Infortelecom

Noticias de union europea

13-05-2022 | Fuente: abc.es
Europa destina otros 500 millones de euros para la compra de armas para Ucrania
El alto representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, ha anunciado a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores del G7 en Alemania una nueva partida de 500 millones de euros para comprar armamento a Ucrania. Con esta nueva partida, el gasto total de la UE en armamento a través del Instrumento para la Paz ascenderá a 2.000 millones de euros. A esta cantidad se suma lo que cada país entrega a Kiev en formato bilateral. «La receta es clara», ha dicho Borrell. «Más apoyo a Ucrania, incluido el apoyo militar. Nosotros, la Unión Europea, proporcionaremos un nuevo tramo de 500 millones más para apoyar militarmente a Ucrania. Serán 2.000 millones de euros en total. Más presión sobre Rusia con sanciones económicas, y seguir trabajando en el aislamiento internacional de Rusia. Además de contrarrestar la información errónea sobre las consecuencias de la guerra en los precios de la energía y los alimentos en todo el mundo y presentar un frente unido para seguir apoyando a Ucrania». En relación al bloqueo de las sanciones al petróleo ruso por parte de la oposición húngara, fundamentalmente, Borrell se ha limitado a declarar que «el lunes lo tratarán los ministros de Exteriores y yo daré un nuevo impulso político a un acuerdo». «Estoy seguro de que tendremos un acuerdo. Necesitamos este acuerdo y lo tendremos, porque tenemos que deshacernos de la dependencia del petróleo ruso . Tenemos que entender las circunstancias específicas de cada uno de los 27 estados miembros. Pero si no hay acuerdo a nivel de embajadores el lunes, los ministros, cuando se reúnan en el Consejo de Asuntos Exteriores, tienen que dar el impulso político». Al encuentro, que tiene lugar en el Weißenhäuser Strand, en la costa del Mar Báltico, asisten como invitados los ministros de Exteriores de Moldavia y de Ucrania. Este último, Dmytro Kuleba, ha expresado su agradecimiento por el apoyo europeo, al tiempo que la anfitriona del encuentro, la ministra alemana Annalena Baerbock, ha asegurado tanto a Moldavia como a Ucrania el pleno apoyo en la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania. El ministro de Exteriores de la República de Moldavia, Nicu Popescu, también se ha reunido a primera hora con Kuleba para mantener conversaciones bilaterales al margen de las deliberaciones del G7. Como pequeño país vecino de Ucrania, Moldavia se considera un posible primer objetivo de otro ataque ruso. Kuleba está pidiendo a los países del G7 la entrega de aviones de combate occidentales y sistemas de defensa antimisiles. Baerbock es cautelosa sobre la demanda de aviones de combate de Kiev y se ha referido a una postura anterior sobre el establecimiento de zonas de exclusión aérea. También se están discutiendo en este foro las exportaciones de grano de Ucrania por el temor a una crisis alimentaria mundial debido a la guerra.
12-05-2022 | Fuente: abc.es
Rusia reacciona al acercamiento de Finlandia a la OTAN y cierra un gasoducto con Europa
El gigante ruso energético Gazprom ha anunciado este jueves la interrupción del suministro de gas a Europa a través de un importante gasoducto polaco, como respuesta a las sanciones occidentales por su ofensiva en Ucrania. Este gasoducto, el de Yamal, ha estado transportando hasta una cuarta parte del gas ruso que llegaba a Europa, pero había ido reduciendo su caudal y actualmente estaba en mínimos. La adopción de estas medidas «tiene como consecuencia la prohibición de utilizar un gasoducto perteneciente al Grupo Europol Gaz», dice el comunicado, en referencia al gasoducto a cargo de la parte polaca de la empresa Yamal-Europ. Rusia ha anunciado además sanciones contra más de 30 empresas de la Unión Europea, Estados Unidos y Singapur. Entre las afectadas hay varias filiales de Gazprom Germania. El ministro de Energía alemán, Robert Habeck, ha asegurado que el suministro de gas está garantizado, aunque ha acusado a Rusia de utilizar la energía como «un arma». «La situación se agrava porque la energía ahora se usa como arma, de varias maneras», dijo Habeck. El Gobierno alemán, sin embargo, ha asegurado que no hay necesidad de elevar el nivel de alerta nacional por escasez de suministro, que se encuentra ya en el primero de los tres posibles. De llegar al tercero, se activarían los protocolos de racionamiento a