Infortelecom

Noticias de sociedad

22-12-2019 | Fuente: abc.es
Media vida en la cárcel por el crimen de otro
El 20 de marzo las puertas de una prisión de Washington se abrieron y Halim Flowers salió de ella vestido de blanco, con paso cauteloso, una sonrisa en la cara y sin miedo a las incógnitas del futuro. Había entrado a la cárcel de niño, con solo 16 años. Salía de ella 22 años después, ya un hombre en plena madurez, decidido a ganarse la vida como escritor, fotógrafo, diseñador, humanista. A pesar de todas sus penurias ?de haber pagado un precio desorbitado por un delito que cometió otro, de recibir una condena de 40 años a pesar de ser menor de edad, de haber visto esfumarse toda su juventud arrastrado de una prisión a otra? Flowers es una persona asombrosamente carente de rencor. No tiene malas palabras, carece de enfado, no sabe de venganzas. Sólo piensa en el futuro, no tiene tiempo que perder. «Salí listo para trabajar, para convertirme en un artista, para seguir escribiendo, con ganas de cambiar la sociedad, de ganarme la vida por mis propios medios», dice ahora Flowers a ABC en su estudio de Washington. «En América las cosas no son fáciles si naces negro y pobre, y es más duro si además debes reinsertarte en la sociedad. Pero yo he salido decidido a no quedarme limitado, no quiero ser un esclavo, renuncio a la pobreza intelectual, me he convertido en un librepensador, no quiero más cárceles, físicas o mentales». «Salí con ganas de cambiar la sociedad, de ganarme la vida por mis propios medios» Washington hoy es una moderna ciudad de la que todos parecen ir y venir, en un permanente trasiego de políticos, diplomáticos y periodistas. Pocas son las personas que nacen en esta capital en constante cambio y expansión. Flowers es una de ellas, washingtoniano de verdad, nacido en 1980, hijo de los años de la revolución conservadora de Ronald Reagan. Pero la ciudad en la que hoy vive por fin libre no tiene nada que ver con la que dejó atrás para entrar en la cárcel en 1997. Aquel Washington, ya olvidado, era la capital criminal del país, durante sus años más oscuros y violentos. Sólo en el aciago año de 1997 hubo en la ciudad 300 homicidios, 218 violaciones, 4.500 asaltos a mano armada, 5.600 viviendas allanadas, 7.500 coches robados, según los archivos policiales. La droga mandaba en la calle. El «crack» arruinaba vidas y destrozaba familias. Hasta el que entonces era alcalde, Marion Barry, había sido grabado en una operación policial fumando «crack». No había más ídolos que la avaricia, adorada desde Wall Street hasta las calles del gueto. A un joven de raza negra, nacido en una familia modesta como Flowers, escapar de la angustiosa dictadura del «crack» le fue imposible. Juzgado como un adulto ¿Qué le falló a un niño de 16 años implicado indirectamente en un homicidio? «Aquí en América se dice que se necesita a todo un pueblo para criar a un niño», dice Flowers tras meditar durante apenas un minuto. «Si fui víctima de algo fue de una serie de hábitos que la sociedad normalizó: el tráfico y consumo de ?crack?, la cultura de agresión sexual, la solución de todos los problemas con un arma de fuego, la violencia doméstica, una batalla constante. Eso era Washington en los 80 y 90». Flowers fue detenido en su instituto el 20 de enero de 1997. Esposado, fue trasladado al retén por una docena de agentes sin que ninguno le revelara el motivo de su detención. Ya en la comisaría, después de ocho horas atado a una silla y sin poder hablar con sus padres o un abogado, un detective le informó de que se le acusaba de homicidio premeditado, que seria juzgado como un adulto y que pasaría el resto de su vida entre rejas. El problema es que según el atestado policial Flowers no apretó el