Infortelecom

Noticias de sanciones

20-09-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. reimpone las sanciones contra Irán y amenaza con «consecuencias» en caso de incumplimiento
EE.UU. ha reimpuesto las sanciones de Naciones Unidas contra Irán, después de que el Consejo de Seguridad rechazara extender el embargo de armas impuesto contra Teherán, y ha amenazado con «consecuencias» a los países miembros del organismo en caso de incumplimiento de las mismas. Así lo ha anunciado el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que ha explicado que el país norteamericano también da este paso debido al «fracaso» de Irán en el cumplimiento de sus compromisos con el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), el acuerdo nuclear firmado en 2015. En un comunicado, Pompeo ha especificado que las sanciones se reimponen en virtud de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, la resolución que respaldó el acuerdo nuclear de 2015. Además del embargo de armas, que concluye el 18 de octubre, las sanciones incluyen restricciones como la prohibición de que Irán participe en actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio, la prohibición de desarrollar misiles balísticos y sanciones relacionadas con la transferencia de tecnología nuclear o de misiles. «Estados Unidos espera que todos los Estados miembro de la ONU cumplan plenamente con sus obligaciones de implementar estas medidas», ha señalado, al tiempo que ha avisado de que, si no se cumplen, el país «está preparado» para «imponer consecuencias y garantizar que Irán no obtenga los beneficios de actividades prohibidas por la ONU». Por último, Pompeo ha asegurado que EE.UU. anunciará «una serie de medidas adicionales» para «fortalecer la implementación de las sanciones y responsabilizar a los infractores». «Nuestra campaña de máxima presión sobre el régimen iraní continuará hasta que Irán alcance un acuerdo integral con nosotros para frenar sus amenazas y deje de propagar el caos, la violencia y el derramamiento de sangre», ha prometido. Pompeo entregó oficialmente el pasado 20 de agosto la petición al Consejo de Seguridad de la ONU de extender el embargo de armas impuesto contra Irán, vigente durante 13 años, a pesar de que ningún miembro tenía intención de apoyar la prórroga solicitada. Finalmente, el Consejo de Seguridad de la ONU declinó emprender medidas ante la falta de consenso en el organismo. En la carta, EE.UU. insistió en que Irán no cumple con sus obligaciones en el marco del acuerdo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya sugirió la posibilidad de imponer sanciones a Irán a través de una cláusula del PAIC por la que los países firmantes gozaban de la potestad de amonestar a Teherán si percibía que incumplía sus obligaciones adquiridas con el pacto. De un tiempo a esta parte, Irán se ha ido desvinculando de sus compromisos tras acusar a la Unión Europea de falta de apoyo frente a la reanudación de las sanciones estadounidenses que comenzó cuando Trump decidió retirarse del acuerdo en 2018. En este sentido, Irán, la UE y otros países del Consejo de Seguridad han señalado que Washington carece de legitimidad alguna para solicitar este tipo de medidas dado que abandonó el acuerdo en 2018.
