Infortelecom

Noticias de start-up

13-07-2020 | Fuente: as.com
"Si hay alguien capaz de desmantelar al Ineos, ese es Froome"
En declaraciones al medio belga Het Laatste Nieuws Tom Boonen analizó la salida de Chris Froome del Ineos a final de 2020 y cómo espera que sea su rendimiento en el Israel Start-Up.
11-07-2020 | Fuente: as.com
¿Cómo es el Israel Start-Up, el nuevo equipo de Froome?
El británico se unirá la próxima temporada a uno de los equipos que inicia su andadura en el UCI World Tur y que ha tenido un gran crecimiento en las últimas 5 temporadas.
10-07-2020 | Fuente: as.com
Así es la bici que lucirá Chris Froome en el Israel Start-Up
El ciclista británico deberá afrontar importantes cambios en su paso del Ineos al Israel Start-Up y uno de ellos será su nueva máquina en el equipo israelí.
19-06-2020 | Fuente: as.com
El futuro de Froome, en el aire
El británico continúa sin renovar su contrato por el conjunto Ineos para la temporada 2021. Equipos como el Israel Start-Up le siguen de cerca.
05-04-2020 | Fuente: abc.es
Cerco a los judíos ultraortodoxos para frenar al coronavirus en Israel
Más de mil agentes de la Policía israelí bloquean y vigilan las entradas y salidas de Bnei Brak y el Ejército ha desplegado en esta localidad al sur de Tel Aviv a la 98 División de paracaidistas para asistir a sus 200.000 habitantes. Bnei Brak, conocida como «la ciudad de la Torá» (los cinco primeros libros de la Biblia, a los que los cristianos llaman Pentateuco), es un bastión de la comunidad judía ultraortodoxa y se ha convertido en el foco principal de coronavirus en Israel ya que los responsables de sanidad estiman que el 40 por ciento de los vecinos están infectados. Además del cierre total, los ministerios de Interior y Defensa ordenaron la evacuación de 4.500 ancianos mayores de 80 años a un hotel reconvertido en centro de cuarentena y ordenaron a aquellos residentes entre los 60 y 80 años, que no abandonen sus casas. Aunque Israel fue uno de los primeros países en cerrar sus fronteras e imponer restricciones a la población, las medidas de choque en Bnei Brak llegaron tarde y el nivel de contagios es aquí cinco veces superior al del resto de un país en el que ha habido hasta ahora 36 muertos y 7.030 contagiados, según los datos oficiales. Hay varios motivos que explican el contagio masivo en este lugar, el más densamente poblado de Israel con 26.368 habitantes por kilómetro cuadrado, entre ellos «la falta de acceso a la información por parte de los ciudadanos debido a la prohibición por parte de los rabinos de usar televisión, radio, teléfonos móviles o periódicos seculares. Luego está la profunda sospecha de que cualquier interferencia exterior desde el Gobierno o de ?expertos? pone en duda el liderazgo de los rabinos», recuerda Anshel Pfeffer, periodista que pudo acceder a Bnei Brak antes de su cierre, en el diario Haaretz. Temerosos de Dios El Estado judío proyecta al exterior la imagen de ser el país de las start-ups y de contar con la «capital gay» de Oriente Medio, Tel Aviv, pero a pocos kilómetros de distancia de esas industrias del siglo XXI y de las noches de ambiente telavivi hay un lugar como Bnei Brak. Los ultraortodoxos o jaredíes (temerosos de Dios) suponen un once por ciento de la población del país y lugares como Bnei Brek, o barrios como Mea Shearim, en Jerusalén, son auténticos guetos donde tratan de mantenerse lo más aislados posible del resto. En estos lugares la llegada de las fuerzas del orden para imponer el confinamiento fue recibida con indignación y los agentes, recibidos al grito de «nazis, nazis» en algunos barrios, tuvieron que recurrir a la fuerza para que los religiosos respetaran las normas de emergencia. Según los datos del estudio anual que realiza Israel Democracy Institute se calcula que en 2030 los ultraortodoxos supondrán el 16 por ciento de la población judía de Israel y en 2065 el porcentaje se elevará al 40. Un crecimiento basado en la media de 6,9 hijos que tiene cada mujer ultraortodoxa, muy superior al 2,4 del resto de mujeres no jaredíes. Los hombres no trabajan porque deben dedicar su vida a cumplir con una misión divina que es el estudio de la Torá. Para indignación de los israelíes seculares, que soportan una fuerte carga de impuestos, los jaredíes gozan de una amplia gama de subsidios y la mayoría no realiza el servicio militar obligatorio. Cuentan con dos partidos en el parlamento como Shas, formado por judíos orientales o sefardíes, y Judaísmo