Infortelecom

Noticias de tortura

25-06-2018 | Fuente: abc.es
Los líderes populistas suben la tensión sobre la inmigración pese al descenso de llegadas a la UE
Los principales Estados miembro de la Unión Europea tienen ahora una única y gran obsesión: la inmigración. En este campo, como en economía e incluso política, Europa sigue un rumbo a distintas velocidades: el frente anti inmigración de la UE, liderado el último lustro por los países del Visegrado (Hungría, Polonia, la República Checa y Eslovaquia) ha sumado dos aliados esenciales, Austria y sobre todo desde la llegada de la Liga Norte a los mandos de Italia, que parten la Unión en dos. A esto se une la inestabilidad interna de Alemania, donde Angela Merkel tiene aún unos días para ver si cede o no al chantaje de su socio bávaro y ministro de Interior, Horst Seehofer. Con la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia y su decisión de abrir el puerto de Valencia al Aquarius tras el cierre -solo a ONGs extranjeras- del ministro de interior italiano, Matteo Salvini, el Gobierno español lanzó su primer golpe de efecto para decirle a Bruselas que Madrid no es Roma y que quiere sumarse con fuerzas renovadas al eje París-Berlín. En esta línea, los jefes de Estado y de Gobierno del núcleo duro de la UE -los del Visegrado no acudieron- se reunieron este domingo en una cumbre de urgencia convocada por la Comisión Europea a la que acudieron políticos de distinto color político que han exigido los últimos meses un mejor control de las fronteras exteriores de la Unión, incluyendo hasta 10.000 policías fronterizos más. ¿Pero es tan grave la situación migratoria en cuestión de números? La política migratoria se ha vuelto cada vez más tóxica pese al descenso de llegadas por el mar Mediterráneo a Europa: el más bajo de los últimos cuatro años. Según cifras de Acnur, 42.653 personas han llegado por mar en lo que va de año, de las que el principal puerto de entrada ha sido la ruta occidental -desde Marruecos- con destino a España, con 16.354 hasta el 24 de junio , seguido de Italia con 16.179 y Grecia, con 12.824. De todos ellos, el 22% son sirios (unos 5.500), seguidos de iraquíes, con un 11% (2.800), y Túnez, con un 7% (1.910). La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) rebaja la llegada de inmigrantes a España hasta 12.063 -y 292 muertos- en lo que va de año, por los 12.353 (45 muertos) de Grecia y los 15.610 (520 muertos) de Italia. La proyección de Acnur para el resto de 2018 no supera de los 80.000, menos de la mitad que en 2017, cuatro veces menos que en 2016, y 12 veces menos que en 2015 (cuando se superó el millón de llegadas), cuando la crisis de los refugiados rompió records con el momento álgido del califato yihadista del autodenominado Estado Islámico, los bombardeos del presidente sirio Bashar Al Assad y sus aliados y la inestable situación en toda la región. En 2015, la peor crisis de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, que desbordó a una incapacitada y lenta Unión Europea y alentó a los populismos en Estados tan determinantes como Alemania o Francia, pero también en Hungría y Polonia, dibujó un mapa de ignominiosas líneas con las rutas de los migrantes, en su mayoría sirios, iraquíes o afganos, pero también de África Subsahariana. También le asestó a la hasta entonces indestructible canciller alemana, Angela Merkel, el peor golpe a su valoración pública, por defender primero la apertura de fronteras a los refugiados sirios y después pergeñar, junto a sus homólogos, un acuerdo con Turquía para mejorar el control en las llegadas. La imagen icónica del niño kurdo Aylan muerto en la orilla de la costa turca supuso tal impacto mediático que por unas semanas la tragedia de la inmigración llegó a todas las televisiones del mundo. No fue Salvini, sino su predecesor La implementación del acuerdo UE-Turquía rebajó significativamente las llegadas a Grecia, hasta un 97%, según datos de la Comisión Europea. La propuesta de Bruselas de ayer incluía una mayor inversión en el Magreb, especialmente en países con Marruecos y Túnez, y Líbano, para tratar de vigilar la inmigración irregular. De fondo, aunque el núcleo duro de la UE camina hacia una «solución» con centros de detención y procesamiento de los irregulares, falta todavía llegar a un consenso sobre si esta suerte de Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) se levantarán en suelo europeo o en terceros países. Cuando el foco y las barreras se levantan en un punto, la crisis se desplaza a otro, y así sucesivamente. Los diques levantan más diques y la llegada