Infortelecom

Noticias de segunda guerra mundial

17-01-2018 | Fuente: elpais.com
El Mercedes favorito de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, a subasta
Un porcentaje de la venta irá destinado a proyectos para la educación del Holocausto y a combatir el antisemitismo
16-01-2018 | Fuente: elpais.com
El Mercedes favorito de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, a subasta
Un porcentaje de la venta irá destinado a proyectos para la educación del Holocausto y a combatir el antisemitismo
28-11-2017 | Fuente: abc.es
Graban a varias enfermeras riéndose mientras un enfermo agoniza
James Dempsey, veterano de la Segunda Guerra Mundial de 89 años, estuvo agonizando en un centro de mayores de Atlanta (Georgia), mientras las enfermeras que debían atenderlo se reían a carcajada limpia. Un comportamiento inhumano que fue recogido por una cámara oculta instalada por un familiar, cuyas imágenes han conmocionado a los estadounidenses. En el vídeo puede verse a las auxiliares merodeando al lado enfermo, sin prestarle la más mínima atención durante dos horas tardaron. Sólo entonces decidieron avisar al servicio de emergencias y practicarle la reanimación cardiopulmonar pertinente. La ayuda llegó demasiado tarde, el veterano murió esa misma noche. Los hechos sucedieron el 27 de febrero de 2014, aunque el caso no se ha hecho público hasta ahora, cuando el Tribunal Supremo de Georgia autorizó la emisión de esta grabación, que fue clave en el juicio. En el vídeo se puede ver como el paciente aprieta el botón de emergencia y grita «¡ayúdenme!» varias veces alrededor de las 4.30 de la madrugada. Demsey presenta claros síntomas de asfixia y parece asustado, sin que la enfermera que la atiende actúe como es debido. ¿Qué hizo? Entrar en la habitación, colocar un poco las sábanas, apagar el indicador de auxilio y marcharse. La versión de la clínica Una hora volvió a estar sólo el moribundo y, cuando las cuidadoras regresaron, Demsey ya había perdido la consciencia. Eso no pareció suficiente razón como para actuar con celeridad, puesto que no comenzaron a practicarle maniobras de reanimación hasta otra hora después, eso sí, sin mucho esfuerzo y entre risas. Cuando se produjo el deceso, la clínica no dudó en ofrecer una versión exculpatoria. En un principio, la familia creyó las explicaciones de los responsables del centro dada la edad del fallecido. Fue entonces cuando el hijo de Dempsey fue a recuperar la cámara que había escondido en la habitación días antes, ante las sospechas del trato que podía estar recibiendo su padre. Las imágenes no dejan lugar a dudas y muestran, además de las negligencias pertinentes, las deficiencias del precario sistema sanitario de Estados Unidos. A las enfermeras se les ha retirado la licencia y la familia llegó a un acuerdo de indemnización con el Centro de Salud y Rehabilitación del Noreste de Atlanta que no se ha hecho público.
28-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump llama «Pocahontas» a una senadora en un encuentro con nativos navajos
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, generó hoy polémica al referirse jocosamente a una senadora demócrata como «Pocahontas» durante un encuentro en la Casa Blanca con indígenas navajos que sirvieron al país en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Trump suele referirse a la legisladora Elizabeth Warren con el nombre de Pocahontas -una famosa joven nativo americana del siglo XVII- para burlarse de las supuestas raíces indígenas de la senadora progresista, y retomó esa costumbre al recibir en el Despacho Oval a cinco veteranos navajos. «Ustedes estuvieron aquí mucho antes de que ninguno de nosotros estuviéramos aquí», dijo Trump sobre los nativos americanos, que durante la Segunda Guerra Mundial desarrollaron un código basado en el idioma navajo para enviar mensajes cifrados e impedir así que el enemigo los entendiera si lograba interceptarlos. «Aunque tenemos a una representante en el Congreso que, según dicen, ha estado aquí desde hace mucho tiempo. La llaman Pocahontas», agregó el presidente, con los veteranos navajos al lado. La senadora Warren no tardó en reaccionar, al asegurar en una entrevista con la cadena MSNBC que es «profundamente lamentable que el presidente de Estados Unidos no pueda aguantar ni siquiera una ceremonia de homenaje a estos héroes sin tener que soltar un insulto racial». Preguntada por esas críticas, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, indicó durante su conferencia de prensa diaria que "no era la intención del presidente" emitir ningún "insulto racial" delante de los indígenas navajos. «Lo que mucha gente considera ofensivo es que la senadora Warren mintiera sobre sus orígenes para impulsar su carrera», afirmó Huckabee Sanders, quien subrayó que Trump siente «un respeto extremo» por los nativos americanos a los que recibió en la Casa Blanca. Warren, una de las figuras más destacadas del partido demócrata, dijo en 2012 que tenía raíces nativo americanas, y que su familia había transmitido las historias de esos indígenas durante generaciones, pero no se han encontrado documentos que corroboren esa afirmación. Eso, y el hecho de que la ahora senadora se identificara como nativo americana en el directorio de la Asociación de Escuelas de Derecho de EEUU, llevaron a algunos conservadores, entre ellos Trump, a acusarla de haber mentido sobre ese punto para avanzar en su carrera, algo que ella siempre ha negado.