20-09-2020 | Fuente: abc.es
El fin de los estereotipos al uso
Pocos desean tanto la victoria de Joe Biden el próximo 3 de noviembre como la ansía el régimen teocrático iraní. Ya no es sólo porque vuelva a respaldar el acuerdo nuclear con Irán -lo que con toda seguridad haría- es también porque la ayuda diplomática que ha dado en su mandato Donald Trump a la creación de una coalición anti iraní en Oriente Medio tiene un impacto de dimensiones históricas. La firma en la Casa Blanca el pasado martes del reconocimiento bilateral de Israel con los Emiratos Árabes Unidos y con Bahréin ha completado unas semanas de un éxito que este país cabeza de puente de Occidente en la región no vivía desde que la Unión Soviética y los Estados Unidos reconocieron al Estado de Israel en mayo de 1948, en los tiempos de su guerra de independencia. Pero no ha sido sólo la firma de la Casa Blanca. La Autoridad Palestina, en cuyas manos está la Presidencia rotatoria de la Liga Árabe, había intentado hacer aprobar a los ministros de Exteriores de los países miembros de la organización una condena a los Emiratos por reconocer a Israel. Por primera vez en la historia de la Liga una iniciativa así fue rechazada. Palestina ya no es una prioridad porque lleva más de medio siglo demostrando que nunca pierde la ocasión de perder una ocasión. Y el pasado domingo el Sultanato de Omán manifestó su apoyo a la decisión de Bahréin de reconocer a Israel. Recordemos que Omán ha sido siempre el mediador entre Estados Unidos e Irán. Casi el único interlocutor válido. ¿Seguirá siéndolo después de este gesto? Y no olvidemos otra acción relevante, la de un país europeo pero musulmán, Kosovo, que ha reconocido a Israel y ¡ha aceptado poner su embajada en Jerusalén! Algo inimaginable para muchísimos fieles del Islam. Éste es el fin de los estereotipos al uso. Todo esto es muy grave para Irán porque demuestra que en un tiempo en que Estados Unidos se muestra cada vez más aislacionista, en que Trump hace todo lo posible por retirar sus tropas de la región, los aliados de los norteamericanos saben que su seguridad frente a Irán pasa por entenderse con Israel. Y lo están haciendo aceleradamente porque les une el miedo a un Irán potencialmente nuclear. Y porque bajo la caricatura del odio generalizado a Israel, la realidad es que la población civil de buena parte del mundo árabe más rico y conservador cree que hay muchos más beneficios en la paz con Israel que en el apoyo a un estado terrorista como el que encabezan las autoridades de Gaza. La amenaza de Irán se ve reforzada por la deriva de la Turquía de Erdogan, el amigo de Zapatero y de la Alianza de Civilizaciones. La presión del Gobierno egipcio sobre los grupos islamistas de los Hermanos Musulmanes ha puesto a muchos de estos en fuga y han encontrado refugio en Turquía. Algo inimaginable en un estado miembro de la OTAN y, hasta la deriva erdoganista, fiel aliado de Occidente en la región. Todo eso se está diluyendo. En esas circunstancias es comprensible que Irán implore una victoria de Biden. Tienen la esperanza que además de reactivar el acuerdo nuclear se aleje de Arabia Saudí por las violaciones de los derechos Humanos de las que es acusado el Príncipe Mohamed bin Salman. Aunque no deja de ser irónico que los iraníes tengan el desparpajo de denunciar violaciones de derechos humanos de nadie. En medio de todos estos acontecimientos ha pasado desapercibido la ejecución el 12 de septiembre de Navid Afkari , un campeón de lucha libre y prisionero político iraní. Se le acusaba de manifestarse contra el régimen. Marián Rajavi, jefa del Consejo Nacional de la Resistencia Iraní le rindió tributo el viernes en una teleconferencia con dirigentes políticos de todo el mundo. «Enfrentados a ejecuciones y masacres, el pueblo de Irán pide a la ONU y al Consejo de Seguridad que restablezcan las sanciones estipuladas en sus seis resoluciones contra el régimen clerical iraní. Si no, Khamenei continuará destrozando la nación porque la supervivencia de su régimen depende de de la muerte y la represión». ¿Lo permitirá Joe Biden?
