Infortelecom

Noticias de union europea

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Gobierno italiano culpa de la tragedia a la UE y a la concesionaria
Al día siguiente de la tragedia del puente Morandi, cuyo desplome ha causado al menos 40 muertos, entre ellos tres niños de 8, 12 y 13 años, Génova sigue bajo la conmoción y la angustia por el temor de que se derrumbe el resto del viaducto. Los técnicos consideran que un pilar está cediendo y puede ocasionar el hundimiento de la estructura. Están en peligro varios bloques de viviendas que se encuentran bajo el puente. En total han tenido que ser desalojadas con urgencia 632 personas. Muchas de ellas han escapado con lo puesto. El impacto de la catástrofe en el país está siendo enorme, porque nadie se explica, y así lo ha reconocido el propio jefe de Gobierno, Giuseppe Conte, que una tragedia de estas dimensiones pueda ocurrir en un país desarrollado como Italia. La gente pide una explicación y soluciones al gobierno, que se reunió ayer en sesión extraordinaria en Génova tras la que decidió adoptar una serie de medidas entre las que destaca dar paso al procedimiento de quitar la concesión de la autopista a la sociedad Autostrade. Esta empresa es una filial de Atlantia, de actualidad en España por asociarse con la constructora ACS para comprar Abertis. Balones fuera «No podemos esperar los tiempos de la justicia», ha dicho el primer ministro Conte. Se sabe que los tiempos de la justicia italiana son muy largos, a veces casi eternos, con una media en los procesos de 7-8 años, pero ha sido llamativa la urgencia del gobierno en señalar culpables. Además, el vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, líder de la Liga, ha atacado a la Unión Europea por considerar que Bruselas exige tanta austeridad en el presupuesto que les obliga a recortar recursos económicos para las ciudades. No se ha hecho esperar la respuesta de la Unión Europea subrayando que «Italia ha tenido mucha flexibilidad», dando a entender que el Gobierno italiano pudo dedicar más inversiones en infraestructuras y manutención. El otro vicepresidente, Luigi Di Maio, líder político del Movimiento 5 Estrellas, ha atacado muy duramente a la sociedad concesionaria de la autopista. «La compañía Autostrade se vio favorecida por gobiernos complacientes; tuvieron rentabilidad, pero el dinero del peaje no lo invirtieron y así los puentes se desploman», ha dicho Di Maio. El Gobierno populista da así de inmediato una respuesta política a la catástrofe, una solución que parece lejana del llamamiento que hizo el martes el presidente de la República, Sergio Mattarella, que pidió «un examen serio y severo sobre las causas de la tragedia» que el jefe del Estado calificó de «absurda». En las redes sociales se ha desatado ya un linchamiento social contra la familia Benetton que controla la sociedad Autostrada. El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, ha pedido la dimisión de los principales directivos de la sociedad. Mientras tanto, van apareciendo los nombres, las caras y las historias conmovedoras de las víctimas. Es el caso de cuatro jóvenes napolitanos: Matteo, Gerardo, Giovanni y Antonio. Primero decidieron ir de vacaciones a Calabria para al final cambiar de idea y, atraídos por España, dirigirse hacia nuestro país, pensando en Cataluña como primera etapa. Varias de las víctimas se encontraban de vacaciones, como el joven Samuel, de ocho años, que ha muerto junto a sus padres. En pocos segundos, sus sueños de futuro acabaron entre hormigones de cemento, desplomándose a casi 200 metros del centro del viaducto. Ahora quedan dos partes del puente frente a frente y en medio el vacío. En la izquierda permanece el camión de una cadena de supermercados, Basko, que se paró justo a cinco metros del precipicio, convirtiéndose en el símbolo de la tragedia. El Gobierno ha decidido que habrá una jornada de luto nacional, que la hará coincidir con el día del funeral por las víctimas. En el puente Cornigliano de Genova, frente al Morandi, muchos automovilistas se paran y durante unos minutos contemplan en silencio la destrucción del que era el símbolo de la ciudad. Francesco lleva varios minutos frente al puente: «Pero sin hacerme todavía a la idea de que haya podido ocurrir esta tragedia», dice a ABC. Para su esposa, «hoy no es un día de fiesta, sino de luto». Hay dolor y se guarda luto y silencio en Génova
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La UE responde a Salvini que Italia tenía fondos europeos para mantener el puente
