Infortelecom

Noticias de turismo

26-03-2020 | Fuente: abc.es
Al menos 140 españoles que hacían turismo en Venezuela regresan hoy a Madrid
Un vuelo saldrá este jueves desde Caracas directo hacia Madrid con ciudadanos europeos turistas que han quedado varados en el país sudamericano durante la cuarentena decretada por Nicolás Maduro tras el brote del coronavirus, que hasta ayer se habían confirmado 106 casos positivos. Está previsto que viajen 376 pasajeros, de los cuales 140 son españoles. Quienes retornarán al país son «turistas que estaban circunstancialmente de visita por Venezuela y al bloquearse abruptamente las conexiones aéreas, se han quedado aquí varados», dijo el embajador en Venezuela, Jesús Silva Fernández, en una videoconferencia con la prensa española celebrada este miércoles. Entre los ciudadanos europeos que saldrán de Venezuela se encuentran 95 alemanes, 50 italianos, 24 franceses y 15 portugueses. El resto del grupo lo conforman británicos, polacos, holandeses, griegos, daneses, austriacos, croatas, húngaros, suizos, eslovacos y suecos. En el vuelo también estarán alrededor de 50 venezolanos que están residenciados en España y en algunos casos tienen titulación médica. «Hemos contado con la colaboración de las autoridades venezolanas y del aeropuerto de Maiquetía para agilizar este vuelo y se ha puesto en marcha este vuelo especial que saldrá mañana por la tarde», explicó el embajador. Muchas de los europeos en Venezuela se encontraban en diferentes regiones del país. 60 de ellos, en su mayoría alemanes y franceses, se encontraban en la Isla de Margarita, al noreste del país, mientras que un grupo de españoles se encontraban regados en los estados Aragua, Carabobo, Anzoátegui, Táchira y Zulia. Debido al decreto presidencial de cuarentena total y las restricciones en las vías, las embajadas han tenido que gestionar ante la Cancillería del Gobierno chavista para que las personas reciban salvoconductos y puedan trasladarse de forma particular hacia el aeropuerto de Maiquetía que sirve a Caracas. Antes de subir al avión, las personas serán sometidas a las pruebas que recomienda la Organización Mundial para la Salud y descartar que alguno viaje contagiado. Quienes decidieron viajar en el vuelo chárter, las personas tuvieron que pagar su pasaje cuyo precio fue de 850 dólares, a excepción de los ciudadanos alemanes a quienes su Gobierno les financiará. Y una vez que lleguen las personas a España, los de otra nacionalidad subirán a diferentes aviones con destino a sus respectivos países. De momento, no hay más vuelos programados, y tampoco hay información sobre si habrá un procedimiento igual con venezolanos que estén varados en España y quieran retornar a su país.
25-03-2020 | Fuente: abc.es
El régimen cubano decreta aislamiento total para los extranjeros varados en la isla
El pasado 21 del presente mes el régimen de La Habana había considerado un conjunto de medidas, como prevención a la expansión del Covid-19 en la Isla, entre ellas el cierre de las fronteras aéreas y marítimas al turismo. Según reportes oficialistas, en el país se encontraban unos 60.000 turistas extranjeros, quienes debían abandonar la Isla este martes como fecha tope. Este anuncio provocó la aglomeración de centenares de extranjeros en el aeropuerto internacional José Martí, en la capital, en busca de capacidades. Una gestión prácticamente imposible tras la cancelación de varias aerolíneas de sus vuelos de conexión a La Habana. Para los extranjeros varados en Cuba, el régimen decretó su aislamiento total en los hoteles estatales con la orden estricta de no transitar por las calles. Todas las excursiones turísticas en las ciudades o sitios históricos, de naturaleza o culturales están suspendidos. El sector privado tampoco tendrá autorizado el movimiento de turistas extranjeros, y en declaraciones televisivas las autoridades del régimen advirtieron a los transportistas privados que «si monta a un turista en su carro debe saber que está cometiendo una violación, pues el turista tiene que estar en su hotel». Asimismo, quedó suspendida la renta de autos de turismo y «se irán recibiendo paulatinamente los que ya están rentados». Los dueños de hostales privados, según decretaron las medidas tomadas por el régimen, son responsables por la salida a las calles de los extranjeros hospedados quienes también, al igual que los hospedados en los hoteles