20-09-2020 | Fuente: abc.es
El voto venezolano se vuelca en Trump en la recta final
José Iorio ya ha decidido a quién va a votar en las elecciones de Estados Unidos del 3 de noviembre. Nacido en Venezuela hace 52 años, es ciudadano desde 2010 y reside en Florida. La primera vez que pudo votar en unas presidenciales, en 2012, optó por Barack Obama, según dice por «lo que hizo por los inmigrantes y la reestructuración del sistema de salud». Cuatro años después, en 2016, se abstuvo, porque no le convencía ninguno de los dos candidatos. En esta ocasión, Iorio ha visto suficiente. Su voto será para Donald Trump, por una razón principal: «Este presidente ha sido el único que ha hecho algo concreto y conciso para la causa de Venezuela». Casos como el Iorio, que es parte de una comunidad de inmigrantes y exiliados venezolanos asentados en Florida, son una de las razones por las que los dos candidatos, Trump y el demócrata Joe Biden, están empatados en ese estado que es decisivo ?e incluso necesario? para ganar las elecciones. Una reciente encuesta de la universidad de North Florida y El Diario de Venezuela vaticina que dos de cada tres venezolanos en ese estado votarán por el presidente Trump. De los 421.000 venezolanos que hay en EE.UU., la mitad reside en el sur de la Florida. Desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente Trump ha aprobado varias rondas de sanciones contra los jerarcas del régimen chavista, ha autorizado un embargo del crudo venezolano y ha amenazado con una intervención militar, que no se ha materializado. Las gestiones de la administración estadounidense han sido decisivas para que medio centenar de países reconozca al gobierno de Juan Guaidó como representante legítimo, y gracias a una invitación de Trump, el propio presidente interino visitó en febrero no sólo la Casa Blanca sino también el Capitolio durante el discurso del Estado de la Unión. El venezolano José IorioA pesar del apoyo de EE.UU. a un pronunciamiento el 30 de abril de 2019, el cambio no ha llegado. Aunque Maduro sigue en el poder, el grueso de esta comunidad venezolana está convencido de que Trump ha hecho todo lo posible, y que con cuatro años más puede cumplir el objetivo que se marcó en el mismo discurso del Estado de la Unión al que invitó a Guaidó: «La tiranía de Maduro será destruida». «El presidente Trump se ha comprometido a la causa venezolana usando todos los recursos posibles», asegura Andrés Malave, de 36 años y estratega republicano en Florida. «Está tratando de hacerlo todo de una forma legal y correcta, para asegurarse de que todas las injusticias de la dictadura se vean en todo mundo y se sepa la verdad. Gracias a él más de 50 países reconocen a Guaidó como presidente, y no a Maduro», añade. Acercamiento de Obama al castrismo Para Malave, hay además una razón de peso para no votar al demócrata Biden, que resuena en realidad en todo el sur de la Florida: el recuerdo del acercamiento del Gobierno de Obama al castrismo, que permitió el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Venezuela y el aligeramiento del embargo, que ha revertido en gran parte Trump. «El vicepresidente Biden quiere aflojarle las sanciones de nuevo a Cuba, y no hay duda de que eso ayuda a Maduro, porque depende de los cubanos», explica Malave, quien cree que en esta política de mano dura hacia los regímenes castrista y chavista han sido cruciales los dos senadores de la Florida, Rick Scott y Marco Rubio, ambos republicanos. Aunque el demócrata Biden lleva ventaja en las encuestas de intención de voto a nivel nacional, estas son mucho más reñidas en estados claves como Pensilvania, Wisconsin o la misma Florida, donde el presidente ganó en 2016. Aquel año, a nivel nacional, Trump obtuvo tres millones de votos menos que su contrincante, Hillary Clinton, pero se llevó la presidencia porque ganó en los estados necesarios para sumar más de 270 votos del colegio electoral, 29 de los cuales corresponden a Florida. La encuesta más reciente en ese estado, de Florida Atlantic University, vaticina un empate al 50%. Recientemente, un artículo del periodista venezolano Orlando Avendaño, director del diario PanAm Post, reivindicaba el uso de la palabra «magazolanos», uniendo los términos «maga» y «venezolanos». «#MAGA» es el acrónimo de la campaña de Trump en redes sociales, que usa las iniciales del lema «Make America Great Again», o «Hagamos América Grande de Nuevo». Según escribió Avendaño, «Trump ha sido el presidente americano que más ha apoyado la libertad de Venezuela. Punto. Punto, punto, punto. No hay grises en la discusión. El presidente americano y el presidente del mundo, porque hoy hemos logrado lo que logramos gracias a que en la Casa Blanca gobierna el odioso de piel naranja». Un golpe demoledor Según explica el periodista a ABC, «la presión que