Infortelecom

Noticias de television

02-12-2020 | Fuente: abc.es
Condenados Joshua Wong y otros dos activistas de Hong Kong por un cerco masivo a la Policía
El 21 de junio del año pasado, las protestas por la democracia en Hong Kong dieron un peligroso giro cualitativo. Después de dos semanas de movilizaciones masivas y en su mayoría pacíficas contra la ley de extradición a China, miles de personas rodearon la comisaría central de Policía en el distrito de Wan Chai a las once de la mañana y mantuvieron el cerco hasta las tres de la madrugada. Aunque no hubo enfrentamientos entre los manifestantes y los agentes, que habían quedado atrapados en su interior, fueron 16 horas llenas de tensión que iniciaron la radicalización violenta de las protestas. Al frente de dicho asedio estaban los activistas demócratas Joshua Wong, Agnes Chow e Ivan Lam, condenados este miércoles a penas de cárcel. Tras admitir su culpabilidad la semana pasada, Wong tendrá que pasar trece meses y medio entre rejas por «organización de una asamblea ilegal», mientras que a Chow y Lam le han caído diez y siete meses, respectivamente, por «incitar» a otros a unirse. «¡Sé que el camino que me queda es duro, pero aguantaré!», gritó Wong a sus seguidores al salir escoltado por la Policía del Tribunal de Kowloon Oeste, según informa la radiotelevisión pública RTHK. Joshua Wong y Agnes Chow dirigieron a los manifestantes al cerco a la comisaría central de Policía de Hong Kong el 21 de junio del año pasado - Pablo M. Díez Para evitar una sentencia más dura, los tres reconocieron su culpa y apelaron al juez para que tuviera en cuenta su juventud. Aunque Wong, de 24 años, y Lam, de 26, ya han sido encarcelados antes por causar desórdenes públicos con su activismo político, es la primera condena para Agnes Chow, que tiene 23 años. En agosto fue detenida en virtud de la nueva Ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín, pero finalmente quedó en libertad sin cargos. Violencia creciente Con el tiempo, la «guerrilla urbana» en que derivaron las protestas de Hong Kong ha empequeñecido aquel cerco y los que siguieron durante los últimos días de junio del año pasado. Desde entonces, cada manifestación ha venido acabando en violentos enfrentamientos con los antidisturbios y actos vandálicos que han destrozado la convivencia en la antes apacible Hong Kong. Tras el estallido de las protestas el 12 de junio, el punto de inflexión fue aquel cerco liderado por el popular Joshua Wong, quien había salido de la cárcel solo cuatro días antes tras cumplir una leve condena por desacato. Megáfono en mano, y acompañado de Agnes Chow, dirigió a la multitud hasta la comisaría central de la Policía en Wan Chai, arengándolos a permanecer allí y a traer más gente. Joshua Wong, dirigiendo a la multitud en el asedio a la comisaría central de Hong Kong el 21 de junio del año pasado - Pablo M. Díez Wong, antiguo líder estudiantil que se ha erigido en el icono de la lucha por la democracia en Hong Kong, justificó tres días después en una entrevista con ABC el asedio a la comisaría y a la sede del Gobierno e insistió en su carácter pacífico. «Los manifestantes necesitan el apoyo de la mayoría silenciosa. Así ocurrió el viernes, cuando la protesta ocupó la avenida frente al Gobierno y cercó la comisaría central. Algunos tuvieron la idea de ocupar la comisaría, pero allí hay armas. Confío en que la gente sepa los límites», aseguró en dicha entrevista, publicada por este periódico el 25 de junio. Desde entonces, las manifestaciones pacíficas derivaron en violentos enfrentamientos que, tras un año sacudiendo a Hong Kong, el autoritario régimen de Pekín ha aplastado con una draconiana Ley de Seguridad Nacional que prácticamente pena cualquier tipo de oposición política. Buena prueba de ello es que, antes de que dicha normativa entrara en vigor el pasado mes de julio, Wong y sus compañeros desmantelaron su partido político, Demosisto, para no ser perseguidos. A pesar de su cuidado para no cruzar las finas líneas rojas que marca dicha ley, no han podido evitar esta condena menor por un cerco que acabó sin incidentes graves, pero que determinó la nueva estrategia de los manifestantes de Hong Kong.
