Infortelecom

Noticias de sociedad

20-06-2020 | Fuente: as.com
Mariano vuelve a la lista
Zidane incluye en la convocatoria para visitar a la Real Sociedad al delantero, que no ha estado en los dos primeros partidos por problemas físicos.
20-06-2020 | Fuente: as.com
"La clave estará en recuperar nuestra personalidad"
El técnico de la Real Sociedad pide un voto de confianza hacia sus jugadores tras el mal reinicio de liga y considera clave volver a ser "atrevidos" para repetir victoria contra el Real Madrid.
20-06-2020 | Fuente: as.com
El calendario que le queda al Real Madrid y al Barcelona
Los de Zidane podrían asaltar el liderato si ganan a la Real Sociedad. Les queda jugar con Athletic o Villarreal. Al Barça, los mismos y el Atlético de Madrid.
19-06-2020 | Fuente: as.com
El Ayuntamiento cede el terreno para construir el Valencia Arena
La sociedad Licampa tiene la concesión por 50 años del suelo donde estará ubicado el pabellón para 15.000 personas. Durante este verano comenzarán las obras.
19-06-2020 | Fuente: abc.es
La familia Le Pen se enreda en nuevas trifulcas familiares
La familia Le Pen ha vuelto a enredarse en unas peleas de familia que degradan su imagen pública, cuando su partido histórico ha sido condenado judicialmente por «abuso de bienes sociales », relacionado con la oscura financiación ilegal del ex Frente Nacional (FN), reconvertido en Agrupación Nacional (AN). Marine Le Pen (52 años) decidió celebrar la memoria del general de Gaulle, con motivo del 80 aniversario del llamamiento a la resistencia contra la invasión nazi. Operación fallida. La presidenta de Agrupación Nacional fue recibida a tomatazos por los lugareños de la Isla de Sein (Bretaña) escandalizados por el intento de explotación publicitaria. De regreso a París, con la coleta entre las faldas, Marine Le Pen recibió un estacazo de su propio padre, Jean-Marie Le Pen (92 años), presidente fundador del Frente Nacional (partido histórico de la extrema derecha francesa): «Mi hija no sabe lo que dice, la pobre». No es un secreto que Le Pen (padre) odiaba a de Gaulle. Las relaciones familiares y políticas de Marine y Jean-Marie, como les llaman sus fieles, son pasablemente desastrosas desde que la hija decidió expulsar a su padre de su partido, al que cambió de nombre para intentar enterrar varios escándalos judiciales que han terminado muy mal. Enfrentada en casi todo lo esencial con su propio padre, comenzando por la «línea política», Marine Le Pen ha vuelto a enfrentarse a cara de perro con su sobrina, Marion Marechal Le Pen (30 años), que sigue sin tener el eco político esperado, víctima de sus disputas no solo políticas con su tía. Las recientes manifestantes multiculturales, racistas y antiracistas, entre extremistas de izquierda y derecha, grupúsculos étnicos y policías, han vuelto a enfrentar a Marion y Marine. La sobrina comenzó por denunciar las «derivas étnicas» de algunas manifestaciones. La tía la respondió con malévola descendencia: «Marion vuelve a equivocarse. No tiene experiencia y vive al margen de la vida política, sin futuro, sin partido. Vive en provincias, lejos de París». Malevolencia condescendiente que cayó en el peor momento político para la familia, víctima de sus enredos políticos, con flecos fraudulentos. El Tribunal de París ha condenado al ex FN, actual AN, de «abuso de bienes sociales», durante varios años, a través de pequeñas sociedades familiares y amistosas que han servido históricamente para pagar las campañas electorales de la familia Le Pen, financiadas, en cierta medida, con créditos bancarios rusos, por pagar, concedidos por banqueros próximos a Vladimir Putin.
19-06-2020 | Fuente: as.com
Cuándo juega el Real Madrid su siguiente partido de LaLiga contra la Real Sociedad
Será el primer encuentro de los de Zidane lejos del Alfredo Di Stéfano desde que se reanudara la competición tras la crisis provocada por el coronavirus.
18-06-2020 | Fuente: as.com
Partidos de hoy, 18 de junio, en LaLiga y en Segunda: horarios y TV
Horario de los partidos de hoy, 18 de junio, en LaLiga Santander y LaLiga SmartBank. Alavés - Real Sociedad y Real Madrid - Valencia se disputan hoy.
18-06-2020 | Fuente: abc.es
La paradoja de Fukuyama
Francis Fukuyama saltó al estrellato intelectual en 1992, en mitad de la vasta disrupción generada por el final de la Guerra Fría, con la publicación de «El fin de la Historia y el último hombre». En ese libro, tan comentado como mal leído, el politólogo americano planteaba el inevitable triunfo de la democracia liberal occidental como única opción posible para una sociedad moderna. Sin razón de ser para más luchas de clase, procesos revolucionarios o incluso conflictos armados. El paso del tiempo (agravado por Putin, Xi Jinping y toda esa envalentonada ralea de sátrapas y populistas) no ha sido precisamente amable con ese sofisticado libro. Sin importar que su autor, al que tuve el privilegio de entrevistar en Washington, insistiera en graves amenazas como el nacionalismo o el fanatismo religioso para alcanzar ese «punto final de la evolución ideológica de la humanidad». En estos días, también de enorme disrupción, Fukuyama vuelve a la carga en el último número de la revista Foreign Affairs explorando el orden político y la pandemia de coronavirus. La paradoja que le sirve como punto de partida es que no existe una correlación entre el tipo de régimen político (democracia o régimen autoritario) y el éxito-o-fracaso a la hora de gestionar el Covid-19. A su juicio, los tres factores decisivos a la hora de proteger a ciudadanos y economías de los brutales efectos de la pandemia han sido: capacidad y competencia estatal, confianza social en el gobierno y efectivo liderazgo político. Por el contrario, la disfuncionalidad estatal, la polarización política y el liderazgo de reality show aseguran los peores resultados posibles. Por eso, China gana y EE.UU. pierde, junto a las formas más extremas del neoliberalismo. Fukuyama considera que la subsecuente crisis económica va a ser larga y muy dura, salvo para gigantes tecnológicos llamados a beneficiarse de la proliferación de interacciones digitales. Como Kissinger, también cree que las consecuencias políticas pueden ser todavía más significativas que las económicas. Fukuyama tiene claro que hay que pagar un altísimo precio político. Su única duda es quién lo pagará.