gatillo. El 26 de diciembre de 1996, drogado y bebido, entró con un arma en la mano en un apartamento y trató de irse con 20 dólares de uno de los inquilinos, Elvern Cooper, de 51 años. La víctima forcejeó y Flowers se fue, con la pistola pero sin el dinero. Afuera le esperaba un colega, que se negó a irse con las manos vacías. Los dos volvieron al mismo apartamento, esta vez por la puerta trasera. Cooper, la víctima, se escondió en el dormitorio. El amigo de Flowers disparó a través de la puerta, hiriéndolo de muerte. El autor material nunca fue condenado por este delito, aunque sí por otro. Los platos rotos de este caso en concreto los pagó Flowers, ya que según la ley un cómplice en un delito grave con resultado de muerte puede ser juzgado como homicida, aunque sea menor. Resultado: condena a 40 años sin condicional. «Fui víctima de una serie de hábitos que la sociedad normalizó: el tráfico y consumo de ?crack?, la cultura de agresión sexual, la solución de todos los problemas con un arma de fuego, la violencia doméstica, una batalla constante. Eso era Washington en los 80 y 90» Flowers afirma que no es una persona violenta. «No soy una anomalía. Es un caso muy común. Lo que desarrollé de muy joven fueron reflejos violentos para sobrevivir. Es natural cuando la gente es asesinada a tu alrededor, van cayendo uno a uno, y entonces te nace el instituto de supervivencia», explica. Probó el ?crack? a los 13 años. Comenzó a venderlo meses después. Con 15 años, otro traficante le había puesto precio a su cabeza. Flowers le disparó. Fue arrestado, detenido y condenado a la condicional por asalto con intento de homicidio. Sumaba dos condenas menores cuando fue detenido por tercera vez y enviado a prisión. En 2017, el gobierno local de Washington aprobó una ordenanza municipal para reducir las condenas desproporcionadas de menores de edad que han hecho propósito de enmienda en prisión. Flowers es uno de los primeros en beneficiarse de ella. EE.UU. tiene la mayor población carcelaria del mundo: 2,3 millones de presos, al menos 63.000 de ellos menores, según Prison Policy Initiative. Flowers se esmeró en prisión: estudió derecho, historia y filosofía; se apuntó a recibir clases de la universidad de Georgetown, y escribió 11 libros. Hoy desarrolla sus muchas dotes artísticas en la incubadora de talento Halcyon Arts Lab, creando poesía, fotografía y hasta moda. Además asesora a otras víctimas de condenas desproporcionadas. Flowers entró a prisión con Bill Clinton en la Casa Blanca y sale con Donald Trump en ella. Preguntado por si se vería con el presidente para pedirle una reforma del sistema penal, Flowers responde afirmativamente: «Como dijo Malcolm X, estoy dispuesto a trabajar con todos, a encontrarme con quien sea y a ir a cualquier lugar con tal de hacer lo que tengo que hacer».
22-12-2019 | Fuente: elpais.com
Los franceses, esos eternos descontentos
La movilización contra la reforma de las pensiones reabre el debate sobre la tendencia de la sociedad a protestar en la calle
21-12-2019 | Fuente: as.com
Iraola y Gurpegi, sociedad de la última victoria en el Bernabéu
Yeray es el nuevo Gurpegi: "Los dos somos agresivos y fuertes, sí es una buena comparación", lanza a AS. Iraola remata: "El Madrid te hace daño, pero concede y deja también tus opciones".
21-12-2019 | Fuente: as.com
Al Atleti se le abre un objetivo: puede cerrar 2019 en Champions
La derrota del Getafe permite a los rojiblancos acabar el año entre los cuatro primeros. Al Sevilla no puede cogerlo, pero si pincha, le pueden rebasar Real Sociedad, Athletic y Valencia.
21-12-2019 | Fuente: as.com
"Todavía no hemos hecho nada"
Imanol Alguacil, el entrenador de la Real Sociedad, se deshace en elogios hacia Osasuna y Jacoba Arrasate.
