Infortelecom

Noticias de turquia

16-09-2020 | Fuente: abc.es
Abrams denuncia la política de Borrell: «Los venezolanos merecen elecciones libres»
El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela ha expresado este miércoles «preocupación sobre algunas de las cosas que llegan desde Bruselas», en referencia a la posibilidad de que el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, el español Josep Borrell, acepte enviar observadores a las elecciones legislativas organizadas por el régimen chavista, si este último acepta aplazarlas más allá de la fecha inicial de diciembre, como adelantó ABC. «El aplazamiento no es suficiente. Las condiciones electorales deben cambiar», dijo el veterano diplomático Elliott Abrams en una conferencia en Washington con periodistas. «Me preocupa que haya un pacto en que la UE diga que tal vez enviará observadores a unas elecciones si se aplazan las de diciembre mediante un acuerdo. Si lo hace, se inclina claramente a asumir la observación de esas elecciones, y eso genera un peligro en el camino», añadió. Según el embajador Abrams, esos peligros son los de mantener el compromiso de enviar observadores -y por tanto, se entiende, dar legitimidad- a unas elecciones mientras el régimen chavista incide en prácticas lesivas para los derechos humanos, como las detenciones arbitrarias y la tortura, comprobadas y denunciadas por abundantes observadores internacionales. «Si Maduro sigue arrestando, negándose a excarcelaciones, no es probable que entonces [en la UE] digan que han cometido un error y ya no van a ser observadores en esas elecciones. No van a dar marcha atrás. Habrá una tendencia normal, humana, a minimizar o hacer la vista gorda ante todavía más abusos para poder mantener vivo ese acuerdo que habrán alcanzado», dijo Abrams a una pregunta de ABC. Misión de observadores Borrell ha convocado para este mismo jueves una reunión de ministros de Exteriores de los países del llamado «Grupo de Contacto» -Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Francia, Italia, Alemania, Holanda, España, Portugal, Suecia y el Reino Unido- en la que se propone tratar sobre las elecciones que el régimen de Maduro quiere convocar en diciembre. Su sucesora al frente del ministerio español de Asuntos Exteriores, Arancha González, ha declarado que «si hay espacio, por pequeño que sea, para que se celebren elecciones con condiciones democráticas España lo apoyará». Fuentes oficiales europeas dijeron el martes al corresponsal de este diario en Bruselas que Borrell estudia apostar por el envío de una misión de observadores, algo que sería interpretado como el reconocimiento de las elecciones que quiere el régimen, aunque insisten en que ello «no prejuzgaría el dictamen que pudieran hacer de su desarrollo». Exigir garantías «Creo que la UE debería decir en la reunión del Grupo de Contacto, y en sus otras manifestaciones, que los plazos son sólo uno de los factores, y que es necesario que estas elecciones cumplan una serie de requisitos, una serie de condiciones que son las mismas para que haya unas elecciones en Europa. Las mismas condiciones para unas elecciones libres en Europa deberían aplicarse a unas elecciones en Venezuela. Los venezolanos merecen unas elecciones libres, las mismas que merecen los europeos», dijo Abrams. El cambio de perspectiva en el seno de la UE llega después de las gestiones del opositor Henrique Capriles, apoyadas por el Gobierno de Turquía, para aceptar las elecciones a cambio de la puesta en libertad de 110 presos políticos. El gobierno interino alternativo al que reconoce el grueso de la comunidad internacional, comandado por Juan Guaidó, se niega a aceptar esas elecciones porque el régimen sigue controlando las instituciones y persiguiendo y censurando a la oposición. Abrams pidió a «quienes decidan participar en esas elecciones que pidan que cumplan los requisitos más básicos» para ser consideradas legítimas, que no se dan ahora. El embajador también dijo que «nadie cree que [el régimen chavista] pudiera, incluso si lo quisieran, celebrar elecciones libres en diciembre. Necesitan 30.000 o 40.000 máquinas de votación. Necesitan importarlas de algún lugar. Cinco millones de venezolanos están fuera del país y millones son desplazados internos. La actualización del censo electoral es una tarea enorme que posiblemente no podría completarse en diciembre, incluso si realmente lo intentaran de buena voluntad».
