Infortelecom

Noticias de tratado nuclear

20-05-2017 | Fuente: abc.es
Trump busca una válvula de escape con su primer viaje internacional
Donald Trump aterrizará este sábado en Arabia Saudí en su primer viaje al exterior como presidente de EE.UU. y es imposible no acordarse de Richard Nixon. En 1974, el entonces presidente trataba de sacudirse los escándalos de Watergate con una gira en Oriente Medio, con paradas en Arabia Saudí e Israel. Nixon ?el primer presidente de EE.UU. en visitar ambos países? fue recibido con pompa y circunstancia y trató de impulsar un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos y una alianza de líderes para estabilizar Oriente Próximo. Más de cuarenta años después, Trump comparte esos objetivos y la necesidad imperiosa de dejar atrás la polémica perenne de su presidencia, que se ha agudizado en la última semana. El nombramiento de un investigador especial para la trama de las relaciones de su campaña con Rusia durante las elecciones, las presiones al director del FBI, James Comey, para que no persiguiera a su exasesor Michael Flynn, el posterior y sorprendente despido de Comey y la revelación de información clasificada a una delegación rusa han colocado a Trump en el peor momento de su presidencia. «Estamos deseando dejar atrás toda esta situación», confesó el propio Trump en una rueda de prensa y su primera gira en el exterior, que también tendrá tres paradas en Europa, podría ser la mejor huida para adelante. Trump necesita cambiar el relato de su presidencia, parar el ciclo informativo de escándalos y reacciones en el que está atrapado, realzar su figura y reemplazar las polémicas con discursos y gestos en el exterior. Una larga gira Su primer viaje es una oportunidad magnífica para ello pero, al mismo tiempo, estará cargado de dificultades. A Trump no le gusta viajar, durante su campaña trataba de regresar siempre que podía a su cama en Nueva York y esta gira será con diferencia la estancia fuera de casa más larga desde que arrancó su presidencia. El «jet lag», las esperas, las recepciones interminables, la intensidad de la agenda son un caldo de cultivo para resbalones diplomáticos y Trump ?inexperto como pocos en política exterior? tiene experiencia en ellos. Desde su victoria electoral, se ha metido en charcos diplomáticos con China a cuenta de Taiwan, con el primer ministro australiano o con su homólogo mexicano por una frustrada visita a Washington por el muro. La primera parte de la gira, en Oriente Próximo y El Vaticano, será, en teoría, la más asequible. «El presidente está tratando de unir a pueblos de diferentes confesiones en torno a una visión común de paz, progreso y prosperidad», aseguró su asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster. Trump se apoyará en el simbolismo de visitas al lugar de nacimiento del islam, a Jerusalén, a Belén, a y al Vaticano para asegurarse de que «las tres religiones trabajan juntas». El objetivo es tan inabarcable como ingenuo, pero le servirá para postularse como conseguidor del diálogo de religiones. En Riad, donde aterriza hoy, Trump se entrevistará con el Rey Salman y ofrecerá un discurso en el que llamará a los líderes musulmanes a «promover una visión pacífica del islam» y a «oponerse contra la ideología islamista radical», explicó McMaster. Durante la campaña, Trump atacó con fuerza a Arabia Saudí, pero desde su victoria electoral ha reconstruido la relación, que se sellará este fin de