Infortelecom

Noticias de sobornos

28-07-2020 | Fuente: abc.es
El exdirector de Pemex revela que Odebrecht pagó 10 millones a la campaña Peña Nieto
La constructora brasileña Odebrecht habría financiado con 4 millones de dólares la campaña electoral con la que Enrique Peña Nieto ganó en 2012 las elecciones presidenciales en México, según declaraciones del expresidente de Pemex, Emilio Lozoya, a la Audiencia Nacional de España a las que tuvo acceso el diario «Reforma». Lozoya, uno de los hombres cercanos a Peña Nieto, es un testigo protegido en varios casos de corrupción que apuntan a exdirigentes del Partido Revolucionario Institucional, el PRI, la agrupación política que gobernó México durante casi todo el siglo pasado y que está en el ojo de la Fiscalía del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Serían un total de 10 millones de dólares los que recibió el PRI bajo el mandato de Peña Nieto (2012-2018), de acuerdo con el testimonio de Lozoya. Además de esos supuestos 4 millones de dólares cobrados durante la campaña, Odebrecht habría pagado otros seis millones de dólares para obtener un contrato en la refinería de Tula ?propiedad de Pemex? y sobornar a diputados para que aprobaran en 2014 la reforma energética, un cambio legislativo que desde entonces permite que las petroleras privadas logren contratos de exploración y producción en México. Vídeos de los sobornos Según la prensa mexicana, Lozoya aceptó ser extraditado a México desde España porque supuestamente tiene unas 16 horas de vídeo que evidencian cómo varios políticos aceptaron esos sobornos. «Hay información de que hubo sobornos para tener los votos de la reforma energética», dijo López Obrador en rueda de prensa. Lozoya involucra en esta trama también a Luis Videgaray, exministro de Hacienda y de Exteriores durante el gobierno de Peña Nieto que acabó en diciembre de 2018. Estas revelaciones del exdirector de Pemex, detenido en Málaga en febrero, son un misil directo a la base de flotación del PRI, partido que gobernó México entre 1930 y 2000 y que tuvo un nuevo Sexenio con Peña Nieto entre 2012 y 2018. Ese periodo, 2012-2018, estuvo marcado por varios escándalos como la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa y la «casa blanca», un posible caso de corrupción que involucraba a Angélica Rivera, la exmujer de Peña Nieto. Un partido en decadencia La aplastante victoria de López Obrador a mediados de 2018, tras obtener uno de cada dos votos, supuso un punto de inflexión entre la sociedad mexicana y el PRI. En aquellos comicios, el candidato del PRI José Antonio Meade apenas logró el 16,4% de los votos, el peor resultado jamás registrado por este partido en unas elecciones presidenciales. Debido a los numerosos casos de corrupción que asolan el PRI y los elevados índices de violencia que han dejado sus gobiernos, su presencia regional también ha disminuido de manera progresiva y actualmente sólo gobierna en once de los 32 estados de México, cuando normalmente controlaba más de la mitad. Su actual presidente, Alejandro Moreno Cárdenas, es prácticamente un desconocido para el gran público, opacado totalmente por la enorme capacidad de López Obrador para generar polémica y, así, marcar la agenda política y mediática del país mesoamericano. Otro miembro destacado del PRI que también ha sido arrestado recientemente por posible corrupción es el exgobernador de Chihuahua César Duarte, quien estaba prófugo de la justicia y fue detenido en Estados Unidos. Duarte fue gobernador entre 2010 y 2016 y todavía no ha sido extraditado a México. Además, la fiscalía de López Obrador ha detenido a Rosario Robles, exministra del gobierno de Peña Nieto y a Juan Collado, el abogado del expresidente priista. El círculo alrededor de Peña Nieto es cada vez más estrecho. Y es que, en su lucha por tratar de poner fin a la corrupción en México, López Obrador ve al caso Odebrecht como el hilo idóneo del que tirar para desmontar toda la red clientelar que, según AMLO, el PRI creó en todas las estructuras del Estado mexicano. México y Venezuela son los dos únicos países donde no hay condenados por la trama corrupta de Odebrecht. Y el PRI está en el «ojo del huracán» de AMLO.
