Infortelecom

Noticias de sudamerica

29-09-2017 | Fuente: as.com
La selección Sub-15 de Perú convoca a... ¡Osama Vinladen!
La selección peruana, en vista al próximo Sudamericano, ha convocado a un jugador de Unión Comercio con un nombre similar al del famoso terrorista.
26-09-2017 | Fuente: elpais.com
El fracaso de la ?revolución cultural? del chavismo
La suspensión del premio de novela Rómulo Gallegos y de la gira de la Orquesta Juvenil de Venezuela por Estados Unidos evidencia la crisis del sector en el país sudamericano
23-09-2017 | Fuente: elpais.com
El rey del tabaco paraguayo
El grupo Tabesa, una de las mayores productoras de cigarrillos de la región y propiedad del presidente del país sudamericano, encabeza una industria siempre polémica
23-09-2017 | Fuente: abc.es
EE.UU. considera que Venezuela está cerca de ser un «narcoestado»
Estados Unidos considera que Venezuela está cerca de ser un «narcoestado» debido al «hecho irrefutable» de que miembros del Gobierno están implicados en actividades de tráfico de drogas, unos actos que pueden desembocar en más sanciones contra el país en los próximos meses. El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para la Seguridad y la Lucha Antinarcóticos, William Brownfield, hizo esas valoraciones en una conferencia de prensa telefónica para evaluar sus 38 años en la carrera diplomática, a los que pondrá fin el 30 de septiembre. «La expresión de narcoestado, para mí, quiere decir un Estado cuyo Gobierno está formado o dominado por representantes de la industria de la droga ilícita, esa es la definición. Y digo yo que, en este momento, Venezuela se acerca a ese punto», consideró Brownfield, que fue embajador en el país sudamericano de 2004 a 2007. El diplomático, no obstante, consideró que el Gobierno de Venezuela no está «dominado» por la industria narcotraficante, aunque sí está «penetrado» e «influenciado» por ella. Brownfield consideró que Venezuela sigue siendo uno de los mayores desafíos para EE.UU. en cuanto a narcotráfico, aunque menos que hace cinco años, cuando el país era el responsable del 50% de la cocaína procedente de Colombia, un porcentaje que se ha reducido «bastante» en los últimos años. «Venezuela es aún responsable de mucho del movimiento de los fondos ilícitos producidos por la industria narcotraficante, por sus instituciones grandes que procesan mucha plata en un día normal de trabajo, pero también en cuanto a sus instituciones de seguridad y de justicia», subrayó. Añadió, de esa forma, que la crisis de Venezuela no es solo un problema político, democrático, de seguridad, de salud y de nutrición, sino también de «presencia y penetración de organizaciones criminales», un elemento que Brownfield pidió incorporar al debate internacional sobre el país. «Es un hecho irrefutable» «Sí puedo decir que la droga ilícita es parte del paquete de desafíos y que las sanciones de mi Gobierno están basadas en el hecho irrefutable de que hay muchos miembros de ese Gobierno (de Venezuela) que participan de eso», dijo el veterano funcionario estadounidense. Sobre el tema de las sanciones, Brownfield consideró «una buena política» las que el Gobierno de Donald Trump ha seguido imponiendo a Venezuela, pues muestran «qué tipo de personas están involucradas en el Gobierno» y adelantó: «Si tuviera que especular diría que habrá más sanciones durante los meses que vienen». El pasado julio, Trump llegó a imponer sanciones económicas directas contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a quien calificó de «dictador» por promover la creación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con poder para redactar una nueva Constitución y que no es reconocida por la oposición. Brownfield explicó que, hasta ahora, las sanciones contra Maduro han sido específicamente por «sus actividades antidemocráticas y políticas», pero aseguró que «eso no quiere decir que no haya evidencias que pudieran apoyar una decisión de sancionar por otras razones», sin detallar si se refería a sanciones por narcotráfico. Durante su tiempo como embajador en Venezuela, mantuvo una tensa relación con el Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), quien en varias ocasiones amenazó con expulsar a Brownfield, entre otras cosas por las incursiones que el diplomático hacía por barriadas de Caracas sin avisar al Ejecutivo. «Pasé tres años en Venezuela, entre 2004 y 2007, creo que la Venezuela de hoy es muy diferente, muy distinta de la Venezuela de hace diez años y en casi todos los aspectos de manera negativa», lamentó. Las declaraciones de Brownfield podrían llegar a tensar aún más las relaciones entre Caracas y Washington, donde el mes pasado Trump sorprendió al asegurar que no descartaba una opción militar para Venezuela, una idea que despertó el rechazo de Caracas y de todo el continente. Sin embargo, en los últimos días, EE.UU. ha expresado su apoyo a los nuevos acercamientos políticos entre el chavismo y la oposición que tuvieron lugar en la República Dominicana. Se prevé que estas negociaciones continúen el próximo 27 de septiembre.
