Infortelecom

Noticias de terrorismo

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las FARC tienen un centenar de propiedades en Ecuador por valor de 12 millones de euros
Las autoridades de Colombia han identificado un centenar de propiedades de las FARC en Ecuador. Así reveló el fiscal general de ese país, Néstor Martínez, quien vino a Quito a una reunión internacional de Extinción de Dominio, para encarar al crimen organizado. Las propiedades incluirían bienes inmuebles rurales y urbanos, automotores y semovientes, que sumarían unos 15 millones de dólares (algo más de doce millones de euros). Corresponderían al Frente Sur de las FARC y no constan en el listado de bienes que entregó el grupo armado para la reparación tras los acuerdos de paz. Martínez pidió la ayuda de su par ecuatoriano para recuperar las propiedades que sumarían un centenar. La presencia del fiscal Martínez ha servido para tener más información del presunto autor del atentado que la madrugada del pasado sábado destruyó el Comando de Policía en San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, en la frontera con Colombia. Se trataría del ecuatoriano Walter Arisala, alias «Guacho», disidente de las FARC, que formaría parte de un grupo de unos 250 guerrilleros que se han desvinculado de la organización tras los acuerdos de paz. Alias «Guacho» ingresó en las FARC en 2007 y se desvinculó en 2016, tras lo cual formó su propio grupo armado. Mientras era buscado por las autoridades de Colombia habría cruzado la frontera. Vínculos con el narco El fiscal colombiano considera que el atentado estaría relacionado con negocios ilegales de narcotráfico. En concordancia, el ministro de Defensa de Ecuador, Patricio Zambrano, ha dicho también que cree se trata de «una represalia de ciertos grupos residuales de la guerrilla de Colombia vinculados con el tráfico de drogas». El ataque fue repudiado por varios presidentes de la región, quienes al tiempo de condenar el hecho inédito en Ecuador se solidarizaron con el país. Mientras que Colombia y Estados Unidos ya han enviado expertos a San Lorenzo para investigar detalles sobre el inédito ataque que mantiene conmovido al país. Sobre el coche bomba, el exministro de Defensa general Oswaldo Jarrín, dijo a ABC que «siendo de origen narco-paramilitar, significa un fallo en la prevención de actos de terrorismo, ya que es obligación de las Fuerzas Armadas, sobre todo en la frontera, prevenir estos actos». Respecto a los bienes que las FARC tendrían en el país, dijo que debe haber una estrecha colaboración entre Ecuador y Colombia para identificar los mismos ya que siendo ilegales no están registrados. El violento ataque que dejó 28 heridos, entre policías y civiles, ha abierto el debate sobre cómo afrontar el narcotráfico que se ha expandido en la región, y que solo será posible si se lo encara de manera global y con acuerdos y cooperación.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. impone sanciones contra dos ministros de Turquía
El Gobierno de Estados Unidos anunció hoy la imposición de sanciones económicas contra los ministros turcos de Justicia, Abdülhamit Gül, y de Interior, Suleyman Soylu, por su papel en el arresto en Turquía del pastor protestante estadounidense Andrew Brunson. «La detención injusta del pastor Brunson y su continuado procesamiento es simplemente inaceptable», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, al informar de las sanciones en una rueda de prensa, en la que reiteró la exigencia de su liberación. Las relaciones entre Turquía y Estados Unidos pasan por momentos de tensión por la situación de Brunson, detenido en octubre de 2016 y acusado de terrorismo, un cargo que el religioso niega, y actualmente bajo arresto domiciliario en espera de juicio. Asimismo, Washington acusó a Gül y Soylu de «abusos graves de los derechos humanos». Como consecuencia de las sanciones quedan congelados los activos que los dos ministros del Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe realizar transacciones financieras con ellos a entidades del país, indicó el Departamento del Tesoro. Sanders detalló que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha planteado el tema de Brunson «en varias ocasiones» a Erdogan y que «no está contento con la decisión de no liberarle». La Fiscalía turca pide hasta 20 años de cárcel para el pastor estadounidense al considerar que tiene