Infortelecom

Noticias de tiroteos

01-07-2020 | Fuente: abc.es
Nueva York recorta el presupuesto policial en medio de una oleada de crimen violento
La presión de la calle y de los activistas ha surtido efecto y Nueva York se ha comprometido a un recorte presupuestario en su cuerpo de policía de mil millones de dólares. «Defund the police» o «recortes a la policía» es la exigencia que se ha impuesto después de semanas de protestas tras la muerte de George Floyd en Mineápolis, el último episodio de abusos policiales contra la minoría negra. Varias ciudades han adoptado medidas de reducción a la financiación policial, reconducción de fondos a otros departamentos o recorte en el número de agentes. Nueva York tiene el mayor departamento de policía de EE.UU. y sus agentes han sido objeto de protestas e insultos constantes durante el último mes. El alcalde de la ciudad, el demócrata Bill de Blasio, se opuso en un principio a recortar fondos de una agencia «que está aquí para protegernos». Ahora ha cedido a la presión con una reducción considerable del presupuesto policial -el total son 6.000 millones de dólares- y defiende que el recorte se hará de una manera «que mantendrá segura a la ciudad». La decisión coincide, sin embargo, con una oleada de crimen violento en el último mes. De manera paralela a las manifestaciones que recorrieron la ciudad cada día en las primeras semanas de junio, el registro de homicidios se disparó. Ha habido 34 homicidios en las últimas cuatro semanas, un aumento del 47% respecto al mismo periodo del mes pasado. En lo que se refiere al tiroteos, el número se ha duplicado: de 95 el año pasado a 191 este junio. También se ha disparado el número de hurtos, con un aumento del 122%. En el total de grandes delitos, sin embargo, ha habido una caída del 8,3%. «Cambios cosméticos» La medida de De Blasio intenta contentar a muchas partes y retrata la dificultad política de atender al llamamiento de recortes a la policía. Establece que los policías que atienden a las escuelas públicas salgan del cuerpo e ingresen en el Departamento de Educación, elimina una ronda de reclutamiento de más de mil agentes prevista para este verano y saca del control de la policía la atención a la población sin hogar. Para los activistas, acampados delante del ayuntamiento para exigir cambios, es una «traición» que solo impone cambios cosméticos. El jefe del sindicato de policía, Pat Lynch, «el alcalde y el concejo municipal han rendido a la ciudad frente a la ilegalidad». Y muchos concejales negros e hispanos, de barrios problemáticos, no ven con buenos ojos la eliminación de agentes en sus calles, impulsada por los sectores políticos más izquierdistas. «Son nuestras comunidades las que van a sufrir los recortes», protestaba la semana pasada Donovan Richards, que representa un distrito del Sureste de Queens.
31-05-2020 | Fuente: abc.es
La violencia incendia todas las grandes ciudades de Estados Unidos
Las protestas en decenas de ciudades de EE.UU. por la muerte de George Floyd a manos de un policía de Mineápolis oscurecieron por incontables episodios de violencia que han sumido a los centros urbanos del país en el caos. La del sábado ha sido la quinta jornada de protestas desde que circulara un vídeo grabado por una viandante en la que un agente de policía, Derek Chauvin, apretaba con su rodilla contra el cuello a Floyd durante más de ocho minutos. La víctima estaba esposada, tumbada boca abajo y sujetada por otros dos agentes. «No puedo respirar», dijo varias veces, pero Chauvin siguió asfixiándole, incluso cuando quedó inconsciente. La detención y la presentación de cargos contra el policía -asesinato en tercer grado y homicidio imprudente- del pasado viernes no ha calmado los ánimos, ni en Mineápolis ni en el resto del país. En el escenario de la tragedia, un ejército de miembros de la Guardia Nacional y de la policía local inundó las calles de la ciudad. El gobernador del estado, Tim Walz, aseguró que los disturbios