hogares y empresas. Habeck ha informado de que diariamente llegan diez millones de metros cúbicos de gas ruso menos a Alemania, el 3 por ciento del suministro, pero que son compensables y que las empresas afectadas están en vías de acuerdo para sustituir el suministro ruso por gas de otras fuentes. «La situación es manejable», ha dicho, aunque también ha reconocido que «puede empeorar». Infraestructura clave EuroPol GAZ S.A. es propietaria de la parte polaca del gasoducto Yamal-Europa, una infraestructura crucial para el transporte de gas ruso a Polonia, Rusia, Alemania. Gazprom añadió que «la parte polaca tuvo varias veces los derechos de Gazprom en su calidad de accionista de Europol Gaz y el 26 de abril de 2022 incluyó a Gazprom en la lista de sancionados», lo que impide a esta empresa «ejercer sus derechos y?recibir?dividendos». Por otro lado, Gazprom ya había anunciado en abril que suspendía sus envíos de gas a Bulgaria y Polonia, ambos miembros de la Unión Europea, porque estos países no querían pagar en rublos. Desde hace dos días, el envío de gas a Europa vía Ucrania se ha visto afectado también por el conflicto, mientras que el gasoducto Nord Stream 1, que une directamente Rusia con Alemania, no se ve afectado por ahora.
11-05-2022 | Fuente: elmundo.es
Felipe VI reclama la "mejor versión de Europa" frente a la guerra
El Rey ha realizado un firme alegato de defensa de la Unión Europea y sus valores durante la entrega del Premio Europeo Carlos V. "La democracia es el mejor argumento ante la sinrazón de la guerra", ha dicho 
11-05-2022 | Fuente: abc.es
Ucrania suspenderá a Europa el flujo de gas por «fuerza mayor» de uno de sus gaseoductos
El operador ucraniano GTS (OGTSU) ha anunciado mediante un comunicado que, a partir de hoy, no bombeará más gas ruso con destino a Europa en la ruta de Sojranovka por causas de «fuerza mayor», una de las líneas de tránsito más importantes, ya que suministra casi un tercio del combustible a la Unión Europea. La medida afecta a la estación medidora de Sojranovka y a la estación compresora fronteriza de Novopskov, ambas situadas en la región de Lugansk, se indica en la nota. En la información de GTS se subraya que la circunstancia de «fuerza mayor» se debe al hecho de que «como consecuencia de la agresión militar de Rusia, Ucrania no puede ejercer el control operativo y tecnológico sobre la estación de Novopskov y otras instalaciones que se encuentran en territorio no controlado por Kiev». «La interferencia de Rusia en los procesos tecnológicos y en la extracción de gas no autorizada han puesto en peligro la estabilidad y seguridad en las operaciones de todo el sistema de transmisión de gas de Ucrania», se recalca. OGTSU aclara también que a través de la estación compresora de Novopskov transita casi un tercio del gas (hasta 32,6 millones de metros cúbicos por día) desde Rusia hacia Europa. El operador ucraniano señala que para el tránsito de gas a Europa y «según los términos del acuerdo», es posible «transferir temporalmente las capacidades no accesibles a otro punto de entrada, el de Sudzha, que se encuentra en territorio controlado por Ucrania». Por su parte, el gigante energético ruso, Gazprom, ha comunicado que no existe «ningún obstáculo para continuar el trabajo en el modo anterior» y asegura no haber recibido «ninguna confirmación de circunstancias de fuerza mayor» por parte de Ucrania. «La transferencia de volúmenes de gas a la estación propuesta por Kiev es tecnológicamente», reza en la información difundida por Gazprom. El 24% del tránsito de gas ruso a través de Ucrania con destino a Europa pasa por Sojranovka mientras que el 76% del volumen restante se bombea a través de Sudzha La agencia rusa Interfax escribe que el 24% del tránsito de gas ruso a través de Ucrania con destino a Europa pasa por Sojranovka mientras que el 76% del volumen restante se bombea a través de Sudzha. El martes, el Ministerio de Defensa ruso declaró que las fuerzas separatistas de la autoproclamada república popular de Lugansk y el Ejército ruso lograron romper las defensas de las tropas ucranianas cerca de la ciudad de Popásnaya, en la región de Lugansk. A principios de marzo, el portavoz de Gazprom, Serguéi Kupriánov, dijo que la compañía rusa «continuará suministrando gas a Europa a través de Ucrania de forma regular de acuerdo con las solicitudes de los consumidores europeos». Los precios del gas en la UE se han disparado debido a la crudo.