23-11-2017 | Fuente: abc.es
Srebrenica: la mayor atrocidad europea desde la Segunda Guerra Mundial
Julio de 1995, últimos estertores de la guerra civil en Bosnia. Casi 8.000 musulmanes, incluidos niños, fueron asesinados después de que el enclave de Srebrenica, en el este de la exrepública yugoslava, fuera tomado por las tropas serbobosnias. Fue el peor episodio de la sangrienta guerra (1992-1995), en la que se calcula que murieron unas 100.000 personas y que dejó a 2,2 millones de personas sin hogar. El enclave de Srebrenica estaba considerado como una «zona segura» por Naciones Unidas desde abril de 1993, ya avanzada la Guerra de los Balcanes, por la que se disolvió Yugoslavia en 1991. La ciudad, mayoritariamente musulmana, había sido rodeada por fuerzas del ejército serbobosnio, de las que Karadzic era comandante supremo. Las tropas sometieron a Srebrenica a un lento y continuado asedio durante dos años. Finalmente, en la mañana del 11 de julio de 1995, las fuerzas serbobosnias invadieron Srebrenica, lo que hizo que decenas de miles de refugiados huyeran al campamento de las fuerzas de paz de la ONU en Potocari, en el norte de la ciudad. Los cascos azules de Naciones Unidas y unos 5.000 refugiados, en su mayoría mujeres y niños, se refugiaron en la base de la ONU, mientras otros miles se juntaron en el exterior. Pero en un movimiento que dejó estupectos a todos, los refugiados que se hallaban en la base fueron expulsados y entregados a las tropas serbobosnias, que esperaban fuera. «No tengo que pedir perdón, yo no maté a nadie», decía aún en julio de 2015 Boudewijn Kok con motivo del vigésimo aniversario de la masacre. Kok era uno de los oficiales que formó parte del grupo de cascos azules holandeses encargados de proteger el enclave bosnio. Los militares serbobosnios comenzaron entonces a transportar a los refugiados por la fuerza en autobuses separando a los hombres y niños de las mujeres. En los días siguientes, casi 8.000 hombres y niños musulmanes fueron asesinados por las fuerzas serbobosnias bajo el mando de Ratko Mladic. Los cadáveres fueron enterrados en fosas comunes. Algunos cuerpos fueron luego trasladados a otras fosas para esconder las evidencias del crimen. Unas 6.600 víctimas han sido exhumadas, identificadas y enterradas. El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) presentó cargos contra 20 sospechosos por los crímenes cometidos en Srebrenica. Todos fueron detenidos y llevados a La Haya, Holanda, sede de la corte. Dieciséis de ellos ya conocen sus sentencias, entre las que hay siete por genocidio, contando la de ayer de Mladic. La investigación oficial de 2002 a cargo del instituto holandés NIOD concluyó que el batallón holandés no pudo haber evitado la caída del enclave, que los bombardeos solicitados no llegaron a tiempo y que algunas unidades opusieron una resistencia feroz. Posteriormente, el Estado holandés ha sido condenado en dos ocasiones por su responsabilidad civil en los hechos.
