Infortelecom

Noticias de turismo

07-06-2018 | Fuente: as.com
Ponce y Pirri brillan en el torneo de 'Turismo de Huelva'
La Real Sociedad Hípica Española Club de Campo acogió un torneo promocional para captar embajadores del Destino Huelva y sus productos.
06-06-2018 | Fuente: as.com
Cleveland: hogar de Superman, el 'Rock and Roll' y las chucherías
Una ciudad con poca atracción para el turismo, C-Town esconde rincones muy curiosos y grandes hitos de la cultura del país estadounidense.
05-06-2018 | Fuente: abc.es
Maduro declarará festivo el día que Venezuela salga de la OEA
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dicho este martes que declarará como día festivo nacional la fecha en que su país salga definitivamente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que, se estima, ocurrirá en abril del próximo año. «Ese día vamos a hacer una fiesta nacional, cuando Venezuela salga de la OEA vamos a hacer una fiesta de pueblo, vamos a declarar día festivo para todo el país», ha afirmado durante una reunión con autoridades del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV) en Caracas. Las declaraciones del líder chavista se producen mientras Estados Unidos y países afines intentan en Washington hacer prosperar una sesión especial, en el marco de la Asamblea General de la OEA que ha arrancado hoy, para suspender a Venezuela del organismo, para lo que necesitan el apoyo de 24 de los 34 Estados miembro. Maduro ha señalado que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, ha acudido este martes a la sesión de la OEA y le ha ordenado responder «todos los agravios» de EE.UU. y de otros países para defender la «dignidad del pueblo venezolano, así tenga que hablar mil veces». Es «la última Asamblea General que participa un canciller venezolano, porque nosotros denunciamos a la OEA y nos vamos de la OEA, del ministerio de colonias», ha señalado el mandatario al recordar que su Gobierno inició en abril del año pasado los trámites para abandonar la instancia, un proceso que tarda 24 meses. «Nos vamos de la OEA, ratificado, ya van 13 meses de los 24 que tenemos que esperar para que se haga efectivo», ha subrayado. El líder de la llamada revolución bolivariana ha asegurado que este organismo es inútil, «la cosa más aburrida» del mundo y «donde más se pierde el tiempo» por estar «secuestrado por el imperialismo norteamericano». Asimismo, ha acusado a Washington de haber desarrollado esta semana una «campaña criminal, macabra, de chantaje y amenaza a todos los gobiernos de América y el Caribe» para promover la suspensión de Venezuela de la OEA. «Los ha amenazado con quitarle las ayudas económicas, las posibilidades financieras, a algunos países los ha amenazado con quitarle los flujos de turismo, los flujos comerciales, apretar a los migrantes que están de esos países en EE.UU., no ha habido amenaza que no haga», ha remarcado. La suspensión está ganando apoyo entre los países miembros del organismo, que ya cuenta con los 18 votos necesarios para iniciar el proceso, dijeron a Efe dos fuentes diplomáticas. El canciller de Venezuela ha considerado que la petición de los 14 Estados miembros del Grupo de Lima, junto a EE.UU., de suspender a su país de la organización es un acto a la «desesperada» y una «ridiculez», ya que Caracas está casi fuera del organismo por voluntad propia.
31-05-2018 | Fuente: elpais.com
La economía crece al 3% gracias al tirón del consumo, el turismo y la exportación de servicios
El INE confirma que entre enero y marzo el avance del PIB fue del 0,7% entre trimestres y eleva al 3% el alza interanual
31-05-2018 | Fuente: elmundo.es
Valladolid sobre raíles: arranca el 'Tren del vino'
De Madrid a Valladolid, esta ruta recorre los viñedos del territorio castellanoleonés, visitando bodegas de Ribera, Cigales y Toro. Renfe presenta una temporada con quince jornadas en las que conjuga cultura, gastronomía y enoturismo. 