22-09-2017 | Fuente: abc.es
Maduro asegura que no fue a la ONU por seguridad debido a «posibles atentados»
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dicho que no acudió a la Asamblea General de la ONU, que se celebra en la ciudad estadounidense de Nueva York, por razones de seguridad debido a supuestos planes para atentar contra él. «Yo este año decidí no ir a Naciones Unidas por razones de seguridad, porque tenía información de posibles atentados de sectores extremistas que tienen el poder en los Estados Unidos», explicó el mandatario durante la reinauguración de un hotel en el estado norteño de Aragua. Maduro agregó un «hay que cuidarse», pero no hizo más comentarios sobre la supuesta amenaza a su seguridad. En cambio, celebró que el 91 por ciento de los discursos en la Asamblea de las Naciones Unidas han sido a favor de la paz, una causa en la que dijo estar de acuerdo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo el martes, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, que Venezuela está «al borde del colapso total», y dijo que su país está listo para adoptar nuevas medidas si el presidente Maduro insiste en «imponer un régimen autoritario». Ante ello, el presidente venezolano afirmó que, según su interpretación, estas declaraciones significan una amenaza de muerte hacia su persona. «La amenaza que ha hecho hoy y ayer Donald Trump yo la sé interpretar correcta y exactamente, y quiero decírselo al pueblo: Donald Trump hoy ha amenazado de muerte al presidente de la República Bolivariana de Venezuela», proclamó desde el palacio presidencial en cadena obligatoria de radio y televisión. Maduro insistió en el tema ayer cuando aseguró que desde el Despacho Oval de la Casa Blanca habían «dado la orden» de asesinarlo, y culpó por ello al presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, a quien acusa de buscar ayuda internacional para acabar con su mandato. EE.UU. no descarta un embargo petrolero La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, ha afirmado que Washington no descarta aplicar un embargo petrolero contra Venezuela si el país «no vuelve a la democracia que se supone que es». «Hay mucho apoyo en América Latina para ver a Venezuela empezar a respetar a su pueblo y volver a la democracia que se supone que es», ha dicho. «Si las cosas no mejoran, todas las opciones están ahí», ha indicado, agregando a la posibilidad de un embargo petrolero. «No está fuera de la mesa, lo puedo asegurar», ha remachado. Las palabras de Haley han llegado un día después de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asegurara que la Casa Blanca «ha dado orden de asesinarle», haciendo responsable al presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, de «cualquier atentado» contra su persona. Maduro describió el martes a su homólogo estadounidense, Donald Trump, como «el nuevo Hitler de la política internacional», rechazando las críticas vertidas por el presidente del país norteamericano contra Caracas ante la Asamblea General de Naciones Unidas. «Nadie le levanta la voz a la Venezuela Bolivariana», dijo Maduro, horas después de que Trump condenase ante la Asamblea General de la ONU la «dictadura socialista» y el «régimen corrupto» del país sudamericano. Para Maduro, se trata de «una agresión del nuevo Hitler de la política internacional», que «se cree el dueño del mundo». En este sentido, advirtió de que contra Venezuela no caben «amenazas». El presidente venezolano retó a su homólogo a realizar un debate «donde quiera, cuando quiera y como quiera» sobre el sistema socialista que está instalado en Venezuela. «No tiene moral usted para criticarlo», remachó Maduro. Trump aseguró en su discurso el Gobierno venezolano «ha infligido un dolor y un sufrimiento terribles» a su propia ciudadanía y se ha reservado el derecho de adoptar nuevos castigos contra líderes chavistas. Asimismo, dijo que se reserva el derecho de tomar más medidas contra la «dictadura socialista» en Venezuela para poder «restaurar la democracia» en el país sudamericano. «Este régimen corrupto destruye una nación próspera imponiendo una ideología fallida» que «ha producido pobreza y miseria en todos los sitios donde se ha probado», sentenció.
21-09-2017 | Fuente: as.com
Racing elimina a Corinthians y jugará los cuartos ante Libertad
Racing Club de Avellaneda se clasificó hoy a los cuartos de final de la Copa Sudamericana al empatar sin goles con el Corinthians brasileño (0-0).