11-05-2022 | Fuente: abc.es
Así huyó de Rusia la líder del colectivo 'antiPutin' Pussy Riot: su móvil como señuelo y vestida de 'rider'
Disfrazada de 'rider', con ayuda de amigos y dejando su móvil como trampa a la policía. Elementos propios de una fuga de película como estos son los que ha utilizado María Vladimirovna Aliójina, líder del colectivo musical y activista 'antiPutin' Pussy Riot, para escapar de Rusia ante la creciente represión del país a las voces discordantes respecto a su invasión de Ucrania. 'Masha', como también es conocida, ha relatado a 'The New York Times' su fuga, que se precipitó cuando las autoridades rusas convirtieron su arresto domiciliario por publicar en Instagram varios discursos para la liberación de presos políticos como Navalny en tres semanas de internamiento en las denominadas colonias penales, cárceles rusas criticadas por sus malas condiciones y sus trabajos forzosos. Según cuenta, se disfrazó de 'rider' ?repartidora de comida? para evadir la vigilancia de la policía de Moscú. Dejó su móvil como señuelo, evitando así ser rastreada, y un amigo la llevó a la frontera con Bielorrusia, desde donde tardó una semana en llegar a Lituania. Sin pasaporte, consiguió cruzar fronteras gracias a un documento de viaje facilitado por un país del que se desconoce su identidad, que en esencia le daba el mismo estatus que a una ciudadana de la Unión Europea. Precisamente en la capital lituana, Vilna, se están reuniendo miembros del colectivo Pussy Riot, huidos también de Rusia, para preparar los ensayos de su gira europea. La propia 'Masha', en una entrevista a ABC, explica la represión rusa presente en la actualidad. «Si el riesgo de manifestarte son quince años de prisión, ¿quién sale a la calle? Y aun así hay cientos de personas manifestándose a diario en Rusia. Muchos de ellos ya están en cárceles enfrentándose a condenas de varios años. Todos los días sigue habiendo arrestos, y todos los días sigue habiendo gente huyendo de Rusia. Desde que empezó la invasión de Ucrania, se han marchado cuatro millones de personas, lo cual es un número enorme». Pussy Riot, que nació en 2011 como un colectivo y banda feminista de punk-rock, se ha caracterizado por varias acciones de agitación política como mostrar rostros de Putin en calles y edificios para después rociarlos de pintura.
10-05-2022 | Fuente: abc.es
La economía también cuenta
Tras el Día de la Victoria, las operaciones continúan su curso sin consecuencias mayores. En el Donbass, las tropas rusas siguen presionando hacia el oeste alcanzando Bilohorivka (Lugansk). Esta localidad se hizo tristemente célebre, hace un par de días, cuando un ataque aéreo ruso destruyó ?posiblemente como daño colateral?, una escuela donde se refugiaban civiles. Se mantienen los bombardeos y combates localizados en la zona de Jarkov. Y los últimos de Mariúpol siguen resistiendo (como pueden) en las «catacumbas» de Azovstal. El oblast de Odesa que, durante semanas, estuvo casi «ausente» de la guerra está creciendo en relevancia en la lista de objetivos de los fuegos rusos. Posiblemente sea por estar percibiéndose esa zona como una suerte de base logística avanzada de la Unión Europea (UE), para la entrada y acumulación de armamentos y pertrechos militares que se envían desde la Unión en apoyo a Ucrania. En concreto, en las últimas horas, se han recrudecido allí fuertemente los bombardeos rusos. Un castigo que seguramente esté relacionado con la reunión en Odesa entre el presidente del consejo europeo, el belga Michel, con el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal. En el plano político-económico, sigue empantanado el proyecto de embargo petrolero a Rusia, en el marco del llamado sexto paquete de sanciones. Como la aprobación del paquete necesita del acuerdo de los 27 socios, la reticencia de algunos, especialmente de Hungría, pone en riesgo la cohesión europea en este punto. El freno viene de algunos socios comunitarios dependientes, en gran medida del petróleo y el gas rusos. Budapest ha calificado el paquete como «bomba atómica económica» refiriéndose, quizás y de aprobarse, a sus efectos sobre la propia economía húngara, que es energéticamente muy dependiente de Rusia. Se negocia entre los socios a los más altos niveles políticos, para lograr ese consenso y evitar que cada uno vaya por su lado. El quid de la cuestión reside en saber si la discrepancia es un asunto ideológico, o meramente económico. Porque si fuera lo último éste se resolvería, como siempre, poniendo dinero sobre la mesa. Que, previsiblemente, sea lo que suceda en los próximos días. *Pedro Pitarch, general (R), es exjefe de la Fuerza Terrestre de España.