violentos se debía a grupos organizados, mayoritariamente llegados de fuera, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, culpó a «antifas» (grupos antifascistas radicales) y la «extrema izquierda» del caos. Aunque se volvieron a registrar incidentes, incendios y destrozos, la abundante presencia policial pareció calmar la situación en Mineápolis en las primeras horas de la madrugada del domingo, después de varias noches en las que algunas calles de la ciudad se convirtieran en un escenario de guerra. La violencia, sin embargo, volvió a esparcirse por todo EE.UU. Decenas de ciudades declararon el toque de queda -en un número que no se recordara desde el asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968-, mientras que once estados y la capital, Washington, requirieron el despliegue de la Guardia Nacional. Eso no evitó una plaga de disturbios, incluso con víctimas mortales, como el joven que murió en uno de los tiroteos registrados en Indianápolis (Indiana), en medio de las protestas. En la mayoría de las ciudades, la violencia se intensificó respecto a días anteriores. En Nueva York hubo incidentes de punta a punta de la ciudad, desde Harlem a Brooklyn, e incluso en la puerta de la Torre Trump, el edificio donde tenía sus oficinas y residencia el presidente de EE.UU., en la Quinta Avenida. Los disturbios más graves fueron en Brooklyn, donde ardieron coches de policía y donde dos todoterreno de las fueras del orden embistieron a la multitud que les rodeaba, golpeaba y tiraba objetos. En Washington, los manifestante volvieron a cercar la Casa Blanca, después de que Trump les amenazara por Twitter y animara a la celebración de contramanifestaciones. Se produjeron multitud de detenciones después de que un grupo de participantes atravesara una de las barreras de protección. Los saqueos de negocios, que asolaron Mineápolis los primeros días de protestas, se reprodujeron en ciudades como Filadelfia o Chicago, donde también ardieron coches y edificios. Los disturbios, que se registraron en casi 50 ciudades del país, enturbiaron las protestas pacíficas que se multiplicaron durante el día, con exigencias de reformas en los cuerpos policiales y gestos simbólicos, como la simulación de los casi nueve minutos que Floyd permaneció tumbado contra el suelo mientras Chauvin le asfixiaba.
29-05-2020 | Fuente: abc.es
Noche de saqueos, incendios y destrucción de tiendas en EE.UU. por la muerte de un hombre negro
Fue el chispazo que incendió las protestas que se reproducen por Estados Unidos desde hace tres días, con una violencia creciente que incluso ha llamado la atención del presidente, Donald Trump. El pasado martes, George Floyd, un hombre negro de 46 años, fue detenido por la policía, tras intentar pagar con un billete falso en una tienda de Mineápolis, Minesota. Para inmovilizar a Floyd, uno de los agentes le obligó a tenderse en el suelo. Después, le puso la rodilla sobre el cuello, a pesar del riesgo que implicaba para su vida. «No puedo respirar», lamentó el detenido en varias ocasiones, hasta que perdió el conocimiento, muriendo poco después. Grabado en un vídeo, el suceso circuló en los medios de comunicación y las redes sociales, desatando una ira que siempre parece a punto de explotar. Desde entonces, la rabia se ha extendido por el país. Esta madrugada, en varias ciudadades, las protestas se han convertido en altercados violentos, que han incluido incendios y pillaje. En St. Paul, en el estado de Minesota, alrededor de 170 comercios han sido saqueados, informa la CNN. En Mineápolis, las llamas han teñido de rojo y negro las calles, alcanzando una comisaría de Policía. La gravedad de los hechos ha llevado a su alcalde, Jacob Frey, a comparecer para denunciar lo ocurrido: «Los saqueos que hemos visto durante las dos últimas noches son inaceptables», ha afirmado. Sus palabras llegan después de que Trump le acusara de «debilidad», un reproche al que también ha querido reaccionar: «Debilidad es