Infortelecom

Noticias de trabajo

17-12-2020 | Fuente: abc.es
Alexandria Ocasio-Cortez quiere echar a la vieja guardia demócrata del Congreso
Alexandria Ocasio-Cortez, la estrella joven de los demócratas de EE.UU., considera que es la hora del relevo para la vieja guardia que lidera al partido en el Congreso de EE.UU. «Creo que necesitamos un nuevo liderazgo en el partido demócrata», ha asegurado la diputada izquierdista en una entrevista con «The Intercept». Es el ataque más directo desde que el mes pasado Nancy Pelosi volviera a ser elegida «speaker» -presidenta- de la Cámara de Representantes. Tiene 80 años. El siguiente demócrata por jerarquía en la cámara baja, Steny Hoyer -líder de la mayoría demócrata- cumplió 81 el verano pasado. Y el siguiente, Jim Clayburn -jefe del grupo parlamentario- tiene 80 años. Este trío de octogenarios lleva catorce años al frente de los demócratas de la Cámara. Y parece que van a seguir otros dos años. Para disgusto de Ocasio-Cortez, la cara más visible del izquierdismo en EE.UU. a sus 31 años, todos pertenecen a la corriente moderada del partido. Puro «establishment» demócrata, el que consiguió recuperar la cámara baja en 2018 y el que ha ganado -con su candidato, Joe Biden- la Casa Blanca el pasado noviembre. Pelosi se someterá al voto de toda la Cámara de Representantes el mes que viene para revalidar su cargo de presidenta. Nada indica que no lo vaya a conseguir: ni siquiera Ocasio-Cortez está dispuesta a liderar una revuelta. Para empezar, porque no hay un recambio preparado para sustituir a Pelosi, que ha defendido que será su último mandato. Primero, porque el partido no se ha dedicado a «cultivar la próxima generación de líderes». Una crítica que alcanza a la corriente izquierdista, que «no tiene un plan» y advierte de que, si hay un vacío, «hay ahí gente más conservadora que nunca que está dispuesta a ocuparlo». Aunque es una de las personas con más tirón popular en el partido, Ocasio-Cortez asegura en la entrevista que no es ella quien debe tomar el papel de liderazgo ahora mismo. «La Cámara es extraordinariamente compleja y no estoy preparada», reconoce. «No puedo ser yo, sé que no podría hacer ese trabajo». Lo que sí hará Ocasio-Cortez es presionar a Pelosi con concesiones legislativas a la izquierda, como el impulso de más reforma sanitaria o el recambio de diputados más conservadores de puestos de liderazgo en comités decisivos. El mismo problema de Pelosi lo ve en Charles Schumer, de 70 años, líder de la minoría demócrata en el Senado. El senador por Nueva York estará en lo alto tanto si los demócratas recuperan la cámara en la segunda vuelta que se celebra en Georgia el próximo 5 de enero -si ganan los dos escaños en juego, algo complicado, recuperarían el control de la cámara alta- como si no lo hacen. El resultado de la presencia inamovible de Pelosi y Schumer y su acumulación de poder, según Ocasio-Cortez, es que «muchos miembros con talento del Congreso» prefieren irse o presentarse a otros cargos. La cara más conocida del llamado «Squad» -el cuarteto de diputadas progresistas que llegaron al Congreso en 2018, objetivo habitual de los ataques de Donald Trump- también es muy crítica con la formación de Gobierno que protagoniza estos días Biden. «Es horrible», dice de un Gabinete que apunta a ser muy moderado -como lo será el presidente- con muchas caras de la Administración Obama y de altos cargos que han pasado por Wall Street o las grandes consultoras. El último, Pete Buttigieg, ex candidato presidencial y centrista declarado, que tendrá la cartera de Transporte. «La Administración Biden está recuperando a muchos cargos de Obama, que depende de dónde te sitúes en el partido quizá te parezca bien», asegura. «Pero mucha gente no se acuerda de que muchos nombramientos de Obama eran recuperar cargos de Clinton», asegura sobre el Gobierno de Bill Clinton en la década de 1990, en la que el partido demócrata fue muy liberal en lo económico. Esa insistencia en el «establishment», defiende «es una de las grandes razones por las que llegó Donald Trump. Además del racismo que estaba esperando a que le dieran aliento en este país, había un gran rechazo al «establishment» político adinerado que domina Washington».
