Infortelecom

Noticias de salud

25-12-2020 | Fuente: abc.es
Macron, tras el acuerdo del pos Brexit: «Europa debe avanzar más soberana y fuerte»
Emmanuel Macron saluda en el acuerdo pos-Brexit «la unidad y firmeza europea», esperando que la UE pueda «avanzar soberana y fuerte», sin olvidar su profunda inquietud ante el riesgo de eclipse histórico de Europa y la Alianza Atlántica. El presidente francés había seguido «en tiempo real» las negociaciones del equipo europeo dirigido por Michel Barnier, antiguo ministro de Agricultura, aspirante, en su día, a primer ministro y jefe de Gobierno de Macron. A los pocos minutos de conocerse el acuerdo, el jefe del Estado reaccionó en estos términos: «La unidad y la firmeza europea han tenido éxito. El acuerdo con el Reino Unido es esencial para proteger a nuestros ciudadanos, nuestros pescadores y nuestros productores. Europa puede mirar hacia el futuro, unida, soberana y fuerte». A la misma hora que Macron recordaba la ambición de una Europa «soberana y fuerte», Michel Barnier declaraba: «Nadie gana con el Brexit. Es un acuerdo de perdedor a perdedor, el debilitamiento propio de una separación; sobre todo, en un mundo peligroso e inestable, donde debemos estar unidos para pesar ante los EE. UU. y China [ . ] Hemos negociado con firmeza y unidad». Como un eco, Macron haría público un comentario inmediatamente, apoyando esa visión de un «búnker Europa» por construir: «Gracias, Michel Barnier, por su tenacidad y compromiso en la defensa de los intereses y unidad de los europeos». La «soberanía» europea, subrayada al limón por Macron y Barnier, forma parte del arsenal retórico y diplomático de Francia desde el general De Gaulle: Estados unidos en la defensa de la «soberanía estratégica» de Europa, que también pasa por la seguridad y defensa, más allá de los inmediatos intereses agrícolas, comerciales, turísticos y pesqueros, la parte esencial del «deal» entre el Reino Unido y la UE. Esperando que la UE pueda avanzar «soberana y fuerte», Emmanuel Macron recuerda, en escorzo, su ambición estratégica para Europa: afirmar su ambicioso y siempre actual proyecto de defensa europea, menos dependiente del histórico «paraguas» militar/nuclear de los EE.UU.
25-12-2020 | Fuente: abc.es
Israel anuncia un tercer confinamiento nacional para tratar de frenar la pandemia
24 horas después de disolver el parlamento y anunciar una nueva convocatoria de elecciones, las autoridades israelíes decidieron aplicar un nuevo confinamiento nacional para intentar frenar la pandemia. Este será el tercer cierre nacional en un Estado judío que supera los 385.000 infectados y donde ya han muerto 3.150 personas a causa del coronavirus. El nuevo confinamiento arrancará el domingo a las cinco de la tarde y por un periodo inicial de dos semanas en los que vuelven restricciones como la prohibición de alejarse más de mil metros de casa. La gran novedad en esta ocasión es que las escuelas permanecerán abiertas, aunque de manera parcial. Otra de las novedades es que todos aquellos israelíes y extranjeros residentes en el país que regresen al mismo deberán guardar diez días de cuarentena en un hotel bajo control del Ejército. Las autoridades han decidido adoptar esta medida tras el incremento de casos en las últimas semanas. La cifra de contagios supera los 3.000 al día, y el ministerio de Salud llevaba días alertando de la necesidad de adoptar medidas de choque para frenar el crecimiento de la curva hasta reducirla a menos de mil. La noticia se produce cumplida la primera semana de campaña de vacunación, y ya son 70.000 las personas que han recibido la vacuna de Pfizer. El Estado judío ha comprado también dosis de las vacunas de Moderna y AstraZeneca, y fue el primer ministro, Benjamín Netanyahu, el primero en vacunarse ante las cámaras para transmitir a la población la importancia de dar este paso. Al otro lado del muro, sin embargo, los palestinos no tienen un plan de vacunación. El primer ministro, Mohammad Shtayyeh, realizó un llamamiento a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los países amigos para que garanticen el envío de vacunas. Preocupa especialmente la situación en Gaza, donde dos millones de personas viven bajo el bloqueo de Israel y Egipto y cuentan con un frágil sistema sanitario. Pulso político En medio del pulso político de las últimas jornadas, en las que la coalición de gobierno ha saltado por los aires, el coordinador de la lucha contra la pandemia, el profesor Nachman Ash, ya había adelantado que «el tercer confinamiento es inevitable», y alertó de que Israel «tendrá 3.000 muertos más en los próximos dos meses si el Gobierno continúa con su política de ?no hacer nada?». Al conocer la noticia de las dos semanas de confinamiento aprobadas por las autoridades, Ash declaró que «es demasiado corto». Los israelíes se confinan de nuevo, mientras los partidos políticos parecen más preocupados en las próximas elecciones del 23 de marzo que en combatir al virus. El nuevo escenario electoral presenta un panorama en el que, según los sondeos, Azul y Blanco, la coalición más votada en abril, casi desaparece de la escena, y el electorado castiga a su líder, Benny Gantz, que aceptó pactar con Netanyahu tras prometer en campaña que nunca lo haría. En su lugar irrumpe el partido «Nueva Esperanza», del exministro del Likud, Gideon Sa?ar. Las encuestas vuelven a mostrar a Netanyahu como el gran favorito para lograr la victoria, pero el margen será estrecho, y deberá tener la capacidad de formar una coalición para poder mantenerse en el puesto. Los casos de corrupción parecen no pasar factura al primer ministro con más tiempo en el cargo de la historia de Israel, y el votante del Likud sigue fiel a su líder.