La Comisión Europea (CE) ha recordado este jueves que Italia es responsable del mantenimiento del puente derrumbado en Génova y que disponía de fondos y recomendaciones para ello, después de que el viceprimer ministro italiano Matteo Salvini atribuyera la tragedia a las restricciones presupuestarias de la Unión Europea. «Creemos que ha llegado el momento de dejar algunas cosas claras», señaló el portavoz comunitario Christian Spahr en la rueda de prensa diaria de la CE tras las declaraciones en las que Salvini señaló que «las limitaciones externas» impuestas por Bruselas impiden a Italia «gastar para tener carreteras seguras y escuelas». El Ejecutivo comunitario recordó que para el actual período 2014-2020 Italia tiene atribuidos «unos 2.500 millones de euros como fondos europeos Estructurales y de Cohesión para inversiones para la red de infraestructuras como carreteras o ferroviarias». Señaló, además, que Bruselas aprobó el pasado abril un plan de inversiones italianas de 8.500 millones de euros destinadas a inversiones en infraestructuras, «incluyendo en la región de Génova». «Bajo las reglas presupuestarias acordadas, los países tienen libertad para fijar políticas prioritarias específicas. Por ejemplo, el desarrollo y el mantenimiento de infraestructuras. De hecho, la UE ha animado a Italia a invertir en infraestructuras», añadió el portavoz comunitario. En concreto, recordó que en las recomendaciones específicas por país para 2018, adoptadas por el Consejo de la UE, se llamaba «a las autoridades italianas a enfocar mejor inversiones para impulsar el desarrollo de infraestructuras». «La Directiva europea de seguridad vial fue adoptada en 2008 para garantizar que las consideraciones sobre seguridad vial están al frente de todas las fases de la planificación, diseño y mantenimiento de las infraestructuras», agregó el portavoz de la CE. El Ejecutivo comunitario recordó que esa orientación política se aplica a la Red de Transporte Traseuropea (TEN-T), de la que forma parte el tramo que se derrumbó el pasado lunes y que ha causado 40 muertos. «Cuando se refiere a la responsabilidad sobre la seguridad de la infraestructura en esta red, en caso de que esté gestionada por un operador privado, el concesionario es responsable de la seguridad de la carretera», concluyó el portavoz de la Comisión Europea.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Salvini pide la intervención de la UE o Italia llevará a un barco con 177 inmigrantes a Libia
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, instó a la Unión Europea (UE) a intervenir en los casos de inmigración o advirtió que Italia conducirá a los inmigrantes interceptados directamente a Libia. Salvini envió a los medios estas declaraciones en relación con el caso del barco de la Guardia Costera italiana con 177 inmigrantes que espera un puerto desde el jueves tras el rechazo de Malta y de Italia de hacerse cargo. «O Europa decide seriamente que tiene que ayudar a Italia, comenzando por los inmigrantes en la (patrullera) Diciotti o nos veremos obligados a hacer algo que acabará definitivamente con el negocio de los traficantes. Es decir, acompañar a un puerto libio a las personas recuperadas en el mar», anunció. Por su parte, el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, afirmó que «la Unión Europea debe dar un paso adelante y abrir sus propios puertos a la solidaridad sino no tiene motivos para existir», en un mensaje en su cuenta en Twitter. El caso del barco de la Guardia Costera Diciotti se hizo cargo el pasado jueves de los inmigrantes que habían sido rescatados por otros dos barcos de la Capitanía de Puerto cuando se encontraban en dificultad en aguas de Malta, según explicó el ministerio del Interior. Salvini afirmó que tendría que ser Malta quien se ocupase de estos inmigrantes. El ministro del Interior maltés, Michael Farrugia, reiteró hoy en Twitter la negativa de su país de hacerse cargo del barco. Farrugia acusó a Italia de haber interceptado a los inmigrantes en aguas maltesas «pero solo para impedirles entrar en aguas italianas» ya que el barco no pidió auxilio. Ante este nuevo pulso entre Malta e Italia, se espera que se pueda volver a adoptar la solución de una reubicación de los inmigrantes en varios países europeos como ya ocurrió con el barco «Aquarius» de las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras con 141 inmigrantes atracó en Malta tras esperar cinco días. La novedad en este caso es que Italia niega el atraque en sus puertos a un barco de la Guardia Costera de su país que actualmente se encuentra a pocas millas de la isla de Lampedusa. En esta patrullera de la Guardia Costera se encuentran 6 mujeres y 34 menores, mientras que 13 personas tuvieron que ser evacuadas a Lampedusa debido a problemas de salud
