Infortelecom

Noticias de sucesos

13-06-2019 | Fuente: abc.es
El ataque a dos petroleros en el golfo de Omán dispara la tensión
Dos buques petroleros han sido evacuados hoy tras sufrir supuestos ataques en el golfo de Omán, según han informado diversas fuentes a Reuters. Posteriormente, una de las dos embarcaciones se ha hundido, según la agencia de noticias iraní IRNA, aunque fuentes de la compañía taiwanesa lo desmintieron. El grupo de Operaciones Marítimas Comerciales de Reino Unido (UKMTO), que forma parte de la Royal Navy, ha dado la voz de alarma al informar de que se había producido un "incidente" en el golfo de Omán, cerca de la costa iraní. "Reino Unido y sus socios están investigando" lo ocurrido, ha indicado UKMTO en un breve mensaje. Las fuentes han identificado a los barcos afectados como el 'Front Altair', con bandera de las Islas Marshall y operado por la naviera noruega Frontline para la petrolera taiwanesa CPC, y el 'Kokuka Courageous', de Panamá. El primero de los barcos se dirigía de Qatar a Taiwán y ha registrado un incendio a bordo cuando se encontraba a 25 millas del puerto iraní de Jask. El segundo petrolero navegaba desde un puerto saudí hacia Singapur cuando ha sufrido un incendio a unas 28 millas de Jask. El diario especializado en temas navieros 'Tradewinds' ha contado que el 'Front Altair' ha sido alcanzado por un torpedo cuando navegaba frente a las costas del emirato de Fujairá. La petrolera taiwanesa ha confirmado que ha sido alcanzado por lo que cree que sería un torpedo. Un portavoz de Frontline ha indicado al diario noruego 'VG' que el 'Front Altair', que llevaba 75.000 toneladas de nafta, se ha incendiado. Sus 23 tripulantes han sido evacuados a un barco cercano, ha dicho el portavoz. Posteriormente, IRNA ha informado de que se ha hundido. Por otro lado, el 'Kokuka Courageous', operado por la empresa de Singapur BSM, ha sufrido un incidente de seguridad que ha causado daños por lo que los 21 tripulantes han sido evacuados por el 'Coastal Ace', que se encontraba en los alrededores, según ha informado un portavoz de BSM. Uno ha resultado herido pero no reviste gravedad, ha aclarado. "El 'Kokuka Courageous' sigue en la zona y no hay peligro de que se hunda", ha dicho el portavoz de BSM, afirmando que "el cargamento de metanol está intacto". Según la agencia estatal iraní IRNA, los equipos de búsqueda y rescate de Irán han rescatado a los 44 marineros de los dos petroleros, a los que han procedido a trasladar al puerto de Jask. La Armada de Estados Unidos ha asistido a los dos buques petroleros. "Hemos recibido dos llamadas de socorro a las 6.12 (hora local) y otra a las 7.00", ha dicho Joshua Frey, de la Quinta Flota estadounidense, con base en Bahréin. Emiratos Árabes Unidos (EAU) denunció el pasado mes de mayo que cuatro buques mercantes habían sido objeto de "sabotajes" cerca de sus aguas territoriales, en el golfo de Omán. Posteriormente, señaló como posible causa ataques con torpedos. Arabia Saudí acusó a Irán, que ha negado cualquier implicación en estos sucesos. La tensión se ha vuelto a disparar en la región coincidiendo con el primer aniversario de la ruptura del acuerdo nuclear con Irán por parte de Estados Unidos, amenazando la seguridad de navegación en el estrecho de Ormuz, una de las rutas mercantes más importantes del mundo, puesto que comunica el golfo Pérsico con el océano Índico.
