Infortelecom

Noticias de sudan

21-08-2019 | Fuente: elpais.com
Militares y civiles ya comparten el poder en Sudán
El Consejo Soberano, liderado por un general e integrado por activistas y juristas, toma posesión con la misión de llevar al país a la democracia tras 30 años de dictadura
21-08-2019 | Fuente: abc.es
Los fieles de Omar al-Bashir trataron de sacarlo de la cárcel
Semanas antes de que el derrocado presidente de Sudán Omar al-Bashir compareciera ante el Tribunal, un grupo de fieles a su régimen intentó sin éxito sacarle de la cárcel, según cuenta la CNN. El expresidente sudanés llegó el lunes por la mañana al tribunal en el primer día de su juicio por corrupción en un gran convoy de vehículos militares equipados con ametralladoras pesadas, procedente de la prisión de máxima seguridad Kober. Los vehículos paramilitares rodearon el tribunal y sus inmediaciones durante las dos horas que duró la audiencia. El motivo de tanta presencia militar sería un supuesto intento de liberación de al-Bashir y otros miembros del régimen perpetrado el 4 de junio, según un informe policial al que ha tenido acceso la CNN. Los hechos se habrían producido en el momento más delicado desde la caída de al-Bashir. El día antes el ejército había irrumpido de manera violenta en la acampada de la oposición en las immediaciones del ministerio de Defensa, en la capital Jartum, causando decenas de muertos. La violencia empleada por parte las fuerzas de seguridad rompió las relaciones entre la junta militar que ostenta el poder desde la caída del presidente y la alianza de la oposición. A resultas de este intento de fuga, el personal de prisiones se vio obligado a extremar las precauciones. Una de las medidas adoptadas en su momento fue trasladar al presidente derrocado a una casa de máxima seguridad donde permaneció un mes y posteriormente fue devuelto a la prisión de Kober, donde durante décadas él mismo había mandado a los disidentes políticos. Otra medida fue trasladar el juicio por corrupción al Instituto de Ciencias Jurídicas y Jurídicas por estar próximo a la cárcel donde al-Bashir permanece desde el golpe militar del 11 de abril. El abogado de al-Bashir ha confirmado a la cadena americana que el exlíder sudanés no ha participado en el plan de fuga y que las autoridades no le han acusado de ser partícipe de la operación fallida.
19-08-2019 | Fuente: elpais.com
El expresidente de Sudán comparece ante la justicia por ?corrupción?
Al Bashir está acusado de "posesión ilegal de divisas extranjeras, de corrupción" y por haber "recibido regalos ilegalmente"
19-08-2019 | Fuente: abc.es
El expresidente de Sudán Omar al Bashir comparece ante los tribunales por corrupción
El ex presidente de Sudán, Omar al-Bashir, llegó el lunes por la mañana al tribunal en un gran convoy militar, según testigos. Se trata del primer día de un juicio por corrupción en el que se le acusa de poseer moneda extranjera (una medida que él mismo aprobó), corrupción y por recibir regalos ilegalmente. Sin embargo, los activistas e impulsores de las protestas esperan que enfrente nuevos cargos de incitación y participación en el asesinato de manifestantes por la represión de las fuerzas de seguridad. Una de las revelaciones que se escuchó en la sala fue que al-Bashir dijo a los investigadores poco después de su arresto que obtuvo 90 millones de dólares en efectivo de la realeza de Arabia Saudita. El encargado de policía Ahmed Ali explicó en la apertura del juicio por corrupción que el «acusado nos dijo que el dinero era parte de una suma de 25 millones de dólares que le envió el príncipe Mohammed bin Salman para ser utilizado fuera del presupuesto estatal», dijo el investigador. En la residencia del exlíder encontraron casi 7 millones de euros y pequeñas cantidades de dólares americanos. Según Ahmed Ali, Al-bashir admitió en el momento de su detención que recibió dos pagos anteriores de 35 millones y 30 millones dólares americanos del rey Abdullah de Arabia Saudita, quien murió en 2015. El depuesto líder de Sudán, que no recuerda en qué se empleó dicha suma, escuchó el testimonio de primera mano pero no hizo ningún comentario al respecto. El juicio arranca cuando los gobernantes militares y la coalición opositora de la Alianza para la Libertad y el Cambio han comenzado a implementar un acuerdo histórico que está destinado a allanar el camino para un gobierno civil y llega tan solo dos días después de que ambas partes aprobaran una nueva Constitución . Decenas de miles de personas salieron el sábado a las calles de la capital, Jartum, para celebrar la firma de la nueva Carta Magna tras meses de conversaciones interrumpidas por las continuas muestras de represión por parte de las fuerzas de seguridad. Los miembros del equipo legal del expresidente sudanés, que incluye a casi 100 abogados, se muestran optimistas y confían en que el tribunal rechazará los cargos de corrupción porque cuando supuestamente cometió dichos delitos Al-Bashir gozaba de inmunidad. Por su parte, los abogados de derechos humanos tienen previsto presentar cargos por delitos más graves una vez se forme el gobierno civil. Hasta el momento, las autoridades de Sudán se han negado a entregar al exdictador al Tribunal Penal Internacional en La Haya, que lo acusó de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio en La región de Darfur. Entre 200.000 y 400.000 personas murieron en el conflicto y otros 2.7 millones fueron desplazados, según las Naciones Unidas. Omar al-Bashir, que se encuentra en prisión desde que fue expulsado del poder en abril, se enfrenta una larga pena de cárcel si es declarado culpable. La próxima sesión está programada para el sábado.