22-07-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. ofrece 5 millones de dólares por el presidente del Supremo de Venezuela
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció este martes una recompensa de 5 millones de dólares por información que lleve al arresto y enjuiciamiento del presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, considerado cercano al chavismo. En un comunicado, Pompeo también sancionó a Moreno y su esposa por estar envuelto «en una significativa corrupción» y aseguró que este «había recibido sobornos para influir en el resultado de casos criminales y civiles en Venezuela». «Moreno recibió sobornos a cambio de acciones judiciales, como ordenar a jueces de tribunales inferiores que liberen a acusados específicos o desestimen casos particulares, algo que ocurrió en más de 20 procedimientos judiciales», afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense en su nota. En Twitter, Pompeo afirmó que Moreno es un «compinche» del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y explicó que la acción de hoy busca enviar un mensaje claro: «EE.UU. se posiciona firmemente contra la corrupción». Lavado de dinero Según EE.UU., Moreno, que preside el TSJ desde 2017, coqueteó con la posibilidad de alejarse del oficialismo cuando el 30 de abril de 2019 el líder opositor Juan Guaidó protagonizó un efímero levantamiento con un grupo de militares que desembocó en manifestaciones, pero no derrocó a Maduro. En marzo de este año, los fiscales del estado de Florida (EE.UU.) acusaron a Moreno de lavado de dinero y otros crímenes relacionados con esos supuestos sobornos que recibió en Venezuela. En total, en ese momento, EE.UU. presentó cargos contra 15 funcionarios o exfuncionarios venezolanos, entre ellos el presidente Maduro al que acusó de narcotráfico y por el que ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por cualquier información que lleve a su captura. En mayo de 2017, el Gobierno estadounidense también sancionó a Moreno y otros siete magistrados poco después de que el Tribunal Supremo de Justicia privara de todas sus funciones a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), controlada por la oposición. Desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, en enero de 2017, la relación bilateral con Venezuela se ha tensado. EE.UU. fue el primer país del mundo en reconocer en enero de 2019 a Guaidó como jefe de Estado interino de Venezuela y, desde entonces, ha liderado una campaña internacional para aislar a Maduro mediante la imposición de sanciones.
16-07-2020 | Fuente: abc.es
AMLO espera la extradición del exdirector de Pemex para desenmarañar la trama Odebrecht en México
México aguarda con gran expectación la pronta extradición desde España del expresidente de la petrolera estatal Pemex, Emilio Lozoya, quien fue arrestado en Málaga el pasado 12 de febrero debido a su presunta conexión con la trama corrupta de Odebrecht en el país mesoamericano. «Esta extradición va a ayudar mucho para limpiar de corrupción el país», dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para celebrar la inminente extradición de Lozoya. «Aceptó de manera voluntaria la extradición y hay un compromiso de que va a informar sobre lo que sucedió acerca de los presuntos fraudes de los que se le acusa. Considero que va a hablar de Odebrecht y de otro tipo de ilícitos», dijo López Obrador durante una rueda de prensa en Zapopan, Jalisco. Sobornos Lozoya fue director entre 2012 y 2016 de Pemex, la empresa más grande de México y una de las petroleras más endeudadas del mundo, con una deuda que ronda los 100.000 millones de dólares (unos 87,6 millones de euros). En ese periodo fue cuando se aprobó la reforma energética auspiciada por el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). Esa reforma abría la posibilidad de que petroleras privadas obtuvieran contratos de exploración y producción en México a través de subastas públicas. El Gobierno de Peña Nieto otorgó más de cien contratos durante la reforma, algunos a empresa españolas como Repsol. Según los diarios «Reforma» y «Milenio», Lozoya ha aceptado su extradición porque supuestamente tiene unas 16 horas de vídeo que muestran como varios congresistas aceptaron sobornos para aprobar la reforma energética. Esas evidencias serían entregadas a la Fiscalía de México para que investigue un posible crimen. «Hay información de que hubo sobornos para tener los votos de la reforma energética», dijo López Obrador esta semana. La reforma energética, cuya implementación ha sido detenida por López Obrador tras su llegada en diciembre de 2018, permitió de nuevo la inversión extranjera en el sector petrolero mexicano. Este sector había sido exclusivo de Pemex desde los años 30, pero Peña Nieto impulso este cambio legislativo en 2013 con el