexit, la salida de la Unión Europea aprobada en referéndum que las autoridades británicas han empezado a negociar con Bruselas, había fortalecido su imagen con el presidente electo de Estados Unidos como núcleo del movimiento populista que amenaza al mundo. Pero la política acaba devolviendo las aguas a su cauce, incluso si el actor protagonista de la película es el impredecible promotor neoyorquino. Su confirmación en la red social Twitter del futuro encuentro en Washington, acompañada del calificativo de «muy especial», viene precedida de algunos guiños recientes que habían contribuido a limar asperezas. Aunque Theresa May se reafirmó en sus declaraciones críticas hacia el futuro inquilino de la Casa Blanca por su trato a las mujeres durante la campaña, declaró a los medios que ya le había «perdonado». Apoyo a Israel Días antes, la primera ministra británica había respaldado las declaraciones de apoyo de Donald Trump a Israel y cuestionado el duro discurso del actual secretario de Estado, John Kerry, contra los asentamientos israelíes en su territorio ocupado de Cisjordania. La reacción de May contrastaba con la actuación británica previa a la votación de la resolución de Naciones Unidas que condenó a Israel por esta política, gracias a la abstención estadounidense, orquestada por Londres, según Tel Aviv. El giro de la Administración Obama rompió con la larga tradición norteamericana de veto a cualquier iniciativa contraria al país hebreo. El buen entendimiento de Donald Trump y la primera ministra británica contrasta sin embargo con la frialdad inicial de la relación entre el magnate y la canciller alemana, Angela Merkel, quien, al contrario que la premier británica, no le llamó para felicitarle por la victoria electoral y difundió un comunicado de defensa de los derechos humanos. Desde que Donald Trump se distanciara en campaña de los países europeos, una de las incógnitas es la relación con su futura Administración. El busto de Churchill El reciente anuncio del futuro presidente de Estados Unidos de que colocará en el Despacho Oval de la Casa Blanca el busto de Winston Churchill también ha allanado el camino con el Gobierno británico. Se trata de una estatua que regaló hace unos años el primer ministro Tony Blair al entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en pleno idilio político. La polémica saltó cuando su sucesor, Barack Obama, decidió sustituir la estatua por otra del histórico líder antisegregacionista Martin Luther King. El ahora presidente saliente ha reiterado en varias ocasiones que hay una estatua del célebre premier británico en sus estancias privadas, que ve «todos los días», y que «es un hombre que siempre le ha gustado». La discusión se reavivó hace unos meses cuando el actual ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, afirmó que la decisión de Obama de retirar el busto del Despacho Oval había sido «una afrenta a Gran Bretaña». El todavía presidente electo de Estados Unidos mantiene un estrecho vínculo personal con el Reino Unido, en concreto con Escocia, donde mantiene algunos negocios, como dos campos de golf con su respectivo hotel resort: el exclusivo Turnberry, que inauguró precisamente la víspera del referéndum del Brexit, cuando aprovechó también para apoyarlo, y el Aberdeen Shire.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Boris Johnson se reúne con el equipo de Trump en Estados Unidos
El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, se reúne este lunes con miembros del equipo del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para preparar la futura visita de la primera ministra, Theresa May, ha confirmado un portavoz de su ministerio. Johnson, que asumió el cargo en julio, tras el referéndum del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea), voló anoche a Nueva York, donde se vio con el yerno del magnate, Jared Kushner, y con el jefe de estrategia, Steve Bannon, de acuerdo con la fuente británica. Se espera que el titular del Foreign Office se entreviste también con varios congresistas republicanos en Washington, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y los senadores Bob Corker y Mitch McConnell. La visita de Johnson sucede a otra realizada en diciembre por representantes de May, también con el objetivo de preparar el viaje que la jefa del Gobierno británica planea hacer a Estados Unidos la próxima primavera para reunirse con Trump. Trump afirmó el domingo en Twitter que espera «con ganas» recibir a la líder conservadora, en una fecha aún no especificada. «Tengo muchas ganas de encontrarme con la primera ministra Theresa May en Washington esta primavera. ¡El Reino Unido, un aliado de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, es muy especial!», tuiteó el presidente electo. Por su parte, May declaró el domingo que desea «profundizar en esa relación para beneficio del Reino Unido y de los Estados Unidos».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Fado popular por Mario Soares