de inmigrantes sigue la lógica de los vasos comunicantes. En 2015, las dos principales rutas eran la del Mediterráneo Central por Libia, la más peligrosa y mortífera, y la de Grecia y Balcanes por Turquía, la más numerosa. De enero a julio de 2018, las llegadas a Italia han descendido un 77% con respecto al mismo período del año pasado. El descenso coincide especialmente con los últimos meses del anterior ministro del Interior, el austero y discreto Marco Minniti (del socialdemócrata Partido Democrático), quien tejió una alianza con el primer ministro libio, Fayez Al Sarraj, que se tradujo en unas inversiones por valor de 800 millones de euros en el país norafricano. La Unión Europea financia y ha ofrecido cursos de formación para la guardia costera libia, un cuerpo algo irregular sobre el que pesan denuncias de malos tratos a los migrantes. Como recuerda la revista italiana «Internazionale», el pasado 6 de noviembre, un barco alemán llamado Sea Watch, durante una de las operaciones de rescate a 30 millas de la costa libia, documentó y denunció la conducta violenta de los guardacostas libios con los migrantes recién rescatados. Durante la operación, los libios no abandonaron las balsas para el rescate, dejaron que un hombre se ahogara en el mar y obstaculizaron la intervención del barco de la ONG alemana. Meses antes, la CNN se hizo eco de varios modernos 'mercados de esclavos' en Libia, donde migrantes subsaharianos eran vendidos por unos pocos dólares. Los testimonios de los migrantes hablan también de tortura, secuestros y violaciones en el «infierno libio».
23-06-2018 | Fuente: abc.es
Estudios sobre inmigración y criminalidad desmienten a Donald Trump
Uno de los problemas de la mitología es que tiende a ignorar los datos. En Estados Unidos, el ciudadano medio tiene la percepción de que la inmigración conlleva una mayor criminalidad, relación que Donald Trump se encargó de explotar durante toda la campaña electoral de 2016. El viernes, el presidente organizó un acto en la Casa Blanca junto a víctimas de crímenes cometidos por inmigrantes en situación irregular. Un intento por parte de Trump de contrarrestar el efecto que han tenido en medio mundo las imágenes de las separaciones familiares en frontera, de los niños enjaulados en centros de detención de Texas. «Son ciudadanos americanos a los que han separado de manera permanente de sus seres queridos, no solo un día o dos», dijo el presidente refiriéndose a estas víctimas. La irreversibilidad de la muerte es cierta, las cifras de los días de separación de las familias apresadas en la frontera sur quedan lejos de la realidad. Hay niños, incluidos bebés, que llevan separados dos meses de sus padres y todavía no está claro cómo podrán llegar a reunirse. Una organización legal de Texas, que representa a más de 300 padres, informaba el jueves de que apenas había logrado localizar a dos niños. En la sesión celebrada en la Casa Blanca se escucharon relatos de los familiares de víctimas, algunos de ellos muertos en accidentes de coche en el que estuvieron implicados inmigrantes sin papeles, también casos de violación y tortura. Donald Trump ofreció datos de criminalidad y asumió como ciertas algunas conjeturas sin base estadística, como la de que 63.000 estadounidenses han muerto a manos de inmigrantes irregulares desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. En Texas, menos condenas a inmigrantes Sin embargo, negó la base científica detrás de los estudios que muestran que, por ejemplo, en el propio estado de Texas, los inmigrantes irregulares reciben un 56% menos de condenas criminales que los estadounidenses, cifra que es un 85% inferior en el caso de los inmigrantes en situación regular, según un estudio del Instituto Cato realizado a partir de datos públicos de 2015. «¿Es eso posible? La respuesta es que no es verdad. Lo escuchas y es como si [los inmigrantes] fueran mejores personas que las nuestras, que nuestros ciudadanos. No es verdad», despreció Trump estos informes, sin explicar de dónde extrae las conclusiones contrarias. Las de diversos estudios recalcan que, incluso con el gran incremento de población inmigrante que se ha producido en las últimas cuatro décadas, los índices de criminalidad han disminuido. Según el análisis estadístico de «The Marshall Project», una organización no partidista, «en las diez ciudades con mayor incremento de inmigrantes, los niveles de criminalidad estaban en 2016 por debajo de 1980». A pesar de ello, Trump tiene claro que son personas que «se van a meter continuamente en problemas y van hacer cosas malas».