13-06-2019 | Fuente: abc.es
Evacuados dos buques petroleros tras presuntos «ataques» en el golfo de Omán
Dos buques petroleros han sido evacuados este jueves tras sufrir supuestos ataques en el golfo de Omán, según han informado diversas fuentes a Reuters. El grupo de Operaciones Marítimas Comerciales de Reino Unido (UKMTO), que forma parte de la Royal Navy, ha dado la voz de alarma al informar de que se había producido un «incidente» en el golfo de Omán, cerca de la costa iraní. «Reino Unido y sus socios están investigando» lo ocurrido, ha indicado UKMTO en un breve mensaje. Las fuentes han identificado a los barcos afectados como el «Front Altair», con bandera de las Islas Marshall y operado por la naviera noruega Frontline para la petrolera taiwanesa CPC, y el «Kokuka Courageous», de Panamá. El diario especializado en temas navieros «Tradewinds» ha contado que el «Front Altair» ha sido alcanzado por un torpedo cuando navegaba frente a las costas del emirato de Fujairá. La petrolera taiwanesa ha confirmado que ha sido alcanzado por lo que cree que sería un torpedo. Un portavoz de Frontline ha indicado al diario noruego «VG» que el «Front Altair», que llevaba 75.000 toneladas de nafta, se ha incendiado. Sus 23 tripulantes han sido evacuados a un barco cercano, ha dicho el portavoz. Por otro lado, el «Kokuka Courageous», operado por la empresa de Singapur BSM, ha sufrido un incidente de seguridad que ha causado daño s por lo que los 21 tripulantes han sido evacuados por el «Coastal Ace», que se encontraba en los alrededores, según ha informado un portavoz de BSM. Uno ha resultado herido pero no reviste gravedad, ha aclarado. «El 'Kokuka Courageous' sigue en la zona y no hay peligro de que se hunda», ha dicho el portavoz de BSM, afirmando que «el cargamento de metanol está intacto». La Armada de Estados Unidos ha asistido a los dos buques petroleros. «Hemos recibido dos llamadas de socorro a las 6.12 (hora local) y otra a las 7.00 horas», ha dicho Joshua Frey, de la Quinta Flota estadounidense, con base en Bahréin. Emiratos Árabes Unidos (EAU) denunció el pasado mes de mayo que cuatro buques mercantes habían sido objeto de «sabotajes» cerca de sus aguas territoriales, en el golfo de Omán. Posteriormente, señaló como posible causa ataques con torpedos. Arabia Saudí acusó a Irán, que ha negado cualquier implicación en estos sucesos. La tensión se ha vuelto a disparar en la región coincidiendo con el primer aniversario de la ruptura del acuerdo nuclear con Irán por parte de Estados Unidos, amenazando la seguridad de navegación en el estrecho de Ormuz, una de las rutas mercantes más importantes del mundo, puesto que comunica el golfo Pérsico con el océano Índico.
11-06-2019 | Fuente: abc.es
El régimen de Ortega libera a 50 presos políticos tras aprobar una Ley de Amnistía
El Gobierno de Nicaragua liberó este martes a un grupo de 50 presos políticos de la oposición bajo la polémica Ley de Amnistía, aprobada el pasado sábado por la mayoría sandinista de la Asamblea Nacional (Parlamento), entre ellos a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda. Entre los liberados también se encuentran los dirigentes campesinos Medardo Mairena, Pedro Mena y Orlando Icabalceta, a quienes un juez afín al presidente del país, Daniel Ortega, había condenado a 216, 210 y 159 años de prisión, respectivamente. Además, a los líderes estudiantiles Edwin Carcache, Amaya Eva Coppens, Nairobi Olivas y Kevin Espinoza; a la líder de los comerciantes Irlanda Jérez; el dirigente opositor Cristhian Fajardo; Ricardo Baltodano, hermano de la antigua comandante guerrillera sandinista y ahora opositora Mónica Baltodano, entre otros. Las liberaciones fueron realizadas por el Sistema Penitenciario Nacional, cuyos custodios entregaron a los «presos políticos» ante los familiares, en sus casas, bajo la observación de miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). «Nicaragua, Nicaragua», gritaban los liberados a bordo de un microbús de la CICR, mientras empuñaban sus manos en señal de victoria y levantaban banderas del país y entonaban las notas del himno nacional, según imágenes que circulan en las redes sociales. La periodista Lucía Pineda brincó de emoción al ser recibida por amigos y gritó «somos libres» y «gloria a Dios», mientras otros compañeros liberados gritaban "Viva Nicaragua libre" y ondeaban la bandera nicaragüense. «Patria libre para vivir», «Justicia», entre otras consignas proclamaban los liberados, mientras se fundían en abrazos en un ambiente de emoción. De momento, el Ministerio de Gobernación no ha precisado el número