señalar con el dedo a otro, en un momento de crisis. Donald Trump no sabe nada acerca de la fortaleza de Mineápolis», ha señalado. Además, ha decretado el estado de emergencia local. A través de varios mensajes en Twitter, Trump ha lamentado los hechos, haciendo una afirmación poco tranquilizadora: «Esos matones están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejará que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz [Partido Demócrata] y de decirle que los militares están con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control, pero cuando comienzan los saqueos, los tiroteos también lo hacen. ¡Gracias!». Señalando el mensaje por «alentar a la violencia», la red social todavía permite que pueda consultarse. Por todo el país En la noche del miércoles, hubo protestas también en Los Ángeles (California) y en Memphis (Tennessee), y el jueves se extendieron a otros puntos del país. En Nueva York, las protestas se alargaron hasta entrada la noche en Manhattan. Arrancaron en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, Union Square, donde la policía realizó una treintena de arrestos y después se trasladaron al Sur de la isla, en las inmediaciones de Wall Street. Este periódico fue testigo de al menos una decena más de detenciones durante los disturbios, en los que los que varios centenares de manifestantes protestaban contra los abusos policiales a la minoría negra con gritos como ?Si no hay justicia no hay paz?. Intentaron cortar una de las vías principales de la zona, la autopista West End, hubo persecuciones y acabaron por disolverse en las inmediaciones del puente de Manhattan. También se registraron disturbios en lugares como Albuquerque (Nuevo México), Portland (Oregón) o Denver (Colorado). En esta última ciudad, se escucharon disparos en medio de una concentración delante del Capitolio -la sede legislativa- del estado, lo que llevó a la policía a cerrar el recinto.
29-05-2020 | Fuente: abc.es
Twitter esconde un mensaje de Trump por «glorificar la violencia» frente a las protestas
Donald Trump amenazó con mano dura a los participantes en los disturbios violentos que sufre Minneapolis tras la muerte esta semana de un hombre negro desarmado, George Floyd, a manos de la policía. En medio de la indignación, la tensión y la violencia que vive la principal ciudad de Minnesota, el presidente de EE.UU. aseguró tras tres noches de incidentes que enviaría la Guardia Nacional «para hacer el trabajo», aunque esa es una medida que ya ha adoptado el gobernador del estado, Tim Walz. Unos «matones» Trump llamó «matones» a los participantes en los disturbios de los últimos días, en los que se incendiaron una treintena de edificios y se saquearon decenas de negocios, también en la llamada «ciudad gemela» de Minneapolis, St. Paul, que es la capital del estado. «No permitiré que ocurra», dijo el presidente sobre la violencia y lanzó una fuerte advertencia: «Si hay cualquier dificultad asumiremos el control, pero, cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos». Hasta el momento, Trump apenas se había referido a la muerte de Floyd, que ha conmocionado a EE.UU. después de que circulara un vídeo en el que un agente de policía le asfixia con su rodilla contra el cuello mientras que la víctima suplica «no puedo respirar» y acaba por desvanecerse. Trump dijo que el vídeo es «muy chocante» y ha prometido que «se hará justicia» al mismo tiempo que dio su apoyo a las fuerzas de seguridad. Más problemas con Twitter Los mensajes de Trump sobre las protestas en EE.UU. han abierto un nuevo episodio de la riña del presidente con Twitter, después de que la red social señalara su texto sobre los saqueos y los tiroteos de contenido que alienta a la violencia. «Este Tweet inclumpió las Relgas de Twitter relativas a glorificar la violencia. Sin embargo, Twitter determinó que puede ser de interés público que dicho Tweet permanezca accesible», señala una notificación, previa al acceso al mensaje del presidente.
