Infortelecom

Noticias de transicion democratica

25-09-2020 | Fuente: abc.es
Borrell asegura que la UE no negocia con Maduro y que está «lejos» de enviar observadores
El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, respondió hoy a las críticas del Partido Popular Europeo (PPE), tras desvelar ABC que Borrell había mandado una misión a Caracas para negociar con Maduro el aplazamiento de las elecciones previstas para el mes de diciembre. El exministro aseguró, según recoge Ep, que no va a «negociar, ni mediar» con el presidente venezolano y que está «lejos» de poder enviar una misión de observación electoral a Venezuela. Tras las críticas recibidas del PPE, que en una carta alertó de que la misión enviada por la UE a Venezuela era un «error estratégico» que «blanqueaba un régimen tiránico», el jefe de la diplomacia comunitaria contestó que la UE considera la opción de contactar con el «régimen» de Maduro con el objetivo de aliviar la crisis en el país. Y señaló que la misión diplomática enviada a Venezuela estos días es para «dejar claro lo que la UE puede y no puede hacer para mejorar las condiciones electorales». «Incluso si no le reconocemos como presidente legítimo, esto puede ayudar a mejorar las condiciones democráticas en las que se produzcan las elecciones y puede poner la primera piedra para una transición democrática en el país», ha defendido Borrell en una misiva a la que ha tenido acceso Europa Press, subrayando que la UE tiene que mantener el diálogo con todas los actores relevantes en Venezuela. Ni negociar, ni mediar Eso sí, Borrell ha señalado que la misión diplomática desplegada estos días «no se encuentra en Venezuela para negociar, ni mucho menos mediar». Según ha explicado, ha enviado a los diplomáticos españoles Enrique Mora y Javier Niño Pérez para «dejar claro lo que la UE puede y no puede hacer para mejorar las condiciones electorales». El Alto Representante ha insistido en que solo una solución pacífica permitirá a los venezolanos superar su crisis y por ello la diplomacia debe promover el diálogo. «Eso es lo que hace la misión del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE)», ha resumido. Y acaba la carta con un mensaje de tranquilidad para los eurodiputados 'populares', después de que varios expresaran su alarma por las implicaciones del viaje. «No se tienen que preocupar, una misión de observación electoral solo se desplegará si se dan las condiciones necesarias. No podrá ser de otra forma», ha explicado. «Antes de aprobarla se tiene que mandar una misión oficial exploratoria que determine si se producen dichas condiciones. Estamos lejos de eso ahora mismo», ha zanjado Borrell. Sobre el apoyo con el que cuenta para mandar la misión diplomática, Borrell ha insitido en que recibió el respaldo político «claro y unido» de los ministros de Exteriores de la UE en el Consejo de Asuntos Exteriores y del Grupo Internacional de Contacto para proceder con esta gestión. «A la vista de ello decidí mandar una misión pequeña de funcionarios del SEAE a Caracas en mi competencia como Alto Representante para Política Exterior», ha asegurado, añadiendo que el viaje no es «secreto» ni algo «extraordinario». «Es una práctica diplomática común. En 2019 solo se enviaron tres misiones del Grupo de Contacto en distintos formatos y con el mismo objetivo», ha recordado, para asegurar que el Gobierno noruego envió una misión durante este verano para desencallar la crisis política. «Una ventana de oportunidad» El Alto Representante viene defendiendo que existe una «ventana de oportunidad» en Venezuela tras las gestiones del opositor Henrique Capriles con el Gobierno. Sus negociaciones permitieron la excarcelación de presos políticos y promovió el retraso de los comicios, lo que permitiría que la UE pueda enviar observadores electorales por primera vez en 14 años. En Bruselas entienden que si las elecciones legislativas fueran el 6 de diciembre carecerían de legitimidad, por lo que solo ahondarían la brecha de Venezuela con la comunidad internacional. Además, la diplomacia de la UE defiende que la mediación europea en Venezuela surgió a petición del líder opositor Juan Guaidó y es fruto del compromiso de Borrell de hacer suyas las exigencias de los partidos opositores venezolanos para las elecciones. Pero esta misión, en concreto, busca dar continuidad al trabajo de Capriles, único opositor que tiene contacto directo con el Ejecutivo de Maduro.