semana con el anuncio de una venta de armamento a la monarquía saudí de 110.000 millones de dólares, orquestada por su yerno, Jared Kushner. El propio Kushner es el encargado de liderar un nuevo proceso de paz entre Palestina e Israel, la segunda parada del viaje presidencial. Trump se verá con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ?amigo de Kushner desde su infancia?, y con el presidente palestino, Mahmud Abás, con el que ya tuvo un primer encuentro en Washington este mes. Uno de los interrogantes será la sintonía entre Trump y el Papa Francisco. Las fricciones han dominado las relaciones entre ambos desde la campaña, en la que el Sumo Pontífice criticó los planes de construir un muro con México, una declaración que Trump calificó de «desafortunada». Difícil etapa La gira podría ponerse cuesta arriba en su tramo final. Trump viajará desde Roma a Bruselas para un encuentro con los líderes de la OTAN. El presidente de EE.UU. ha tenido un discurso ambivalente sobre la Alianza Atlántica, en el que combinó el compromiso con sus socios militares con exigencias de mayores aportaciones. El viaje se cerrará de vuelta en Italia, en Sicilia, en una cumbre del G7, donde se verá cómo defiende su política de «EE.UU. primero» en asuntos diversos como los tratados comerciales, su cuestionamiento del Acuerdo de París sobre cambio climático o su revisión del tratado nuclear con Irán, en el que participan todas las grandes potencias. «Protegeré con fuerza los intereses estadounidenses, ¡eso es lo que me gusta hacer!», proclamó este viernes desde Twitter el presidente. Getting ready for my big foreign trip. Will be strongly protecting American interests - that's what I like to do!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) May 19, 2017Los riesgos de la gira son ciertos y los logros que pueda extraer de ella, una incógnita. De lo que no hay duda es de que, a su regreso, la complicada situación de su presidencia, como el dinosaurio del microrrelato de Augusto Monterroso, seguirá ahí. Dos meses después de su viaje a Oriente Medio, Richard Nixon dimitió. Las imágenes de Trump y el rey Salmán bin Abdulaziz, en la principal vía de Riad- Afp Una semana y cuatro países Arabia Saudí / Riad. Se reunirá con el rey Salmán bin Abdulaziz, firmará varios acuerdos y asistirá a una cena oficial con la familia real saudí. Domingo, 21 de mayo Arabia Saudí / Riad. Encuentros bilaterales con líderes de los países del Consejo de Cooperación del Golfo. Pronunciará un discurso sobre el islam ante dirigentes de más de 50 naciones musulmanas. Lunes, 22 de mayo Israel / Jerusalén. Reunión con el presidente israelí, Reuven Rivlin. Encuentro privado con el primer ministro, Benjamin Netanyahu. Martes, 23 de mayo Israel / Belén. Se reunirá con el presidente palestino, Mahmud Abbas. Israel / Jerusalén. Visita a la Iglesia del Santo Sepulcro y rezo en el Muro de las Lamentaciones. Miércoles, 24 de mayo El Vaticano. Será recibido por el Papa Francisco. Italia / Roma. Reunión con el presidente de Italia, Sergio Mattarella. Jueves, 25 de mayo Bélgica / Bruselas. Se reunirá con los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. En la sede de la UE se entrevistará con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el del Consejo Europeo, Donald Tusk. Almuerzo de trabajo con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron. Viernes, 26 de mayo Italia / Sicilia /Taormina. Trump participará en la cumbre del G-7.