Unido de la Torá, formado por askenazíes, y son socios claves en los gobiernos de Netanyahu. El actual ministro de Salud, Yaakov Litzman, es ultraortodoxo y dio positivo tras saltarse sus propias recomendaciones y participar en una oración colectiva, según informó el Canal 12. La voz de Kanievsky Desde el comienzo de la crisis del coronavirus, la única voz que escucharon en Bnei Brek fue la del rabino bielorruso Chaim Kanievsky, de 92 años, quien pidió que las yeshivas (escuelas religiosas dedicadas al estudio de la Torá) siguieran abiertas, cuando el cierre ya era general en todo el país porque «la Torá protege y salva». El avance de la pandemia y la presión de los políticos le obligaron a rectificar, pedir el cierre de las escuelas y sinagogas y ordenar que las oraciones se hicieran en las casas, pero para entonces el coronavirus ya se había extendido. No es la primera vez que se vive una situación así en Bnei Brak. En 1991, durante la I Guerra del Golfo, el rabino Elazar Menachem Shach aseguró que ningún misil de Sadam Husein impactaría en la localidad si seguían rezando cada día y, como recuerdan sus seguidores con orgullo cada vez que surge la oportunidad, acertó. Kanievsky le tomó el relevó y vaticinó en 2012, cuando en plena ofensiva «Pilar Defensivo» contra Gaza, Hamás disparaba diariamente decenas de proyectiles. Las vecinas Tel Aviv o Ramat Gan recibieron varios proyectiles, ellos ninguno y la actividad religiosa no se interrumpió pese al clima bélico. El coronavirus, sin embargo, ha podido con Kanievsky y con la teoría de que la mejor forma de combatir un peligro es estudiando la Torá aún más duro. Esta vez el libro sagrado no es suficiente escudo para combatir al virus.
09-02-2020 | Fuente: as.com
La segunda juventud de Dan Martin en el Israel Start-Up
"Espero que este sea el equipo adecuado para sacar el máximo provecho de mí este año", explicó el irlandés durante la Volta a la Comunitat Valenciana.
31-01-2020 | Fuente: abc.es
Los candidatos demócratas y republicanos a las elecciones de EE.UU. 2020, uno a uno
Las elecciones de Estados Unidos de 2020 decidirán, como cada cuatro años, quién será el presidente de la nación más poderosa del planeta los próximos cuatro años. Hasta la votación definitiva del 3 de noviembre, tanto demócratas y republicanos despliegan una fabulosa maquinaria para determinar quién será su candidato en un largo proceso de primarias que dura desde el 3 de febrero, con los caucus de Iowa, hasta las convenciones de ambos partidos en verano. Donald Trump se perfila como candidato republicano a la reelección y aunque se han presentado otros dos aspirantes, parecen tener escasas posibilidades. La disputa está más reñida en bando demócrata, donde hasta una docena de precandidatos han llegado hasta los caucus de Iowa. Entre ellos hay multimillonarios, senadores, exgobernadores, veteranos de guerra.. Repasamos aquí sus perfiles uno a uno. Candidatos demócratas JOE BIDEN (Scranton, Pensilvania, 1942). Ex vicepresidente de EE.UU. Senador por Delaware a lo largo de 36 años y vicepresidente con Barack Obama durante ocho, Biden se presenta como defensor del legado del predecesor de Trump en la Casa Blanca, en aspectos como el acceso a la sanidad o el cambio climático. Aspiró sin éxito a la candidatura presidencial en 1988 y 2008, y en 2016 renunció a hacerlo tras el fallecimiento de su hijo a consecuencia de un cáncer. Considerado un moderado, tiene especial predicamento entre los blue collar, la clase trabajadora norteamericana. Su carrera electoral se ha visto salpicada por los hechos que han llevado al impeachment de Donald Trump, ya que este pidió supuestamente al presidente de Ucrania que investigara al hijo de Biden, algo que la Cámara de Representantes considera abuso de poder. BERNIE SANDERS (Brooklyn, Nueva York, 1941). Senador por Vermont El más veterano. Sanders lleva cuatro décadas en política, desde que accedió a la alcaldía de Burlington (Vermont), y en caso de ganar las elecciones alcanzaría la presidencia con 79 años. Objetor durante la guerra de Vietnam, se declara «socialista» y encarnó a la izquierda del partido en su duelo con Hillary Clinton por la candidatura para las elecciones de 2016. La «revolución política» que promueve ha inspirado a otros candidatos y a una parte importante de los seguidores demócratas que se oponen al establishment. Para sus detractores, va demasiado lejos en el país de referencia mundial del capitalismo. ELIZABETH