"El legado de Mário Soares se extiende más allá de Portugal?, acaba de manifestar el flamante secretario de la ONU, António Guterres. Y, consciente de que el mito ya ha nacido, el pueblo del país vecino se ha echado a la calle para dar su último adiós al exprimer ministro y expresidente que más cariño se lleva de los ciudadanos de a pie. Un simple paseo por Lisboa sirve para darse cuenta de que la gente experimenta la idiosincrásica ?saudade? por quien fue el gran constructor del Portugal contemporáneo y artífice de la confluencia con la Unión Europea. Jóvenes y mayores llorando mientras el cortejo fúnebre iba recorriendo algunas de las principales arterias de la capital. La comitiva salió de Campo Grande, la zona donde residía Soares, para descender por las llamadas ?avenidas nuevas? hasta la Plaza del Ayuntamiento, desde donde partió hacia el Monasterio de los Jerónimos, en el barrio de Belém. Se trata de la primera vez, desde el histórico 25 de abril de 1974, que se celebra en Portugal un funeral de Estado. Una circunstancia que refleja el emblemático significado que tiene la figura de Don Mário para los habitantes lusos. Planeaban los recuerdos de la Revolución de los Claveles, escenificada en esas mismas calles para enterrar la dictadura de Salazar, ocho años más larga que la de Franco. Unos tiempos convulsos que el propio Soares, encarcelado y deportado, vivió desde el exilio en Francia. Sólo pudo regresar a su país unos días después, el 1 de mayo, fecha en que las calles se abarrotaron de nuevo, ahora para recibirle como se merecía y reconocer su larga trayectoria para combatir el férreo régimen que aisló a Portugal. Con la polémica ausencia del actual primer ministro, el socialista António Costa (de viaje oficial en la India), el funeral se celebra este martes 10 de enero en el cementerio de Prazeres. Las nutridas colas de personas pudieron verse a lo largo de toda la mañana en Lisboa para despedirse de quien fue su ?patrón?, añorado en esta época de zozobra. Así pudo comprobarse en las inmediaciones de la sede central del Partido Socialista portugués, en el Largo do Rato, y especialmente en el Monasterio de los Jerónimos, cargado de solemnidad y simbolismo para los portugueses.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Administración Rodrigo Duterte continúa con su enroque político. Filipinas ha anunciado la intención de rubricar un memorando de entendimiento con Rusia para permitir la observación de sus ejercicios militares. El reclamo se produce apenas meses después de que Duterte amenazara con suspender las maniobras conjuntas entre Filipinas y Estados Unidos, realizadas anualmente y que tienen su origen en el Tratado de Defensa Mutua de 1951. «Si necesitamos su experiencia, entonces nos uniremos a los ejercicios, ese es el marco del memorando de entendimiento que va a ser firmado. Podría ser un ejercicio conjunto, pero inicialmente va a ser un intercambio de visitas», destacó el secretario de Defensa de Filipinas, Delfín Lorenzana, sobre el futuro acuerdo con Rusia. El presidente Duterte ya ha anunciado su intención de visitar tanto este país (en abril está previsto un viaje de Estado) como China, con el objetivo de abrir nuevas alianzas comerciales. De forma paralela, el mandatario ha asegurado que su relación con Estados Unidos se encuentra cercana a un punto «de no retorno». «Retirad vuestras inversiones, adelante», aseveró Duterte en septiembre, quien destacó entonces estar al límite de «cruzar el Rubicon» en sus relaciones con Estados Unidos. «Voy a abrirme al otro lado de la barrera ideológica: China, Rusia -venid», añadió. Precisamente, en mayo pasado, para conmemorar el cuarto de siglo de la ASEAN, una asociación de diez de las principales potencias del Sudeste Asiático (entre ellas, Filipinas), Rusia anunciaba una hoja de ruta con 57 proyectos tecnológicos con los países de esta organización. De momento, el nivel de trabajo entre ambos no es demasiado destacado (21.400 millones de dólares en 2015, menos del 1 por ciento del volumen de negocios total de la Asean). Sobre todo, cuando los principales socios económicos de la región, según datos del propio organismo, son China (comercio total en 2014 de 350.000 millones de dólares), Japón (246.000 millones), Estados Unidos (240.000 millones) y la Unión Europea (206.000 millones). Continúan los desencuentros con EE.UU. El pasado octubre, Duterte volvía a tensar la cuerda de las relaciones durante las maniobras militares conjuntas entre Filipinas y Estados Unidos. «El primero en golpear ha sido el Departamento de Estado, así que puedes irte al infierno, (Barack) Obama», aseguró Duterte en referencia a las críticas recibidas por su polémica guerra contra el narcotráfico. Entonces, el mandatario anunciaba que estos ejercicios, llevados a cabo en la isla norteña de Luzón y donde toman parte hasta dos millares de efectivos militares, pueden ser los últimos. La realización de las maniobras militares conjuntas (denominadas Balikatan, «hombro con hombro» en lengua tagalo) se fundamenta en el Tratado de Defensa Mutua de 1951, que invoca un apoyo común en caso de ataque por parte de un tercer Estado. «Esta es una alianza robusta y que beneficia a nuestros países», destacaba, ente sentido, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. Poco después, Duterte descargaría sus iras contra Washington tras anunciar la suspensión de la venta prevista de 26.000 fusiles de asalto para su país. Entonces, el Departamento de Estado norteamericano confirmaba la marcha atrás en la operación, tras el rechazo público del senador Ben Cardin a la misma. Cardin es el principal miembro del partido demócrata en la comisión de relaciones exteriores del Senado. «Fíjense en estos monos, las 26.000 armas que queremos comprar no nos las quieren vender», aseguró Duterte, quien sugirió su disposición a adquirir los fusiles de China o Rusia.