Infortelecom

Noticias de telegram

11-02-2018 | Fuente: abc.es
Putin fulmina a todos los que se atreven a hacerle frente
Pese a que el sondeo más reciente le otorga un 71,4 por ciento de intención de voto de cara a las presidenciales del 18 de marzo, el presidente Vladímir Putin, por si acaso, blande con firmeza la vara represiva contra sus adversarios. El exgobernador liberal de la región rusa de Kírov, Nikita Belij, acaba de ser condenado a ocho años de prisión en «régimen severo» en un proceso por soborno que sus abogados consideran «amañado» y «sin una sola prueba». «Putin, además de un ladrón, es un cobarde. Primero nos roba las elecciones, sustituyéndolas por un espectáculo barato, y ahora, de forma cobarde, envía a la cárcel a quienes no están de acuerdo con él», afirma el líder opositor ruso, Alexéi Navalni, en la red social Telegram. Navalni, que no ha podido presentar su candidatura a los comicios de marzo por tener antecedentes penales, y se le detuvo el 28 de enero mientras participaba en la manifestación que él mismo convocó para pedir el boicot electoral, está en libertad con cargos. Cree que le volverán a caer, como mínimo, otras tres semanas de prisión menor (el año pasado tuvo ya tres sentencias) por acudir y llamar a sus seguidores a un acto no autorizado. «Pero me condenarán de tal manera que consigan hacerme desaparecer en la víspera de los comicios y durante su celebración». «Pero me condenarán de tal manera que consigan hacerme desaparecer en la víspera de los comicios y durante su celebración», afirma Navalni El pasado lunes, el líder opositor fue interrogado, ya que pende sobre él la posibilidad de ser imputado también por agresión a un agente en el momento de su detención. Las imágenes del arresto, distribuidas por medios de comunicación y redes sociales, no muestran nada parecido, lo que hace temer en nuevas acusaciones infundadas. Según los datos que maneja, «hay 37 personas con penas ?de prisión menor? por ir a la concentración del día 28», incluidos varios activistas de su organización, la Fundación de Lucha contra la Corrupción (FBK). El analista ruso, Antón Orej, deplora en su blog la sentencia dictada contra Belij, señalando que «era un gobernador leal al Kremlin, pero trató de construir en Kírov una isla de liberalismo moderado y eso no se lo han permitido, no se lo permitirán a nadie». Según sus palabras, «lo sucedido con Belij no es algo casual que emane de una decisión judicial, en Rusia no existe la Justicia independiente, es una nueva advertencia ejemplarizante». El hecho, a su juicio, es que nadie puede ocupar un cargo en el Estado, tenga la importancia que tenga, «sin compartir plenamente el punto de vista del actual poder en todos los terrenos, político, ético, estético..». Cargos inventados Orej lamenta que «cuando hizo falta poner en fila a los empresarios al servicio del poder, se inventaron el caso Jodorkovski, cuando hubo que ratificar el cristianismo ortodoxo como religión de Estado recurrieron al caso Pussy Riot, cuando la gente se permitió salir a la calle y empezar a manifestarse echaron mano del caso Bolótnaya, cuando hubo que poner freno al intento de acabar, aunque fuera tímidamente, con tanta burocracia, metieron a Uliukáyev en la cárcel (..) y el siguiente será Kiril Serébrennnikov», director de teatro crítico con Putin, acusado de cohecho y en arresto domiciliario actualmente. A Mijaíl Jodorkovski, que fue patrón de Yukos, entonces la mayor petrolera rusa, le arrestaron el 25 de octubre de 2003 y fue condenado en dos procesos por distintos delitos económicos a 14 años de cárcel. Él siempre se declaró inocente. Sus colaboradores estiman que la verdadera causa de su persecución fue financiar partidos de oposición, criticar la corrupción reinante en el Kremlin y mantener una amplia cooperación con petroleras estadounidenses. Tras pasar diez años entre rejas, Putin le indultó en diciembre de 2013, en la víspera de la Olimpiada de Invierno de Sochi. El magnate vive fuera de Rusia por miedo a ser procesado de nuevo. Jodorkovski, en agosto de 2008 - REUTERS En aquella época salieron también de la cárcel amnistiadas las integrantes del grupo punk Pussy Riot, María Aliójina y Nadezhda Tolokónnikova, a tres semanas de cumplir la pena de dos años de prisión que les fue impuesta por escenificar una plegaria musical en el altar de la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, implorando a la Virgen María «librar a Rusia de Putin». El 6 de mayo de 2012, justo un día antes de que Putin tomara posesión para el mandato que finaliza ahora, tuvo lugar una concentración contra su política en la Plaza Bolótnaya, cerca del Kremlin. Las movilizaciones habían comenzado ya en diciembre de 2011. Los enfrentamientos que hubo con la Policía sirvieron de pretexto, no obstante, para detener a 400 manifestantes. Ocho años en «régimen severo», igual que Belij, es lo que tendrá que pasar en la cárcel el exministro de Economía ruso, Alexéi Uliukáyev, por soborno, según la sentencia dada a conocer