está notando en este momento el régimen es mayor de la que notaba cuatro años antes seguro, sobre todo por la presión a Cuba». Avendaño considera que una derrota de los republicanos sería un golpe demoledor para muchos venezolanos que padecen una crisis humanitaria sin precedentes. «Sería un golpe letal. El exilio aumentaría porque muchos venezolanos hoy en Venezuela han decidido quedarse estos últimos tres o cuatro años precisamente por la postura que asumió la administración republicana. Creo que una victoria de Biden sería algo completamente demoledor, sobre todo por el historial del Partido Demócrata con la causa venezolana y por su blanqueamiento de la tiranía castrista», añade. Daniel Di Martino, exiliado venezolano de 21 años, coincide. Él mismo tuvo la oportunidad de trasladar a Trump sus impresiones durante una reunión en el Despacho Oval el año pasado, en un acto con víctimas del comunismo. Ahora, desde Kentucky, donde reside, hace campaña a favor del presidente y trata de movilizar a su comunidad para que vote. Todos los fines de semana se echa a la calle a convencer a demócratas e indecisos y a asegurarse de que los republicanos también van votar. «Les digo que la destrucción de mi país fue por políticas de izquierda, socialistas, que nos hicieron pobres, y a mí me obligaron a irme», asegura. «Si Venezuela tiene opción de ser libre, solo será libre si Trump es presidente», asegura. Para Iorio, el venezolano nacionalizado en EE.UU. que ha pasado de Obama a Trump, no es necesario coincidir con todo lo que hace o dice el presidente: «No comparto muchas ideas de su política en cuanto a, por ejemplo, el tema de las armas. No comparto muchas de sus ideas de inmigración, o cosas que él quiere reestructurar en el sistema de salud. Vamos, no lo comparto todo al 100%, pero sí comparto su oposición al socialismo y su firmeza para que haya por fin un cambio en Venezuela».
19-09-2020 | Fuente: abc.es
Trump aviva la guerra tecnológica con China con el cierre de WeChat y TikTok
Desde la madrugada del lunes, TikTok y WeChat, la red social de moda en EE.UU. y el llamado «facebook chino», desaparecerán de las tiendas de aplicaciones ?las llamadas «app stores»? desde las que los usuarios estadounidenses las descargan en sus dispositivos. Es el último embate de la Administración Trump en la guerra tecnológica con China, tras una escalada de tensiones este verano entre las dos grandes potencias económicas, con sanciones a compañías y autoriades del gigante asiático y vetos a su presencia en EE.UU. Las dos grandes «app stores» las manejan Apple y Google. La decisión la anunció ayer el Departamento de Comercio, que explicó que TikTok y WeChat no podrán ser descargadas ni actualizadas a partir de este momento. La directiva es todavía más estricta con WeChat: EE.UU. prohibirá la provisión de servicios por parte de compañías locales que permiten a la red social las transferencias de dinero y los pagos móviles. También se vetará la provisión de cualquier servicio ?redes móviles, acceso a Internet? que permiten el funcionamiento de la aplicación en EE.UU. WeChat es la principal red social china, dentro y fuera del gigante asiático. Es una vertebradora de las comunidades chinas repartidas por el mundo y, también, un canal del Gobierno comunista para diseminar propaganda y controlar a disidentes. En EE.UU., millones de chinos y chino-americanos la utilizan para comunicarse con sus familiares en Asia o para mandar dinero. «A efectos prácticos, quedará cerrada en EE,UU., pero solo en EE.UU. y a partir de la madrugada del lunes», dijo sobre WeChat el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en una entrevista en Fox News. Lo mismo ocurrirá con TikTok, pero con un plazo más largo: el 12 de noviembre, pocos días después de las elecciones en las que Donald Trump se juega las llaves de la Casa Blanca. El plazo hasta el 12 de noviembre de TikTok tiene que ver con el proceso de venta en el que está inmerso la red social. Este año se ha convertido en la favorita de los adolescentes estadounidenses, donde comparten vídeos de baile, reflexiones existenciales, interpretaciones en «playback» de canciones de éxito o sus experimentos culinarios. Pero también se ha convertido en un arma política, una plataforma donde diseminar mensajes políticos o atacar a candidatos (un grupo de usuarios de TitTok alardearon de haber provocado el fiasco del mitin de Trump en Oklahoma en junio). Vender la compañía Trump firmó el mes pasado una orden ejecutiva con la que obligaba a TikTok a venderse a una compañía estadounidense o echar el cierre. Todo apuntaba a que la favorita era Microsoft, pero en los últimos días parecía que Oracle podría quedarse con la red social, que es propiedad de la compañía china ByteDance. Esa operación deberá cerrarse de forma satisfactoria para