01-12-2020 | Fuente: as.com
Neville afea a Klopp
El alemán cargó contra las televisiones como responsables de los horarios a causa de la lesión de Milner. El inglés le rebatió desde la televisión.
01-12-2020 | Fuente: abc.es
Los «Papeles de Wuhan» revelan que China falseó las muertes por coronavirus
Cuando se cumple justo un año desde que, oficialmente, se detectaron los primeros casos de un nuevo coronavirus en Wuhan, ven la luz unos documentos que cuestionan la respuesta inicial de China a la epidemia y revelan que falseó sus cifras de contagiados y fallecidos. Filtrados a la CNN por fuentes del sistema sanitario chino que requieren permanecer en el anonimato por seguridad, estos «Papeles de Wuhan» son 117 páginas de documentos secretos del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la provincia de Hubei. Según informa esta televisión por cable estadounidense, que asegura haber verificado los documentos con seis expertos independientes, abarcan desde octubre del año pasado hasta abril y ofrecen una visión interna de la epidemia que difiere de lo que se anunciaba al público. Por ejemplo, recogen que las autoridades chinas informaron el 10 de febrero de 2.478 nuevos casos confirmados cuando, según un informe marcado como «interno y confidencial», el número real ascendía a 5.918, divididos en varias categorías. Juntos a 2.345 «casos confirmados», figuraban 1.772 «casos por diagnóstico clínico» y 1.796 «casos sospechosos». Hasta entonces, solo se consideraban "casos confirmados· los diagnosticados por la prueba del ácido nucleico (PCR). Pero, como no había para todos los pacientes y muchos enfermos murieron las primeras semanas sin que se les hicieran, los detectados mediante rayos X o escáner pulmonar se calificaban como «diagnósticos clínicos» y los que tenían contacto con enfermos o algún síntoma leve como «sospechosos». Hasta el 14 de febrero no se incluyeron los casos diagnosticados clínicamente entre los confirmados, lo que hizo aflorar diez veces más enfermos que el día anterior y dobló la cifra de fallecidos. Poco después, las autoridades volvieron a cambiar el criterio para que las cifras no se dispararan tanto. Por ejemplo, y al contrario que en otros países, los asintomáticos no cuentan como casos confirmados. Cifras de fallecidos Más «engañosas» aún fueron las cifras de fallecidos, que se sospechan mayores de lo reconocido oficialmente. Tal y como recogen los documentos internos, ese mismo 10 de febrero murieron seis sanitarios, pero no se informó públicamente por ser un tema muy sensible. Solo tres días antes había perecido el doctor Li Wenliang, el oftalmólogo que avisó de la enfermedad y fue reprendido por la Policía, y la rabia desatada en internet había desbordado a la censura. Una semana después, el 17 de febrero, la provincia de Hubei publicaba que había 93 muertes ese día cuando, en realidad, en los documentos internos constaban 196. El 7 de marzo, el balance total de fallecidos ascendía oficialmente a 2.986 en Hubei, pero las cifras reales secretas alcanzaban los 3.456. De ellos, 2.675 eran muertos a quienes se les había hecho la prueba PCR, 647 «diagnosticados clínicamente» con rayos X o tomografía y 126 «sospechosos» de padecer el coronavirus. Para William Schaffner, profesor de Enfermades Infecciosas en la Universidad de Vanderbilt, estos criterios «parecieron minimizar el impacto de la epidemia» en la opinión pública internacional. Tal y como declara a la CNN, «incluir a los pacientes que eran sospechosos habría ampliado el tamaño del brote y habría dado una aproximación más verdadera de la naturaleza de la infección». Aunque el régimen chino insiste en la transparencia de su información sobre el coronavirus, desde