Infortelecom

Noticias de sucesos

01-01-1970 | Fuente: abc.es
La mujer que mató a su novio mientras grababa un vídeo para YouTube se declara culpable
A finales de junio, una pareja de Minnesota protagonizó uno de los sucesos más absurdos y lamentables que se recuerdan. Una joven de 19 años (y embarazada) y su novio quisieron ganar audiencia en YouTube con un experimento peligroso e innecesario. La idea era disparar contra el joven mientras sujetaba un libro grueso que, en teoría, debía frenar la bala. Monalisa Pérez apretó el gatillo y su novio, Pedro Ruiz III, de 22 años, murió con el experimento. El truco salió mal y Ruiz sufrió una herida crítica de bala desde una distancia de 30 centímetros. Los servicios de emergencia llegaron al lugar para intentar salvar a Ruiz, pero no lo consiguieron y se llamó a un helicóptero para transportarlo a un hospital, pero el joven murió. La mujer fue arrestada y acusada de homicidio involuntario por accionar su pistola Desert Eagle del calibre 50. La joven fue puesta a disposición judicial. Monalisa fue acusada de homicidio en segundo grado y se enfrentaba a 10 años de prisión según el «Star Tribune». Esta semana se resolvió el juicio y la joven se declaró culpable de los cargos que le imputaban. Varios medios locales dijeron que, tras asumir su culpa, Monalisa cumplirá solo 180 días en la cárcel y pasara 10 años bajo libertad supervisada, aunque «The Pioneer Press» dijo que un juez tendría la última palabra sobre su sentencia. Dichas informaciones también dijeron que la sentencia establece que Pérez no podrá ganar dinero con el vídeo y que tampoco podrá tener armas de fuego el resto de su vida. Los fiscales esperan que la sentencia llegue en febrero y algunos medios apuntan (y corrigen) que, si Pérez acaba siendo condenada por homicidio en segundo grado, se enfrentará a una condena mucho más severa: 10 años de prisión y una multa de 20.000 dólares. En febrero saldrán de dudas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Así se defienden del terrorismo las principales capitales del mundo para celebrar el fin de año
Las principales capitales del mundo desplegarán mañana un importante dispositivo de seguridad para evitar posibles ataques terroristas durante las multitudinarias celebraciones para recibir el Año Nuevo que, en el caso de Alemania, está destinado también a prevenir los abusos sexuales. Algunas de esas ciudades, objetivo durante 2017 de atentados yihadistas, mantienen desde entonces un nivel elevado de alerta terrorista, como es el caso de Nueva York y Las Vegas, esta última escenario, hace tres meses, de la peor matanza a tiros de la historia moderna de Estados Unidos. En Europa, Alemania será pionera en destinar un área delimitada donde se prestará atención psicológica y sanitaria a mujeres que se hayan sentido acosadas o sufrido abusos sexuales. La medida se pondrá en marcha en Berlín, donde unos 1.400 policías velarán por la seguridad ante la emblemática Puerta de Brandeburgo, y se replicará en Colonia, ciudad en la que en 2015 se registraron abusos sexuales masivos que se reprodujeron al año siguiente, aunque en menor proporción, tanto allí como en el resto del «Land» (estado) de Renania del Norte-Westfalia. En Francia, el ministerio del Interior anunció que sacará a las calles a 139.400 miembros de las fuerzas de seguridad durante las celebraciones de la Nochevieja, entre ellos bomberos, personal de salvamento y artificieros. La totalidad del territorio francés estará cubierto por el dispositivo antiterrorista Vigipirate, con el acento puesto en los grandes centros comerciales, en las concentraciones de personas y en las infraestructuras de transportes públicos. Londres, con menos efectivos que en años anteriores A pesar de haber sufrido cuatro atentados terroristas en 2017, que dejaron 13 muertos y 18 heridos, Londres contará con menos agentes que en otras ocasiones, según informó la Policía Metropolitana (Met), que ha asegurado, no obstante, que el número de policías es el «apropiado» para la situación y se combinará con otras medidas de seguridad. Las medidas de seguridad se extremarán también en Turquía, donde se ha prohibido la celebración de fiestas en lugares emblemáticos de Estambul, como la plaza Taskim, en prevención de posibles sucesos como la masacre perpetrada hace un año el club Reina en la que un miembro del grupo terrorista Estado Islámico (EI) ametralló y asesinó a 39 personas. En Ankara no se prohibirá el tradicional festejo en la céntrica plaza de Kizilay, pero se desplegará un dispositivo policial, compuesto por 9.744 agentes. En España, Madrid y Barcelona reforzarán la seguridad en sus centros urbanos, con la colocación de «elementos de protección» después de que el pasado agosto un atentado yihadista en la capital catalana acabara con la vida de 15 personas y dejara más de un centenar de heridos. En Madrid, además, se cerrarán los accesos a la Puerta del Sol, la céntrica plaza donde se da la bienvenida al Año Nuevo, cuyo aforo quedará limitado a 20.000 personas, es decir, dos personas por metro cuadrado. En Portugal, donde el nivel de amenaza terrorista es moderado, el dispositivo de seguridad será semejante al del año pasado, con cortes de tráfico en los lugares de Lisboa y Oporto donde se esperan grandes aglomeraciones de personas. En otras capitales