de manifestantes antigubernamentales que fueron liberados. El lunes, con base a la Ley de Amnistía, el Ministerio de Gobernación ordenó la liberación de 50 personas que estaban detenidas «por delitos contra la seguridad común y tranquilidad pública». El Parlamento de Nicaragua, controlado por el oficialismo, aprobó este sábado con carácter urgente esa Ley que concede «amplia amnistía a todas las personas que han participado en los sucesos acaecidos en todo el territorio nacional a partir del 18 de abril de 2018 hasta la fecha». La iniciativa ha sido rechazada por la oposición nicaragüense bajo el argumento que no ofrece justicia a las víctimas de las protestas contra el Gobierno que comenzaron por unas impopulares reformas a la seguridad social. También porque la Ley está basada en la tesis oficial en que las manifestaciones antigubernamentales se trató de un intento de golpe de Estado contra el mandatario. Según la oposición, con esa amnistía el Ejecutivo lo que pretende es liberar de acusaciones legales «a su gente», entre los que mencionan a la Policía Nacional y a los civiles armados que con las fuerzas de las armas levantaron los bloqueos en las vías que había instalado la oposición entre mayo y julio del año pasado para presionar al Gobierno. Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el mayor responsable de la violencia que ha dejado cientos de muertos es el Gobierno de Ortega, que a mediados de 2018 se valió de policías y fuerzas «parapoliciales» con armas de guerra, para atacar a civiles. La crisis de Nicaragua ha dejado al menos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 594, y el Gobierno reconoce 199. EFE
10-06-2019 | Fuente: abc.es
Hacía tiempo que palabras como autoamnistía no se pronunciaban. El término se hizo fuerte, en los años 80, con esa especia de indulto previo que se dio a sí misma la última dictadura argentina (1976-83). La cuarta Junta Militar que presidió el general Reynaldo Bignone, creyó que el pasado no tendría futuro con un perdón general a todos los que participaron de aquel plan sistemático de secuestros, torturas y asesinatos de miles de personas que, en su mayoría, se convirtieron en detenidos desaparecidos. El expresidente de la transición, Raúl Alfonsin, les demostraría que estaban equivocados al sentarlos en el banquillo de los acusados en el histórico juicio a las Juntas (1985). Ahora, parecería que el régimen de Daniel Ortega, versión Centroamérica de «Yo, el Supremo», se quiere también perdonar para evitar un futuro entre rejas. La ruta de la impunidad elegida por un Gobierno, convertido en banda criminal, es un proyecto de ley que, salvo error de memoria, no tiene precedente en la historia universal. En su primer artículo libera de toda culpa judicial a, «las personas que han participado en los sucesos acaecidos en todo el territorio nacional a partir del 18 de abril de 2018». Dicho de otro modo, a los policías, militares, paramilitares y mercenarios responsables de las masacres del mes de abril del pasado año que dejaron no menos de 325 muertos, decenas de desaparecidos, sesenta mil exiliados y cientos de presos políticos (de verdad) que sufren todo tipo de suplicios físicos y psicológicos. No satisfecho con esto Ortega y Rosario Murillo, dueños del circo negro en el que se ha convertido Nicaragua, se ocuparon de que la Asamblea Nacional incorporara el párrafo más insólito que una pudiera imaginar y es la «amplia amnistía» a aquellos «que no han sido investigados, que se encuentran en procesos de investigación o en procesos penales y en cumplimiento de ejecución de sentencias». Es decir, que se da carpetazo a las investigaciones en curso, que se prohíbe que haya otras y que los procesos judiciales y sus sentencias sobre «los hechos acaecidos» desde abril del año pasado (incluidas los delitos comunes de robo etc) son ya papel mojado y los culpables trasformados en inocentes. El expresidente Carlos Menem, borró con la mano del indulto las sentencias del Tribunal (hasta de cadena perpetua) a los gerifaltes de la dictadura. La condena social les persiguió años pero hasta Rafael Videla volvió -y murió en prisión - tras anularse aquellos indultos. Daniel Ortega y Rosario Murillo podrán triunfar con su «autoamnistía» pero los delitos de lesa humanidad y así están tificados los del régimen nicaragüense, no prescriben. Más tarde o más temprano, ese siniestro matrimonio terminará dando cuentas a la justicia y como Videla, pasará sus últimos días en una celda. Su única aliada, previa a esa escena, sólo podrá ser la muerte y eso, no se desea ni al peor enemigo.