17-08-2019 | Fuente: elpais.com
Militares y oposición firman en Sudán el acuerdo final para la transición democrática
La junta y la plataforma civil que derrocó a Al Bashir compartirán el poder durante tres años y hasta la celebración de elecciones
17-08-2019 | Fuente: abc.es
Así se muere en el Mediterráneo: «Salimos 15 y solo quedo yo»
Mohamed Adam Oga, 38 años, ha sido el único superviviente de un grupo de 15 personas, procedentes de Etiopía, Ghana y Somalia, que partieron de Libia en una lancha neumática. Todos sus compañeros de viaje, entre ellos una mujer embarazada, murieron deshidratadas bajo un sol abrasador. Su dramática odisea durante un eterno viaje de 11 días la ha contado al periódico «Times of Malta» en el hospital Mater Dei de La Valletta. Es una historia increíble que no puede dejar a nadie indiferente. «Partimos 15, entre ellos una mujer encinta. No teníamos agua, ni alimentos, ni carburante. Salimos el primero de agosto de la playa libia de Zaywa. Pagamos 700 dólares. Los traficantes nos dieron un GPS y nos dijeron: ?Id hacia Malta. Primero se agotó el combustible, después el agua y luego los alimentos. Comenzados a beber agua de mar. Después de cinco días murieron las primeras dos personas. Después cada día morían otras dos», relata. La mujer embarazada y otro hombre procedían de Ghana, dos eran de Etiopía y el resto de Somalia. Originario de Etiopia, Mohammed cuenta haber sido un político del Frente de Liberación de Oromo (una organización política constituida en 1973 por nacionalistas del grupo étnico Oromo para promover la independencia de la región de Oromia). «Si regreso a Etiopía, seré arrestado», confiesa. En los últimos 15 años, Mohamed vivió en Eritrea y después en Sudán, donde a consecuencia de una graves crisis política ha habido masivas protestas y homicidios. Mohamed viajó a Libia por indicación de amigos en Alemania que le sugirieron unirse a ellos. Una vez en Libia, encontró a Ismail, joven de 20 años de Somalia, y a un traficante de seres humanos que organizó su travesía en una lancha neumática hacia la Europa que soñaban. «Ismail me dijo: Vamos a morir juntos», recuerda. Especialmente dramático es su testimonio sobre cómo él y sus compañeros de viaje gritaron desesperadamente para obtener ayuda de los barcos y helicópteros que veían: «Vimos muchas naves. Gritamos: ?¡Socorro, socorro!? Gesticulábamos con los brazos, desesperados, para hacernos escuchar. Pero, nada. Veíamos pasar aviones y helicópteros sobre nuestras cabezas, pero ninguno nos socorrió». Un horror cotidiano Al describir cómo sus compañeros de travesía, uno a uno, fueron perdiendo la vida, cierra los ojos: «Han muerto en la barca. Hacía mucho calor. Estábamos ya sin alimentos ni agua». Con enorme fatiga Mohammed Adam Oga ha explicado que los cuerpos de los compañeros muertos comenzaron a descomponerse por el calor: «Hacía un calor terrible y los cuerpos comenzaban a ir en putrefacción. No tuvimos otra opción que arrojarlos al mar por el insoportable olor». Al final, sobre la lancha neumática solo quedaron dos, Mohamed e Ismail, su joven compañero, al que los socorristas de Malta encontraron muerto en la barca: «Ismail me dijo: ?Vamos a morir juntos, al fin y al cabo han muerto todos?. Después tiró al mar el teléfono y el GPS. Yo le dije: ?Si quieres morir, muere tú, yo no quiero morir?». Los últimos días de la travesía, Mohammed los recuerda de forma muy confusa, «como un sueño». El pasado lunes, un helicóptero de las Fuerzas Armadas de Malta lo salvó, después de que un avión de Frontex (la Agencia europea para la guardia de las fronteras y costas) hubiera visto la lancha neumática. A bordo, al lado de Mohammed, solo estaba el cadáver de Ismail. Las Fuerzas Armadas hicieron la foto, hoy dramático testimonio del horror cotidiano en el mar Mediterráneo. Mohamed ha podido contarlo, cree en los milagros y expresa su gratitud a los militares que lo salvaron: «Dios mandó a los malteses para salvarme».