17-12-2020 | Fuente: abc.es
Francia lanza un órdago: el acuerdo pos-Brexit debe incluir la pesca
El acuerdo sobre las relaciones futuras entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) es posible, a pesar de la premura del tiempo, pero «sigue estando lejos», reconoció ayer la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, en un discurso en el Parlamento Europeo. Los temas sobre los que hay más proximidad abren la posibilidad de un pacto en el aspecto regulatorio, puesto que el Reino Unido se habría comprometido al menos a no rebajar los estándares medioambientales, sanitarios o laborales que ya aceptó cuando era miembro de la UE. Sin embargo, el acceso de los barcos europeos a los caladeros de las aguas británicas sigue siendo un escollo por ahora sin solución. La presidenta reconoció que los negociadores británicos habían aceptado asumir garantías legales de que no se socavarían las normas que rigen en la UE, y que las conversaciones sobre lo que sucedería en el futuro si se producen cambios que desembocan en lo que la UE pueda percibir como competencia desleal estaban siendo «fructíferas» y estarían abriendo un camino claro hacia un acuerdo. Fuentes británicas reconocieron que se habían registrado ciertos avances pero que «en asuntos clave seguimos estando muy lejos». La canciller alemana lo describió también ayer con sus propias palabras: «La Comisión sigue negociando en estas horas, en estos días, hasta el fin de esta semana, para ver si todavía puede haber un acuerdo. Ha habido avances pero no definitivos y creo que debemos ceñirnos a nuestra posición de que un acuerdo sería mejor que ningún acuerdo, pero también estamos preparados para esta opción». La presidenta de la Comisión reconoció, en efecto, que por lo que respecta a la cuestión de la pesca, «la negociación sigue siendo muy difícil. No cuestionamos la soberanía del Reino Unido en sus propias aguas. Pero pedimos previsibilidad y estabilidad para nuestros pescadores y nuestras pescadoras» de los países que comparten esas aguas desde hace siglos. «Con toda honestidad -dijo Von der Leyen a los eurodiputados- a veces se siente que no seremos capaces de resolver esta cuestión. Pero debemos seguir intentando encontrar una solución. Y es el único rumbo responsable y correcto». En secreto Las negociaciones prosiguen en el más absoluto secreto en Bruselas, en un escenario en el que la Comisión parece apostar por la posibilidad de un acuerdo, aunque sin abandonar los preparativos para el caso de que no lo haya. Ayer mismo se aprobaron las medidas de contingencia para garantizar la movilidad de los transportes aéreos y terrestres entre el Reino Unido y la UE y también las disposiciones para gestionar el trabajo de los pesqueros en la zona en caso de no acuerdo. Naturalmente, todas esas medidas dependen de que el Reino Unido acepte recíprocamente esos mismos principios mínimos, para que no se congele completamente todo el enjambre de interrelaciones de todo tipo que existen entre las dos orillas del Canal. Según los expertos europeos, lo más imprevisible puede estar ahora en el lado británico, cuando Boris Johnson tenga que pedir a los partidarios acérrimos del Brexit que acepten estas posiciones que exige la UE tanto en las consecuencias económicas de un cambio de regulación, que ellos consideran como «represalias», como en lo que respecta al aceso de los pesqueros europeos a sus aguas, porque lo ven como una cuestión de soberanía. Por lo que ha podido saberse hasta ahora, en el campo de la pesca el Reino Unido quiere tener el poder de cerrar el acceso de los barcos europeos a sus aguas en todo momento, pero la UE pide que siempre haya un periodo mínimo de tres meses de aviso previo y aún con compensaciones. Londres también quiere que el 60% de lo que capturen los barcos europeos se descargue en puertos británicos y que ningún pesquero comunitario pueda entrar en la zona entre las 6 y 12 millas de las aguas británicas, algo que los pescadores franceses y belgas llevan haciendo tradicionalmente. Francia ha advertido que no aceptará ningún acuerdo que no incluya la pesca. Por ahora, está prevista una reunión de seguimiento de funcionarios para el viernes. Un portavoz del gobierno del Reino Unido dijo: «Seguimos colaborando con la UE a fin de prepararnos para el final del período de transición», lo que incluye, por supuesto, las medidas para el caso de que no haya acuerdo.