estatales, tienen prohibido transitar por las calles. Sin embargo, el primer ministro Manuel Marrero Cruz indicó que, debido al nivel de riesgo que implica tener a los turistas en la misma vivienda donde conviven familias del titular, «comenzar un traslado gradual de estos turistas hacia los hoteles». «Esto no responde a un interés económico, ya que aún en estas condiciones no prohibimos el turismo en casas particulares; tiene que ver con medidas para preservar la salud y las vidas de los titulares de esas casas y de todos», dijo Marrero Cruz. Según las cifras estatales, actualmente hay 9.413 extranjeros hospedados en casas particulares; de ellos 6.000 están en La Habana. El régimen asumirá el costo del traslado hacia las instalaciones hoteleras «con el control y la vigilancia de sanidad establecidos y el precio de alojamiento será similar al de las casas de renta», advirtieron por su parte funcionarios del ministerio de Turismo en la Isla. Hasta 8 años de cárcel Aunque no se especificó si el rigor de las condenas también recaería sobre personas extranjeras, el régimen cubano publicó este lunes que habría penas de hasta ocho años de prisión para quienes «infrinjan las medidas sanitarias» en la Isla. «Quien infrinja las medidas o disposiciones dictadas por las autoridades sanitarias competentes para la prevención y control de las enfermedades transmisibles, así como los programas o campañas para el control o erradicación de enfermedades o epidemias de carácter grave o peligrosas, el Código Penal contempla duras sanciones», recordó Granma, el diario y órgano oficial del Partido Comunista. La cifra de contagiados por Covid-19 en la Isla ascendió este martes a 48 personas, y estaban ingresados, para vigilancia clínico-epidemiológica en centros de aislamiento y atención, 1.229 pacientes. De ellos 174 extranjeros y 1.055 cubanos. Otras 33.132 personas se encuentran bajo seguimiento en sus hogares.
24-03-2020 | Fuente: as.com
¿Por qué el DTM no suspende carreras por el COVID-19?
El alemán de Turismos no ha cancelado ninguna carrera aún pese a empezar en un mes ya que las suspensiones pueden acabar definitivamente con el campeonato.
24-03-2020 | Fuente: abc.es
Revuelta negacionista en la América profunda
Cabeza de toda una dinastía política, diputado por Texas durante 22 años y candidato en las primarias presidenciales republicanas en 2008 y 2012, Ron Paul publicó hace una semana una tribuna en la que denunciaba «la farsa del coronavirus», para él una excusa perfecta para «unos gobiernos que sólo quieren crisis en las que el pueblo, asustado, renuncia a sus libertades bajo la promesa de que el gobierno ya se encargará de todo». Bajo la excusa de que no había ni un centenar de muertos en Estados Unidos, Paul animaba a la ciudadanía a hacer vida normal. Una semana después hay 400 muertos y 33.500 diagnosticados con el virus. Y uno de ellos es su propio hijo, el senador por Kentucky Rand Paul, que al ser informado de su positivo por coronavirus entró en régimen de aislamiento, y con él otros dos senadores con los que había mantenido contacto, Mitt Romney y Mike Lee, ambos de Utah. Mensajes como los de Ron Paul, en consonancia con la línea que mantuvo Donald Trump hasta hace aproximadamente dos semanas (el presidente también se refirió al coronavirus como «una farsa», pero montada por los demócratas), han sembrado el escepticismo entre una buena parte de la sociedad estadounidense, ya de por sí celosa de su independencia y suspicaz ante cualquier incremento del poder del estado federal. Playas y bares En clara rebeldía, cientos de grupos de jóvenes han mantenido sus viajes a Miami y otros puntos de playa en Florida en lo que en principio iba a ser un receso primaveral. Han cerrado los bares y hasta las playas, pero las autoridades municipales han denunciado que los chavales han mantenido las fiestas en las habitaciones de sus hoteles y en la calle. En el resto de Florida, aquellas localidades que viven del turismo, como Key West, se resistieron a cerrar hasta que el gobernador lo ordenó por decreto. Y aun así, ante los casos, comunes, de bares que simplemente cerraban la verja pero seguía sirviendo alcohol de puertas adentro para eventos en apariencia privados, el gobernador, Ron DeSantis creó un grupo policial de 150 inspectores que se dedican ya a multar a los infractores. Y de entre los estados del sur del país, Florida es el