22-11-2017 | Fuente: abc.es
El jefe militar de la matanza de Srebrenica morirá en la cárcel
Hoy llegó por fin una sentencia que no puede ser consuelo para nadie pero que permite sentir la tenue satisfacción de un atisbo de justicia. El general serbio bosnio Ratko Mladic ha sido condenado a cadena perpetua. Tras seis años de juicio, 530 sesiones y la comparecencia de más de 600 testigos, el Tribunal Penal Internacional para la extinta Yugoslavia dictaba hoy la última de las sentencias contra los principales responsables del genocidio perpetrado durante la guerra de los Balcanes. El caudillo militar de los serbios en Bosnia, cerebro de las operaciones militares de asedio de Sarajevo, Bihac y otras ciudades, el autor de la limpieza étnica y principal acusado de la matanza de más de 8.000 varones musulmanes en la localidad bosnia de Srebrenica, morirá en la cárcel. Los jueces del TPIPY le declararon culpable de 10 de los 11 cargos de que era acusado, incluidos exterminio, asesinato, persecución y ejercicio del terror contra población civil, deportación forzosa y actos inhumanos. El caudillo civil de aquella guerra de exterminio de la población musulmana y croata en Bosnia, Radovan Karadzic, fue condenado el pasado año a 40 años de cárcel. El jefe de ambos y máximo líder de aquella guerra para la creación de una Gran Serbia sobre la mayor parte de la colapsada Yugoslavia, Slobodan Milosevic, murió en la cárcel en La Haya sin concluirse su juicio. Ratko Mladic, el general sonriente, adorado por sus subordinados, tenía ayer inicialmente buena aspecto cuando entró a la sala contigua al salón de audiencias. Después se ausentó -su abogado dijo que sufría una subida de tensión con peligro de muerte- pero volvió para gritar que todo era mentira y aquello una farsa por lo que fue expulsado antes de la lectura de la sentencia. Este tribunal quedará disuelto próximamente. Se creó con objeto de organizar la investigación, persecución y juicio de los principales criminales de guerra del conflicto de los Balcanes que durante gran parte de la década de los noventa desató las peores matanzas habidas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Lo que empezó con las tensiones entre las repúblicas yugoslavas por sus diferentes criterios a la hora de afrontar el colapso del comunismo en toda Europa oriental escaló pronto hasta una guerra étnica, religiosa y civil en la que el ejército federal yugoslavo se transformaba en fuerza militar a las órdenes de líder y presidente de Serbia, Slobodan Milosevic. Su proyecto era crear una Gran Serbia en todos los territorios con población de su etnia por grande que fueran la presencia de las otras etnias. Ocupó partes de Croacia en Eslavonia oriental y la Krajina para expulsar en campañas de terror a la población croata. En 1992 comenzaba la misma operación en Bosnia. Toda la parte oriental fue objeto de una oleada de terror e inmensa crueldad para generar un masivo movimiento de población en fuga ante las fuerzas de Karadzic y Mladic. Fuerzas regulares y paramilitares ejecutaban y torturaban pública y masivamente a civiles de todas las edades, mujeres eran secuestradas, violadas y retenidas como esclavas sexuales, la mezquitas sistemáticamente destruidas en las escenas de peor vesania bélica solo comparables a las de tropas nazis o ejército soviético en la Segunda guerra Mundial. Europa, conmocionada ante la brutalidad de la guerra y del largo asedio a la capital bosnia, evidenciaba su total impotencia. La intervención de fuerzas de interposición solo facilitaron la limpieza étnica serbia como pusieron en terrible evidencia las tropas holandesas que permitieron a Mladic capturar a los 8.000 musulmanes que asesinó en Srebrenica. Esta matanza hizo intervenir militarmente a EE.UU. a la cabeza de la OTAN. El general Mladic el triunfador de la guerra patriótica que iba a liberar y redimir a los serbios de todas sus derrotas y sinsabores de siglos pasados comenzó entonces su ocaso que concluye ahora con la certeza de que jamás volverá a su pueblo Bozanovici, donde le adoran y considerarán siempre un héroe de la patria.
22-11-2017 | Fuente: elpais.com
La condena de Mladic desde el salón de los Halilovic que sobrevivieron en Srebrenica
La ciudad bosnia que sufrió la peor matanza en Europa desde la Segunda Guerra Mundial recibe con alivio la sentencia a cadena perpetua contra el jefe militar serbobosnio
22-11-2017 | Fuente: abc.es
Mladic, un criminal bajo la piel de un devoto del nacionalismo
El ex general Ratko Mladic, de 74 años, ha sido condenado en La Haya por, entre otros cargos, crímenes de guerra contra civiles en Sarajevo, cometidos durante el largo asedio de la ciudad desde abril de 1992 a noviembre de 1995. Murieron más de 10.000 personas, incluidos unos 1.500 niños. Además, se le ha juzgado culpable de genocidio por la matanza de unos 8.000 varones musulmanes en Srebrenica, en julio de 1995, después de que las tropas serbobosnias conquistaran esa zona, entonces bajo la exigua protección de un puñado de cascos azules de la ONU. "Regalemos la Srebrenica serbia al pueblo serbio. Ha llegado el momento de vengarnos de los 'turcos' (nombre despectivo para los musulmanes bosnios) en esta región", afirmó en aquel momento. Militar de carrera, Ratko Mladic nació en 1943 en Bozinovici, en el sureste de Bosnia. Se crió sin padre, un partisano comunista asesinado durante la Segunda Guerra Mundial por los "ustachi" croatas aliados de los nazis. En 1965 se licenció en la Academia Militar de Zemun (Belgrado) como el primero de su promoción y estuvo destinado en Macedonia, Kosovo y Croacia antes de la desintegración de la antigua federación yugoslava. Pero su verdadera carrera militar comenzó el 15 de mayo de 1992, cuando fue nombrado comandante del Ejército de la República Serbia (de Bosnia), proclamada a comienzos de enero del mismo año. En Sarajevo también se grabaron sus palabras, que servirán como material de pruebas ante el TPIY, cuando ordenó a la artillería serbobosnia que rodeaba la capital: "Tiren a Velusice (suburbio sarajevita). Allí no hay muchos serbios". Y, cuando los representantes de EE.UU. y la OTAN amenazaron en 1994 con bombardear las posiciones serbias por los crímenes contra civiles, Mladic respondió: "¡Entonces yo bombardearé Londres!". El general fue destituido finalmente después de la firma de los Acuerdos de Paz de Dayton, y se escondió hasta su detención en 2011. Mladic está casado y tiene un hijo, Darko. Su hija, Ana, se suicidó durante la guerra civil bosnia. Devoto de la causa nacionalista serbia, su explicación de la guerra de Bosnia fue que para los serbios "es una guerra de liberación nacional para la protección y la defensa de la tierra que ha sido nuestra durante siglos".
