Infortelecom

Noticias de turquia

14-07-2020 | Fuente: abc.es
Las relaciones de Turquía con la UE toman un rumbo «peligroso»
De socio prioritario, candidato en puertas del ingreso en la Unión Europea, Turquía ha pasado a ser un país cuyo comportamiento «estresa continuamente nuestras relaciones», en palabras del Alto Representante para la política exterior europea, Josep Borrell. Los ministros europeos de Asuntos Exteriores se reunieron ayer en Bruselas, por primera vez de forma presencial desde el inicio de la pandemia, y aunque no entraron en discusiones concretas todavía, Grecia puso sobre la mesa la opción de diseñar sanciones contra Turquía para tratar de disuadir al régimen de Recep Tayyip Erdogan de seguir avanzando en esos puntos de fricción que la ministra española Arancha González Laya calificó como «peligrosos». En los últimos años, Turquía se ha distanciado de Europa y ha apagado sus ambiciones de llegar a ser miembro con la misma velocidad que algunos de los países de la UE le han dicho que tampoco están de acuerdo con esta perspectiva. El ministro luxemburgués, Jean Asselborn, que seguramente es el único de los ministros aún en ejercicio de los que participaron en la reunión de 2004 en la que se acordó conceder a Turquía el estatus de país candidato, cree que la situación ha cambiado radicalmente. «Hace 15 o 16 años -dijo al llegar ayer a Bruselas- tenía grandes esperanzas de que Turquía pudiera convertirse en un país europeo, un gran país musulmán, que promueva la democracia. Lamentablemente, tenemos que admitir que esto va en la dirección equivocada». Sobre todo después del misterioso golpe de Estado de julio de 2017, Erdogán ha emprendido una carrera hacia la radicalización político-religiosa y ha expandido claramente sus ambiciones de potencia regional desde Siria hasta Libia, muy cerca de los intereses europeos. Por un lado resultó el cancerbero ideal para socorrer a la UE en el peor momento de la crisis de los refugiados, pero por el otro planea llevar a cabo exploraciones y perforaciones en aguas chipriotas, donde Ankara no reconoce la soberanía de la isla. Por ello, el ministro griego de Exteriores, Nikos Dendias, dijo a su llegada al Consejo ayer que «tanto nosotros como Chipre pedimos a la UE que elabore una lista de sanciones lo bastante significativas para aplicarlas en caso de que Turquía viole los derechos soberanos de Grecia o de Chipre». Francia, que es el país con el que las tensiones han sido más significativas en las últimas semanas a causa de un grave incidente naval en el Mediterráneo, también pidió una «aclaración» sobre las relaciones con Turquía. Enfriar la situación La UE ha dejado claro en varias declaraciones formales del Consejo Europeo que los planes de Turquía «vulneran los derechos soberanos de terceros estados, no se ajusta al Derecho del Mar y no puede tener efecto jurídico alguno». Por ahora Borrell ha tratado de enfriar un poco la situación, al recordar que «las sanciones son un instrumento, no una política», aunque sin descartar nada: «El Consejo debe prepararse para ver qué medidas podrían tomarse». La lista de los asuntos que enturbian las relaciones de la UE con Turquía es larga: desde su intervención en Siria en contra de la coalición internacional de la que forman parte varios países europeos o su entrada en la guerra de Libia violando el embargo de armas decretado por la ONU, pasando por las perforaciones en aguas chipriotas. Sin embargo, la reciente decisión de volver a convertir en una mezquita abierta al culto la vieja basílica bizantina de Santa Sofía ha sido interpretada por Grecia como una provocación, mientras que la ministra española cree que Ankara debería «reconsiderarla». Para Luxemburgo, constituye una declaración «con la que Turquía ha borrado de alguna manera su acercamiento a la Unión Europea». Para desgracia de los dirigentes europeos, Turquía cuenta con un instrumento esencial para hacer presión y que es mucho más fácil de aplicar y más efectivo que cualquier sanción: cumplir su amenaza de abrir la frontera a todos los candidatos a la emigración ilegal, refugiados o no, para que intenten llegar a territorio griego o búlgaro. Borrell había estado hace una semana en Ankara, pero sus conversaciones con el canciller turco, Mevlüt Cavusoglu, fueron muy complicadas. Este le amenazó abiertamente con la posibilidad de dejar de contener a los emigrantes, si la UE opta por una actitud incómoda hacia sus intereses. La visita no sirvió en ningún caso para mejorar las cosas, sino para encuadrar la gravedad de las tensiones que se están gestando.