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Dexit y Swexit: la ultraderecha escandinava insiste en la desconexión
«Nuestra línea sobre la Unión Europea (UE) es clara. Demócratas de Suecia (SD) quiere abandonarla tras un referendo en que los suecos puedan pronunciarse sobre la unión supraestatal en que se ha convertido y no lo que nos vendieron en 1994», así de contundente se mostraron hace unos días en un artículo los dos eurodiputados del SD, Kristina Winberg y Peter Lundgren. Ad portas de un brexit duro, también el Partido Popular Danés (DF) ha reiterado su apuesta por un referendo para abandonar la UE: la extrema derecha escandinava ?xenófoba y euroescéptica (a diferencia de sus pares austriacos); segunda fuerza en Dinamarca y tercera en Suecia? insiste en la desconexión a un año de los comicios europeos y a tres semanas de las legislativas suecas. La propuesta de un Swexit y un Dexit por parte del SD y DF ?ambos en el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos con los tories británicos y el polaco Ley y Justicia? no tiene sin embargo apoyo de otras fuerzas parlamentarias ni de la población. «La UE no es el camino para una mayor cooperación en Europa. Es una unión política supraestatal donde los políticos de países a los que no podemos ni votar ni revocar tienen mayor influencia sobre la legislación sueca de la que yo, diputado en el Parlamento sueco, tengo», lamentaba hace dos días el líder del SD, Jimmie Åkesson, en una entrevista a la emisora pública Radio de Suecia. Todos los sondeos de las últimas semanas apuntan a una subida notable del SD, que amenaza con convertirse en segunda fuerza y acabar con el bloqueo al que lo han sometido el resto de fuerzas políticas en las dos últimas legislaturas por su vinculación con grupos neonazis en sus orígenes. Una encuesta de mayo indica, sin embargo, que el 52,4% de los suecos es partidario de continuar en la UE contra un 18,8 % que quiere dejarla. No muy diferentes números ofrece una encuesta encargada en primavera por la televisión pública danesa: 55% a favor, 28% en contra.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El barco militar italiano con 177 inmigrantes a bordo atracará en Catania
El barco de la Guardia Costera italiana que lleva a bordo 177 migrantes irregulares, y que espera desde hace cinco días en el mar frente a la isla italiana de Lampedusa (sur), atracará en la ciudad siciliana de Catania (sur), confirmó este lunes el Gobierno de Italia. «El barco Diciotti atracará en Catania. Los valientes hombres de la Guardia Costera han cumplido su deber, salvando vidas humanas a solo 17 millas de Lampedusa», dijo el ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, en un mensaje en Twitter. Toninelli pidió a la Unión Europea (UE) que «se dé prisa en hacer su parte», en referencia a la necesidad de que otros países europeos acojan a estas personas, igual que se hizo la semana pasada con el barco Aquarius y los 141 rescatados, que desembarcaron en Malta y serán repartidos entre seis países europeos, incluido Italia. La nave #Diciotti attraccherà a Catania. I valorosi uomini della @guardiacostiera hanno compiuto il proprio dovere salvando vite umane ad appena 17 miglia da Lampedusa. Ora l'Europa faccia in fretta la propria parte.? Danilo Toninelli (@DaniloToninelli) August 20, 2018Esa embarcación se hizo cargo el pasado jueves de los migrantes socorridos por otros dos barcos de la Capitanía de Puerto cuando se encontraban en dificultades en aguas de Malta, según explicó el Ministerio del Interior italiano. Desde entonces, estaba esperando en el mar a que el Gobierno italiano, integrado por los anticapitalistas del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, le consintiera acceder a uno de sus puertos. El ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, afirmó que debía ser Malta quien se ocupara de estas personas, pero su homólogo maltés, Michael Farrugia, le trasladó la negativa del país a hacerse cargo del barco. Además, acusó a Italia de haber interceptado a los migrantes irregulares en aguas maltesas, «pero solo para impedirles entrar en aguas italianas», ya que la embarcación no estaba pidiendo ser rescatada. Salvini apela a la «solidaridad de la UE» Salvini afirmó este lunes en una entrevista por televisión que estas personas podrían desembarcar en Italia siempre y cuando fueran después «divididos bajo el espíritu de la solidaridad de la Unión Europea», formada por otros Veintisiete países además de Italia. El líder de la Liga y vicepresidente del Gobierno de coalición mantiene su estrategia para frenar la inmigración procedente de África hacia Italia y tiene cerrados los puertos a las ONG con migrantes rescatados del mar y que están a bordo. Sin embargo, esta era la primera vez que el Gobierno italiano impedía llegar a un puerto a un barco de su propia Armada. Salvini ha reiterado en los últimos días que el país ya ha hecho su parte acogiendo a más de 700.000 personas llegadas a través del Mediterráneo en los últimos años.