16-09-2020 | Fuente: as.com
Cerdeña tampoco tendrá espectadores en sus tramos
Los organizadores de la cita italiana han seguido los pasos de Turquía, que este fin de semana se disputará a puerta cerrada, sin público.
15-09-2020 | Fuente: as.com
En Turquía colocan a Diego Costa en el Fenerbahçe
Los medios locales otomanos insisten en que el Fenerbahce sondea el posible traspaso de Diego Costa. Termina contrato en un año y el Atlético querría traspasarlo.
15-09-2020 | Fuente: as.com
El Leganés accede a darle la carta de libertad a Fede Varela
El hispano-argentino seguía lesionado y en el club creen que su marcha es lo mejor para todos. Ha sido el futbolista el que pidió ayer salir. Sin ofertas de España, apunta a Turquía.
15-09-2020 | Fuente: abc.es
Borrell maniobra para «blanquear» las legislativas de diciembre en Venezuela
El alto representante para la política exterior europea, Josep Borrell, está decidido a hacer que las cosas se muevan en Venezuela, aunque por ahora no es fácil determinar en qué dirección va a producirse ese movimiento. Borrell ha convocado para el jueves una reunión de ministros de Exteriores de los países del llamado «Grupo de Contacto» en la que se propone informar de lo que le han contado sus interlocutores en Caracas y sobre «los últimos acontecimientos políticos». Su portavoz no ha mencionado abiertamente ninguna posición nueva sobre las elecciones que el dictador Nicolás Maduro quiere convocar en diciembre, pero para ello estaba su sucesora al frente del ministerio español de Asuntos Exteriores, Arancha González, que había declarado que «si hay espacio, por pequeño que sea, para que se celebren elecciones con condiciones democráticas España lo apoyará». Al mismo tiempo, Juan Guaidó el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y reconocido como presidente encargado por numerosos países, dijo en una intervención telemática en un foro celebrado ayer en Madrid que los demócratas venezolanos esperan la colaboración de la UE «para recuperar la democracia» en su país, lo que pasaría por no reconocer las elecciones parlamentarias previstas por el régimen para el próximo día 6 de diciembre. El grupo de Contacto está formado por Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Francia, Italia, Alemania, Holanda, España, Portugal, Suecia y el Reino Unido y hasta ahora la mayoría reconocen a Guaidó como presidente encargado y no reconocen la última elección presidencial sobre la que Maduro erige su posición, pero aceptan seguir teniendo contactos diplomáticos con el régimen que este representa, porque es de facto el que detenta el poder. La posición europea, en todo caso, parece estar avanzando hacia una postura más pragmática que pudiera permitir un ejercicio electoral bajo ciertas condiciones. Fuentes europeas afirman que Borrell podría apostar por el envío de una misión de observadores, que sería interpretado como el reconocimiento de las elecciones como quiere el régimen, aunque insisten en que ello «no prejuzgaría el dictamen que pudieran hacer de su desarrollo». En este sentido, fuentes diplomáticas francesas consideran que París acepta «respaldar el esfuerzo que hace Borrell pero si sirve para presionar al régimen para que organice elecciones verdaderamente libres y democráticas». La cuestión es determinar si una dictadura como la chavista puede ser creida cuando dice que está convocando un ejercicio electoral honesto y realista, sabiendo que desde el principiode su llegada al poder ha abusado de su ventaja para amañar cualquier proceso electoral. En Bruselas se juega con opciones como la de una misión de largo recorrido, que podría ir verificando la evolución del proceso, aunque fuese organizado por la propia dictadura, con la cuestión de su dictamen final como mecanismo de presión. El cambio de perspectiva se ha acentuado después de las gestiones del ex dirigente opositor, Henrique Capriles, apoyadas por Turquía que tuvieron como resultado la puesta en libertad de 110 presos políticos, lo que ha servido para dividir a la oposición. Para la UE, si no había candidatos opositores era fácil no reconocer las elecciones. Si hay alguien tan significado como Capriles que quiere concurrir, eso cambia las cosas. Más exigentes Guaidó, sin embargo, insistió ayer en su tesis de que la UE no debe reconocer las elecciones parlamentarias, sino exigir a la dictadura un calendario para la celebración de una eleción presidencial que repare el fraude de 2018 con la designación de un «árbitro creíble» y aislado del régimen para controlar el proceso. Para Guaidó el gran rol de Europa debe ser «fijar en este proceso cuáles son los mínimos para convertirlo en una solución y no permitir que la dictadura lo utilice en beneficio propio». Borrell tiene ante sí un dilema, que consiste en decidir si quiere fiarse de Maduro, aunque sabe que va a hacer trampas, o seguir respaldando a los demócratas con la certeza -también- de que el problema seguirá empantanado durante mucho tiempo.