en diciembre. Se declara inocente y «víctima» de una maquinación del presidente de la petrolera Rosneft, Ígor Sechin, hombre muy próximo al jefe del Estado. A Uliukáyev también se le catalogó como uno de los «liberales» dentro del Gobierno. Puso impedimentos a la compra de la empresa Bashneft por parte de Rosneft y encima se permitió hacer pronósticos sombríos sobre la economía rusa. El espía arrepentido También no son pocos quienes se dejaron la vida en su labor de oposición, personas como el espía del KGB arrepentido y huido, Alexánder Litvinenko, asesinado en Londres con polonio, la periodista Anna Politkóvskaya, por poner al descubierto las atrocidades cometidas en Chechenia por las fuerzas de seguridad, o el exministro, gobernador y diputado, Borís Nemtsov, enemigo irreconciliable de Putin. Ambos acribillados a tiros en Moscú. A Nemtsov lo mataron junto al Kremlin. itvinenko ingresado en el hospital poco antes de fallecer - REUTERS La lista de exiliados es también enorme. El ex campeón mundial de ajedrez Garri Kaspárov es uno de los ejemplos más llamativos por la virulenta campaña de acoso que el poder lanzó contra él. También el que fue consejero presidencial, Andrei Illariónov, el politólogo Andréi Piontkovski y los economistas, Serguéi Guríev, que fue consejero del Gobierno y director de la Escuela de Economía de Moscú, y Serguéi Aleksáshenko, ex subdirector del Banco Central de Rusia. El último en tener que poner pies en polvorosa ha sido el periodista, activista y presidente de la Fundación Borís Nemtsov, Vladímir Kara-Murzá.
09-02-2018 | Fuente: abc.es
«Dar voz a los decepcionados con Daesh ayuda a neutralizar su propaganda»
El «procés» ha copado toda la actualidad española desde septiembre, incluido el primer atentado reivindicado por el autodenominado Estado Islámico en España. El próximo 17 de febrero se cumplen seis meses de la matanza cometida por una célula de varios jóvenes de Ripoll (Gerona), que, según ha concluido el Real Instituto Elcano y varias voces críticas de los cuerpos de policía, evidenció la falta de coordinación y los desajustes en el intercambio de información entre los distintos servicios antiterroristas del Estado. También ha recibido críticas el propio Centro Nacional de Inteligencia, que reconoció haber mantenido contactos con Abdelbaki Es Satty, el autodenominado imán de Ripoll y líder de la célula yihadista que atentó en Barcelona. «Por desgracia creo que hay disfunciones en la coordinación policial. Son rivalidades que se dan no solo en la policía catalana y Ertzaintza, que también, sino entre Guardia Civil, Policía Nacional y CNI. Para neutralizar esta amenaza necesitamos una mayor coordinación de los cuerpos policiales», considera la especialista en terrorismo yihadista Anna Teixidor (Figueras, 1978), autora del libro «En el nombre de Alá» (Ed. Plataforma Actual) fruto de una investigación con casos reales y testimonios como el de Tarek, yihadista de origen marroquí que dejó Cataluña para combatir en las filas de Al Qaida en Siria. ¿Teme que por haber contactado con yihadistas y simpatizantes la policía le haya rastreado y haya pensado que es usted una radicalizada? (Ríe) Nosotros (se refiere a ella y su pareja también periodista) nos hemos conectado con perfiles radicalizados desde nuestro Facebook con nombres y apellidos, también 'messenger', medios de comunicación y dejando claro desde el principio cuál era nuestro propósito. Es muy importante siempre aportar todo eso porque si nuestro objetivo no es periodístico los cuerpos pueden pensar que estamos simpatizando con esta causa, que nos están reclutando o incluso estamos preparando un ataque, hubiéramos tenido problemas importantes con la policía. Es importante ser honesto con la persona con la que estás contactando, sea quien sea, si quieres que te expliquen su vida. La periodista Anna Teixidor - PLATAFORMA EDITORIAL Para un periodista es fácil acceder a sus canales de Telegram, ¿pero es peligroso? No tengo constancia que en España haya habido otros periodistas que hayan contactado con combatientes o personas radicalizadas. Empezamos en un momento, en mayo de 2014, en el que aún no se había ningun atentado de ISIS en Occidente. Eso nos permitió trabajar de esta forma, ahora es muy complicado porque ya pocos se fían en las redes sociales. Estas personas que se van con el ISIS desde España siempre necesitan credibilidad, quieren siempre contrastarlo todo. Si no les das la posibilidad de revisar quién eres, es muy dificil que te den confianza. Siempre cuando hablas con ellos lo cotejan con los libros que tienen, lo que les dice el imam, etc. Los chicos del atentado de Cambrils y Barcelona no conocían la religión. Por mucho que contrasten, a veces les faltan muchas herramientas para hacer este trabajo con fiabilidad. Describe el caso de una joven que fue detenida por un cuerpo policial por su supuesta vinculación terrorista cuando en realidad colaboraba con otros agentes. En el libro denuncia la falta de coordinación policial. ¿Lo de