23-06-2018 | Fuente: abc.es
Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Tarek El Aissami y otros cabecillas de las bandas criminales que componen la cúpula del régimen socialista bolivariano de Venezuela están desde ayer un poco más cerca de un banquillo de la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI). La cúpula de la dictadura fue acusada en Ginebra de graves crímenes por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra?ad al Hussein. Este pidió a la CPI que «se implique» en la investigación de gravísimos casos de violencia de las fuerzas de seguridad del Estado que se cometen con «impunidad generalizada» contra la población. El informe relata diversas prácticas criminales habituales por parte de policía, grupos parapoliciales y militares y documenta ejecuciones sumarias, asesinato de reclusos, torturas y tratos crueles e inhumanos, detenciones arbitrarias y prácticas para aterrorizar a la población civil. Lentamente se acumulan los cargos por los que es de esperar que algún día habrán de responder Maduro y sus cómplices por haber sojuzgado, destruido y saqueado Venezuela en una labor de devastación prácticamente sin parangón en la historia. Estas denuncias son también un mensaje a unas Fuerzas Armadas cómplices, algunos de cuyos mandos podrían evitar compartir la suerte de Maduro si colaboran para acabar con la pesadilla del socialismo chavista. Ni el régimen cubano fue tan devastador en tan poco tiempo. En tres lustros ha llevado al país más rico de Iberoamérica, con las mayores reservas de petróleo del mundo, a niveles de miseria de Haití. Para ello ha contado con una especial colaboración de políticos comunistas españoles. Es de desear que cuando caiga el régimen y Maduro y sus sicarios se sienten en el banquillo en La Haya les acompañen sus cómplices españoles que, a cambio de paquetes de dólares, ayudaron a sembrar terror, hambre y muerte en aquel querido país hermano.
23-06-2018 | Fuente: abc.es
La ONU denuncia los asesinatos y torturas impunes en Venezuela
La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas estrechó este viernes, aún más, el cerco sobre el régimen de Venezuela. En un informe demoledor, urge tanto al Gobierno de Nicolás Maduro como a la comunidad internacional a tomar «medidas inmediatas» ante las «graves violaciones de los derechos humanos» por las autoridades bolivarianas, entre las que incluye desde homicidios a torturas, pasando por el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, detenciones arbitrarias y malos tratos. A ello suma la negativa del Gobierno a reconocer la magnitud de la crisis sanitaria y alimentaria en el país y a adoptar reformas para atajar la crisis económica y social. «Dado que el Estado parece no tener la capacidad ni la voluntad de enjuiciar a los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos, existen sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia» aseguró el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra?ad Al Hussein, en un comunicado. Así mismo, Al Hussein recomendó al Consejo de Derechos Humanos que se ponga en marcha una comisión de investigación sobre Venezuela. La Fiscalía de la CPI ya abrió el pasado febrero un «examen preliminar» sobre la situación en Venezuela por el empleo de «fuerza excesiva» por la Policía en las protestas contra el régimen y los «graves abusos» cometidos sobre los detenidos. Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) determinó a finales del pasado mes de mayo que existen indicios suficientes para llevar al propio Maduro ante la Corte, con sede en La Haya, por crímenes de lesa humanidad. El pronunciamiento ahora de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU pone al día las violaciones de derechos humanos que ya había denunciado en un informe anterior sobre Venezuela en agosto de 2017. Testimonios «impactantes» Entonces se centró en el uso excesivo de la fuerza y presuntas ejecuciones extrajudiciales durante las protestas, y en este caso documenta también testimonios «creíbles e impactantes» sobre ejecuciones extrajudiciales en el curso de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), presuntas actuaciones contra el crimen desde 2015. El informe apunta que entre julio de 2015 y marzo de 2017, la Fiscalía General venezolana registró la muerte de 505 personas a manos de las fuerzas de seguridad, que según testimonios seguían un patrón: incursiones en barrios pobres para detener «criminales» sin orden judicial, muerte de jóvenes que correspondían a cierto perfil, en ocasiones en sus propios hogares, y manipulación del escenario de los hechos para simular que las muertes habían sido fruto de intercambios de