Infortelecom

Noticias de sucesos

18-11-2016 | Fuente: abc.es
Mike Pompeo, propuesto para director de la CIA
No puede decirse que Mike Pompeo, la persona elegida por el futuro presidente Trump para dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en sus siglas en inglés), provoque rechazo personal ni profesional. El anuncio de su elección para ese cargo en concreto, que según fuentes cercanas habría aceptado ya, cayó bien incluso entre quienes se reconocen distantes ideológicamente del congresista, que procede del movimiento radical conservador Tea Party. Para la gran mayoría, Pompeo es un profesional serio, sólido y competente. En los sectores progresistas, se cuestionaba ayer su perfil ideológico: miembro de la Asociación Nacional del Rifle, radicalmente contrario al aborto y al Obamacare y contrario a los acuerdos sobre el cambio climático. Las reservas habrían sido frontales si hubiese ocupado un cargo político. Como congresista, fue uno de los más críticos con el acuerdo de la Administración Obama (y el resto de la comunidad internacional) con Irán. A ello se suma su contundente cuestionamiento de la labor de la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, durante los sucesos en la legación estadounidense en Bengasi (Libia), donde falleció el embajador, Christopher Stevens, en 2012. Nacido en Orange (California), en 1963, pero asentado en Kansas, Mike Pompeo representa como congresista a uno de los distritos del estado del Medio Oeste, desde 2010. La diversidad y brillantez de sus estudios y de su trayectoria profesional realzan su perfil. Doctorado en Derecho por la Universidad de Harvard, trabajó inicialmente en un despacho de abogados, pero nunca abandonó sus querencias hacia la aeronáutica, producto de su paso por la Academia Militar, donde se graduó como ingeniero mecánico. Fundó su propia empresa vinculada al sector aeroespacial, antes de dedicarse al negocio de las explotaciones petrolíferas. Durante su labor política, ha sido especialmente combativo con la política de la Administración Obama en los comités de Inteligencia y de Energía y Comercio, en la Cámara de Representantes.
10-11-2016 | Fuente: abc.es
Cadena perpetua para la pareja de asesinos más joven de Gran Bretaña
Dos novios de 14 años, la pareja de asesinos más jóvenes de la historia del Reino Unido, han sido condenados este jueves a cadena perpetua y cumplirán como mínimo 20 años en prisión. Al comunicar su sentencia, el juez señaló que se trata ?de un crimen terrible, como pocos paralelismos en la reciente historia criminal?. El magistrado lo califica de ?especialmente aterrador? y considera ?grotesco? el comportamiento de los asesinos, que tras matar a una mujer de 49 años y a su hija adolescente se bañaron, hicieron el amor y vieron películas en la tele de la serie ?Crepúsculo?. ?Es lo más horrible que he visto en mis diecisiete años como reportero de tribunales?, ha dicho un veterano reportero de sucesos de la BBC. El asesinato cometido por dos adolescentes el pasado abril en Spalding, un pueblo de 28.000 habitantes del Noreste de Inglaterra, ha vuelto a conmocionar al Reino Unido al conocerse la condena a cadena perpetua. Los criminales, que tenían catorce años cuando mataron de manera ?fría, calculada e insensible? a una mujer de 49 años y su hija de 13, son la pareja de novios asesinos más jóvenes de la historia del Reino Unido. En la vista, uno de los psicólogos forenses los comparó con Bonnie and Clyde. El juez ordenó en su día que se mantenga en el anonimato la identidad de la pareja. La víctima se llamaba Elizabeth Edwards, trabajaba en el servicio de comidas de un colegio, estaba casada y era madre de una hija adolescente, Kate. Los asesinos se conocieron a través de Facebook y pronto se volvieron inseparables, en lo que los psicólogos han definido como ?una relación tóxica?. La chica contó a la policía que la idea de matarlas comenzó como ?una broma?, que discutían en sus paseos por la orilla del río. El día antes del crimen, se citaron en un McDonalds y cerraron los detalles de su plan, que según la policía ?cumplieron al pie de la letra?. Elizabeth y Kate ya habían cenado y dormían en sus habitaciones. Los asesinos se presentaron en la casa con seis cuchillos de cocina. Ella se encerró en el baño y él inició el ataque. Primero mató a la madre, con ocho puñaladas, dos en el cuello, y sofocándola con una almohada. Su cómplice se acercó a ver los resultados. Luego repitió la misma atrocidad en el dormitorio de la chica de trece