Infortelecom

Noticias de trabajo

21-09-2020 | Fuente: as.com
Koeman aprieta: siete entrenamientos más antes del debut en LaLiga
El técnico holandés ha planificado una semana intensa de trabajo, con una doble sesión el martes y un entrenamiento matinal el mismo domingo, día del partido.
21-09-2020 | Fuente: as.com
Objetivo, calmar a Verstappen
Horner comprende la frustración de Max tras dos abandonos y señala que tendrán que hablar con él para explicarle el trabajo de Honda.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Starmer quiere presentarse como la opción competente frente al Covid-19 y el Brexit
El moderado y europeísta Keir Starmer asumió como líder del Partido Laborista el pasado mes de abril, sustituyendo al polémico Jeremy Corbyn, ubicado en el ala más a la izquierda de la formación y que tras cinco años al mando sufrió un varapalo en las elecciones generales de diciembre de 2019, cuando el primer ministro Boris Johnson ganó la mayoría absoluta. Su sucesor, que fuera también fiscal general, empezó este domingo su primera gran cita con el partido en su congreso anual, que durará tres días, aunque este año debido a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19 se celebra de forma virtual y no en Liverpool, como estaba previsto. Con el nuevo lema en marcha: «Un nuevo liderazgo», la formación pretende poner en el centro a Starmer, cuyo desempeño durante estos meses ha sido valorado positivamente por sus seguidores, y devolver la confianza en un laborismo que bajo el mandato de Corbyn acusó serias fisuras que finalmente le pasaron factura a la hora de pedir el voto en las urnas. A principios de este mes, una encuesta de la consultora YouGov concluyó que el 42% de los votantes siente que está haciendo un buen trabajo como líder laborista, mientras que sólo el 26% piensa que lo está haciendo mal. Además de dejar atrás al exlíder y su influencia, haciendo un borrón y cuenta nueva en toda regla que permita limar asperezas a lo interno así como gestar una nueva cultura dentro de la formación, el nuevo lema pretende destacar el liderazgo de Starmer frente a un Boris Johnson que ha recibido serias críticas por su manejo de la emergencia del coronavirus así como por la gestión del Brexit. No obstante, las encuestas desvelan que pese a ello, el Partido Conservador continúa muy por encima de los laboristas, algo que sin embargo no le quita el sueño a Starmer, que por el momento y con unas elecciones aún lejos en el horizonte, tiene como objetivo principal sentar las bases de una formación renovada, algo que previsiblemente señalará en su discurso de mañana desde la localidad de Yorkshire, donde empezará la tarea de reconstrucción tras la caída del llamado «Muro Rojo» en las generales de diciembre. Sus intentos pasarán por intentar convencer a quienes abandonaron el partido, de que vale la pena volver, así como por llegar a acuerdos entre las facciones enfrentadas dentro del partido y resolver las acusaciones de antisemitismo, una de sus grandes promesas. Humildad «Es importante que el partido use la conferencia para ir más allá de criticar la incompetencia del Gobierno, y establecer políticas para defender a las personas afectadas por esta crisis laboral y de salud pública sin precedentes», dijo a la BBC Richard Burgon, secretario del Partido. «Los laboristas debemos demostrar que se puede confiar en que podemos administrar la economía, ser competentes y sensibles», dijo por su parte Rachel Reeves, diputada por Leeds, quien añadió: «Prefiero tener un primer ministro competente y sensato que el que tenemos en este momento; el público verá el contraste entre Keir Starmer y Boris Johnson, y le gustará». Para Reeves, es urgente que el partido muestre «humildad» y capacidad para «escuchar a los votantes». Angela Rayner, adjunta a Starmer, inauguró la conferencia con un mensaje de unidad para un partido en los que calificó como unos «tiempos sin precedentes». En su discurso, cargó contra el Gobierno por la gestión de la crisis coronavirus, pidió mejores condiciones para los trabajadores sanitarios y destacó que los valores de la formación son los de «una sociedad en la que las personas se unen para apoyarse mutuamente».