14-07-2020 | Fuente: abc.es
Crisis migratoria en Grecia: miles de refugiados legales se verán en la calle, sin vivienda ni trabajo
«Las autoridades griegas están consiguiendo que mucha menos gente llegue al país. Ha sido gracias a que el funcionamiento del Servicio de Asilo es mucho más rápido y a que se patrulla constantemente las fronteras marítimas y terrestres. Ahora lo que no se sabe es qué pasará con los refugiados legales, ya con derecho de asilo, porque no hay nuevos programas para ayudar a su integración en la sociedad». Lo dice un joven que quiere permanecer en el anonimato y que ve cómo su organismo, trabajando con programas financiados por la Unión Europea, tiene que desalojar a centenares de familias, muchas vulnerables y con niños pequeños. Dejan los pisos en los que residían desde hace meses y algunos desde hace años: «Las familias afganas que alojábamos y que tuvieron que abandonar los pisos se fueron a la Plaza Victoria, en el centro de Atenas. Acamparon varios días y noches ahí, pero la policía se los llevó a un campamento a una hora de la capital, a Sjistós. Ahí estarán temporalmente en contenedores otra vez. Eso sí, tendrán comida y atención médica, pero un futuro incierto». 11.000, a la calle La verdad es que el Ministerio anunció hace semanas que se desalojarián próximamente a 11.000 personas para que haya sitio para los que vienen de las islas cercanas a Turquía, pero el proceso avanza lentamente, ya que nadie quiere dejar su contenedor o su piso. Son en su mayoría afganos y sirios. «No tenemos dénde ir, ni dinero para pagar al traficante», comenta a ABC sin esconderse el joven afgano Maiwan, de 14 años. Está con su madre y sus tres hermanos, pero como uno de ellos está muy enfermo, las autoridades les han instalado en un piso. Y se pasea por la plaza para ver si han llegado familiares y amigos de Moria, donde estuvieron viviendo muchos meses. Aún no sabe si seguirán recibiendo dinero, porque el Ministerio también ha dicho que una vez que son refugiados, ya no tendrán la denominada «cashcard», que daba al mes a su madre unos 500 euros. Aunque muchos organismos humanitarios como Médicos Sin Frontera denuncian la situación, ahora mismo ya no hay refugiados durmiendo en los parques. La última redada oficial de la policía tuvo lugar en la tarde del 4 de julio, con el propio ministro de Migración y Asilo, Notis Mitarakis, presente. Ese día, declaró que «todos los refugiados que se encontraban en la Plaza Victoria tienen ahora alojamiento temporal, gracias a las acciones de la policía griega y del Servicio de Primera Acogida del Ministerio». Y denunció también la actitud de personas «solidarias» que «llegaron ahora para explotar el dolor humano y crear impresiones». Una indirecta destinada a los jóvenes, la mayoría de las juventudes de SYRIZA (casi todos los voluntarios extranjeros abandonaron el país días antes del lockdown de Marzo debido al coronavirus) que les daban víveres y animaban a que siguieran ahí para conseguir una solución. Esa noche acabaron peleando con la policía y 20 de estos manifestantes solidarios resultaron detenidos. Los refugiados fueron llevados ese día a los campamentos de Sjistós y de Skaramangá, de los que no podrán salir por el momento salvo en caso de urgencia, por los protocolos sanitarios. La policía griega sigue vigilando en muchas plazas de barrios céntricos atenienses, para que no acampe nadie. Y hay siempre un autobús esperando en la esquina para llevar a estas personas, todas ellas ya con documentos que acreditan que son refugiados, ya que obtuvieron asilo político, a uno de los campamentos. Datos positivos El Ministerio de Migración y Asilo ha dado a conocer el 7 de junio las nuevas estadísticas: en los seis primeros meses de este año llegaron un 50% menos de inmigrantes que el año pasado en el mismo periodo. Y más concretamente, entre abril y junio, la reducción fue del 92% comparado con esos meses en 2019. Asimismo, las decisiones en primera instancia sobre solicitudes de asilo fueron mucho mas rápidas (88%) entre enero y junio de este año: 46.554 comparadas con 24.701 el mismo periodo del año pasado.Mas de 17.000 personas han sido trasladadas de las islas del Egeo al resto del país (mejorando la situación en campamentos como el de Moria en Lesbos) y varios países europeos han acogido ya a menores no acompañados para su reubicación, asi como casos de niños muy enfermos con su familiares mas cercanos. En este momento, hay 92 centros de acogida y campamentos en toda Grecia, incluyendo 7.000 personas