26-08-2020 | Fuente: abc.es
Tijanóvskaya asegura que la oposición bielorrusa no romperá con Moscú
La principal candidata opositora en Bielorrusia, Svetlana Tijanóvskaya, intervino ayer ante la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo donde aseguró que las protestas democráticas en su país contra el presidente, Alexander Lukashenko, «no son contra Rusia, ni a favor de Rusia», «tampoco a favor de la UE ni contra la UE». Este es el principal elemento de la situación desde el punto de vista de Bruselas, que desearía también contribuir a la transición democrática en Bielorrusia sin que ello sea interpretado como un gesto hostil hacia el régimen ruso de Vladimir Putin. La experiencia de lo que sucedió en Ucrania con el apoyo europeo a las movilizaciones proeuropeas ha marcado en gran parte la actitud con la que los diplomáticos comunitarios miran hacia Minsk. Por ahora, la UE está ultimando la lista de personalidades que deberán ser objeto de sanciones pero al mismo tiempo la diplomacia europea está intentando que sea el propio Putin quien persuada a Lukashenko para que acepte buscar una solución dialogada con la oposición, aunque por ahora con poco éxito. Fuentes diplomáticas europeas han reconocido que este camino no ha dado ningún fruto. Tijanóvskaya intervino por videoconferencia desde Lituania, donde se encuentra refugiada por temor a las represalias del régimen bielorruso. La candidata opositora afirmó que el país «se ha levantado» en favor de una «revolución pacífica» como protesta ante el abuso del régimen en las elecciones presidenciales. «La demanda es clara, tener elecciones libres y justas», dijo esta joven política que aceptó ser la candidata de la oposición a pesar de las condiciones impuestas por el régimen. Según los datos oficiales, Lukashenko obtuvo el 80% de los votos y después de las elecciones Tijanovskaya fue detenida durante un corto periodo de tiempo, antes de que ella decidiera escapar a la vecina Lituania por miedo a las represalias. «Bielorrusia se ha levantado, ya no somos la oposición, ahora somos la mayoría y la revolución pacífica está ocurriendo», dijo en la eurocámara donde tambuién subrayó que la solución a la crisis actual solo srá posible a través de un proceso de diálogo entre el régimen y la oposición para una transición pacífica genuina y propia. Lo que pretenden los que protestan en las calles de Minsk es una evolución que no sea traumática ni cambie la posición geoestratégica del país. «Es una revolución democrática, es la ambición de la sociedad de decidir sus líderes y su destino», ha explciado ante la comisión de asuntos exteriores, donde también ha exigido respeto a la soberanía e integridad territorial del país que considera que «es parte de Europa» por geografía, historia y cultura. A su juicio «la nueva Bielorrusia» estará comprometida con el derecho internacional, el Estado de Derecho y el respeto la libertad de expresión. En Ucrania, sin embargo, la percepción de Moscú fue que las potencias occidentales se disponían a avanzar con su influencia hacia el este, lo que acabó desencadenando una intervención militar que aún no ha terminado pero que se ha salvado con la anexión de la península de Crimea. Mientras tanto, los funcionarios de la Comisión Europea siguen trabajando en una lista que podría incluir a entre 15 y 20 personas a las que se van a imponer sanciones por su papel en el fraude electoral y la represión de los opositores, tal como decidieron los ministros de Asuntos Exteriores el pasado 14 de agosto. Por ahora, la lista incluye ya los primeros cuatro nombres, que los funcionarios encargados de este proceso aún no han revelado. La semana pasada los líderes europeos celebraron también una reunión por videoconferencia en la que decidieron imponer estas sanciones y negarse a reconocer el resultado de las controvertidas elecciones presidenciales del 9 de agosto, alegando estar «al lado del pueblo bielorruso» y no de Lukashenko. El alto representante para la política exterior europea, Josep Borrell comparó la situación del máximo dirigente bielorruso con la del dictador venezolano Nicolás Maduro en el sentido de que «no reconocemos su legitimdiad pero no tenemos más remedio que tratar con él». Se espera que el jueves y el viernes los ministros de Asuntos Exteriores aprueben en la reunión que celebrarán en Berlín el contenido de la lista de sancionados. La relación de personalidades a los que se aplican las sanciones debe ser elaborada con gran cuidado, porque pueden ser impugnadas por los damnificados ante el Tribunal Europeo de Justicia de Luxemburgo. Algunas fuentes europeas han confirmado que la primera edición de la lista incluirá a «entre 15 y 20» personalidades señaladas del entorno de Lukashenko pero el número final dependería de los controles que realicen los servicios legales de la UE para evitar impugnaciones. Al mismo tiempo deben mantener la lista en un estado de discreción para evitar que los afectados realicen movimientos para poner a salvo sus bienes en Europa. Varios dirigentes comunitarios, empezando por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, han intentado persuadir al autócrata ruso Vladimir Putin para que use su influencia sobre Alexander Lukashenko para lograr una solución pacífica. a la crisis, precisamente ahora que el bielorruso está buscando el apoyo de Moscú. El problema es que es muy difícil convencer a Putin de que lo mejor para Bielorrusia sería fomentar un diálogo pacífico con la oposición, cuando él mismo se niega en redondo a aceptar algo parecido en Rusia, donde los opositores son detenidos cuando no envenenados.
