Infortelecom

Noticias de turquia

17-08-2020 | Fuente: abc.es
El separatismo islamista crece en Francia de manera alarmante
El islam radical, de distinta obediencia y subversivo, en muchos casos, ha crecido en Francia de manera espectacular derivando hacia un separatismo cultural y religioso que inquieta profundamente a las más altas jerarquías del Estado, comenzando por Emmanuel Macron. Según las cifras oficiales del ministerio del Interior, filtradas al matutino conservador «Le Figaro», en Francia (67 millones de habitantes) existen hoy unos 100.000 musulmanes radicales, de dos grandes familias y sensibilidades: salafistas, partidarios de un islam «puro e integrista»; y miembros de la cofradía radical de los Hermanos musulmanes. El 2005, los servicios de seguridad del Estado solo tenían fichados a unos 5.000 musulmanes radicales. Quince años más tarde, son unos 100.000. Un crecimiento espectacular con ramificaciones inesperadas. Hace poco más de una década, el islam radical francés oscilaba entre la «piedad peligrosa» (título de una legendaria novela de Stefan Zweig) y la «vocación yihadista». Varios centenares de musulmanes franceses, y europeos, decidieron huir del país donde nacieron o crecieron para enrolarse en los grupúsculos terroristas islámicos de Oriente Medio. La «vocación yihadista» sigue estando presente en muchos jóvenes musulmanes franceses. Pero ha comenzado a crecer una nueva versión del islam radical, con vocación «separatista»: musulmanes piadosos que aspiran a imponer sus valores espirituales, que consideran superiores a los valores y leyes de Francia. Emmanuel Macron comenzó a denunciar públicamente esa deriva radical el mes de febrero pasado, anunciando su ambición de iniciar la reconquista de los territorios de la República francesa amenazados por el «separatismo islamista». Seis meses más tarde, el confinamiento, la pandemia y la doble crisis sanitaria y económica / social, quizá han agravado el problema de fondo. Jean Castex, primer ministro, anunció a primeros de julio una legislación especial, destinada a combatir la amenaza potencial del separatismo islamista. Emmanuel Macron ha decidido que será Gérald Darmanin, ministro del Interior, quién presente el próximo otoño el proyecto de Ley destinado a combatir legalmente esa amenaza de nuevo cuño. Según las filtraciones del ministerio del Interior, cinco de los noventa y seis departamentos de la Francia metropolitana (sin contar los territorios y departamentos de ultramar, antiguas colonias), comienzan a ser víctimas de un crecimiento significativo del separatismo islamista, en pueblos y barrios periféricos donde ese separatismo religioso / cultural ha continuado ganando adeptos. Históricamente, el islam francés (entre 5 y 6 millones de musulmanes de nacionalidad francesa) tenía un origen magrebí. La inmigración marroquí, argelina y tunecina trasladaba a Francia creencias y hábitos culturales. Durante el último quinquenio ha comenzado a crecer la influencia de Turquía, directa e indirecta, como en Alemania y otros países europeos: nuevos inmigrantes y voluntad política de Ankara de estar presente entre la diáspora turca, en toda Europa.