vulnerables que se encuentran confinadas en hoteles, un programa de la UE a través del Organismo Internacional de Migración. Pero ha quedado claro que el objetivo es que termine el proceso de cada solicitud de asilo en 3 meses, que habrá deportaciones (voluntarias o no, lo que supondrá regresar a gente a Turquía o a su país de origen) y que cerrarán 60 centros de acogida de los 92 existentes antes de final de año.Los que se mantendrán se convertirán en centros «cerrados», con vallas de seguridad y controles. Asimismo, salvo casos aislados de inmigrantes que dieron positivo en controles efectuados por las autoridades, los residentes de los Centros de Recepción y de los campamentos en toda Grecia siguen confinados: se controla sus salidas (las mínimas y sólo por razón grave), tienen mejor atención médica y ? no circulan por los pueblos y las ciudades cercanas. Una medida temporal que se renueva con regularidad desde el mes de marzo.
13-07-2020 | Fuente: abc.es
Serbia y Kosovo aceptan volver a la mesa de diálogo
El presidente serbio, Aleksandar Vucic, y el primer ministro de Kosovo, Avdullah Hoti, participaron ayer en una reunión telemática que debía servir de introducción preparatoria para la reanudación del diálogo directo, anunciado para el jueves 16 de julio entre Serbia y su antigua provincia, que se prevé que podrá llevarse a cabo en Bruselas y de forma presencial. El Alto Representante para la política exterior europea, Josep Borrell, que es el mediador en este diálogo, ha pedido a las dos partes «valentía política» para llegar a «un acuerdo integral, final y legalmente vinculante de normalización». Vucic señaló que la conferencia de ayer había permitido pactar los temas de la reunión del jueves, pero no hizo más indicaciones sobre detalles concretos de la agenda. Sin embargo, el primer ministro kosovar insistió en que este proceso deberá llevar al reconocimiento de la independencia de su país por parte de Belgrado. «Ahora entramos en una fase final que sólo tiene sentido si se produce un reconocimiento entre los dos países. Yo lo veo así y así será, porque este proceso no tiene alternativa». Diálogo estancado El diálogo entre Belgrado y Pristina estaba estancado desde 2019 después de ocho años de esfuerzos infructuosos. Para la Unión Europea, el objetivo del proceso es «una normalización legalmente vinculante» que permita desbloquear una situación que según Borrell perjudica a los dos. «La falta de una solución está lastrando el desarrollo de ambas partes», dijo el Alto Representante, en referencia al hecho de que la UE vincula cualquier proceso de acercamiento tanto de Serbia como de su antigua provincia a la condición de que lleguen a un acuerdo sobre sus relaciones. Sin embargo, Bruselas también teme que un paréntesis demasiado largo en el camino de Serbia hacia la UE favorezca el proceso de infiltración en la zona de los Balcanes de otras potencias, como Rusia, Turquía o China, y apague el interés europeo de los países que desde hace décadas aspiran a convertirse en socios de la UE. La llegada de Borrell al cargo de jefe de la diplomacia europea fue recibida con mucha desconfianza por parte de Kosovo, porque España es el país que lidera la posición más firme en cuanto a la reserva del reconocimiento de la independencia de Kosovo, proclamada en 2008 y reconocida por Estados Unidos, Francia y Alemania, entre otros muchos países. En estos contactos también ha participado el representante especial de la UE para el diálogo entre Belgrado y Pristina, el antiguo ministro de Asuntos Exteriores eslovaco Miroslav Lajcak y el presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel. Thaci, vetado por su turbio pasado en la guerra Las negociaciones entre Serbia y Kosovo debían haberse celebrado paralelamente en Washington, bajo los auspicios de Estados Unidos, que es el principal aliado de Kosovo. Sin embargo, la Fiscalía del Tribunal Especial sobre Kosovo (una sección de Tribunal de La Haya) lanzó una acusación formal contra el actual presidente de Kosovo, Hashim Thaci, por obstrucción a la labor de este tribunal, de manera que no pudiera avanzar en las investigaciones que tratan de aclarar su papel en el conflicto contra la represión serbia. Debido a estas acusaciones, Estados Unidos suspendió su mediación y en el caso de la UE ha tenido que ser sustituido por su primer ministro Hoti. Considerado como un héroe de la independencia, hay versiones que le implican en asesinatos, tráfico de heroína, robo, contrabando de gasolina y trata de personas.
