Infortelecom

Noticias de sociedad

25-02-2018 | Fuente: as.com
¿Qué fue de Karpin?: el ruso que conquistó Balaídos y Anoeta
El exjugador estonio-ruso dejó muy buenos recuerdos tanto en el Celta como en la Real Sociedad, mientras que pasó una amarga temporada en Valencia.
25-02-2018 | Fuente: abc.es
La rabia de los jóvenes del sur da bríos al populismo de Grillo
Beppe Grillo es como Hugo Chávez, y como Maduro sueña con el socialismo real en el tercer milenio; quiere convertir Italia en Venezuela. Imagina un modelo de sociedad que no debe crear riqueza, donde las empresas son financiadas por el Estado». Este es el durísimo juicio que sobre el cómico Grillo, fundador del Movimiento 5 Estrellas (M5E), da un conocido empresario italiano, Massimo Colomban, 68 años, un excolaborador muy estrecho de los populistas, que fue hasta octubre asesor económico de la alcaldesa de Roma, la «grillina» Virginia Raggi. Colomban, a quien Grillo presentó en el pasado como «nuestro superministro de Economía», con la misión de escribir el programa de reformas para Italia, se marchó dando un portazo a al M5E porque se le «acabó la paciencia»: «No logré cambiarle ni a él ni a su Movimiento», explica ahora con amargura. Y sentencia: «Grillo adopta el 95 % de las decisiones en el Movimiento y nadie tiene el coraje de contradecirle, porque sería marginado». «Grillo adopta el 95 % de las decisiones en el Movimiento y nadie tiene el coraje de contradecirle, porque sería marginado» Grillo sigue manejando los hilos de su criatura política, aunque anunció recientemente que se retiraba y dejaba al frente del Movimiento a Luigi Di Maio, 31 años, vicepresidente de la Cámara de diputados. Al candidato a primer ministro del M5E le gusta presentarse a sí mismo y a su Movimiento, como la auténtica novedad en el panorama político italiano: «Todos los partidos han tenido la ocasión para gobernar, pero no ha funcionado. Ahora nos toca a nosotros», afirma Di Maio, un meridional (Avellino, Campania) que está cosechando muchos votos en el sur de Italia, donde se juega una batalla decisiva de esta campaña electoral. Todas las encuestas dan al M5E como primer partido, a nivel nacional, con el 28%% de los votos, un porcentaje que ronda el 35% en Cerdeña, el 34% en Sicilia y el 31% en Campania. Esta ola se está propagando gracias el empuje de los jóvenes, enojados con los partidos tradicionales y llenos de rabia ante su negro futuro: el desempleo juvenil alcanza el 60% en muchas zonas del sur de Italia. Identificación Para el escritor meridional Marco Ciriello, 42 años, el éxito del fenómeno del M5E en el sur tiene una explicación: «El meridional Di Maio, que ni siquiera ha acabado la Universidad, que se equivoca con los subjuntivos, y que no ha logrado tener nunca un trabajo, provoca que se identifiquen con él muchísimos jóvenes y ya no tan jóvenes meridionales que sienten rabia hacia todo lo institucional, que odian a todos los que han logrado "situarse". Esos que se han quedado varados en casa son jóvenes a menudo mediocres, desgraciadamente sin currículum, que se identifican con un líder que tampoco lo tiene». Los analistas consideran que si esa juventud frustrada, que no tiene nada que perder, arrastra a sus padres a las urnas con su misma preferencia electoral, el Movimiento 5 Estrellas puede recibir una avalancha de votos. Hay otra razón importante en el voto del sur hacia el Movimiento 5 Estrellas. La competición clásica de las elecciones ha sido entre la derecha y la izquierda, pero esta vez la carrera se plantea también entre el norte rico y el sur pobre: algunos intelectuales, profesores y funcionarios votarán al M5E como una forma de protesta contra la subordinación del sur. Así lo explica el ensayista e investigador de Historia contemporánea Aldo Giannuli, próximo al Movimiento: «En el sur preocupa menos el tema fiscal, una cuestión que hará que la derecha gane en el norte». Pese a sus fracasos El apoyo electoral al M5E se mantiene invariable desde hace muchos meses, a pesar de los fracasos de sus administradores