17-08-2020 | Fuente: abc.es
Turquía envía otro buque frente a Chipre pese a la petición de la UE
Turquía emitió ayer un nuevo boletín marítimo anunciando que un segundo buque de investigación, el «Yavuz», se incorpora a la operación de estudios en la costa frente a la isla de Chipre, lo que representa una respuesta hostil a las advertencias europeas contra esta operación en aguas reclamadas por Grecia. El mensaje turco indica que el buque estará acompañado por tres barcos de aprovisionamiento logístico y recomienda a todos los navegantes que se encuentren en las proximidades que se abstengan de acercarse. La marina de guerra turca publicó también ayer fotografías de unas maniobras en el Mediterráneo Oriental, después de un mensaje del presidente Recep Tayip Erdogán el sábado en el que se declaraba dispuestos a negociar pero no a retroceder en sus ambiciones. El «Yavuz» es el segundo buque de investigación que ha desplegado turquía en la zona. El «Oruç Reis» se encuentra en el área entre Chipre y Creta, escoltado por barcos de guerra turcos, que a su vez están siendo vigilados de cerca por otros de la armada griega. El viernes se celebró un consejo de ministros de Asuntos Exteriores especial en el que todos los países europeos manifestaron su apoyo a Atenas en estos momentos, aunque el único que ha enviado navíos de guerra a la zona ha sido Francia. Los ministros habían pedido a Erdogán que no tomase decisiones unilaterales que agraven la situación y la respuesta ha sido enviar un segundo buque de investigación que examina las posibilidades de extraer gas de la zona. Hasta ahora, el Gobierno chipriota ha respondido a los anteriores boletines marítimos turcos (NAVTEX) aclarando que no son válidos puesto que se refieren a zonas que no le pertenecen. Alianzas regionales El conflicto se inició con la firma de un acuerdo entre Turquía y Libia en el que Ankara establecía unos límites muy amplios a sus aguas de interés económico exclusivo. La respuesta de Grecia fue firmar a su vez un acuerdo con Egipto en el que estos dos países comparten la mayor parte de la zona que reclama Turquía. La UE insiste en que la delimitación de fronteras marítimas no puede hacerse de forma unilateral. Por otro lado, Francia y Chipre han anunciado la entrada en vigor de un acuerdo bilateral de cooperación en materia de defensa. Aunque el acuerdo data de 2017, su anuncio en estas circunstancias da la medida de las tensiones crecientes en la zona. Las relaciones entre Francia y Turquía se han deteriorado considerablemente a causa de la presencia militar de Ankara en el conflicto libio y los pasos dados por Erdogán para controlar Libia. Turquía ha respondido diciendo que el acuerdo militar franco-chipriota es un factor de inestabilidad. «El acuerdo en cuestión es contrario a los Tratados de 1960 y al equilibrio [en la zona de Chipre] establecido por estos tratados. Además, fomenta el riesgo de interrumpir los esfuerzos para garantizar la estabilidad y la seguridad en el Mediterráneo oriental», según dijo el portavoz del ministerio turco de Asuntos Exteriores. Grecia ha pedido la convocatoria urgente de una cumbre europea para responder a Turquía, aunque por ahora la UE ha preferido dar un paso menos radical con la celebración de este consejo de ministros de Asuntos Exteriores el viernes. Desde el anuncio de la decisión de volver a permitir el culto musulmán en la antigua basílica cristiana de Santa Sofía, las relaciones de Turquía con la UE no han dejado de deteriorarse. El sábado, Erdogán dejó claro que no retrocederá en la defensa de sus intereses en la zona.
16-08-2020 | Fuente: as.com
El Besiktas quiere conseguir la cesión de Nikola Kalinic
Según informan diversos medios en Turquía, el club otomano querría hacerse con los servicios del ariete croata del Atlético, pero no a título definitivo.
16-08-2020 | Fuente: abc.es
Turquía y Grecia se enseñan los dientes por la explotación del gas