años, a la que mató con dos puñaladas en el cuello y también sofocó. El atacante empleó un cuchillo de cocina con una hoja de 20 centímetros. Ninguno de los dos sintió remordimientos ni pesar entonces ni ante el jurado. ?Yo me sentí bien y él también estaba bien. Me he sentido peor por cosas menores que he hecho. No me molestó nada?, comentó ella. El plan inicial era suicidarse con pastillas. Pero en lugar de eso se dieron un baño, mantuvieron relaciones sexuales, bebieron unos zumos y vieron cuatro películas de vampiros juveniles de la saga ?Crepúsculo?. La policía los halló el pasado 14 de abril en la casa de las víctimas. El asesino se declaró culpable en el inicio de la vista. Los abogados de ella solo reconocieron homicidio, pero el jurado de Nottingham la condenó por asesinato hace quince días, tras dos horas y media de deliberación. La asesina, que vestía un jersey negro y unos leggings, escuchó la sentencia inmutable, aunque minutos después lloró. El esposo y padre de las víctimas estaba en la sala y recibió el veredicto con sollozos. Un psicólogo ha alegado que ella sufrió un trastorno de comportamiento en el momento del crimen. Pero otro lo ha negado. Los asesinos vivían en una barriada de pisos sociales. ?Aquí los chicos están totalmente fuera de control, siempre hay problemas?, ha declarado un vecino. La adolescente había intentado suicidarse anteriormente y explicó a la policía que se sintió ?enferma? ante la perspectiva de tener que intentarlo otra vez, lo que los llevó a incumplir el plan. Ella colaboró en el crimen recomendándole a él que se quitase los zapatos para no hacer ruido y cerciorándose de que las víctimas estaban muertas. Llegó a decir a los agentes que la detuvieron que tras lo sucedido sintió una gran ?paz mental?.
10-11-2016 | Fuente: abc.es
Amnistía acusa a las fuerzas de Bagdad de torturar y matar civiles en la ofensiva sobre Mosul
La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este jueves la tortura y ejecución de residentes por parte de la Policía Federal iraquí en localidades arrebatadas al grupo yihadista Estado Islámico al sur de Mosul. «Hombres con uniforme de la Policía Federal llevaron a cabo múltiples asesinatos ilegales, deteniendo y ejecutando a sangre fría a residentes de localidades al sur de Mosul», ha dicho el subdirector para Investigación de la oficina regional de AI en Beirut, Lynn Maaluf. «En algunos casos los residentes fueron torturados antes de ser tiroteados a modo de ejecución», ha agregado, según el comunicado publicado por la ONG. Investigadores de la organización visitaron varias localidades de los subdistritos de Al Shura y Qayara y recabaron pruebas que apuntan a que al menos seis personas fueron ejecutadas a finales de octubre por sus presuntos lazos con el grupo yihadista. Así, Maaluf ha destacado que «el asesinato deliberado de capturados y otros individuos indefensos está prohibido por el Derecho Internacional y es un crimen de guerra». «Es fundamental que las autoridades iraquíes llevan a cabo una investigación rápida, exhaustiva, imparcial e independiente sobre estos crímenes y que lleven a los responsables ante la justicia», ha agregado. En este sentido, ha manifestado que «sin medidas efectivas para acabar y castigar las violaciones graves existe un riesgo real de que se repitan crímenes de guerra de este tipo en otras localidades durante la ofensiva en Mosul». AI ha indicado que los sucesos tuvieron lugar tras los enfrentamientos en zonas prácticamente desérticas y tras combates con Estado Islámico, apuntando que las fuerzas iraquíes «concluyeron que sólo quedaban combatientes en el lugar». Le prendieron la barba La ONG ha detallado que unos diez hombres y un menor de 16 años fueron torturados y maltratados el 21 de octubre, principalmente en las localidades de Nanaa y Al Rasif, tras entregarse a las fuerzas de seguridad. Así, ha apuntado que, tras llevarles a otro lugar, todos ellos fueron agredidos y a uno de ellos llegaron a prenderle fuego a su barba. Varios de ellos fueron posteriormente ejecutados. «Cuando comenzó la operación militar en Mosul, el primer ministro, Haider al Abadi, dejó claro que las violaciones por parte de las fuerzas iraquíes y sus aliados no serían toleradas», ha recordado Maaluf. «Ahora es el momento de demostrarlo», ha recalcado, reclamando a las autoridades que «retiren a los individuos sospechosos de cometer crímenes de guerra y otras violaciones graves de los Derechos Humanos hasta que finalicen las investigaciones».