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Londres y Bruselas pasan a la negociación permanente para tratar de evitar la ruptura
La Unión Europea y el Reino Unido han decidido que a partir de ahora las negociaciones sobre su divorcio se llevarán a cabo de forma continuada, es decir, sin esperar los periodos de cuatro semanas que se habían establecido al inicio del proceso, como un último intento para evitar una ruptura desordenada. Ayer concluyó el último de estos periodos regulares, de modo que los dos jefes negociadores, el europeo Michel Barnier y, el ministro británico para el Brexit Dominic Raab, se volverán a reunir la semana que viene en Bruselas, bajo esta nueva fórmula de trabajo. A consecuencia de ello, la libra esterlina alcanzó ayer su nivel más alto en dos semanas gracias en parte al optimismo cauteloso sobre el resultado de las negociaciones. No hay datos concretos sobre el desarrollo de las negocaiciones y de hecho no se ha informado de los eventuales resultados de la ronda de esta semana, pero esta actitud de los negociadores ha suscitado un cierto aroma de optimismo en ciertos medios. Este optimismo no contradice los análisis que siguen insistiendo en el hecho de que las empresas han reducido sustancialmente su nivel de inversiones, ante la incertidumbre que sigue afectando al resultado de las negociaciones. La libra ha perdido el 20% de su valor respecto al euro y al dolar en los últimos tres años. El verdadero punto clave está ahora en octubre, cuando se calcula que tiene que haberse llegado a un acuerdo para tener tiempo de traducirlo y ratificarlo en todos los parlamentos de los países miembros. Los 18 y 19 de octubre se celebrará un Consejo Europeo que debería bendecir el acuerdo. Desde fuentes comunitarias se señala también que si no fuera así y en octubre no se hubiera alcanzado un resultado satisfactorio, probablemente sería necesario celebrar una cumbre extraordinaria en noviembre para hacer frente a la situación. Barnier y Raab han decidido que la negociación entre las dos partes se va a llevar a cabo de forma «continuada» de aquí a octubre y que ellos mismos se reunirán regularmente para impulsar políticamente el proceso. Los equipos de negociadores se han reunidos hasta ahora dejando tiempos para preparar primero y analizar después las rondas de discusiones directas. Sin embargo, los británicos han consumido gran parte de estas reuniones dando vueltas a la situación, sin entrar en el grueso de los grandes asuntos, ante las tremendas divisiones internas en el seno del Gobierno británico. Tres aspectos claves Los medios de prensa de Londres le siguen reprochando a Barnier lo que consideran como una evidente falta de flexibilidad, lo que a su juicio está haciendo imposible el acuerdo. El propio Barnier rechazó tajantemente estas insinuaciones diciendo que «la UE no se va a dejar impresionar por el juego de echarle las culpas». Algunos diarios británicos han empezado a decir también que el político francés no puede permitirse fracasar en las negociaciones del Brexit, porque ello cegaría todas sus ambiciones de convertirse en el nuevo presidente de la Comisión y suceder a Jean-Claude Juncker el año que viene. Es cierto que la de Barnier es una de las candidaturas más importantes, al menos para ser el candidato del Partido Popular Europeo, al que pertenece. Pero esa interpretación del «Telegraph» es cuando menos ilusoria. En su última comparecencia Barnier dijo que la posibilidad de que el Reino Unido salga de la UE de modo «caótico» porque no se ha llegado a un acuerdo, sería «la forma más costosa del Brexit» y que por ello, la parte europea no está trabajando con este objetivo. Su colega británico Raab dijo, sin embargo, que prepararse para esa eventualidad sería «una forma de actuar con responsabilidad». Por ahora, las negociaciones siguen centradas en los tres aspectos esenciales. El más superficial de