25-12-2020 | Fuente: abc.es
El expresidente argentino Carlos Menem en coma inducido tras sufrir un fallo renal
El expresidente argentino Carlos Menem (1989-1999), que tiene 90 años, se encuentra en coma inducido en el hospital de Buenos Aires en el que lleva más de una semana ingresado, tras sufrir un fallo renal en medio de su delicado estado de salud, confirmaron este jueves a Efe fuentes de su entorno. El veterano político peronista fue internado el 15 de diciembre en el Sanatorio Los Arcos de la capital argentina para un control médico prostático, y ya allí se le diagnosticó una infección urinaria que complicó sus problemas cardíacos. En los últimos días, según se informó, había registrado una leve mejoría, hasta que esta mañana las fuentes explicaron que sufrió una «descompensación renal» y fue inducido al coma. «Está delicado, vamos a rezar para en nombre de Dios a ver si se recupera», dijo a Efe Zulema Yoma, exposa del actual senador y una de sus personas más cercanas. El exjefe de Estado, que este año estuvo internado en otras dos ocasiones -en junio por un cuadro de neumonía que obligó a trasladarlo a la unidad de cuidados intensivos, y a fines de julio para realizarle varios estudios- cumplió 90 años el 2 de julio pasado, mientras se encontraba hospitalizado. Abogado de profesión, fue presidente en dos mandatos consecutivos, de 1989 a 1999, tras haber sido gobernador de La Rioja, su provincia natal, entre 1973 y 1976 -año en que fue detenido tras el golpe de Estado que derivó en la última dictadura (1976-1983)- y de nuevo desde 1983 hasta que en 1987 inició su campaña presidencial. Su gestión como jefe de Estado estuvo marcada por la transformación en la economía, con una gran apertura comercial y un intenso proceso de privatizaciones de empresas públicas, pero también por las acusaciones de corrupción, que ha debido enfrentar en los tribunales en los últimos años, al tiempo que ejerce como senador, cargo que ostenta desde 2005.
23-12-2020 | Fuente: abc.es
Brasil cierra el año con más de 200.000 muertes por coronavirus
A camino de las 200.000 fallecidos al entrar el nuevo año y con más de 7,3 millones de casos, Brasil es el segundo país con más muertes y el tercero en número de casos confirmados de Covid-19 en el mundo, detrás apenas de Estados Unidos en la primera estadística y de la superpoblada India en la segunda. Brasil no llegó a este triste puesto por casualidad. Se trata de una tragedia de errores en varios actos, cuyo personaje central ha sido el presidente Jair Bolsonaro . Negacionista, Bolsonaro ha calificado más de una vez la enfermedad como una «gripecita». Negligente, menospreció las máscaras y provocó aglomeraciones. Vanidoso, cambió a dos ministros de Sanidad que le hacían sombra, ambos médicos, por el obediente general, Eduardo Pazuello. Irresponsable, promovió tratamientos como el uso de cloroquina, sin ninguna prueba científica. Inepto, no ha demostrado el liderazgo tan necesario para que el país enfrente la crisis sanitaria. Como resultado, Brasil entra en una segunda ola que sigue sin control con el peor promedio de muertes desde mediados de septiembre y datos diarios que superan las 900 muertes, más precisamente, 968 el martes. Sin una comunicación clara del Gobierno central sobre qué hacer para no enfermarse y morir, la población se ha visto abandonada a su propia suerte. Algunos gobiernos regionales, como el de São Paulo o Maranhão, tomaron la delantera y adoptaron medidas para contener la enfermedad. El cierre de escuelas y tiendas y las restricciones al movimiento de personas, entre otros, ayudaron a evitar un colapso generalizado de los sistemas de salud en gran parte del país en la primera ola de la pandemia. Pero no todos entendieron la importancia y efectividad de estrategias como el distanciamiento social. El fardo económico de las medidas restrictivas también comenzó a pesar, aumentando la presión por un relajo apresurado. Estimulados por el mal ejemplo presidencial y cansados del encierro, muchos salieron a las calles y descuidaron la prevención, llenando bares y restaurantes al acercarse la Navidad, que ahora en el repunte del virus han vuelto a sufrir restricciones. Y con la salvación finalmente a la vista, en forma de las vacunas que comienzan a aplicarse en diferentes países del planeta, Bolsonaro vuelve a protagonizar un acto trágico. En vez de alentar a la población a apoyar la única salida racional de la pandemia, el presidente dice que quien se vacune corre el riesgo de «convertirse en cocodrilo», mientras su gobierno falla en preparar una campaña de inmunización masiva sin comprar, al menos, jeringas ni aprobar hasta el momento ninguna de las vacunas que ya circulan por el mundo. Sin máscara en todos los eventos públicos en que participa, Bolsonaro, que ya tuvo Covid-19, dice que está inmunizado y que no tomará la vacuna, estimulando la desconfianza y forzando a la Corte Suprema a sugerir medidas indirectas a estados y municipios, como prohibir la entrada a restaurantes a quien no pruebe que está inmunizado. Y así sigue la tragedia brasileña del coronavirus, sin perspectivas de cómo y cuándo bajará finalmente el telón de este macabro espectáculo. *Cesar Baima es periodista científico brasileño y editor asistente de la Revista «Questão de Ciência», una de las más prestigiosas del área en Brasil. Fue periodista especializado en ciencia del diario O Globo por más de 10 años.