04-11-2016 | Fuente: abc.es
Patrick Cockburn: «Daesh se ha aprovechado de que sus enemigos se odian entre sí»
Patrick Cockburn (Irlanda, 1950) ha pasado las últimas cuatro décadas cubriendo conflictos en Oriente Próximo. Esto le ha dado una privilegiada visión global de los entresijos geopolíticos en la zona, desde la guerra civil en Siria, a la crisis permanente en Irak, sin olvidar el fenómeno que en apenas dos años se ha consolidado y provocado el terror en todo el mundo: Daesh. Portada del libro Corresponsal de guerra para Financial Times y The Independent, Cockburn ha publicado cuatro libros sobre la historia reciente de Irak: «The Occupation» (2006), nominado para los National Book Critics Circle en la categoría de no ficción; «Saddam Hussein: An American Obsession» (2006), escrito con su hermano Andrew Cockburn; «Muqtada al-Sadr and the Fall of Iraq» (2008), y más recientemente «The Rise of Islamic State» (2015). Ahora, acaba de publicar en España «La era de la yihad. El Estado Islámico y la guerra por Oriente Próximo» (Editorial Capitán Swing), en el que recopila artículos que abordan los sucesos de la última década y media en países como Afganistán, Irak, Siria, Yemen y Libia, y en los que se hace eco de lo que realmente significó la Primavera Árabe y sus consecuencias. En ellos intercala tanto un análisis político de la situación, como historias humanas de las víctimas de estos conflictos -la población civil- recogidas de primera mano. Cockburn ha presentado estos días el volumen en Barcelona y en Madrid (Cása Árabe). Su visita a nuestro país ha coincidido con la gran ofensiva del Ejértico iraquí sobre la ciudad de Mosul, cuya conquista en junio de 2014 por parte de los yihadistas supuso un salto cualitativo en la consolidación de Daesh en Irak; y su pérdida significaría un duro golpe para su territorio y, sobre todo, para su propaganda y su moral. Ante el optimismo iraquí y su rápido avance, el líder de Daesh, Abú Bakr al Bagdadi, ha querido arengar esta misma semana a los yihadistas, en una de sus escasas apariciones, asegurándoles que Daesh saldrá victorioso de esta ofensiva. -¿Cree que la toma de Mosul es inminente o que llevará tiempo reconquistar la ciudad? ?Estoy seguro de que a largo plazo será recuperada, porque las fuerzas que están luchando por retomarla son mucho mayores que el número de yihadistas de Daesh que la defienden. Pero es improbable que suceda pronto, porque no creo que Daesh abandone Mosul. Y la razón es porque cuando los yihadistas capturaron la ciudad en 2014, supuso una gran victoria en el mapa internacional, que interpretaron como una señal de Dios, pues ellos tan solo eran unos miles de milicianos frente a decenas de miles de soldados del Ejército iraquí. De ahí que no crea que ahora la vayan a abandonar. Por otra parte, en las filas de Daesh hay bastantes milicianos con una formación seria, aunque no sean racionales ya que son fanáticos. No creo que dejen las armas y abandonen la lucha. Seguirán. «Ahora el Ejército iraquí es un poco má fuerte, pero no es capaz de vencer a Daesh sin el apoyo aéreo de Occidente» Hace algo más de dos años, los yihadistas se enfrentaron entonces contra un Ejército iraquí fuertemente tocado física y moralmente por la corrupción de sus superiores, que, según testimonios de algunos de los soldados, se vieron obligados a cumplir la orden de abandonar la ofensiva contra Mosul, dejando la ciudad en manos de Daesh. Algo de lo que se responsabilizó después a su presidente Nuri al-Maliki, que sería sustituido tres meses después por Haider al-Abadi. «Es cierto que ahora el Ejército iraquí es un poco más fuerte que entonces, pero no creo que sea capaz todavía de ganar a Daesh sin el apoyo de la fuerza aérea occidental. Es cierto que los kurdos están preparados, pero tanto Irak como en Siria es importante la presencia de las fuerzas aéreas, ya sean de EE.UU., europea o rusa», señala Cockburn. -Aunque se logre recuperar Mosul, en Irak, y el bastión de Daesh en Siria, la ciudad de Raqqa, estas