17-06-2020 | Fuente: abc.es
Alemania acusa a Trump de perjudicar la seguridad de Europa
El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, trasladó ayer a la UE la presión que Donald Trump pretendía ejercer sobre Alemania, al anunciar de forma unilateral y en un discurso lleno de reproches, la retirada de parte de sus tropas estacionadas en bases militares alemanas. Su presencia es «importante, no solo para Alemania, sino también para la seguridad de EE.UU. pero en particular para la seguridad de Europa en su conjunto», dijo Maas, que reaccionó al anuncio durante una visita a Polonia que se volvió inusualmente tensa, debido a que Varsovia no oculta su interés por recibir a los soldados americanos que abandonen Alemania. «Hemos tomado nota. No tenemos informaciones más concretas o más detalladas: cuándo, cómo, qué será implementado por el Departamento de Estado o por el Pentágono. No hemos recibido información y estamos a la espera», dijo el ministro alemán, subrayando así lo improvisado y unilateral de la medida, que según el anuncio supone reducir la presencia de la armada estadounidense a solo 25.000 soldados y la salida de seguramente más de 10.000. Los desencuentros entre los gobiernos de Trump y Merkel son incontables y desde la llegada del primero a la Casa Blanca Berlín ha extendido sus contactos con la Administración estadounidense y con la sociedad civil de este país, siguiendo la estrategia que en su día fuentes de exteriores definieron como «Trump pasará, la relación trasatlántica quedará». Pero esta primera retirada de tropas que llevan es las bases alemanas desde la II Guerra Mundial toma el camino de cambios estructurales en los equilibrios de defensa y seguridad en Europa peligrosamente difíciles de restaurar en un futuro. Maas habló ayer de «pasos que cambian la arquitectura de la seguridad de Europa» y de los que «es necesario hablar». Pero Trump parece dar a entender que el tiempo de las palabras ya ha pasado y reacciona con hechos a la negativa de Merkel a asistir a una reunión del G-7 que deseaba convocar en EE.UU. «Alemania está pagando a Rusia miles de millones de dólares por energía y luego ¿somos nosotros los que deberíamos proteger a Alemania de Rusia? ¿Cómo se supone que funciona esto? ¡No funciona!», justificó el presidente estadounidense la retirada de las tropas, en referencia a la construcción del gasoducto Nord Stream 2 del Mar Báltico, prácticamente listo para transportar gas de Rusia a Alemania, sin pasar por Ucrania y Polonia. Trump ha decretado incluso sanciones contra las empresas que participan en su construcción. «Nuestra posición al respecto no cambia. Las sanciones que se están barajando son extraterritoriales por naturaleza, desde nuestro punto de vista, y las rechazamos», respondió Maas al respecto. Trump también acusó a Alemania de discriminar a Estados Unidos en el comercio, en referencia a las fallidas negociaciones con la UE sobre un acuerdo comercial trasatlántico, «que nos han causado daños por cientos de miles de millones de dólares». Y de no cumplir con la OTAN, por desatender el compromiso aumentar el gasto en defensa hasta el 2% del PIB. El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento alemán, el conservador Norbert Röttgen, atribuyó sin embargo el paso dado por Trump a motivos electorales. «La crítica al gasto en defensa de Alemania no tiene nada que ver con la retirada de tropas, que debilita especialmente a los propios EE.UU. Trump está en campaña e intenta ganar puntos en su política interna». Las presiones de Rusia Junto a Maas, su homólogo polaco Jacek Czaputowicz, mencionó por su parte las conversaciones mantenidas por su gobierno con EE.UU. para un potencial fortalecimiento de la presencia estadounidense en Polonia y destacó que «ayudan a garantizar la seguridad y son un instrumento disuasorio adecuado contra las amenazas». «Para nosotros, Rusia es un país que usa instrumentos económicos para hacer política exterior, lo que conlleva una cierta amenaza. Puede emplear el suministro de gas para presionar a países para tomar ciertas decisiones», añadió Czaputowicz. Para el ministro polaco, la solución es «diversificar proveedores», un contexto en el que citó un contrato a largo plazo firmado recientemente con Estados Unidos. Desde Bruselas, la embajadora estadounidense ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, se ocupó del control de daños y aseguró que el compromiso militar de su país con Europa es «más fuerte que nunca», además de destacar que, a pesar del anuncio, «por el momento no se ha tomado ninguna decisión concreta».
...
6
...