esta joven es un caso aislado? Por desgracia no creo que sea un caso tan aislado. En Mallorca ha salido la sentencia de un chico que supuestamente trabajaba para el CNI pero le detuvo la policía nacional. Este chico ha estado un año y medio en la cárcel, ha habido juicio, el juez se ha creído que trabajaba para el CNI a pesar de ser detenido por CNP (Cuerpo Nacional de Policía), y cuando se le acusaba que reclutaba a gente para ir a Siria en realidad estaba trabajando para un agente del CNI. Desafortunadamente creo que hay disfunciones en la coordinación policial. Son rivalidades no en la policía catalana y Ertzaintza, que también, sino entre Guardia Civil, Policía Nacional y CNI. Para neutralizar esta amenaza necesitamos una mayor coordinación de los cuerpos policiales. En Cataluña hay tres cuerpos policiales y uno de inteligencia trabajando en el mismo lugar. Nos hemos encontrado personas de la comunidad marroquí que han intentado ser captadas como confidentes, colaboradores por más de un cuerpo policial. Varios cuerpos policiales han ido a la misma persona para pedirles que trabajara para ellos. Ves que una persona trabaja para un cuerpo y otro le persigue por creer que está vinculada a organizaciones yihadista. Yo creo que nos la jugamos demasiado todos para que haya estas situaciones. La Fiscalía, Citco (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado).. a veces los confidentes son poco fiables. esto no puede pasar porque hay casos de personas que se la han jugado, infiltrados en las redes sociales y han tratado directamente con personas que están en Siria o Irak; y que sus vecinos piensan que son terroristas porque los han visto desfilar por delante de casa con la Policía, pero no pueden decir que colaboraba para unos agentes porque esto puede perjudicarlos en su integridad física. Hay gente en España que los vecinos creen que son terroristas, las causas se han archivado? La coordinación tiene que funcionar y no solo de cara a la galería. Hemos encontrado personas de la comunidad marroquí que han intentado ser captadas como confidentes, colaboradores por más de un cuerpo policial ¿La chica del libro recibió alguna contraprestación? La chica no recibió dinero, lo que le prometían era cosas como un trabajo para ella o su hermano. Lo hacía más para ayudar y pensando que esto le serviría en otro momento para encontrar un trabajo. Ahora prefiere que no se sepa en prensa y los vecinos piensen que es terrorista a que los yihadistas crean que se ha vendido a la policía. El CNI admitió contactos con el autodenominado imán de Ripoll Abdelbaki Es Satti. Una cosa es haberse leído el Corán y otra conocer con exactitud el islam y las interpretaciones que se tienen que hacer. Del imán de Ripoll todos dicen que estaban fascinados con él porque cantaba muy bien el Corán y que lo tenia muy bien memorizado. ¿Esto significa que conoce el islam? Son preguntas que nos debemos hacer. Lo de Ripoll ha quedado en que el CNI ha admitido que hubo contactos cuando Abdelbaki Es Satti estuvo en cárcel de Castellón. El director del CNI ha pedido comparecer ante una comisión del Congreso donde dará explicaciones pero a puerta cerrada, por tanto dificilmente sabremos qué relación tenía con el CNI: todo lo relacionado con el CNI es secreto de Estado y no se puede saber públicamente por seguridad general. Parece que es imprescindible tener confidentes para adelantarse a un posible ataque. Mas que confidente, lo interesante es tener infiltrados en las células. Tener a infiltrados te permite neutralizar una posible amenaza. Todos los cuerpos han puesto en práctica a gente infiltrada, pero supone un gran esfuerzo del propio agente porque significa que durante esos meses, un año o dos, tienen que cambiar totalmente de vida y adaptarse al hábito de esta célula. Tener a infiltrados supone dedicar muchos recursos para dar apoyo a esta gente. No es nada fácil convivir con personas que están fuertemente radicalizadas. No es solo pasar un rato; estas personas están continuamente consumiendo propaganda yihadista. Sus vidas giran alrededor de esta ideología. Un confidente infiltrado en una célula tiene que tener mucha solidez emocional para poder sobrevivir a todo esto. Las viudas de Daesh El yihadista con el que contactó trató una y otra vez de seducirla para que viajara a Siria. Esto pasa con todos. Estos chicos que están luchando en Siria y están solteros tratan siempre de hacer proselitismo: quieren convencerte que des el mismo paso que ellos. Como en ese momento había pocas mujeres en Siria, pensaban que así no solo ganaban una conversa sino también una mujer. Aunque seas periodista, la gran mayoría acepta hablar contigo para tratar de casarse contigo si terminas yendo a Siria. ¿Cómo han logrado atraer a tantas mujeres occidentales? Nada más entrar en contacto con los chicos entendí perfectamente la vulnerabilidad de estas jóvenes. Ven en ellos a caballeros que están luchando por un ideal justo, por sus hermanos musulmanes que hablan de una vida totalmente