disparos. De acuerdo con el informe, las autoridades «no han investigado de manera oportuna y eficaz los casos de uso excesivo de la fuerza y de muertes de manifestantes tras la acción de las fuerzas de seguridad». Tampoco pasa por alto los comicios presidenciales del 20 de mayo, en los que salió reelegido Nicolás Maduro y en los cuales, señala la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, «dos importantes partidos de oposición habían sido inhabilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición de partidos de oposición, había sido invalidada por el Tribunal Supremo de Justicia». El alto comisionado para los derechos humanos insta al Gobierno de Venezuela y a la comunidad internacional a «tomar medidas inmediatas para evitar un mayor deterioro» de la situación de los derechos humanos, que califica de «sombría». «Cuando una caja de pastillas para la hipertensión cuesta más que el salario mínimo mensual, y la fórmula de leche para bebés, más de dos meses de salario, pero protestar contra una situación tan desesperante puede llevar a la cárcel a quien protesta, la extrema injusticia de tales circunstancias se manifiesta con toda su violencia», advirtió Zeid Ra?ad Al Hussein. El Gobierno de Maduro rechazó anoche el informe por considerarlo «arbitrario» y emplear, a su juicio, una «metodología altamente cuestionable».
22-06-2018 | Fuente: abc.es
La ONU pide a la Corte Penal Internacional que se «implique» más contra los abusos en Venezuela
La Oficina de Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha publicado este viernes un nuevo informe sobre Venezuela, en el que denuncia cientos de muertes, torturas y detenciones arbitrarias a manos de las fuerzas de seguridad y la «impunidad» con que se cometen, al tiempo que denuncia que el gobierno de Nicolás Maduro ignora la magnitud de la «crisis alimentaria» en el país, donde la mayoría sufre «pobreza extrema». En este sentido, Zeid Ra'ad al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, recomienda que la Corte Penal Internacional (CPI) «se implique» en el caso de los graves abusos cometidos en Venezuela dada la inacción del Estado. «Dado que el Estado parece no tener la capacidad ni la voluntad de enjuiciar a los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos, existen sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia», afirmó Zeid en un comunicado. El documento, titulado «Violaciones de los Derechos Humanos en la Republica Bolivariana de Venezuela: una espiral descendente que no parece tener fin», es el segundo informe a distancia sobre la situación en Venezuela que publica la Oficina de Alto Comisionado, después del publicado en agosto del pasado año. En el informe, denuncia la «impunidad» que reina en Venezuela, donde las fuerzas de seguridad llevan años supuestamente cometiendo abusos sin que el Estado rinda cuentas por ello. La Oficina del Alto Comisionado subraya que las autoridades venezolanas no detiene a los autores de graves violaciones de los derechos humanos, que incluyen asesinatos, uso excesivo de la fuerz contra los manifestantes, detenciones arbitrarias, malos tratos y tortura. Con este nuevo documento, la ONU pone al día las denuncias de violaciones realizadas en agosto, en aquella ocasión centrado en el uso excesivo de la fuerza y supuestos asesinatos extrajudiciales en el contexto de las manifestaciones. Ahora pone el foco en informes convincentes e impactantes de asesinatos extrajudiciales en el transcurso de supuesetas operaciones contra el crimen llevadas a cabo desde 2015, llamadas de Liberación del Pueblo (OLP). Desde julio de 2015 a marzo de 2017, la entonces fiscal general, Luisa Ortega, había registrado el asesinato de 505 personas por las fuerzas de seguridad en esas operaciones, indica el informe de la ONU. De acuerdo con testimonios que menciona, el patrón que se repite consiste en incursiones en barrios pobres para detener ?criminales? sin orden judicial; el asesinato de jóvenes que encajan en el perfile, en algunos casos en sus propias casas, y finalmente alteración del escenario de los hechos para que los asesinatos parezcan haber ocurrido en un intercambio de fuego. «El hecho de no haber responsabilizado a las fuerzas de seguridad por las violaciones tan graves de derechos humanos que se han perpetrado, sugiere que el Estado de Derecho está prácticamente ausente en Venezuela», afirmó en el comunicado Zeid Ra'ad Al Hussein. «Desde hace años se vienen menoscabando las salvaguardas y los equilibrios institucionales, así como el espacio democrático en Venezuela, lo que deja un escaso margen para hacer rendir cuentas al Estado. La impunidad debe terminar», añadió.