03-08-2019 | Fuente: elpais.com
Oposición y Junta Militar anuncian un acuerdo constitucional en Sudán
El pacto se sellará en las próximas 48 horas poniendo fin a tensos días con varios manifestantes muertos
01-08-2019 | Fuente: abc.es
Estados Unidos salda otra cuenta del 11-S con la muerte del hijo de Bin Laden, Hamza
Habían pasado dos meses de los ataques del 11-S a las Torres Gemelas y al Pentágono. Era comienzos de noviembre de 2001 y Osama bin Laden, el líder de Al Qaida, la organización terrorista que ejecutó el mayor atentado sufrido por EE.UU. en su historia, se despedía de tres de sus hijos a la sombra de un olivo en las inmediaciones de Jalalabad, en Afganistán. Uno de ellos, Bakr, se distanciaría de Al Qaida. Otro, Khalid, moriría una década después tratando de salvar la vida de su padre. El tercero, Hamza, se convertiría con el tiempo en su sucesor aparente. No lo llegará a ser, porque esta semana se ha conocido que ha muerto. La escena la dibujó en 2017 Ali Soufan, un ex agente especial del FBI que estuvo en la primera línea de batalla contra Al Qaida, en un perfil sobre Hamza bin Laden publicado en 2017 por el Centro para el Combate del Terrorismo de West Point, la academia militar de élite de EE.UU. En aquel entonces, Hamza se había convertido en una de las voces principales de Al Qaida y en candidato preferente para tomar algún día las riendas de la organización. Ese mismo año, EE.UU. le colocó en la lista de «terroristas globales». En febrero de este año, el Departamento de Estado ofreció una recompensa de un millón de dólares a quien diera con su paradero. Naciones Unidas también le incluyó en su lista de sancionados. Ahora se cree que la recompensa y las sanciones estaban muertos: probablemente murió en algún momento de 2017 o 2018. Hamza, del que se cree que nació en 1989, era el favorito de entre las dos docenas de hijos que se cree que tuvo Osama bin Laden. Estaba destinado para serlo, ya que su madre, una psicóloga infantil de buena familia saudí, era también la mujer preferida por el líder terrorista. Seguidor de la yihad Hamza y el resto de la prole siguieron a Osama y su yihad: de Arabia Saudí a Sudán y, de allí, a Afganistán, donde Al Qaida encontró apoyo y refugio entre los talibanes. La familia se estableció en Kandahar y Hamza pronto cobró protagonismo en las actividades de su padre: apareció en vídeos de propaganda -hasta hace poco, la última imagen que había de él era de una de esas grabaciones-, recibió entrenamiento militar de los yihadistas, pronunciaba sermones agresivos y deleitaba a sus familiares con poemas y lecturas de rezos. La vida de los bin Laden cambió con los atentados del 11-S. Osama se convirtió en el objetivo número uno de EE.UU., se desató la guerra de Afganistán y todo el clan corría peligro. El líder buscó cobijo en las cuevas de Tora Bora, cerca de la frontera con Pakistán, y la familia se desbandó. Muchos, entre ellos Hamza y su madre, encontraron refugio en Irán. Teherán no era el destino lógico: Irán es la gran potencia chií y los bin Laden y Al Qaida son de fuerte inspiración suní. Pero para los líderes iraníes, la presencia de los bin Laden podía funcionar como moneda de cambio con EE.UU. u otros países. Hamza permaneció oculto durante años en su cautiverio iraní. Su entrada en la edad adulta reforzó la cercanía ideológica con su padre. Se casó con la hija de uno de sus lugartenientes -se cree que después se casó también con la hija de Mohammed Atta, el cerebro del 11-S- y la correspondencia entre ambos mostró una lealtad completo a la jihad y una adoración por parte del padre hacia el hijo. Irán soltó a Hamza y a otros hermanos en 2010 en un intercambio con un diplomático iraní que había caído en manos de Al Qaida. Se establecieron en Waziristan, donde había un grupo de efectivos del grupo terrorista. No era el lugar más seguro: uno de sus hermanos, Saad, murió por un misil estadounidense. Osama bin Laden vivía escondido en Abbottabad, en el lado paquistaní de la frontera con Afganistán. Cuando la decisión de que Hamza se reuniera allí con su padre estaba tomada y los preparativos listos, las fuerzas especiales de EE.UU. asaltaron el refugio de Osama y acabaron con su vida y con la de otro de sus hijos, Khalid. Hamza se salvó del mismo destino «por semanas o incluso días», aseguraba Soufan. Hamza, el