09-05-2022 | Fuente: abc.es
Macron celebra el Día de Europa ante el avance imparable del euroescepticismo en Francia
Cuando Emmanuel Macron hace el elogio del Día de Europa, en Estrasburgo, el éxito de las campañas de Marine Le Pen (extrema derecha) y Jean-Luc Mélenchon (extrema izquierda) confirman de manera espectacular la irrupción de una Francia euroescéptica, con unos índices de desconfianza hacia la UE semejantes a los del Reino Unido y Turquía. Mientras el presidente Macron se toma su tiempo para cambiar de gobierno, y viaja al Parlamento Europeo y Berlín para confirmar las ambiciones europeas de Francia, presidenta en funciones de la UE, Le Pen y Mélenchon tienen un éxito nacional considerable, lanzando sus respectivas campañas euro escépticas para entrar con mucha fuerza en la nueva Asamblea Nacional (AN) elegida el 12 y el 19 de junio que viene. Las campañas de Le Pen y Mélenchon se apoyan en la base social del último Eurobarómetro: apenas un 32 % de los franceses tienen hoy confianza en la UE. Según el mismo Eurobarómetro, un 39 % de los ingleses y un 31 % de los turcos decían tener confianza en Europa. El último Eurobarómetro, de enero y febrero, confirmó una tendencia de fondo: la emergencia, en Francia, de corrientes euroescépticas muy profundas. Una novedad radical en uno de los países fundadores del proyecto histórico de la Construcción política e Europa. En España, Alemania e Italia, la confianza en la UE sigue siendo del 45, el 48 y el 45 %, respectivamente. Una cifra muy superior a la decadente confianza francesa. Tendencia antieuropea Desde su primera elección, el 2017, el presidente Macron anunció su gran proyecto de «reformar Francia para refundar Europa». Las reformas macronianas quedaron empantanadas entre el 2018 y el 2019, víctimas de la fronda social de los chalecos amarillos de izquierda y derecha. La reciente campaña presidencial profundamente euroescéptica de Le Pen y Mélenchon ha tenido mucho éxito. La campaña de las elecciones legislativas del mes de junio que viene confirma y agrava la tendencia anti europea. En Hénin-Beaumont, en el norte de Francia, Marine Le Pen ha iniciado su campaña con tres temas básicos: contra Macron, contra Mélenchon y contra la Unión Europea. En Aubervilliers, en la periferia norte de París, «fagocitado» el Partido Socialista (PS) Jean-Luc Mélenchon ha lanzado la campaña de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES) con los mismos temas, insistiendo en el «deber» de "desobediencia" contra los acuerdos y tratados de la UE. Le Pen y Mélenchon no hablan abiertamente de «salida» de Francia de la UE, pero su euroescepticismo rampante es una forma apenas velada de frexit que echa sus raíces en una Francia que desconfía de la UE que ella misma contribuyó a fundar.