22-06-2018 | Fuente: elpais.com
La ONU pide investigar ?las graves violaciones de los derechos humanos? en Venezuela
Naciones Unidos publica un informe en el que denuncia homicidios, torturas y detenciones arbitrarias a manos de las fuerzas de seguridad
22-06-2018 | Fuente: elpais.com
El horror de la familia Turpin, contado por uno de los niños: ?Nunca he salido a la calle?
La fiscalía presenta estremecedores detalles de años de cautiverio en la vista preliminar del juicio contra los padres acusados de torturas a sus 13 hijos en California
21-06-2018 | Fuente: abc.es
El estremecedor relato de una hija de los Turpin en la «casa de los horrores»: «Nunca he salido a la calle»
La vista preliminar celebrada este miércoles en el proceso judicial contra David y Louise Turpin, los acusados de torturar durante años a sus 13 hijos y convertir su hogar en Perris, California, en una auténtica «casa de los horrores», ha permitido escuchar el estremecedor testimonio de una de las víctimas, de 17 años, en la grabación de su llamada a la Policía. Cuando en el servicio de emergencias que atendió la llamada trataron de saber la dirección del domicilio o donde se encontraba, la joven respondió: «Nunca he salido a la calle. No salgo mucho». La conversación, que recogen diversos medios estadounidenses que informan de la vista, tuvo lugar después de que la muchacha lograra escapar por una ventana de la vivienda. «A veces me levanto y no puedo respirar de lo sucia que está la casa», explicaba la chica, que aseguraba no haberse bañado casi en un año y que ella y sus doce hermanos podrían necesitar ir al médico. David Turpin, durante la vista preliminar - Efe En la grabación, se aprecia que le cuesta deletrear su nombre y confiesa no haber terminado el primer grado escolar, si bien su voz se oye clara y tranquila. En otro momento de la llamada, habla al operador de abusos por parte de sus padres y que estos habrían encadenado a dos de sus hermanas. También dice creer que su padre tenía armas en la casa. Otra hija «aterrorizada» con su madre Otros de los hijos de Turpin aseguraron a los investigadores que habían sufrido abusos. Una chica de 14 años señaló que la madre la tiró por las escaleras cuando la sorprendió en su habitación, según el testimonio de Brett Rooker, de la Oficina del Sheriff del Condado de Riverside. «Dijo que estaba aterrorizada con su madre», declaró. David Turpin, de 56 años, y su esposa Louise, de 49, se han declarado no culpables de más de 40 cargos, que incluyen tortura, detención ilegal y abuso infantil. En el caso del padre, también se declara no culpable de un cargo de conducta lasciva con un menor de edad.
21-06-2018 | Fuente: elpais.com
El horror de la familia Turpin, contado por uno de los niños: ?Nunca he salido a la calle?