el principio hay una gran desconfianza internacional que ha dañado su imagen. De todas maneras, su opacidad no disculpa la pasividad de Occidente, que tuvo dos meses para prepararse y no hizo nada. A todo ello se suma el misterio sobre el origen de la epidemia y los primeros contagios. A tenor de un estudio de la prestigiosa revista médica «The Lancet», el primer caso fue detectado el 1 de diciembre del año pasado en el Hospital de Jiyintan de Wuhan, especializado en enfermedades respiratorias. Pero, según el periódico «South China Morning Post», los primeros contagios se remontan al 17 de noviembre según unos registros secretos del Gobierno. En ese momento, es probable que los médicos no supieran todavía que combatían una nueva enfermedad ni relacionaran los casos. Pero, el 27 de diciembre, el doctor Zhang Jixian, del Hospital Provincial de Hubei de Medicina China y Occidental, avisó a las autoridades de que se trataba de un nuevo coronavirus. Ese día, según el SCMP, había ya 180 infectados, que subieron hasta los 266 el 31 de diciembre y hasta los 381 el 1 de enero. Pero el 3 de enero, cuando los medios chinos ya habían informado de la aparición de una nueva enfermedad y se había cerrado el mercado de animales de Huanan en Wuhan, Pekín solo comunicó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que había 44 casos de una «neumonía de origen desconocido». A tenor de los documentos secretos obtenidos por la CNN, en un gráfico de 2019 aparece un número muy superior entre «casos confirmados» y «diagnosticados clínicamente»: alrededor de 200. Otro errores y deficiencias Además, estos papeles filtrados destapan otros errores y deficiencias de la actuación inicial contra la epidemia. Entre ellos figuran la tardanza en los diagnósticos, que llegó a ser de hasta 23 días, y la poca fiabilidad de las primeras pruebas, que daban muchos falsos negativos porque solo tenían entre un 30 y un 50 por ciento de eficiencia. Otro inconveniente añadido fue la virulencia que tuvo la gripe el invierno pasado en la provincia de Hubei, que disparó los resfriados hasta veinte veces con respecto a la campaña anterior en Wuhan y en las ciudades de Yinchang y Xianning. Aunque no se sabe si esto afectó al estallido del coronavirus, los hospitales ya estaban muy ocupados cuando se desató la epidemia. Junto a las carencias presupuestarias que sufría el sistema sanitario, citadas en los documentos a los que ha tenido acceso la CNN, destacan otros lastres habituales en el régimen chino: la burocracia y la ocultación de los problemas. Al igual que con el SARS en 2002, Pekín intentó tapar la epidemia silenciando a los médicos que alertaban sobre ella y hasta permitió las fiestas previas al Año Nuevo Lunar, que se celebraba el 25 de enero, hasta que se dio cuenta del peligro y tomó medidas drásticas como cerrar Wuhan y el resto de la provincia de Hubei el día 23. Para entonces, ya se había perdido un tiempo precioso.
30-11-2020 | Fuente: as.com
GP Sakhir F1: TV, horario, cómo y dónde ver la carrera en Bahréin en directo online
Fechas, horarios, dónde ver en directo por televisión y cómo seguir en vivo online el GP de Sakhir 2020 de F1 en Bahréin, decimosexta prueba del Mundial.
30-11-2020 | Fuente: elmundo.es
Luis Abril: "Si fuera empresario, iría a por José Tomás con un operador de televisión bajo el brazo"
En su cabeza habita el mapa de la comunicación en España, un deslumbrante currículo desde la banca a Telefónica. Siempre impuso su máxima de que no se puede contar bien lo que se hace mal. Tan aplicable a la fiesta. El dios de piedra de Galapagar es su debilidad. O su punto fuerte. "El toreo debe cambiar su canal de distribución al 'pay per view'", concluye. 