musulmana, la sharia, los valores que según ellos tiene que transmitir el islam. Es un proyecto familiar muy atractivo para ellas. Puedo entender la vulnerabilidad de estas chicas de sentirse atraídas para emigrar al califato y casarse con uno de estos yihadistas porque lo que te ofrecían en un momento de vulnerabilidad podía ser perfectamente factible. En mi caso era más complicado: tenía 38 años y con pareja estable. España está a la cabeza de operaciones antiyihadistas en Europa, pero luego se pierde la pista sobre la situación de los detenidos, y si son o no condenados finalmente. Creo que hay un trabajo periodístico por hacer importantísimo y necesario que será comprobar todas estas detenciones a propósito de Daesh. Comprobar exactamente cuántas han quedado archivadas, cuántas con sentencias condenatorias, quiénes han quedado libres.. es un ejercicio periodístico que debemos hacer cuando tengamos mayor perspectiva histórica. No es fácil seguir estos casos. Tienen abogados de oficio en muchos casos y es muy complicado contactar con ellos para seguirles la pista. Es obligado para nosotros ver cómo han quedado estas detenciones. Cuando hay detención hay imágenes, grandes anuncios de Interior, pero cuando quedan absueltos no hay ningún anuncio. Los líderes de las federaciones musulmanas alertaron de los problemas de financiación de las mezquitas tras el atentado de Barcelona y Cambrils. ¿En qué ha quedado eso? Con el proceso catalán el atentado ha quedado en segundo plano. Ahora bien, se están moviendo cosas dentro de las mismas comunidades religiosas para tener un mayor control de los imanes, para tener en cuenta la formación y que no tengan antecedentes policiales. Eso es trabajo de coordinación entre las comunidades musulmanas y los cuerpos policiales. Me consta que las comunidades, sobre todo las federaciones musulmanas, están intentando hacer un trabajo de mayor control de estos imanes y quieren mejorar sus condiciones de vida. Si tienes un contrato de imam cobras los 400 euros y con derecho a sanidad pública, pero si pierdes el trabajo no tienes cobertura para cobrar el paro. Esto se tenía en cuenta para los curas, pero los imanes muchas veces tienen familia y por tanto el contrato de curas y párrocos no puede ser el mismo que para el imam. Me consta que se está trabajando en todo esto. A raíz de lo que ha pasado en Cataluña y con este imam, en Bélgica están trabajando más que nosotros para protocolar todo esto. ¿Nunca se ha planteado que darles voz a los yihadistas es hacerle la propaganda? Cuando nosotros empezamos en esto desconocíamos qué les movía. En ese momento estaba muy legitimado preguntarles por qué tenían estas motivaciones. Esa importante hablar con estas personas porque es una manera de saber qué les han contado para que sepamos como hacer que desenganchen del mensaje. No digo que se pueda desradicalizarlos fácilmente pero conociendo las fases que siguen será un paso para ir poco a poco desmovilizándolos. Es importante dar voz a estos testimonios porque puedes desmovilizar a otros que vayan allí, el testimonio de muchos de los que vuelven es de decepción por tanto es importante que demos a conocer testimonios desmotivados, decepcionados, que lo que les habían prometido era mentira. Para usted, ¿por qué es importante hacerlo? La propaganda de Daesh estaba estratégicamente pensada con una argumentación muy coherente, muy ordenada, que consiguió conectar con población de todo el mundo. Hemos visto una capacidad propagandística que no habíamos visto antes, con Al Qaida estábamos acostumbrados a discursos muy pesados con una única cámara y hablando árabe. Con Daesh la publicidad está tan bien hecha que parece sacada de los videojuegos, que te convierte en protagonista en la vida real luchando por tus hermanos musulmanes en una guerra injusta contra un dictador que mata a niños y mujeres. Lograron una narrativa que captó la atención de muchos musulmanes y conversos en todo el mundo. Este ha sido el gran éxito del Estado Islámico. Ahora ha caído, no tenemos califato, pérdida territorial pero el califato sentimental pervive en personas que viven entre nosotros, que aunque saben que no lo hay territorial tienen la idea de un califato futuro. Aquí es donde se tiene que trabajar, neutralizar ese mensaje, quizá no estén dispuestos a cometer un atentado pero sí a hacer apoyo logístico. Se tiene que hacer un trabajo argumentativo, narrativo, de qué es el islam y qué no es, y neutralizar esta amenaza. ¿Qué hacemos con las viudas de los yihadistas? Es un trabajo que no se está haciendo y que se tendría que trabajar con las familias, viudas y con los huérfanos porque qué mensaje tendrán ellas de unos maridos que los dejaron y que ellas no participaron en la decisión. No sé hasta qué punto son mártires para ellas o terroristas o cuál es el mensaje que ellas transmiten a sus hijos. En el caso de una viuda de Ceuta me dijo que fue al psicólogo de la Seguridad Social le dijo que no estaba de duelo porque lo que ha hecho tu marido