locales ?el caso de Virginia Raggi, alcaldesa de Roma, se percibe en general como un desastre?, y de algunos recientes escándalos como la designación de masones para candidatos al parlamento, o el fraude económico llevado a cabo por una docena de sus parlamentarios que, en contra de las reglas del partido, engañaban con recibos bancarios para quedarse con todo el sueldo, sin devolver una parte a la formación. Luigi Di Maio ha hecho una campaña electorado marcada por la moderación, para reducir, al menos en parte, la imagen de populismo que se había ganado el Movimiento guiado por el cómico Grillo desde 2013. Pero sus promesas son, como las de la mayoría de los partidos, imposibles de cumplir. Según el profesor de Economía, Roberto Perotti, el programa del Movimiento, con un coste de 108.000 millones de euros, no es realista. Destaca su propuesta de una «renta de ciudadanía», que costaría al menos 30.000 millones de euros: consiste en garantizar un mínimo de 812 euros al mes a cada persona soltera y 1.706 euros a un matrimonio con dos hijos menores de 14 años. Puro populismo. Luigi Di Maio, azafato y camarero Luigi Di Maio (Avellino, región de Campania, 1986) es un político con un pobre bagaje cultural y laboral. Su candidatura al Parlamento por el Movimiento 5 Estrellas (M5E) logró 189 votos en internet, en 2013. Tiene un diploma equivalente al bachiller y su ficha se resume así en la plataforma digital del M5E: «Azafato en la tribuna de autoridades del estadio de fútbol San Pablo de Nápoles, técnico computer hardware, agente comercial, trabajador en una empresa de construcción, camarero». El candidato a primer ministro del M5E atrae sobre todo votos del sur de Italia. A pesar de su campaña marcada por la moderación, frente al marcado populismo de Grillo, sus promesas parecen imposibles de cumplir.
25-02-2018 | Fuente: abc.es
«Never Again», la lucha estudiantil que desarma a EE.UU.
El senador Marco Rubio, republicano, radical defensor de la libertad de portar armas y largamente financiado por el poderoso lobby estadounidense, tuvo que escuchar la inquisitorial pregunta hasta tres veces consecutivas: «¿Va a seguir aceptando donaciones de la Asociación Nacional del Rifle?». La tensión cortaba el ambiente. Ocho días después, y a pocos kilómetros del instituto de Parkland donde Nikolas Cruz había segado a balazos la vida de diecisiete excompañeros, uno de los supervivientes de la matanza, Cameron Kasky, esperaba impasible la respuesta del congresista hispanocubano. Bajo la vigilante mirada de los millones de personas que contemplaban el debate televisivo de la cadena CNN, un vacilante Rubio defendió el derecho a que la NRA formara parte de su agenda política, pero, también, aceptó por primera vez reformas legales que había combatido repetidas veces. Como la de elevar la edad mínima para poder comprar armas. No es la única imagen de que una improvisada reacción adolescente ha sacudido la pétrea manera con la que Estados Unidos había afrontado hasta ahora su gran encrucijada, la de las miles de muertes violentas que asume cada año como si de una condena del destino se tratara. El mismo día, Donald Trump recibió a una representación de padres, profesores y alumnos de la atormentada Marjory Stoneman Douglas High School. Un descarnado encuentro que impactó en el poco impresionable presidente, según su propia confesión. La Casa Blanca ha reaccionado con propuestas para restringir la compraventa, así como la posibilidad de armar a los profesores ya experimentados en su manejo. Al margen de cuál sea el alcance definitivo de las medidas, el debate está abierto en canal. Como si asumiera un pretérito fracaso de no haber sabido proteger a los más débiles, la sociedad estadounidense parece despertar con la exigencia de comprometidos jóvenes que exigen «un control efectivo» de las armas. Que la andanada haya surgido en el corazón de Florida, uno de los estados más conservadores, y no en las grandes urbes de las costas del país, de mayoría progresista, apuntala la autenticidad de un movimiento