08-05-2022 | Fuente: abc.es
EE.UU. y el G-7 refuerzan el frente económico contra Rusia antes del discurso de Putin
Las potencias occidentales han fortalecido su frente común de presión económica a Rusia y de apoyo a Ucrania. Lo hicieron este domingo, en la víspera del discurso que Vladimir Putin ofrecerá en Moscú con motivo del Día de la Victoria, en conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial. Se espera que el presidente ruso dé señales del futuro de su agresión militar contra Ucrania, centrada ahora en tomar el este y el sur del país. Ante ese escenario, los líderes del G-7 -EE.UU., Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia- se reunieron de forma virtual con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, para reafirmar su «completa solidaridad y apoyo a Ucrania en su valiente defensa de su soberanía e integridad territorial». Estos países han impuesto varias rondas de sanciones de forma coordinada a Rusia y en su comunicado aseguraron que «continuaremos con la imposición de costes económicos inmediatos y severos al régimen del presidente Putin por esta guerra injustificable». Entre ellos, está «eliminar de forma gradual nuestra dependencia energética de Rusia, incluida la eliminación gradual o la prohibición a la importación de petróleo ruso». Es una medida que EE.UU. ya ha implementado y que ha sido propuesta dentro de la Unión Europea, pero sin unanimidad entre sus socios. El compromiso «gradual» del G-7 no iba acompañado de un plazo para la eliminación definitiva de la dependencia energética de Rusia. «Trabajaremos de forma conjunta y con nuestros socios para asegurar un suministro energético global estable y sostenible y precios asequibles para los consumidores», añadió el comunicado. «Trabajaremos de forma conjunta y con nuestros socios para asegurar un suministro energético global estable y sostenible y precios asequibles para los consumidores» Los líderes del G-7 también acordaron «impedir la provisión de servicios esenciales de los que depende Rusia», endurecer medidas contra su sector bancario, limitar la diseminación de propaganda rusa y «elevar» las sanciones a las elites empresariales y políticas cercanas a Putin. Nueva ronda de sanciones Inmediatamente después de compartir el comunicado, EE.UU. detalló una nueva ronda de sanciones económicas contra Rusia. En primer lugar, la Administración Biden sanciona a tres cadenas de televisión rusas controladas por el Kremlin. También buscará ahogar a la economía rusa con una nueva prohibición a que ciudadanos estadounidenses ofrezcan servicios como contabilidad, formación o gestión a compañías rusas. «Rusia depende desde hace mucho tiempo de servicios proporcionados por los países del G-7 para operar en una economía moderna, en especial de servicios proporcionados por EE.UU. y Reino Unido, que son los líderes mundiales en estos sectores», explicó un alto cargo estadounidense a la prensa. EE.UU. también buscará debilitar la industria bélica rusa con nuevas prohibiciones de exportación de productos como madera, motores industriales, calderas o ventiladores. Dentro de esos esfuerzos se enmarca también las sanciones a Limited Liability Company Promtekhnologiya, que produce rifles y otras armas utilizadas por Rusia en Ucrania, además de a siete compañías de transporte marítimo. Por primera vez, EE.UU. incluye a Gazprom entre sus sancionados. Lo hace a 27 ejecutivos de Gazprombank, un brazo financiero del gigante ruso del gas. «Esto no es un bloque completo. No estamos congelando los activos de Gazprombank ni prohibiendo transacciones con esta entidad», explicó el alto cargo estadounidense. Las medidas afectan también a ocho ejecutivos de Sberbank, el mayor banco de Rusia, que acumula un tercio de los activos financieros del país. «De manera conjunta, estas acciones son una continuación de la expulsión sistemática y metódica de Rusia del sistema económico y financiero global», añadió el alto cargo. «Y el mensaje es: no habrá refugio para la economía rusa si Putin prosigue con la invasión».