victorias no acabarán con los yihadistas. ¿Qué factores tienen que darse para que dejen las armas? -La dificultad está en que toda la gente que está luchando contra Daesh está completamente desunida ?miembros del Ejército iraquí, los kurdos perhmergas, paramilitares chíes, las fuerzas turcas que se han incorporado..?. Todos ellos se odian mutuamente, tanto como odian a Daesh. Algo que este aprovecha en su favor: la desunión de sus enemigos. En cuanto si va ser posible acabar con Daesh a corto plazo, Cockburn considera que si bien ha perdido mucho territorio en los últimos meses y tiene muchos enemigos, «pero muy divididos», no cree que sean completamente derrotados, «aunque sí van a ser más débiles». La guerra civil en Siria El periodista irlandés ha defendido a través de sus artículos que no será posible terminar con este grupo terrorista mientras no se logre acabar con la guerra civil en Siria, para lo que, en su opinión, debería alcanzarse un acuerdo, cada vez más improbable, entre Estados Unidos y Rusia (este país acaba de aplazar de nuevo las negociaciones sine die). «Es cierto que en esta situación es más difícil lograrlo, y mientras no se alcanza un acuerdo el conflicto continuará; pero por otra parte Daesh se está debilitando en Siria: perdió Palmira y ha perdido terreno en el norte de Alepo. No creo que haya una derrota completa, pero sí que se están debilitando». «La mejor oportunidad para terminar la guerra en Siria fue hace un par de meses, cuando EE.UU. y Rusia acordaron un alto el fuego, que después no funcionó» Después de casi seis años de guerra, y varios intentos de negociación infructuosa, para Cockburn «la mejor oportunidad [para acabar con ella] fue hace un par de meses, cuando EE.UU. y Rusia acordaron un alto el fuego, que después no funcionó. Ambos tienen grandes planes en el conflicto, e intereses diferentes: uno quiere contar con Bashar al Assad, y el otro lo quiere fuera.. El problema de la crisis en Siria es que está formada seis o siete crisis diferentes, que hay que abordar simultáneamente, algo extraordinariamente difícil de hacer porque hay muchos actores que forman parte del tablero: Arabia Saudí, Turquía, Irán, Rusia, EE.UU.. Y todos tienen diferentes intereses y diferentes agendas». Sobre la salida o no del poder de Al Assad, el periodista no se atreve a hablar de lo que puede o no suceder en el futuro, sino de la situación «real» que existe actualmente en el país. «Desde 2012, para mí fue obvio que se iba a quedar. Era algo evidente. Al Assad controla 14 capitales de provinicia en Siria. Es improbable que vaya lograr el apoyo de EE.UU., pero tampoco que vaya a caer como Gadafi porque además cuenta con el apoyo de Rusia». El futuro de Irak En «La era de la Yihad», Cockburn aborda la ocupación, en 2003, de Irak tras la caída de Sadam Husein, un país que lleva encandenando guerras y conflictos durante las últimas tres décadas, detonados principalmente por los enfrentamientos sectarios entre chiíes y suníes. ¿Cree que algún día Irak encontrará estabilidad y logrará tener, por fin, un gobierno inclusivo para todas las etnias y religiones? -No creo que la situación vaya a cambiar mucho. Lo que la gente necesita son los ingresos que recibe el país por el petróleo (cien mil millones de dólares a año). Este es un punto que les une, pero su mayor debilidad son sus diferencias étnicas y sectarias entre kurdos y árabes. Los suníes representan un 20% de la población, frente al 60% los chíes y el resto, otro 20%, son kurdos. Puede que en el futuro se alcance algún tipo de acuerdo, pero no un acuerdo total. Después de la caída de Mosul en 2014, los kurdos se expandieron y conquistaron lo que se llama territorios en disputa. El control que tenía era del 40% en Irak, algo que Bagdad quiere revertir. Hay muchos temas importantes que dividen al país, pero no creo que se vaya a separar. Esta situación, insatisfactoria para todos, continuará durante mucho tiempo. Cockburn retrata una realidad terriblemente dramática en un país, Irak, «dividido