30-11-2020 | Fuente: abc.es
La extrema derecha alemana, hundida en las encuestas, hará campaña con un programa social
Ha bastado media legislatura en el Bundestag para que el partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD) toque techo y comience un descenso en picado. Según el último sondeo del Instituto?Forsa, solo obtendría un 7% si hubiera elecciones hoy mismo, su peor resultado desde julio de 2017 y lejos del 15% que disfrutó en el momento más agudo de la crisis de los refugiados. Una vez encauzada la situación migratoria y en medio de una pandemia global ?en la que Alemania compra vacunas junto con el resto de socios europeos para obtener así mejores condiciones de mercado? su oposición sistemática a Bruselas es percibida como tendencia suicida. Además Bruselas ha dejado de ser un ente abstracto, lejano y oscuro para muchos descontentos desde que la cristianodemócrata (CDU) Ursula von der Leyen preside la Comisión y hace periódicas y cristalinas declaraciones en alemán explicando la política comunitaria, que muchos seguidores de AfD han descubierto como no tan lejana como creían. El partido ha intentado reaccionar a esta decadencia y ha celebrado este pasado fin de semana un congreso presencial en Kalken, con 600 delegados y con el objetivo de recuperar la iniciativa política gracias a una batería de promesas electorales de carácter social. A la espera de los efectos demoscópicos de ese giro, al que se ha plegado con obediencia el ala más liberal del partido, el congreso ha evidenciado la ruptura manifiesta entre una serie de familias políticas formadas por matrimonios de conveniencia y que no superan el test de estrés ideológico. Este congreso ha sido el escaparate de la división entre los líderes de las facciones «moderada» y «el ala» (Die Flügel). Gestos «moderados» Hace solo un año, AfD se habría convertido en el partido más fuerte en los Bundesländer orientales, donde radica su facción más extrema, liderada por Björn Höcke, líder de Turingia. Pero esa era dorada ha sido también fugaz. AfD ha pasado del primer lugar en las encuestas al tercero. En los mismos distritos en los que en octubre de 2019 obtenía el 24% de los votos, un 1% por delante de la CDU de Merkel, hoy apenas roza el 18%, tras una CDU con el 30% y Die Linke (La Izquierda) con el 19%. Los socialdemócratas del SPD han revivido en el este alemán con hasta un 13% del voto, mientras AfD se hunde en las trifulcas entre sus componentes. El grupo parlamentario ha expulsado recientemente a su portavoz de prensa Christian Lüth después de unos comentarios «inhumanos» sobre los inmigrantes en un documental de televisión. En mayo, la ejecutiva nacional retiró la membresía del ex presidente del estado de Brandeburgo, Andreas Kalbitz, por sus pasados y no confesados contactos con grupos neonazis. Kalbitz fue el artífice del 24% obtenido en las regionales de Brandeburgo, el Land que envuelve Berlín, y se ha llevado con él sus votos. A escala federal, las encuestas más favorables no dan a AfD más de un 11% y desvelan que sus votantes se desplazan con pies ligeros a la CDU, que anota un 35%. Una imagen del congreso de AfD, que contó con 600 participantes - EFE Ese es el motivo por el que el?copresidente moderado, Jörg Meuthen, haya insistido en este congreso en la necesidad de desmarcarse y tomar distancia tanto de movimientos negacionistas, que engrosan sus manifestaciones contra la gestión gubernamental de la pandemia, como de grupos neonazis. Pero las intervenciones de Meuthen han sido interrumpidas por abucheos y por acusaciones de «daños irreparables» al partido. Meuthen, que lleva meses confrontado con los radicales de «el ala», una corriente oficialmente desmantelada pero igualmente presente, ha recriminado a ese sector el que estén tachando de «dictadura sanitaria» a la Alemania actual. «Si fuera una dictadura, no estaríamos aquí», ha defendido, al tiempo que criticaba el hecho de aplicar el término de la ley que en 1933 dio plenos poderes aAdolf Hitler para referirse a la recientemente aprobada reforma de la Ley de Protección de Infecciones para sostener legalmente las restricciones por la pandemia. Tales alusiones «nos hacen atacables», ha advertido. El hombre que hasta ahora mantenía unidas a las diferentes facciones