07-05-2022 | Fuente: abc.es
La extrema izquierda fagocita los restos del socialismo francés
Por vez primera en la historia política de Francia, el nuevo partido mayoritario entre las izquierdas, La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista), ha impuesto su programa antieuropeo, anti Alianza Atlántica, pro Alianza Bolivariana, al Partido Socialista (PS), la formación que lideró todos los proyectos y alianzas de las izquierdas desde 1936, hundido y destruidos los cimientos que unieron a todas las familias socialistas. La madrugada del viernes, el Consejo Nacional (CN) del PS aprobó la decisión de la dirección del partido de integrarse en la Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES), con LFI, el PCF y los Ecologistas. Uniéndose a ese proyecto, el PS pierde su liderazgo histórico de las izquierdas y acepta el de un partido de extrema izquierda populista. Ante las elecciones legislativas del mes de junio, LFI estará presente en 326 de las 577 circunscripciones, los ecologistas en 100, el PS en 69 y el PCF en 50. Aceptada la unión de las izquierdas, el socialismo acepta quedar relegado a una posición relativamente secundaria, esperando conservar su veintena de diputados actuales. Ese es el precio de la humillación y el hundimiento del socialismo francés, en nombre de la unión de las izquierdas, con una larga historia nacional. La primera unión política de las izquierdas francesas fue el Frente Popular (FP), que gobernó entre mayo de 1936 y abril de 1938, integrado por el Partido Radical (PR, izquierda moderada), la Sección Francesa de la Internacional Obrera (SFIO, antecedente del PS actual) y el PCF. El FP tomó varias decisiones históricas: las vacaciones pagadas y la semana laboral de 40 horas, pero dejó un balance que los historiadores consideran «controvertido». Tras la Segunda guerra mundial, el PCF, profundamente estalinista, fue la familia política hegemónica de las izquierdas, entre 1945 y 1978. La Sección Francesa de la Internacional Obrera (SFIO), terminó hundiéndose: el primer hundimiento histórico del socialismo francés. Nuevos tiempos Apoyándose en los jóvenes lobos que habían dinamitado la SFIO, François Mitterrand, que nunca había sido socialista, fundó el actual PS en el Congreso de Epinay de 1971. El nuevo PS y el PCF de siempre negociaron la segunda Unión de la Izquierda francesa, en 1974, conquistando el poder en 1981, con un programa que prometía la «ruptura con el capitalismo y la construcción del socialismo a la francesa». Aquella experiencia duró dos años cortos, con un saldo catastrófico: tres devaluaciones de la moneda nacional, poniendo a Francia al borde de la ruptura con el Sistema Monetario Europeo (SME). Mitterrand decidió abandonar la ruptura con el capitalismo para defender el puesto de Francia en el orden comercial, económico y bancario de Europa. Los comunistas abandonaron el Gobierno. Y la Unión de la Izquierda pasó a la historia. Entre 1974 y 1997, el PS se consolidó como fuerza hegemónica entre las izquierdas. Elegido primer ministro en 1997 de un presidente conservador, Jacques Chirac, Lionel Jospin fue el creador del concepto de «izquierda plural»: la tercera versión del mismo proyecto de unión de las izquierdas. Aquella ilusión duró cinco años, entre 1997 y 2002, y terminó en tragedia política: Jean-Marie Le Pen, patriarca de las extremas derechas, eliminó a Jospin en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 2002. Doble aldabonazo histórico: la extrema derecha conseguía un triunfo histórico; el socialismo francés sufría una derrota humillante, comenzaba el largo eclipse del PS fundado por Mitterrand. Resurrección Tras los paréntesis presidenciales conservadores de Jacques Chirac (1995-2007) y Nicolas Sarkozy (2007-2012) el PS inició sucesivos proyectos de reconstrucción. El PCF se había hundido. Las extremas izquierdas no salían de sus guetos. La ecología no conseguía despegar. Cuando François Hollande fue elegido presidente, en 2012, las distintas familias agrupadas en torno al PS volvieron a creer en su resurrección. Los intentos de ?apertura? de Hollande tuvieron un eco muy limitado. En el seno del partido gubernamental aparecieron varias familias irreconciliables. Manuel Valls, primer ministro de Hollande, llegó a escribir que el PS corría «peligro de muerte, víctima de su visión arcaica del mundo», dividido entre familias «irreconciliables». El diagnóstico de Valls se confirmó de manera feroz. Víctima de la impopularidad, Hollande se vio forzado a renunciar a una impensable reelección. El PS eligió como candidato a presidente a un ?izquierdista? presumido, Benoît Hamon, que consiguió el, por entonces, peor resultado de la historia socialista: 6,36% de votos en la primera vuelta presidencial. Se aceleraba el hundimiento. Cinco años más tarde, Anne Hidalgo, alcaldesa de París, nacida en la provincia de Cádiz, agravaba esa catástrofe, consiguiendo el patético 1,75% en la primera vuelta presidencial del 10 de abril pasado. Culminaba la agonía y el hundimiento del PS, que fue el gran partido de las izquierdas francesas entre 1936 y 1938 y entre 1978 y 2017. Ese partido en ruinas es el que ha aceptado «integrarse» en la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), que consagra a Jean-Luc Mélenchon como líder máximo de todas las izquierdas francesas, al frente de su partido, La Francia Insumisa (LFI), con un programa rupturista: incumplimiento de las leyes y normas de la Unión Europea «siempre que no respeten los proyectos del gobierno francés»; salida de la Alianza Atlántica y la OTAN; restauración de la semana laboral de 40 horas; salario mínimo de 1.400 euros; y relaciones privilegiadas con Alianza Bolivariana (ALBA), con una diplomacia ?equidistante? entre Washington y Moscú. Protagonista de un aldabonazo histórico, el Frente Popular, partido central de las izquierdas durante más de medio siglo, con una experiencia gubernamental de varias décadas, bajo el liderazgo de una docena larga de gobiernos y dos presidentes / jefes de Estado, el socialismo francés se encuentra hoy postrado de hinojos entre los escombros profanados de su propia historia.