30-05-2018 | Fuente: elpais.com
Los barrios donde los lisboetas se refugian del turismo
Alvalade, Campo de Ourique y Ajuda viven aún ajenos a la ventolera extranjera
21-05-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte acelera su ?Marina d'Or?, su apuesta para atraer turismo
El complejo, que tiene más de 170 edificios, empezó a levantarse en enero y podría inaugurarse en 2 o 3 meses
21-05-2018 | Fuente: abc.es
Un grupo de neonazis pega una paliza al alcalde de Tesalónica con la connivenica de Amanecer Dorado
Mientras que Yannis Boutaris, el alcalde de Tesalónica (la segunda ciudad de Grecia), sigue recuperándose de la paliza que sufrió durante un acto político en su ciudad en la tarde del sábado, la policía ha conseguido arrestar a cinco de sus atacadores (cuatro griegos y un georgiano) y parece que ha identificado a los demás. Boutaris participaba en la tarde del sábado en un acto conmemorando el Genocidio de los Griegos Póndicos, la población griega que habitaba en la región del Pondos, al sudeste del Mar Negro durante el imperio otomano. Las persecuciones y matanzas que ocurrieron a principios del siglo XX (durante la Primera Guerra Mundial y la Guerra entre Turquía y Grecia) provocaron la muerte de unos 360.000 personas, incluyendo niños y aunque este genocidio no ha sido reconocido internacionalmente en Grecia se conmemora la fecha con distintos actos. Durante la ceremonia fue rodeado por un grupo de personas que le exigieron que abandona el lugar y comenzaron a pegarle una paliza. Tras recibir golpes que le tiraron al suelo y ser pateado, Boutaris, que es un hombre de 75 años y complexión muy delgada fue finalmente levantado y llevado al hospital donde permaneció unas horas. «Una pesadilla», declaró tras el atentado, ?me dieron puñetazos, patadas, de todo. Fue un ataque despreciable pero ahora estoy bien? mientras que el gobierno y los principales partidos griegos condenaron duramente el ataque. La condena más clara fue la del gobierno: «Los que atacaron al alcalde de Tesalónica, Yannis Boutari, no son ni ciudadanos indignados ni la multitud abarrotada. Son simplemente matones de extrema derecha que tienen que enfrentarse a las consecuencias de sus acciones. Si las fuerzas políticas permiten a los marginales de extrema derecha esconderse detrás de un sentimiento supuestamente patriótico, la serpiente del fascismo amenazará directamente a la democracia». Fascistas agreden al alcalde de Tesalónica, Yiannis Boutaris un hombre de 75 años del partido ecologista. Ha sido ingresado en un hospital con lesiones #Grecia pic.twitter.com/8Y3FHsSsLE? María de la ? (@MDELAO) 20 de mayo de 2018La policía pudo, gracias a los videos de la ceremonia, identificar a los asaltantes, habiéndose detenido a cinco e identificado a otros más. Boutaris es un conocido viticultor, empresario y ahora político que se presentó como candidato independiente a la Alcaldía de Tesalónica en 2010 y consiguió ser elegido dos veces alcalde gracias a los votos de los socialistas y otros grupos progresistas. Ha llegado a ser nombrado «Mejor Alcalde del Mundo en 2012». Se ha reconocido su buena gestión, multiples mejoras y la apertura de la ciudad,mostrando aspectos de su multiculturalidad, especialmente a los turistas turcos e israelitas. Su mentalidad abierta y sus declaraciones frecuentemente conflictivas (sobre el tema del nombre de Macedonia etc.) le han granjeado la enemistad de los griegos más nacionalistas y del partido de extrema derecha neonazi Amanecer Dorado. Se cree que fueron unas declaraciones televisadas recientes la causa del ataque: afirmaba que le daba igual que Kemal Ataturk, nacido en Tesalónica y cuya casa es ahora un museo, hubiera matado griegos (durante el genocidio póntico) porque lo que quería era atraer turismo turco a la ciudad. La única que felicitó a los atacantes fue Urania Mijalogiakou, la hija del Secretario General de Amanecer Dorado.