lazos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla secesionistas kurda de Turquía, y que está vinculado también con la red del predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado en EEUU, al que Ankara achaca el fallido golpe de Estado de 2016. Las tensiones entre los dos aliados de la OTAN han aumentado también por la negativa de la Justicia de EE.UU. a extraditar a Gülen por falta de pruebas concluyentes sobre su participación en el fallido golpe en Turquía. Erdogan negó esta semana que Turquía considere a Brunson una moneda de cambio, pese a que él mismo insinuó el año pasado la posibilidad de «intercambiar a un pastor por otro», en referencia al clérigo islamista Gülen.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Turquía clama contra las sanciones de EE. UU. y amenaza con «una respuesta equivalente»
El Gobierno turco ha anunciado este jueves que reaccionará de forma inmediata con «medidas equivalentes» a las sanciones aprobadas por Estados Unidos en represalia por la situación de Andrew Brunson, un pastor protestante estadounidense que lleva dos años en prisión preventiva en Turquía. «Protestamos enérgicamente contra la decisión del Ministerio de Hacienda estadounidense de imponer sanciones contra nuestro país» ha denunciado el Ministerio de Exteriores de Turquía en una nota, en la que anuncia que responderá con medidas equivalentes. El Departamento del Tesoro ha argumentado que los dos ministros turcos sancionados «jugaron un papel clave en las organizaciones responsables de la detención de Andrew Brunson», así como en las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en el marco de la asonada militar. Las medidas punitivas acordadas por la Administración Trump implican que todos los activos que los ministros turcos tengan bajo jurisdicción estadounidense quedan bloqueados, que no podrán hacer negocios con empresas norteamericanas y que tienen prohibido viajar al país. Los acontecimientos se han precipitado por el fallo emitido el martes por un tribunal turco en el que rechaza el recurso de apelación presentado por Brunson para ser liberado mientras continúa el juicio celebrado en su contra. La sede jurisdiccional considera que hay «firmes sospechas criminales» contra el pastor. Brunson, un pastor cristiano de Carolina del Norte que ha vivido durante más de dos décadas en Turquía, ha sido acusado de cargos de terrorismo y espionaje por sus supuestos vínculos con el clérigo islamista, Fethulá Gulen, al que el Gobierno turco señala como «cerebro» del golpe de Estado. El líder religioso fue detenido hace casi dos años y se enfrenta a hasta 35 años de cárcel si es declarado culpable. El pastor, que permanece bajo arresto domiciliario, niega los cargos que se le imputan y denuncia que son «vergonzosos y repugnantes».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Maduro culpa al presidente de Colombia de estar tras el «atentado» fallido
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la primera dama, Cilia Flores, tuvieron que abandonar de emergencia un acto militar televisado para festejar el 81 aniversario de fundación de la Guardia Nacional Bolivariana y el primer aniversario de la Asamblea Nacional Constituyente debido a varias detonaciones que dejaron un saldo de siete soldados heridos en la céntrica Avenida Bolívar de Caracas. Maduro ha señalado al presidente colombiano saliente, Juan Manuel Santos, de estar detrás del presunto ataque. «Todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas», dijo. Por su parte, la Presidencia de Colombia ha asegurado que «carece de base» la afirmación del mandatario venezolano. En la cadena televisiva nacional, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, ha anunciado que el «atentado» se produjo a las 17.41 hora local después de haber concluido el desfile militar. «Debo decir que el presidente Nicolás Maduro ha salido ileso del atentado que se ha saldado con 7 efectivos heridos que se encuentran atendidos en hospitales, y ahora el presidente se encuentra trabajando con el alto mando militar y el consejo de ministros», dijo Rodríguez. «Nuestro presidente Nicolás Maduro está en perfecto estado de salud, en perfectas condiciones (..), todo el trabajo que se ha hecho ha permitido establecer ya que se trata de un atentado», prosiguió en una alocución transmitida por la televisión estatal VTV. El discurso de Maduro y el desfile de militares fueron interrumpidos cuando estallaron