objetivo de impulsar la producción de petróleo en México. Pemex produce actualmente unos 1,6 millones de barriles diarios, un 46% menos que los 3 millones de barriles diarios que extraía 2004. Irregularidades Lozoya, uno de los hombres fuertes del Gobierno de Peña Nieto, está acusado por la Fiscalía de de haber recibido sobornos de Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes que Pemex adquirió de la acerera AHMSA. Estas compañías deliberadamente incrementaron en un 57% el precio de la compra de la planta de fertilizantes. Con respecto a Odebrecht, tres exejecutivos de la constructora brasileña afirmaron en declaraciones juradas que Lozoya habría recibido 10,5 millones de dólares entre 2012 y 2016 para que la compañía obtuviera contratos con Peña Nieto. El Departamento de Justicia de EE.UU. estima que la constructora desembolsó 788 millones de dólares en sobornos a cambio de obtener un centenar de proyectos de obra pública en varios países de América Latina. Hay dos países latinoamericanos en los que todavía no hay condenados por el caso Odebrecht: México y Venezuela. En Panamá, Ecuador, Brasil y Perú hay políticos y empresarios que ya han sido sancionados por esta trama corrupta. La pronta extradición de Lozoya estrecha el círculo alrededor de Peña Nieto. Bajo el Gobierno de López Obrador, México ya ha arrestado a varias personas clave del entorno de Peña Nieto, incluyendo a Rosario Robles, una exministra, y a su abogado Juan Collado. La semana pasada fue también detenido en EE.UU. el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, por un posible caso de corrupción y quien llevaba tres años prófugo. Duarte era una figura clave dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto.
16-07-2020 | Fuente: abc.es
El exdirector de Pemex llega a México extraditado desde España para desenmarañar la trama Odebrecht
El expresidente de la petrolera estatal Pemex, Emilio Lozoya, llegó a Ciudad de México desde Madrid en la madrugada de este viernes tras ser extraditado por las autoridades españolas. México aguardaba con gran expectación la extradición desde España de Lozoya, quien fue arrestado en Málaga el pasado 12 de febrero debido a su presunta conexión con la trama corrupta de Odebrecht en el país mesoamericano. «Esta extradición va a ayudar mucho para limpiar de corrupción el país», dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para celebrar la inminente extradición de Lozoya. «Aceptó de manera voluntaria la extradición y hay un compromiso de que va a informar sobre lo que sucedió acerca de los presuntos fraudes de los que se le acusa. Considero que va a hablar de Odebrecht y de otro tipo de ilícitos», dijo López Obrador durante una rueda de prensa en Zapopan, Jalisco. En un vuelo especial de la Fiscalía General de la República custodiado por agentes de la Interpol, el extitular de la empresa pública aterrizó en la capital y responderá este viernes ante un juez de las acusaciones de varios casos de corrupción que amenazan con salpicar directamente a varios miembros del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Tras prestar declaración, Lozoya seguirá encarcelado en el Reclusorio Norte de la capital mexicana durante las investigaciones judiciales y sus sucesivas comparecencias ante el juez en la que supuestamente destapará múltiples casos de fraudes y corrupción. Sobornos Lozoya fue director entre 2012 y 2016 de Pemex, la empresa más grande de México y una de las petroleras más endeudadas del mundo, con una deuda que ronda los 100.000 millones de dólares (unos 87,6 millones de euros). En ese periodo fue cuando se aprobó la reforma energética auspiciada por el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). Esa reforma abría la posibilidad de que petroleras privadas obtuvieran contratos de exploración y producción en México a través de subastas públicas. El Gobierno de Peña Nieto otorgó más de cien contratos durante la reforma, algunos a empresa españolas como Repsol. Según los diarios «Reforma» y «Milenio», Lozoya ha aceptado su extradición porque supuestamente tiene unas 16 horas de vídeo que muestran como varios congresistas aceptaron sobornos para aprobar la reforma energética. Esas evidencias serían entregadas a la Fiscalía de México para que investigue un posible crimen. «Hay información de que hubo sobornos para tener los votos de la reforma energética», dijo López Obrador esta semana. La reforma energética, cuya implementación ha sido detenida por López Obrador tras su llegada en diciembre de 2018, permitió de nuevo la inversión extranjera en el sector petrolero mexicano. Este sector había sido exclusivo de Pemex desde los años 30, pero Peña Nieto impulso este cambio legislativo en 2013 con el objetivo de impulsar la producción de petróleo en México. Pemex produce actualmente unos 1,6 