por la guerra, por los asesinatos.. Hay tal grado de odio que es muy difíl que la gente pueda llegar a unirse». Y, subraya, que la mayor aspiración, hoy por hoy, «es que no luchen entre ellos. Eso sí es algo que creo puede suceder, pero una vez que Daesh sea vencido, lo que también significaría una gran derrota para los suníes», y los debilitaría aún más en su posición en el país. Aún así, cree que la conquista de Mosul «sería una gran victoria para el Gobierno de Bagdad y para los kurdos». y con ella se abriría «una era en Irak donde la situación sería más pacífica». Más ataques terroristas El periodista irlandés matiza, sin embargo, que tras esta victoria en Mosul «Daesh no va a desparecer sin más. Incluso sin pierde esta ciudad, ellos permanecerán. Lo que pierdan en el campo de batalla lo compensará con ataques terroristas, tanto en países extranjeros como en Irak». «Lo que pierda Daesh en el campo de batalla, lo compensará con ataques terroristas» En su libro, Patrick Cockburn además de abordar el Daesh, aborda el desarrollo de un fenómerno, el yihadismo, que lleva décadas golpeando Oriente Próximo. Un ascenso que fue provocado por dos acontecimientos importantes: «la intervención de los rusos en Afganistán; y la revolución iraní. Ambos tendieron a radicalizar las diferencias religiosas». A lo que añade que «el yihadismo suní ha surgido del Whabismo de Arabía Saudí. El wahabismo saudí se ha apropiado del islam suní a través de su apoyo con el dinero del petróleo», señala. En el mundo hay 1.500 de creyentes musulmanes, de los que casi el 90% son suníes. «El yihadismo sale de ahí». Otro de los factores que considera ha radicalizado este fenómeno ha sido que «tanto el nacionalismo como el socialismo han dejado de ser un vehículo de protesta».
23-09-2016 | Fuente: abc.es
Las últimas víctimas de la violencia racial que sacude a Estados Unidos
Keith Lamont Scott. Así se llamaba el último hombre negro que ha muerto a manos de la Policía en Estados Unidos, el pasado 20 de septiembre. Los agentes aludieron que iba armado. Su familia lo negó y defendió que solo estaba leyendo un libro, a la espera de que su hijo saliera del colegio. Ahora, las calles de su ciudad, Charlotte (Carolina del Norte), se han transformado en un hervidero en el que los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes han dejado decenas de heridos, uno de ellos en estado crítico a causa de un disparo. Scott ha pasado a engrosar la lúgubre lista de afroamericanos asesinados por la Policía en lo que va de año: un total de 173 frente a 324 blancos y 111 hispanos. Cuatro días antes, en Oklahoma, la Policía disparó contra Terence Cutcher, un hombre negro de 40 años que se encontraba en medio de la carretera: se le había averiado el coche. El vídeo de su muerte se difundió el mismo día en que Scott fue asesinado. Ambos incidentes han hecho que resurjan los disturbios raciales: episodios de tensión que se llevan repitiendo desde hace más de un año y que se incrementaron tras la muerte del joven negro Michael Brown en Ferguson (Misuri) en agosto de 2014 a manos de un agente blanco que luego fue exonerado de todos los cargos. Verano de violencia Este verano ha sido especialmente violento. El 5 de julio, en Baton Rouge (Louisiana), dos policías mataban a Alton Sterling, un vendedor de cedés negro, de 37 años y padre de cinco hijos. En el pasado había tenido problemas con la Justicia, pero ahora, según declaba su hermana su hermana Lorna ante los medios, «estaba tratando de ganarse la vida». Al día siguiente, en Minnesota, un hombre negro moría en el interior de su coche junto a su mujer, que grababa y retransmitía todo lo que estaba ocurriendo a través de Facebook Live, y ante el nerviosismo del policía que le había metido cuatro balas en el cuerpo. Era Philando Castile, de 32 años, ayudante de comedor de una escuela; «un buen chico», según quienes lo conocían. Los dos sucesos desencadenaron en protestas que se repartieron por toda la ciudad y acabaron en tragedia en Dallas (Texas). En plena