los explosivos. En la imagen televisada se observa a la primera dama estremecerse al escuchar la detonación. Según reportes de vecinos y usuarios de redes sociales, las explosiones se produjeron cerca de San Agustín, entre las avenidas México y Bolívar. En las redes se hablaba que un dron cargado de explosivos C-4 estalló cuando un francotirador disparó contra el equipo volador que sobrevolaba en la zona de seguridad presidencial. El ataque ocurrió cuando Maduro, en el cierre del evento, defendía en un discurso las últimas medidas económicas de su gobierno, que son rechazadas por la oposición. El presidente venezolano contó que en el momento en el que se produjeron las explosiones, él se encontraba terminando su discurso en el acto de conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) en el que denunciaba «el sabotaje especializado, milimétrico y terrorista contra el sistema eléctrico». «Y estaba diciendo no bajemos la guardia porque la conspiración ha retornado, en ese mismo momento explotó frente a mi un artefacto volador, una gran explosión compañeros, mi primera reacción fue de observación, de serenidad», aseguró. Llegó a pensar -comentó- que se trataba de los juegos pirotécnicos que debían ser activados al finalizar el acto. «En ese momento todo el operativo de seguridad y protección se activó para garantizar mi resguardo, el resguardo de todos los presentes en el acto y la retirada», narró. Mientras tanto, un grupo anónimo llamado «Soldados de Franela» reivindicó la autoría de la «Operación Fénix», el nombre con el que han identificado el atentado contra Maduro. Estos sucesos ocurren en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta, y que se traduce en escasez de todo tipo de productos, hiperinflación y una pésima prestación de los servicios públicos. Por estas razones, en el país se desarrollan a diario decenas de protestas, en demanda de comida, transporte, agua, electricidad y mejores salarios, entre otras exigencias. La Fiscalía no descarta «cooperación terrorista» El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, informó de que el Ministerio Público no descarta la hipótesis de que el atentado sufrido esta tarde por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, haya contado con «cooperación terrorista» extranjera. «No pudiera descartarse que aquí pudiese haber habido la cooperación de algún factor subversivo terrorista fuera de Venezuela», dijo Saab en una conversación telefónica con el canal estatal VTV. Las declaraciones del fiscal se produjeron unas cinco horas después de que Maduro interrumpiera un acto con militares en el centro de Caracas después de que varios drones con cargas explosivas detonaran en las cercanías de la tarima, según explicó el Gobierno. El terrorismo «no se descarta dentro de las hipótesis de las investigaciones que adelanta el Ministerio Público que confirmo y aseguro llegará a la verdad y habrá una sanción implacable», remarcó el fiscal.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Procesados dos de los seis «terroristas» detenidos por el ataque a Maduro
El ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol, ha informado este domingo que seis personas, que calificó de «terroristas», han sido detenidas por el ataque perpetrado ayer contra el presidente del país, Nicolás Maduro. Dos de los detenidos han sido procesados por los hechos ocurridos durante el 81º aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana. El ministro aseguró que los detenidos fueron imputados por el intento «frustrado» de magnicidio en contra del presidente de Venezuela, pero no señaló si pertenecen a la organización que reclamó la autoría de la «Operación Fenix», y que se atribuyó el atentado. Señaló, además, que según las investigaciones «se trata de un delito de terrorismo y magnicidio en grado de frustración». Reverol aseguró también que hay varios vehículos incautados y que se han practicado varios allanamientos en hoteles de Caracas «donde se ha recabado importantísima evidencia de interés criminalístico, evidencia fílmica de presuntos colaboradores de este hecho, identificando plenamente a los autores materiales e intelectuales, dentro y fuera del país» y no descarta nuevas detenciones en las próximas horas. El ministro del Interior dijo que uno de los detenidos «tiene orden de captura por estar directamente involucrado en el asalto al Fuerte Paramacay y la brigada blindada de Valencia» y