millones de barriles diarios, un 46% menos que los 3 millones de barriles diarios que extraía 2004. Irregularidades Lozoya, uno de los hombres fuertes del Gobierno de Peña Nieto, está acusado por la Fiscalía de de haber recibido sobornos de Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes que Pemex adquirió de la acerera AHMSA. Estas compañías deliberadamente incrementaron en un 57% el precio de la compra de la planta de fertilizantes. Con respecto a Odebrecht, tres exejecutivos de la constructora brasileña afirmaron en declaraciones juradas que Lozoya habría recibido 10,5 millones de dólares entre 2012 y 2016 para que la compañía obtuviera contratos con Peña Nieto. El Departamento de Justicia de EE.UU. estima que la constructora desembolsó 788 millones de dólares en sobornos a cambio de obtener un centenar de proyectos de obra pública en varios países de América Latina. Hay dos países latinoamericanos en los que todavía no hay condenados por el caso Odebrecht: México y Venezuela. En Panamá, Ecuador, Brasil y Perú hay políticos y empresarios que ya han sido sancionados por esta trama corrupta. La pronta extradición de Lozoya estrecha el círculo alrededor de Peña Nieto. Bajo el Gobierno de López Obrador, México ya ha arrestado a varias personas clave del entorno de Peña Nieto, incluyendo a Rosario Robles, una exministra, y a su abogado Juan Collado. La semana pasada fue también detenido en EE.UU. el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, por un posible caso de corrupción y quien llevaba tres años prófugo. Duarte era una figura clave dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto.
09-07-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. confisca 81 coches de lujo adquiridos por los jerarcas chavistas
Las autoridades de Estados Unidos han confiscado 81 vehículos, cuyo valor estimado es de 3,2 millones de dólares (2,8 millones de euros), que el empresario venezolano sancionado Raúl Gorrín se disponía a enviar al régimen de Venezuela. Entre los coches requisados, que están de momento en depósito en el puerto marítimo Everglades (Florida), hay muchos de alta gama, incluido un todoterreno biturbo de Mercedes cuyo precio de mercado supera los 150.000 dólares. Según el departamento de Seguridad Nacional norteamericano, la exportación de esos vehículos hubiera violado las sanciones contra el régimen chavista, en pie por abusos de los derechos humanos. «Todo esto forma parte de un esfuerzo continuado para combatir la corrupción de las instituciones públicas en el extranjero y, en particular, la corrupción pública en Venezuela, el lavado de dinero, la sustracción de los recursos del pueblo venezolano y el robo de la riqueza venezolana depositada en el Tesoro nacional, para el beneficio de unas pocos personas políticamente expuestas, que son unos cleptócratas, además de sus socios», según Anthony Salisbury, director de la oficina de investigaciones en Miami del departamento de Seguridad Nacional, quien describió esta incautación como «la punta de un iceberg». La trama Según esta investigación, el empresario venezolano Gorrín es el centro de esa trama de tráfico de vehículos para disfrute de los jerarcas del chavismo y sus familiares. Gorrín es un magnate venezolano de los medios de comunicación, hasta hace un tiempo considerado cercano al régimen de Maduro. En 2018 fue acusado por la Fiscalía estadounidense de pagar sobornos por un monto estimado de 159 millones de dólares en canje por operaciones con divisas extranjeras, además de blanquear sus ingresos con viviendas de lujo en Manhattan y Florida. En 2019, el Tesoro le sancionó por supuesto lavado de dinero. La Justicia de EE.UU. lo considera prófugo, y no ha habido juicio. Lo cierto es que antes de que se presentaran cargos en su contra, Gorrín intentó hasta negociar acuerdos de la Administración Trump con el chavismo, presentándose como un mediador afincado en Miami. Hay incluso una fotografía de él dándole la mano al vicepresidente, Mike Pence, durante una visita de este último a Florida. Los más de 80 vehículos incautados en el puerto Everglades de Fort Lauderdale (Florida) - Efe A Gorrín, sin embargo, no se le ha imputado ahora ningún delito relacionado con el tráfico de estos vehículos. Este diario intentó contactar con sus abogados, que no respondieron a los mensajes en los que solicitó su valoración sobre las acusaciones verbales, de las que informó primero el diario de Florida «The Miami Herald». La ley de EE.UU. manda que cualquier incautación que supere los 500.000 dólares debe ser notificada al infractor, y este tiene el derecho de llevarla a juicio, para recuperar sus bienes si estos fueron obtenidos de forma legítima. Según los investigadores, las primeras pistas sobre este tráfico de vehículos las recibieron los agentes federales