de AfD, A lexander Gauland, de 79 años de edad y cuya familia desea desde hace tiempo que se retire, abandonó el congreso del partido en ambulancia a causa de «una vena sangrante en la nariz», después de una intervención en la que trató de poner orden, acusando por un lado a Meuthen de polarizar el partido y al ala radical de su falta de visión estratégica. Antes de ser evacuado, dejó una vez más unos mínimos cerrados. Casi el 89% de los delegados votó el Concepto Social y los moderados prevalecieron en las elecciones parciales para la junta ejecutiva federal. El presidente federal Tino Chrupalla fijó las líneas de precampaña, de cara a las elecciones de 2021. «Garantizaremos a todas las personas que han trabajado toda su vida, una pensión adecuada», dijo, señalando la «necesaria libertad en el momento de la jubilación, la abolición de las pensiones de los políticos y la previsión de vejez para los autónomo». AfD llevará en su programa electoral un reembolso de 20.000 euros por cada hijo a los padres en forma de contribuciones al seguro de pensiones. La propuesta de una renta mínima universal de 500 euros para los alemanes, a la que optarían solamente los extranjeros con permiso de residencia y que hayan cotizado durante al menos 10 años en el país, ha sido objeto de debate y queda finalmente en abierto. En política de salud, AfD quiere fortalecer los seguros médicos obligatorios y privados, mejorar la atención ambulatoria a los pacientes, reducir el IVA sobre los medicamentos y mantener la atención médica hospitalaria en las zonas rurales. Capitalizar las crisis «como Podemos en España» La vocación social de AfD forma parte de sus principios fundacionales al mismo nivel que su intención de capitalizar el descontento ciudadano por las consecuencias de las crisis. Este es el motivo por el que medios alemanes, como el semanario Die Zeit, se han referido en ocasiones a Podemos como «la AfD de izquierdas en España». Había cierta expectación por saber si esta nueva vuelta de tuerca social molestaba a la presidenta del grupo parlamentario, Alice Weidel, de ideología liberal y que antes de su etapa política trabajó para Goldman Sachs y Allianz Global Investors Europe. La pregunta en directo de un periodista de la cadena de televisión «Phoenix», en los pasillos del congreso de Kalken, tras la que Weidel se levantó e interrumpió la entrevista, se convirtió ayer en uno de los vídeos más difundidos en las redes sociales alemanas. En alusión al protagonismo de la política social en el programa electoral, el periodista intentaba dirimir si lo que en el congreso ha sido definido como «dirección hacia el socialismo patriótico» era comprable con la dirección hacia el «nacional-socialismo». «¿Dirección hacia qué, por favor?», se distanció Weidel, consciente de las connotaciones históricas de la comparación. El reportero respondió que solo había citado un artículo de prensa, sin adoptar su contenido, pero Weidel alcanzó a decir ante el micrófono «esto es indignante», antes de abandonar bruscamente la entrevista y marcharse sin una palabra de despedida. «Sean más amables» El carácter principalmente social del próximo programa electoral ha sido presentado por el presidente de AfD, Jörg Meuthen, como una seña de identidad de la formación política. «No lograremos más éxito apareciendo cada vez más agresivos, cada vez más groseros, cada vez más desinhibidos», ha dicho a los delegados, «es incorrecto mostrar solidaridad con los miembros del partido que disfrutan del papel de provocadores». Su esperanza de recuperación en las encuestas, de cara a las elecciones fijadas ya para el 24 de octubre de 2021, es hacerse con el voto de los perjudicados por las crisis económica causada por la pandemia y de la franja de población que ve su jubilación ya próxima en el horizonte, una jubilación muy recortada respecto a los estándares de hace solo diez años. En la trastienda de Kalkel se ha hablado del aumento del paro que ocasionarán la pandemia y las reconversiones de varias industrias alemanas.
29-11-2020 | Fuente: as.com
Favre-Haaland: aumentan las hostilidades
Tras perder ante el Colonia, Favre le pidió más sobre el verde y afirmó que aún no era una estrella en la televisión alemana. Haaland cuestionó su reparto de minutos.