otro de ellos «fue detenido en el 2014 por participar directamente en las guarimbas (protestas) y le fue otorgado un beneficio procesal». Además, recordó que el ataque fue preparado con dos 'drones' que iban cargados «con un kilogramo de explosivo denominado C4, capaz de hacer daño efectivo a un radio, aproximadamente, de 50 metros». En su transmisión emitida por la estatal Venezolana de Televisión (VTV), Reverol señaló que los modelos utilizados correspondían al 'Drone DJI M600', el cual «es un dron diseñado para trabajos industriales que pueden soportar grandes cargas y peso, como una cámara de cine o un kit complejo de grabación». También indicó que uno de los drones sobrevoló la tribuna presidencial «con el fin de activar a distancia la sustancia explosiva en la tribuna», pero afirmó que gracias a las técnicas especiales de la Guardia de Honor presidencial «y la instalación de equipos inhibidores de señales, se logró desorientar» lo que trajo como consecuencia que se activara «fuera del perímetro planificado» por los actores del hecho. El ministro explicó que el otro dron «perdió el control en las aproximaciones del evento y cayó en un edificio denominado Don Eduardo cerca de la avenida Bolívar, detonando a la altura del piso uno, cuando iba cayendo a tierra». Por último, ratificó que existen siete funcionarios de la GNB lesionados, «tres de ellos con pronóstico reservado».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Identificados todos los autores materiales del «atentado» a Maduro, según el fiscal de Venezuela
El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, ha anunciado este lunes que han sido identificados todos los autores materiales del atentado que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, asegura haber sufrido el pasado sábado, un evento que según el gobernante fue responsabilidad de su par colombiano Juan Manuel Santos. «Se ha identificado a todos los autores materiales del hecho y sus colaboradores inmediatos. También se ha establecido el sitio en que los autores materiales se alojaron en los días previos al intento de magnicidio», dijo el fiscal en la primera rueda de prensa desde que se registró el incidente. Saab indicó que también están identificados «los explosivistas que armaron los artefactos, ya se ha establecido las primeras conexiones internacionales de dichas personas», sin mencionar ningún nombre. Maduro interrumpió el sábado un acto con militares en el centro de Caracas después de que varios drones con cargas explosivas detonaran en las cercanías de la tarima presidencial, según explicó el Gobierno, una información que fue ratificada por el Ministerio Público. «Fue un intento de masacre» «Fue un intento no solamente de magnicidio, porque el principal objetivo era la figura del presidente (..), sino yo pudiera calificarlo un intento de una masacre, porque estábamos allí presentes jefes de poderes públicos y el alto mando militar», remarcó Saab. Reiteró además que estas cargas explosivas ocasionaros «heridas a siete» oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), «así como daños a edificaciones cercanas». El fiscal adelantó que gracias a las averiguaciones hechas hasta ahora por los cuatro investigadores designados por el Ministerio Público ya «se conocen los lugares donde operaron los dos drones» y «se han obtenido en ambos lugares pruebas de interés». «El día del hecho fueron detenidos en flagrancia dos personas que operaban uno de los drones desde un vehículo. Hay testigos que vieron despegar el dispositivo y los identificaron», explicó, y aseguró que las averiguaciones continúan. Los delitos Las seis personas que, según el Gobierno, han sido detenidas por estos hechos, son acusadas por la Fiscalía de traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración, homicidio frustrado y lesiones graves, lanzamiento de artefacto explosivo en reuniones públicas, terrorismo, asociación para delinquir y financiación del terrorismo. Según las evidencias recabadas, agregó Saab sin dar más detalles, el atentado «estuvo vinculado con una investigación que adelanta el Ministerio Público en este momento, es decir, un ataque terrorista ocurrido hace exactamente un año». El Gobierno de Maduro vinculó el domingo a los restos de la desactivada célula rebelde que dirigía el fallecido expolicía Óscar Pérez con el atentado con explosivos del sábado pasado. «Hay seis detenidos (..), uno de ellos