20-12-2019 | Fuente: as.com
Un Tacon en racha visita al Atleti, el Barcelona recibe al Granadilla
La Primera Iberdrola cierra el telón de 2019 con cinco partidos adelantados tras la suspensión del Depor-Real Sociedad. El derbi madrileño tendrá todos los focos: Atlético-Tacon
20-12-2019 | Fuente: as.com
El Celta B - Castilla, suspendido por las fuertes lluvias en Galicia
La Federación Gallega ha optado por aplazar toda la jornada del sábado en Tercera y categorías inferiores. Tampoco se jugará el Deportivo-Real Sociedad de la Primera Iberdrola.
20-12-2019 | Fuente: abc.es
Macron gana la batalla táctica de dividir a los sindicatos
Emmanuel Macron ha conseguido una primera batalla táctica: dividir a los sindicatos sobre el futuro de su plan de reforma del sistema nacional de pensiones, «diluyendo» provisionalmente la crisis y evitando una «explosión» de descontentos, coincidiendo con la Navidad. Tras las primeras rondas de negociaciones de Édouard Philippe, primer ministro, con la totalidad de los sindicatos y el Mouvement des entreprises de France (MEDEF, Movimiento de las empresas de Francia, la patronal), se confirma una división de opiniones que rompe provisionalmente el frente sindical. La Confédération générale du travail (CGT, Confederación general del Trabajo, de origen comunista), sigue rechazando la gran reforma de Macron y pide «más movilización» durante la Navidad. La Confédération française démocratique du travail (CFDT, Confederación francesa democrática del trabajo, de evolución socialista) dice que no hay acuerdo, pero? se guarda muy mucho de «echar aceite» al fuego del incendio social. La Union nationale des syndicats autonomes (UNSA, Unión Nacional de Sindicatos Autónomos, independiente), ha pedido una «pausa» en la movilización, reconociendo que encuentra puntos «positivos», tras la negociación. Su voto permitirá romper la huelga en trenes y transportes públicos. La Confédération française des travailleurs chrétiens (CFTC, Confederación francesa de trabajadores cristianos, mayoritaria entre los cuadros), estima que hay muchos elementos positivos, a «matizar» en el proyecto de reforma del sistema nacional de pensiones. Ese arco iris de sensibilidades es una victoria parcial y transitoria para Emmanuel Macron: ha dividido al frente sindical; trenes, metros y autobuses podrán funcionar durante las Navidades, con problemas, sin duda, pero ofreciendo servicios públicos relativamente «normalizados». La Société nationale des chemins de fer français (SNCF, Sociedad nacional de ferrocarriles, equivalente a la RENFE española) promete servicios relativamente normales durante las Navidades. Los sindicatos que anunciaban el «bloqueo» navideño han fracaso en su intento. La Régie autonome des transports parisiens (RATP, Ente público que controla el metro y los autobuses públicos) confirma que podrá ofrecer servicios con «problemas» a geometría variable, pero «globalmente normalizados». Emmanuel Macron no ha ganado la «guerra» de la gran reforma del sistema nacional de pensiones. Los sindicatos más duros anuncian nuevas jornadas de huelgas y manifestaciones a primeros de 2020. Pero? la división sindical comienza a ser una realidad, tras la victoria táctica del presidente, cuyo gobierno seguirá negociando con los sindicatos que lo desean, matizando una histórica reforma del sistema nacional de pensiones. La «guerra» sigue. Pero Macron ha ganado algunos puntos. Continuará. Queda por redactar el futuro proyecto de Ley.
20-12-2019 | Fuente: elpais.com
La Real Sociedad golea al Becerril (0-8) en una ronda de Copa que apea a un equipo de Primera y a nueve de Segunda
Celta, Betis, Espanyol, Levante y Osasuna superan sus eliminatorias con solvencia mientras el Almería sucumbe contra el Tamaraceite canario, de Tercera