Todos los veranos los griegos, y también los chipriotas, se preguntan si habrá guerra en el Egeo. Este año con más preocupación aún: Turquía anunció hace unos días que efectuará estudios sísmicos en su plataforma continental, muy cerca de la isla griega de Kastelorizo, con su buque Oruc Reis, acompañado por varios barcos de guerra, navegando ya por la zona, lo que provocó una airada respuesta griega y el que sus fuerzas armadas pasaran al estado de alerta. El efectuar estudios sísmicos es el primer paso para una futura explotación de hidrocarburos y este paso es algo que Grecia considera ilegal ya que viola sus derechos soberanos. Son muchos años en los que ambos países se disputan las aguas que bordean las costas turcas y las cercanas islas griegas. Y ahora, conociendo las importantes reservas de gas natural y petróleo en esta zona este del Mediterráneo, las cosas se complican aún más e involucran a Chipre y a Israel. Todo ello sin olvidar que Turquía es un miembro de pleno derecho de la OTAN y sigue siendo candidato, desde hace tiempo, para su adhesión de la Unión Europea. El clima ya había empeorado hace meses, cuando Ankara firmó con el gobierno de Acuerdo Nacional de Libia (GAN) un acuerdo con límites marítimos desde el sur de Turquía hasta el norte de Libia, un corredor en el que se incluyen grandes zonas cercanas a islas griegas como Creta. Grecia protestó airadamente sobre este pacto y ha firmado recientemente acuerdos sobre zonas económicas exclusivas (EEZ) con Italia y con Egipto (en el caso de Egipto es aún parcial), blindándose de esta forma pero molestando tanto a Turquía como Alemania: Angela Merkel había mediado entre Grecia y Turquía para que hubiera un diálogo entre los dos países y el acuerdo heleno-egipcio no ayuda a este esfuerzo. Los yacimientos de gas natural y petróleo de Grecia y Chipre ayudarían en un futuro a que Europa tuviera mayor seguridad energética, al tener más fuentes y rutas. Los turcos habían enviado sus buques Fatih y Yavuz a las aguas que Chipre considera suyas, y eso que la UE había condenado la operación. Porque para Turquía y la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre, ambos «no pueden ser excluidos de la ecuación energética de la región» según declaró el vicepresidente turco, Fuat Oktay. Llueve sobre mojado después del intento frustrado de Ankara de mandar a migrantes a la frontera del norte del país para que pasaran a tierra helena y de ahí al resto de Europa. Y el constante tema de la migración ilegal a la UE entrando por tierra y mar en Grecia sigue siendo una fuente constante de serios problemas (aunque los flujos migratorios se han reducido notablemente estos meses). Se añade la conversión en mezquita de Santa Sofía, que ha provocado indignación, dolor y desazón en los griegos. En estado de alerta El Ejecutivo heleno, dirigido por Kiriakos Mitsotakis, reaccionó con declaraciones sin equívocos a lo que considera una nueva provocación turca. Tanto el primer ministro de centro derecha, Kiriakos Mitsotakis, como su portavoz Stélios Petsas y el Ministro de Exteriores, Nikos Dendias, insisten que Grecia «no aceptará la violación de su soberanía y hará todo lo necesario para defender sus derechos soberanos» mientras que a la orden turca, enviada por el sistema naval internacional Navtex siguió una griega y las flotas de ambos países permanecen en estado de alerta. Como muestra de apoyo, el presidente Macron no había dudado en mandar hace días, de forma temporal, dos fragatas francesas y dos cazas Rafale a la zona, en apoyo a los griegos. Tanta provocación turca para Atenas hizo que solicitara un consejo extraordinario de ministros de Exteriores. Dicho consejo tuvo lugar este viernes y tanto Grecia como Chipre recibieron un claro mensaje de «plena solidaridad europea» para ambos países, aunque Atenas no consiguió que se exigiera el cese inmediato de las actividades turcas de investigación sísmica. Eso sí, los ministros europeos, además de un llamamiento a la reducción de la tensión por parte de Turquía, esperan ahora una reanudación del diálogo entre Atenas y Ankara. El ministro de Exteriores griego pudo entrevistarse también en Viena poco después del consejo extraordinario con el Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y declaró después que se sentía «satisfecho con la condena del comportamiento ilegal turco y el apoyo expresado nuevamente» a Grecia y Chipre. Habló de una lista de sanciones contra Turquía que se elaborará por los servicios europeos y se incluirá en la próxima reunión que tendrá lugar en Berlín a finales de mes. Y subrayó que «nuestros amigos y socios ya conocen a lo que se enfrenta Grecia» y que su país permanece abierto al diálogo con Turquía pero «no bajo el estado de presión y chantaje». Un mensaje claro para el presidente Erdogan y su Gobierno en un momento en el que tienen muchos frentes abiertos, incluyendo los efectos de la pandemia en su industria turística.