todos es el de las indicaciones geográficas que es donde los británicos están siendo inflexibles a pesar de que conocen el peso de este concepto en el mercado europeo. Los otros dos, la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte y la definición política de la futura relación que tendrá el Reino Unido con la UE están claramente vinculados, porque solo pueden encontrar un acomodo sencillo si Londres aceptase mantenerse al menos en el mercado único o en una unión aduanera. La única parte en la que las cosas van como la seda, al menos desde el punto de vista político, es en la cooperación en materia de seguridad y defensa. En caso de que se llegase al día fatídico del 29 de marzo de 2019 sin un acuerdo, el reino Unido se encontraría fuera de la UE sin ningún paraguas legal para mantener actividades tan vitales como la navegación aérea. La idea de un segundo referéndum no ha sido descartada del todo, pero parece altamente improbable en estos momentos. Y por si acaso, el principal impulsor del Brexit, el eurodiputado nacional populista Nigel Farage se ha propuesto iniciar una nueva campaña de propaganda para recabar apoyos a sus tesis rupturistas, a base de seguir engañando a los electores diciéndoles que la ruptura que predica no tendría consecuencias.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Más burocracia para las empresas, planes para evitar la escasez de medicinas e incremento de costes en las tarjetas de crédito al viajar a otros países europeos. Estos son algunos de los efectos que podrían darse en caso de falta de acuerdo entre Reino Unido y Bruselas sobre el Brexit, según una serie de documentos que ha dado a conocer este jueves el Gobierno británico. Aunque los ministros responsables de la negociación sostienen que la prioridad es llegar a un pacto, alertan de que si no se alcanza podrían darse alteraciones de corta duración. Se trata de las primeras recomendaciones «prácticas y proporcionadas» para empresas y ciudadanos en caso de que no haya un acuerdo del Brexit, si bien el objetivo es alcanzar un pacto, afirmó el ministro para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Dominic Raab. El Gobierno de Theresa May ha divulgado 25 documentos técnicos con instrucciones para empresarios y ciudadanos, entre ellos en materia bancaria, farmacéutica, investigación nuclear, derechos laborales y los pagos para el sector agrícola británico. El objetivo de la Administración conservadora es mitigar las consecuencias de una ausencia de acuerdo ante la incertidumbre sobre el progreso de las actuales negociaciones entre Londres y Bruselas sobre los términos de la retirada británica -en marzo de 2019-. En un discurso en Londres, Raab dejó claro, no obstante, que «la prioridad» del Gobierno es alcanzar un acuerdo con la UE, pero «debemos estar preparados para considerar una alternativa». En los documentos se incluyen instrucciones para las empresas sobre la documentación adicional que tendrán que afrontar así como planes de contingencia en caso de una escasez de medicinas. En ese sentido, Raab informó de que los suministradores farmacéuticos disponen reservas para tres meses correspondientes a 200 fármacos y recalcó que hay acuerdos con esas compañías para evitar problemas que puedan surgir en la entrada de medicinas, como por ejemplo eventuales huelgas de camioneros en Francia. «No hay planes para desplegar al Ejército» El ministro restó importancia al temor planteado hace unos meses de que el Ejército sería desplegado para mantener el suministro de alimentos en caso de una falta de acuerdo. «No hay planes para desplegar al Ejército para mantener el suministro de comida», recalcó. «Nuestro objetivo general es facilitar un funcionamiento suave, continuado de los negocios, el transporte, la infraestructura, la investigación, los programas de ayuda y flujos de financiación», agregó el titular británico del Brexit, según recoge Efe. «En algunos casos, eso significa tomar acciones unilaterales para mantener tanta continuidad como sea posible en el corto plazo, en caso de que no haya acuerdo, independientemente de si la UE decide hacer lo mismo», agregó. Londres y Bruselas continúan las negociaciones pero siguen sin ponerse de acuerdo sobre la futura relación comercial y la frontera entre las dos Irlandas, pues el objetivo es que siga siendo invisible para no perjudicar el proceso de paz norirlandés.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La UE e Italia no llegan a un acuerdo sobre el barco Diciotti pese a las amenazas de Di Maio