que más contundente y rápido ha sido con las medidas a tomar. La semana pasada, justo cuando tanto Ron Paul como Trump hablaban de «farsa», el gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, publicaba en sus redes sociales una foto con sus hijos menores en un bar en la que animaba a todos los ciudadanos a hacer lo propio para que no decayera la economía. La borró en dos días. Ayer informó de que hay 70 casos y dos muertos en un estado con 3,9 millones de habitantes. En Virginia Occidental, uno de los estados más pobres y más aislados del resto del país, el escepticismo ha engendrado rebeldía, y este pasado fin de semana la vida siguió como siempre, con iglesias repletas en hora de culto, mercadillos abarrotados de gente en las calles y restaurantes abiertos en varios condados. El gobernador, el republicano Jim Justice, se ha enfrentado a críticas furibundas por decretar el cierre de colegios. Como muchos creen que esto del coronavirus es, como decía el presidente, «una farsa», la cantidad de personas que se ha sometido a la prueba es mínima, por lo que Virginia Occidental fue el último de todos los estados en informar de infectados. Lleva sólo 16 casos. Eso sí, muchos residentes de Washington, la capital federal, han decidido huir de la cuarentena recomendada por la alcadesa a sus casas de vacaciones en Virginia Occidental. Es muy probable que con ellos viaje también el virus.
23-03-2020 | Fuente: abc.es
África se prepara para sufrir lo más duro de la pandemia
El virus se ha propagado más lentamente en África que en otros continentes, pero tiene el mismo patrón que en Europa, es decir, el mismo camino de aceleración. En total 41 naciones africanas y dos territorios cuentan ya con casos confirmados del Covid-19 para sumar un total de 1.185 positivos, 37 muertes y 91 pacientes recuperados. Egipto, con 285 casos confirmados, y Argelia, con 139, son los países con más víctimas mortales hasta el momento con 10 y 15, respectivamente. Si bien es cierto que la mayoría de países afectados todavía contabilizan pocos casos y la mayoría son exportados, la transmisión de la enfermedad se acelera entre los locales. Sin agua ni jabón En el continente de 1.300 millones de personas, cerca de 260 millones no disponen de agua ni jabón para llevar a cabo las medidas de higiene que reclama la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir la propagación del nuevo coronavirus. A esto hay que sumarle frágiles sistemas de salud, saturados por otras enfermedades y falta de medios. Si los gobiernos no actúan pronto y de manera contundente, los expertos vaticinan una catástrofe. «África debe prepararse para lo peor (?) El continente tiene que despertar», dijo recientemente el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, secretario general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Evitar la catástrofe En las últimas horas varios países africanos han tomado drásticas medidas para tratar de frenar la propagación del virus. Marruecos (con 96 casos positivos), Túnez (con 60) y Ruanda (17) han optado por ordenar el confinamiento de la población en sus casas, con movimientos muy limitados, una medida que podrían tomar algunos de los países más afectados en las próximas horas. Como podría ser Sudáfrica, que tiene previsto comunicar nuevas medidas el lunes. Su presidente, Cyril Ramaphosa, suspendió las clases hace una semana, ha cerrado sus fronteras a viajeros de países de riesgo y prohibido las reuniones multitudinarias. Por su parte, Burkina Faso han tenido que decretar el toque de queda nocturno ante la nula colaboración de sus ciudadanos; mientras que Liberia , con solo tres casos confirmados de Covid-19, ha declarado «emergencia nacional», cerrando lugares de culto, suspendiendo vuelos y permitiendo un máximo de 5 personas en sus restaurantes. La situación de Zimbabue ya es, de por sí, dramática; anticipándose a lo que se viene encima Emmerson Mnangagwa declaró la situación de «desastre nacional» antes de confirmar su primer caso positivo. Esta medida se debe a que los hospitales públicos carecen de elementos básicos como guantes, incluso antes de la pandemia. La religiosidad, un freno El Gobierno de Senegal, donde se han registrado 47 casos, prohibió las reuniones publicas, cerró su espacio aéreo y ordenó el cierre de las mezquitas. Una medida, esta última, que también ha tomado Egipto, el país africano con más