12-11-2017 | Fuente: abc.es
China y Rusia doblan su gasto militar en una década
El gasto militar conjunto de China y Rusia se ha duplicado en la última década, una tendencia que se prevé al alza en el próximo lustro. Francia ha revertido ya la curva decreciente debido a sus operaciones aéreas en Irak pero también por el despliegue militar en su propio territorio, con la denominada «operación Sentinelle». El resto de países de la OTAN, espoleados por los EE.UU. de Donald Trump, ya se preparan también para elevar su gasto hasta el 2% del PIB, un objetivo a alcanzar en 2024 (habrá que ver si se consigue). Australia también ha lanzado en los dos últimos años un ambicioso programa naval para crear una flota oceánica con doce nuevos submarinos que construirá el astillero francés DCNS, nueve fragatas (programa al que opta Navantia), dos buques logísticos y doce patrulleros; además recibirá 72 aviones de combate F-35 estadounidenses de Lockheed Martin antes de 2020. Las autoridades australianas prevén incluso llegar a doblar su presupuesto en una década hasta los 21.000 millones de dólares anuales. Repunte nórdico En la idílica Escandinavia, Suecia o Noruega ven las amenazas rusas a su espacio aéreo y en el Ártico como una serie cada vez menos de ficción y en el caso sueco se ha anunciado la recuperación del servicio militar obligatorio e importantes aumentos del presupuesto de Defensa. Y, para terminar con la fotografía global, países de Oriente Medio como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos o Qatar siguen anunciando este mismo año importantes contratos militares que les convierten en clientes anhelados por las principales compañías de armamento. Todo ello a pesar de la bajada del precio del petróleo. ¿Los últimos acuerdos? La compra de Qatar a Reino Unido de 24 cazas Eurofighter tan solo dos años después de que este emirato anunciase la adquisición de 24 aviones de combate Rafale franceses por 3.700 millones de euros y 36 cazas F-15 estadounidenses el pasado mes de junio por 15.000 millones de dólares; o el acuerdo de 110.000 millones de dólares entre EE.UU. y Arabia Saudí, anunciado por Trump en marzo (restan aún por conocer los detalles). Por cierto, el país saudí podría suscribir próximamente el mayor contrato militar de la historia de la industria española si decide adquirir cinco corbetas al astillero Navantia, valorado aproximadamente en 2.000 millones de dólares. Todos estos anuncios, unidos a la determinación del presidente Trump por lograr un aumento «histórico» del gasto militar en los próximos presupuestos de Defensa, mermado un 20% desde 2010, no hacen sino presagiar que una nueva carrera de armamento puede haberse iniciado en el mundo. «Por ejemplo, en 2016 asistimos al primer incremento del presupuesto de Defensa estadounidense tras seis años seguidos de caída. Fue de 1,6%», informa Pieter D. Wezeman, uno de los investigadores del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri, en inglés) que analiza anualmente la evolución del gasto anual militar. «Aunque hay cierta incertidumbre sobre cómo evolucionará el gasto militar en EE.UU., las estimaciones del presupuesto de defensa nacional anticipan un modesto crecimiento en 2017, con aumentos más sustanciales en el periodo 2018-2021», se constata en el último informe del Sipri que sitúa a EE.UU. con el 36% del gasto total (611.186 millones de dólares); seguido de lejos aún por China, con el 13% del total (215.176 millones); Rusia, con el 4,1% (69.245 millones); Arabia Saudí, con el 3,8% (63.673 millones); e India, con 3,3% (55.923 millones). Todo hace prever que China esté llamada a disputar la hegemonía militar de EE.UU. en este siglo, siempre claro está a expensas de la evolución de los acontecimientos internos. El Gobierno chino este año ha «ralentizado» el crecimiento de su presupuesto militar a un «modesto» 7%, tras años de alza de dos dígitos durante la última década. No obstante, la carrera espacial, programas como el caza J-20 invisible al radar, nuevos submarinos atómicos o la construcción de un segundo portaaviones elevarán de nuevo la curva de su gasto anual militar. El objetivo anunciado por el presiente chino Xi Jinping es equiparar tecnológicamente a su Ejército de Liberación Popular al de las potencias occidentales en 2050. «En septiembre de 2015 China anunció un plan para reducir el número