La fiscalía presenta estremecedores detalles de años de cautiverio en la vista preliminar del juicio contra los padres acusados de torturas a sus 13 hijos en California
20-06-2018 | Fuente: abc.es
Naciones Unidas denuncia crímenes de guerra y contra la humanidad en Siria
La ONU ha acusado este miércoles a las fuerzas sirias y a los grupos armados y organizaciones terroristas de haber cometido «crímenes de guerra y contra la Humanidad» durante el asedio y la reciente batalla final por el control de la región siria de Guta Oriental, antiguo feudo opositor en las afueras de Damasco. El asedio a Guta Oriental duró cinco años, de 2013 a 2018, y fue «el más largo de la historia moderna», ha recalcado la Comisión Internacional de Investigación de la ONU para Siria en su informe sobre los crímenes cometidos en esta región siria publicado hoy. El secretario general de la ONU, António Guterres, calificó en febrero pasado la situación en Guta Oriental de «infierno en la tierra». En el momento en el que Damasco declaró el fin de la ofensiva, el pasado 14 de abril, había unas 140.000 personas desplazadas. La Comisión de la ONU, creada por el Consejo de Derechos Humanos para investigar las violaciones de derechos humanos cometidas en Siria desde 2011, señala en su informe que «entre febrero y abril, la intensa campaña de las fuerzas progubernamentales para recuperar el control de Guta Oriental estuvo marcada por crímenes de guerra generalizados cometidos por todas las partes» enfrentadas. Por parte de los grupos armados y organizaciones terroristas se cometió ?mediante su respuesta bélica contra la ciudad de Damasco y Damasco Rural y sus ataques de represalia? el crimen de guerra de difundir terror entre la población civil y el del lanzamiento de ataques indiscriminados, sostiene la Comisión. «Durante todo el asedio, los grupos armados también de forma regular arrestaron arbitrariamente y torturaron a civiles en Duma (..), cometiendo el crimen de guerra del trato cruel, inhumano para la dignidad personal y el de la tortura», indica. En cuanto a las fuerzas progubernamentales, la Comisión afirma que «durante la operación militar la naturaleza de las armas empleadas, en áreas civiles densamente pobladas, aterrorizó a los residentes asediados». «Existe una base razonable para creer que las fuerzas progubernamentales cometieron el crimen de guerra de pretender difundir el terror entre la población civil asediada», indica. En opinión de la Comisión, las tropas del presidente sirio, Bachar al Asad, cometieron el «crimen de guerra de lanzar ataques indiscriminados» y «violaron el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de las personas». Las tropas sirias dejaron además «diezmadas viviendas, mercados, hospitales» y centros médicos en bombardeos diseñados intencionadamente, algo que constituye el crimen de guerra de lanzar deliberadamente ataques contra objetos protegidos y de atacar a propósito personal médico. En general, las tácticas de las tropas sirias durante su campaña militar consistieron en «castigar a los habitantes y obligar a la población a rendirse colectivamente o morirse de hambre». En aquel momento al menos 265.000 sirios que aún permanecían en el enclave asediado se vieron afectados por estas prácticas. El Ejército sirio privó «deliberadamente de alimentos» a los civiles de Guta Oriental, al «denegarles ayuda humanitaria», «denegó evacuaciones médicas» y lanzó «ataques indiscriminados tanto con armas convencionales como con prohibidas contra áreas civiles». En este sentido, la Comisión considera que las fuerzas de Al Asad perpetraron un «crimen contra la humanidad» por haber cometido actos inhumanos contra la población, causándoles a los habitantes «un grave sufrimiento físico y mental». Los expertos de la Comisión de la ONU recibieron además evidencias del posible uso de armas químicas en tres ocasiones entre febrero y abril, si bien en dos, donde se sospecha que se empleó gas cloro ?en Al Shayfouniya y en un área entre Saqba y Hammouriyeh? «no fue posible obtener suficiente material probatorio». Sobre el presunto ataque químico efectuado contra Duma el 7 de abril, en el que fallecieron al menos 70 personas y tuvieron que ser atendidas 500 personas con síntomas de exposición a agentes químicos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comisión resalta que «las pruebas disponibles son mayoritariamente congruentes con el uso de cloro». Los expertos añaden sin embargo que ello en sí mismo «no explica otros síntomas observados que son más congruentes con el uso de otro agente químico, lo más probable un gas nervioso». La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) debe aún presentar su informe al respecto, después de haber recogido material y datos en la localidad y enviado las muestras a sus laboratorios y a otros para dos análisis distintos. En respuesta a este ataque, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron ataques aéreos en Siria el 13 de abril contra una instalación militar cerca de Homs y un centro de investigación y desarrollo cercano a Damasco.
1
...