estuvo involucrado en el asalto (..) del Fuerte Paramacay (..), los que sobrevivieron de esa célula han tratado de asesinar no solo al presidente de la república, sino a los presidentes del resto de los poderes», dijo el domingo el canciller venezolano, Jorge Arreaza. El asalto al Fuerte Paramacay sucedió el 6 de agosto del año pasado, cuando un grupo de militares rebeldes armados con un centenar de fusiles y varios lanzagranadas intentaron asaltar el cuartel, ubicado en el estado de Carabobo (noroeste). Arreaza dijo que la célula de Pérez -abatido en enero tras enfrentarse a las autoridades- tenía «planes de asesinar» a Maduro y «ocasionar conmoción nacional por distintas vías».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El régimen de Maduro amenaza con las penas máximas a quienes vuelvan a conspirar
Dos días después del atentado contra el presidente Nicolás Maduro, el fiscal general del Estado, Tareck William Saab, dio una rueda de prensa para mostrar a los seis supuestos conspiradores del hecho, pero no presentó sus nombres a la prensa. Saab habló en cambio de que el Gobierno está decidido a perseguir a los que «atenten contra la paz social», y dio a entender que aplicará las máximas penas tanto para los que están detrás del ataque del sábado como contra quienes pretendan seguir en el futuro conspirando. En su convocatoria a la prensa, el fiscal Saab no tuvo reparos en declarar las intenciones del régimen: «La justicia perseguirá, en el marco de la ley, a todos los que conspiren contra la paz social. Que los hechos sirvan, de una vez por todas, a controlar todo intento de atentar contra la paz de manera violenta».Ya el sábado por la tarde, poco después de que se registrara el supuesto atentado en la céntrica avenida Bolívar de Caracas, el fiscal Saab calificó el incidente como un «magnicidio» y de un «intento de masacre», después de que dos drones, aparentemente cargados con explosivos de un kilo de C4, según el ministro del Interior, Nestor Reverol, explotaron cerca de la tribuna presidencial durante un desfile militar para celebrar el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana. Desde la sede principal del Ministerio Público, Saab afirmó este lunes que «han sido identificados los actores materiales y colaboradores inmediatos del intento de magnicidio contra el presidente de la República Nicolás Maduro, hecho ocurrido el pasado sábado 4 de agosto». En un clima de gran expectación, despertada por el gobierno con su convocatoria a los medios nacionales e internacionales para desvelar detalles de los hechos, el fiscal afirmó que «se conocen los lugares donde fueron operados los drones, el día del hecho fueron detenidos en flagrancia dos personas (?) La investigación arroja que uno de los implicados estuvo incurso en otro hecho político hace un año». Aunque no llegó a concretarlo, podría referirse al ataque del piloto militar Óscar Pérez, que el 27 de junio de 2017 robó un helicóptero y bombardeó edificios oficiales en Caracas. Acumulación de fiscales «No vamos a permitir que Venezuela se sume como otros países a una espiral de violencia», sentenció Saab. Además, reveló que los investigadores lograron localizar el lugar exacto desde donde algunos de los detenidos pilotaban los dos drones que explotaron el sábado en la Avenida Bolívar de Caracas, justo cuando Maduro daba un discurso ante cientos de militares por el 81º aniversario de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Los seis detenidos serán acusados de homicidio intencional calificado en grado de frustración contra Maduro, homicidio frustrado y lesiones graves contra los siete funcionarios heridos, lanzamiento de artefactos explosivos en reuniones públicas, asociación para delinquir, financiación al terrorismo, terrorismo y traición.Saab aprovechó para informar de que, dada la importancia de la investigación, un cuarto fiscal especial se sumará a los tres que se ocupan del caso desde el pasado sábado. La búsqueda y captura contra los desconocidos conspiradores comenzó un día después, el domingo, cuando que los caraqueños observaron de primera mano el despliegue de las camionetas negras de la policía política del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) en muchos puntos de la capital.En el caraqueño Hotel Pestana de los Palos Grandes los agentes de la policía secreta apresaron a dos supuestos cómplices del atentado. Los agentes tomaron el hotel