manifestación, el afroamericano Micah Johnson abrió fuego contra las fuerzas de seguridad: quería «matar policías blancos». Acabó con la vida de cinco agentes: Brent Thompson, Patrick Zamarripa, Michael Krol, Michael J. Smith y Lorne Ahrens. Con este sangriento suceso, la oleada de violencia no había hecho más que comenzar. El 1 de agosto saltaba a los medios la muerte de Korryn Gaines, de 23 años, abatida por la Policía en su apartamento en Baltimore (Matyland) después de casi seis horas de discusión con los agentes. Había cometido una infracción de tráfico. A su hijo de cinco años le alcanzó una bala que logró herirle en el brazo. Según relatan los policías, la mujer, amenazante, les apuntó con un arma. Esto no evitó que la crispación de una comunidad negra que lamentaba su muerte. Últimos casos A mediados de agosto se volvieron a producir movilizaciones, esta vez en Milwaukee. Gases lacrimógenos, piedras y ladrillos que volaban por los aires, balas sin un destinatario fijo: la ciudad se convirtió en el escenario de una cruenta batalla. El origen estaba en la muerte de Sylville Smith un joven negro que, armado y tratando de escapar de la Policía, fue alcanzado por los disparos de los agentes. Sin embargo, o peor estaba por llegar. El pasado 14 de agosto la Policía norteamericana mataba a un niño de 13 que llevaba una pistola de balines que un agente confundió con un arma real. Era Tyree King, de Columbus, en el estado de Ohio. Su caso conmocinó al país y alimetó el debate sobre el trato que tiene la Policía con la comunidad afroamericana en estados Unidos. Una herida que parece estar más abierta que nunca.
20-09-2016 | Fuente: abc.es
Trump arrebata a Clinton el discurso antiyihadista
El terrorismo vuelve a la campaña. No es una buena noticia para Hillary Clinton, aferrada a un mensaje frente a los yihadistas de Daesh que intenta navegar entre las aguas de la firmeza y el perfil bajo. Enfrente, Donald Trump, con la ventaja del cheque en blanco que sus fieles le otorgan, arriesga sin importarle que el tiempo pueda desmentir sus aventuradas palabras. Cuando se produjo el triple ataque de Nueva York, Nueva Jersey y Minesota, Trump salió en tromba contra los terroristas, incluso antes de la primera versión de las autoridades. Cinco horas después, en plena confusión en Manhattan, se refirió a los sucesos como «atentados». Mensaje que complementaría con una crítica a Obama y Clinton por su inacción frente al terror, anunciando «dureza» y reiterando que «su política de fronteras abiertas pone en peligro al país». Doctrina Obama Frente a la determinación del candidato republicano, la sucesión de líderes demócratas que compareció, incluida Clinton, se empeñó en abrazar la doctrina Obama: cuantas más alusiones directas al terrorismo y sus autores, más beneficio para los yihadistas. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, se remitió a los investigadores, y, sólo día y medio después, apuntó: «Tenemos motivos para pensar que ha sido un acto terrorista». El gobernador del estado, Andrew Cuomo, tuvo que rectificar tras haber descartado inicialmente una conexión internacional y no haber hecho mención alguna a un ataque. Hillary Clinton reaccionó al día siguiente con un mensaje prudente, sin riesgos, tanto que rozaba la obviedad. Apoyó a las autoridades y prefirió esperar a la investigación policial. Nada sobre el terror, al margen de cuál fuera la autoría. Ayer, poco antes del alcalde neoyorquino, lanzó su primera proclama contundente: «Vamos a por los malos y los vamos a atrapar». Para después volver a la estrategia: «Pero no vamos a ir por una región entera». En medio de la demanda republicana de cerrar el programa de acogida de refugiados sirios, la candidata demócrata arremetió contra Trump por «incitar a la violencia y al odio» con su indiscriminada inculpación a los musulmanes de Estados Unidos. Está por ver el efecto en la campaña, pero las reacciones a cada atentado transmiten la sensación de que Clinton va pierde iniciativa frente al magnate.