de militares de los 2,3 millones de efectivos a los 2 millones pero acompañándolo de una modernización que da más influencia al poder aéreo, naval, a las unidades balísticas (incluidas aquéllas que controlan las cabezas nucleares) y a la recién creada fuerza de apoyo estratégica, que controla el espacio, la ciberdefensa y la guerra electrónica», explican las mismas fuentes del Sipri, como una tendencia de la futura inversión china hacia un más sofisticado poder militar. Claro está, este hecho desatará el expansionismo de los presupuestos militares en la zona. Por ejemplo, Japón quiere cambiar su doctrina militar, enfocada a la mera defensa tras la Segunda Guerra Mundial, para hacerla más «flexible» de cara a la amenaza norcoreana y el poderío militar chino. El factor Pyongyang ¿Y Corea del Norte? He aquí la equis a despejar en toda esta ecuación. La amenaza del régimen de Pyongyang, cuyo gasto en armamento no se computa por su opacidad, puede desatar la verdadera carrera de armamento asiática y mundial. Japón, Corea del Sur o Filipinas hacen planes de fortalecimiento militar con presupuestos de defensa récord para atender una posible crisis. Seúl incluso ha desplegado el «escudo antimisiles» desarrollado por la compañía estadounidense Raytheon. Y en su última visita Trump ha prometido armar a Japón ante tal amenaza con «la compra de un montón de equipamiento militar adicional de EE.UU.».
12-11-2017 | Fuente: abc.es
«Alemania y Francia trataron a los polacos como europeos de segunda y ahora nos llaman insolidarios»
«Europa necesita respirar con sus dos pulmones, el eslavo y el occidental», sostuvo Juan Pablo II desde el principio de su pontificado. Sentado en un despacho de la Embajada de Polonia en Madrid, el Viceministro de Exteriores Marek Magierowski (Bystrzyca K?odzka, 1971), en un impecable castellano, cita al Papa polaco y héroe nacional para destacar a su país como puente para la crisis que dice vivir Europa. «Nos preocupa lo de la Europa a varias velocidades. En general, tanto el Gobierno polaco como los otros países del Visegrado se oponen a este concepto porque podría significar el principio del fin de la Unión Europea. Queremos reformarla desde dentro, no queremos ser observadores», asegura en la entrevista con ABC. Si Francia simboliza la lucha obstinada por preservar la laicidad de la República, Polonia en cambio se erige como guardiana de los valores cristianos que construyeron las fuentes morales de Europa. Desde las capas más conservadoras se insiste en que «la Iglesia y su lucha ha sido durante siglos la piedra angular y el fundamento de Europa» para alertar de una excesiva secularización que -sostienen- está abriendo la puerta a una progresiva islamización del continente. En 2004, el gigante del Este, con 38 millones de habitantes, entró en la UE y pasó a ser el principal receptor neto de ayudas, que equivalen al 2,7% del PIB anual polaco y suponen el 54% de la inversión pública, según un reciente informe de la Comisión Europea (CE). Polonia, que en 13 años ha doblado su Producto Interior Bruto gracias a estos fondos, se enfrenta ahora a posibles sanciones de Bruselas por su negativa a aceptar refugiados del programa de cuotas. «Acogerlos sería peor que sufrir sanciones», dijo en mayo el ministro polaco de Interior Mariusz Blaszczak. La Comisión Europea abrió expediente a Polonia el pasado junio por no participar en el reparto, y ha iniciado un procedimiento de infracción que podría suponer la imposición de sanciones por violar los principios legales de la UE según el Artículo 7 del Tratado de Lisboa. Varsovia se arriesga a perder su derechos a voto. «Nos tachan de euroescépticos e incluso de eurófobos, pero luego estamos entre los cinco países con mayor eurofilia según las encuestas. Si no seguimos los pasos de la Comisión ni las palabras de los países más influyentes, no quiere decir que seamos euroescépticos. Sería un suicidio político abogar por un Polexit». Nacionalistas polacos participan en la Marcha de la Independencia 2017 bajo el lema 'Queremos a Dios' como parte de las celebraciones del Día de la Independencia de Polonia en Varsovia - EFE Con el lema «Queremos a Dios», más de 100.000 nacionalistas polacos recorrieron este sábado Varsovia para celebrar el Día de la Independencia con fuertes críticas a la Unión Europea. Desde el Gobierno insisten en que Polonia