20-05-2017 | Fuente: abc.es
Trump llega a Arabia Saudí en busca una válvula de escape
Donald Trump ha aterrizado este sábado en Arabia Saudí en su primer viaje al exterior como presidente de EE.UU. y es imposible no acordarse de Richard Nixon. En 1974, el entonces presidente trataba de sacudirse los escándalos de Watergate con una gira en Oriente Medio, con paradas en Arabia Saudí e Israel. Nixon ?el primer presidente de EE.UU. en visitar ambos países? fue recibido con pompa y circunstancia y trató de impulsar un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos y una alianza de líderes para estabilizar Oriente Próximo. Más de cuarenta años después, Trump comparte esos objetivos y la necesidad imperiosa de dejar atrás la polémica perenne de su presidencia, que se ha agudizado en la última semana. El nombramiento de un investigador especial para la trama de las relaciones de su campaña con Rusia durante las elecciones, las presiones al director del FBI, James Comey, para que no persiguiera a su exasesor Michael Flynn, el posterior y sorprendente despido de Comey y la revelación de información clasificada a una delegación rusa han colocado a Trump en el peor momento de su presidencia. «Estamos deseando dejar atrás toda esta situación», confesó el propio Trump en una rueda de prensa y su primera gira en el exterior, que también tendrá tres paradas en Europa, podría ser la mejor huida para adelante. Trump necesita cambiar el relato de su presidencia, parar el ciclo informativo de escándalos y reacciones en el que está atrapado, realzar su figura y reemplazar las polémicas con discursos y gestos en el exterior. Una larga gira Su primer viaje es una oportunidad magnífica para ello pero, al mismo tiempo, estará cargado de dificultades. A Trump no le gusta viajar, durante su campaña trataba de regresar siempre que podía a su cama en Nueva York y esta gira será con diferencia la estancia fuera de casa más larga desde que arrancó su presidencia. El «jet lag», las esperas, las recepciones interminables, la intensidad de la agenda son un caldo de cultivo para resbalones diplomáticos y Trump ?inexperto como pocos en política exterior? tiene experiencia en ellos. Desde su victoria electoral, se ha metido en charcos diplomáticos con China a cuenta de Taiwan, con el primer ministro australiano o con su homólogo mexicano por una frustrada visita a Washington por el muro. La primera parte de la gira, en Oriente Próximo y El Vaticano, será, en teoría, la más asequible. «El presidente está tratando de unir a pueblos de diferentes confesiones en torno a una visión común de paz, progreso y prosperidad», aseguró su asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster. Trump se apoyará en el simbolismo de visitas al lugar de nacimiento del islam, a Jerusalén, a Belén, a y al Vaticano para asegurarse de que «las tres religiones trabajan juntas». El objetivo es tan inabarcable como ingenuo, pero le servirá para postularse como conseguidor del diálogo de religiones. En Riad, donde se encuentra desde este sábado, Trump se entrevistará con el Rey Salman y ofrecerá un discurso en el que llamará a los líderes musulmanes a «promover una visión pacífica del islam» y a «oponerse contra la ideología islamista radical», explicó McMaster. Durante la campaña, Trump atacó con fuerza a Arabia Saudí, pero desde su victoria electoral ha reconstruido la relación, que se sellará este fin de semana con el anuncio de una venta de armamento a la monarquía saudí de 110.000 millones de dólares, orquestada por su yerno, Jared Kushner. El propio Kushner es el encargado de liderar un nuevo proceso de paz entre Palestina e Israel, la segunda parada del viaje presidencial. Trump se verá con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ?amigo de Kushner desde su infancia?, y con el presidente palestino, Mahmud Abás, con el que ya tuvo un primer encuentro en Washington este mes. Uno de los interrogantes será la sintonía entre Trump y el Papa Francisco. Las fricciones han dominado las relaciones entre ambos desde la campaña, en la que el Sumo Pontífice criticó los planes de construir un muro con México, una declaración que Trump calificó de «desafortunada». Difícil etapa La gira podría ponerse cuesta arriba en su tramo final. Trump viajará desde Roma a Bruselas para un encuentro con los líderes de la OTAN. El presidente de EE.UU. ha tenido un discurso ambivalente sobre la Alianza Atlántica, en el que combinó el compromiso con sus socios militares con exigencias de mayores aportaciones. El viaje se cerrará de vuelta en Italia, en Sicilia, en una cumbre del G7, donde se verá cómo defiende su política de «EE.UU. primero» en asuntos diversos como los tratados comerciales, su cuestionamiento del Acuerdo de París sobre cambio climático o su revisión del tratado nuclear con Irán, en el que participan todas las grandes potencias. «Protegeré con fuerza los intereses estadounidenses, ¡eso es lo que me gusta hacer!», proclamó este viernes desde Twitter el presidente. Getting ready for my big foreign trip. Will be strongly protecting American interests - that's what I like to do!