19-09-2017 | Fuente: as.com
De Vasco de Gama a Juan Aurich: clubes con nombre de persona
Aunque algunos son más conocidos que otros, son varios los equipos que deben su nombre a personajes históricos y héroes nacionales, sobre todo en Sudamérica.
19-09-2017 | Fuente: abc.es
Trump amenaza con «destruir Corea del Norte»
El pasado martes Donald Trump jugaba en casa y en campo contrario al mismo tiempo. La sede de Naciones Unidas está en Nueva York, donde creció y cimentó su imperio inmobiliario, y a unos veinte minutos a pie de la Torre Trump, un recorrido que el pasado martes estaba embarrado en cordones policiales, calles cortadas y un ejército de seguridad. Pero la organización internacional es un sospechoso habitual de la idea del «EE.UU. primero» que defendió durante su campaña, un engorro burocrático y una aspiradora de dólares que muchas veces no se alinea con los intereses de su país. Es difícil saber cómo se sentía el presidente de EE.UU., si en casa o a domicilio. Pero salió a jugar como siempre: al ataque. Solo cambió el color de su corbata, del rojo habitual al azul de la ONU. Pero con el mismo tono eléctrico. En su bautismo de fuego ante la Asamblea General de la ONU, Trump ofreció un discurso duro, amenazante con los grandes enemigos de EE.UU. y que enterró el pretendido multilateralismo de su antecesor, Barack Obama. Hace ocho años, en su estreno, el ex presidente de EE.UU. salió de aquí ovacionado. El martes las delegaciones de la ONU recibieron a Trump con aplausos tímidos y le despidieron con la misma frialdad. Trump aprovechó su discurso ante la ONU -quizá el momento cumbre hasta ahora de su presidencia en materia internacional- para prolongar la escalada dialéctica con Corea del Norte. No fue el ataque verbal más virulento del mandatario contra la dictadura norcoreana -ya había amenazado con «fuego y furia» a Pyongyang en el pasado-, pero sí el más sustancial, por la importancia del escenario: ante jefes de estado de todos los países de la ONU, una organización nacida para el mantenimiento de la paz, y con el representante de Corea del Norte en primera fila. «EE.UU. tiene mucha fortaleza y paciencia», dijo Trump. «Pero si se le fuerza a defenderse, a él mismo o a sus aliados, no tendremos otra elección que destruir por completo Corea del Norte» advirtió ante las crecientes provocaciones de Pyongyang con su programa de armamento nuclear. La amenaza de la destrucción completa de un país -que además de una dictadura comunista encierra a 25 millones de personas- en la Asamblea General de la ONU es algo sorprendente incluso para Trump. En su más puro estilo, el presidente de EE.UU. trufó su discurso con algunos coloquialismos que hacen las delicias de sus bases. Se refirió a Kim Jong-un como «Hombre Misil» -un mote que introdujo el pasado fin de semana en Twitter- y dijo que estaba embarcado «en una misión suicida para él mismo y para su régimen». Trump tendrá este miércoles encuentros con sus homólogos de Japón y Corea del Sur para tratar la amenaza de Corea del Norte, que el fin de semana lanzó otro misil que sobrevoló el territorio nipón. A favor o en contra Frente al idealismo que bañaba las intervenciones de Obama, y con una intención patente de poner tierra de por medio con su antecesor, Trump defendió un «realismo» en política internacional y preguntó al resto de líderes si la comunidad internacional «tiene suficiente fuerza y orgullo para enfrentarse hoy a los peligros para que nuestros ciudadanos puedan disfrutar mañana de la paz y de la prosperidad». Trump defendió una comunidad internacional formada por naciones «fuertes y soberanas» -una crítica velada al multilateralismo y al propio papel de la ONU en la resolución de conflictos- que rechace las amenazas a esa soberanía, «desde Ucrania al Mar del Sur de China». Esta fue apenas la única referencia que hizo en todo su discurso a Rusia y a China, con los que la Administración Trump tiene muchas diferencias, pero que ahora son instrumentales en controlar la crisis con Pyongyang. No escatimó los ataques contra otros enemigos. El principal, Irán, cuyo Gobierno «enmascara una dictadura corrupta bajo el disfraz falso de una democracia» y al que definió como «régimen criminal». Acusó a Teherán de financiar a Hizbolá y otros grupos terroristas «que matan a musulmanes inocentes y atacan a sus vecinos árabes pacíficos y a Israel». El acuerdo nuclear con Irán es «una vergüenza para EE.UU. y no creo que se haya dado por zanjado, creedme», advirtió. EE.UU. tiene