El Gobierno populista italiano está cada vez más aislado de Europa. Sus presiones y desafíos a Bruselas por el caso del barco Diciotti de la Guardia Costera italiana, atracado en el puerto de Catania, han obtenido un resultado muy contrario al esperado. El vicepresidente del Gobierno y líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, amenazó el jueves a Bruselas dando un ultimátum: la Comisión -exigió Di Maio- debía encontrar una solución urgente este viernes para que los 150 inmigrantes a bordo en la nave Diciotti desde hace 10 días fueran repartidos en diversos países europeos. En caso contrario ?amenazó Di Maio- Italia, contribuyente neto de la UE, dejaría de pagar a las arcas comunitarias 20.000 millones de euros. Desde la Comisión se ha respondido al Gobierno italiano con irritación: «Las amenazas no funcionan». Incluso el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Enzo Moavero, se ha enfrentado a Di Maio: «Pagar nuestra contribución a la UE es una obligación, por ley». El resultado es que este viernes, en la reunión informal sobre inmigración que mantuvieron representantes de Asuntos europeos de 12 países miembros, «no se llegó a ningún resultado concreto». Con gran decepción, el primer ministro italiano Giuseppe Conte, ha manifestado: «Unión Europea es hipócrita; sacaremos las oportunas consecuencias». Mientras el ministro del Interior, Matteo Salvini ha sido contundente: «Esta es la enésima prueba de que Europa no existe. De la nave no desembarca ninguno». Parte de los 150 inmigrantes, que llegaron el lunes al puerto de Catania a bordo de la Diciotti, han iniciado una huelga de hambre. Han rechazado alguna comida. Salvini les ha respondido: «Muchos italianos pobres lo hacen cada día».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Solo mujeres y enfermos del barco Diciotti, autorizados a desembarcar en Italia
Parece estar tocando a su fin la increíble odisea de los 150 inmigrantes, en su mayoría eritreos, que fueron salvados el pasado día 15 en aguas maltesas por la nave Diciotti de la Guardia Costera italiana, atracada desde el lunes en el puerto de Catania (Sicilia). A los 27 menores no acompañados desembarcados el miércoles, se unieron ayer todas las mujeres que estaban a bordo, 11 en total, más cinco hombres, dos de los cuales podrían tener tuberculosis. Este desembarco se hizo después de la inspección a bordo realizada por orden del departamento de Sanidad marítima de Catania. Con anterioridad, la Guardia Costera había reiterado la petición de «autorizar el desembarco de los náufragos salvados, dada la extrema situación crítica a bordo». Las presiones contra el ministro del Interior, Matteo Salvini, para que autorizase el desembarco de todos los inmigrantes, se han hecho cada vez más insistentes. En el puerto de Catania diversas organizaciones humanitarias convocaron ayer una manifestación antirracista bajo el lema: «Vamos a desembarcarlos». Precisamente por «incitar al odio racial» Salvini ha sido denunciado por cinco ciudadanos de Treviso, norte de Italia. En el dosier de la denuncia contra el ministro del Interior se cita esta frase de Salvini: «Para los inmigrantes clandestinos se acabó la buena vida. Deben prepararse a hacer las maletas, de forma educada y tranquila, pero se deben marchar». Presiones y enfrentamiento La presión contra Salvini ha procedido también de la magistratura, en particular del fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, que ayer interrogó en Roma a dos altos funcionarios del ministerio del Interior por «retención ilegal y secuestro de personas». Especialmente duro está siendo el enfrentamiento de Italia con la Unión Europea, por no haber encontrado una solución urgente con el reparto de los inmigrantes en varios países de la UE. En represalia, el vicepresidente del Gobierno, Luigi Di Maio, manifestó que Italia no pagaría «los 20.000 millones de euros de su contribución anual», cosa que Roma no podría hacer porque es ilegal, como ha recordado el propio ministro italiano de Asuntos Exteriores, Enzo Moavero. En realidad, Italia solo paga 12.000 millones de euros y recibe en fondos 10.000 millones, con lo cual es contribuyente neto por 2.000 millones de euros. Por su parte, el primer ministro, Giusepe Conte, ha amenazado con vetar la aprobación del próximo presupuesto de la Unión Europea. La solución de Salvini para el caso Diciotti sería hacer desembarcar a todos los tripulantes del barco «después de identificarlos -ha precisado el líder de la Liga- para separar a los inmigrantes auténticos, que son minoría, y saber cuáles son los falsos inmigrantes».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Rusia recupera con dificultad su antigua influencia en la Europa del Este