WARREN (Oklahoma City, Oklahoma, 1949). Senadora por Massachusetts Azote de Wall Street y de las grandes corporaciones, Warren disputa a Sanders el terreno de la izquierda más radical de los demócratas, llegando a alcanzar posiciones destacadas en las encuestas. Propone una estricta regulación del sector financiero, al que culpa de la crisis de 2008 y de la desigualdad en los ingresos. No obstante, ha tenido que reconocer que ganó dos millones de dólares como asesora de grandes empresas, lo que ha podido restar algo de credibilidad a su mensaje. MICHAEL BLOOMBERG (Boston, Massachusetts, 1942). Empresario y exalcalde de Nueva York Alcalde de Nueva York entre 2002 y 2013, se Incorporó a última hora a la carrera electoral de los demócratas, en noviembre. Ofrece posiblemente la visión más centrista del partido y, de hecho, en su trayectoria ha pasado por el Partido Republicano. Bloomberg se presenta como el hombre capaz de derrotar a Trump en el duelo final por la Casa Blanca y para ello cuenta con sus mismas armas: una campaña bañada en dólares. De hecho, el patrimonio de este magnate de la información económica, estimado en unos 53.000 millones de dólares, es incluso superior al del actual presidente. Su comienzo, según las encuestas, no ha sido el esperado, aunque confía en remontar. En una estrategia arriesgada, ha decidido no presentarse en los primeros estados donde se celebran primarias, como Iowa, New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada, con la esperanza de recuperar luego el terreno perdido. PETE BUTTIGIEG (South Bend, Indiana, 1982). Alcalde de South Bend Una de las figuras emergentes en el Partido Demócrata a lo largo de la precampaña de 2019. Este millennial que se declara abiertamente gay se convirtió en 2011 en el alcalde de una ciudad de mediano tamaño más joven de EE.UU., con tan solo 29 años. Licenciado en Harvard y teniente de la Marina estadounidense, estuvo destinado en Afganistán mientras era regidor de su localidad natal. Su capacidad de ganar elecciones en un estado supuestamente republicano juega a su favor. ANDREW YANG (Schenectady, Nueva York, 1975). Empresario tecnológico Después de una década trabajando en diferentes start-ups, Yang se incorporó en 2015 a la Administración Obama como embajador de Emprendeduría Global. Su propuesta estrella es la creación del «Dividendo de la Libertad», una renta básica universal de mil dólares por parte de del Gobierno para cada ciudadano de entre 18 y 64 años, medida con la que pretende mitigar los bajos salarios producto de la automatización de la economía. Frente al «Haz América grande otra vez» de Donald Trump, su lema de campaña es «Haz América pensar más duro». AMY KLOBUCHAR (Plymouth, Minnesota, 1960). Senadora por Minnesota Su capacidad para atraer al electorado rural y su carácter apacible la hacen para algunos una posible rival efectiva frente a Donald Trump, especialmente en el llamado «Cinturón del Óxido», la región industrial en torno a los Grandes Lagos que se presenta clave en las elecciones de 2020. Se destacó en 2018 por su interrogatorio a Brett Kavanaugh durante la audiencia en el Senado para la confirmación de este como juez del Tribunal Supremo, en la cual le preguntó por su afición por el alcohol. TOM STEYER (Nueva York, 1957). Empresario Este magnate multimillonario asentado en California, que creó un exitoso fondo de inversión y que atesora una fortura que Forbes calcula en 1.600 millones de dólares, es el mayor donante en el Partido Demócrata. Durante dos años gastó millones de dólares en promover la recusación de Donald Trump, para lo que creó un grupo llamado «Need to impeach», que logró una lista de ocho millones de seguidores. Las causas medioambientales han sido otro de los focos de interés en los que ha centrado y a las que ha dedicado sus ingentes recursos. MICHAEL BENNET (Nueva Delhi, India, 1964). Senador por Colorado y exsuperintendente de las escuelas públicas de Denver Se presenta como un moderado capaz de introducir reformas progresistas en cuestiones como sanidad o educación a través del consenso. Pero Bennet también ha demostrado que cuando es necesario saca las garras, como sucedió en enero de 2019 cuando arremetió duramente contra el conservador de Texas Ted Cruz, a quien acusó de llorar con «lágrimas de cocodrilo» cuando lamentaba que se quedaran sin paga los servicios de emergencia que responden ante los desastres a causa del cierre del Gobierno federal, ya que años antes