14-09-2020 | Fuente: abc.es
Las familias de las víctimas de «Charlie Hebdo» reviven el dolor con un juicio que se extenderá hasta noviembre
Las familias de las víctimas de la matanza consumada en la redacción del semanario satírico «Charlie Hebdo», el 7 de enero de 2015, aportan al histórico proceso de los cómplices de los asesinos la luz y rostros humanos que no tienen los criminales juzgados ni el fanatismo religioso que vuelve calificar de «comportamiento criminal» el trabajo de periodistas y humoristas asesinados en nombre de la justicia islámica. El proceso comenzó el martes 2 de septiembre, con el interrogatorio de los catorce cómplices de los autores materiales de la matanza, los hermanos Chérif et Saïd Kouachi, abatidos a tiros dos días parte. El mismo día, la Universidad de al-Azhar, en El Cairo, la más influyente de las escuelas de teología islámica, suní, calificó la nueva publicación de las caricaturas de Mahoma de «acto criminal». En Ankara, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, denunciaba como «provocación» la publicación, coincidiendo con el inicio del proceso, de las caricaturas de Mahoma que, en su día, hace cinco años, estuvieron en el origen de un estallido de cólera musulmana, internacional, coincidiendo con la solidaridad universal con los periodistas y dibujantes asesinados en París. El mismo día de la matanza se hizo célebre la primera reacción de Elsa Wolinski, la hija de Georges Wolinski, uno de los grandes dibujantes / humoristas asesinados: «Papá se ha ido. Wolinski queda». Era y sigue siendo la esperanza y la fe más alta en la creación, que no puede destruir ningún crimen. Cinco años más tarde, Elsa Wolinski ha comentado el inicio del proceso de este modo: «Mi hermana, abogada, mi madre, con cáncer, y yo, que he engordado un poco, vivimos en una atmósfera muy tensa. Me siento cansada desde que comienza el día. Todo, la actualidad, la prensa, me recuerdan aquel día trágico. Mi madre vive su enfermedad y su dolor con una protección policial especial. Nos apoyamos, en familia». Frágil, físicamente, muy viva, despierta, animosa y viva, moralmente, Maryse Wolinski, la esposa, sigue viviendo en el pequeño apartamento donde fue feliz con su marido, habla con serena firmeza: «Las familias que estaremos presentes en el proceso, como parte civil, no esperamos gran cosa. No se juzgará a los asesino, si no a sus cómplices. Siento curiosidad por escuchar a la esposa de uno de ellos, Cherif Kouachi. Incluso me gustaría hablarle, intentar comprender como pudo ignorar, ella, lo que se tramaba en su casa». La justicia de los hombres Chloé Verlhac, la viuda de otro dibujante famoso, Tignous (Bertrand Verlhac), tiene una visión quizá más política, por momentos, ante el inicio del proceso: «Es muy importante que quienes asesinaron o ayudaron a asesinar, en nombre de la justicia de su dios, sean juzgador por la justicia de los hombres. Durante mucho tiempo, fui víctima de mi dolor, íntimo, personal. Ahora creo comprender el alcance histórico de este juicio: será el momento de recordar la matriz y grandes principios donde se funda nuestra nación, nuestra vida en común, comenzando por la laicidad». Marika Bret, que fue directora de recursos humanos en la administración de «Charlie Hebdo», es hoy responsable del recuerdo y defensa de la memoria de Charb (Stéphane Charbonnier) otro de los antiguos puntales del semanario satírico, comparte una visión cívica y política del proceso que debe durar hasta primeros de noviembre: «Hemos dejado que se marchiten los principios fundamentales de nuestra vida política, nuestra nación, nuestra república. Acompañando a los padres de Charb, me constituí parte civil, en el juicio, para recordar y defender los valores y compromisos políticos, republicanos, humanistas y universales de la gran aventura de ?Charlie Hebdo?. Fue una gran historia que es indispensable seguir recordando y defender». Michel Cabut, hermano de Cabu (Jean Cabut), otro de los grandes maestros del humor satírico francés, sigue al frente de su propio quinteto de jazz, sin abandonar nunca su puesto como batería. Sigue el inicio del proceso a una cierta distancia, pero