europeas, como Sofía, Viena, Budapest y Praga, las especiales medidas de seguridad se extenderán desde los centros urbanos, donde se celebrarán los festejos de Año Nuevo, hasta aeropuertos, estaciones de tren, autobuses y grandes centros comerciales. En todas ellas, además, se prevé la instalación de bloques de cemento o vehículos pesados en los accesos a las zonas más concurridas para evitar eventuales ataques como los ocurridos en otras ciudades de Europa. Estados Unidos reforzará especialmente la seguridad en Nueva York y Las Vegas, objetivos de los terroristas en este 2017. La vigilancia será mayor en los accesos a la plaza neoyorquina de Times Square, donde se reunirán más de un millón de personas para despedir el año, a raíz de los atentados del 31 de octubre, que costaron la vida a ocho personas, y del 11 de diciembre, sin víctimas mortales pero con varios heridos, en un pasillo de la red suburbana a sólo pasos de donde se dirá adiós al 2017. Las medidas incluyen el cierre de calles desde el mediodía, con camiones llenos de arena y vallas de cemento alrededor de la plaza. Las Vegas se blindará con casi 2.000 efectivos, con apoyo aéreo y de francotiradores, para garantizar la seguridad en la multitudinaria celebración de Año Nuevo cuando se cumplen tres meses de la matanza a tiros de 58 personas que asistían a un concierto al aire libre. El aeropuerto y otros puntos sensibles de la ciudad de los casinos, como su famoso bulevar, el Strip, donde se cometió la masacre el 1 de octubre pasado, recibirán especial vigilancia para que los más de 330.000 asistentes previstos puedan celebrar el nuevo año sin sobresaltos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Lavrov apunta a Trump como el causante de las  tensiones que hay en el mundo
A juicio del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, la actual política de Estados Unidos en el mundo es la causa de las «tensiones» que sufre el planeta. Washington «rechaza reconocer la realidad de un mundo multipolar (..) se niega a escuchar las opiniones de otros centros de la política internacional», afirmó este lunes Lavrov durante la gran rueda de prensa que ofrece cada año a periodistas rusos y extranjeros. El jefe de la Diplomacia rusa denunció los «métodos» empleados por EE.UU., «desde el despliegue de un sistema integral de defensa antimisiles hasta las sanciones unilaterales, pasando por la extraterritorialidad de su propia legislación y las amenazas para resolver cualquier problema internacional por la fuerza y únicamente según su propio punto de vista». Resumiendo los sucesos de ámbito internacional acaecidos en 2017, Lavrov enumeró los «focos de tensión» en los que, según él, Washington no cesa de echar leña al fuego. En primer lugar Irán, cuyo pacto nuclear ha sido cuestionado por el presidente norteamericano, Donald Trump, que exige su revisión bajo la amenaza de retirarse del acuerdo en cuatro meses. «EE.UU. intenta modificar el texto del documento para incluir aspectos inaceptables para Irán y nosotros no lo vamos a apoyar», advirtió el ministro de Exteriores ruso, refiriéndose a las nuevas demandas de Washington de agilizar las inspecciones de la OIEA en las instalaciones atómicas iraníes y la exigencia de que Teherán renuncie a desarrollar su programa de misiles balísticos. Moscú cree que, si Trump cumple su amenaza de abandonar el JCPOA (el pacto alcanzado en 2015 entre Irán y EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), Teherán -aseguró Lavrov- «dejará también de sentirse vinculado (..) lo que puede acarrear consecuencias imprevisibles». El ministro ruso, no obstante, dijo tener confianza en que los europeos respeten el acuerdo con Irán y «no se dejen llevar al terreno de EE.UU.». Según sus palabras, el fracaso del pacto con Irán influiría negativamente sobre el dictador norcoreano, Kim Jong-un, «quien comprendería que no se puede confiar en Estados Unidos». Rusia sostiene que Corea del Norte es otra de sus preocupaciones y, pese a que está habiendo avances y Trump se muestra proclive a una negociación, Lavrov criticó la convocatoria para este martes y miércoles en Vancouver de una conferencia de ministros de Exteriores para «la seguridad y la estabilidad en la península de Corea». El evento ha sido organizado por EE.UU. y Canadá, pero Rusia y China no han sido invitadas. «No espero ningún avance de esa reunión, me conformaría con que por lo menos no sea contraproducente», aseguró el jefe de la Diplomacia rusa. Siria En relación con Siria, Lavrov cree que Estados Unidos quiere provocar su desintegración con la iniciativa de desplegar una fuerza bajo su mando, aunque liderada por unidades kurdas, para controlar las fronteras. «Se trata de crear un enorme territorio separado en las fronteras con Turquía e Irak y al este de río Éufrates (..) esto nos hace temer una división de Siria», afirmó. Según su opinión, «Estados unidos no busca la paz en Siria, sino cambiar el régimen». Las sanciones estadounidenses contra Rusia, por la anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania, también fueron objeto de las críticas del titular de Exteriores ruso, quien opina que el objetivo real consiste en «apartar a Rusia» de los mercados de la energía y las armas. Lavrov considera que se trata de una forma de «competencia desleal». El ministro arremetió incluso contra el sistema de defensa antimisiles Aegis, que Japón ha comprado a Estados Unidos, señalando que «puede ser también utilizado para atacar». Advirtió que esta decisión de Tokio «ensombrece la relación con Rusia».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las autoridades presentan 38 cargos contra los Turpin, que se declaran inocentes