la Administración Trump en mes y medio, o TikTok correrá la misma suerte que WeChat. «El presidente ha dado hasta el 12 de noviembre para que se resuelvan los problemas de seguridad nacional que supone TikTok. Si lo hacen, estas prohibiciones podrían eliminarse», dijo Ross en un comunicado. TikTok y WeChat, como cualquier otra red social, almacenan datos de sus usuarios, lo que para el Gobierno de EE.UU. es una amenaza por estar bajo propiedad china. Según el Departamento de Comercio, están obligadas por ley a cooperar con los servicios de inteligencia chinos. TikTok ha insistido en que almacena los datos de usuarios estadounidenses en EE.UU. y que ni ha compartido ni compartirá esa información con el Gobierno de China. Algo que no convence a la Administración Trump. «Las acciones de hoy muestran que el presidente Trump hará todo lo que está en su poder para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista chino», dijo Ross. «Hemos tomado una actuación significativa para combatir la recolección maliciosa de datos personales de estadounidenses, a la vez que promocionamos nuestros valores nacionales». El Departamento de Comercio explicó que el Gobierno de EE.UU. no tratará de impedir que los particulares utilicen las aplicaciones, pero la imposibilidad de descargarlas, actualizarlas o tener mantenimiento las acabará por hacer obsoletas. La prohibición de la Administración Trump también afecta a los códigos informáticos sobre los que están armadas estas redes sociales, para evitar que las compañías las pongan en macha con otro nombre. La decisión será combatida en tribunales por algunas organizaciones de derechos civiles, como la Unión por las Libertades Civiles Americanas (ACLU), que argumenta que el veto afecta a la libertad de expresión de los usuarios. En China, la prohibición y limitación de aplicaciones y redes sociales occidentales es rutinaria. Este mismo verano, obligó a Apple a eliminar de su «app store» una aplicación que permitía a los manifestantes de Hong Kong hacer seguimientos de los movimientos de la policía durante las protestas contras las nuevas leyes autoritarias impuestas por Pekín.
18-09-2020 | Fuente: abc.es
Maduro asegura que es «imposible» retrasar las elecciones legislativas
Nicolás Maduro ha rechazado la proposición de la Unión Europea para retrasar la fecha de las elecciones parlamentarias en Venezuela. El gobernante chavista se mostró tajante y ha respondido que eso no ocurrirá porque sería una «violación a la Constitución». Además, ha propuesto al bloque europeo enviar al país sudamericano una comisión «en privado, para que vean la realidad que el Gobierno de Estados Unidos no les deja ver». La excusa de Maduro para la UE es que es «imposible» aplazar las elecciones del 6 de diciembre, como lo ha sugerido el Alto Representante de la Unión Europea para la política exterior, Josep Borrell, a través de su cuenta en Twitter. «La Unión Europea propuso postergar las elecciones del 6 de diciembre, pero no se puede por ser un mandato constitucional (..) Pidan lo que sea pero no vamos a violar la Constitución», dijo. Para el régimen, en Venezuela «hay suficientes garantías electorales y nosotros vamos a dar cada vez más garantías». Las intenciones de Maduro, según ha dicho, es «tener buenas relaciones con la Unión Europea, pero desde Washington (Casa Blanca) no les dejan». En su discurso, el dirigente chavista se mostró confiado de que en su país habrá una «nueva Asamblea Nacional». A su juicio, el bloque europeo no está teniendo «realismo político«, por lo que le ha pedido dejar de brindar apoyo a EE.UU. en un proceso que «busca sustituir» los Poderes del Estado venezolano. Advirtió entonces que de mantener el «guion» de la política de Donald Trump, «seguirán fracasando». Estados Unidos, junto con 60 países, reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo en enero de 2019, y desde entonces la Casa Blanca ha creado una fuerte alianza con el Gobierno Interino para endurecer las sanciones a funcionarios chavistas, e incluso para trabajar en una estrategia geopolítica que sirva para presionar a Maduro para que abandone el poder. Guaidó por su parte ha pedido «firmeza» de la Unión Europea frente al régimen de Maduro tras el informe de la ONU que acusa a la cúpula chavista de ser los responsables de crímenes de lesa humanidad. La oposición venezolana ha exigido desde agosto que se cumplan con las condiciones mínimas requeridas para celebrar las elecciones parlamentarias. En total, son 10 condiciones que plasmaron en un documento firmado por 27 organizaciones políticas que piden principalmente la conformación de un Consejo Nacional Electoral independiente, el cese de las inhabilitaciones políticas, auditorías de todos los procesos del sistema electoral y observación electoral nacional e internacional.