20-09-2020 | Fuente: abc.es
La batalla política por la renovación del Supremo de EE.UU. es cosa de mujeres
La resaca de la muerte de Ruth Bader Ginsburg, la juez del Tribunal Supremo e icono progresista de EE.UU., ofreció este fin de semana imágenes de la brecha que separa al país. En la escalinata del alto tribunal, en Washington, o en la acera de la casa en la que Ginsburg creció en Brooklyn, se alargaban las vigilias, con tono sombrío, iluminadas con velas, cantos de «Amazing Grace» y carteles que decían «Respetad su deseo», en referencia al último llamamiento de la juez: que su reemplazo se elija después de la elección del 3 de noviembre. En los mítines de Trump, eléctricos, como en el de la noche del domingo en Fayetteville (Carolina del Norte), es otra historia. Los entusiastas del presidente han encontrado un nuevo cántico, que dominará el resto de la campaña electoral: «Fill the seat», «Ocupa la vacante», coreaban. La renovación del Senado es una batalla política de altos vuelos (el tribunal tiene un peso enorme en la configuración del país) que impacta de lleno en las elecciones. Los republicanos, que controlan la presidencia y el Senado ?los dos órganos decisivos en la elección de jueces?, tienen una oportunidad de oro para reforzar la línea conservadora del tribunal y perpetuarla durante muchos años (los jueces del Supremo son cargos vitalicios). En esta guerra, las primeras protagonistas son mujeres. Lo fue Ginsburg, despedida ?tanto por demócratas como republicanas? como una figura reverenciada en los progresos por la igualdad de género. Pero lo será también su sustituta, según ha reconocido Trump, que busca nominar y confirmar con rapidez a la nueva juez. Un proceso en el que el primer obstáculo serán, de nuevo, son dos mujeres, dos defectoras republicanas en el Senado. Trump aseguró el domingo que el reemplazo de Ginsburg será, «con mucha probabilidad», una mujer. Es una decisión que se esperaba. Elegir a un hombre hubiera exacerbado todavía más los ánimos del electorado demócrata, que amenaza con una movilización que expulse a Trump de la Casa Blanca y devuelva la mayoría en el Senado a los demócratas. La elección de una mujer acerca al presidente a un electorado clave: el de las mujeres suburbanas, de corte moderado, en estados decisivos, que podrían optar por inclinarse por el centrismo del candidato demócrata, Joe Biden. Las dos favoritas son dos juezas conservadoras, Amy Coney Barrett y Barbara Lagoa. El presidente dijo que ambas podrían hacer un trabajo magnífico y que son «muy respetadas». Las dos candidatas de Trump Amy Barret, conservadora de libro Con Barrett, Trump daría otro regalo al electorado conservador que le aupó en 2016. Asistente de Antonin Scalia -referente judicial conservador-, madre de siete, creyente y con posibilidad de dar la vuelta a la regulación del aborto. Sería, además, la jueza más joven del tribunal (48 años), lo que aseguraría esa impronta ideológica durante generaciones. Barbara Lagoa, gancho hispano Además de un historial judicial de enjundia -fue elegida el año pasado para la instancia inferior al Supremo con el beneplácito de los demócratas-, Lagoa aporta un activo a corto plazo: es de Florida y de origen cubano, en un momento en el que Trump necesita ganar ese estado y mejorar en el voto hispano. Cuatro defecciones En el Senado, que deberá confirmar la nominación de Trump, la mayoría ajustada de los republicanos les permite solo cuatro defecciones. Las dos primeras han sido mujeres, dos de las republicanas más moderadas de la cámara alta, Lisa Murkowski (Alaska) y Susan Collins (Maine). Ambas han asegurado que respetarán el precedente de 2016, cuando los republicanos, también con mayoría en el Senado, bloquearon durante ocho meses a un juez nominado para el Supremo porque era un año de elección presidencial. Ahora, a 43 días días de la elección, y empezando por su líder, Mitch McConnell, han cambiado de opinión. Los republicanos justifican el bandazo en que la situación es ahora distinta -el presidente y el Senado eran de distinto color político, al contrario que ahora-, aunque hace cuatro años esa no fue la explicación que se dio. Algunos, como Lindsay Graham, han tenido que comerse sus palabras. En 2016 dijo con claridad que se podrán «utilizar mis palabras contra mí», cuando defendió que si hay un presidente republicano y hay una vacante en el último año de su primer mandato habría que esperar a las elecciones. Murkowski, al contrario, defendió ayer que «debe aplicarse el mismo estándar» que se utilizó en 2016. En la víspera, Collins dijo que, igual que los republicanos defendieron hace cuatro años, el presidente elegido en las elecciones debería ser quien elija al nominado. Con ellas dos no basta. Mitt Romney, un senador crítico con Trump, podría sumarse al grupo. Algún otro, como Charles Grassley, dijo recientemente, pero antes de que muriera Ginsburg, que habría que esperar. Está por ver si también cambiará de opinión.