estadounidenses de Colombia, desde donde se iban a introducir los coches en Venezuela. Los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. en Florida comenzaron a identificar vehículos en abril con documentación falsificada o que habían sido robados, con el VIN, o número de identificación para cada vehículo, borrado. Los agentes aseguran que seguirán incautándose de vehículos. Más de 450 millones Según mantiene el departamento de Seguridad Nacional, desde que Trump llegó a la Casa Blanca en 2017, los agentes estadounidenses se han incautado de más de 450 millones de dólares de jerarcas venezolanos y sus empresarios afines, incluidos yates, limusinas, jets, lofts, mansiones y hasta caballos y caballerizas, además de depósitos en cuentas bancarias. Y paralelamente, la Casa Blanca ha dictado varias rondas de sanciones que han hundido, entre otras cosas, el mercado del crudo venezolano. Privados de su acceso a los mercados internacionales, y hasta de la posibilidad de vender crudo, los altos mandos del chavismo han estrechado sus alianzas con Irán y con Rusia. Sin embargo, un juez federal de EE.UU. autorizó la semana pasada a la Administración Trump el abordaje de cuatro cargueros propiedad de navieros griegos y de bandera liberiana, para la incautación de la gasolina y los químicos que Irán planea enviar a puerto venezolano. La Fiscalía estadounidense alega que esos envíos son un instrumento para que la Guardia Revolucionaria iraní «ejerza una mayor influencia» sobre el régimen chavista, lo que considera una amenaza para los intereses de EE.UU. en el continente americano. Multa a Amazon por aceptar pedidos de los regímenes en Cuba y Venezuela El Tesoro de EE.UU. ha multado con 134.000 dólares (unos 120.000 euros) a Amazon por aceptar pagos y efectuar envíos a personas sancionadas en el extranjero, varias de ellas de los regímenes de Cuba y Venezuela, además de Crimea en Ucrania, Irán y Siria. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de EE.UU. acusa a Amazon de «posible responsabilidad civil por supuestas violaciones de múltiples regímenes de sanciones». Los 134.000 dólares son un pago inicial de una multa que podría ascender hasta más de un millón si la empresa radicada en el estado de Washington no acata las exigencias del Gobierno y cesa los envíos a esas personas. Según el Tesoro: «En concreto, Amazon no analizó ni evaluó adecuadamente direcciones, nombres de clientes o variables similares que son importantes».
08-07-2020 | Fuente: abc.es
El hombre que sabía demasiado
Murió a cuchilladas después de ser torturado. Su cuerpo se enterró bajo escombros pero cubierto con una sábana blanca. Su madre denunció su desaparición dos días antes y en su casa de El Calafate (tenía 36 propiedades y 35 coches de alta gama) descubrieron tantos indicios para esclarecer el crimen que hasta el más bobo se habría sorprendido con semejante cúmulo de pistas. Los cuatro detenidos, en tiempo récord, confesaron el crimen y el juez, en un puñado de horas, no dudo al advertir que se trató de un asesinato pasional con extorsión. Pero el muerto era Fabián Gutiérrez, asistente, exsecretario y sombra de Cristina Fernández de Kirchner, en sus primeros años en la Casa Rosada. Procesado por enriquecimiento ilícito, como otros tres compañeros que ocuparon el mismo cargo con el matrimonio K, Gutiérrez se había convertido en dedo acusador del trajín de «valijas voladoras» para la pareja presidencial que, como confesaron otros arrepentidos, viajaban de Buenos Aires a Calafate con millones de dólares en sobornos. A él, se le adjudicaba un conocimiento detallado de las coordenadas, en la inmensidad de la Patagonia, donde estarían enterrados cientos de barriles repletos de dinero que formarían parte del patrimonio de Néstor y Cristina Kirchner. Así que su muerte, en esas circunstancias y con lo que se sabe, difícilmente podía despacharse en 24 horas. La duda se agranda cuando ese juez, que vio tan clara las causas de la muerte de Gutiérrez, es el mismo que jamás percibió algo extraño en esa fortuna, de obesidad mórbida imparable, de los Kirchner. La misma duda se hace sospecha al saber que, una vez más, la fiscal del caso es Natalia Mercado, hija de la gobernadora, Alicia Kirchner y sobrina de la actual vicepresidenta. Y la sospecha huele a indicio con las confesiones de los testigos «protegidos» por la Justicia, hasta que llegó Alberto Fernández a la Presidencia de la mano de la viuda de Kirchner. Uno de ellos, Victor Manzanares, ex asesor fiscal y «valijero» de los Kirchner estimó el saqueo en «unos 10.000 millones de dólares». El actual presidente de Argentina consideró, «canallesco» que la oposición, al exigir otro juez y otra fiscal, siembre dudas sobre las causas de la muerte de Gutiérrez, un hombre, en esto coinciden todos, que sabía demasiado.