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) May 19, 2017Los riesgos de la gira son ciertos y los logros que pueda extraer de ella, una incógnita. De lo que no hay duda es de que, a su regreso, la complicada situación de su presidencia, como el dinosaurio del microrrelato de Augusto Monterroso, seguirá ahí. Dos meses después de su viaje a Oriente Medio, Richard Nixon dimitió. Las imágenes de Trump y el rey Salmán bin Abdulaziz, en la principal vía de Riad- Afp Una semana y cuatro países Arabia Saudí / Riad. Se reunirá con el rey Salmán bin Abdulaziz, firmará varios acuerdos y asistirá a una cena oficial con la familia real saudí. Domingo, 21 de mayo Arabia Saudí / Riad. Encuentros bilaterales con líderes de los países del Consejo de Cooperación del Golfo. Pronunciará un discurso sobre el islam ante dirigentes de más de 50 naciones musulmanas. Lunes, 22 de mayo Israel / Jerusalén. Reunión con el presidente israelí, Reuven Rivlin. Encuentro privado con el primer ministro, Benjamin Netanyahu. Martes, 23 de mayo Israel / Belén. Se reunirá con el presidente palestino, Mahmud Abbas. Israel / Jerusalén. Visita a la Iglesia del Santo Sepulcro y rezo en el Muro de las Lamentaciones. Miércoles, 24 de mayo El Vaticano. Será recibido por el Papa Francisco. Italia / Roma. Reunión con el presidente de Italia, Sergio Mattarella. Jueves, 25 de mayo Bélgica / Bruselas. Se reunirá con los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. En la sede de la UE se entrevistará con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el del Consejo Europeo, Donald Tusk. Almuerzo de trabajo con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron. Viernes, 26 de mayo Italia / Sicilia /Taormina. Trump participará en la cumbre del G-7.
11-09-2015 | Fuente: abc.es
Jamenei: «Israel no existirá dentro de 25 años»
Ali Jamenei, el Líder Supremo de Irán, declaró en Teherán que no negociará nada más con Estados Unidos tras el acuerdo nuclear alcanzado junto a las potencias occidentales, de acuerdo con lo que ha escrito en su página web oficial. Además de muchos sectores políticos norteamericanos, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha sido una de las voces más críticas con el tratado nuclear -al que se opone firmemente- y en repetidas ocasiones lo ha llamado «una amenaza para mi país». Jamenei no tardó en arremeter contra ese país: «Es la voluntad de Dios que no quede nada de Israel en 25 año..
20-07-2015 | Fuente: abc.es
El Consejo de Seguridad de la ONU respalda el acuerdo nuclear con Irán
El Consejo de Seguridad de la ONU ha respaldado este lunes por unanimidad el acuerdo nuclear negociado entre Irán y las potencias internacionales y ha autorizado el levantamiento de buena parte de las sanciones contra el país persa una vez que haya cumplido con algunas de las medidas incluidas en el pacto.Todos los miembros del máximo órgano de decisión de las Naciones Unidas han respaldado el texto preparado por Estados Unidos en nombre del Grupo 5+1 y de la Unión Europea (UE), aprobado como resolución 2231.La adopción del documento permitirá la entrada en vigor en 90 días del tratado nuclear..
14-07-2015 | Fuente: abc.es
El anuncio del tratado nuclear del 5+1 con Irán se hará público este martes
El anuncio del resultado de la negociación entre Irán y seis grandes potencias sobre el programa nuclear de la República Islámica ha sido atrasado hasta la mañana de este martes, según indicaron fuentes diplomáticas en Viena.Pasada la media noche del lunes, un delegado ruso informó a la prensa que a partir de las 08.00 GMT del martes (10.00 horas, hora penínsular) está previsto celebrar una sesión plenaria, con todos los países involucrados en la negociación.A continuación, la responsables de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Moghereini, coordinadora del grupo internacional,..