bautizado por sus promotores como «NeverAgain» («Nunca más»). Hasta el gobernador de Florida, Rick Scott, también republicano, se ha situado a la cabeza de la manifestación con el anuncio de un plan para proteger a los colegios. Imparable El día de San Valentín de 2018 pasará a la historia del país como el detonante de un levantamiento estudiantil con pocos precedentes. Una revuelta pacífica de la llamada generación Z, la nacida después del año 2000, capaz de conectar y movilizar en segundos a miles de estadounidenses mediante el experimentado manejo que demuestran los nativos de las redes sociales. Miles de adolescentes avanzan hoy en la senda que no lograron abrir los padres y profesores de la escuela elemental Sandy Hook (Newtown, Connecticutt) en 2012. Entonces, el impacto emocional de toda una nación, paralizada por el asesinato a quemarropa de más de una veintena de niños, quedó engullido por la misma polarización ideológica que ha bloqueado durante años cualquier iniciativa para prevenir tragedias. A pocos se les va a ocurrir cuestionar el fondo de la segunda enmienda de la Constitución, que consagra el derecho a portar armas, tradición e identidad de un país único, pero la adopción de medidas legales parece imparable. El movimiento estudiantil surgió con la inesperada espontaneidad con que menores de edad tuvieron que asistir a la muerte en directo de sus compañeros. La misma que en pocas horas llevaría ante el Capitolio de Washington a cientos de jóvenes que, procedentes de colegios de alrededor, respondieron al grito viral de los levantados en Parkland. Rostros significados en el instituto abandonaron ese día su anonimato nacional para lanzar un desafío a la clase política. En medio de un profundo impacto emocional, jóvenes como Delaney Tarr, Emma González y un español nacido en Alcobendas (Madrid), Alfonso Calderón, resumían su lamento en esta frase: ?Hemos recibido muchos apoyos y muchas oraciones; ahora queremos acción, un cambio real?. Donaciones El movimiento estudiantil apenas ha dado los primeros pasos. Nadie está dispuesto a dejar marchitar una reacción que ya ha comprometido a las instituciones. Con el respaldo de más de cuatro millones de dólares en donaciones, que aportan personajes célebres como George Clooney y su mujer, Amal, además de Oprah Winfrey y Steven Spielberg, los líderes estudiantiles avanzan en su propósito. No sin mostrar un indisimulado recelo por la pureza de su causa frente a intoxicaciones ideológicas, como la seducción del dinero procedente del liberal Hollywood. Al igual que se han visto obligados a combatir ataques ultraconservadores como el que acusó a David Hogg, otra de las caras visibles del movimiento, de ser un actor a sueldo que ya había participado en otras movilizaciones de la izquierda. Nada que vaya a desviar de su combate a quienes se han comprometido a no bajar la guardia. Tras su activa presión a los congresistas de Florida y de Washington, los alumnos de Parkland se incorporan mañana a clase. El instituto reabre sus puertas, pero no cejará en su lucha. El 14 de marzo, cuando se cumpla un mes del trágico tiroteo, será el epicentro de los diecisiete minutos de silencio, uno por víctima, que guardarán los centros de todo el país. El 24 de marzo, se espera que cientos de miles de jóvenes acudan a su llamada en el Mall washingtoniano, donde el Capitolio puede ser testigo de la mayor movilización a favor de restringir las armas de la historia reciente. El 20 de abril, coincidiendo con el 19 aniversario de otra de las grandes tragedias del país, que costó la vida a doce estudiantes y un profesor en la escuela de secundaria de Columbine (Colorado), los estudiantes de Parkland intentarán mantener viva una llama con la que pretenden asegurarse de que sus compañeros no murieron en vano.
24-02-2018 | Fuente: as.com
El Barça de Valverde bate el récord del de Guardiola en Liga
El conjunto azulgrana acumula 32 partidos sin conocer la derrota y ya apunta al histórico registro logrado hace más de tres décadas por la Real Sociedad.