11-07-2020 | Fuente: abc.es
Rusia reanudará los vuelos internacionales a partir del 15 de julio
La viceprimera ministra rusa, Tatiana Gólikova, encargada en el Gobierno ruso de dirigir el operativo contra el coronavirus, aseguró ayer durante una rueda de prensa que su país negocia ya con otros estados las condiciones de reapertura de fronteras y la reanudación de los vuelos. La idea inicial es que algunas de las conexiones aéreas entre Rusia y el resto del mundo empiecen a funcionar la semana que viene. «Proponemos el 15 de julio como fecha posible para el restablecimiento del tráfico aéreo internacional», declaró Gólikova, pero solamente con aquellos países en donde no haya focos serios de COVID-19. De esta manera, las autoridades rusas solo permitirán los vuelos a aquellos destinos en donde «la tasa de incidencia de la enfermedad no supere los 40 casos por cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas», explicó Gólikova. También se exigirán ciertos requisitos a los extranjeros que lleguen a Rusia. Deberán presentar un certificado que acredite un test negativo de coronavirus realizado no más tarde de tres días antes de la llegada. Los ciudadanos rusos podrán hacer la prueba una vez lleguen a su país sin que se les pida haberla obtenido antes. En cualquier caso, tanto rusos como extranjeros, una vez demuestren no padecer la enfermedad, no tendrán que observar ninguna cuarentena. La viceprimera ministra rusa señaló también que, en el caso de que algún ciudadano extranjero presente síntomas sospechosos, podría ser sometido a un test PCR por parte del órgano de control Rospotrebnadzor. «Asumimos que los empleados de Rospotrebnadzor realicen pruebas PCR al azar, dependiendo de los síntomas que presenten los viajeros», subrayó Gólikova. Rosaviatsia , la agencia federal rusa de transporte aéreo, según Interfax, ha comenzado ya negociaciones con otros países para reanudar los vuelos. «El ministerio de Transportes y Rosaviatsia informarán al Ejecutivo semanalmente y, tras evaluar la situación epidemiológica en cada sitio, se elaborará la lista de países con los que se establecerá la conexión aérea. Será revisada cada dos semanas», manifestó la viceprimera ministra. Su Gobierno ya ha adelantado que el criterio de reciprocidad será fundamental. El pasado jueves, el subdirector de Rospotrebnadzor, Mijaíl Orlov envió una carta a Rosaviatsia y al Ministerio de Transporte sugiriendo reanudar los vuelos entre Rusia y nueve países europeos: Alemania, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Hungría, Italia, Noruega, Polonia y Reino Unido, así como con China, Mongolia, Sri Lanka y Vietnam. Nadie, sin embargo, en el Gobierno ruso se ha hecho eco de ésa misiva de Orlov. El miembro del la dirección de la Alianza de Agencias de Turismo (ATA), Aleksán Mkrtchián, citado por la agencia RIA-Nóvosti, asegura que «la lista de Rospotrebnadzor nos ha sorprendido porque incluye países que no nos están esperando y excluye a Egipto y Turquía, en donde están deseando recibir otra vez turistas rusos». Mientras tanto, la agencia TASS sostiene que los tres principales aeropuertos de Moscú (Domodiédovo, Sheremétievo y Vnúkovo) se preparan ya para reanudar los vuelos internacionales a partir del 15 de julio. La fecha que barajaba Rosaviatsia en un principio era el 1 de agosto. A causa de la pandemia de COVID-19 y para evitar su propagación, Rusia interrumpió las conexiones aéreas con el mundo el pasado 27 de marzo. El número de contagios en el país eslavo continúa descendiendo paulatinamente, se mantiene en torno a los 6.600 infectados diarios, sumando ya un total, desde el comienzo de la pandemia, de más de 720.000. Las muertes también disminuyen con unos 180 fallecimientos cada 24 horas y un total de 11.205 decesos a fecha de hoy.