y registraron sus habitaciones con los huéspedes en su interior. Otro tanto ocurrió en el Club Puerto Azul, en el litoral caraqueño. Las camionetas negras del Sebin cercaron el club durante todo el domingo cuando los socios y sus familias van a disfrutar de la playa, que queda a una hora de Caracas. «Estaban buscando a unos conspiradores que iban a salir o escaparse en lanchas hacia el mar Caribe», dijeron los asiduos del club. Al final los agentes de la policía secreta disfrutaron de un día de playa en el club privado sin costo alguno. Arenga de Diosdado Cabello Por su lado, Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y presidente de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), se pronunció ante el intento de magnicidio del presidente Maduro, asegurando que «la derecha nacional e internacional niega o justifica los hechos». En cabeza de la marcha convocada por el PSUV para respaldar al régimen y a Maduro, Cabello destacó: «Acordamos movilización popular en caso de que algo pase (?) La derecha no va a gobernar este país ni por las buenas ni por las malas». La marcha que recorrió el centro de Caracas reunió a varias miles de personas. En otro momento de su alocución para arengarles, el líder de la plenipotenciaria ANC -considerada ilegal por numerosos países- dijo que los detractores de Maduro «están acostumbrados a la violencia, quieren acostumbrar a Venezuela a la violencia».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump firma la orden ejecutiva para reactivar parte de las sanciones de EE. UU. contra Irán
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado este pasado lunes una orden ejecutiva para que a medianoche del martes (hora local) se reactiven parte de las sanciones dictadas por la Casa Blanca contra Irán, que habían quedado suspendidas gracias al acuerdo nuclear de 2015. Trump decidió el pasado mes de mayo retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear, por virtud del cual la República Islámica se comprometía a limitar su industria atómica a cambio de que la retirada progresiva de las sanciones internacionales en su contra. El magnate neoyorquino dio entonces un periodo de gracia de 90 días para mantener en suspenso las medidas punitivas, con la intención de que en este plazo de tiempo el régimen de los ayatolás accediera a negociar un nuevo pacto, algo a lo que el Gobierno de Hasán Rohani se ha negado. Este pasado lunes era el último de esos 90 días, por lo que Trump ha firmado ya la orden ejecutiva para que el 7 de agosto entren en vigor algunas de las sanciones suspendidas. En concreto, se recuperará la prohibición de comprar dólares, sobre las transacciones con riales y relativas a la deuda iraní, sobre el comercio de oro y otros metales preciosos, sobre el grafito, aluminio, hierro, cobre y el software para uso industrial y sobre el sector automovilístico. Las sanciones restantes, relativas a las transacciones petroleras, a las operaciones de instituciones financieras extranjeras con el Banco Central de Irán, a las actividades portuarias y al sector energético, se recuperarán el 5 de noviembre. En esa fecha, «la Administración también devolverá a la lista (de sancionados) a cientos de individuos, entidades, barcos y aviones» de Irán, ha avanzado la Casa Blanca en un comunicado. Trump ha defendido, en otra nota oficial, que la restauración de las medidas punitivas es un gesto coherente con la retirada estadounidense del «horrible» acuerdo nuclear, que «ha fracasado en su objetivo fundamental de bloquear todos los caminos hacia una bomba nuclear iraní y ha dado un salvavidas de dinero a una dictadura asesina». Según ha sostenido, «desde que se alcanzó, la agresión de Irán no ha hecho más que aumentar». «El régimen ha usado la lluvia de dinero que ha recibido bajo el JCPOA (siglas en inglés del nombre oficial del acuerdo) para desarrollar misiles con capacidad nuclear, financiar el terrorismo y alimentar conflictos en Oriente Próximo», ha afirmado. Trump ha ratificado su intención de «aplicar la máxima presión económica sobre el régimen» hasta que corrija su conducta. En estos tres meses, ha recordado, Estados Unidos ha dictado 17 rondas de sanciones designando a 145 empresas e individuos relacionados con la nación persa. No obstante, el mandatario norteamericano ha asegurado que sigue «abierto a alcanzar un acuerdo más completo que aborde el amplio rango de actividades malvadas del