29-11-2020 | Fuente: abc.es
El régimen cubano tardó 24 horas en incumplir sus compromisos con los artistas
Apenas 24 horas tardó el régimen cubano en incumplir los compromisos hechos el viernes a un grupo de artistas que se reunieron con el viceministro de Cultura, Fernando Rojas. Tras cinco horas de reunión se acordaron varios puntos, entre ellos, interesarse con urgencia sobre la situación de músico Denis Solis, condenado a 8 meses por un presunto delito de desacato; que el artista Luis Manuel Otero Alcántara, pudiera volver a su domicilio, algo que no se ha producido; y garantías de que los asistentes al mitin, en el que participaron casi 300 personas el viernes, no sufrirían represalias. Este último también fue violado pues agentes de la Seguridad del Estado detuvieron horas después del encuentro a varios miembros del Movimiento San Isidro (MSI), según recoge Diario de Cuba. «Acabamos de ser detenidos a una cuadra de la casa de Maykel Castillo (Osorbo), como saben está en huelga de hambre, está convaleciente, se siente mal. Estuvimos y hablamos un rato con él. Cuando salíamos nos para un dispositivo de la Seguridad del Estado y de la Policía», declaró Michel Matos, uno de los portavoces del MSI. Los agentes habrían alegado la violación de los protocolos sanitarios contra el Covid, al considerar que Castillo podría ser un foco de contagio. Este es el mismo argumento que utilizó la Seguridad del Estado para allanar, la noche del 26 de noviembre, la sede el MSI. Otra de los acuerdos incumplidos es el de no difamar a las personas que participaron en la protesta ni en la posterior reunión con el viceministro de Cultura. En pocas horas, la criminalización del MSI se extendía por los medios oficialistas:la televisión y el órganos del Partido Comunista, el Granma, que abría con esa noticia su web este domingo. Demandas al Ministerio de Cultura Hasta tres centenares de artistas, intelectuales y simpatizantes del Movimiento San Isidro se acercaron la noche del viernes a los aledaños del Ministerio de Cultura cubano para hacerse escuchar de una forma pacífica. Sin violencia, con música y a ratos, con aplausos, decenas de personas permanecieron durante horas esperando reunirse con el ministro de Cultura, Alpidio Alonso Grau, para presentarle sus demandas, que se pueden resumir en dos: más libertad y menos represión. El acto, espontáneo, fue la respuesta al allanamiento la noche del jueves de la sede del Movimiento San Isidro (MSI), con la excusa de cumplir los protocolos anti Covid. Los agentes de la Seguridad del Estado se llevaron a las 14 personas que se encontraban en el interior y decomisaron los equipos técnicos, según denunciaron horas después algunos de los miembros del MSI. Entre los detenidos se encontraban también varias de las personas que desde hace días seguían una huelga de hambre como protesta por la detención y condena del músico Denis Solís. Dos de ellos, Luis Manuel Otero Alcántara y Anamelys Ramos estuvieron varias horas desaparecidos. El primero, artista de performance, se encontraría actualmente ingresado en un hospital por su delicado estado de salud, según relató su tío, Enix Berrio, al medio La Hora de Cuba. El viernes, tras tiras y aflojas, un reducido grupo de 32 personas, entre los que se encontraba el actor el actor Jorge Perugorría, pudo acceder al edificio del ministerio donde se encontraron con el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, que escuchó las quejas y agravios que denunciaba este colectivo. Según recogen los médios cubanos, la lista de exigencias que le presentaron a Rojas incluía obviedades para cualquier país democrático, pero no para el suyo, Cuba: el derecho a la libertad de expresión y creación; el derecho al disenso y al posicionamiento independiente; el cese del hostigamiento, la difamación (muy habitual en los medios oficialistas) y la persecución política contra cualquier ciudadano que se muestre en desacuerdo con las políticas del Estado. También pidieron la revisión del caso de Denis Solís, y el derecho de Luis Manuel Otero a regresar a su domicilio, sede del MSI, que sigue vigilado. El actor Jorge Perugorria y el cineasta Fernando Pérez participaron en la reunión con el viceministro de Cultura. - EFE La reunión en el ministerio duró varias horas, mientras tanto, la calma y la expectación acampaban en el exterior, cercadas por los agentes de la seguridad del Estado para impedir que aumentara. No faltaron, sin embargo, los actos represivos, el uso de gas pimienta contra los más rezagados que quisieron sumarse a la concentración. Algo histórico Concluido el encuentro, los representantes de los artistas salieron y expusieron los acuerdos alcanzados con el viceministro de Cultura, como el de abrir un canal de diálogo entre las instituciones y los artistas; interesarse con urgencia por la situación de Denis Solís y Luis Manuel Otero Alcántara; desarrollar una agenda de trabajo múltiple con todos los artistas; revisar la declaración de la AHS (la oficialista Asociación Hermanos Saíz), que calificó de manipulación política la protesta del MSI; respetar los espacios independientes de reunión de los artistas; y garantías de que los asistentes al mitin no sufrirían represalias. También acordaron la celebración de una reunión la próxima semana con el ministro de Cultura. «Lo que ha ocurrido hoy es histórico», expresó el dramaturgo, Yunior García, de 38 años, a la salida de la reunión. Mientras que Perugorría aseguró que «es la hora de dialogar y creo que ustedes los jóvenes deben ser escuchados». El sueño del diálogo pareció diluirse tan solo unas horas después.