no es que se haya muerto de cáncer y no tengo herramientas para ti. La mujer se fue sin ayuda emocional para superar esto. Creo que se tendría que trabajar con estas mujeres y sus hijos. Se les debería tener en cuenta en lo bueno y en lo malo para evitar cosas peores y ayudarlas emocionalmente a estas mujeres y que no han tenido nada que ver con la decisión de sus maridos. Tienen un problema añadido y demostrar que sus maridos están muertos, ningún documento para cobrar la viudedad, poder separarse? Así y todo, son pocos casos, de unas diez o quince viudas en España. También tendrían que recibir algún tipo de ayuda psicológica. Hay una cosa que también me preocupa y es cómo les ayudas para revertir el mensaje de propaganda. La única opción para muchas es ir a la policía, pero a partir de ese momento va a estar monitorizada. Conozco el caso de una madre que fue a la policia despues de que su hija podría haberse radicalizado después de haber conocido a un chico marroquí, por el que lo dejó todo y alejándose de todo el mundo. «Vale, lo apuntamos», le dijo un agente. La policía lo investiga como un delito, pero no se le hace un seguimiento psicológico; no hay organismos para tratar de neutralizar el mensaje y su propaganda.
06-02-2018 | Fuente: elpais.com
Telegram desapareció de la ?App Store? por un caso de pornografía infantil
La aplicación ha vuelto a la tienda electrónica de Apple tras instalar nuevos sistemas de control
01-02-2018 | Fuente: elpais.com
Telegram y Telegram X desaparecen de la ?App Store?
El fundador de la aplicación explica que Apple les notificó que había "contenido inapropiado" al alcance de sus usuarios
23-12-2017 | Fuente: elpais.com
Al menos 10.000 personas murieron en la matanza de Tiananmen, según varios documentos desclasificados
Los telegramas del embajador británico en China en 1989, Alan Donald, revelan la cifra de asesinados en las protestas prodemocráticas
26-10-2017 | Fuente: abc.es
Las claves de los nuevos documentos desclasificados del asesinato de JFK
Miles de documentos secretos sobre el asesinato de John Fitzgerald Kennedy saldrán a la luz a partir de este jueves. Es el último bloque de material sobre el magnicidio que seguía clasificado y que ha despertado mucho interés en EE.UU. Los expertos coinciden en que no hay muchas expectativas de que los nuevos documentos cambien la conclusión más establecida -el asesino, Harvey Lee Oswald, actuó en solitario- o confirmen las diversas teorías conspiradoras sobre quién planeó el ataque. El material, sin embargo, sí podría esclarecer algunos puntos oscuros de las actividades de Oswald y ofrecer nuevos detalles sobre las actividades de la CIA y el FBI en plena Guerra Fría. Las sorpresas, en cualquier caso, no están descartadas. ¿Cómo murió JFK? El 22 de noviembre de 1963, el entonces presidente de EE.UU., John Fitzgerald Kennedy, fue disparado en la plaza Dealey de Dallas (Texas). Iba en un descapotable durante un desfile, junto a su mujer, Jackie, y el gobernador de Texas, John Connally, que también resultó herido, y la mujer de este, Nellie. Según la versión oficial, los disparos los realizó Lee Harvey Oswald, un oficinista vinculado al comunismo, desde la sexta planta del depósito de libros escolares en el que trabajaba. Dos días después, Jack Ruby, un empresario de clubes nocturnos, asesinó a Oswald, sin que éste pudiera dar una versión completa de los hechos. ¿Qué son los documentos del asesinato de JFK? Son más de cinco millones de documentos relativos al magnicidio en poder de Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA, en sus siglas en inglés). El 88% de ese material ya ha sido desclasificado, mientras que otro 11% lo ha sido solo en parte, con omisiones o segmentos borrados. El 1% restante ha permanecido en secreto y es lo que saldrá ahora a la luz ¿Por qué se hacen públicos ahora? En 1991, Oliver Stone estrenó la película «JFK», en la que deslizaba que la muerte de JFK era el resultado de una conspiración del Gobierno. La atención que produjo la película movió al Congreso a buscar más transparencia sobre la información oficial del caso, lo que acabó con la Ley de Recopilación de Documentos del Asesinato del Presidente John Fitzgerald Kennedy. Entre otras estipulaciones, establecía que todos los documentos deberían estar desclasificados en un periodo de 25 años. Ese plazo acaba este jueves, 26 de octubre. ¿Qué documentos se desclasifican? Según algunas estimaciones, basadas en los índices del material que saldrá a la luz, serán unas 113.000 páginas de documentos. Un tercio de ellos son de la CIA, otro tercio del FBI y el resto de diversos organismos gubernamentales -los Departamentos de Justicia y de Estado, o la Hacienda, por ejemplo- y de comisiones de investigación del Congreso. Se espera que haya muchos duplicados y mucha información tangencial que no aporte nada al caso. Hay memorándums, informes, telegramas, cartas, cintas de audio y fotografías. Entre las palabras que más aparecen en el índice están «Jack Ruby», «Rusia» o «Cuba». ¿Se desclasificará todo? Eso está por ver. La decisión última sobre la publicación de los documentos recae en Donald Trump. El presidente de EE.UU. anunció por Twitter la semana pasada que daría la luz verde a la desclasificación, pero advertía que lo dejaba «a la espera de más información». Se sabe que la CIA ha presionado a Trump para que pare la publicación de parte del material, posiblemente porque mostrará las vergüenzas de los métodos de la agencia de inteligencia durante la Guerra Fría. Hasta que no se materialice la publicación, no se sabrá si estará todo el material o parte. ¿Qué puntos oscuros tiene el asesinato de JFK? Tras el magnicidio, se estableció una comisión -bautizada con el nombre de Warren,por el apellido del presidente del Tribunal Supremo, que estuvo al frente- que estudió durante meses el caso. Su conclusión fue que Oswald actuó solo y que él fue el autor de los tres disparos que acabaron con JFK. El dictamen no satisfizo a muchos y las teorías alternativas sobre cómo fue el asesinato surgieron como setas. Se cuestionó que Oswald fuera el único en apretar el gatillo -muchas teorías apuntan a otro tirador en una loma en la dirección en la que viajaba el coche presidencial-, se negó que fuera posible que hubiera un único tirador con las trayectorias de las balas y se presentaron pruebas sonoras de que hubo otros disparos. Incluso una comisión del Congreso a finales de los años 70 concluyó que seguramente Oswald no fue el único participante en el asesinato. A día de hoy, el consenso tanto de la versión oficial como de investigadores independientes, tras decenas de análisis técnicos, es que solo disparó Oswald. Por qué lo hizo, esa ya es otra historia. ¿Hubo alguien detrás del asesinato? Aquí hay tantas teorías conspiradoras como sobre la ejecución del magnicidio. Oswald se fue a la tumba con sus secretos. El asesinato inesperado por parte de Ruby y la insistencia de las autoridades en mantener buena parte de la información en secreto ha alimentado suposiciones variopintas sobre quién estuvo detrás de Oswald. En el tenso clima político de la Guerra Fría, muchos actores podrían estar interesados en eliminar a JFK: el régimen de Fidel Castro -a quien Kennedy trató de echar del poder con la malograda invasión de Bahía de Cochinos-, el exilio cubano -enfurecido por esa desastrosa operación militar-, la mafia estadounidense, el KGB ruso y hasta su vicepresidente, Lyndon B. Johnson, que no tenía la mejor relación con el presidente (esa fue una de las suposiciones de la película de Oliver Stone). Incluso el propio Trump ha contribuido en el pasado a estas teorías conspiradoras, y aseguró durante la campaña que Oswald se reunió antes del asesinato con el padre del senador Ted Cruz, su rival en las primarias republicanas. ¿Aclararán algo de esto los nuevos documentos? La mayoría de expertos que conocen al dedillo la información publicada hasta ahora sobre JFK coinciden en que el nuevo material no traerá «bombas» sobre el magnicidio. Lo que sí se espera es que ofrezca nuevos detalles sobre Oswald y algunos podrían alimentar nuevas teorías. Por ejemplo, información fresca sobre sus actividades en México meses antes del atentado. La CIA le tenía bajo vigilancia entonces, después de que hubiera pasado por la Unión Soviética. Quizá se sepa más de por qué la la inteligencia estadounidense no tenía controlado a un empleado de un edificio por el que pasaba la comitiva presidencial. Sí parece que habrá muchos detalles sobre la guerra sucia de la CIA, sus intentos para derrocar al Gobierno de Castro en Cuba, su participación en el golpe de estado de Vietnam del Sur de 1963 o relaciones embarazosas con autoridades de México. ¿Aparecerán íntegros o con tachones u omisiones? Al igual que con su publicación misma, dependerá de la decisión final del presidente y de las objeciones que pongan las agencias de inteligencia estadounidenses. ¿A quién perjudican y a quién benefician? Las revelaciones sobre todo podrían tener una víctima: la CIA. Los documentos podrían mostrar las vergüenzas de la agencia de inteligencia -sus métodos, sus aliados, su interés por ocultar información, sus errores de cálculo- cuando no pasa por su mejor momento en la opinión pública. El propio Trump, que ha vivido su propia guerra contra la comunidad de inteligencia por el supuesto complot con Rusia para ganar las elecciones, ha alimentado la idea de esta agencia como un «poder en la sombra». EL presidente recibirá con agrado nuevas revelaciones que le den la razón. ¿Dónde se pueden consultar? En la página web de los Archivos Nacionales dedicada a JFK (www.archives.gov/research/jfk) a partir de este jueves. Todavía es una incógnita cuánto material estará disponible y en qué momento. La última vez que se desclasificaron documentos -el pasado julio, y una cantidad mucho menor- los servidores se bloquearon y no hubo acceso durante días. El tamaño del material que saldrá ahora la luz y el interés que ha despertado podrían suponer un gran problema logístico.