16-12-2020 | Fuente: abc.es
España se juega más de dos mil empleos directos en el Gran Sol
Los obstáculos a un acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido se van despejando en este final de infarto. Este miércoles, según la máxima responsable de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, hay avances en la gobernanza del propio acuerdo. Sin embargo, la pesca aparece como el último obstáculo, despertando el temor del sector pesquero español y europeo de que se convierta en una pieza prescindible. España, junto a otros siete países como Francia, Alemania, Irlanda o Dinamarca, se juega mucho en esta partida y rechaza la pretensión británica de negociar un tratado de pesca separado del acuerdo comercial global. En concreto, en la zona económica exclusiva (ZEE) -que se adentra hasta las 200 millas náuticas de la costa- faenan 88 barcos que generan 2.150 empleos directos. Además de otros 10.750 puestos de trabajo indirectos en puertos como Vigo, Celeiro, Burela, La Coruña, Ondárroa o Santander, según destacan desde Cepesca (Confederación Española de Pesca). Un «cerrojazo» del caladero británico a partir del próximo 1 de enero también afectaría a la actividad de otros 55 buques de bandera española. En total, en aguas británicas, la conocida como Flota del Gran Sol española, con base en los puertos gallegos, cántabros o vascos captura cada año alrededor de 9.000 toneladas de pescado, principalmente de especies como la merluza, el gallo y el rape, por un valor de 27 millones de euros anuales. En cualquier caso, la balanza comercial de exportaciones pesqueras con el Reino Unido es desfavorable para España. De media en los últimos años, hemos exportado a este país 21.000 toneladas de pescado y productos pesqueros, valorados en 95 millones de euro con un leve descenso en 2018. Lo que contrasta con la media anual de 43.000 toneladas exportadas de mariscos frescos y congelados, principalmente. Es decir, unos 246 millones de euros y con una tendencia positiva. A nivel europeo, la flota de los ocho países afectados por el posible «cierre» de la ZEE británica -España, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Holanda, Irlanda y Suecia- pesca un total de 640.000 toneladas y conforman una auténtica armada de más de 3.000 embarcaciones. Posible parada temporal Por su parte, el secretario general de Cepesca, Javier Garat, advertía a ABC que, en el caso de un Brexit duro, «hay riesgo de que la flota se pare temporalmente» y añadía un elemento más de inquietud: si se cierran las aguas británicas, «esos barcos tendrán difícil cabida en las aguas de Francia y, sobre todo, en las de Irlanda», apunta Garat, quien cree que podría llevar a reorganizar los caladeros. El también presidente de la patronal europea Europêche, apuesta por «un acuerdo beneficioso para ambas partes a largo plazo, mínimo de 25 años, y que nos dé seguridad jurídica». En paralelo, mientras Londres y Bruselas negocian, Noruega amenazó el viernes con cerrar sus aguas a británicos y europeos desde el 1 de enero si no hay un entendimiento. Tampoco se ha podido sustraer al Brexit el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca que se celebraba ayer en Bruselas, y que al cierre de esta edición, no había cerrado un acuerdo sobre las cuotas pesqueras para 2021, a pesar de haberse apartado de la negociación las 119 poblaciones de peces de gestión conjunta con Londres. Para España, también está en juego recortes en las capturas de especies como la merluza sur y sobre todo, el tijeretazo del 15% en los días de pesca a la flota de arrastre del Mediterráneo, lo que según el sector pondría en riesgo 3.600 empleos directos.
16-12-2020 | Fuente: as.com
Prestación por desempleo del SEPE: ¿cómo cobrarla si estoy en ERTE por rebrote?
Una modificación del SEPE permite a los trabajadores sujetos a este ERTE recibir la ayuda, aunque el alta en el trabajo fuese después del día 18 de marzo.
16-12-2020 | Fuente: as.com
Tom Cruise explota en el rodaje de Misión Imposible por el Covid: "¡Os vaís a la p... calle!"
El actor vio a dos miembros del equipo trabajar sin respetar la distancia social y sin mascarilla y explotó recordándoles que hay muchos puestos de trabajo en juego.