24-02-2018 | Fuente: abc.es
Las grandes empresas rompen su colaboración con la Asociación Nacional del Rifle
Los efectos del tiroteo de Parkland no se detienen. En el punto de mira de una amplia parte de la sociedad estadounidense, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) está viendo cómo muchas de las empresas con las que mantienen acuerdos de colaboración rompen sus lazos. La reacción de las compañías responde a una llamada al boicot lanzada desde las redes sociales. Hoy, las aerolíneas Delta y United se sumaron a la decisión anunciada por otras previamente. A partir de ahora, los cinco millones de integrantes del principal lobby de las armas no podrán beneficiarse de sus descuentos y otras ventajas, como programas de viaje, fruto de una larga etapa de colaboración. Las reacciones de presión a la NRA se iniciaron el viernes, después de que su presidente, Wayne LaPierre, reaccionara frente a las críticas tras el tiroteo de Florida acusando de «socialistas» a quienes «intentan acabar con la segunda enmienda de la Constitución». A sus palabras se sumó la agresiva denuncia de la portavoz de la asociación, Dana Loesch, quien arremetió contra algunos medios de comunicación por «buscar audiencias de oro» en las matanzas. Las muestras de indignación surgidas en Twitter llevaron a que grupos como Symantec Group, propietario de Lifelock y Simplisafe, dedicadas a la producción y venta de sistemas de seguridad, protagonizaran el primer movimiento de ruptura con la NRA. Los desmarques de compañías colaboradoras continuaron con las casas de alquiler de coches Hertz y Avis, a las que siguieron aseguradoras como MefLife. Tampoco las entidades financieras han sido ajenas a la ola de boicot, emprendida también por el First National Bank of Omaha. Otra de las decenas de compañías que mantienen acuerdos con la asociación.
24-02-2018 | Fuente: as.com
Rulli, en torno a un mes de baja
El portero argentino de la Real Sociedad sufre un esguince de ligamento posterior de rodilla. Precisa de ?tratamiento inicial mediante reposo".
24-02-2018 | Fuente: as.com
Eusebio: "Mi ilusión es continuar con este proyecto"
El técnico de la Real Sociedad, que responde a la ratificación de su presidente, pierde a Agirretxe, Rulli y Raúl Navas para la visita a Mestalla.
24-02-2018 | Fuente: abc.es
Choque frontal por la inmigración entre Berlín y Budapest
La mayor amenaza de voladura de la Unión Europea está en la inmigración, muy por delante de cualquier otro de los problemas comunes. Hay dos posiciones ya irreconciliables. Algunos países de Europa occidental, Alemania a la cabeza, tienen unos gobernantes que se declaran decididos a cambiar la composición social, cultural y étnica de las sociedades que gobiernan a través de la inmigración. Otros, cada vez más y especialmente en el este, plantean un rechazo frontal a dicha inmigración. Cuentan para ello con un respaldo masivo de sus respectivas poblaciones. «Si esto sigue así, el islam pronto será mayoría y Occidente se hundirá», dijo Viktor Orban en vísperas del Consejo Europeo de ayer. Ha llamado a una alianza para parar los pies a «quienes quiere destruir los estados nacionales europeos por medio de la inmigración». «Nosotros no vemos a los musulmanes como refugiados sino como invasores». Hungría anunció -entre cifras de éxito como un crecimiento del 4,8% y un paro por debajo del 4%- que su índice de fecundidad, que llegó a estar en 1,2, ha subido al 1,5 gracias a la política de familia cuyo objetivo es superar el 2,1% para lograr una pirámide de población estable. La negativa a aceptar refugiados e inmigrantes ilegales no es negociable. Se lo ha recordado el ministro de Exteriores polaco, Konrad Szymanski, a Angela Merkel que había dicho ante el Bundestag que el dinero europeo debía repartirse considerando la disposición a aceptar inmigrantes. Szymanski advierte de que si la UE intentara por mayoría en el Consejo Europeo imponer cuotas de refugiados o condicionar las ayudas financieras estipuladas «podría llevar a una grave crisis política con muy serias consecuencias para la unidad de la Unión». El rechazo a la inmigración ilegal aumenta sin cesar en todos los países europeos. En muchos causa profundos cambios políticos. También en Alemania. El agónico proceso de formación de gobierno alemán desde septiembre se debe a la irrupción en el Bundestag de la Alternativa por Alemania (AfD) surgido de la deriva de Merkel hacia la izquierda pero ante todo del rechazo a una política de inmigración con efectos traumáticos. En otros países pasa otro tanto. Es fenómeno general que las elites políticas defienden una política de inmigración que las poblaciones no respaldan. Una amenaza «existencial» Al frente de rechazo a la inmigración del grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, Chequia y Eslovaquia) se ha unido Austria y podría hacerlo Italia si gana allí una mayoría de la derecha en las inminentes elecciones. Viena plantea su negativa como una cuestión de supervivencia nacional que es prioridad suprema muy por encima incluso de la pertenencia a la Unión Europea. La imposición de esas cuotas de refugiados a todos los países miembros por parte de la UE, tal como pretenden tanto la Comisión Europea como el Gobierno de Berlín, se considera en Varsovia como en Budapest, pero también en Praga y Bratislava, como una amenaza existencial a la nación, la cultura nacional y su soberanía y forma de vida. A la que están dispuestos a hacer frente como en su día lo hicieron con invasiones de enemigos externos.