rinde diarios homenajes, muy profundos, públicos, muy líricos: «No espero gran cosa del proceso. Espero que nos ayude a comprender. Soy músico. Mi hermano tenía dos grandes pasiones, el dibujo humorístico y el jazz. Yo lo recuerdo y rindo homenaje cada día, en privado, durante los ensayos de nuestro quinteto y durante nuestros conciertos. Jean Luc Godard llegó a decir que mi hermano era el mejor periodista de Francia. A título personal, prefiero recordarlo como un hombre alegre, feliz, siempre riendo, a ritmo de ?swing?. Nuestro grupo se llama ?Hot swing orchestra?. Quiero pensar que sigue escuchándonos en algún lugar, entre las estrellas».
13-09-2020 | Fuente: abc.es
Los refugiados de Lesbos, la herida abierta de Europa
«Ahora ya no huele a mierda. Solo a quemado», explica a ABC José Fernández, el gallego de la ONG evangelista REMAR, organización que está distribuyendo agua a una cola de miles de personas del campamento, todas ellas en la carretera, en cuyo borde han dormido ya varias noches. Se refiere a las consecuencias de los dos incendios provocados, uno seguro por un grupo de inmigrantes afganos al grito de «Bye Bye Moria» y el otro aún por investigar, que ha destruido el desastroso Centro de Acogida e Identificación de Moria en la isla de Lesbos. Los de REMAR distribuyen desde la mañana del jueves lo que hay: comida del catering del ejército dos veces al día, y más cosas como agua y fruta, enviadas por distintas ONGs así como donaciones de países europeos, junto con sacos de dormir y mantas. Durante años, esta organización aguantó en Moria, aun cuando se fueron todas las demás ONGs protestando contra el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía en marzo de 2016. Distribuían tres veces al día, con colas kilométricas de varias horas, la comida del catering del campamento. Lo peor era la violencia, las peleas entre grupos de jóvenes y la falta de seguridad hasta ahora en Moria: se denunciaba al menos una violación por semana y por la noche todas las mujeres que no vivían con su familia en un contenedor preferían ponerse pañales para no arriesgarse a ir, casi sin luz, a uno de los malolientes sanitarios portátiles. Campamento del infierno El nombre de Moria ya no se asocia con el pequeño pueblito a 10 kilómetros de la capital, Mitilini, sino con el «campamento del infierno», el mayor de Europa para inmigrantes ilegales que llegan de las costas turcas, creado por el ejército para menos de 3.000 personas y donde malvivían hasta la noche del miércoles en contenedores tiendas de campaña unas 13.600 personas (aunque llegó a acoger a más de 20.000). Todos llegaron desde las costas turcas, a unas pocas millas de distancia de Lesbos y e otras islas cercanas como Kos, Samos, Leros y Jíos. Ahora el ritmo de llegadas se ha ralentizado, porque las patrullas tanto griegas como turcas, así como las fuerzas de Frontex, vigilan estrechamente la zona y hay también drones. En lo que llevamos de año, han llegado a Lesbos 4.287 personas, mientras que en todo 2019 la cifra fue de 27.148. Desde la llegada de los conservadores al Gobierno griego, liderado por Kiriakos Mitsotakis, la gestión de la inmigración irregular ha mejorado con respecto al anterior Ejecutivo: menos llegadas y proceso de asilo más rápido, así como el deseo de deportar o repatriar a quien no tiene derecho a quedarse. El Gobierno radical de Syriza, que se consideraba solidario y cuya juventud era partidaria de una Europa sin fronteras, tuvo que afrontar sin experiencia y casi sin medios el millón de personas que «pasaron» por Grecia en el 2015. Los números fueron disminuyendo, pero los problemas sobre cómo afrontar a este grupo de personas se multiplicaron y eso que ahora el partido neonazi Amanecer Dorado lleva tiempo callado y sin actividad violenta: ya no tiene diputados en el parlamento. Estos días, Mitsotakis ha recordado que se trata de un problema europeo y que tiene que haber una distribución justa de quienes llegan a su país por mar o por tierra, y aún mas ahora en época de pandemia. Y tras entrevistarse con el Vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinas este viernes, tras la visita de este a