contagios confirmados. Sin embargo, el viernes se celebró un multitudinario rezo en la ciudad senegalesa de Touba como protesta por las medidas de la Administración de Macky Sall. Un imán fue arrestado. En Tanzania, su presidente ha dicho que no cerrará los lugares de culto porque es «ahí donde hay una verdadera curación». «El coronavirus es el diablo y no puede sobrevivir en el cuerpo de Jesús», dijo recientemente John Magufuli. Ensayo global Sudáfrica forma parte de un ensayo global -con la participación de 9 países más- de la Organización Mundial de la Salud para identificar el tratamiento más eficaz para el coronavirus. Liderando los esfuerzos sudafricanos se encuentra la profesora Helen Rees, directora del Instituto de Salud Reproductiva y VIH del Wits y presidenta del grupo asesor de inmunización de la OMS para África. Rees jugó un papel muy importante en la lucha contra el ébola. La OMS busca «protocolos centrales globales para que poder llevar a cabo muchos ensayos clínicos con bases de datos centralizadas y coordinación para poder obtener respuestas lo más rápido posible», dijo Rees al diario «Sunday Times». Uno de los primeros protocolos es buscar medicamentos que puedan proteger a los trabajadores de salud o, al menos, «darles una enfermedad menos graves». Donación de Alibaba Los suministros médicos y de protección donado por el multimillonario chino y cofundador de Alibaba, Jack Ma, llegó ayer a la capital etíope, Addis Abeba. El primer lote está formado por 5,4 millones de mascarillas, más de un millón de kits de detección, 40.000 juegos de trajes protectores y 60.000 de protectores faciales. Se distribuirán, a partir de hoy, por todo el continente y, particularmente, en los países más «vulnerables a la pandemia». Las naciones africanas deberán racionar los suministros en un momento de escasez mundial. Si bien es cierto que la capacidad de detectar el virus es una de las estrategias clave para controlar el brote, solo los pacientes que muestren síntomas serán sometidos al test, según los Centros Regionales de África para el Control y Prevención de Enfermedades. Peligro de extinción Los conservacionistas advierten sobre el riesgo para una especie en peligro de extinción: el gorila de montaña. De ahí que el Parque Nacional Virunga del Congo, hogar de un tercio de los gorilas de montaña del mundo, haya decidido cerrar sus puertas hasta el 1 de junio. Según los expertos, «los primates -propensos a algunas enfermedades respiratorias que afectan a humanos- son susceptibles a complicaciones derivadas del virus Covid-19». Una medida que también ha tomado la vecina Ruanda, cerrando incluso las actividades de investigación en tres parques nacionales que albergan gorilas y chimpancés. Alrededor de mil gorilas de montaña viven en áreas protegidas en Congo, Uganda y Ruanda, para quienes el turismo es una fuente importante de ingresos.
23-03-2020 | Fuente: abc.es
Ausencia de agua y de jabón y extremismo religioso: África se prepara para el golpe de la pandemia
El virus se ha propagado más lentamente en África que en otros continentes, pero tiene el mismo patrón que en Europa, es decir, el mismo camino de aceleración. En total, 41 naciones africanas y dos territorios cuentan ya con casos confirmados del Covid-19 para sumar un total de 1.185 positivos, 37 muertes y 91 pacientes recuperados. Egipto, con 285 casos confirmados, y Argelia, con 139, son los países con más víctimas mortales hasta el momento con 10 y 15, respectivamente. Si bien es cierto que la mayoría de países afectados todavía contabilizan pocos casos y la mayoría son exportados, la transmisión de la enfermedad se acelera entre los locales. Sin agua ni jabón En el continente de 1.300 millones de personas, cerca de 260 millones no disponen de agua ni jabón para llevar a cabo las medidas de higiene que reclama la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir la propagación del nuevo coronavirus. A esto hay que sumarle frágiles sistemas de salud, saturados por otras enfermedades y falta de medios. Si los gobiernos no actúan pronto y de manera contundente, los expertos vaticinan una catástrofe. «África debe prepararse para lo peor (?) El continente tiene que despertar», dijo recientemente el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, secretario general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Evitar la catástrofe En las últimas horas varios