Las autoridades del condado de Riverside (California, EEUU) anunciaron hoy que han presentado un total de 38 cargos contra David y Louise Turpin, la pareja que mantuvo secuestrados a sus 13 hijos en condiciones insalubres. Los cargos formulados incluyen 12 por tortura, 12 por detención ilegal, 7 por abusos a un adulto dependiente, 6 por abuso de menores y 1 por acto lascivo sobre un menor, imputado a David Turpin. Si fueran declarados culpables de todos los cargos, la pareja podría afrontar hasta 94 años en prisión. Los Turpin se declararon «no culpables» tras serles formulados los cargos. El juez que lleva el caso estableció una fianza de 12 millones de dólares para cada uno. «Estos castigos se alargaban por espacio de semanas e incluso meses en ocasiones", indicó en conferencia de prensa Michael Hestrin, el fiscal de distrito de Riverside, quien habló de constantes "palizas, estrangulaciones, violencia y encadenamientos» por parte de la pareja. Las autoridades de la localidad californiana de Perris reconocieron estar aún intentando comprender qué motivos pudieron llevar a David y Louise a encerrar a sus trece hijos en casa y a llegar al extremo de encadenar a tres de ellos. «Parece un caso de depravación humana», reconoció Hestrin. Los vecinos de Perris, a 110 kilómetros al este de Los Ángeles y con su alcalde Michael Vargas a la cabeza, se han declarado devastados después de que este lunes las autoridades descubrieran los terribles sucesos que se escondían tras las paredes del domicilio de los Turpin. En un primer registro de la vivienda, la Policía pudo constatar que tres de los vástagos del matrimonio permanecían encadenados a distintos muebles, rodeados por un denso mal olor que denotaba una grave situación de insalubridad. El segundo aspecto del caso que desató todas las alarmas entre las autoridades locales fue la clara desnutrición que sufrían los trece jóvenes que, debido a la falta de alimento, fueron inicialmente identificados como menores a pesar de que sus edades oscilan entre los 2 y los 29 años. «Todas las víctimas están desnutridas. La víctima de 29 años pesa 37 kilos», afirmó Hestrin, quien indicó que a ninguno de los hijos de la pareja se les permitía ducharse más de una vez al año. «Estamos hablando de un abuso físico y emocional severo», agregó. La Policía descubrió lo que estaba ocurriendo gracias a que una de las víctimas, una joven de 17 años, consiguió escapar del domicilio familiar y llamó a los agentes desde un teléfono que encontró en la casa. La joven llevaba dos años tratando de escapar, apuntó Hestrin, quien señaló que algunos de los hijos de la pareja mostraban un nivel de aislamiento tan grave que no sabían lo que era un agente de policía. La pareja se instaló en Perris en 2014 tras conseguir una licencia que acreditaba que su domicilio servía, además, como escuela. Más allá de educar a sus hijos en casa, no obstante, los Turpin parecían ser una familia extensa pero normal. De hecho, en la cuenta de Facebook del padre pueden verse numerosas imágenes de toda la familia, en las que los hijos posan sonrientes en lugares como Disneyland. La próxima vista judicial para los Turpin tendrá lugar el 23 de febrero.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los Turpin se enfrentan a 94 años de cárcel por tener a sus hijos atados a muebles, desnutridos y sin ducharse
Los padres californianos David y Louise Turpin se han declarado no culpables de todas las acusaciones de tortura y secuestro ante las acusaciones del fiscal, que ha detallado entre otros abusos que los 13 niños no podían ducharse más de una vez al año y que jamás han acudido al dentista. «Esto que comenzó como una negligencia ha acabado por un maltrato brutal», ha declarado este jueves Mike Hestrin, fiscal del condado de Riverside, anunciando ayer todos los cargos que se le imputaban a la pareja. Horas más tarde, los Turpin se han defendido declarándose no culpables. La próxima comparecencia está prevista para el 23 de febrero. Los hijos, de edades comprendidas entre los 2 y los 29 años, han sido hallados encadenados a una cama, en condiciones de extrema insalubridad y malnutrición severa. Una de las hijas, de 17 años, fue quien dio la señal de alerta tras haber escapado a la vigilancio de sus captores. La mayor, de 29, pesa 37 kilos. Un total de 38 cargos Las autoridades del condado de Riverside (California, EEUU) anunciaron un total de 38 cargos contra David y Louise Turpin, la pareja que mantuvo secuestrados a sus 13 hijos en condiciones insalubres. Los cargos formulados incluyen 12 por tortura, 12 por detención ilegal, 7 por abusos a un adulto dependiente, 6 por abuso de menores y 1 por acto lascivo sobre un menor, imputado a David Turpin. Si fueran declarados culpables de todos los cargos, la pareja podría afrontar hasta 94 años en prisión. Los Turpin se declararon «no culpables» tras serles formulados los cargos. El juez que lleva el caso estableció una fianza de 12 millones de dólares para cada