03-06-2020 | Fuente: abc.es
Maduro y Guaidó firman un acuerdo para atender la emergencia del Covid-19 en Venezuela
El régimen de Nicolás Maduro ha firmado un acuerdo con la oposición que encabeza Juan Guaidó para luchar con la pandemia del coronavirus en Venezuela y con el que esperan que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) apruebe recursos económicos para la atención médica, según informó el ministro chavista de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien aseguró este martes que la alianza con un «sector antichavista» es «una buena noticia para el país». Los firmantes del acuerdo son Carlos Alvarado, el ministro de Maduro para la Salud, mientras que por el lado de la oposición hizo lo propio el virólogo Julio Castro, designado por Guaidó como asesor sanitario del Parlamento. Según Rodríguez, el anuncio no se había hecho público por carácter de confidencialidad entre las partes, sin embargo, «ante algunas tergiversaciones surgidas en medios de comunicación» decidieron presentarlo al país. «Firma como testigo y como garante de este acuerdo de colaboración el doctor Gerardo de Cosio, representante de la Organización Panamericana de la Salud en Venezuela», agregó Rodríguez. Asimismo, el ministro chavista aseguró que «ambas partes proponen trabajar coordinadamente con el apoyo de la OPS en la búsqueda de recursos financieros que contribuyan al fortalecimiento de las capacidades de respuesta del país para atender la emergencia sanitaria causada por la pandemia», reza el escrito, leído por Rodríguez, en una transmisión del canal estatal VTV. Venezuela ha registrado 1.819 casos confirmados y 18 personas han fallecido a causa del Covid-19, desde que a mediados de marzo se anunciaron los primeros infectados y el país entero entró en una cuarentena estricta. Esta semana, el régimen chavista anunció la flexibilización que inició el lunes y que incluye al sector de construcción, las consultas médicas y las entidades bancarias. Legitimación de Guaidó El acuerdo legitima la figura de Juan Guaidó como líder del Parlamento, luego que el Supremo venezolano le quitara al opositor la presidencia de la Cámara y en su lugar reconociera al disidente de la oposición, Luis Parra. Guaidó, quien ha recibido el apoyo de más de 50 países como presidente interino de Venezuela, ha peleado con el chavismo por su lugar dentro de la Asamblea Nacional desde el 5 de enero, cuando quedó ratificado en el cargo. Sin embargo, Rodríguez dijo este martes que Castro representa al G4, los cuatro partidos más importantes de la oposición y, enfatizó que el médico «se denominó» asesor del Legislativo. Guaidó a través de su cuenta en Twitter escribió que «luego de meses de insistencia y lucha, logramos que la OPS reciba la donación aprobada por la Asamblea Nacional para atender la pandemia en Venezuela. Nuestra política se centra en salvar vidas, en atender la emergencia y salir de la dictadura. Urge el Gobierno de emergencia nacional». La embajada virtual de Estados Unidos en Venezuela, a través de Twitter, celebró «la acción coordinada» entre la oposición y el chavismo: «Gobierno Interino de @JGuaido firmó acuerdo con la OPS de asociación coordinada con el régimen para enfrentar el #COVID19, priorizando necesidades urgentes de atención médica de venezolanos. Es un paso importante, pero solo transición democrática salvará Venezuela de catástrofe». Estados Unidos propuso en febrero el Gobierno de emergencia en el país sudamericano en el que se incluya la participación de todos los sectores políticos y sociales del país. Pero la conformación de ese Consejo de Estado no contaría ni con la participación de Guaidó ni con la de Maduro. «Tanto Maduro como Guaidó deben hacerse a un lado, de modo que miembros elegidos en la Asamblea Nacional de ambas partes puedan crear un Consejo de Estado que sirva como gobierno de transición, que organice elecciones presidenciales libres y justas», dijo en ese momento, Elliott Abrams, encargado del Departamento de Estado para Venezuela. Sin embargo, Maduro fue el primero en rechazarla. Por su parte, el presidente interino ha insistido desde entonces que Venezuela necesita que se defina y se instale un Gobierno de Emergencia Nacional para atender de forma inmediata la pandemia del coronavirus.
03-06-2020 | Fuente: abc.es
Maduro cambia casa por cárcel al tío del presidente interino Juan Guaidó
El mismo presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, confirmó anoche que su tío Juan José Márquez fue trasladado a su residencia desde la cárcel de la División de Contrainteligencia Militar (DGCIM) por orden del régimen de Nicolás Maduro sin dar detalles de la repentina decisión chavista. En su cuenta de Twitter, el también presidente de la Asamblea Nacional al que reconocen 60 países, notificó: «El mismo día que allanan a los padres del Procurador José Ignacio Hernández y la vivienda de Ricardo Villasmil, cambian el lugar de secuestro de mi tío Juan Márquez, a su casa La dictadura sigue usando presos políticos para atemorizar y confundir. Seguiremos hasta ver libre a Venezuela». El piloto Juan José Márquez fue detenido el 12 de febrero por el régimen de Maduro o «secuestrado», como lo califica su sobrino el presidente Guaidó, en el momento en que regresaban juntos a Caracas en el aeropuerto internacional de Maiquetía hace cuatro meses después de una larga gira internacional por norteamérica y Europa. En su programa de televisión «Con el mazo», Diosdado Cabello afirmó que Márquez trasladaba «explosivos químicos» y chaleco antibalas en su equipaje, lo que ha sido rechazado y calificado como falso por el gobierno interino. Guaidó mencionó en su mensaje la política intimidatoria y persecutoria del régimen de Maduro, que mientras liberan de manera condicional a su tío revisan para amedrentar a su equipo las viviendas del Procurador Hernández y de Ricardo Villasmil, nombrado presidente en funciones del Banco Central de Venezuela. «Allanan la residencia de quienes han evitado que sigan robando al país y arremeten contra sus padres, personas de la tercera edad. Saben que José Ignacio no está en Venezuela hace mucho. Ya dictadura no se les puede decir, ni mafia. Es terror lo que pretenden. Son terroristas», dijo Guaidó. Pacto entre Maduro y Guaidó por el Covid-19 La liberación del tío de Guaidó también coincide con el polémico pacto que ambos gobiernos, el de Guaidó y de Maduro, acordaron para que la Organización Panamericana de Salud (OPS) pudiera gestionar directamente la ayuda humanitaria y sanitaria para atender la emergencia de los venezolanos ahora que se recrudece la expansión del coronavirus en el país y que ha subido a 1.800 casos positivos. Ante la controversia surgida Guaidó respondió que su política es «salvar la vida de los venezolanos». El Gobierno de Washington también avaló el acuerdo bilateral. La Embajada Virtual de los EE.UU. en Caracas escribió en su cuenta de Twitter: «Gobierno Interino de Juan Guaidó firmó acuerdo con la OPS de asociación coordinada con el régimen para enfrentar el #COVID19, priorizando necesidades urgentes de atención médica de venezolanos. Es un paso importante, pero solo transición democrática salvará Venezuela de catástrofe».