debe ser el garante europeo de la cristiandad al tiempo que prosiguen las discrepancias con Bruselas. ¿Se puede ser europeísta rechazando los mandatos de la UE? Somos un país católico: el 95% de nuestros ciudadanos se reconoce así. Somos un país muy homogéneo, no porque hubiésemos querido ser homogéneos en el pasado, sino que es a causa de varias guerras y de movimientos de fronteras. Después de la II Guerra Mundial perdimos una tercera parte de nuestro territorio. En esa Polonia oriental vivían los bielorrusos, ucranianos y los judíos, que perdieron la vida en su mayoría en el Holocausto. Polonia se convirtió en un país homogéneo tanto religiosa como culturalmente. También a nivel lingüístico. En España hay varios acentos. En Polonia no, todos tenemos el mismo. La UE tiene que controlar los flujos y las fronteras. Ahora todos hacen lo que Hungría y ya no reciben con los brazos abiertos a los refugiados como decía la canciller alemana Tiene que darse cuenta de que no tenemos ninguna experiencia con la inmigración de países de otro círculo cultural. Nos duele cuando nos tachan de anti inmigrantes. No somos un país que rechace a los inmigrantes. Hace años admitimos a miles de chechenos y eran musulmanes. Ahora viven en Polonia un millón de ucranianos, que no son refugiados, son inmigrantes económicos, y se han integrado impecablemente en la sociedad polaca. Muchos de ellos aprenden el idioma en tres meses. Son cristianos, se sienten bien y nosotros también nos sentimos a gusto con ellos. Tienen empleo, se traen sus familiares. Esto podría ser un ejemplo a seguir de integración. Muchos periodistas y políticos europeos se olvidan de eso. Somos un país que admite a inmigrantes. Hay más de un millón de inmigrantes. Otorgamos asilo de acuerdo a nuestras leyes. Nos oponemos al sistema de cupos que han tratado de imponernos. Esa opción no ha sido la panacea. Los húngaros, que han sido también objeto de rotundas críticas por parte de Alemania, han terminado teniendo la razón sobre que la tarea principal de la UE está en controlar los flujos migratorios y controlar las fronteras. Ahora todos hacen lo que hacían en Hungría y no reciben a los inmigrantes con los brazos abiertos como propuso la canciller. Desde Bruselas y Berlín se les acusa de insolidarios con el proyecto comunitario. Antes de tratar este tema me gustaría contarle una anécdota un poco triste. Hay una fundación privada en Polonia que quería ayudar a los refugiados de Siria; a unas 50 familias cristianas. Gastó no sé cuánto dinero para traerlos a Polonia y que tuvieran empleo, plaza en los colegios o subsidios. Al cabo de unas semanas, estas familias desaparecieron misteriosamente. Probablemente se marcharon a Alemania, a Dinamarca o Suecia. No querían quedarse ni vivir en Polonia. Antes, yo era portavoz del presidente y le acompañaba en sus viajes al extranjero. Él decía ante sus homólogos: «¿Qué vamos a hacer con estos 7.000 refugiados que deberíamos haber admitido conforme a ese reglamento de la UE si se hubieran ido a Alemania o Suecia?, ¿tenemos que encerrarlos en campos de detención al no tener una frontera?» Alemania tampoco ha sido solidaria con nosotros en seguridad energética Polonia no es un país atractivo para los inmigrantes, en Alemania y en otros países tienen ya familiares. Desde nuestra óptica, este concepto de reubicación de refugiados no tiene ningún sentido. Nos hemos beneficiado masivamente de los fondos europeos de cohesión con los que hemos construido carreteras, fábricas.. En Polonia hay también muchas empresas francesas, alemanas? de cada euro invertido en Polonia de la UE, 50 céntimos han vuelto a Alemania, Francia, Italia o España. Cuando entramos en la UE, éramos países en vías de desarrollo y necesitábamos capital y nuevas tecnologías. Los occidentales también se han beneficiado. Han sido solidarios con nosotros invirtiendo en Polonia a través de los fondos europeos. Pero, por favor, Polonia es un mercado de consumidores con 38 millones y entre todos los que hacemos el Visegrado sumamos 100 millones. Usted habrá oído hablar del gasoducto que va de Rusia a Alemania. Ese proyecto va en contra de todas las leyes europeas en seguridad energética? Para nosotros es un problema de carácter estratégico. Es una cuestión de vida o muerte. Son precisamente los alemanes, franceses y holandeses los socios de este