21-05-2018 | Fuente: abc.es
ra un joven corpulento, barbudo y desgarbado, vestido con unos vaqueros y una camiseta, a la manera occidental de los jóvenes iraníes. Yo deambulaba con un amigo español por las calles de Isfahan, la ciudad más turística del país, rumbo a la encantadora plaza de Naqsh-e-Yahan. «¿Spania?», nos preguntó. «Spania, Federico García Lorca?», dijo. Siguió un atropellado monólogo en farsi, del que nada comprendimos, y una pausa antes de que, con los ojos encendidos, comenzara a recitar de corrido aquello de «Eran las cinco en punto de la tarde. Un niño trajo la blanca sábana a las cinco de la tarde?». Nos dio la pista la solemne repetición del «panja», el número cinco en persa. Y los gestos de matador que realizaba, en una surrealista y maravillosa escena en medio del habitual jaleo callejero de la ciudad de los puentes. Nos invitó a su casa. No recuerdo su nombre. Al «Llanto por Ignacio Sánchez Mejías» le siguió un amplio recital lorquiano. Nos sacaba ediciones persas de sus autores venerados, algunas en inglés de tiempos de antes de la revolución de Jomeini. Muchos de ellos libros prohibidos por la infernal teocracia chií, claro. Nosotros escuchábamos, tomando el té, husmeando entre su enorme librería adornada con retratos de sus héroes, una miscelánea contemporánea que mezclaba el Che Guevara, Gandhi y Oscar Wilde. Aquel encuentro nos condujo a conocer a la dulce Goldboo, y a las veladas en casa de sus progenitores con vodka ilegal destilado en el barrio cristiano y el llanto del sitar de su padre. Regresó de EE.UU. con la promesa de una revolución justa en 1979, y había acabado sumido en décadas de melancolía. Así es Irán, un país lleno de gente culta y hospitalaria que viven acantonados en el interior de sus vidas privadas y sometidos a los azotes del fundamentalismo religioso en su vida pública. Isfahan tuvo 400.000 visitantes extranjeros el año pasado, según cifras oficiales citadas por el «Financial Times». El triple que dos años antes. Ahora, tras la decisión de Trump de abandonar el acuerdo nuclear y de reactivar nuevas sanciones económicas, se prevé una caída del turismo internacional de entre el 15% y el 40%. No sé qué será de nuestro anfitrión lorquiano. Me lo imagino saliendo a la calle con la ilusión de un nuevo encontronazo cultural durante los dos años de vigencia del acuerdo. Y deprimido ahora por el previsible cierre de las cortinas de la vida que seguirá al restablecimiento de sanciones. Occidente se ha enfrentado durante tres lustros al endiablado dosier nuclear iraní. Y al dilema de saber que el castigo a las facciones más duras y fanáticas del régimen, defensoras del programa atómico y la confrontación con EE.UU., suponía agravar la condena de esa mayoría social que suman muchos abstencionistas y los votantes de las candidaturas llamadas reformistas. Y que, si bien orgullosos de su país y nacionalistas persas en muchos casos, aspiran a la apertura, y a que les dejen vivir en paz. Irán no fue siempre el «enemigo de Occidente», ni EE.UU. el «Gran Satán» para los iraníes. En los años 70, la doctrina exterior de un Richard Nixon enfangado en la Guerra de Vietnam le llevó a delegar la estabilidad en Oriente Medio en los «Pilares Gemelos» de la gran potencia en la región: el Irán del Sha y Arabia Saudí. Ironías de la geopolítica, los dos archirrivales de hoy le guardaban juntos el patio petrolero a Washington. Más aún, en aquella ecuación, Israel, Irán y los kurdos conformaban una red de apoyo logístico y de inteligencia para EE.UU., que tenía en ellos un cinturón aliado no árabe en las tierras del Profeta. A mediados de los 80, durante la guerra Irán-Irak, la Administración Reagan sufrió también el humillante escándalo conocido como Irán-Contra. Mientras defendían públicamente el embargo de armas contra las dos facciones, la CIA y un joven analista del Consejo de Seguridad Nacional, Oliver North, orquestaron un cinematográfico plan de rescate de unos rehenes estadounidenses de Hizbolá a cambio de la venta clandestina de misiles a Teherán. Los mismos misiles que, situados fuera del ámbito del acuerdo nuclear entre las cinco potencias y Teherán, inquietan hoy, con razón, a Israel. Creo que Netanyahu sobredimensiona la amenaza, que Trump sobreactúa en sus decisiones, y que la UE sobrevive como el «enano político» que todavía es. Y que la pregunta que deben hacerse es la de siempre: Qui Prodest. ¿A quién benefician las decisiones? Al Irán oficial de la teocracia militar antisemita que estableció Jomeini, o al Irán «real» que solo aspira a, entre otras cosas, leer a Lorca en Isfahan.