22-04-2020 | Fuente: abc.es
El distanciamiento social antidemocrático en Venezuela
Si hoy le preguntamos a los ciudadanos del mundo: ¿estaría dispuesto a permanecer en distanciamiento social durante un año sin necesidad de que haya una pandemia? La respuesta obvia y rotunda sería, NO. Tal sacrificio solo se hace para salvar vidas, como lo vemos hoy a nivel global. El mundo está viviendo una paralización masiva de su forma normal de vida. Una situación similar vive Venezuela desde hace años, pero con un origen distinto: la epidemia dictatorial. Venezuela ha estado sometida a un irracional, progresivo y antidemocrático distanciamiento social impuesto por la dictadura criminal de Nicolás Maduro. Los indicadores de ese distanciamiento son variados, pero su eje común es suprimir las libertades para preservar el poder. Permítanme precisar con algunos ejemplos: En el 2014 los venezolanos salimos a la calle para protestar legítima y constitucionalmente, anticipando entonces la tragedia humanitaria que vendría. Muchos venezolanos, especialmente jóvenes, dirigentes sociales y políticos fueron arrestados por razones políticas, incluyendo el líder de nuestro partido Voluntad Popular, Leopoldo López. Fui imputado dentro de la misma «causa judicial», lo que me llevó a la clandestinidad por 108 días y luego al forzado exilio actual lejos de mi familia, de mi partido, de mi gente, pero siendo más útil desde el exterior para la lucha democrática. Toda la directiva de nuestro partido fue perseguida; unos presos, otros en el exilio, la clandestinidad o refugiados en embajadas. Como consecuencia de un aislamiento social antidemocrático, desde hace seis años tuvimos que reinventarnos. Desde entonces nuestras reuniones son digitales, incluyendo los encuentros nacionales con nuestros dirigentes locales. Ese mismo protocolo se ha extendido a los diferentes partidos políticos que disienten del régimen, e incluso, a la legítima Asamblea Nacional, donde cerca de treinta diputados están exiliados y cuatro permanecen detenidos. La dictadura ha extendido la persecución en Venezuela a toda la sociedad; tenemos cerca de 400 presos políticos, entre ellos militares, médicos, líderes sociales y de partidos, estudiantes y diputados, todos sometidos a tratos crueles e inhumanos. Se les prohíbe ver el sol, poder hablar con su familia o poder reunirse con sus abogados. Son símbolo perenne del aislamiento nacional. Como resultado, nos ha tocado conducir una lucha en unidad y asumiendo decisiones complejas sin mirarnos a los ojos entre los distintos actores políticos, tan solo escuchando nuestras voces por plataformas digitales en un país donde el internet es el peor de la región, con severos problemas de servicio eléctrico y con el riesgo permanente de que esta comunicación sea intervenida por los órganos de inteligencia del régimen coordinados por Cuba. La decisión de juramentar constitucionalmente al diputado Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en 2019, ha sido sin duda la decisión más crítica asumida bajo este esquema. La economía no escapa a los devastadores efectos de este distanciamiento autocrático. Las políticas de control estatal, las restricciones a la iniciativa privada y violaciones a la propiedad privada con expropiaciones ilegales han retrocedido décadas nuestra economía. La producción petrolera se desplomó de 3.2 millones bpd a poco más de 600 mil bpd en 2020. La escasez de bienes y servicios aumenta de manera exponencial. Entre 2014 y 2019 Venezuela perdió las dos terceras partes del tamaño de su economía (65%), peor que la «Gran Depresión» o la guerra civil española. El «quédate en casa» es para muchos la única opción forzada, ya que hay trabajo limitado. La empresa privada casi ha desaparecido. En contraste, ningún país con la pandemia del Covid-19 ha tenido tal impacto hasta ahora. Tristemente, el aislamiento se ha manifestado en uno de los aspectos más importantes: la educación. En 2018 la deserción escolar se ubicó en 87%. Los padres no envían a sus hijos a la escuela porque la crisis generada por Maduro ha forzado un éxodo masivo de docentes, porque la escuela cerró o, peor aún, porque no tienen como alimentarlos y frecuentemente se desmayan en clases. Una maestra confesó haber subsistido solo ingiriendo agua con azúcar por tres días hasta que colapsó. Esta crisis, hoy calificada como emergencia humanitaria compleja, obligó al menos a 5 millones de personas a abandonar el país. Un éxodo solo superado por la crisis de refugiados de Siria. Se estima que alrededor de un millón de niños quedaron sin sus padres, familias separadas por la tragedia. Según cifras de la OEA, 5 mil venezolanos por día siguen emigrando, buscando el presente de calidad que la dictadura de Maduro les niega. En Venezuela encontramos el peor sistema de salud de la región, el cual colapsó mucho antes de la pandemia producto de la corrupción de la dictadura. María Eugenia Sader, exministra de salud del régimen, es investigada por el desfalco de al menos 600 millones de dólares. Adicionalmente la inseguridad ciudadana regenta el país, Venezuela tiene la tasa de homicidios más alta del continente, con 60 por cada 100 mil