uno. «Estos castigos se alargaban por espacio de semanas e incluso meses en ocasiones», indicó en conferencia de prensa Michael Hestrin, el fiscal de distrito de Riverside, quien habló de constantes "palizas, estrangulaciones, violencia y encadenamientos» por parte de la pareja. Las autoridades de la localidad californiana de Perris reconocieron estar aún intentando comprender qué motivos pudieron llevar a David y Louise a encerrar a sus trece hijos en casa y a llegar al extremo de encadenar a tres de ellos. «Un caso de depravación humana» «Parece un caso de depravación humana», reconoció Hestrin. Los vecinos de Perris, a 110 kilómetros al este de Los Ángeles y con su alcalde Michael Vargas a la cabeza, se han declarado devastados después de que este lunes las autoridades descubrieran los terribles sucesos que se escondían tras las paredes del domicilio de los Turpin. En un primer registro de la vivienda, la Policía pudo constatar que tres de los vástagos del matrimonio permanecían encadenados a distintos muebles, rodeados por un denso mal olor que denotaba una grave situación de insalubridad. El segundo aspecto del caso que desató todas las alarmas entre las autoridades locales fue la clara desnutrición que sufrían los trece jóvenes que, debido a la falta de alimento, fueron inicialmente identificados como menores a pesar de que sus edades oscilan entre los 2 y los 29 años. «Todas las víctimas están desnutridas. La víctima de 29 años pesa 37 kilos», afirmó Hestrin, quien indicó que a ninguno de los hijos de la pareja se les permitía ducharse más de una vez al año. «Estamos hablando de un abuso físico y emocional severo», agregó. La Policía descubrió lo que estaba ocurriendo gracias a que una de las víctimas, una joven de 17 años, consiguió escapar del domicilio familiar y llamó a los agentes desde un teléfono que encontró en la casa. La joven llevaba dos años tratando de escapar, apuntó Hestrin, quien señaló que algunos de los hijos de la pareja mostraban un nivel de aislamiento tan grave que no sabían lo que era un agente de policía. La pareja se instaló en Perris en 2014 tras conseguir una licencia que acreditaba que su domicilio servía, además, como escuela. Más allá de educar a sus hijos en casa, no obstante, los Turpin parecían ser una familia extensa pero normal. De hecho, en la cuenta de Facebook del padre pueden verse numerosas imágenes de toda la familia, en las que los hijos posan sonrientes en lugares como Disneyland. La próxima vista judicial para los Turpin tendrá lugar el 23 de febrero.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un alumno mata a tiros a dos compañeros en un instituto de Kentucky
La tragedia en los institutos de Estados Unidos ya es casi rutinaria, pero la descarga de los sucesos se vuelve especialmente dramática cuando los ataques se producen entre los propios estudiantes. Este martes, un alumno de quince años asesinó a dos de sus compañeros e hirió a otras diecinueve personas, en una escuela superior del suroeste de Kentucky. Las autoridades comunicaron minutos después del suceso que el autor de los disparos había sido detenido. La imagen del menor esposado tras su despiadado ataque impactó en las redes sociales. El tiroteo tuvo lugar al día siguiente de que un alumno de dieciséis años abriera fuego con una pistola semiautomática contra una estudiante de quince, en la cafetería de un instituto de Texas. La tranquila localidad de Benton, en el condado de Marshall, se vio sobresaltada este martes, cuando el adolescente abrió fuego en el interior de una de las principales escuelas superiores de esta zona rural del estado. Cuatro graves El gobernador de Kentucky, Matt Bevin, confirmó el fallecimiento de dos estudiantes, así como el traslado urgente en helicóptero de otras cuatro, heridas graves, al centro médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville. Se trata de las instalaciones sanitarias con una mejor atención en el entorno de Benton, que se encuentra doscientos kilómetros al norte de la capital del estado de Tennessee.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Maduro culpa al presidente de Colombia de estar tras el «atentado» fallido
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la primera dama, Cilia Flores, tuvieron que abandonar de emergencia un acto militar televisado para festejar el 81 aniversario de fundación de la Guardia Nacional Bolivariana y el primer aniversario de la Asamblea Nacional Constituyente debido a varias detonaciones que dejaron un saldo de siete soldados heridos en la céntrica Avenida Bolívar de Caracas. Maduro ha señalado al presidente colombiano saliente, Juan Manuel Santos, de estar detrás del presunto ataque. «Todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas», dijo. Por su parte, la Presidencia de Colombia ha asegurado que «carece de base» la afirmación del mandatario venezolano. En la cadena televisiva nacional, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, ha anunciado que el «atentado» se produjo a las 17.41 hora local después de haber concluido el desfile militar. «Debo decir que el presidente Nicolás Maduro ha salido ileso del atentado que se ha saldado con 7 efectivos heridos que se encuentran atendidos en hospitales, y ahora el presidente se encuentra trabajando con el alto mando militar y el consejo de