20-09-2020 | Fuente: as.com
El trabajo oculto de Costa y Correa para volver al 100%
Ambos jugadores fueron de lo más destacado junto a Morata del encuentro ante el Almería. Estamos ante la sexta campaña del argentino y la cuarta seguida del hispanobrasileño.
20-09-2020 | Fuente: abc.es
Interceptan una carta dirigida a Trump que contenía veneno de ricina
Las autoridades estadounidenses interceptaron a principios de esta semana una carta que contenía veneno de ricina y estaba dirigida al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según ha informado la prensa estadounidense, que cita a dos agentes. La presencia de ricina, una sustancia muy tóxica que se extrae de las semillas de ricino, se confirmó mediante dos análisis. Todo el correo de la Casa Blanca se clasifica y se analiza en una instalación externa antes de llegar a las instalaciones de la que es la residencia oficial y principal centro de trabajo del presidente de Estados Unidos. La Policía Federal de Estados Unidos (FBI) y el Servicio Secreto ya investigan lo que han denominado como «carta misteriosa«. »En este momento, no hay ninguna amenaza conocida contra la seguridad pública«, ha puntualizado el cuerpo policial en un comunicado difundido a través de la red social Twitter. La ricina, que puede presentarse en forma de polvo, gránulos, vaho o ácido, se ha utilizado en actos terroristas. Si se ingiere causa náuseas, vómitos y hemorragia interna en estómago e intestinos. A estos síntomas les siguen insuficiencia hepática y renal y, finalmente, muerte por colapso del sistema circulatorio.
20-09-2020 | Fuente: abc.es
Biden corteja al creciente voto puertorriqueño en Florida
«La comunidad puertorriqueña va a marcar la diferencia en Florida y va a asegurar que Trump no tenga otros cuatro años». Lo asegura Amy Mercado, una candidata demócrata local del estado sureño, y su optimismo podría sonar a exageración. Quizá no lo sea tanto. Sin Florida, uno de los estados más poblados de EE.UU. -y, por lo tanto, uno de los que más representantes envía al colegio electoral que elige al presidente de EE.UU.- las opciones de Donald Trump de conservar la Casa Blanca se estrechan como en un embudo. El estado sureño es una de esas bisagras electorales, donde el peso de demócratas y republicanos está muy empatado, y cualquier movimiento de fuerzas puede definir la elección. Y uno de esos movimientos lo ha protagonizado en los últimos años la comunidad puertorriqueña. «Con la crisis económica de los últimos años en Puerto Rico, la presencia de esta comunidad ha crecido, una tendencia que se aceleró tras el huracán María», explica Fernando Rivera, profesor de sociología en la Universidad de Florida Central y director del Puerto Rico Research Hub. El éxodo provocado por el desastre natural, del que hoy se cumplen tres años, impactó a las comunidades de Nueva York y, sobre todo, Florida. En especial, en los condados cercanos a la ciudad de Orlando, donde se asienta buena parte de esta comunidad. Según Rivera, Florida pasó de tener un millón de puertorriqueños en 2015 a casi 1,2 millones en 2018. No es un cambio determinante para una población estatal de 21 millones de personas, pero sí lo podría ser para una elección que puede decidirse -imposible olvidarse del precedente de 2000, cuando el estado propició la presidencia de George W. Bush- por un puñado de votos. Esta semana ha sido un ejemplo perfecto de la importancia que los puertorriqueños