régimen, incluidos su programa de misiles balístico y su apoyo al terrorismo». Trump ha subrayado que Irán representa una amenaza para Estados Unidos y sus aliados y por eso ha instado a otros países a dar el mismo paso «para dejar claro al régimen que se enfrenta a una decisión: cambiar su comportamiento amenazante y desestabilizador y reintegrarse en la economía global o seguir por el camino del aislamiento económico». Algunos países ya han expresado su intención de reducir o cesar sus importaciones de crudo iraní, mientras que empresas internacionales han anunciado que dejarán el mercado iraní, ha valorado Trump. «Trabajaremos estrechamente con los países que hacen negocios con Irán para garantizar el pleno cumplimiento» de las nuevas sanciones, ha dicho. Los individuos y empresas que no lo hagan, ha advertido, «se arriesgan a graves consecuencias».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La OEA crea un grupo de trabajo para Nicaragua cuatro meses después de estallar la crisis
La Organización de Estados Americanos (OEA) seleccionó doce países que formaran parte del llamado Grupo de Trabajo, organismo que trabajara para intentar encontrar una solución para la enquistada crisis política que atraviesa Nicaragua desde hace casi cuatro meses. Así, el Consejo Permanente de la OEA encomendó a Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EEUU, Guyana, México, Panamá y Perú conformar el Grupo de Trabajo, mecanismo previsto en el reglamento de la organización, con el que buscaran la colaboración con el Gobierno de Nicaragua para acordar una solución pacífica la conflicto. La creación de este proyecto que añade un nuevo actor en la crisis nicaragüense, sin embargo, el presidente Daniel Ortega ha asegurado que su gobierno no colaborará con el Grupo de Trabajo. «No vamos a recibir al Grupo de Trabajo de la OEA, no tiene sentido», dijo Ortega durante una entrevista realizada esta semana. Para el sandinista, que gobierna el país ininterrumpidamente desde 2007, la llegada de este proyecto supone un acto de injerencia de la OEA en la política de su país, razón por la que se ha mostrado radicalmente en contra de la iniciativa. Sin embargo, el Grupo de Trabajo fue aprobado por mayoría en la OEA al contar la propuesta con el apoyo de 20 de los 34 países que son miembros activos, por lo que tratará de acercar posturas entre las dos partes, gobierno nicaragüense y oposición, que siguen defendiendo posiciones radicalmente distanciadas. La oposición exige la salida de Ortega del poder y el adelanto de elecciones, dos propuestas a las que el presidente se opone férreamente. «Caza de brujas» contra la oposición Mientras tanto, la a Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió una nota de prensa en la que exigió al Gobierno de Nicaragua a frenar la represión y la «caza de brujas» contra los miembros de la oposición. «Estamos consternados, porque muchos defensores de los derechos humanos, periodistas y otras voces disconformes están siendo criminalizados y acusados de cargos infundados y desproporcionados, tales como "terrorismo"», indica la nota. Según estimaciones de diferentes ONGs, cerca de 450 personas han muerto en el país como consecuencia de la represión policial desde que se iniciaron las protestas el 18 de abril. No obstante, los cálculos del Gobierno de Nicaragua son mucho más bajos y reducen a unos 197 muertos el número de personas que ha fallecido en los últimos cuatro meses.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Erdogan amenaza con «buscar otros aliados» si Trump no baja su presión
La política exterior de EE.UU. se parece cada vez más a un espectáculo de lucha libre americana, el trasunto de pelea y teatro que conquistó a EE.UU. -y al resto del mundo- en los años 80 y 90. En estos «shows», una colección de personajes musculosos y con disfraces de fantasía, intercambiaban insultos, mofas, volteretas y golpes simulados. En su año y medio en la Casa Blanca, el presidente ha celebrado varias peleas del mismo patrón: dos llamados «hombres fuertes», de corte autoritario, se miden en una sucesión de encuentros y desencuentros. El mundo ha asistido a «Donald Trump vs Kim Jong-un», «Donald Trump vs Xi Jinping» o «Donald Trump vs Vladimir Putin» (antes de convertirse en presidente, Trump tuvo una intensa relación con la lucha libre: acogió veladas en sus hoteles y llegó a subirse al ring en la llamada «Batalla de los