16-12-2020 | Fuente: abc.es
Maduro ataca a las ONG de ayuda humanitaria para niños y ancianos por presunto terrorismo
Acoso y hostigamiento. El régimen de Nicolás Maduro arremete contra las ONG y las criminaliza. Este martes el Tribunal Cuarto de Control allanó las oficinas de «Convite», incautó su equipo de trabajo e interrogó a su directiva por presunto terrorismo, lo que ha dejado sin tratamiento médico e insumos a miles de personas que dependen de su ayuda. Convite es la segunda ONG de ayuda humanitaria después de «Alimenta la Solidaridad», que es víctima de la persecución y acoso por parte del régimen por simplemente recibir fondos internacionales para atender a los sectores más necesitados y vulnerables de la crisis que asola a Venezuela. El director de Convite, Luis Francisco Cabezas, declaró por las redes sociales: «Nuestro trabajo humanitario permite apoyar con medicamentos e insumos. No somos el problema. Somos parte de la solución ante tanto sufrimiento. Basta de hostigamiento y persecución». Y agregó: «Nuestro trabajo se ha enfocado en atender y escuchar las necesidades de las personas mayores. Hemos sido un apoyo y socorro para miles de personas en condición de vulnerabilidad. Donar medicamentos no es delito», antes de ser llevado por los agentes policiales de las Fuerzas de Accione Especiales (FAES) que vestían máscaras de calaveras negras. Desde hace cinco años, Convite ha venido trabajando con las personas mayores, 3 de cada 5 ancianos se acuestan con hambre, es decir, apenas comen una vez al día. El 25% de las personas mayores viven solos y subsisten con una pensión de 0,88 centavos al mes. Al exigir el cese del hostigamiento hacia los defensores de los derechos humanos y la devolución de todos los bienes que las FAES han incautado de su oficina, Cabezas señala que «es urgente brindar asistencia y protección a la gente de tercera edad». Si el régimen decide bloquear los fondos y cerrar Convite «será una gran pérdida para las personas que son atendidas y dependen de los medicamentos que les suministramos». Luisa Kislinger protestó al régimen por el ataque a Convite. Y no le falta razón para quejarse: «Cuando mi madre estuvo enferma @conviteac fue una de las ONG que nos ayudó a conseguir sus medicamentos Convite ayuda a miles de personas como mi madre en medio de la emergencia humanitaria compleja en #Venezuela Basta de criminalizar a quienes defienden DDHH y ayudan», escribió en su cuenta de Twitter. Peligra la comida de 25.000 niños Las ONG «Alimenta la Solidaridad y Caracas Mi Convive» también fueron víctima de persecución y hostigamiento. El pasado 24 de noviembre un grupo de la Policía Nacional contra la Corrupción allanó las oficinas de esta ONG y la casa de su director Roberto Patiño además de congelar todas sus cuentas bancarias por orden se la superintendencia bancaria (Sudeban). «Estas acciones comprometen seriamente las operaciones de los comedores y ponen en riesgo la atención de niños venezolanos y sus familias en comunidades vulnerables. El hostigamiento busca criminalizar las actividades de ayuda y asistencia a las comunidades amenazando a miles de mujeres comprometidas con trabajar por su comunidad, y cuyo objetivo no es otro que tratar de contener las gravísimas consecuencias para la salud, la nutrición y la convivencia social de la situación humanitaria que hoy padecemos», dijo Patiño. Alimenta la Solidaridad y Caracas Mi Convive son miembros del Plan de respuesta humanitaria de las Naciones Unidas, tiene entre 4 y 7 años de experiencia y han beneficiado a 25.000 niños y familias en riesgo de inseguridad alimentaria, así como madres lactantes, mujeres embarazadas y a personas de la tercera edad. Durante la pandemia han atendido a más de 14 hospitales y centros de salud, entregado más de 65.000 alimentos a través de la red apoyo a los trabajadores de la salud, por lo que aseguraron que el equipo está en disposición de colaborar con las autoridades en suministrar toda la información necesaria. Actualmente, hay 240 comedores en 14 estados. Este año empezaron atendiendo a 11.000 niños y esperan llegar a 18.000 al finalizar el año, de acuerdo con las recientes declaraciones dadas por Patiño a este portal, en las que destacó que 6 de cada 10 comedores está cocinando con leña, en vista de la escasez de bombonas de gas. Además de los niños también se benefician los trabajadores, dijo Mauro Zambrano, activista del sector salud y directivo de Monitor Salud.
15-12-2020 | Fuente: as.com
La divertida oferta de trabajo de un club portugués a Pau Gasol
El Illiabum, de la primera segunda portuguesa, lanza una oferta pública a Pau Gasol, que busca no retirarse, para que se una a su equipo.
15-12-2020 | Fuente: as.com
Los castigos de Koeman en los entrenamientos: flexiones y collejas
El técnico holandés gestiona las actividades lúdicas en las sesiones de trabajo con una serie de penalizaciones para motivar a los futbolistas.