10-05-2020 | Fuente: abc.es
La guerra entre «Wilexis» y «El Gusano», por el control de la favela venezolana más peligrosa del mundo
«Esto no se va a quedar así Maduro. Hoy cayeron doce de los nuestros, entre ellos un inocente. Ahora cuida a los tuyos que voy por esa cantidad al doble. Cambio fuera. Atentamente Wilexis». Con ese mensaje, Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, líder de una de las megabanda más violentas de Caracas, declaró la guerra a Nicolás Maduro después de que grupos policiales cumpliendo las órdenes del mandatario venezolano llevaran a cabo un operativo especial, el pasado viernes, en el barrio José Félix Ribas, ubicado en la zona popular de Petare, al este de Caracas, para neutralizar a Wilexis, un criminal buscado por robo, secuestro, tráfico de drogas y por hasta 10 homicidios y, en el que terminaron asesinadas 12 personas. Vecinos de Petare, el barrio más grande de Latinoamérica, con 500.000 habitantes distribuidos en chabolas construidas unas encima de otras en 40 kilómetros cuadrados, indicaron que la acción armada comenzó a las tres de la madrugada cuando funcionarios del FAES, el grupo de exterminio del régimen, irrumpió con carros de combate, motos y armas largas al interior del barrio con la instrucción de liquidar a Wilexis, que controla y garantiza la seguridad de cuatro sectores -desde la zona 6 hasta la 10- del barrio creando una especie de «zona de paz» y en la que se erigió desde 2017 como juez comunal desde la muerte de su antecesor. Se calcula que a su cargo hay unos 200 hombres, jóvenes entre 13 y 28 años, armados con fusiles AR-15, FAL, Mini Uzi y hasta escopetas y granadas, según reseña el medio digital venezolano «El Estímulo». Sin éxito, las autoridades recorrieron las laberínticas calles del barrio, pero no dieron con el paradero de Wilexis, de quien se dice habría huido horas antes. Entre las 12 personas asesinadas por el FAES, resalta el nombre de Brian Cedeño, un joven deportista que, según los testigos, fue asesinado frente a sus padres que clamaban por su vida. Maduro pidió la captura de Wilexis tras acusarlo en cadena nacional de «trabajar para la DEA» y participar en la frustrada operación marítima que buscaba derrocarlo del poder. Sin embargo, el operativo ocurre después de una semana de enfrentamientos prolongados con plomo y granadas entre la banda de Wilexis y la del «Gusano», sujeto que salió de la cárcel hace pocas semanas y que reclama ahora el control de Petare. «Desde que Wilexis llegó al barrio hemos estado sometidos. Nos adaptarnos a sus normas como los toques de queda. Los comerciantes tienen que pagar una vacuna para que no saqueen el negocio. Él decide cuándo hay clases, si funciona el transporte público y hay que pedirle permiso para realizar hasta una fiesta en tu casa», dijo Carlos Hernández, uno de los vecinos de Petare. Otros, como María, opina que los protege y que ha mantenido a raya a los delincuentes. «Entrega comida, juguetes, útiles escolares a los niños pobres», dice al tiempo que le manifiesta su apoyo, por lo que le han organizado una misa para pedirle a Dios que lo proteja. Fuego cruzado Desde hace una semana, los vecinos viven un infierno dentro del barrio que se encuentra sumido en un caos por el fuego cruzado entre las bandas. «Aquí nos han ordenado un toque de queda, dormimos en el piso, escondemos a los niños debajo de las camas, especialmente en aquellas casas en donde el techo es de zinc y puede ser traspasado por las balas», dijo Armando Leal, otro vecino del José Félix Ribas. Algunas familias han decidido mudarse huyendo de la violencia o buscan refugio en casa de vecinos que tengan techos de concreto. Dicen que reciben instrucciones y amenazas de ambos delincuentes a través de las redes sociales. «No solo tenemos que preocuparnos por las bandas del barrio, pues ahora han llegado los funcionarios policiales que nos infunden más miedo que los delincuentes. Ellos llegan sin orden de allanamiento, tumban las puertas, nos roban y nos asesinan impunamente», dijo otro de los residentes que prefiere mantenerse en el anonimato. En el barrio el destino es incierto, con sus problemas de falta de agua, gas doméstico y familias en situación de pobreza extrema. No dudan los vecinos que, al terminar la toma policial, ambos delincuentes regresen a buscar venganza de las personas que piensan que pudieron delatarlos. Tampoco dudan que volverán los tiroteos y seguirán viviendo con miedo. «Ya ni nos acordamos del coronavirus, más miedo tenemos perder la vida en medio de la violencia que generan los delincuentes y la policía, por igual», señaló el vecino.