06-07-2020 | Fuente: abc.es
Fabián Gutiérrez, el hombre que hizo millonaria a Cristina Kirchner
Fabián Gutiérrez, de 46 años, estuvo con Néstor Kirchner en la Gobernación de Santa Cruz desde 1995 y junto al matrimonio en buena parte de sus dos primeros gobiernos en Buenos Aires (del 2003 al 2010). Gutiérrez, a la sombra de los Kirchner, multiplicó su patrimonio hasta aumentarlo un 765 por ciento en apenas cinco años. Prácticamente los mismos que necesitaron sus jefes para pasar de disponer de 1,2 millones de euros a 8,5. En su declaración en el caso de los «cuadernos de la corrupción», Gutiérrez (investigado como otros tres secretarios K por enriquecimiento ilícito) no llegó a alcanzar la categoría de «testigo protegido», pero se convirtió en algo similar, «imputado colaborador». Esta condición obligaba al Estado a dispensarle una protección que no tuvo. En febrero, apenas dos meses más tarde de su investidura, Alberto Fernández disolvió la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados que blindaba, bajo el amparo del poder judicial, a los arrepentidos de esta causa que afecta al círuculo estrecho y a la vicepresidenta y multiprocesada, Cristina Fernández. Con esa decisión, toda la información reservada, incluido el paradero o refugio de los delatores protegidos, pasó a manos del actual Ejecutivo. La declaración de Gutiérrez confirmó otras de testigos y mencionados (grandes empresarios y funcionarios) en los cuadernos de Oscar Centeno, el chófer de Roberto Baratta, presunto recaudador de sobornos para el matrimonio Kirchner y número dos del Ministerio de Planificación. Gutiérrez dijo haber visto los bolsos y maletas que Centeno detalló en varios cuadernos, en su periplo o circuito para recaudar sobornos, pero negó haber accedido al contenido. «Daniel Muñoz, -secretario personalísimo de Kirchner- llevaba valijas con candado. Era el único que las tocaba» cuando viajaban a la residencia privada de El Calafate y cuando entraba Muñóz, «Néstor Kirchner nos hacía retirar». El hombre que llevaba la agenda de Cristina sobre la que dijo «nadie quería trabajar con ella» por su carácter endiablado, confirmó la existencia de la habitación blindada, con «una puerta placa de color blanco», que el matrimonio Kirchner se hizo construir en el interior del chalet donde murió, de un infarto fulminante, el expresidente. «Era el único cuarto de esa casa al que yo no tenía acceso», observó Gutiérrez. Lo mismo sucedía en la otra vivienda del matrimonio en Río Gallegos (capital de Santa Cruz) donde existía otra especie de bóveda de iguales características. «Todos ?insistió Gutiérrez? pensábamos que también se almacenaban los bultos aludidos», por las maletas de dinero. Ocultar las valijas Pero el «arrepentido» Gutiérrez fue acusado a su vez por José López, el ex secretario de Estado de Obras Públicas sorprendido cuando trataba de ocultar en un convento «valijas» con nueve millones de dólares que, según su testimonio, le había entregado Gutiérrez. «Mi tarea junto a Cristina ?continuó ante el fallecido juez federal, Claudio Bonadío- era acompañarla a todos lados de sol a sol», aclaró. Eso incluía los viajes al exterior y las compras. «Las sumas que solía gastar ?calculó- rondaban los 4.000 ó 6.000 dólares en cada viaje». En su testimonio explicó que renunció al cargo después de que la actual vicepresidenta le organizase un escándalo por ir al cuarto de baño en un viaje a Jerusalén. «Entre los secretarios ?aseguró? la apodábamos ?la loca?, ?la yegua? y otro término que no quiero mencionar por razones de género». Más condescendiente en esa relación que describió de «amor y odio» con sus jefes, de Néstor Kirchner recordó, «era más humano. A veces pegaba en broma aunque hacía sangrar».