10-06-2019 | Fuente: elpais.com
Weegee, el talento de llegar el primero
Un artista descubre que las 73 imágenes que adquirió hace casi 50 años en una tienda de segunda mano y conservaba en su cocina pertenecen al célebre reportero de sucesos
09-06-2019 | Fuente: elpais.com
Planeta Ana Rosa
La presentadora de Telecinco lidera los magacines de las mañanas frente a Susana Griso en Antena 3, un mundo que en televisión es política, sucesos y cotilleos
28-05-2019 | Fuente: elpais.com
El Ejército mexicano devuelve un fusil de alto poder a un grupo de civiles que retuvo a un convoy militar
En menos de una semana, una serie de ataques, balaceras y sucesos extraños han devuelto la sensación de que Michoacán es un Estado tomado por el crimen
27-05-2019 | Fuente: elpais.com
El Ejército mexicano devuelve un fusil de alto poder a un grupo de civiles que retuvo a un convoy militar
En menos de una semana, una serie de ataques, balaceras y sucesos extraños han devuelto la sensación de que Michoacán es un estado tomado por el crimen
26-05-2019 | Fuente: abc.es
Los paramilitares más violentos desconfían de Maduro porque iba a «venderlos» en la negociación de Oslo
Su irreverencia se refleja en el mural pintado a la entrada al barrio. Un grafiti de Jesucristo con una corona de espinas, empuñando un fusil y, a su lado, la Virgen de Coromoto ?patrona de Venezuela? con el niño Jesús sosteniendo una escopeta intimida a los viandantes que se acercan al lugar. «La Piedrita venceremos», se lee sobre las imágenes religiosas que dan la bienvenida al barrio 23 de Enero, considerado uno de los sectores populares más peligrosos de Caracas. Allí donde se encuentra el mausoleo con los restos del fallecido expresidente Hugo Chávez comenzaron a gestarse hace más de dos décadas varios movimientos sociales que se encargaban de reclutar jóvenes para formar grupos de defensa y servir de guardianes del barrio. Con los años esos grupos se fueron radicalizando y empoderando con la venia del Gobierno. El intento de golpe de Estado contra Chávez en 2002 sirvió como excusa perfecta para suministrarles armas para la protección del chavismo. Son los «colectivos», los paramilitares que se cubren con capuchas, llevan armas largas y disparan desde sus motos o sus escondites contra los manifestantes que se protestan contra el regimen. La oposición venezolana los considera como grupos paramilitares que «actúan al margen de la ley». En definitiva, son el brazo armado del chavismo apoyado en su momento por Chávez y, ahora, por Nicolás Maduro. «Yo entregaría con honor mi vida por defender el proyecto y legado de mi presidente, el Comandante Hugo Chávez», asegura a ABC Valentín Santana, jefe del colectivo La Piedrita, a quien no le tiembla el pulso para grabar sus mensajes en las redes sociales a cara descubierta y fusil en mano. En 1989, Santana fundó el colectivo tras los sucesos violentos del Caracazo, que ocurrieron por el aumento del precio de la gasolina y degeneró en un paro del sector de transporte y saqueos masivos en todo el país. Más tarde, en 1998 respaldó la campaña de Chávez a la presidencia. Es un auténtico líder popular, tiene poder y es visible dentro de la zona, una llamada suya basta para sacar a las calles a cientos de motociclistas, especialmente los días en que la oposición venezolana protesta contra el Gobierno de Maduro. De hecho, los medios de comunicación los han grabado reprimiendo a los manifestantes junto a la Policía y a la Guardia Nacional. En el país sudamericano operan centenares de colectivos, entre los más activos se encuentran La Piedrita, Tres Raíces, Alexis Vive, los Tupamaros y Carapaica. Proliferaron por todo el territorio tomando como referencia las Brigadas de Respuesta Rápida de Cuba. De dónde proceden sus es «una pregunta prohibida», según Valentín