de Florida tienen para la campaña. El candidato demócrata, Joe Biden, se paseó por los condados de Orange y Osceola, donde se asienta buena parte de la comunidad. Presentó un plan para Puerto Rico. Se rodeó de famosos como Ricky Martin y Luis Fonsi. Hasta bailó «Despacito», a duras penas. Biden es consciente de que el voto puertorriqueño es más decisivo que nunca en esta elección y que puede crecer en él más que con el voto cubano o venezolano, donde Trump ha ganado terreno. Quizá llegue algo tarde. Las encuestas muestran que Biden tiene en Florida algo menos de apoyo de latinos que Hillary Clinton en 2016, y ella perdió el estado, por la mínima, frente a Trump.<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/oXOlvWw8uXs" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe> Al contrario que su gran rival en las primarias, Bernie Sanders, Biden trabajó de forma superficial el voto latino, centrado en conseguir el apoyo de la minoría negra, que fue, junto al empuje del «establishment», lo que le permitió asegurarse la nominación. Ahora viene un esfuerzo de último minuto, impulsado por gente como Mercado, que es candidata local en el condado de Orange, y que pelea voto a voto «con muchos cafecitos» con sus vecinos. También con gente como Giovanni Pagan, un joven puertorriqueño que dedica su tiempo libre a llamar por teléfono a votantes hispanos, sobre todo de su mismo origen, para que apoyen a Biden. Pagan ni siquiera está en Florida. Lo hace desde Harlem, en Nueva York, otro núcleo de la comunidad puertorriqueña en EE.UU., pero sabe que los esfuerzos tienen que hacerse en el estado sureño (Nueva York es un estado demócrata donde Biden tiene la victoria asegurada). «Hay gente que en el confinamiento se ha dedicado a hacer pan o a jugar a videojuegos», explica. «Yo hago llamadas porque me importan la democracia y Puerto Rico». Una ayuda tardía Ante estos esfuerzos de última hora, Trump ha movido ficha. Dos días después de la visita de Biden a Puerto Rico y tras años de retrasos y críticas, anunció una ayuda de más de 11.000 millones de dólares para recuperar las infraestructuras destrozadas por el huracán María, del que hoy se cumplen tres años. «No creo en las casualidades», comenta Rivera sobre el repentino interés de ambas campañas por la comunidad puertorriqueña. El desafío para ambas, en especial para Biden, es que es un electorado con una abstención históricamente superior al de otros hispanos, como los cubanos. La pandemia y las críticas de Trump al voto por correo «han generado confusión», reconoce Pagan sobre su experiencia con votantes. Y más allá de eso, sobre todo para los recién llegados desde la isla, están más centrados en sobrevivir que en decidir su voto.
19-09-2020 | Fuente: as.com
Lunin: "Cumplo un sueño"
El portero del Madrid, forma parte de la plantilla de Zidane: "Garantizo mi compromiso, lealtad, disciplina, sacrificio, entrega, constancia, trabajo y compañerismo".
19-09-2020 | Fuente: elmundo.es
Se reanudan los trabajos de extracción de los restos óseos de Manuela Chavero
Se espera que el confeso asesino sea hoy trasladado a su casa, en la misma calle que la víctima, para la reconstrucción de los hechos. 
19-09-2020 | Fuente: as.com
Despidos después de un ERTE: ¿me pueden despedir tras volver al trabajo?
El Gobierno propone prorrogar su duración hasta el 30 de junio. La normativa habla de la prohibición de despido en seis meses, pero hay excepciones.
1
...