23-12-2020 | Fuente: as.com
Las comunidades a las que se puede viajar en Navidad
El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud decidió continuar con el Plan de Navidad, aunque las comunidades introducen sus propias restricciones.
23-12-2020 | Fuente: abc.es
Graves riesgos para el sector de la salud en el Reino Unido
«El futuro peligrosamente incierto que afronta el Reino Unido al final del período de transición del Brexit podría poner en riesgo el sistema de salud y atención del Reino Unido». Esa es una de las conclusiones de un informe del «think tank» The Nuffield Trust, cuyo objetivo es, según describen en su propia web, «mejorar la calidad de la atención médica en el Reino Unido proporcionando investigación basada en evidencia y análisis de políticas». El grupo de expertos considera que «la salud de la población podría verse directamente agravada por una desaceleración económica prolongada que lleve a un nivel de vida más bajo y una restricción del gasto público, así como la posibilidad de una regulación menos efectiva de determinantes de la salud como la contaminación del aire» y añaden que «estos riesgos podrían afectar más a los más vulnerables». Uno de los efectos más evidentes a partir del 1 de enero será la falta de personal, ya que, según el informe, «el sector de la asistencia social se verá bloqueado para contratar personal de la Unión Europea debido a una nueva política de migración unilateral, que exacerbará la grave escasez de mano de obra» cuando expire el período de transición del Brexit, el próximo 31 de diciembre. Mark Dayan, uno de los investigadores, consideró que «la falta de transparencia en la planificación de la disrupción que se avecina ha generado una sensación de incertidumbre para el sector».
22-12-2020 | Fuente: abc.es
Israel al borde de sus cuartas elecciones en dos años
Mientras el ministro de Salud, Yuli Edelstein, alertaba a la población de que Israel se enfrenta a «la tercera oleada de coronavirus» y adelantaba que un nuevo confinamiento nacional «es inevitable», el Parlamento vivió una nueva jornada de lucha contra el reloj para tratar de evitar unas nuevas elecciones. Las divergencias en torno al presupuesto han roto la frágil coalición que formaron en abril Benjamín Netanyahu y Benny Gantz y el país deberá volver a las urnas el 23 de marzo. Serán las cuartas elecciones en menos de dos años y representarán un nuevo plebiscito sobre un Netanyahu que, pese a sus escándalos de corrupción, sigue siendo el favorito. Los presupuestos son el motivo aparente de la ruptura, pero la división es mucho más profunda. El acuerdo entre Likud y la coalición Azul y Blanco recogía una jefatura de gobierno rotatoria por la que Netanyahu debía ceder su puesto a Gantz en noviembre y estipulaba un único presupuesto para dos años (2020 y 2021), pero el Likud propuso votar dos presupuestos diferentes y su socio no aceptó. Algunos analistas locales interpretan este movimiento como una estrategia de Netanyahu para no tener que ceder el asiento de primer ministro a su rival. Pese a que los dos líderes formaron la coalición con «la lucha contra el coronavirus» como objetivo prioritario, al final han demostrado que susintereses personales han estado por encima de la grave situación que sufre el país a causa de la pandemia. Israel acaba de comenzar la campaña de vacunación masiva, ha cerrado sus cielos para evitar la entrada de la nueva cepa del virus y sus bares y restaurantes están cerrados desde el 18 de septiembre. El nuevo escenario electoral presenta un nuevo panorama en el que, según los sondeos, Azul y Blanco, la coalición más votada en abril, casi desaparece de la escena lo que pone punto y final a la breve aventurapolítica del ex jefe del Ejército, Gantz. En su lugar irrumpe el partido Nueva Esperanza, del ex ministro del Likud, Gideon Sa?ar. Una vez más se repite la historia de la fugacidad de las formaciones políticas en un sistema israelí en el que Netanyahu ha demostrado saber moverse como nadie antes lo ha hecho.