10-07-2020 | Fuente: abc.es
La Justicia turca permite convertir Santa Sofía en una mezquita
El máximo tribunal administrativo de Turquía ha permitido que la antigua iglesia bizantina de Santa Sofia de Estambul pueda convertirse en mezquita, dejando la decisión sobre ese paso en manos del Gobierno. La basílica ortodoxa, construida en el siglo VI, fue convertida en mezquita tras la conquista de Constantinopla por los otomanos en 1453 y mantuvo ese estatus hasta 1934, cuando un decreto ministerial le quitó toda función de templo y la convirtió en museo. El sector nacionalista e islamista turco lleva décadas exigiendo la apertura del edificio al culto islámico, y el propio presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha respaldado recientemente esta petición.
10-07-2020 | Fuente: abc.es
Erdogan cumple su sueño de reconvertir Santa Sofía en mezquita
La Justicia turca cumplió con las filtraciones adelantadas por los medios oficiales a lo largo de la semana y decidió por unanimidad anular el estatus de museo que tenía Santa Sofía de Estambul desde 1934. Este movimiento dio luz verde a las autoridades para que este templo, nacido como catedral hace 1.500 años, vuelva a convertirse en mezquita. Así se cumplirá uno de los sueños del presidente y ex alcalde de Estambul, Reccep Tayyip Erdogan, que a los pocos minutos de conocer la decisión del Consejo de Estado firmó el decreto para una conversión que hizo que el emblemático edificio pasara del ministerio de Turismo al de Asuntos Religiosos. Poco importaron los mensajes de la Unesco, que pidió a los turcos «dialogar» antes de dar este paso, o de Grecia, que calificó la decisión de una «provocación abierta» al mundo civilizado. El portavoz del parlamento, Mustafa Sentop, dijo que la abrirán al culto «lo antes posible, no más tarde de la próxima semana». Santa Sofía es una de las joyas arquitectónicas del conocido como «Cuerno de Oro» de Estambul, en la ribera occidental del Bósforo, y ha sido testigo de excepción de luchas políticas y religiosas, de ascensos y caídas de imperios. La enorme mole de piedra roja nació como «Santa Sofía de Constantinopla», icono del Imperio Bizantino, y era sede del patriarca ortodoxo y lugar de coronaciones. Durante 900 años se mantuvo como templo cristiano hasta que el sultán Mehmed II capturó la ciudad en 1453 e hizo de esta basílica una mezquita. Se taparon los símbolos ortodoxos, se levantaron los minaretes y hasta 1935 fue templo musulmán. Ese año, Mustafá Kemal Ataturk, creador de la Turquía moderna, ordenó el final del culto y que pasara a ser un museo. 85 años después, Erdogan enmienda lo que siempre consideró un «muy grave error» y el laicismo impulsado por Ataturk queda cada vez más lejos. El líder islamista anunció que se dirigiría a la nación a las 08.53 de la tarde, un gesto más para celebrar la reconversión de Santa Sofía en el 600 aniversario de la conquista otomana. «El efecto de refuerzo que este movimiento puede traer a Erdogan en cuanto a popularidad es pequeño y efímero, mientras que el daño causado a la imagen de Turquía será significativo y permanente», alertó en su cuenta de Twitter el analista Soner Cagaptay, investigador del The Washington Institute y autor de libros como ?Erdogan's Empire: Turkey and the Politics of the Middle East?. En palabras de Cagaptay, el presidente «busca dejar su sello político y religioso y en su ciudad natal y con Santa Sofía completa su trilogía de mezquitas tras patrocinar la construcción de las de Camlica y Taksim». Llamada al diálogo de la Unesco Erdogan firmó el decreto de manera inmediata, sin hacer caso al mensaje de la Unesco que le pedía «diálogo antes de adoptar una decisión que tendrá impacto en el valor universal de este lugar», incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad. Grecia, Rusia y Estados Unidos también trataron de mediar para que Turquía no alterara el estatus de este lugar, pero tampoco tuvieron éxito. La decisión del Consejo de Estado turco conlleva que Santa Sofía deje de ser un museo, pero se mantiene bajo la etiqueta de «templo», lo que significa que seguirá abierto a los turistas fuera de las horas de culto, como lo está la Mezquita Azul. Con el cambio en Santa Sofía de Estambul, Erdogan completa la quinta reconversión de iglesias bizantinas nacidas también como Santa Sofía en Trabzon, Vize, Iznik y Enez. El gobierno islamista del AKP ha sido el encargado de reconvertir todas ellas y adaptarlas al culto, aunque su impacto mediático y simbólico no se puede comparar con la de Estambul, que durante casi un siglo fue emblema mundial del cristianismo.