24-02-2018 | Fuente: abc.es
Leopoldo Castillo: «Estas elecciones inconstitucionales quitarán la máscara a la dictadura de Venezuela
Se llama Leopoldo Castillo, pero para la mayoría sigue siendo «El Ciudadano». Este veterano periodista venezolano (Maracaibo, 1946) ganó gran popularidad con el programa televisivo «Aló Ciudadano», con el que durante doce años dio la réplica al «Aló, presidente» de Hugo Chávez. Hace tres años que salió de su país para establecerse en Miami, ciudad en la que está relanzando en la actualidad el canal de televisión EVTV, que pretende convertir en «la voz de los venezolanos en el exilio». De visita en España, donde también quiere tener presencia, repasa para ABC la situación en su país. ¿La convocatoria electoral para el 22 de abril es la última oportunidad para frenar la deriva dictatorial de Maduro? La oposición no va a concurrir a las elecciones y eso tiene su razón de ser, porque de acuerdo a la Constitución vigente, deben ser a finales de año. Estas son unas elecciones precipitadas, convocadas fuera de tiempo. Son inconstitucionales y van a servir para que el mundo se dé cuenta de que quienes gobiernan en Venezuela están al margen de la Constitución y reafirman cada vez más que son una dictadura. La oposición está retando a Maduro con su rechazo a participar. ¿Ganará ese pulso?, ¿conseguirá frenarlo? No, Maduro tiene que morir con las elecciones. Como tiene el Consejo Nacional Electoral, hará una especie de teatro bufo diciendo que tantos millones y millones de venezolanos votaron. Morir, entiendo que metafóricamente.. Terminar con el teatro, es decir, con lo que va a ocurrir el 22 de abril se caen las máscaras. ¿Tal como está la situación, teme un conflicto civil en Venezuela? Leopoldo Castillo - Á. de Antonio Existen ya varias situaciones difíciles. Una con los países vecinos, por la cantidad de venezolanos que migran por Colombia o Brasil. Para Colombia está constituyendo un problema serio. Estamos hablando de cuatro millones de venezolanos y los estados limítrofes no tienen las condiciones para recibir tal cantidad de personas. Hay problemas sanitarios y sociales, y al ir con salarios inferiores, se convierten en una competencia no leal. Es decir, Venezuela se ha convertido en un problema para los otros países. Este ingrediente se suma en Venezuela a la hambruna, la hiperinflación, problemas sanitarios? En un estado de descomposición social de esa magnitud, cualquier cosa puede ocurrir. Y cuando digo cualquier cosa, digo cualquier cosa. ¿Qué supone para Venezuela que cuatro millones de personas hayan salido del país? Imagínese, desgarrarse familias enteras. Yo tengo tres nietas canadienses y dos nietos colombianos. De mis tres hijos, solo uno está en Venezuela. Yo soy una expresión de la mayoría de los venezolanos. «Venezuela supera a Cuba; aquí no existe el romanticismo de la revolución, solo dictadura pura y dura» ¿Se imaginaba que el país podría acabar de esta manera? No. Y eso que usted lleva viendo la evolución del país durante años? Yo pensé que Venezuela podría dar un giro a lo nicaragüense, que es más escenografía socialista y sustitución de capitalistas de siempre por nuevos capitalistas, pero manteniendo las reglas de la oferta y la demanda, dejando que la empresa privada exista, con una relativa libertad de prensa y cierto juego político. Pero el caso venezolano es muy extremo y hay fuerzas que interactúan dentro de la sociedad, como el narcotráfico o el extremismo islámico, que constituyen a su vez problemas para otros países. ¿Cuantos islámicos andan con pasaporte venezolano? Más que a lo nicaragüense, ¿ha evolucionado a la cubana? Supera a Cuba. Como isla, Cuba al fin y al cabo estaba aislada y en la época en que interviene en otros países, en los años 60, en la mayoría de países latinoamericanos había regímenes dictatoriales. Había una parte romántica en la revolución que aquí no existe. Aquí no hay nada nuevo, solo hay dictadura pura y dura. Usted