08-05-2020 | Fuente: abc.es
Dos bandas criminales se disputan a tiros el control de Petare, el barrio popular más grande de América Latina
Petare, uno de los barrios populares más grandes y peligrosos de América Latina y de Venezuela, vive con terror y zozobra un campo de guerra en sus serpentinas callejuelas por el enfrentamiento de dos bandas de criminales que se disputan el control de la zona desde hace una semana. Ramona Vargas, una mujer de limpieza, no ha podido salir de su chabola a buscar comida por temor a ser alcanzada por la lluvia de balas perdidas. Hace 5 años murió su hijo de 12 años por una de las ráfagas, y «ahora encierro a mi segundo hijo por la cuarentena del coronavirus para no ser otra víctima de la balacera», dijo a ABC por teléfono. Durante una semana Petare ha sido el escenario de una batalla campal entre bandas de criminales rivales que se disputan el territorio para controlarlo en plena pandemia sin que las autoridades policiales intervinieran para poner orden ni siquiera su alcalde del municipio Sucre, el chavista José Vicente Rangel Ávalos. El barrio de Petare, situado al este de la capital venezolana y habitado por un millón de caraqueños, está dividido a su vez en varias zonas. La principal zona (zona 10) es la de José Félix Rivas donde se enfrentan a tiros las bandas criminales de Wilexis Acevedo y su rival «El Gusano». Su enfrentamiento, que hasta ahora ha durado unos largos seis días y que convirtió el barrio en una zona de guerra con toque de queda desde las 16 horas hasta el amanecer, tuvo cierto respiro o tregua hoy porque Maduro involucró ayer al líder principal Wilexis, una especie de Robin Wood, con la DEA en el plan desestabilizador de la incursión militar en La Guaira. Vinculación con la Operación Gedeon Nicolás Maduro acusó a la DEA de haber organizado los tiroteos en Petare con el fin de distraer a los funcionarios del Estado en el marco de la presunta incursión armada que se frustró el domingo 3 de mayo en Macuto, estado Vargas, por parte de un grupo de mercenarios de la Operación Gedeón. Maduro se valió del testimonio de José Alberto Socorro Hernández, alias «Pepero», presunto narcotraficante y agente de la DEA que articuló el plan y reclutó a Wilexis en el gimnasio del Centro Comercial de Cerro Verde, en Los Naranjos. «Este es el jefe de logística del plan, lo ha dicho todo y sigue hablando. El señor se refirió al combate entre narcos en Petare, dijo que fue un operativo de distracción y así poder hacer tranquilamente la incursión en La Guaira a 20 kilómetros de Caracas», afirmó Maduro. La acusación fue respondida por Wilexis en un audio que divulgaron los medios digitales en donde se desmarca de la DEA, de Guaidó y afirma que «tampoco hablamos mal de Maduro. Es importante, no estamos en contra de Maduro. Estamos a favor de la paz y la tranquilidad». Según relatos de periodistas que cubren sucesos, Wilexis comenzó su liderazgo en Petare en el 2018 cuando empezó a interesarse por sus lugareños, repartiendo bolsas de comida e imponiendo cierto orden en la comunidad. Posteriormente Wilexis abandonó sus ofertas populistas, la de repartir bolsas de alimentos, para dominar con sus bandoleros armados el control de la zona. Hace dos semanas se apareció «El Gusano», expresidiario entre los más de 300 presos comunes que liberó la ministra de Prisiones, Iris Varela, para reclamar su pedazo del territorio, declarándole la guerra a Wilexis, lo que dio origen al terror de Petare. El botín que se disputan es el tráfico de drogas, armas y alimentos en el más poblado barrio de la región. Pero lo llamativo es que la Policía del régimen no ha enfilado sus baterías contra «El Gusano» sino contra Wilexis al momento de ordenarlo ayer Maduro. Es curioso que las bandas de Petare hayan matado y disparado a sus anchas durante una semana sin ninguna autoridad chavista como las fuerzas especiales policiales, FAES, que los haya enfrentado. Sin embargo, la periodista Marianela Salazar fue amenazada por Diosdado Cabello, segundo en el mando del régimen chavista, por quejarse en su cuenta de twitter que la balacera nocturna de Petare no dejaba dormir a los vecinos aledaños, lo que fue interpretado como una vinculación a la Operación Gedeón de los opositores que atacaron en horas de la madrugada del sábado 3 de mayo en la costa de Macuto, puerto de La Guaira, lo que fue frustrado por Maduro.