países africanos han tomado drásticas medidas para tratar de frenar la propagación del virus. Marruecos (con 96 casos positivos), Túnez (con 60) y Ruanda (17) han optado por ordenar el confinamiento de la población en sus casas, con movimientos muy limitados, una medida que podrían tomar algunos de los países más afectados en las próximas horas. Como podría ser Sudáfrica, que tiene previsto comunicar nuevas medidas el lunes. Su presidente, Cyril Ramaphosa, suspendió las clases hace una semana, ha cerrado sus fronteras a viajeros de países de riesgo y prohibido las reuniones multitudinarias. Por su parte, Burkina Faso han tenido que decretar el toque de queda nocturno ante la nula colaboración de sus ciudadanos; mientras que Liberia , con solo tres casos confirmados de Covid-19, ha declarado «emergencia nacional», cerrando lugares de culto, suspendiendo vuelos y permitiendo un máximo de 5 personas en sus restaurantes. La situación de Zimbabue ya es, de por sí, dramática; anticipándose a lo que se viene encima, Emmerson Mnangagwa declaró la situación de «desastre nacional» antes de confirmar su primer caso positivo. Esta medida se debe a que los hospitales públicos carecen de elementos básicos como guantes, incluso antes de la pandemia. La religiosidad, un freno El Gobierno de Senegal, donde se han registrado 47 casos, prohibió las reuniones publicas, cerró su espacio aéreo y ordenó el cierre de las mezquitas. Una medida, esta última, que también ha tomado Egipto, el país africano con más contagios confirmados. Sin embargo, el viernes se celebró un multitudinario rezo en la ciudad senegalesa de Touba como protesta por las medidas de la Administración de Macky Sall. Un imán fue arrestado. En Tanzania, su presidente ha dicho que no cerrará los lugares de culto porque es «ahí donde hay una verdadera curación». «El coronavirus es el diablo y no puede sobrevivir en el cuerpo de Jesús», dijo recientemente John Magufuli. Ensayo global Sudáfrica forma parte de un ensayo global -con la participación de 9 países más- de la Organización Mundial de la Salud para identificar el tratamiento más eficaz para el coronavirus. Liderando los esfuerzos sudafricanos se encuentra la profesora Helen Rees, directora del Instituto de Salud Reproductiva y VIH del Wits y presidenta del grupo asesor de inmunización de la OMS para África. Rees jugó un papel muy importante en la lucha contra el ébola. La OMS busca «protocolos centrales globales para que poder llevar a cabo muchos ensayos clínicos con bases de datos centralizadas y coordinación para poder obtener respuestas lo más rápido posible», dijo Rees al diario «Sunday Times». Uno de los primeros protocolos es buscar medicamentos que puedan proteger a los trabajadores de salud o, al menos, «darles una enfermedad menos graves». Donación de Alibaba Los suministros médicos y de protección donado por el multimillonario chino y cofundador de Alibaba, Jack Ma, llegó ayer a la capital etíope, Addis Abeba. El primer lote está formado por 5,4 millones de mascarillas, más de un millón de kits de detección, 40.000 juegos de trajes protectores y 60.000 de protectores faciales. Se distribuirán, a partir de hoy, por todo el continente y, particularmente, en los países más «vulnerables a la pandemia». Las naciones africanas deberán racionar los suministros en un momento de escasez mundial. Si bien es cierto que la capacidad de detectar el virus es una de las estrategias clave para controlar el brote, solo los pacientes que muestren síntomas serán sometidos al test, según los Centros Regionales de África para el Control y Prevención de Enfermedades. Peligro de extinción Los conservacionistas advierten sobre el riesgo para una especie en peligro de extinción: el gorila de montaña. De ahí que el Parque Nacional Virunga del Congo, hogar de un tercio de los gorilas de montaña del mundo, haya decidido cerrar sus puertas hasta el 1 de junio. Según los expertos, «los primates -propensos a algunas enfermedades respiratorias que afectan a humanos- son susceptibles a complicaciones derivadas del virus Covid-19». Una medida que también ha tomado la vecina Ruanda, cerrando incluso las actividades de investigación en tres parques nacionales que albergan gorilas y chimpancés. Alrededor de mil gorilas de montaña viven en áreas protegidas en Congo, Uganda y Ruanda, para quienes el turismo es una fuente importante de ingresos.