sucesor El hijo favorito de Bin Laden volvió a salir a la luz en 2015, cuando Al Qaida había perdido buena parte de su empuje y Ayman al-Zawahri estaba al frente de la organización. «Es un joven león de la guarida de Al Qaida», le presentó al-Zawahri. Rápidamente, se convirtió en una de sus principales voces, con mensajes que llamaban a los musulmanes de todo el mundo a atacar intereses occidentales y judíos, a la expulsión de la monarquía en Arabia Saudí, a la liberación de los palestinos y, también, a la venganza de su padre. A pesar de no tener apenas experiencia en el campo de combate ni en la gestión de redes terroristas, su pedigrí le colocó como posible sucesor de al-Zawahri. «Su ascenso es un reflejo de la debilidad de Al-Qaida», asegura ahora en un artículo Daniel Byman, del Centro de Política en Oriente Medio de la Brookings Institution. El grupo terrorista había perdido influencia respecto a grupos en expansión como Daesh y Hazman podría ser una voz atractiva, por su conexión con Osama bin Laden, para captar apoyos en las generaciones jóvenes. Pero lo cierto es que no tenía la consideración de líderes como Musab al-Zarqawi, de Al Qaida en Irak, o Abu Bakr al-Baghdadi, de Daesh, ambos curtidos en la primera línea de combate. Su ascenso, y caída, son reflejos de la pérdida de fortaleza de Al Qaeda, que no ha conseguido atacar intereses en Occidente en más de una década.
01-08-2019 | Fuente: as.com
Los equipos de la Asobal sudan sin sus sudamericanos
Los equipos españoles nutren a las selecciones de Argentina, Brasil, Chile y Cuba, ahora disputando su continental en Lima
17-07-2019 | Fuente: abc.es
La junta militar de Sudán y la oposición firman un acuerdo para compartir el poder los próximos tres años
La junta militar de Sudán y la Alianza por la Libertad y el Cambio (ALC), han acordado un gobierno de transición para los próximos tres años. Después de romper las negociaciones en varias ocasiones y numerosos retrasos, las dos partes implicadas firmaron un esperanzador acuerdo para compartir el poder y romper así con el estancamiento político desde la caída del expresidente Omar al Bashir el 11 de abril. La transición durará un período de un poco más de tres años, hasta la celebración de las elecciones en 2022. La «declaración política» se firmó a primera hora de la mañana del miércoles tras una intensa noche de negociaciones en Jartum , la capital del país y escenario de la peor masacre contra los manifestantes que pedían un gobierno civil tras el derrocamiento de al-Bashir. El acuerdo establece la creación de tres órganos: el Consejo Soberano, el gobierno y el Parlamento. El documento, que tiene 22 cláusulas, detalla que el nuevo consejo estará formado por 11 miembros, seis de los cuales serán civiles y los otros cinco forman parte del Consejo Militar de Transición (TMC). Los primeros 21 meses un militar presidirá dicho organismo y luego lo liderará un civil los siguientes 18 meses. Por su parte, el gobierno estará formado por un primer ministro -un civil-, quien será el encargado de nombrar a un máximo de veinte ministros. Los militares elegirán a los titulares de Defensa e Interior. El pacto para la formación de este nuevo órgano fue alcanzado a principios de mes, pero la brutal represión de un sector de los militares todavía estaba en la retina de los manifestantes. Las fuerzas de seguridad dispersaron una sentada de manifestantes el 3 de junio causando la muerte de al menos 128 personas, según la alianza de la oposición. Por su parte, las autoridades estimaron que la cifra fue de 61 fallecidos, entre los que incluían tres miembros del ejército. Este fatídico episodio será investigado por parte del nuevo organismo, según confirmaron ambas partes aunque se desconocen los detalles. A pesar de que la firma del acuerdo supone un gran avance, todavía quedan temas importantes que negociar como la redacción de la nueva Constitución que pondrá punto y final a las leyes del régimen militar de al-Bashir. Según un mediador de la Unión Africana, el viernes se podría firmar la declaración constitucional. Otro punto polémico es la «inmunidad absoluta» que el TMC había pedido para los miembros del consejo soberano y ejecutivo ; algo que el movimiento de protesta no está dispuesto a consentir. Sudán ha sufrido tres transiciones en las últimas seis décadas.
1
...