06-07-2020 | Fuente: abc.es
Fabián Gutiérrez, el hombre que se hizo multimillonario a la sombra de los Kirchner
Fabián Gutiérrez, de 46 años, estuvo con Néstor Kirchner en la Gobernación de Santa Cruz desde 1995 y junto al matrimonio en buena parte de sus dos primeros gobiernos en Buenos Aires (del 2003 al 2010). Gutiérrez, a la sombra de los Kirchner, multiplicó su patrimonio hasta aumentarlo un 765 por ciento en apenas cinco años. Prácticamente los mismos que necesitaron sus jefes para pasar de disponer de 1,2 millones de euros a 8,5. En su declaración en el caso de los «cuadernos de la corrupción», Gutiérrez (investigado como otros tres secretarios K por enriquecimiento ilícito) no llegó a alcanzar la categoría de «testigo protegido», pero se convirtió en algo similar, «imputado colaborador». Esta condición obligaba al Estado a dispensarle una protección que no tuvo. En febrero, apenas dos meses más tarde de su investidura, Alberto Fernández disolvió la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados que blindaba, bajo el amparo del poder judicial, a los arrepentidos de esta causa que afecta al círuculo estrecho y a la vicepresidenta y multiprocesada, Cristina Fernández. Con esa decisión, toda la información reservada, incluido el paradero o refugio de los delatores protegidos, pasó a manos del actual Ejecutivo. La declaración de Gutiérrez confirmó otras de testigos y mencionados (grandes empresarios y funcionarios) en los cuadernos de Oscar Centeno, el chófer de Roberto Baratta, presunto recaudador de sobornos para el matrimonio Kirchner y número dos del Ministerio de Planificación. Gutiérrez dijo haber visto los bolsos y maletas que Centeno detalló en varios cuadernos, en su periplo o circuito para recaudar sobornos, pero negó haber accedido al contenido. «Daniel Muñoz, -secretario personalísimo de Kirchner- llevaba valijas con candado. Era el único que las tocaba» cuando viajaban a la residencia privada de El Calafate y cuando entraba Muñóz, «Néstor Kirchner nos hacía retirar». El hombre que llevaba la agenda de Cristina sobre la que dijo «nadie quería trabajar con ella» por su carácter endiablado, confirmó la existencia de la habitación blindada, con «una puerta placa de color blanco», que el matrimonio Kirchner se hizo construir en el interior del chalet donde murió, de un infarto fulminante, el expresidente. «Era el único cuarto de esa casa al que yo no tenía acceso», observó Gutiérrez. Lo mismo sucedía en la otra vivienda del matrimonio en Río Gallegos (capital de Santa Cruz) donde existía otra especie de bóveda de iguales características. «Todos ?insistió Gutiérrez? pensábamos que también se almacenaban los bultos aludidos», por las maletas de dinero. Ocultar las valijas Pero el «arrepentido» Gutiérrez fue acusado a su vez por José López, el ex secretario de Estado de Obras Públicas sorprendido cuando trataba de ocultar en un convento «valijas» con nueve millones de dólares que, según su testimonio, le había entregado Gutiérrez. «Mi tarea junto a Cristina ?continuó ante el fallecido juez federal, Claudio Bonadío- era acompañarla a todos lados de sol a sol», aclaró. Eso incluía los viajes al exterior y las compras. «Las sumas que solía gastar ?calculó- rondaban los 4.000 ó 6.000 dólares en cada viaje». En su testimonio explicó que renunció al cargo después de que la actual vicepresidenta le organizase un escándalo por ir al cuarto de baño en un viaje a Jerusalén. «Entre los secretarios ?aseguró? la apodábamos ?la loca?, ?la yegua? y otro término que no quiero mencionar por razones de género». Más condescendiente en esa relación que describió de «amor y odio» con sus jefes, de Néstor Kirchner recordó, «era más humano. A veces pegaba en broma aunque hacía sangrar».