27-09-2017 | Fuente: elpais.com
Junqueras publica una cuenta de Twitter y un canal de Telegram para saber dónde votar el 1 de octubre
El vicepresidente de la Generalitat anuncia que se ha actualizado el listado de los colegios electorales
15-09-2017 | Fuente: abc.es
Daesh asume la autoría del fallido atentado en el metro de Londres
El grupo terrorista Daesh asumió la autoría del atentado perpetrado este viernes en el metro de Londres mediante una bomba de fabricación casera que ha dejado al menos 29 personas heridas. En un escueto comunicado publicado en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada, su agencia afín, Amaq, aseguró que una fuente dijo a la agencia que «un artefacto» explotó en el metro de Londres, y que fue llevado a cabo por «un destacamento del Estado Islámico». A diferencia de otros comunicados, Amaq no aseguró en este caso que sean «soldados» de su autoproclamado califato ni mencionó tampoco el número de víctimas que hubo en el ataque. La explosión obligó a cerrar la estación de Parsons Green y los alrededores y a desalojar a los vecinos mientras las fuerzas del orden recogen pruebas forenses que permitan localizar al responsable de este nuevo atentado -el quinto- en el Reino Unido. Los otros cuatro fueron: uno en marzo ante el Parlamento británico; otro en mayo en el estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, el de junio en el puente de Londres, y otro, también en junio, en una mezquita del norte de la capital.
01-09-2017 | Fuente: abc.es
El «regreso» de Daesh en Libia
La toma en diciembre de 2016 de la entonces «capital» de Daesh en Libia por las fuerzas aliadas al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) apoyadas por Estados Unidos pareció descabezar a la facción del grupo yihadista en el país norteafricano, que ha mantenido un muy bajo perfil durante los últimos seis meses. Sin embargo, tras dos atentados en apenas una semana y el relanzamiento de sus comunicaciones propagandísticas oficiales, Daesh en Libia ha comenzado un alarde de fuerza que apunta al «regreso de las huestes del Califato» y su reagrupación en el interior del país. Fuentes militares libias estiman en al menos 1.000 los yihadistas que continúan combatiendo en las filas de Daesh en Libia y que ahora operan en las porosas y amplias áreas desérticas del sur y centro de Libia. «El número de combatientes que continúan con el Daesh se estima en unos 1.000, de diferentes nacionalidades», ha detallado este jueves en declaraciones recogidas por la cadena local Alwasat Mohamed Al Gharsi, portavoz de la sala de operaciones militares «Al Buyan Al Marsus», milicias de Misrata que encabezaron la reconquista de Sirte, capital del Daesh en Libia. Estos 1.000 carniceros del atodenominado Estado Islámico son sólo una pequeña fracción de los 5.000 que engrosaron las tropas de la provincia norteafricana de Daesh, según cifras estimadas de la inteligencia europea y estadounidense. «El estatus de ISIS en Libia es que ahora mismo se están reagrupando. Están en pequeños números.. después de que dejaron a Sirte, desarrollamos inteligencia y los bombardeamos el 18 de enero cuando estaban en la parte sur de Libia. Se han dispersado de nuevo ahora», advirtió ya el pasado marzo el general Thomas Waldhauser, jefe del Comando de África de los Estados Unidos (AFRICOM). Las milicias de Misrata han anunciado en las últimas semanas presencia de Daesh y «actividades sospechosas» en el desierto alrededor de Wadi Allod, un valle situado a unos 130 kilómetros al sur-oeste de Sirte, y en la carretera entre Sirte y Jufra. «Hemos detectado movimientos de Daesh al sur de Sirte, donde están intentando reagruparse y cruzar a través de nuestras líneas en el sur (del país)», declaró a principios de mes Al Gharsi. «Están buscando un nuevo refugio en las regiones centrales. Su número está creciendo constantemente», detalló además un asesor del primer ministro del GNA, Fayez al Serraj, en una entrevista con el London Times. En declaraciones este jueves en rueda de prensa, Al Gharsi ha solicitado al GNA, gobierno