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Diez líneas maestras del primer discurso de Trump sobre el Estado de la Unión
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció este martes su primer discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, donde rindió cuentas a los legisladores para presentar los logros y retos de su Presidencia. La intervención de Trump se basó en diez grandes líneas maestras: 1.- «Los estadounidenses también son soñadores» El presidente utilizó el término «soñadores», empleado para referirse a los jóvenes indocumentados que llegaron al país como niños, para reinterpretar el concepto de «sueño americano» y ensalzar los logros económicos cosechados bajo su Presidencia. «Mi deber ?subrayó? es defender a los estadounidenses y su derecho al sueño americano porque ellos también son soñadores». 2.- Críticas a la burocracia Trump se sirvió de la rápida construcción del Empire State Building ?en tan solo un año? para atacar los trámites burocráticos actuales y pedir al Congreso un plan de inversión de 1,5 billones de dólares para tener las infraestructuras «seguras y modernas» que necesita el país. 3.- No más «complacencia» con Corea del Norte «Las experiencias pasadas demuestran que la complacencia y las concesiones solo incitan a la agresión y la provocación», dijo sobre Corea del Norte el mandatario, quien avanzó que no repetirá los «errores» de sus predecesores en este ámbito. 4.- Fin a los «malos» tratados comerciales El presidente mantuvo la línea de «EE.UU. primero» que promovió durante su campaña presidencial y su primer año al frente de la Casa Blanca, y dijo que se ha acabado la «era del sometimiento» a los tratados internacionales en materia comercial: «Trabajaremos en arreglar los malos tratados y negociaremos nuevos», sentenció. 5.- Jerusalén y los países «amigos» El magnate se refirió al polémico reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y criticó que docenas de países cuestionaran en la ONU la «soberanía de EE.UU.» para tomar ese tipo de decisiones. En esta línea, pidió al Congreso que se asegure de que solo los «amigos» de EE.UU. se beneficien de su ayuda financiera. 6.- El muro de México y los terroristas Trump continuó con la retórica que le hizo destacar en la campaña de 2016 y afirmó que el muro previsto en la frontera sur con México «cierra las lagunas explotadas por criminales y terroristas para ingresar» en su país. También reclamó un «sistema migratorio seguro, moderno y legal», e incidió en la necesidad de fortalecer las fronteras, lo que consideró esencial para que «las drogas y las pandillas» no lleguen a las comunidades. 7.- Guantánamo y las prisiones Otro de los aspectos destacados fue el anuncio de que mantendrá abierta la prisión de la base militar de Guantánamo (Cuba), anulando una orden ejecutiva del expresidente Barack Obama que urgía al cierre de la cárcel. En el terreno penitenciario, también avanzó que impulsará una reforma del sistema nacional en aras de facilitar la reinserción de los exconvictos. 8.- La revisión del tratado con Irán El presidente también reclamó al Poder Legislativo que revise y corrija los «defectos» del tratado nuclear con Irán, que calificó como «terrible» y reiteró su apoyo al «pueblo iraní en su valiente lucha por la libertad». 9.- Rusia y China amenazan los valores de EE.UU. Trump se refirió a Moscú y Pekín como sus «rivales» y dijo de ellos que «desafían» los valores de EE.UU.: «Alrededor del mundo ?remarcó?, enfrentamos regímenes arrogantes, grupos terroristas y rivales como China y Rusia que desafían nuestros intereses, nuestra economía y nuestros valores». Fue la única referencia a Rusia, ya que no hizo ningún comentario sobre la supuesta injerencia del Gobierno de Vladímir Putin en los comicios presidenciales de 2016. 10.- Reconstruir el arsenal nuclear de EE.UU. El mandatario, que cumple su primer año en el cargo, abogó por «modernizar y reconstruir» el arsenal nuclear del país, aunque precisó que lo hará «con la esperanza de nunca tener que usarlo, pero haciéndolo tan fuerte y poderoso que disuada cualquier acto de agresión». Quizá algún día, añadió, «haya un momento mágico en el que los países del mundo se junten para eliminar sus armas nucleares», pero aún «no ha llegado».
1