Lesbos, quedó claro que se prepararán nuevas regulaciones europeas de migración y asilo, incluyendo la distribución equitativa de los migrantes entre todos los estados miembros de la UE. Dos frentes Lesbos y otras islas están ahora divididas: por un lado los inmigrantes, las ONGs y los mas solidarios que quieren ayudar a quienes llegan a sus costas y quieren un campamento de acogida pequeño, bien organizado y controlado, para que luego los inmigrantes sean enviados con rapidez (y no permaneciendo meses, hasta años para efectuar la solicitud inicial de asilo) a otra parte de Grecia. Por el otro está la mayoría de la población local, exacerbada por elementos nacionalistas y populistas, que quieren que el problema desaparezca sin pensar que aunque todos los inmigrantes se vayan mañana llegarán muchos más. Kostas Muzuris, gobernador de la región, y el Alcalde de Mitilini insisten en la necesidad de que la isla se vacíe de inmigrantes. Y entre estos dos bandos, los inmigrantes, por una vez, están de acuerdo con la población local: quieren abandonar lo antes posible y para siempre la isla y no se cansan de decirlo.
07-09-2020 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí conmuta la pena capital por castigos de veinte años a los asesinos de Khashoggi
La Justicia de Arabia Saudí conmutó las penas de muerte impuestas a cinco personas por el asesinato del periodista Jamal Khashogghi por condenas de veinte años de prisión. Los otros tres condenados deberán pasar entre siete y diez años entre rejas, según el veredicto final de un juicio calificado de «parodia» por la investigadora de Naciones Unidas, Agnes Callamard. Esta conmutación de la pena capital se produjo después de la decisión de la familia de perdonar a las cinco personas que los saudíes encontraron culpables de asesinar y descuartizar al columnista de The Washington Post el 2 de octubre de 2018 en el consulado del reino en Estambul. La fiscalía anunció que el caso «está cerrado», pero los nombres de los condenados no se hicieron públicos y tampoco se conoce el paradero del cuerpo del periodista. Khashoggi, de 59 años y una voz crítica con la monarquía, entró al consulado para realizar un trámite personal relativo a su divorcio y nunca salió con vida. Fuera se quedó esperando su prometida turca, Hatice Cengiz, quien sigue esperando que se haga justicia y calificó de «farsa» el veredicto saudí. The Washington Post publicó en abril de 2019 que las autoridades del reino habrían comprado el silencio de la familia con la entrega de viviendas, valoradas en 4 millones de dólares, y «pagos mensuales superiores a 10.000 dólares por hijo» como una primera parte de un acuerdo a largo plazo para evitar declaraciones críticas de la familia sobre el asesinato a manos de agentes de seguridad enviados por el propio reino. Un año después llegó el anuncio oficial de Salah, primogénito del periodista y único de sus cuatro hijos que vive en el reino, quien emitió un comunicado que rezaba: «Nosotros, los hijos del mártir Jamal Khashoggi, anunciamos que perdonamos a los que mataron a nuestro padre, buscando la recompensa de Dios todopoderoso». En un primer momento, Arabia Saudí negó cualquier vinculación con el asesinato, pero con el paso de los días y de las pruebas que aportaban fuentes turcas, admitió la muerte dentro de la legación a manos de sus funcionarios. En julio, Turquía puso en marcha un juicio contra veinte ciudadanos saudíes con el objetivo de aclarar el asesinato, pero el proceso se desarrolla in absentia ya que Riad se niega a extraditar a los acusados, entre los que se encuentran el exjefe adjunto de la Inteligencia, Ahmed al Asiri, o Saud al Qahtani, ex asesor del príncipe heredero Mohamed bin Salman (MBS), dos altos funcionarios que perdieron sus cargos tras lo ocurrido con Khashoggi, pero a los que no imputaron en el proceso judicial realizado en Riad. MBS, el hombre con más fuerza en el reino y la persona a la que la CIA apuntó como cerebro de la operación, admitió su «responsabilidad por ser el líder del país», aunque aseguró que «no sabía nada» de lo que calificó de «crimen horrible», según una entrevista concedida a la cadena CBS.