17-09-2020 | Fuente: abc.es
El informe de la ONU frena el plan de Borrell de pactar con la dictadura de Maduro
El Grupo de Contacto sobre Venezuela celebró este jueves una reunión ministerial por teleconferencia en la que el Alto Representante para la política exterior europea, Josep Borrell, debía informar de sus gestiones en las últimas semanas para tratar de buscar una solución a la crisis que vive el país. La reunión terminó con un comunicado del que se deduce que faltan «cambios importantes» para que la UE pudiera desplegar una misión electoral en las elecciones que pretende organizar la dictadura en el mes de diciembre. Según afirma el propio Borrell en un mensaje difundido en redes sociales, los ministros del Grupo de Contacto han apoyado que continúe las gestiones para lo que define como «una salida política negociada». La reunión se había planteado a principios de semana como una ventana de oportunidad, ampliamente auspiciada por el Gobierno español, para tratar de cambiar el escenario actual por uno basado en la decisión del antiguo candidato opositor Henrique Capriles de participar en las elecciones. La ministra Arancha González Laya había hablado incluso de que pretendía promover en el seno del Grupo de Contacto la idea de «aprovechar la más mínima rendija» para tratar de desbloquear la situación, aunque ello pasara por admitir las elecciones convocadas por Nicolás Maduro e ignorar la posición contraria de los seguidores de Juan Guaidó, a pesar de que oficialmente España -entre otros muchos países- lo ha reconocido como presidente encargado.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Here is today&#39;s Ministerial declaration by the International Contact Group on <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a> <a href="https://t.co/bZGuoLxVDW">https://t.co/bZGuoLxVDW</a></p>&mdash; Josep Borrell Fontelles (@JosepBorrellF) <a href="https://twitter.com/JosepBorrellF/status/1306679860459450370?ref_src=twsrc%5Etfw">September 17, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> La idea parece haber quedado relegada después de que se hiciera público la víspera un informe de la ONU que denuncia formalmente a la dictadura de Nicolás Maduro como responsable de distintos crímenes contra la humanidad. El contenido de ese informe hacía muy difícil encontrar ese «resquicio» que buscaba González Laya, miembro de un gobierno del que también forma parte como vicepresidente Pablo Iglesias, que se ha declarado abiertamente y en numerosas ocasiones como gran admirador del régimen venezolano. Tampoco en Bruselas el informe había pasado desapercibido. Los eurodiputados del PP Dolors Montserrat y Leopoldo López Gil han tachado de «hechos inadmisibles» los datos recogidos en el informe de la ONU y en una pregunta parlamentaria reclamaban a Borrell, que denuncie la situación y reconsidere si las elecciones de diciembre podrían tener las mínimas garantías. «Lejos de ser actos aislados, estos crímenes se coordinaron y cometieron de conformidad con las políticas del Estado», afirman los dos eurodiputados en esta pregunta en la que señalan también que, al contrario, la UE debería reaccionar al informe ampliando las sanciones contra los líderes chavistas. Un informe «preocupante» Hasta para González Laya, que hizo unas declaraciones a la prensa este jueves por la mañana en Madrid, el informe de la ONU es «preocupante». En la reunión esperaba sin embargo «compartir el contenido del informe y los esfuerzos del Alto Representante y con toda la información buscaremos reflejar una postura del Grupo Internacional de Contacto sobre cuáles deben ser los pasos siguientes». El comunicado conjunto del Grupo de Contacto (del que se ha dado de baja Bolivia, pero se ha sumado Argentina) insiste en que «por ahora no se dan las condiciones» para celebrar unas elecciones creíbles y se da a entender que esperan que Maduro las