22-03-2020 | Fuente: abc.es
La cifra oficial de contagios por coronavirus en Latinoamérica superó el viernes la cifra de 3.000. Si bien la epidemia llegó más tarde que a Europa y Estados Unidos ?el primer caso se diagnosticó el 26 de febrero en Brasil?, el nivel de emergencia se ha disparado en los últimos días en todo el continente. En total, la región llegó al fin de semana con 3.200 contagios, cifra que incluye cerca de 40 defunciones. Países como Colombia, Perú y Argentina han aplicado ya, o lo harán al comienzo de esta semana, el confinamiento obligatorio de la población. Otros, como Brasil, México y Nicaragua, se lo han tomado más a la ligera. La situación puede ser complicada en sociedades con sistemas sanitarios deficientes, siendo Venezuela el caso previsiblemente más dramático. Más información sobre el virus Los países latinoamericanos afrontan el comienzo de la expansión del coronavirus con un mayor conocimiento sobre qué medidas pueden ser más efectivas para la contención de la pandemia. Está por ver si la extensión del contagio será tan exponencial como en Europa: perjudica que los sistemas sanitarios sean en ciertos casos deficientes, pero beneficia una mayor población joven y el clima tropical de parte de la región, que podría atemperar la propagación del virus (si se observa el mapa mundial, hasta ahora la mayor afectación ha sido en zonas de clima templado, incluso más en el centro y norte de Italia y España que su parte sur); en el Cono Sur, en cambio, se va hacia una estación de temperaturas más bajas. Sistemas sanitarios Utilizando el Índice de Seguridad Sanitaria Mundial de la Universidad John Hopkins y estimaciones propias, el FMI considera que los países mejor preparados por sus capacidades sanitarias o características de población y su distribución son México, Chile, Argentina, Brasil y Ecuador. Menos preparados están Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Panamá, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana y Jamaica. En del peor estadio se encuentran Honduras, Guatemala, Belice, Haití y Guyana (la clasificación no cuenta con mediciones de Venezuela, Cuba, Surinam ni Costa Rica). Brasil, el país más afectado El país con más contagios ?también el más poblado? es Brasil, que el viernes llegó a 904 y ha tenido que lamentar once muertos; allí la epidemia ha superado ya el círculo de los casos importados y ha traspasado a redes locales. Siguen Ecuador, con 567 (siete muertos); Chile, con 434 casos (ningún fallecido); Perú, con 263 (cuatro defunciones), y México, con 203 (dos muertos). Luego siguen Colombia y Argentina, ambos con 158 infectados, y Panamá, con 137. En Venezuela oficialmente se han registrado 65, y en Cuba 21. Frivolizar la pandemia El presidente de México, Manuel Andrés López Obrador, siguió el fin de semana con sus actos de masas, manteniendo que «no hay que exagerar»; en una de las imágenes difundidas ayer expresamente se abstuvo de «comerse a besos» a una niña, tras haber sido criticado por recomendar que la gente se abrace y repartir él mismo besos. El lunes anunciará un plan de contingencia, cuyo contenido no ha trascendido. También el brasileño Bolsonaro ha quitado importancia a la pandemia. Por ahora solo ha decretado aislar a aquellos que tienen síntomas y, de modo preventivo, a los más de 60 años. En Nicaragua, retando ostensiblemente la alarma internacional, Daniel Ortega promovió el 14 de marzo una marcha popular contra el coronavirus. Las primeras medidas La mayor parte de los países latinoamericanos han cerrado sus fronteras terrestres (el primero en ejecutarlo fue El Salvador) y han limitado la llegada de personas a sus aeropuertos. El confinamiento general obligatorio ha sido ya puesto en marcha, o se hará efectivo con el comienzo de esta semana, en Colombia, Perú, Argentina y Chile. También en Venezuela se ha decretado la cuarentena, aunque no se está siguiendo de modo estricto. En Cuba no recibirá turistas durante un mes y los próximos días evacuará los que aún están en la isla. Por su parte, la República Dominicana ha implantado el toque de queda. 40 millones más de pobres La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de la ONU estima a día de hoy que la región podrá sufrir este año una contracción económica del 1,8% del PIB, lo que podría suponer un incremento del paro registrado en diez puntos y un aumento de la pobreza en 40 millones de personas. La Cepal llama la atención sobre el especial nefasto efecto de la crisis en los países caribeños que dependen básicamente del turismo. Si la prohibición de viajes a causa del virus se prolonga hasta tres meses, la actividad turística en el Caribe podría caer en 2020 en un 25%.