proyecto. Cuando usted me dice que Polonia no ha sido solidaria en la crisis migratoria, yo le digo Alemania tampoco ha sido solidaria con nosotros en la seguridad energética. Pero entonces está reconociendo que no han sido solidarios.. Yo le puedo dar miles de ejemplos más de faltas de solidaridad. Tuve un debate muy interesante sobre el desplazamiento de los trabajadores con uno de los directores del Ministerio de Exteriores español. Me resultaba muy difícil de convencerle de que esto que propone el presidente francés va muy en contra de las Cuatro Libertades (Libre circulación de mercancías, de trabajadores, de servicios y de capitales) y la idea de la Unión Europea. «Ya no hay refugiados» ¿Entonces Polonia prefiere las sanciones económicas a aceptar las cuotas? Lo curioso es que ya no hay refugiados. Los griegos ya no tienen más refugiados que cumplan con todos los requisitos. Ese sistema de cuotas está muerto ya. No admitiremos a los refugiados, no solo porque no queremos, sino porque no los hay. Tenemos que darnos cuenta que hay que poner fin a la guerra civil en Siria, es el origen del problema. Es cuestión de enfocarse en las prioridades. Y la prioridad no debería estar en acogerles? ¿Cuál es el sueño de cada refugiado verdadero? Volver a su casa. Los polacos que tuvieron que huir de Polonia durante la guerra llegaron a refugiarse en Irán atravesando la URSS. Todos soñaban con volver a su casa algún día. Lo más cristiano y europeo sería ayudarles a regresar a sus casas. Si tomamos esta prioridad. Faltan muchos años para conseguir la estabilidad en Siria, ¿no debería ser prioritario ayudar a los que buscan refugio y se encuentran en los países del sur de Europa? ¡Hombre! ¿Y cuántos años faltan para acabar la crisis migratoria? Y si acogemos a esos 7.000 refugiados y desaparecen de Polonia como esas familias, ¿qué pasa? ¿Nos lavamos las manos? Yo personalmente no me sentiría a gusto si eso sucediera en Polonia. ¿Acogemos a los refugiados y luego dejamos que se marchen? La campaña del Brexit utilizó la figura del «fontanero polaco» para llamar al voto en favor de la salida de la UE. Desde su Gobierno, ¿cómo se valora el Brexit y que se utilizara de esta forma a los inmigrantes polacos? ¿Entiende a los que comparan el trato que recibieron ustedes con el actual rechazo a recibir a refugiados sirios? Son dos temas que no deberíamos mezclar. Lo del «fontanero polaco» empezó en Francia. Todos somos miembros de la UE y nos guiamos por unos principios que han existido desde hace años. Gran Bretaña fue uno de los tres países de la UE que liberalizaron sus mercados laborales desde la entrada de Polonia en la UE. No podíamos trabajar sin permiso en Alemania ni en Austria durante siete años a partir de la entrada en la UE, en Gran Bretaña sí. En junio de 2004 podías ir a Londres y trabajar inmediatamente, en Alemania no. ¿Esto era solidario? No. Éramos ciudadanos de segunda clase. El Brexit fue muy triste para nosotros al utilizar esa imagen y de los inmigrantes de Rumanía. Hay una gran diferencia entre los inmigrantes económicos y los refugiados, además somos ciudadanos de la UE. La estatua de Juan Pablo II en la localidad de Ploermel - ABC Polonia se ha prestado a salvar una estatua de Juan Pablo II que Francia quiere derribar. Ustedes consideran que la política francesa es excesivamente laicista y que homologa la cruz a la media luna musulmana teniendo en cuenta la tradición europea. Cuando le dicen a un polaco que la cruz es ilegal, ¿qué tiene que ver esto con la libertad de expresión? La laicización de Francia lleva varios años produciéndose. Si en una de las calles céntricas de Madrid aparece una estatua con una emblema del islam, ¿crees que vuestra alcaldesa se atrevería a dar la orden de quitarla? No lo creo. Esto provocaría un escándalo. Llevaría a la quema del ayuntamiento. Un lío terrible. ¿Y la cruz en Francia? Ilegal. La quitamos porque es ilegal. Cuando le dicen a un polaco que la cruz es ilegal, ¿qué tiene que ver esto con la libertad de expresión? Si hablamos de los valores europeos? ¿y quitar la cruz es europeo? Los dos elementos arquitectónicos que se pueden encontrar en todos los países de la UE son los estadios de fútbol y las catedrales. Soy capaz de reconocer lo que aportó el islam a la cultura europea. Estuve en Granada hace un par de años. Los musulmanes nos invadieron