Muchos analistas rusos admiten la existencia de un paralelismo directo entre el aplastamiento de la Primavera de Praga por fuerzas del Pacto de Varsovia, que se recuerda ahora en su 50 aniversario, y lo sucedido en Ucrania en 2014. Tras la Revolución del Maidán, Kiev vio cómo Rusia le arrebataba Crimea e incitaba una guerra en dos de sus provincias orientales. Moscú empleó en Checoslovaquia y en Ucrania sus tropas para impedir intentos democratizadores, frenar alineamientos con bloques que el Kremlin percibe como hostiles y frustrar el deseo de zafarse del dictado del Imperio Rojo, ya desaparecido pero que con tanto empeño trata de restablecer Vladímir Putin. Hace solo cincuenta años La memoria de la invasión soviética de Checoslovaquia sigue lastrando los esfuerzos de la diplomacia rusa para volver al Este. - ABC Alexander Dubcek propició en su país, en 1968, libertades inaceptables para la cúpula soviética. Quienes salieron a las calles en Kiev entre finales de noviembre de 2013 y febrero de 2014 también anhelaban un país más democrático, abierto, sin corrupción y desarrollado económicamente. En ambos casos el Kremlin actuó sin contemplaciones. Refiriéndose a la invasión de Praga por fuerzas del Pacto de Varsovia, en la noche del 20 al 21 de agosto de 1968, el escritor ruso, Víctor Shenderóvich, asegura en su blog que «actuamos entonces como simples ocupantes». «La historia nos dio después una segunda oportunidad de cambiar de rumbo, pero la desperdiciamos. Medio siglo después seguimos con lo mismo», asegura. No obstante, los que hoy día en Rusia piensan que la actuación del Pacto de Varsovia en Praga hace 50 años fue correcta superan a los que opinan lo contrario. Según un reciente sondeo del instituto sociológico ruso Levada-Tsentr, el 36% respaldaron la reacción de Moscú a la Primavera de Praga, el 19% se mostraron desfavorables y el 45% no supo qué contestar. Aumento de la disidencia Pero la represión del intento de construir en Checoslovaquia un «socialismo con rostro humano» creó un estado de ánimo entre la población de la Unión Soviética y de sus países satélites en la Europa del Este de recelo hacia el régimen comunista. La disidencia empezó a tomar alas y se fue extendiendo paulatinamente. Dos décadas después, el comunismo se desmoronaba. Primero fue en Polonia, después en Hungría, a continuación en la República Democrática Alemana (RDA), con la caída del muro, luego le llegó el turno a la propia Checoslovaquia, a Bulgaria y Rumanía. La URSS se desintegró en 1991. Shenderóvich y el concejal de San Petersburgo del partido liberal Yábloko, Borís Vishnevski, coinciden en señalar que la «agresión» de Rusia a Ucrania (la anexión de Crimea y la ayuda armada a los separatistas de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk) han provocado un movimiento de solidaridad con Kiev y de repulsa hacia Moscú por parte de las poblaciones de muchos de los países que formaron parte del Pacto de Varsovia, similar al que generó la visión de los tanques soviéticos enfrentándose a los habitantes de Praga. Es verdad, sin embargo, que Moscú ha logrado restablecer parte de su influencia en la República Checa, uno de los dos fragmentos surgidos de la desaparecida Checoslovaquia, y en Hungría. Sus dos actuales líderes, el presidente checo, Milos Zeman, y el primer ministro húngaro, Viktor Orban, admiran sinceramente a Putin y le dan la razón. Pero entre los países del antiguo «telón de acero» predominan los que, a causa de lo sucedido en Ucrania, mantienen muy tensas relaciones con Moscú (Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Bulgaria y Rumanía). La causa principal del enfrentamiento y los reproches se debe al despliegue de fuerzas de la OTAN en sus territorios, solicitado por sus propios gobiernos para hacer frente a la «amenaza rusa». Esos mismos estados, especialmente Polonia, mantienen dentro de la Unión Europea posiciones muy beligerantes hacia Moscú. Pero Putin no se rinde. Le acusan de comprar voluntades, financiar partidos populistas y tratar de interferir en los procesos electorales, no sólo de sus antiguos aliados, sino del resto de Europa y también de Estados Unidos. De momento, el duelo no está siendo muy favorable para Rusia, a juzgar por el daño que las sanciones están haciendo a su economía. El rublo, la moneda nacional, se sigue debilitando mientras los inversores continúan buscando lugares más seguros para hacer negocios.