ministros», dijo Rodríguez. «Nuestro presidente Nicolás Maduro está en perfecto estado de salud, en perfectas condiciones (..), todo el trabajo que se ha hecho ha permitido establecer ya que se trata de un atentado», prosiguió en una alocución transmitida por la televisión estatal VTV. El discurso de Maduro y el desfile de militares fueron interrumpidos cuando estallaron los explosivos. En la imagen televisada se observa a la primera dama estremecerse al escuchar la detonación. Según reportes de vecinos y usuarios de redes sociales, las explosiones se produjeron cerca de San Agustín, entre las avenidas México y Bolívar. En las redes se hablaba que un dron cargado de explosivos C-4 estalló cuando un francotirador disparó contra el equipo volador que sobrevolaba en la zona de seguridad presidencial. El ataque ocurrió cuando Maduro, en el cierre del evento, defendía en un discurso las últimas medidas económicas de su gobierno, que son rechazadas por la oposición. El presidente venezolano contó que en el momento en el que se produjeron las explosiones, él se encontraba terminando su discurso en el acto de conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) en el que denunciaba «el sabotaje especializado, milimétrico y terrorista contra el sistema eléctrico». «Y estaba diciendo no bajemos la guardia porque la conspiración ha retornado, en ese mismo momento explotó frente a mi un artefacto volador, una gran explosión compañeros, mi primera reacción fue de observación, de serenidad», aseguró. Llegó a pensar -comentó- que se trataba de los juegos pirotécnicos que debían ser activados al finalizar el acto. «En ese momento todo el operativo de seguridad y protección se activó para garantizar mi resguardo, el resguardo de todos los presentes en el acto y la retirada», narró. Mientras tanto, un grupo anónimo llamado «Soldados de Franela» reivindicó la autoría de la «Operación Fénix», el nombre con el que han identificado el atentado contra Maduro. Estos sucesos ocurren en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta, y que se traduce en escasez de todo tipo de productos, hiperinflación y una pésima prestación de los servicios públicos. Por estas razones, en el país se desarrollan a diario decenas de protestas, en demanda de comida, transporte, agua, electricidad y mejores salarios, entre otras exigencias. La Fiscalía no descarta «cooperación terrorista» El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, informó de que el Ministerio Público no descarta la hipótesis de que el atentado sufrido esta tarde por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, haya contado con «cooperación terrorista» extranjera. «No pudiera descartarse que aquí pudiese haber habido la cooperación de algún factor subversivo terrorista fuera de Venezuela», dijo Saab en una conversación telefónica con el canal estatal VTV. Las declaraciones del fiscal se produjeron unas cinco horas después de que Maduro interrumpiera un acto con militares en el centro de Caracas después de que varios drones con cargas explosivas detonaran en las cercanías de la tarima, según explicó el Gobierno. El terrorismo «no se descarta dentro de las hipótesis de las investigaciones que adelanta el Ministerio Público que confirmo y aseguro llegará a la verdad y habrá una sanción implacable», remarcó el fiscal.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La tensión entre Venezuela y Colombia, al rojo vivo tras el «atentado» a Maduro
Al presidente Juan Manuel Santos la noticia lo pilló en la celebración del bautizo de su nieta Celeste. A esa hora de la noche, excepto la prensa nacional e internacional, nadie estaba atento a los sucesos en el vecino país. Tal vez de allí escueta reacción de fuentes del Palacio de Nariño ante las afirmaciones del presidente venezolano Nicolás Maduro, señalando como responsable del supuesto atentado que había sufrido a Santos. «No tiene base. El presidente está dedicado al bautizo de su nieta y no a tumbar gobiernos extranjeros», dijo inicialmente una fuente del gobierno. Se referían a la alocución nacional por radio y televisión en la que el presidente venezolano afirmó: «Hemos despejado la situación en tiempo récord, y se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy y no tengo duda que todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas». Y aclaró también que del supuesto ataque con drones lo salvó un «escudo de amor». En paralelo, mientras algunos periodistas y vecinos del lugar afirmaban que se trató del estallido de una bombona en un edificio y no de un ataque con drones cargados de explosivos, la periodista venezolana Patricia Poleo, desde el exilio en Miami, lanzaba una exclusiva por las redes sociales con un supuesto comunicado recibido por parte de militares activos opuestos al gobierno. En él hablan de la Operación Fénix para derrocar el régimen de Maduro, declaración que hasta ahora no ha sido confirmada por nadie y se suma al disparate mediático que sucede en este tipo de situaciones. En este escenario siempre delirante, ¿qué más se puede decir ante las reiteradas acusaciones del régimen vecino? A esta hora, ni el presidente electo Iván Duque ni líderes de izquierda como Gustavo Petro le han dedicado ni un trino a condenar el atentado o a rechazar las acusaciones contra Santos. Todos han aprendido aquello de que, a