habitantes. El miedo establece un toque de queda permanente, un distanciamiento social propiciado durante años por la dictadura con apoyo de los colectivos y ahora del grupo de exterminio FAES. El país ha quedado incomunicado. En 2014 el número de vuelos internacionales se redujo en un 60%. Esa cifra es mucho mayor hoy. Internamente cinco refinerías no producen gasolina a pesar de que tenemos las reservas petroleras comprobadas más grandes del mundo. Sin embargo, el régimen continúa enviando petróleo gratuitamente a Cuba. Venezuela es un país inmóvil. El aislamiento ha sido dramático y ha recrudecido durante la pandemia. Hemos dicho que enfrentamos dos virus: La dictadura de Maduro y el Coronavirus. La cura de ambos debe ser abordada urgente y simultáneamente. Superarlos solo será posible con una cooperación y asistencia financiera internacional robusta que será viable si establecemos un Gobierno de Emergencia Nacional que aplique un plan de emergencia y nos conduzca a una transición democrática creíble y verificable. El liderazgo internacional debe reafirmar su compromiso en acompañar a nuestro pueblo a levantar, ahora y para siempre, el distanciamiento social antidemocrático que ha generado la peor tragedia de nuestra historia desde el siglo XX. Para Venezuela la normalidad no vendrá cuando se logre mitigar la pandemia. La emergencia humanitaria compleja continuará tal y como hemos descrito en este artículo. La normalidad sólo vendrá cuando llegue la libertad. Ya el mundo, especialmente Europa y España, sabe lo que se sufre frente a un distanciamiento social voluntario. Oramos porque esta dificultad que hoy enfrentamos globalmente permita ratificar las convicciones democráticas y agitar la conciencia moral de todos para que juntos curemos a Venezuela del virus de la tiranía y de la epidemia dictatorial. Carlos Vecchio es embajador del gobierno interino de Venezuela ante Estados Unidos
31-03-2020 | Fuente: abc.es
Esta es la hoja de ruta de EE.UU. para la transición democrática en Venezuela (texto completo)
El plan de Estados Unidos para la transición demócratica en Venezuela , presentado este martes por el Departamento de Estado, incluye el levantamiento de sanciones a miembros del chavismo, la liberación inmediata de presos políticos, la salida de fuerzas extranjeras del país (en clara alusión a las cubanas), la elección por el Parlamento de nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral y la creación de un Consejo de Estado con participación de las principales fuerzas políticas que asumiría el poder ejecutivo del país, entre otras medidas. El mencionado Consejo de Estado fijaría fecha para la celebración de forma simultánea de las elecciones a la presidencia y a la Asamblea Nacional en un plazo de 6 a 12 meses. El llamado Marco para la Transición Democrática en Venezuela consta de trece puntos y dos garantías. A continuación, ABC reproduce el texto completo del documento: Texto del Marco para la Transición Democrática 1. Pleno retorno de todos los miembros de la Asamblea Nacional (AN); el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) retira la orden de desacato y restaura todos los poderes de la AN, incluyendo las inmunidades de los diputados; se disuelve la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Los Estados Unidos retiran las sanciones aplicadas a miembros de la ANC por su pertenencia a la ANC. 2. Se liberan de inmediato todos los presos políticos. 3. Todas las fuerzas de seguridad extranjeras salen de inmediato a menos que se les autorice su permanencia a través de ¾ de los votos de la AN. «Todas las fuerzas de seguridad extranjera salen de inmediato a menos que se les autorice su permanencia a través de ¾ de los votos de la Asamblea Nacional» 4. La AN elige a nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del TSJ que sean aceptables para todos los partidos o coaliciones de partidos que representen el 25% o más de los miembros de la AN. (Esto otorgaría poder de veto tanto al PSUV como a la coalición multipartidista de Guaidó respecto a personal para cualquiera de estos cargos.) Una vez se elija un nuevo CNE y TSJ, los Estados Unidos retiran las sanciones impuestas a exmiembros del CNE y del TSJ por su pertenencia a esos organismos. 5. La AN aprueba una ley de un «Consejo de Estado», que crea un Consejo de Estado que se convierte en el poder ejecutivo. Cada partido o coalición de partidos con un 25% de miembros de la AN escoge a dos miembros del Consejo de Estado, siendo uno de ellos forzosamente gobernador de un estado. A continuación, los cuatro miembros del Consejo de Estado escogen a un quinto miembro que será el secretario general y que se desempeñará como Presidente Interino hasta que haya elecciones y a quien no se le permite presentarse como candidato a la elección a la presidencia. Los miembros del Consejo no podrán ser miembros de la AN ni del TSJ. Las decisiones que el Consejo de Estado tome serán por mayoría de votos. Un miembro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se desempeñará como asesor militar del Consejo de Estado. «Una ley crea un "Consejo de Estado" que se convierte en el poder ejecutivo» 6. Todas las facultades conferidas al presidente por la constitución serán conferidas exclusivamente al Consejo de Estado. Los Estados Unidos y la Unión Europea retirarán las sanciones a quienes se habían atribuido facultades presidenciales, y que les fueron impuestas debido a los cargos que habían ocupado, una vez el Consejo de Estado esté operativo y esas personas renuncien a cualquier otra pretensión de ocupar cargos ejecutivos y acepten al Consejo de Estado como poder ejecutivo único. 