28-11-2020 | Fuente: abc.es
Alerta máxima en las embajadas israelíes después de que Irán anuncie «una dura venganza»
El asesinato de Mohsen Fajrizadeh provocó una oleada de protestas en las que los sectores más radicales de Irán pidieron la retirada definitiva del país del acuerdo nuclear firmado en 2015 y la expulsión de los investigadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) por «espías». El enfado en las calles llegó acompañado de la primera intervención del Líder Supremo, Alí Jamenei, que ordenó que los asesinos «sean castigados». El presidente, Hasán Rohani, señaló de nuevo a Israel, le acusó de querer «sembrar el caos» y anunció que la venganza llegará «en el momento apropiado». El Estado judío ordenó elevar las medidas de seguridad en todas las embajadas ante el riesgo de una posible represalia. Jamenei y Rohani combinaron las palabras sobre la respuesta al asesinato del que era jefe del Departamento de investigación e innovación del Ministerio de Defensa con la importancia de seguir adelante con «el esfuerzo científico y técnico de este mártir en todos los ámbitos en los que estaba trabajando», declaró Jamenei. El presidente se mostró tranquilo en un discurso televisado en el que apuntó que «la nación iraní es demasiado inteligente como para caer en la trampa de la conspiración de los sionistas». El clérigo moderado, cuyo mandato expira en 2021, se comprometió a que la muerte de este experto «no perturbe» los avances científicos. La respuesta de Teherán es la gran cuestión y analistas como Abbas Aslani, en declaraciones a Reuters, consideraron que «es inevitable la represalia porque si no hace nada la otra parte recibe el mensaje de que tiene vía libre para nuevos asesinatos, pero al mismo tiempo Irán debe ser cuidadoso para que esto no se convierta en una escalada sin control», que en este caso podría afectar a toda la región. «Tanto si Irán decide vengarse, como si no lo hace, este asesinato complica los planes de Joe Biden de volver al pacto nuclear», escribió en las redes sociales el antiguo jefe de la inteligencia israelí y director del centro de estudios estratégicos Institute for National Security Studies (INSS), Amos Yadlin. Como ocurrió tras el asesinato del general Suleimani en Irak a comienzos de año, los iraníes responden a estas acciones para mantener su capacidad de persuasión. En aquella ocasión atacaron con misiles bases de Irak en las que había presencia de tropas estadounidenses, pero fue un ataque medido en el que no causaron bajas al enemigo. El ministro de Defensa, Amir Hatami, declaró a la televisión estatal que el asesinato del científico está «claramente vinculado» con el de Suleimani, que fue abatido por un dron. Ahora todas las miradas apuntan al Estado judío y la mayor amenaza que recogen los medios israelíes son posibles acciones por parte de grupos como Hamás, desde Gaza, o Hizbolá, desde Líbano, ambos aliados de Teherán. En las calles de Teherán se vieron los primeros carteles con Fajrizadeh junto a Suleimani y Abu Mahdi Muhandis, cabecilla de las milicias chiíes de Irak, las tres figuras que han sido asesinadas en este 2020. Su presencia en estos carteles simboliza la importancia que tenía dentro del organigrama del programa atómico. El ministro de Exteriores, Javad Zarif, pidió a la Unión Europea la condena del asesinato y obtuvo un mensaje del alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que calificó lo sucedido de «acto delictivo que va en contra del principio de respeto de los derechos humanos». Fajrizadeh, al que Israel y Estados Unidos consideraban «padre del programa nuclear», era una persona alejada de los focos de la que apenas se tenía información. Fue el único científico nombrado en la «evaluación final» elaborada por la AIEA en 2015 en la que se le describió como supervisor de las actividades «en apoyo de una posible dimensión militar del programa nuclear». Benjamín Netanyahu sacó su nombre a la luz en 2018 en una comparecencia y pidió a la audiencia que anotara su nombre y apellido. Fajrizadeh es el quinto científico asesinado en la república islámica desde 2010.
28-11-2020 | Fuente: as.com
Real Madrid - Alavés: horario, TV y dónde ver LaLiga hoy
Fecha, horario, cómo ver en vivo y en directo en televisión y cómo seguir online el Real Madrid-Alavés, correspondiente a la jornada 11 de LaLiga Santander.
1
...