21-03-2020 | Fuente: abc.es
Latinoamérica es la última en recibir el virus y será la última en recuperarse
Los países latinoamericanos afrontan el comienzo de la expansión del coronavirus con un mayor conocimiento sobre qué medidas pueden ser más efectivas para la contención de la pandemia. Aunque hay algunos mandatarios (especialmente Andrés Manuel López Obrador o Jair Bolsonaro) que hasta ahora no parecían haberse percatado de la gravedad del momento, otros en cambio han mostrado el liderazgo a seguir (quizás el más temprano fue el de Martín Vizcarra en Perú). Está por ver cómo evoluciona la extensión del contagio en Latinoamérica: perjudica que los sistemas sanitarios sean en ciertos casos deficientes, pero beneficia el clima tropical de parte de la región, que podría atemperar la propagación del virus (en el Cono Sur, en cambio, se va hacia una estación de temperaturas más bajas). Sin embargo, lo que es seguro es que el periodo va a ser ?está siendo ya? especialmente perjudicial para la economía. La afectación más larga La paralización de China en el primer trimestre ya afectó a los países que más exportan a aquel mercado o dependen mucho de unas materias primas que están en caída de precios. Y cuando ahora la gran potencia asiática se prepara para ponerse de nuevo de pie, la paralización de Europa y, seguidamente, de Estados Unidos, con pleno efecto en el segundo trimestre, seguirá manteniendo a Latinoamérica tirada en la lona, por las dinámicas añadidas de ruptura de las cadenas de suministros, colapso del turismo y contracción de las inversiones. Cuando Europa y EE.UU. se recuperen, la región estará paralizada por el cierre de las fronteras entre vecinos, por encontrarse aún ocupada en terminar de superar el Covid 19. Siendo la última región (junto a África) en recibir el virus, Latinoamérica será la última en sacárselo de encima, pero además habrá sufrido las consecuencias económicas negativas desde el principio de la crisis global por el coronavirus hasta su final. Las economías de otras regiones habrán sufrido especialmente a lo largo de un trimestre: la latinoamericana a lo largo de dos, al menos. Caída en recesión y colapso del turismo Teniendo esto en mente, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas estima a día de hoy que la región podrá sufrir este año una contracción económica del 1,8% del PIB, lo que podría suponer un incremento del paro registrado en diez puntos. Según explicó el jueves la secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena, «esto llevaría a que, de un total de 620 millones de habitantes, el número de pobres en la región suba de 185 a 220 millones; en tanto que las personas ene pobreza extrema podrían aumentar de 67,4 a 90 millones». La Cepal llama la atención sobre el especial nefasto efecto de la crisis en los países caribeños que dependen básicamente el turismo. «Si la prohibición de viajes a causa del virus se prolonga por uno, dos o tres meses», la actividad turística en Caribe en 2020 «se contraerá en 8%, 17% y 25%, respectivamente», dijo Bárcena. Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) no ha avanzado de momento ninguna cifra sobre los efectos económicos de la crisis, si bien el director para el Hemisferio Occidental en ese organismo, Alejandro Werner, advirtió también el juevse que «un crecimiento negativo no es un escenario improbable». Si la OCDE prevé que el comercio global se reduzca este año entre un 0,9% y un 3,75%, no sería de extrañar que Latinoamérica caiga en recesión, sugirió Werner, quien en cualquier caso vaticinó un «impacto profundo» en la región. Países mejor y peor preparados En el aspecto de emergencia médica, el FMI señala que los países con «débiles infraestructuras» sanitarias y «limitado espacio fiscal para acelerar los servicios de salud y ayudar a los sectores y hogares afectados» se verán sometidos a una especial presión. Utilizando el Índice de Seguridad Sanitaria Mundial de la Universidad John Hopkins y estimaciones propias, el FMI considera que los países mejor preparados por sus capacidades sanitarias o características de población y su distribución son México, Chile, Argentina, Brasil y Ecuador. Menos preparados están Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Panamá, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana y Jamaica. En del peor estadio se encuentran Honduras, Guatemala, Belice, Haití y Guyana (la clasificación no cuenta con mediciones de Venezuela, Cuba, Surinam ni Costa Rica).
1
...