acusaciones necias, oídos sordos. Por su parte, y ya de manera oficial, la Cancillería colombiana emitió un comunicado de prensa casi a medianoche del sábado en el que rechazaba las acusaciones en contra del mandatario colombiano, calificándolas de absurdas y carentes de fundamento. Y reiteró lo que a nadie sorprende: «Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación». Mientras tanto, como también es normal, las fuerzas armadas colombianas permanecían atentas a cualquier otra acción del presidente venezolano. La crisis que no cesa Las complejas relaciones con Venezuela han sido cruciales en los ocho años del gobierno de Santos y seguirán siendo el punto neurálgico durante el mandato de Duque, quien insiste en su promesa de denunciarlo formalmente ante la Corte Penal Internacional, aunque por ahora está concentrado en afinar los 100 primeros días de gobierno y no a darle pábulo a las acusaciones de Maduro contra Santos. Precisamente para tratar el tema bilateral y revisar las acciones para atender el incesante flujo migratorio de venezolanos, el viernes pasado el presidente colombiano invitó a su sucesor a revisar la agenda bilateral, a la que le dedicaron varias horas de trabajo. Ante su inminente llegada a la presidencia y terminados los discursos de campaña electoral, la posición y acciones efectivas que asuma el gobierno de Duque frente a su homólogo venezolano serán determinantes para la seguridad nacional colombiana, para la estabilidad regional y en el manejo de una eventual reacción de fuerza del régimen vecino para mantenerse en el poder a sangre y fuego ante la profunda crisis que padecen los venezolanos. La semana pasada, en diálogo con la revista Semana, la canciller María Ángela Holguín, quien ha acompañado a Santos a lo largo de sus ocho años de mandato, hizo un balance de la complicada relación entre los dos gobiernos. «Desafortunadamente, siempre Venezuela ha sido un tema difícil para todos los cancilleres, pero aquí empeoró una situación interna en Venezuela. Este flujo de migrantes que se incrementó en el último año es una angustia permanente para el país», dijo. La ministra habló de los intentos del gobierno colombiano por sentar a dialogar a la oposición venezolana con el gobierno de Maduro, declarando ya abiertamente el fracaso de esas gestiones. Y ante la pregunta del cambio en la posición de Colombia hacia el vecino, cuando al inicio de su mandato Santos lanzó la controvertida afirmación de que Chávez era su «nuevo mejor amigo», Holguín respondió: «Cuando empezó el gobierno sí tratamos de tener una relación medianamente buena, en donde trabajáramos en temas que fueran positivos para los dos países. Pero definitivamente en abril de 2016, cuando el Tribunal Supremo decide desconocer a la Asamblea Nacional se da un quiebre a la democracia venezolana, que ya era un hecho, tomamos distancia, retiramos al embajador y desde entonces prácticamente no tenemos relaciones». Efectivamente, pensando en una negociación con las Farc, cuyos líderes estaban amparados por el régimen vecino, así como lo están hoy los líderes de la guerrilla del ELN, el gobierno de Santos procuró acercamientos y los buenos oficios de Hugo Chávez, quien fue instrumental para que la mesa de negociación en La Habana empezara en 2012. A todos les interesaba estar allí sentados: al gobierno Santos, para cumplir con su promesa de paz, al gobierno de Chávez para tener un escenario internacional un poco más favorable e injerencia en los asuntos de Colombia, y a las guerrillas para mantener su santuario, un aliado externo y aprovechar la atención mundial. Los detractores de los acuerdos y duros opositores al gobierno Santos supieron aprovechar las circunstancias calificándolo de «castro-chavista», asentando en el imaginario colombiano que este gobierno conduciría al país al precipicio venezolano. El tiempo probó lo contrario: este 7 de agosto, tras unas elecciones sin contratiempos y con participación histórica, Santos entrega el mando precisamente a sus detractores. Caballitos de batalla Durante muchos años, las crisis en las relaciones entre Colombia y Venezuela fueron tramitadas con el respaldo de la dirigencia política del país, plantando frente unido pero muy diplomático ante situaciones derivadas del diferendo limítrofe y la seguridad en los más de 2.000 kilómetros de frontera compartida. Con la llegada de Hugo Chávez (1999-2013) y Álvaro Uribe (2002-2010) al poder ese modelo de respuesta cambió y cada vez más se mediatizó la relación, llevándola primero ante los micrófonos que a los salones de las cancillerías. Si bien la crispación siempre fue alta, nunca hubo ruptura definitiva de relaciones, pero ese esquema de tensión y agresión sobrevivió a Chávez y se convirtió en el modo de operar de su sucesor. Los tiempos han cambiado y la crisis venezolana solo empeora. Mientras Colombia avanza pacíficamente en el cambio de gobierno, la batalla por el poder en Venezuela abre un nuevo frente en Bogotá, donde el Tribunal Supremo «en el exilio» está reunido desde el pasado 2 de agosto para adelantar el juicio oral y público contra el presidente Nicolás Maduro por corrupción en el caso Odebrecht, según fue denunciado por la exfiscal general Luisa Ortega Díaz. Pero Maduro hoy anda en otras cosas, denunciando atentados con drones e inventando responsables, para dejar nuevamente el futuro de su país en el aire.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El «atentado» a Maduro enturbia el relevo en la presidencia de Colombia