07-05-2022 | Fuente: abc.es
Italia incauta el superyate Scheherazade vinculado a Putin
Ha sido incautado por el Gobierno italiano el superyate Scheherazade, vinculado al presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, aunque no existe una prueba definitiva para atribuirle la propiedad. Formalmente está registrado a nombre del oligarca ruso Eduard Khudaynatov. La embarcación está amarrada desde hace varios meses en Marina di Carrara, localidad balnearia en la costa norte de la región de Toscana junto a Forte dei Marmi, uno de los destinos favoritos de los oligarcas rusos, que tienen también mansiones en Toscana. Con bandera de las Islas Caimán y todo tipo de lujos a bordo, el Scheherazade, de 140 metros, ncon seis pisos y dos plataformas para el aterrizaje de helicópteros, está valorado en en unos 650 millones de euros. Tiene toda la tripulación compuesta por rusos, excepto el primer capitán, que es británico. La noticia fue comunicada en la noche del viernes por el ministerio de Economía, cuyo titular, Daniel Franco, firmó el decreto de incautación. En una nota explica los vínculos del yate Scheherazade con miembros destacados del gobierno ruso: «Las investigaciones realizadas por la Guardia de Finanzas (la policía financiera italiana), han evidenciado la presencia de importantes conexiones económicas y comerciales del sujeto que tiene la disponibilidad, incluso como dueño efectivo del yate Scheherazade (está registrado a nombre de Eduard Khudaynatov), con elementos destacados del gobierno ruso y con otros sujetos incluidos en la lista de ciudadanos rusos afectados por las sanciones europeas». Según lo reconstruido de los investigadores de la Guardia de Finanzas, el yate sería formalmente atribuible al expresidente de Rosneft, el oligarca Eduard Khudaynatov, propietario de Villa Altachiara, una lujosa residencia en el promontorio de Portofino, célebre pueblecito pesquero, sinónimo de belleza, elegancia y dolce vita, al sudeste de Génova. El nombre de Eduard Khudaynatov no figura en la lista de la UE de oligarcas sujetos a sanciones. Ahora, sobre la base de los elementos constatados por la Guardia de Finanzas -explica la nota del Ministerio de Economía- «el Comité de Seguridad Financiera ha propuesto al Consejo de la Unión Europea la inclusión de esta persona en la citada lista». Por ahora, no se ha podido establecer que el superyate Scheherazade pertenezca a Putin. Falta la prueba reina. Los servicios secretos estadounidenses tienen la sospecha de que el presidente ruso pudiera tener a su disposición esta lujosa joya flotante. Igualmente, una investigación de la Fundación Anticorrupción Alexei Navalni señala que el presidente ruso es el verdadero beneficiario final del yate. Navalni es el activista ruso adversario de Putin, que en marzo pasado fue condenado a nueve años de cárcel. El Gobierno italiano ha incautado yates y villas a los oligarcas rusos por valor de casi 1.000 millones de euros. Pero debe correr con los gastos de mantenimiento, hasta que finalicen las sanciones. Para evitar que ese dinero salga de las arcas públicas, se estudia la posibilidad de alquilar los yates incautados.