había provocado a su vez que la Guardia Costera se quedara sin paga. DEVAL PATRICK (Chicago, Illinois, 1956). Exgobernador de Massachusetts En 2006 se convirtió en el primer afroamericano en alcanzar el cargo de gobernador de Massachusetts, que revalidó cuatro años después. Antes, bajo la Administración de Bill Clinton, había sido fiscal general adjunto para los derechos civiles y ahora en su campaña defiende la construcción de «una mejor y más sostenible y más inclusivo Sueño Americano para la próxima generación». Entró en la carrera electoral de forma tardía, el pasado noviembre, lo que puede restarle posibilidades. JOHN DELANEY (Wood-Ridge, Nueva Jersey, 1963). Empresario y excongresista por Maryland Pese a haber sido el primer en confirmar su aspiración a la presidencia en el campo demócrata, tan temprano como en julio de 2017, su nombre sigue sin despegar en la carrera electoral. Hombre de negocios que ha sido propietario de una empresa de salud, se trata de uno de los miembros más ricos del Congreso. Aboga por tender puentes de colaboración entre partidos y se centra en la creación de empleo, la educación y las infraestructuras. TULSI GABBARD (Leloaloa, Samoa americana, 1981). Congresista por Hawái Veterana de la guerra de Irak, fue la primera samoana y la primera hindú en acceder al Congreso de Estados Unidos. Su campaña se centra en cuestiones de «guerra y paz». Pese a sus posturas progresistas y su apoyo al «socialista» Bernie Sanders en la carrera presidencial de 2016, el ala izquierda del Partido Demócrata la cuestiona por actitudes conservadoras de Gabbard, como haber criticado a los «extremistas homosexuales» y su oposición al derecho al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo. Candidatos republicanos DONALD TRUMP (Nueva York, 1946). Presidente de Estados Unidos Aunque teóricamente hay primarias en el Partido Republicano, nadie duda de que Trump será de nuevo su candidato. El empresario inmobiliario y showman televisivo irrumpió en la campaña electoral de 2016 con un discurso contra el establishment y nacionalista resumido en su lema «Haz América grande otra vez», con el que ganó primero las primarias y luego el duelgo por la Casa Blanca con Hillary Clinton. Durante estos años de mandato, ha desarrollado una agenda de dureza contra la inmigración ilegal y de lucha contra los acuerdos comerciales que consideraba desfavorables para el país, logrando apuntalar a sus bases, a pesar de que no ha logrado aún cumplir promesas como construir un muro en la frontera con México o desmontar el sistema sanitario impulsado por Barack Obama. El proceso de impeachment promovido por los demócratas en el Congreso podría, incluso, afianzar aún más sus posibilidades de reelección. JOE WALSH (North Barrington, Illinois, 1961). Excongresista por Illinois En su día elegido representante en el Congreso con el apoyo del conservador Tea Party, Walsh se hizo célebre con sus comentarios incendiarios a través del programa de radio que conducía aventar teorías de la conspiración en torno a Barack Obama, como su supuesta adhesión de Barack Obama al islam. Sin embargo, asegura que en 2016 votó por Donald Trump para que no saliera elegida Hillary Clinton, pero no porque el actual presidente le gustase. Ahora denuncia sus «mentiras» y asegura que supone un «peligro» para Estados Unidos, por lo que ha decidido presentarse a la primarias republicanas para evitar que continúe en la Casa Blanca. BILL WELD (Smithtown, Nueva York, 1945). Exgobernador de Massachusetts Se trata de un moderado que se acerca en muchos aspectos a los demócratas. Defiende el derecho al aborto, el acuerdo comercial con Canadá y México que Donald Trump ha reemplazado, llegó a dar su respaldo a Barack Obama y ha mostrado su apoyo al impeachment contra el presidente en el Congreso. Fue el primero en dar el paso de desafiar al actual presidente de Estados Unidos en las primarias del Partido Republicano, si bien sus opciones son escasas, según la gran mayoría de los analistas.
25-12-2019 | Fuente: elpais.com
Rivian, la alternativa a Tesla, engorda su caja
La ?start-up? consigue otros 1.000 millones de dólares de inversores como Amazon o Ford para su proyecto de camioneta eléctrica
21-12-2019 | Fuente: as.com
Luis Llagostera: "El fútbol con dron te hace sentir una estrella"
Luis Llagostera, CEO de Fly-Fut, la primera start-up que graba fútbol amateur con dron, charla con AS de una nueva era tecnológica que ya abraza Mikel Arteta.