Todo está listo. El traje especialmente diseñado para la ocasión, incluida la sutil presencia de la bandera de Colombia en la parte posterior; la banda presidencial bordada y obsequiada por dos copartidarias del Centro Democrático; el protocolo para recibir a los jefes de Estado y delegados internacionales que acompañarán a Iván Duque Márquez a tomar juramento ante el presidente del Senado como el mandatario 117 en la historia de Colombia. El compromiso lo asume ante el Congreso de la República en pleno, incluidos los senadores y representantes de la Farc, la otrora organización guerrillera que un 7 de agosto, pero de 2002, recibió al entonces nuevo mandatario Álvaro Uribe Vélez con dos explosiones a pocas cuadras de la Plaza de Bolívar, escenario donde se realiza la democrática ceremonia. Por fortuna para Colombia, el único ruido que rodea el cambio de gobierno en el país es el eco de los extraños sucesos en Venezuela y las acusaciones del presidente Nicolás Maduro de la supuesta participación y alianza de la ultra derecha venezolana y colombiana, además del saliente presidente Santos, en un atentado. El presidente entrante ha preferido guardar silencio y no desgastarse en rifirrafes, sin desconocer que las relaciones con el vecino país demandarán atención y cuidado. Así, además de buscar alianzas regionales para propiciar una transición pacífica en Venezuela, tendrá que pedir prudencia a sus copartidarios, incluido el expresidente Álvaro Uribe, su mentor político y senador, quien el sábado señaló ante empresarios estadounidenses que la solución para Venezuela requiere acción de los soldados de ese país y una corta transición camino a un nuevo gobierno democrático. Cambio de mando Sin contratiempos relevantes, sobre las cuatro de la tarde, antes de la media noche española, una vez el nuevo mandatario tome juramento a la primera vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, y tras hacer el reconocimiento de tropas, Iván Duque se encaminará hacia su nueva oficina y residencia oficial hasta el 2022, cuando habrá de entregar su mandato. Allí, a la entrada del palacio presidencial, Juan Manuel Santos y su familia esperarán la llegada del presidente, acompañado por su esposa y tres hijos, además de su equipo inmediato de gobierno. Le darán la bienvenida y formalizarán la llegada del Centro Democrático a la Casa de Nariño, que el fin de semana quedó totalmente limpia de malas energías, según declaraciones de un sacerdote local, bastante mediático y comunicativo, que dijo haberla exorcizado, nota de color que la víspera se disputaba con Maduro los titulares de los medios colombianos. Iván Duque también está listo. Trabajador y estudioso, enfocará su labor desde el primer día en los tres temas sustanciales que ha marcado para su gobierno: reactivación económica a través de una reforma fiscal, lucha contra la corrupción y combate al narcotráfico. Para preparar sus primeros 100 días de gobierno, lleva dos semanas liderando reuniones con su gabinete, compuesto paritariamente por mujeres, como lo prometió, con una edad promedio de 50 años y un marcado perfil técnico, cosa que apunta no solo a un relevo generacional en la apoltronada dirigencia nacional, sino a sacudirse de cuotas burocráticas para los partidos aliados. Si bien el denominado «uribismo 2.0», bajo la batuta del expresidente Uribe, no se refleja en el gabinete, sí tiene asiento entre los asesores que rodearán al nuevo presidente y se verá en la forma de gobernar el exmandatario, procurando cercanía con las regiones a través de la microgerencia. La línea más dura del partido de gobierno es mayoría en el Congreso y será allí donde más juegue a favor de las políticas del nuevo mandatario y de los intereses partidistas. Los retos La reactivación económica es el reto principal que tiene Duque al recibir un país en claro déficit fiscal, una deuda externa del 40,2% del PIB, con un ritmo de crecimiento muy lento, aunque con mayor número de empleos formales y 5,4 millones de colombianos fuera de la pobreza. Se suma un récord positivo de inversión extranjera (14.509 millones de dólares anuales) y la revolución en infraestructura, legado de Santos que Duque quiere continuar. Apretar el cinturón del Estado le será más fácil que la reforma fiscal, promesa de campaña que los analistas ven con reducido espacio. El aumento de impuestos a la clase media y la falta de certeza de que los beneficios tributarios a las grandes empresas se traduzcan en mayor empleo, generarán tensión social y permanente debate político a su gobierno. El narcotráfico y la seguridad territorial son el otro gran reto, que a su vez pasa por la efectiva implementación de los acuerdos de paz y la atención a las zonas donde antes estaba la guerrilla de las Farc, territorios atomizados entre bandas delincuenciales que se disputan feudos del narcotráfico. Para María Victoria Llorente, directora del centro de pensamiento Ideas para la Paz, la prioridad debe estar en «una tarea de estabilización de las regiones en materia de seguridad y contención de la creciente violencia contra los líderes sociales. Por otro lado, debe establecer una política de