auspiciado por las Naciones Unidas pero con escasa legitimidad en el país, dividido por las luchas de poder entre milicias y gobiernos rivales, la creación de una fuerza especial que luche contra los «restos» de Daesh que ahora operan en Jufra y al sur de Sirte. Desde la provincia de Jufra, donde se cree que se han reorganizado los yihadistas, Daesh en Libia ha organizado dos nuevos atentados en apenas una semana: el pasado 23 de agosto, yihadistas de Daesh decapitaron a 11 personas en un asalto a un checkpoint a unos 480 kilómetos al sur de Trípoli, en Jufra. Las víctimas fueron nueve milicianos del Ejército Nacional Libio (LNA) del mariscal y «hombre fuerte» en el este de Libia Jalifa Haftar y dos civiles, según detalló el portavoz de las LNA, el coronel Ahmed Al Mesmari. Amaq reivindicó poco después el primer gran atentado de Daesh llevado a cabo con éxito contra las fuerzas del LNA, que hasta el momento se han enfrentado principalmente a grupúsculos afines a Al Qaida en áreas del este del país. Las fuerzas del LNA también han sido objetivo del último atentado de Daesh en Libia este mismo jueves, cuando un coche bomba detonado en un checkpoint en la ciudad de Naufaliya, a unos 130 kilómetros al este de Sirte, se ha cobrado la vida de al menos cuatro de sus milicianos y herido a otros ocho. El atentado de este jueves ha sido rápidamente reivindicado por la agencia de noticias afín a los terroristas Amaq pero también, tras meses de silencio, por la oficina de comunicación oficial del propio Estado Islámico. Aunque la propaganda «no oficial» de Daesh en Libia no ha cesado en los grupos de Telegram afines a los yihadistas, la organización ha permanecido en estado latente hasta la semana pasada, cuando publicaron un nuevo vídeo que mostraba el establecimiento de un checkpoint yihadista en una carretera del centro de Libia, signo inequívoco de su operación de «regreso» a la actividad insurgente. En el vídeo, publicado por Amaq, se puede observar cómo un grupo de yihadistas de Daesh revisan coches y camiones en la carretera del desierto entre Jufra y la ciudad de Abu Grein (norte). Además, se muestran dos secuestrados de alto perfil político y de seguridad local, lo que confirma denuncias de la intensa campaña de secuestros y extorsión común en los últimos años en Libia, a la que se habrían sumado los yihadistas de Daesh. «La guerra acaba de empezar, regresan las huestes del Califato», rezan los mensajes distribuidos en newsletters del grupo terrorista. Checkpoint de carretera en Jufra, área donde se estarían reagrupando los yihadistas- ABC En 2015, Sirte se convirtió en una de las principales «capitales» del autodenominado Estado Islámico, que gracias al caos en el que se sumió Libia tras la caída del dictador Muamar Gadafi logró poner un pie en más de 200 kilómetros de la costa noroeste del país e imponer su sharía de burkas negros, ejecuciones en las calles, manos cortadas e impuestos sobre la población civil para que llenaban las arcas yihadistas. Tras su expulsión de Sirte, Daesh en Libia no habría logrado todavía restablecer un control similar de territorio en Libia, según un informe de la Misión de la ONU en el país (UNSMIL), que aun así incide en la creciente actividad de los terroristas de Daesh en zonas del centro y sur del país. Con la pérdida de su «capital», los yihadistas se han visto forzados a operar en «células terroristas», que probablemente llevarán a cabo ataques terroristas en su «usual estilo barbárico», según han señalado a este diario analistas libios, que ya apuntaron al sur de Sirte como posible nueva base de operaciones del grupo: «Se verán obligados a operar de forma encubierta. Hasta que puedan encontrar una nueva base, su estrategia se dictará al "estilo guerrilla", para parecer más peligrosos y poderosos de lo que realmente son», señaló el analista en seguridad libio Tarek Megerisi.
24-08-2017 | Fuente: elpais.com
El Gobierno de Holanda atribuye a ?un acto idiota? la alarma de Róterdam
Un mensaje en Telegram del segundo detenido provocó la cancelación del concierto
1
...