7. Una vez se establezca el Consejo de Estado y las fuerzas de seguridad hayan partido (a menos que se aprueben con ¾ de los votos de la AN), quedarán suspendidas las sanciones que los Estados Unidos aplicaron al Gobierno de Venezuela, a Petróleos de Venezuela, S.A. y al sector petrolero. 8. El Consejo de Estado nombra un nuevo gabinete. Los Estados Unidos retiran las sanciones a exmiembros del gabinete que les fueron impuestas por desempeñar sus cargos anteriores. Los Estados Unidos también retiran las sanciones a miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que les fueron impuestas por el cargo que desempeñan en el organismo. «Estados Unidos retira las sanciones a exmiembros del gabinete que les fueron impuestas por desempeñar sus cargos anteriores» 9. La comunidad internacional brinda apoyo humanitario, electoral, económico y de gobernanza, desarrollo y seguridad, con un enfoque inicial especial en el sistema de atención médica y en el suministro de agua y electricidad. Todos los ciudadanos venezolanos deben tener el mismo acceso a los programas de bienestar social actuales, que ahora recibirán apoyo complementario internacional. Se inician negociaciones con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo respecto a los principales programas de apoyo. 10. Se establece una Comisión de la Verdad y la Reconciliación con el objetivo de investigar actos de violencia graves ocurridos desde 1999, y esta informa a la nación sobre las responsabilidades de los autores y la rehabilitación de las víctimas y sus familias. La Comisión cuenta con cinco miembros que el Secretario General de las Naciones Unidas nombra con el consentimiento del Consejo de Estado. La AN adopta una ley de amnistía de conformidad con las obligaciones internacionales de Venezuela, que cubre todos los delitos de carácter político desde 1999, excepto los crímenes de lesa humanidad. Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú retiran su apoyo a la remisión a la Corte Penal Internacional. «El Consejo de Estado establece una fecha para celebrar elecciones simultáneas a la presidencia y a la AN en u plazo de 6 a 12 meses» 11. El Consejo de Estado establece una fecha para celebrar las elecciones simultáneas a la presidencia y a la AN en un plazo de 6 a 12 meses. Cualquier ciudadano venezolano apto conforme a la Constitución de 1999 puede presentarse a las elecciones. 12. Se celebran las elecciones a la presidencia y a la AN. Se retiran todas las sanciones de los Estados Unidos restantes con el consenso de los observadores internacionales de que las elecciones fueron libres e imparciales. 13. Se establece una comisión bipartidista en la AN para formular soluciones a largo plazo con el fin de rehabilitar la economía y refinanciar la deuda. Garantías 1. El alto mando militar (Ministro del Poder Popular para la Defensa, el viceministro de la Defensa, el Comandante del Comando Estratégico Operacional (CEOFANB) y los otros comandantes) se mantiene durante la vigencia del gobierno de transición. 2. Las autoridades estatales o locales se mantienen durante el periodo de transición.
05-02-2020 | Fuente: abc.es
Trump recibe a Juan Guaidó en la Casa Blanca hoy a las 20.00 horas
Donald Trump recibirá este miércoles por la tarde a Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, en la Casa Blanca, después de haberle invitado al Capitolio a presenciar el discurso anual sobre el Estado de la Unión. Después de meses en que la división de la oposición había puesto en duda el respaldo de Trump a Guaidó, sobre todo después del despido del consejero de Seguridad Nacional John Bolton, esta es una muestra clara e inequívoca de apoyo. A Guaidó se le ha reservado un honor normalmente al alcance sólo de jefes de estado: se queda como huésped en Blair House, una residencia de invitados enfrente de la Casa Blanca. Según ha anunciado la Casa Blanca en un comunicado, «la visita es una oportunidad para reafirmar el compromiso de EE.UU. con el pueblo de Venezuela y discutir cómo trabajar con el presidente Guaidó para acelerar una transición democrática en Venezuela que ponga fin a la crisis actual». Según la Casa Blanca, EE.UU. seguirá «trabajando con sus socios en la región para enfrentarnos a la dictadura ilegítima en Venezuela, y estaremos junto al pueblo venezolano para garantizar un futuro democrático y próspero». La visita será a las 14.00, hora de Washington, las 20.00 en la España peninsular. Guaidó acaba así su gira, que le ha llevado a Europa, Canadá y EE.UU. con una visita repleta de reuniones en Washington. El presidente encargado se ha reunido esta miércoles por la mañana con los senadores Rick Scott y Marco Rubio y con el vicepresidente Mike Pence.