reincorporación, estrategia clave que en el último año y medio se quedó en el aire. Y por último, crear un plan de choque una vez presente su estrategia de erradicación de cultivos ilícitos. Lo clave es lograr la efectiva coordinación en la entrega de subsidios y el alistamiento de las familias para tener cultivos sustitutivos». En paralelo, la experta en seguridad nacional recomienda a Duque no precipitarse en definir el futuro de la negociación con el ELN, que aún se mantiene en La Habana. Así mismo, fortalecer el control del territorio en las fronteras del país, pues allí se cuece un problema para Colombia con sus vecinos. Por su parte, Adriana Mejía, internacionalista y directora del Instituto de Ciencia Política anota que «el reto más inmediato en política exterior será lograr una mayor comprensión de las complejidades que acarrea la implementación del Acuerdo con las Farc y los desafíos para la estabilización del país». Coincide en que la erradicación de cultivos será «tema prioritario con Estados Unidos para asegurar la cooperación de ese país no solo a través de recursos y apoyo técnico, sino también de intercambio de información judicial clave». Europa, como un mayor socio comercial y aliado en materia ambiental, también debe ser prioridad del gobierno, así como la aportarle a la Alianza del Pacífico para legar efectivamente los mercados asiáticos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un detenido por el tiroteo en Canadá en el que han muerto cuatro personas
Una persona ha sido detenida este viernes como presuto autor del tiroteo en la localidad canadiense de Fredericton en el que al menos cuatro personas han muerto, incluido dos agentes, según ha informado la Policía. El incidente ha tenido lugar en una rona residencial de esta localidad de la provincia de Nuevo Brunswick, en el este de Canadá. UDPATE: At this time we can confirm that we have one suspect in custody. Police continue to have the Brookside area contained for the foreseeable future as the investigation is ongoing. Please continue to avoid the area and follow us for the facts.? Fredericton Police (@CityFredPolice) August 10, 2018La Policía de Fredericton ha asegurado a través de Twitter que el incidente está en curso y que hay al menos cuatro muertos. Apenas han trascendido detalles más allá de que ha tenido lugar en la zona de la calle Brookside. «Publicaremos más información cuando podamos confirmarla», ha añadido. Además, ha instado a la población a evitar la zona y mantener las puertas cerradas. Un vecino de la localidad, entrevistado por la cadena CBC, escuchó un ruido como de «petardos» hacia las 7 de la mañana. «Visto el ritmo, habría podido ser un disparo. Hacía pop, pop, pop», ha declarado. Las leyes de armas en Canadá son más estrictas que en Estados Unidos, pero la proliferación de pistolas ha llevado a un aumento de los tiroteos en los últimos años. «Terribles noticias en Fredericton», dijo el primer ministro canadiense Justin Trudeau en Twitter. «Mi corazón está con todos los afectados por los disparos de esta mañana. Estamos siguiendo de cerca la situación». Re: Shooting. At this time, we can confirm multiple fatalities. The incident is ongoing. More information will be available when we can. Please continue to avoid the area of Brookside Drive between Main and Ring Road.? Fredericton Police (@CityFredPolice) August 10, 2018De momento, ha pedido no publicar información sobre la posición o las actividades de la Policía o de los equipos de emergencia y que, «debido al volumen de llamadas», no se contacte directamente con la comisaría. Imágenes mostradas por las televisiones locales muestran que la Policía ha cortado un tramo de unos dos kilómetros de Brookside Drive. Por su parte, la Asociación de Bomberos local también ha recomendado a los ciudadanos «permanecer en sus casas y negocios», informa Ep. «Cerrad las puertas y no uséis las redes sociales para informar de lugares donde hay policías», ha publicado en su perfil de Facebook. Una residente de la zona en la que se produjo el tiroteo, en el centro de Fredericton declaró a la radiotelevisión pública canadiense CBC que oyó los primeros disparos alrededor de las 08.00 hora local (11.00 GMT), según recoge Efe. Fredericton es una ciudad de algo más de 59.000 habitantes y está situada unos 150 kilómetros al norte de la frontera entre Canadá y Estados Unidos. Canadá, un país donde la legislación sobre las armas es más estricta que en su vecino del sur y las masacres no han sido tran frecuentes ni letales, ha vivido varios tiroteos mortales en los últimos meses. El último de ellos tuvo lugar en el barrio griego de Toronto el pasado 24 de julio, cuando murieron tres personas, incluido el autor de los disparos. En 2014 tuvo lugar otro tiroteo masivo en la provincia de Nuevo Brunswick, en ese caso caso en la localidad de Moncton, en el que murieron tres miembros de la Policía Montada de Canadá y dos resultaron heridos. En aquel momento, fue uno de los peores sucesos de este tipo en el país. No obstante, la proliferación de armas ha llevado a un incremento de los delitos violentos de esta naturaleza en los últimos años. Precisamente, según Reuters, este jueves la provincia de Ontario pidió más fondos para la Policía y mantener a los sospechos entre rejas mientras esperan juicio en delitos con armas de fuego.