hace mil años. Sí que han aportado algo los árabes, los musulmanes, como los judíos o los griegos. ¿Y los cristianos no? Eso nos duele. Le digo sinceramente que eso nos va a doler. No se puede hablar de un conflicto diplomático porque es trivial y gira en torno a una cruz. Pero si el presidente francés nos critica y dice que no respetamos los valores europeos, le podemos preguntar, ¿cuáles son? ¿Están seguros de que respetan los valores europeos? No estamos tan de acuerdo. Nosotros no somos los malos en este cuento. Usted, que fue periodista, ¿cómo encaja las críticas que recibe su Gobierno por la supuesta crisis de la libertad de prensa en Polonia? El anterior Gobierno también me despidió a mí por razones políticas. La revista para la que trabajaba fue vendida a un propietario que era muy cercano al Gobierno de Plataforma Cívica. Hace unos días un hombre se inmoló en Polonia como protesta contra las políticas de su Gobierno. Esta es una tragedia y punto. Lamentablemente la oposición trata de politizar esa tragedia. No quiero hablar de eso. Cada uno tiene sus opiniones y puede declararse a favor o en contra del Gobierno. ¿Qué responde a la oposición cuando les acusan de utilizar la religión como cortina de humo para desviar la atención de la población acerca de su agenda de políticas regresivas? ¿A qué políticas de regresión se refiere? El Gobierno polaco aprobó una ley en verano que le permitía designar y destituir a los presidentes del Tribunal Supremo sin alegar motivos. Acto seguido, el presidente Andrzej Duda vetó la reforma. Este es un Gobierno conservador. Si usted mira a Gran Bretaña, la Reina es también la cabeza de la Iglesia Anglicana y participa en todas las ceremonias religiosas. Francia es un país laico. Por cierto, el hijo de la primera ministra polaca es cura, fue ordenado hace pocos meses en una ceremonia muy bonita. Usted ha mencionado esas diferencias de opinión entre el Gobierno y el presidente. Esto es democracia. Si alguien nos dice que somos una democracia iliberal, digo que tenemos un debate normal. La oposición utiliza ese argumento de que el Gobierno quiere emplear leyes mordaza. Y no. Esto es absolutamente normal. El presidente vetó dos leyes. Hay un debate entre el líder de la mayoría parlamentaria y el presidente sobre cómo reeditar las leyes. Es un proceso parlamentario. La amenaza rusa La prensa europea ha publicado reportajes sobre la creación de «milicias armadas» ante la amenaza rusa. No, no son milicias armadas. Es lo que en polaco llamamos defensa territorial, un concepto basado en la Guardia Nacional americana. Tenemos un ejército de 80.000 soldados. Solo queremos ampliar nuestras capacidades militares con la amenaza rusa y lo que está ocurriendo en el este de Ucrania. Se ha hablado de que aspirban a llegar a las 30.000 unidades en unos años. Si España fuera vecino de Rusia, no le sorprendería los números. ¿Qué espera de la OTAN? Seguimos queriendo reforzar el flanco oriental de la OTAN. Hasta 2015 también éramos ciudadanos de segunda clase en la OTAN. Tras la anexión a Rusia de Crimea, los países de la OTAN se dieron cuenta de que era una amenaza seria. Para los polacos no es una broma, tenemos una guerra regular a unos 800 kilómetros de nuestra frontera oriental. Hay rotaciones de tropas americanas en Polonia y, ahora, tratamos de convencer a nuestros aliados de que este refuerzo debe ser permanente. Polonia exige una reparación de guerra a Alemania por «una cuestión de honor» Reuters/EP El líder del gobernante Partido Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski, ha defendido este sábado la necesidad de que Alemania pague reparaciones a Polonia por la Segunda Guerra Mundial por «una cuestión de honor». «Los franceses cobraron. Los judíos cobraron. Muchos otros países cobraron por las pérdidas que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial. Los polacos, no», ha afirmado Kaczynski. «No se trata solo de fondos materiales. Se trata de nuestra situación, nuestro honor (..) y esto no es un teatro. Esta es nuestra demanda. Una demanda absolutamente seria», ha añadido. Las demandas de reparaciones por las víctimas de la ocupación nazi de Polonia se han incrementado en los últimos meses tras la llegada al poder en Varsovia del partido nacionalista-conservador PiS. Alemania, por su parte, se remite a la declaración de 1953.
1
...