16-08-2020 | Fuente: abc.es
Baréin y Omán pueden ser los dos próximos países en formalizar las relaciones con Israel
Tras el inicio del proceso para normalizar las relaciones con Emiratos Árabes Unidos a cambio de frenar, de momento, la anexión de Cisjordania, Benjamín Netanyahu aseguró que «otros países se sumarán pronto a nuestro círculo regional de paz». El asesor de la Casa Blanca Jared Kushner, yerno de Donald Trump, informó que existen «muchas posibilidades» de que otros países árabes logren un acuerdo de paz «en los próximos tres meses», antes de las elecciones en Estados Unidos. Omán, a donde Netanyahu viajó en 2018, y Baréin, sede de la V Flota de Estados Unidos, son los principales candidatos y ambos felicitaron a los emiratíes tras hacerse público un acuerdo que «fortalece la estabilidad y paz en la región», según el comunicado oficial emitido por las autoridades de Manana. Trump planea escenificar el tratado con una cumbre trilateral en Washington con Netanyahu y el príncipe Mohamed Bin Zayed. Mientras, ambos países trabajan en una hoja de ruta que recoge la firma de acuerdos en materia de inversiones, turismo, conexiones aéreas y seguridad. En Canal 12 israelí adelantó que Israel enviará en los próximos días una delegación al Golfo encabezada por el jefe del Mossad, Yossi Cohen, a quien se considera uno de los artífices de un acuerdo que se forjó durante sus viajes clandestinos del año pasado a Abu Dabi. El impulso final, según The New York Times, se produjo durante la pandemia del coronavirus cuando Cohen gestiono el envío de varios aviones con ayuda médica israelí. Lo que era aun secreto a voces en esta parte del mundo se hizo oficial el jueves desde la Casa Blanca. Críticas de Irán y Turquía Emiratos se convierte en la puerta de entrada de Israel al Golfo Pérsico, un avance que le permite izar la bandera con la estrella de David frente a Irán, su gran enemigo regional. El movimiento se produce en un momento clave, justo antes de las elecciones estadounidenses en las que, si pierde Trump, se abre un nuevo escenario en el que Joe Biden podría apostar por recuperar el acuerdo nuclear que Barack Obama alcanzó con los iraníes y que Trump hizo saltar por los aires. El ministerio de Exteriores de la república islámica emitió un comunicado en el que señaló que el pacto es una «estupidez estratégica de Abu Dabi y Tel Aviv que sin duda reforzará el eje de resistencia en la región». En opinión de los iraníes, «el pueblo oprimido de Palestina y todas las naciones libres del mundo nunca perdonarán la normalización de las relaciones con el ocupante y el régimen criminal de Israel». Recep Tayyip Erdogan también se posicionó contra la decisión emiratí y aseguró a los medios turcos que «podríamos suspender nuestras relaciones diplomáticas con el gobierno de Abu Dabi o bien convocar a nuestro embajador». El líder islamista, uno de los grandes apoyos en el exterior de Hamás, acusó al país del Golfo de «traicionar a la causa palestina». Enfado colono Israel firma su tercer acuerdo de paz con un país árabe, tras los alcanzados con Egipto y Jordania, y a cambio entrega su palabra de frenar, de momento, la anexión de buen parte de Cisjordania. Emiratos intenta vender al público árabe que con esta firma ha logrado detener la anexión y Netanyahu trata de maquillar este paso atrás en la expansión de la soberanía diciendo que es «temporal» y enmarcando su éxito en el frente regional árabe israelí. La extrema derecha elevó el nivel de sus críticas contra el primer ministro y David Elhayani, líder del movimiento colono, le acusó de «engañarnos durante mucho tiempo». El diputado Bezalel Smotrich, líder de la formación ultraconservadora Yamina, dijo que «ha llegado el momento de presentar una alternativa al actual primer ministro». Esta anexión suponía extender la soberanía israelí a los territorios de Judea y Samaria, según los nombres bíblicos por los que les conocen los colonos, pero se había convertido también en un dolor de cabeza para Netanyahu debido a la fuerte oposición dentro de su propio gobierno y desde la comunidad internacional. En medio de todo el asunto, los palestinos elevaron la voz para denunciar lo que calificaron de «traición» y pidieron a los países árabes que no sigan el camino de Emiratos y no normalicen sus reacciones con Israel. El problema es que hace mucho que los líderes árabes no escuchan las demandas palestinas.
15-08-2020 | Fuente: as.com
El plan de Falcao: seguir en Turquía e irse a Miami en enero
El delantero colombiano arrancará la temporada en el club de Estambul, pero podría salir en el mercado invernal al conjunto de David Beckham, que quiere contar con él.