aplace, además, por supuesto, de cesar la represión de los opositores, de reformar el Consejo Nacional Electoral y de reconocer el mandato constitucional de la Asamblea Nacional. Textualmente, el documento afirma que «por el momento, no se cumplen las condiciones para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y justo» y que para ello «se deben eliminar todos los obstáculos a la participación política para que se lleve a cabo un proceso electoral significativo. Esto incluye, entre otras cosas, el respeto del mandato constitucional de la Asamblea Nacional elegida democráticamente, la devolución del control de los partidos políticos a sus administradores legítimos, el cese de la inhabilitación y el enjuiciamiento de los líderes políticos, el pleno restablecimiento de sus derechos y de otros candidatos a la igualdad política, participación, actualización integral del padrón electoral, que incluya a votantes jóvenes y venezolanos en el exterior, y un CNE independiente y equilibrado, y participación igualitaria y acceso irrestricto a todos los medios de comunicación. El ICG solicita que estos obstáculos a elecciones libres, justas y creíbles se aborden de inmediato». Evidentemente, si Maduro estuviera dispuesto a cumplir todas estas condiciones, no sería una dictadura y en ese caso hace tiempo que ya no estaría mandando en un país al que ha destruido desde todos los puntos de vista. La idea de las gestiones es pedirle educadamente que sea razonable a alguien que ha dado muestras fehacientes de que no puede serlo. Misión de observación electoral De todos modos, la oferta patrocinada por el Alto Representante parece estar bien centrada en la cuestión de la misión de observación electoral, algo que aparece en el mismo tono de benevolencia e ingenuidad del comunicado cuando se dice que se aplaucen los llamamientos «a la comunidad internacional a observar las elecciones, como garantía fundamental de transparencia, libertad y equidad de cualquier proceso electoral futuro», aunque reconocen que «el calendario electoral actual no permite el despliegue de una Misión de Observación Electoral, ni deja suficiente tiempo y espacio político para que las partes negocien las condiciones para unas elecciones creíbles, libres y justas». Los ministros del Grupo de Contacto han pedido en este sentido «unas condiciones mínimas garantizadas de credibilidad, transparencia e inclusión en el proceso electoral, y la capacidad de observar las elecciones sin interferencias, incluido el acceso sin obstáculos» para lo que sería imprescindible que Maduro empiece aceptando un aplazamiento. La pregunta que se queda en el aire es ¿qué hará Borrell cuando Maduro acceda a retrasarlas, pero no cumpla ninguna de las demás condicciones? Estados Unidos habia reaccionado con evidente preocupación ante los indicios de que la UE se preparaba para aceptar las elecciones de noviembre y por ello en el comunicado oficial de la reunión se dice que intentarán coordinar posiciones con «otros actores internacionales y regionales» en lo que podría interpretarse como una alusión a Estados Unidos. El tuit del Alto Representante diciendo que ha recibido un «fuerte apoyo para seguir trabajando por una salida política negociada a la crisis de Venezuela» y que «la celebración de elecciones libres y justas es clave» vuelve a dejar las cosas en el mismo escenario, «Solo -dice Borrell en Twitter-cambios importantes en las condiciones y el calendario podrían permitir el despliegue de una misión de observación electoral de la UE» que aparece como si fuera el objetivo.
16-09-2020 | Fuente: marca.com
Ya hay sanciones de la pelea entre PSG y Marsella
  Leer
15-09-2020 | Fuente: as.com
Coronavirus: multas y sanciones por llevar mal la mascarilla en el coche
Llevar la mascarilla colgada del espejo retrovisor puede conllevar multas de hasta 80 euros por reducir en campo de visión del conductor.