19-09-2016 | Fuente: abc.es
El voto de la frustración castiga a Merkel
El perfil de los votantes de AfD, elaborado por varios institutos a partir de encuestas a los votantes de Berlín-Brandemburgo, revela el retrato robot de un hombre de más de cuarenta años con un empleo precario o en paro, lo que da a entender que se trata de un voto protesta, de un voto de la frustración, que está apuntando a Angela Merkel como la culpable de su situación personal y de la percepción de deterioro de la sociedad del bienestar. Angela Merkel, considerada seis años consecutivos la mujer más poderosa del mundo por la revista Forbes, ha visto caer su popularidad en picado en los últimos doce meses, desde que la crisis de los refugiados se impuso en la agenda política alemana. Los sondeos le dieron definitivamente la espalda tras la aciaga Nochevieja de Colonia, durante la que más de mil mujeres fueron agredidas sexualmente por hordas de refugiados a los que resultó imposible identificar y detener. La sociedad alemana contempló, impotente, cómo quedaban sin castigo, y la política de refugiados de Merkel pareció traslucir como causa última de tan terribles sucesos. La pasada primavera, en el mes de marzo, la canciller volvió a situarse brevemente en niveles de aceptación previos a la llegada masiva de solicitantes de asilo, impulsada por la reducción del número de entradas y la recuperación de una sensación colectiva de control sobre el fenómeno. En esa fecha, el 52% de los encuestados expresó de nuevo su apoyo a la líder cristianodemócrata (CDU), según el sondeo elaborado por Forsa a petición de la cadena de televisión RTL. Pero apenas arrancaba el verano, con los sucesivos ataques con evidente conexión yihadista, la popularidad de Merkel volvió a hundirse y su partido ha cedido considerablemente terreno en las tres elecciones regionales celebradas durante este mes de septiembre. «Hemos estado deliberando sobre el asunto en la reunión de la directiva del partido», ha dicho hoy Merkel en la rueda de prensa de valoración de los resultados electorales, «y estamos de acuerdo en que la crisis de los refugiados es uno de los factores que está marcando estos amargos resultados. Pero también coincidimos en que hay muchos otros factores, que tienen que ver con el miedo y que están relacionados con el cambio demográfico y con las nuevas condiciones económicas que establece la globalización». Y las encuestas le dan la razón. La mitad de los alemanes tiene miedo a la pobreza y más de una tercera parte estarían dispuestos a renunciar al sexo durante un año a cambio un millón de euros. Así lo afirma el libro «Nosotros alemanes y el dinero», recientemente publicado hoy por la editorial Edel Verlag y que se basa en los resultados de encuestas representativas del instituto de investigación de mercado YouGov. Según estas encuestas, el 49% de los alemanes tiene miedo a vivir en la pobreza y el 60%, a la pobreza en la vejez. Tan sólo un 15% considera que su jubilación será suficiente para asegurar su subsistencia, debido a que cada vez hay más ancianos. Otro estudio, este del Instituto Allensbach ha constatado este mismo mes que, a pesar de que desde el punto de vista económico a los alemanes nunca les había ido tan bien, miran con escepticismo el futuro y cunde en ellos la insatisfacción y el temor. Solo el 43% de los encuestados entre 30 y 59 años cree que el próximo año le irá igual o menor. Hace un año eran el 57%. El 68% tienen la impresión de que el número de delitos ha aumentado y uno de cada cuatro teme ser víctima de un ataque terrorista. Mientras que desde 2004 a 2014 los alemanes se mostraban abiertos a la llegada de extranjeros, ahora un 67% duda que los extranjeros puedan integrarse. Aun así, lo alemanes siguen valorando de forma más positiva a la cristianodemócrata Angela Merkel que a la líder del partido populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD). Un 75% de los alemanes consideran que la canciller es competente y un 74% le otorgan capacidad de liderazgo. Además, un 62% considera que Merkel inspira credibilidad, una condición que sólo un 9 % adjudica a Frauke Petry.