15-08-2020 | Fuente: abc.es
La UE abre un proceso de sanciones contra Lukashenko
Los ministros de Exteriores europeos aprobaron este viernes el principio de imponer sanciones a responsables políticos de la dictadura bielorrusa, aunque aún no han decidido ni la fórmula ni la eventual lista de personalidades a las que afectará esa medida. La decisión se tomó en un consejo de ministros de Asuntos Exteriores celebrado de forma telemática y en el que el asunto que centró todos los debates fueron las tensiones entre Grecia y Turquía, aunque en ese caso no hubo ninguna decisión concreta salvo expresar el apoyo total a Atenas y el requerimiento para que el régimen de Ankara se abstenga de adoptar medidas unilaterales en lo que se refiere a la delimitación de sus aguas territoriales. No es habitual un.. Ver Más
13-08-2020 | Fuente: abc.es
Grecia pide apoyo a EE.UU. en su disputa con Turquía
Después de que el presidente Recep Tayyip Erdogan anunciase la semana pasada la reanudación de las actividades turcas en el Mediterráneo oriental, alegando que Grecia ha incumplido los compromisos firmados, Atenas busca la protección de Estados Unidos. El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, se reunirá mañana viernes en Viena con Mike Pompeo, aprovechando su gira por Centroeuropa, para tratar con él «la escalada de las violaciones turcas» en la zona este del Mediterráneo, según confirma el portavoz de gobierno de Atenas. Sin que Bruselas dé muestras de querer intervenir o servir de agente de arbitraje, Atenas y Ankara se disputan el control de los recursos naturales de la zona, en un conflicto agravado por la decisión turca de continuar con la prospección de gas en el área. La guardia costera de Turquía reportó el martes tres heridos tras un tiroteo en el que guardacostas griegos abrieron fuego contra una embarcación civil, a bordo de la cual viajaban tres personas, en aguas territoriales helenas del Mediterráneo. Las autoridades de Atenas niegan tener conocimiento de estos hechos. Otra acción que disparó las alarmas entre Turquía y Grecia fue el despliegue por parte de Ankara de un barco de investigación sísmica, escoltado por buques militares, en el mar Egeo. Los navíos están hoy a 60 millas náuticas al sur de la isla griega de Kastelórizo, lo que, según Atenas, constituye una violación de las fronteras marítimas. El Gobierno griego ha solicitado una reunión extraordinaria de la Unión Europea, además de emitir un comunicado en el que se demanda a Turquía el fin de las actividades de exploración en la zona, y desea lograr apoyo de Estados Unidos para su causa. Pompeo ha hecho un hueco en su agenda y recibirá a Dendias a su paso por Eslovenia, donde tiene previsto discutir sobre la exclusión de la red 5G nacional de la empresa china Huawei. Declaración conjunta EE.UU.-Eslovenia Según informó la agencia Hina, Pompeo se ha entrevistado ya con su colega eslovena, An?e Logar, y se espera que firmen una declaración conjunta de Estados Unidos y Eslovenia sobre las condiciones de seguridad para el establecimiento de la red tecnológica G5. Pompeo se reunirá además con el primer ministro esloveno, Janez Jansa, en Bled, para tratar temas regionales del sudeste de Europa, la cooperación bilateral en el campo de la energía, así como la posibilidad de involucrar a empresas estadounidenses en la posible construcción de una segunda central nuclear. La delegación estadounidense ha dispuesto también una cita con el presidente esloveno, Borut Pahor.
13-08-2020 | Fuente: abc.es
Macron reforzará la presencia militar francesa en el Mediterráneo oriental
Emmanuel Macron ha decidido «reforzar temporalmente» la presencia militar francesa en el Mediterráneo oriental ante el riesgo de la desestabilización de Libia y la tensión inflamable entre Grecia y Turquía, transformando el antiguo «mare nostrum» en un campo de minas incendiarias para toda Europa. Francia está enfrentada directamente con Turquía desde hace meses. París teme la presencia y acciones de Ankara. Desde la óptica francesa, Turquía y Rusia están tomando posiciones tácticas en Libia que pudieran transformarse, en su día, en posiciones de influencia y control del petróleo libio. A partir de Libia? Francia «sospecha» y teme la previsible influencia turca en todo el Magreb, de Túnez a Marruecos. Una gran potencia musulmana, con poderosos aliados rusos, tomando posiciones de fuerza ante las costas griegas, italianas, francesas y españolas. No es un secreto la fragilidad española. Un parque de artillería tierra - tierra, en el Magreb, es una amenaza todavía muy lejana pero bien temible, andando el tiempo. Tras la crisis libia, el estallido de las tensiones y gesticulación militar entre Grecia y Turquía tiene proporciones inquietantes a mucho más corto plazo. Miembro de la Unión Europea (UE), el Estado griego pide socorro, ayuda, solidaridad? gran potencia militar, regional, Francia ha decidido «reforzar temporalmente» su presencia militar en el Mediterráneo oriental. Emmanuel Macron invita a todas las partes a la prudencia, pidiendo «diálogo y la concertación». Alemania espera poder ejercer una influencia muy mayor, en ese terreno, con un trabajo de «medicación? que Berlín puede y deber ejercer con esperada eficacia. Grecia y Turquía intentan presionar a sus «aliados» comunes, la UE y la OTAN. Pero hay un desequilibrio amenazante. Grecia es un pequeño país amenazado por muchas crisis superpuestas, de la inmigración a la pandemia, con incontables flecos económicos y sociales. Turquía es una gran potencia musulmana, dispuesta a influir y ejercer su influencia, incluso pagando el precio trágico de las intervenciones militares. La decisión macroniana de «reforzar temporalmente» la presencia militar francesa en el Mediterráneo oriental «solo» es un «gesto». Altamente simbólico de las amenazas que se multiplican en el antiguo «mare nostrum».