15-09-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. bloquea la importación de bienes procedentes de Xinjiang producidos bajo «trabajos forzados»
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) ha emitido una orden que bloquea la importación de ciertos bienes procedentes de la región autónoma de Xinjiang que, según ha justificado, se producen mediante «trabajos forzados» con el beneplácito de China. En un comunicado, el secretario interino adjunto del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Ken Cuccinelli, ha explicado que la medida de la agencia estadounidense «combate el trabajo forzado», que ha calificado de «ilegal, inhumano y un tipo de esclavitud moderna». Según ha matizado, los trabajos forzados en Xinjiang se llevan a cabo para «fabricar bienes que después el Gobierno chino intenta importar a Estados Unidos». «Cuando China intenta importar estos bienes en nuestras cadenas de suministros, supone una desventaja para los trabajadores y empresas estadounidenses», ha agregado. En concreto, la orden determina retener en la entrada de Estados Unidos determinados bienes, entre los que destacan algodón o productos para el cabello, fabricados con mano de obra de diversos centros, como el Centro de Educación y Capacitación en Habilidades Profesionales número 4, ubicado en el condado de Lop, en Xinjiang. El Departamento de Seguridad Nacional argumenta que, en realidad, estos centros son campos de «reeducación» que proporcionan mano de obra penitenciaria a las entidades manufactureras de la región. Además, la CBP ha identificado «indicadores de trabajos forzados» en estas instalaciones, que incluyen la restricción de movimientos, el aislamiento, la intimidación, las amenazas, la retención de salarios y condiciones de vida y de trabajo «abusivas». «Las acciones que la CBP ha emprendido contra las importaciones de China demuestran el uso generalizado de condiciones laborales poco éticas e inhumanas en China», ha señalado la comisionada asistente ejecutiva de la CBP, Brenda Smith. Estados Unidos ha dictado recientemente sanciones contra una organización de Xinjiang y dos personas vinculadas a la misma por su supuesta relación con abusos cometidos contra los uigures y miembros de otras minorías musulmanas en la región. El anuncio de Washington llegó diez días después de que la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de Estados Unidos añadiera a once empresas chinas en su lista de sancionados por su implicación en abusos contra la minoría musulmana uigur en Xinjiang. Donald Trump ya promulgó una ley que permite a Washington tomar medidas e imponer sanciones a Pekín por la situación de los Derechos Humanos de los uigures en el país asiático. El Gobierno chino ha impuesto sanciones a varios altos cargos estadounidenses en respuesta. China, por su parte, considera que las acciones de Estados Unidos en relación a Xinjiang son una «grave interferencia» en sus asuntos internos y una «grave violación» de las normas básicas que rigen las relaciones internacionales.
15-09-2020 | Fuente: abc.es
Un carguero iraní camuflado desafía a EE.UU. y llega a Venezuela
A hurtadillas, con rastreador apagado y sin identificación. Así atracó un superpetrolero iraní este fin de semana en un puerto del oriente venezolano con un cargamento de 2 millones de barriles de gas condensado para producir combustible, confirmó la cancillería de Caracas. El canciller, Jorge Arreaza, anunció este domingo por la noche que un buque iraní, llamado Honey, había atracado en el Terminal de Almacenamiento y Embarque de José, estado Anzoátegui, al noroeste de Venezuela, citando un mensaje emitido por el servicio online independiente de navegación marítima «Tanker Trackers», refiriéndose a la llegada del superpetrolero iraní tipo VLCC. «Navegó hasta el país sin nombre para no ser identificado», dijo Arreaza, evadiendo las sanciones a las que está sometido tanto Irán como Venezuela. «Lo más probable es que haya navegado por todo el sur de África dado que su transpondedor estaba apagado. El nombre y el número IMO se han pintado», reportó el referido servicio de Tanker Trackers por su cuenta de twitter. La agencia Bloomberg también confirmó la llegada del buque iraní al terminal portuario de José, donde había comenzado a descargar los 2 millones de barriles de condensado de gas, proveniente del yacimiento iraní South Pars. El gas condensado puede combinarse con los petróleos extrapesados de Venezuela y producir mezclas más ligeras. El primer suministro de combustible iraní se produjo en mayo pasado cuando cinco cargueros petroleros con 1,5 millones de barriles arribaron bajo escolta militar de la fuerza armada bolivariana a Puerto Cabello en el terminal del Palito. El segundo intento también desafiante para evadir las sanciones ocurrió en agosto cuando las autoridades de EE.UU. incautaron a cuatro buques petroleros, haciendo fracasar el envío. El tercer intento es el actual que llega a Jose en Anzoátegui bajo características de clandestinidad e ilegalidad con GPS apagados para evadir las sanciones. El envío forma parte de tres buques que desviaron la ruta hacia el sur de Africa, bordeando el Cabo de la Buena Esperanza, en el Atlántico rumbo hacia Venezuela, digno de una película sobre piratería marítima moderna.
1
...