05-09-2020 | Fuente: as.com
Desde Cristiano en el United no se ha visto algo así: la falta que emula a las míticas del portugués
Un jugador de la selección de Hungría dio la victoria a los suyos ante Turquía con un lanzamiento de falta que recuerda y mucho a los míticos del portugués.
04-09-2020 | Fuente: abc.es
Macron denuncia la amenaza de la aventura separatista musulmana
Con motivo del 150 aniversario de la fundación de la III República y su restauración del orden republicano, en el Panteón, monumento nacional, tumba de los hombres ilustres de la Nación, Emmanuel Macron ha reafirmado una matriz política capital: «Francia, nuestra Nación, nuestra República, no admiten ninguna aventura separatista». Evitando un enfrentamiento brusco, el presidente de la República ha «designado» de este modo, elíptico, el separatismo que, a su modo de ver, se ha convertido en una amenaza nacional: «No habrá nunca, en Francia, un puesto para quienes, en nombre de su dios, con la ayuda de potencias extranjeras, en algunos casos, intentan imponer la ley de un grupo». Evitando el choque directo, por ahora, Macron designa con precisión a los protagonistas de la «aventura separatista»: los franceses de confesión musulmana que consideran «superior» la «ley Islámica» a las leyes del Estado, la República francesa. En Francia (67 millones habitantes) no existen estadísticas religiosas, pero se calcula oficiosamente que 5 o 6 millones de franceses son musulmanes practicantes en muy distinta medida. Según un estudio sociológico de la Fundación «Jean Jaurès» (social reformista), un 50 por ciento de los musulmanes franceses estimarían que la ley musulmana es «superior» a las leyes de la República. Se trata de un incremento significativo de las creencias islámicas, con cierta dimensión disolvente contra las instituciones del Estado. Hace apenas cinco años, solo un 25 / 30 por ciento de los musulmanes franceses tenían esa opinión sobre la presunta «superioridad» de sus convicciones religiosas. Desde hace poco menos de un año, Emmanuel Macron insiste en las amenaza de la «aventura separatista». Sin nombrar nunca al islam, pero insistiendo siempre en la dimensión religiosa del nuevo separatismo francés. Una ley para combatirlo Gérald Darmanin, ministro del Interior, está preparando una Ley especial, con el fin de combatir jurídicamente el nuevo separatismo religioso / musulmán. Proyecto que debiera aprobarse en la Asamblea Nacional a lo largo del próximo trimestre o primeros del 2021. Coincidiendo con el proceso de los cómplices de la matanza consumada el 2015, en la redacción del semanario satírico «Charlie Hebdo», la Universidad de al-Azhar, en El Cairo, la más influyente de las escuelas de teología islámica, suní, ha calificado de «acto criminal» la nueva publicación de las caricaturas de Mahoma que suscitaron una controversia internacional hace cinco años. En ese marco, estrictamente nacional, con muchos «flecos» internacionales, en Turquía, Pakistán, y el resto del mundo islámico, Emmanuel Macron ha considerado indispensable recordar la matriz cultural e institucional de Francia: «No caben aventuras separatistas».