13-08-2020 | Fuente: abc.es
Cita urgente de la UE este viernes para tratar de Turquía, Líbano y Bielorrusia
La situación en el vecindario europeo más próximo se deteriora a marchas aceleradas, lo que ha aconsejado al Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, convocar un consejo extraordinario de ministros de Asuntos Exteriores para este viernes. La lista de los problemas es bastante relevante como para justificarlo: la crisis político-social en Líbano y las protestas en Bielorrusia contra el dictador Alexander Lukasehnko. Sin embargo, el aspecto más importante que figura en esa relación de problemas ha sido el comienzo por parte de Turquía de los trabajos de prospección de yacimientos de gas en aguas que Grecia reclama como suyas. Este es sin duda el aspecto que tiene más capacidad de desestabilizar la situación en el Mediterráneo oriental. La crisis entre Grecia y Turquía ha alcanzado un grado de tensión indudable, hasta el punto de que el primer ministro Kyriakos Mitsotakis había pedido una reunión urgente y extraordinaria del Consejo Europeo. Sin embargo, una medida de esa naturaleza en pleno mes de agosto y después del maratón de cuatro días de reuniones en que resultó la última cumbre, podría ser muy complejo de organizar y sería interpretado como un gesto que podría atizar la tensión en Ankara. Incluso Mitsotakis, en una intervención televisiva el martes había dicho que estaba dispuesto a utilizar el camino del diálogo para resolver esta crisis, siempre que Turquía fuera razonable. El buque turco de exploración Oruc Reis ha estado rozando los límites de la zona de interés económico exclusivo de Grecia escoltado por cinco buques de guerra de su país, a los que a su vez vigilan otras tantas unidades de la Armada de Grecia. Mitsotakis advirtió que por encima de la prudencia de rigor, «no se puede excluir un accidente» que en este caso podría tener consecuencias imprevisibles. La medida de convocar este consejo de ministros exteriores, como especifica Borrell en su mensaje de Twitter, «para estudiar la situación en el Mediterráneo Oriental, las elecciones presidenciales en Bielorrusia y los acontecimientos en el Líbano», es un mensaje prudente que atiende las reclamaciones griegas de obtener un gesto de solidaridad de los demás países europeos rápido y claro, pero deja todavía cierto espacio para un grado más elevado de respuesta, en caso de que Turquía no escuche el mensaje. En estos momentos, las relaciones de Turquía con varios miembros de la UE son más que tirantes. Especialmente con Francia, que ve con mucha preocupación la política de Ankara en Libia, donde ha enviado un significativo contingente militar en apoyo del gobierno de Tripoli y se ha convertido en auténtico árbitro de la situación. Pero las actividades turcas en el Mediterráneo Oriental inquietan también a Chipre, por razones aún más intensas que las que preocupan a Grecia. Y por otro lado, la mayoría de los países miembros prefiere no irritar al máximo dirigente turco, Recep Tayip Erdogán, que tiene en sus manos la posibilidad de dejar abiertas las fronteras para que miles de refugiados intenten llegar a territorio europeo. La crisis en Libano está directamente relacionada con la situación en Turquía, porque nada sería peor para todos que un agravamiento de la situación. El caso de Bielorrusia preocupa especialmente a los países limítrofes como los bálticos y Polonia, porque una desestablización grave en esa dictadura tendría consecuencias directas para ellos. En otras circunstancias es probable que el Alto representante no hubiera juzgado necesario convocar una reunión extraordinaria de ministros por un fraude electoral que de todos modos no es la primera vez que se produce. Todo forma parte del sutil lenguaje para hacer llegar el mensaje adecuado a Grecia, que merece el apoyo de sus aliados en la UE y, por supuesto, al régimen turco.