31-12-2019 | Fuente: abc.es
Una turba toma la embajada de Estados Unidos en Irak al grito de «muerte a América»
Al grito de «Muerte a América», una turba penetró ayer en el recinto de la embajada de Estados Unidos en Irak en protesta contra una serie de bombardeos aéreos a una milicia chiíta afín al régimen de Irán. Los atacantes fueron evacuados por las fuerzas de seguridad iraquíes antes de tomar ningún rehén. El presidente estadounidense acusó a Irán de estar detrás del intento de toma de la embajada. «Rendirán cuentas», advirtió Donald Trump. El de ayer es el ataque más grave contra la misión diplomática de EE.UU. en Irak desde la llegada de Trump al poder, y pone de manifiesto la creciente tensión entre Washington y Teherán en un país que fue invadido en 2003 por las tropas norteamericanas, de las que hoy quedan 5.000. Tras el derribo del régimen suní de Saddam Hussein, la Casa Blanca apoyó un proceso de transición democrática por medio del cual ascendió al poder un gobierno chií, políticamente cercano a Irán. El domingo, las fuerzas armadas estadounidenses mataron en diversos bombardeos aéreos a 25 milicianos del grupo chií Kataeb Hezbolá, que Washington considera un peón de Irán en Irak. Según el Pentágono, sus propios ataques aéreos eran en realidad la respuesta al bombardeo previo de una base militar iraquí en el que murió un ciudadano estadounidense contratado en labores de seguridad privada. «Respondimos con contundencia» Según dijo ayer el presidente Trump en un mensaje en la red social Twitter: «Irán mató a un contratista estadounidense e hirió a muchos otros. Respondimos con contundencia, como siempre haremos. Ahora Irán está orquestando un ataque contra la embajada de EE.UU. en Irak. Rendirán cuentas. Además, esperamos que Irak use sus fuerzas para proteger la Embajada, ¡y así se lo hemos notificado!». Tras los ataques del domingo, un grupo de manifestantes acampó en las puertas del recinto diplomático en signo de protesta contra EE.UU. Según las imágenes facilitadas por las agencias informativas, varios de los concentrados ondeaban banderas de color amarillo, comunes entre las milicias chiíes afines a Irán, como la libanesa Hezbolá. El martes por la mañana, una turba penetró finalmente el perímetro de seguridad de la embajada norteamericana en Bagdad y provocó destrozos en la recepción, prendiendo fuego a parte del mobiliario. Los diplomáticos estadounidenses se refugiaron en un búnker hasta que las fuerzas armadas iraquíes desalojaron a los intrusos. «Una violación de la soberanía iraquí» El gobierno iraquí, al que apoyan tanto Washington como Teherán, se encuentra en una situación precaria. Hace un mes, tras una ola de protestas, el primer ministro, Adil Abdul Mahdi, dimitió y se encuentra en funciones, aunque el parlamento todavía no le ha encontrado sustituto. Abdul Mahdi condenó los ataques aéreos de EE.UU. del domingo por considerarlos «una violación de la soberanía iraquí». Semejantes declaraciones envalentonaron a los concentrados frente a la misión diplomática norteamericana, que la asaltaron justo cuando se cumplen 40 años de la toma de la embajada de EE.UU. en Teherán, cuando 52 diplomáticos y civiles estadounidenses fueron tomados como rehenes durante 444 días durante las revueltas de la revolución islámica en ese país de mayoría chií.
26-12-2019 | Fuente: abc.es
Multitudinario adiós en Argelia al poderoso general Gaid Salah
Cientos de miles de personas despidieron este miércoles al poderoso jefe del Ejército de Argelia y hombre fuerte del país desde el pasado abril, el general Ahmed Gaid Salah , que fue enterrado en Argel con honores de jefe de Estado tras fallecer el pasado lunes de un ataque al corazón a la edad de 79 años. Los funerales arrancaron por la mañana con la llegada del féretro al Palacio del Pueblo, donde un millar de personas le rindieron homenaje en el exterior, ya que sólo se permitió entrar a miembros del Gobierno y la Administración, además de a altos dirigentes militares. Policías, gendarmes, elementos de la brigada de investigaciones BRI y altos cargos del mando militar, todos en uniforme, ocuparon las principales calles por donde pasó el cortejo fúnebre, al que se sumó también en el Palacio el presidente de la República, Abdelmayid Tebune, uno de los hombres más cercanos a Ahmed Gaid Salah. Los oficiales rindieron un último homenaje al fallecido en el ataúd de madera cubierto de la bandera nacional y ramos de flores y expuesto durante cuatro horas en el Palacio del Pueblo antes de ser transportado en un vehículo blindado de transporte de tropas hacia el cementerio de El Alia. Jefe de Estado Mayor durante quince años, Gaid fue enterrado poco después de la oración de Dohr ?después de mediodía? dentro del llamado «cuadrado de los mártires», donde reposan los antiguos jefes de Estado y las grandes figuras de la lucha contra el colonizador francés, informa Efe. «Alah Akbar Gaid Salah» o «Djich Chaâb (ejército y pueblo) hermanos y Gaid Salah con los mártires» fueron los cánticos que repitieron los argelinos este miércoles por un hombre que días atrás fue abucheado por los manifestantes del Hirak, que rechazan el régimen castrense y llevan casi un año reclamando en las calles una transición democrática. Ayer los argelinos acompañaron al fallecido, al que consideran como el «león de Argelia». Como soldado, se sumó al Ejército de Resistencia contra la ocupación francesa a la edad de 17 años y como oficial fue el primero en erradicar el yihadismo y apaciguar su provincia durante el llamado «decenio negro», la cruenta guerra civil que desangró Argelia (1992-2002) y que aún está viva en el recuerdo de una sociedad convulsa. De origen «chawi», como la mayoría de los dirigentes argelinos, Gaid Salah se convirtió en los últimos meses en una figura clave en la crisis que padece el país y marcó el paso político del régimen, sumido en un ejercicio de funambulismo con el que pretende saciar las ansias de cambio de la población sin que nada realmente cambie.