Santana, pero como ha podido saber ABC el Gobierno los financia a través de los Claps, las bolsas de comida que se vende a la población que simpatiza con el chavismo a un precio inferior al mercado. Maduro consiente que las ayudas sociales que ofrece a la población a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, conocidas como las cajas de comida Clap ?proyecto que coordina Freddy Bernal? sirva para financiar a estos grupos paramilitares. Este diario pudo saber que los integrantes del colectivo Tres Raíces revenden estas cajas de comida con la complicidad y apoyo de altos cargos del régimen. Lo hacen en la zona E del barrio 23 de Enero, donde tienen varios galpones y casas en las que guardan grandes lotes de alimentos importados desde México y Brasil. La zona es custodiada por los colectivos y la Policía tiene prohibido acercarse al lugar. El precio oficial de la caja de alimentos a las familias es de 2.500 bolívares, pero el colectivo las revende en 52.000 bolívares ?un litro de leche cuesta 20.000 bolívares?. El pago se hace en efectivo y se aceptan bolívares, dólares y euros. La traición ¿Por qué consiente Maduro que ocurran estos cambalaches? ABC pudo saber que los principales colectivos se enteraron de que en las recientes «negociaciones» de Oslo entre el Gobierno y la oposición, el representante del presidente encargado, Juan Guaidó, exigió el desmantelamiento de estos paramilitares. Fue una exigencia que el chavista aseguró que Maduro la aceptaría. Desde entonces, la desconfianza y el malestar de los colectivos hacia Maduro, que al fin y al cabo no es Chávez, va en aumento y así el presidente intenta calmarlos. «Allí se maneja más dinero que en una agencia bancaria», explicó a ABCuna mujer que vive en la zona E. «La reventa de los productos subsidiados es un secreto a voces, todos lo saben, pero nadie dice nada», comentó. Se sabe que a través de la venta de estos productos el colectivo Tres Raíces consigue los recursos para financiar sus actividades, pagar el salario de sus integrantes e incluso para comprar armas. Orlando Reyes es el nuevo líder del Colectivo Tres Raíces. Hay que consultar con él cualquier cosa que se quiera hacer en el barrio. Después de varias semanas de gestiones ABC consiguió hablar con él. Hace un año, el nombre de este colectivo saltó a los medios de comunicación de medio mundo porque el que era entonces su líder, Heiker Vásquez, participó en las operaciones para capturar y matar a Óscar Pérez, un policía, exmilitar y actor, acusado de terrorismo por parte del Gobierno, que robó un helicóptero, sobrevoló Caracas y lanzó dos granadas que no llegaron a explotar sobre instituciones públicas. Vásquez, además de jefe de Tres Raíces, vestía uniforme de la Policía Nacional Bolivariana y junto con las Fuerzas de Acciones Especiales, FAES, rodearon Pérez y sus seis acompañantes. En la refriega Vásquez murió y al verse rodeado tras perder a sus compañeros Óscar Pérez se rindió pero, a pesar de ello, fue asesinado a tiros y luego rematado, tal y cómo confirma a ABC uno de los líderes de Tres Raíces. La muerte de Vásquez fue confirmada por Freddy Bernal, el coordinador de los Claps y presunto jefe nacional de estos colectivos. La exfiscal general, Luisa Ortega Díaz, ahora perseguida por el regimen y ahora exiliada, señaló que sobre Vásquez pesaban cinco expedientes por diferentes delitos y que tenía una orden de arresto que nunca llegó a ejecutarse. Aliados y rivales Entre los colectivos existen rivalidades que muchas veces se saldan con enfrentamientos armados y muertes. El barrio 23 de Enero tiene una superficie de dos kilómetros cuadrados y acoge a casi 300.000 habitantes. El territorio está dividido entre los colectivos que operan en el lugar. Tres Raíces tiene su radio de acción en las zonas de El Observatorio y