08-07-2020 | Fuente: abc.es
La ONU acusa a Siria, Rusia y Al Qaida de crímenes de guerra en Idlib
Las Naciones Unidas denunció una vez más «crímenes de guerra» cometidos en Siria contra civiles. El nuevo informe examina 52 casos de «ataques significativos» cometidos en Idlib desde noviembre de 2019 hasta junio de 2020 y señala a la aviación siria y rusa como autora de «bombardeos indiscriminados» contra la población civil en vísperas de la tregua que se alcanzó con Turquía en marzo. Esas operaciones aéreas se cobraron «cientos de vidas» y obligaron a casi un millón de civiles a huir en busca de refugio a la frontera turca. 47 de los 52 ataques analizados por el organismo internacional fueron obra de Siria y Rusia, los otros cinco los perpetraron los yihadistas de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), brazo sirio de Al Qaida que controla parte de esta provincia, que disparó artillería a zonas civiles «sin ningún objetivo militar legítimo aparente» y «torturó y ejecutó a detenidos». En la presentación de la investigación, Paulo Pinheiro, presidente de la Comisión Internacional de Investigación para Siria, declaró que «lo que queda claro de la campaña militar es que las fuerzas progubernamentales y los terroristas designados por la ONU violaron flagrantemente las leyes de la guerra y los derechos de los civiles sirios». Entre los bombardeos analizados se incluyen los tres ataques del 29 de enero junto a un hospital en la ciudad de Ariha, bajo control de Al Qaida, y Pinheiro aseguró disponer de «motivos razonables» para acusar a las fuerzas leales a Bashar al Assad de «atacar deliberadamente al personal y las instalaciones médicas». El organismo internacional entrevistó a «mujeres, hombres y niños» que «se enfrentaron a la espantosa decisión de ser bombardeados o de huir más profundamente a las zonas controladas por el HTS donde hay abusos desenfrenados de los derechos humanos». Mayor desplazamiento de la guerra Vladimir Putin, principal aliado de Al Assad, y Recep Tayyip Erdogan, que apoya a los grupos islamistas locales, acordaron en marzo el tercer alto el fuego desde que comenzaron las operaciones del Ejército sirio y sus fuerzas aliadas para retomar el control de Idlib. El cese temporal de la violencia no ha supuesto hasta hoy el regreso de los 900.000 civiles desplazados por los combates, lo que se considera la peor ola de desplazamientos desde el inicio de la guerra. Sobreviven en campos improvisados a lo largo de la frontera turca, pero Ankara no les permite acceder a su territorio, donde ya da cobijo a 3,5 millones de sirios. Después de nueve años de guerra, Idlib, en plena frontera con Turquía, se ha convertido en el último gran frente abierto. Este es el lugar al que fueron evacuados los milicianos de los distintos grupos armados de la oposición tras rendirse en lugares como Alepo, Guta o Daraa. Se estima que unos 70.000 combatientes, de ellos unos 10.000 miembros del brazo sirio de Al Qaida, están operativos y muchos de ellos combaten junto a las fuerzas regulares de Turquía.
07-07-2020 | Fuente: as.com
"Turquía sería un buen destino para Sergio Rico"
Miguel Alfaro, agente del meta cedido en el PSG, verifica el interés mostrado por el Galatasaray hacia Rico y sabe que Besiktas también busca un portero.
06-07-2020 | Fuente: as.com
A Arteta no le tiembla la mano con Özil y Guendouzi
El vasco no cuenta desde hace semanas con ambos. El francés tiene mercado en el resto de Europa. Atlético de Madrid e Inter, los más interesados. Özil apunta a Turquía.
03-07-2020 | Fuente: as.com
Quaresma eleva el gol desde detrás de la línea al máximo nivel: increíble que lo logre ¡dos veces seguidas!
El jugador del Kasimpasa ha dejado estupefactos a sus fans de Turquía y Portugal al lograr marcar dos veces seguidas de esta manera.