12-11-2019 | Fuente: abc.es
La OEA pide que el poder legislativo tome la iniciativa y celebre elecciones en Bolivia
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha descrito la salida de Evo Morales de la presidencia de Bolivia como «un momento significativo para la democracia en el continente americano» y mantiene que esa marcha «le envía una fuerte señal a los regímenes ilegítimos de Venezuela y Nicaragua». La Organización de los Estados Americanos debatirá la situación en el país andino en una reunión extraordinaria del Consejo Permanente este martes. Según dijo este lunes el presidente Trump en un comunicado, «después de casi 14 años en el poder y su reciente intento de imponerse sobre la constitución boliviana y la voluntad del pueblo, Morales, al irse, preserva la democracia y allana el camino para que el pueblo boliviano sea escuchado. Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y al ejército boliviano por acatar su juramento de proteger no a una sola persona, sino a la constitución de Bolivia». A pesar de que otros gobiernos americanos, como el de México, han descrito como «golpe» la salida de Morales después de que el ejército y la policía le conminaran a ello, la diplomacia estadounidense niega que así sea. Preguntado en una conversación con periodistas, un funcionario del departamento de Estado ha dicho que las fuerzas armadas se negaron a reprimir a los manifestantes contra Morales y sólo constataron «lo obvio, que Morales había perdido la confianza del pueblo». EE.UU. ha pedido junto a Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, Perú, República Dominicana y Venezuela la reunión de urgencia del Consejo Permanente de la OEA. De momento, el secretario general de ese organismo panamericano, Luis Almagro, ha pedido al poder legislativo, la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, que se reúna de urgencia para elegir nuevas autoridades electorales que garanticen un nuevo proceso de votación. Toda la línea de sucesión de Morales ha dimitido, incluidos los presidentes de la cámara alta y la cámara baja del legislativo, por lo que estas deben elegir a nuevas máximas autoridades. La ley marca que se celebren elecciones en un plazo de 90 días. Ante las graves irregularidades detectadas en los comicios en Bolivia por el equipo de observación de elecciones de la OEA, Almagro había pedido el domingo una repetición de las elecciones que Morales aceptó, aunque luego abandonó el poder tras conminarle a ello las fuerzas armadas y la policía nacional. Según dijo Almagro este lunes en un comunicado, «la Secretaría General de la OEA rechaza cualquier salida inconstitucional a la situación». Añade además que «es importante que la justicia continúe investigando las responsabilidades existentes respecto a la comisión de delitos vinculados al proceso electoral celebrado el 20 de octubre, hasta las últimas consecuencias». Desde la celebración de las elecciones el 20 de octubre, el ministro de Exteriores boliviano, Diego Pary, ha acudido a Washington dos veces para defender ante el Consejo Permanente de la OEA la legitimidad del recuento. En un principio Morales aceptó una inspección vinculante de la OEA y Almagro le pidió que fuera a segunda vuelta si los observadores hallaba irregularidades. Las que encontraron fueron tan graves que el domingo Almagro pidió una repetición íntegra del proceso. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador en México ha ofrecido asilo a Morales y ha recibido en su embajada en La Paz a una veintena de altos funcionarios bolivianos que huyeron de los saqueos. México ha afirmado que considera la salida de Morales un «golpe». «Es un golpe porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional en el país», dijo en una conferencia de prensa el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. Colombia, por su parte, se ha centrado en encontrar una pronta salida a la crisis, que evite un vacío de poder. El gobierno de Iván Duque ha pedido a los diferentes partidos con representación en la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia que se reúnan «para garantizar un proceso de transición pacífico, en estricto apego a las disposiciones constitucionales que rigen el ordenamiento jurídico boliviano y con el acompañamiento de la comunidad internacional». En EE.UU., los demócratas, que controlan la cámara baja del Capitolio, han pedido también una transición dentro de los cauces democráticos que contempla la constitución boliviana. Según el diputado Eliot Engel, que preside la comisión de Exteriores de la Cámara de Representantes, «los bolivianos merecen una transición democrática y pacífica que dirijan civiles desde las instituciones, y sobre todo merecen un futuro exento de violencia». Sí evaluó de forma positiva la marcha de Morales el influyente senador republicano por Florida Marco Rubio. «La renuncia de Evo Morales es un testimonio de la fuerza y la voluntad del pueblo boliviano. Como dije a principios de este mes, Morales se aferraba ilegítimamente al poder en Bolivia después de las recientes elecciones presidenciales. Por el bien de la estabilidad y el futuro democrático de Bolivia, es importante que se sostengan elecciones libres y democráticas y se respeten los resultados», dijo el senador.
1
...