de plazo hasta el 15 de octubre para evaluar si Irán cumple con las condiciones del acuerdo nuclear, como parece que ha hecho hasta el momento, pero las palabras de ayer de Trump podrían ser una pista de que su Administración denunciará que hay incumplimientos. Consumo interno Trump alabó sin embargo los esfuerzos de otros países árabes -citó su visita de este año a Arabia Saudí, al que se le ha acusado de financiar el terrorismo internacional- por contener al «terrorismo radical islámico». En otro guiño populista, dijo que los terroristas son unos «perdedores». «El azote de este planeta es un grupo de regímenes canallas», lamentó Trump, un grupo en el que incluyó al Gobierno de Venezuela, al que dedicó una parte importante de su discurso. «Este régimen corrupto ha destrozado una nación próspera al imponer una ideología fallida que ha traído pobreza y miseria cada vez que se ha usado», criticó, y se comprometió a «ayudar a recuperar la libertad» para el pueblo venezolano. «Estamos preparados para emprender nuevas acciones» advirtió Trump, que en el pasado ya deslizó una posible acción militar en el país sudamericano. «El problema en Venezuela no es que el socialismo se haya implementado mal, sino que el socialismo se ha implementado fielmente», dijo Trump, que miró a la audiencia en busca de un aplauso que no llegó. No importó, era una de las partes del discurso dedicado a su público, a sus bases. Como cuando repitió las alusiones al «EE.UU. primero», a la grandeza de «la clase media estadounidense», a la familia y a «Dios todopoderoso» en un final de discurso en el que hizo un llamamiento al «patriotismo» para «derrotar a los enemigos de la Humanidad».
19-09-2017 | Fuente: as.com
Calleri: "Estamos en un buen momento para afrontar el partido en Sevilla con garantías"
El delantero sudamericano valora como una de las claves que los hispalenses puedan sentir el cansancio de jugar en Europa y Girona.
19-09-2017 | Fuente: abc.es
Donald Trump asegura que EE.UU. está preparado para adoptar nuevas medidas contra Venezuela
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este lunes que Washington está preparado para adoptar nuevas medidas contra Venezuela si no hay cambios en la política del país sudamericano. «La dictadura socialista de Nicolás Maduro ha infligido una terrible miseria y sufrimiento a la gente buena de ese país», ha dicho, antes de una cena de trabajo con líderes latinoamericanos, tal y como ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN. «Este régimen corrupto destruyó una nación próspera al imponer una ideología fallida que ha producido pobreza y desesperación», ha manifestado, agregando que «el pueblo venezolano está muriendo de hambre y su país está colapsando». Trump ha invitado a la cena de trabajo a los presidentes de Brasil, Colombia y Panamá, Michel Temer, Juan Manuel Santos y Juan Carlos Varela, respectivamente, así como a la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti. «Todo lo que queremos es que Venezuela vuelva a ser de nuevo una democracia, y estamos ejerciendo toda la presión que podemos para que eso pase. Hablaremos de eso esta noche con Trump», dijo Santos antes del encuentro en una entrevista a Bloomberg, según ha recogido la agencia británica de noticias Reuters. El Gobierno estadounidense ha impuesto sanciones financieras contra Venezuela y Trump ha pedido medidas más duras, pero los líderes latinoamericanos se han ceñido a medidas diplomáticas y han descargado el uso de la fuerza. «Hemos dicho a Trump que la intervención militar no está en la agenda para ningún país latinoamericano», ha manifestado el mandatario colombiano, quien ha recalcado que «eso sólo empeoraría la situación». Las palabras de Trump han llegado apenas un día después de que Maduro le diera las gracias por su «apoyo al diálogo nacional» entre el Gobierno y la oposición, que tiene lugar en República Dominicana. «Le agradezco al presidente Donald Trump el apoyo al diálogo nacional», afirmó el mandatario venezolano durante el programa 'Los Domingos con Maduro'. El viernes, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, dijo que Washington «reitera su llamamiento a la restauración completa de la democracia en Venezuela» y «apoya negociaciones serias y de buena fe para lograr este objetivo». Venezuela atraviesa una grave crisis política y económica con recesión, elevada inflación, escasez de alimentos y medicinas y más de cuatro meses de protestas durante los que han muerto unas 120 personas.
...
6
...