15-12-2020 | Fuente: abc.es
Identificados los agentes rusos que envenenaron a Navalni
Los servicios secretos rusos seguían a Navalni desde hacía tiempo y varios agentes estaban a pocos metros de él en el momento del envenenamiento. Eran concretamente miembros expertos en armas químicas de los servicios especiales rusos FSB, según desvela hoy el semanario alemán Der Spiegel, que ha llevado a cabo una investigación conjunta con Bellingcat, CNN y la web rusa The Insider. Los resultados de esta investigación dejan en evidencia al gobierno ruso, que desmintió en múltiples ocasiones la relación de su inteligencia con el envenenamiento por Novichok, agente neurotóxico que llevaba la firma del FSB, la antigua KGB. Los agentes rusos realizaban un seguimiento regular al opositor ruso desde 2017. Es lo que se desprende del análisis de listados de datos telefónicos y de viajes filtrados en Rusia a través de Internet. «Estos agentes estaban en la zona el 20 de agosto, fecha en que se produjo el envenenamiento en Omsk, Siberia, en las horas y los días que abarcan el periodo durante el que fue envenenado por medio del arma química militar», afirma el artículo, que informa sobre 37 viajes desde 2017 en los que Navalni fue seguido por uno o varios de estos agentes. «La carga de la prueba recae sobre el Estado ruso», dice, mencionando que los autores se han puesto en contacto con las autoridades rusas para contrastar esta información pero no han recibido respuesta. Estos seguimientos se habían convertido en una rutina. En 2017, 2019 y 2020, operativos de una unidad clandestina especializada en el trabajo con sustancias tóxicas siguieron a Navalni en sus viajes por Rusia, coincidiendo en 37 ocasiones en los mismos destinos. Los investigadores han identificado a tres agentes de esta unidad que siguieron al líder opositor en agosto pasado, primero a Novosibirsk, donde hizo campaña ante las elecciones regionales, y posteriormente a la ciudad siberiana de Tomsk. Se trataría de Alexéi Alexandrov y de Iván Osipov, ambos médicos, y de Vladímir Panyáev. Los tres recibieron apoyo y eran supervisados por al menos cinco operativos del FSB más, algunos de los cuales también viajaron a Omsk, donde fue hospitalizado Navalni. La unidad clandestina se comunicaba entre sí durante el viaje y «de repente hubo picos» en las llamadas, «justo antes del envenenamiento», así como durante las horas en las que Navalni abandonó su hotel en Omsk y se trasladó al aeropuerto de la ciudad . El equipo opera bajo la fachada del Instituto Criminalístico del FSB, también conocido como Instituto de Investigación-2 o como Unidad Militar 34435, afirma Der Spiegel repicando las conclusión de Bellincat, que señala además que es supervisado por el coronel Stanislav Makshakov, había trabajado en una ciudad militar cerrada hasta el anuncio del fin oficial del programa de armas químicas en Rusia en 2017, desde donde proporcionó I + D para nuevas formas de armas químicas, incluidos agentes tóxicos del tipo Novichok. Las llamadas analizadas indican que los operativos en el terreno que seguían a Navalni en agosto pasado informaban o consultaban a Makshakov, quien a su vez rendía cuentas al general Kiril Vasilyev, director del Instituto Criminalístico y subordinado del general mayor Vladímir Delelov, jefe de Tecnología Especial del FSB y quien ya solo responde ante el director del FSB, Alexandr Bórtnikov, último en la cadena que llega directamente al presidente ruso, Vladímir Putin. Esta información confirmó las sospechas de Navalni, que reiteradamente había declarado sentirse espiado y que cree que ya había sido víctima de intentos de envenenamiento con anterioridad. Durante un vuelo en 2019 sufrió síntomas similares, aunque menos severos, y también en verano de 2019 fue misteriosamente intoxicado con una sustancia química no establecida. Incluso su esposa Yulia se sintió «enferma como nunca antes en su vida» durante un viaje privado con su marido al enclave báltico ruso de Kaliningrado en julio, un mes antes del envenenamiento de Omsk. Navalni había acudido a la Justicia con estas sospechas, pero un tribunal de Moscú ha desestimado su demanda, presentado por el Fondo de Lucha contra la Corrupción contra el FSB, negándose a abrir una causa penal en base al artículo 355 del Código Penal ruso, que contempla «la producción, almacenado o venta de armas químicas» como el Novichok. A mediados de noviembre, el líder opositor ruso acusó directamente al presidente Vladímir Putin, de ser el responsable de su envenenamiento. «Sostengo que detrás de los hechos está Putin y no tengo otras versiones de lo ocurrido», dijo Navalni también a Der Spiegel, antes de subrayar que «el dato más importante es Novichok» y que «una decisión así no se puede tomar sin la orden de Putin».
14-12-2020 | Fuente: as.com
Grada de animación para 2.200 hinchas en San Mamés
Estará en la Tribuna Norte Baja y costará 3,5 millones. Los trabajos empezarán tras la Eurocopa. Elizegi quiere que entre en funcionamiento a finales de 2021.