25-02-2020 | Fuente: elpais.com
Los enfrentamientos en Haití entre policías y militares, en imágenes
Puerto Príncipe ha vivido este lunes una jornada de hostilidades tras los tiroteos entre militares y policías
24-02-2020 | Fuente: abc.es
Un grupo de policías descontentos intenta asaltar un cuartel general del Ejército en Haití
Un grupo de policías descontento por sus condiciones laborales convirtió este domingo el centro de la capital de Haití en una zona de guerra al intentar asaltar el cuartel general del Ejército, con un resultado de al menos dos muertos y nueve heridos. El asalto se produjo en el «dimanche gras», el primer día del Carnaval haitiano y en pleno Champ de Mars, la gran explanada situada frente al Palacio Presidencial donde se iban a celebrar los desfiles, que fueron cancelados tras los tiroteos. Un grupo de policías vestidos de civil y encapuchados atacó a tiros el cuartel general del Ejército y trató de incendiar el edificio, ubicado en la misma zona, según informó el Alto Mando de las Fuerzas Armadas en un comunicado. En el tiroteo falleció un soldado, mientras que otro militar, cuyo rango no fue precisado, resultó herido y se encuentra hospitalizado en condición estable, según la fuente. El Alto Mando de las Fuerzas Armadas dijo en el comunicado que los militares mantuvieron «una postura defensiva para evitar un baño de sangre», a la vez que reclamó a la Policía que «restablezca la calma». Después, el tiroteo se generalizó por la plaza de Champ de Mars, enfrentando de un lado a los militares y del otro a policías de uniforme y de paisano, ante la mirada de periodistas que habían acudido a cubrir el Carnaval. En los enfrentamientos también falleció un policía y resultaron heridos al menos ocho personas, entre ellos tres civiles y cinco agentes, según informó a Efe un portavoz del hospital Bernard Mevs de Puerto Príncipe. Los incidentes se han extendido a la sede de la Radio Televisión Caraibes, donde hombres armados identificados como «manifestantes de la Policía» han incendiado varios vehículos de la emisora, según denunció el sindicato de periodistas. Ya entrada la noche, se seguían oyendo fuertes tiroteos en diversos puntos de Puerto Príncipe. Un ejército leal al presidente El Ejército de Haití tiene un contingente pequeño, de unos 500 soldados, y fue creado en 2017 por orden del actual presidente, a cuya figura los militares han mostrado lealtad. Haití pasó dos décadas sin Fuerzas Armadas porque en 1995 el entonces jefe de Estado Jean-Bertrand Aristide las disolvió, en respuesta al golpe de Estado militar de cuatro años antes. La Policía haitiana tiene un contingente de cerca de 15.000 efectivos, que han recibido entrenamiento por parte de los militares y policías desplegados en el país entre 2004 y 2019 en el marco de la Misión de la ONU.
20-02-2020 | Fuente: elpais.com
Los tiroteos contra dos bares de Hanau, en imágenes
El presunto autor de los tiroteos de la ciudad alemana fue hallado sin vida en su vivienda junto con otro cadáver, lo que eleva a once el balance total de muertos
1
...