Millonarios»). Esta semana, ha arrancado el último capítulo: «Donald Trump vs Recep Tayyip Erdogan». El presidente de Turquía y su homólogo estadounidense se han lanzado ataques y amenazas en los últimos días, después de meses de crecientes tensiones políticas, económicas y geoestratégicas. La confrontación con Turquía es de especial relevancia: es un aliado militar clave para EE.UU., en la confluencia de Oriente Medio y Europa, y en la órbita de interés de Rusia. Turquía es un socio indispensable para EE.UU. en la OTAN, de la que es miembro desde 1950. EE.UU. tiene una importante base aérea en su territorio -fronterizo, entre otros, con Siria, Irak e Irán- y es un pilar del sistema antimisiles ante un potencial ataque del régimen islámico iraní. «El tiempo se acaba» Los desencuentros han motivado que Erdogan haya coqueteado con dejar de lado la alianza tradicional con EE.UU. «Las acciones unilaterales de EE.UU., nuestro aliado durante décadas, contra Turquía solo perjudicarán a los intereses y la seguridad estadounidenses», aseguró Erdogan en una tribuna de opinión publicada el viernes en «The New York Times». «Antes de que sea demasiado tarde, Washington debe abandonar la noción de que nuestra relación puede ser asimétrica y comprender que Turquía tiene alternativas. Si no es capaz de revertir esta tendencia de unilateralismo y falta de respeto, nos obligará a buscar nuevos amigos y aliados», cerró su texto, en un guiño evidente hacia Rusia. Ese mismo día, Erdogan mantuvo una conversación telefónica con Vladimir Putin, según anunció su Gobierno, centrada en temas económicos. Fue poco después de que se supiera que EE.UU. había decido doblar los aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Turquía, en plena crisis de la divisa turca. «¡La lira se desploma frente a nuestro fuerte dólar!», celebró Trump en el anuncio de la medida en Twitter. «¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas ahora mismo!», añadió. Desencuentros El principal foco de las tensiones tiene que ver con el golpe de estado fallido en Turquía de julio de 2016. El Gobierno de Erdogan ha mantenido que el responsable es el clérigo Fethullah Güllen, que vive recluido en EE.UU., en el estado de Pensilvania. Ankara ha buscado extraditar a Güllen, pero EE.UU. no ha cedido a estas pretensiones. Por su parte, Turquía mantiene preso desde hace 20 meses a un pastor evangélico estadounidense, Andrew Brunson. Para Ankara, Brunson es un espía que colaboró en el golpe de estado y al que acusa de delitos de terrorismo. Para EE.UU., es un religioso inocente que nada tiene que ver con esos hechos. Tanto Trump como su vicepresidente, Mike Pence, han hecho llamamientos en los últimos meses para que se le libere. En la cumbre de la OTAN de julio, a la que asistieron Trump y Erdogan, hubo negociaciones entre ambos países para la puesta en libertad de Brunson. Según «The New York Times», EE.UU. ofreció liberar a Mehmet Hakan Atilla, un banquero turco vinculado a Erdogan y acusado de infringir las sanciones contra Irán por lavado de dinero desde el banco público Halkbank. La Administración Trump también ofreció presionar a Israel para la liberación de otro detenido turco, algo que sucedió. Pero las negociaciones se enturbiaron: Washington quería una salida inmediata de Brunson, algo que no ocurrió (Turquía justifica que no puede saltarse los procesos judiciales democráticos del país). Erdogan exigió más compromisos, como la reducción de las sanciones a Halkbank por sus relaciones con Irán. A la Administración Trump se le acabó la paciencia y el 1 de agosto impuso sanciones a los ministros de justicia e interior de Turquía. Después, azuzó la mala situación económica turca, con la lira en caída este año, y aprobó los nuevos aranceles, lo que provocó el desplome de la divisa turca. Erdogan ha tratado estos movimientos como una guerra económica contra Turquía y ha pedido a la población que se una a lo que ha llamado «la guerra de independencia» y que cambien sus dólares y euros por liras para reflotar la divisa. «Es una lástima que elijas a un pastor por encima de tu socio estratégico en la OTAN», dedicó el viernes Erdogan a EE.UU. en un mitin desde la localidad de Unye, en la costa del Mar Negro. «EE.UU. corre el riesgo de perder por completo a Turquía», advirtió su portavoz, Ibrahim Kalin. La consecuencia sería un nuevo escenario en Oriente Medio y en la OTAN dominado por la incertidumbre.