conoce bien las restricciones a la libertad de expresión, otra de las patas del régimen. Cuéntenos su experiencia. Voy a contar un hecho que probablemente indica la evolución de Venezuela: yo fui citado a la Fiscalía General de la República, cuyo subdirectora era la fiscal que hoy anda por tierras de America Latina -Luisa Ortega-, porque presenté un video del atentado del Papa Juan Pablo II con la canción de Rubén Blandes «Todo tiene su final». La Fiscalía interpretó que yo estaba sugiriendo la posibilidad de un magnicidio. Por no hablar de medios cerrados: trabajé en CNV, la primera estación de radio expropiada por el Gobierno. Cantidad de profesionales han perdido su trabajo, periódicos han sido tomados por el Gobierno o amigos del Gobierno, como «El Universal» o «Últimas noticias», periódicos regionales.. Ejercer el periodismo en Venezuela supone un alto riesgo. Incluso en las redes sociales. De los siete periodistas que trabajaban en Armando.Inf, la página de investigación que se dio a conocer por publicar los «papeles de Panamá» que tenían que ver con Venezuela, seis están fuera del país con auto de detención. También la Junta Directiva de «El Nacional» está con auto de detención. ¿Cómo fue su salida de Venezuela? Globovisión tuvo que vender. Yo tenía un programa de tres horas diarias, vino una nueva administración y consideró que no había que continuar. Así acabó «Aló Ciudadano»? Muerto el perro, muerta la garrapata. El que había fallecido era «Aló presidente» de Chávez. «Aló Ciudadano» nació para responder al presidente de la Republica. Comenzó siendo un programa dominical, después vino el paro petrolero, y se convirtió en todos los días de la semana. ¿Cómo se informan en la actualidad los venezolanos, por las redes sociales? Sí, y eso tiene el riesgo de la tergiversación y la ocultación bajo el anonimato, sin el contraste de fuentes. Hay una inmediatez que precipita la información. Y recurren cada vez más a la prensa internacional. Por ejemplo, nos enteramos de la enfermedad de Chávez por ABC. ¿Y ahora en qué proyecto se ha embarcado? Se llama EVTV, que tiene su sede en Miami y se transmite a través de las redes sociales, es señal abierta. Tenemos la seriedad de confirmar las informaciones y somos la voz de los venezolanos en el exilio. Tenemos una estación espejo en Panamá, donde hay mas de 200.000 venezolanos, y vamos próximamente a tener también en España. La idea es recorrer América Latina, allí donde esté un venezolano. Ser la voz de los que no tienen voz. «Zapatero ha sido complaciente con Maduro y Podemos es la expansión del Gobierno venezolano» ¿Hasta qué punto Maduro se siente acorralado por la presión internacional? ¿O cree que no le afecta? Sí, sí lo siente. Porque los socios de Maduro no son un partido político, sino gente que ha gozado del erario público para hacer negocios y generar grandes fortunas, y se encuentran con que esas fortunas cada día tienen menos lugares donde estar. De manera que los socios de Maduro serán los primeros que lo presionarán. ¿Cree, por tanto, que el fin del régimen llegará de su propio entorno? Ayudará a implosionar, pero cada día la periferia es como un anillo que se va cerrando. ¿Cómo valora el papel de España? España tiene varias expresiones. Si se refiere al Gobierno, ha sido de gran ayuda a las necesidades venezolanas. Si valoro a Zapatero, ha sido complaciente, porque no tengo elementos de prueba para decir que es un emisario de Maduro. Y si valoro a Podemos, es una expansión del gobierno que tenemos. El régimen pide a la ONU que Zapatero encabece una delegación de observadores electorales. ¿Cumpliría bien el papel? A confesión de parte, relevo de prueba, dicen los abogados?
23-02-2018 | Fuente: as.com
El Betis en plena racha visita a una Real Sociedad en alza
El conjunto de María Pry encadena nueve jornadas seguidas sin perder, lo que le ha aupado a la cuarta posición. La Real suma cuatro encuentros seguidos sin perder, dos ante Barça y Atleti
1
...