17-09-2016 | Fuente: elpais.com
Más lejos lleva la verdad
Para que en tres horas, que se pasan volando, quepan los sucesos íntimos e históricos, Gas simultanea presente y pasado. La función es un regalo
16-09-2016 | Fuente: elpais.com
Más lejos lleva la verdad
Para que en tres horas, que se pasan volando, quepan los sucesos íntimos e históricos, Gas simultanea presente y pasado. La función es un regalo
11-09-2016 | Fuente: abc.es
Evacúan a Clinton al borde del desmayo del aniversario del 11-S
Hillary Clinton se convirtió en la protagonista involuntaria de las ceremonias del 15º aniversario del 11-S en Nueva York. La candidata demócrata abandonó antes de tiempo el memorial a las víctimas de los atentados de las Torres Gemelas por una indisposición. Las cámaras reflejaron cómo Clinton fue ayudada a salir de la zona por varios asistentes e introducida en una furgoneta. Video shows Hillary Clinton very unsteady on her feet, leaving the 9/11 event. pic.twitter.com/Hrl0pDFgRk? Breaking News Feed (@pzf) 11 de septiembre de 2016«Tenía algún tipo de problema médico», aseguró un testigo a Fox News, el primer medio en reflejar el episodio. Un vídeo publicado en Twitter muestra a la candidata descansando con el cuerpo apoyado sobre un pilón en la acera, mientras espera a que llegue su furgoneta. Cuando trata de acercarse, da un traspiés, se vencen sus rodillas y sus asistentes la agarran para enderezarla e introducirla en el vehículo. Un miembro de las fuerzas de seguridad aseguró a ?The New York Times? que vio a Clinton «marearse» cuando salía de la zona. Su campaña se apresuró a quitar importancia a lo sucedido. «Durante la ceremonia, se sintió acalorada, así que se fue al apartamento de su hija [Chelsea Clinton vive en Manhattan], y se encuentra mucho mejor», dijo en un comunicado el portavoz Nick Merrill. El incidente ocurrió por la mañana, durante los momentos de silencio solemne en los que se recuerda los principales sucesos de la tragedia del 11-S: el impacto del primer avión contra la torre Norte (8.46), el ataque a la otra torre (9.03), el del Pentágono (9.37), el derrumbe de la torre Sur (9.59), el choque del cuarto avión en Pensilvania (10.03) y el desplome de la torre Norte (10.28). Su campaña informó de que había salido de la zona hacia las nueve y media de la mañana, una hora y cuarto después de su llegada, y al menos una hora antes de que se acaba la ceremonia. Era una mañana de bochorno, a unos 27 grados de temperatura y humedad alta, con las autoridades sudando los trajes. Poco antes de las doce, Clinton salió del apartamento de su hija, con el mismo traje azul marino y las gafas de sol que vestía durante el desmayo. «Me siento genial», dijo a los reporteros que preguntaron por su estado, «es un día muy bonito en Nueva York». A la ceremonia también acudió Donald Trump, su rival republicano en las elecciones presidenciales de este otoño. Como es tradicional, los candidatos suspendieron sus campañas durante todo el día como muestra de respeto a las víctimas de los atentados. A Trump le preguntaron sobre el desmayo de Clinton y dijo no saber «nada sobre ello». La cosa no quedará ahí. Algunos seguidores de Trump han tratado de usar la salud de Clinton como arma electoral: aseguran que no está en condiciones médicas de ser la presidenta. Trump acudió a Twitter a finales de agosto para exigirle a Clinton que presentara un «informe detallado de su estado de salud» y que él «no tenía problema» en hacerlo (ambos candidatos solo han presentado cartas de sus médicos que aseguran en términos generales que ambos gozan de una gran salud). Los seguidores de Trump se apoyan en el mareo que Clinton sufrió en diciembre de 2012, cuando todavía era secretaria de Estado, y que le provocó una conmoción cerebral. El incidente le dejó con visión doble durante un tiempo y dio lugar al descubrimiento de un coágulo en el cerebro. El incidente en el aniversario del 11-S sin duda reavivará el debate sobre la salud de Clinton, cuando solo faltan dos semanas para el primer debate entre candidatos. Trump y Clinton se verán las caras el 26 de septiembre, también en Nueva York. .@HillaryClinton leaves daughter's apartment, says "I'm feeling great." https://t.co/S8IYanlNbR pic.twitter.com/lw2KBD6vtO? ABC News Politics (@ABCPolitics) 11 de septiembre de 2016
...
7
...