05-07-2020 | Fuente: abc.es
El presidente argentino tacha de «canallesco» sembrar dudas sobre el asesinato del exsecretario de Kirchner
El presidente argentino, Alberto Fernández, calificó este domingo como «canallesco» el documento de la coalición opositora Juntos por el Cambio que afirmó que el homicidio de Fabián Gutiérrez , exsecretario privado de la expresidenta y hoy vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, era de «extrema gravedad institucional». «Que los presidentes de tres partidos, el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR), y la Coalición Cívica (CC) se animen a firmar un documento como el que ayer firmaron, sembrando dudas sobre las razones de la muerte de Fabián Gutiérrez es realmente canallesco», declaró el mandatario a la radio FM Milenium. El cuerpo de Gutiérrez fue hallado este sábado enterrado, con golpes en la cabeza y un corte de arma blanca en el cuello, en los terrenos de una casa en la localidad de El Calafate, en la austral provincia de Santa Cruz, luego de que el jueves fuera denunciada su desaparición. El juez que investiga el homicidio, Carlos Navarte, ordenó la detención de cuatro sospechosos y descartó hasta el momento que el móvil haya sido político, ya que aseveró que investiga si fue «pasional», con fines extorsivos o un arreglo premeditado para robarle pertenencias al empresario y exsecretario. Gutiérrez había sido procesado en 2018 por supuesto lavado de activos y luego declaró como imputado colaborador en la conocida «causa de los cuadernos» sobre los supuestos sobornos que habrían pagado empresarios a funcionarios de los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) -fallecido en 2010- y su esposa y sucesora Cristina Fernández (2007-2015). El presidente consideró «incomprensible que alguien intente vincular al Gobierno en algo tan trágico como es el asesinato de una persona y la vinculación que esta persona tuvo con una causa judicial». «Todos queremos saber qué pasó con Fabián Gutiérrez, quién lo mató, cuáles fueron los móviles, pero insinuar que eso ocurrió por motivo de la "causa de los cuadernos" y que el Gobierno puede estar involucrado en eso es realmente una actitud tan miserable que es difícil de entender», sostuvo Fernández. En su comunicado, la coalición del expresidente conservador Mauricio Macri (2015-2019) instó a que la investigación del homicidio de Gutiérrez pase la órbita de la Justicia Federal «por la posible conexión de su muerte con delitos federales» y «que no haya familiares de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el proceso», en referencia a que el caso quede bajo la órbita de la fiscal Natalia Mercado, sobrina de la expresidenta. «La Justicia provincial ya está tratando de instalar, sin prueba alguna, hipótesis sobre el motivo del asesinato. Vale resaltar esto último ya que el juez, la fiscal y las fuerzas policiales responden al poder político enquistado en la provincia de Santa Cruz», aseveró Juntos por el Cambio. El presidente aseguró que recibió «con estupor» el documento de Juntos por el Cambio porque «fue un llamado a sembrar las dudas, a abrir la grieta y sembrar discordia» y cuestionó «el aprovechamiento de la muerte para tratar de reinstalar un tema penoso, que necesita ser juzgado seriamente, que necesita de racionalidad jurídica». Fernández diferenció sin embargo a algunos integrantes de la coalición opositora que cooperan con el Gobierno nacional, como el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, de quienes «no entienden lo que pasa en la Argentina». Estrecho colaborador de los Kirchner Gutiérrez fue un estrecho colaborador de Néstor Kirchner y su esposa, a quienes conoció en Santa Cruz, la provincia donde ambos exmandatarios gestaron sus carreras políticas. Fue primero secretario privado de Kirchner, luego se alejó momentáneamente del cargo para volver a ocuparlo cuando Fernández asumió la Presidencia, hasta 2010. En 2017 la Justicia le abrió una causa por supuesto lavado de activos y al año siguiente Gutiérrez fue procesado por el juez Claudio Bonadio. Gutiérrez declaró luego como «imputado colaborador» en la «causa de los cuadernos» sobre corrupción, en la que habría informado acerca de supuestos bolsos con dinero llevados a la residencia de los Kirchner en El Calafate y de la ruta de los presuntos sobornos.
1
...