las zonas más cercanas al palacio de Miraflores. Además, controlan varias infraestructuras como un estadio, un centro de educación, dos ambulatorios y tienen sus oficinas en la planta baja de dos edificios. «Estoy dispuesto a morir por defender la patria», se despide Reyes, líder de Tres Raíces. Otro de los colectivos formado bajo la tutela del gobierno venezolano es «Ana Karina Rote», que domina la zona de Caricuao al oeste de Caracas, en donde se ha instalado un campo de entrenamiento de personal civil para la defensa de la patria en caso «de alguna invasión armada por parte de Estados Unidos», según uno de sus miembros. El campo de entrenamiento se ubica en una zona de montaña, en un sector denominado UD-5, en donde «reclutas» aprenden a formar y desfilar, leyes vigentes, ejercicios militares y el uso de armas de guerra. Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, mostró en su programa «Con El Mazo Dando», esos entrenamientos con armas y el manejo de motos de altas cilindradas. «Nosotros nos estamos preparando para defender la revolución en cualquier terreno», señaló el número dos de Maduro. Uno de los líderes del colectivo Ana Karina Rote explica a ABC que, además de Caricuao, están presentes en otros sectores de Caracas, en donde ofrecen talleres de educación para el trabajo, enseñan la agricultura urbana y promueven la convivencia. «Atendemos temas sociales de la población, pero también somos un grupo armado que reconocemos a Nicolás Maduro como nuestro único presidente y tenemos la misión de neutralizar, por cualquier medio, las acciones de calle violentas que pretendan realizar los representantes de la ultraderecha, que quieren fabricar las condiciones necesarias para que Estados Unidos nos invada. Aquí hay un pueblo que se moviliza con las armas», aseguró. Batallón de Vanguardia Igual que en el 23 de Enero, los integrantes del colectivo Ana Karina Rote están armados, pero no dicen quien les provee las armas. De este colectivo ha surgido un nuevo grupo denominado Batallón de Vanguardia, integrado por líderes comunitarios, con el fin de diseñar nuevas políticas de acción ante la tensa situación que atraviesa el país. «Estamos articulados con los demás colectivos de Caracas y de todo el país; queremos la paz y la defenderemos a toda costa, si es necesario con las armas», subraya.
24-05-2019 | Fuente: abc.es
Al menos 29 muertos durante un motín en la comisaría de Acarigua en Venezuela
Al menos 29 presos han muerto y 11 policías han resultado heridos durante un motín este viernes en la sede de la Policía Municipal del Municipio Páez en Acarigua, situado en el estado de Portuguesa, en el centro de Venezuela, según recogen diversos testimonios en redes sociales. Los detenidos, que al parecer protestaban por el hacinamiento y las malas condiciones del penal, se enfrentaron contra las Fuerzas de Acción Especial (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Habría al menos 11 policías heridos por el enfrentamiento. Se desconoce cómo se ha desarrollado el enfrentamiento entre los detenidos y los cuerpos policiales, que por el momento ha causado la muerte de 29 personas. Un vídeo difundido a través de las redes sociales muestra a unos de los presos del penal amenazando a los funcionarios de seguridad con armas de fuego y granadas. Además, en las imágenes se puede ver a civiles. Según Humberto Prado, director de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones, «la masacre de la Comandancia General de la Policía de Acarigua con 23 presos asesinados tiene entre sus responsables a Iris Varela, ministra de Prisiones, con su política de convertir calabozos policiales en cárceles. Los responsables deben ser sancionados». Por ahora, ningún organismo oficial ha respondido por los sucesos de la Comisaría de Acarigua.
...
6
...