Infortelecom

Noticias de salud

27-10-2020 | Fuente: abc.es
El Supremo de Brasil defiende que el Estado obligue a vacunarse y Bolsonaro insiste en lo contrario
Al menos siete de los once miembros del Tribunal Supremo de Brasil estarían de acuerdo en imponer a la población la vacuna del nuevo coronavirus, mientras que el presidente del país, Jair Bolsonaro, insiste en que los jueces no disponen de autoridad para ello. «No es una cuestión de justicia, es una cuestión de salud. Un juez no puede decidir si debes ponerte o no una vacuna», ha dicho este lunes Bolsonaro después de que el fin de semana el presidente del Supremo, Luiz Fux, asegurara que era «necesaria» una «judicialización» del proceso de vacunación. Según cuenta la prensa brasileña, más de la mayoría de los magistrado del Supremo estaría a favor de esa judicialización a la que ha hecho referencia Fux pues el derecho colectivo a la salud pública «está por delante» de las libertades individuales. A diferencia de cuando Bolsonaro ha estado promoviendo durante la pandemia el uso de la cloroquina, un fármaco utilizado para combatir la malaria, pese a no existir estudios acerca de su efectividad contra el coronavirus, el presidente brasileño se muestra mucho más reacio a promover el uso de la vacuna. «Mi ministro de Salud ya ha dicho claramente que esta vacuna no será obligatoria, punto», dijo Bolsonaro hace una semana ante un grupo de seguidores a las puertas del Palacio de Alvorada, haciendo referencia a las palabras del titular de la cartera, el general Eduardo Pazuello. Sin embargo, las leyes brasileñas, entre ellas la Constitución, ya contemplan imponer de manera obligatoria el uso de las vacunas en algunos casos como manera preventiva en situaciones de «emergencia de salud pública». Las palabras de Bolsonaro no han pasado desapercibidas por las autoridades de Sao Paulo, con quienes mantiene una pugna en relación al desarrollo de la vacuna de la farmacéutica china Sinovac en territorio brasileño. En esta ocasión, el gobernador del estado paulista, Joao Doria, ha vuelto a criticar al presidente brasileño y le ha acusado de «no apoyar la salvación de las personas», pues en caso contrario, «apoyaría todas las vacunas que de manera eficaz y comprobada pueden ser aplicadas en todo el país». La semana pasada, Bolsonaro desmintió al ministro Pazuello al asegurar que Brasil no adquirirá la vacuna de Sinovac, empresa china que actualmente ha sellado un acuerdo de colaboración con el Instituto Butantan de Sao Paulo para el desarrollo y la fabricación de más dosis. «Estoy seguro de que otras vacunas que están en estudio se pueden probar científicamente, no sé cuándo, puede durar años», pero «China, lamentablemente, tiene mucho descrédito por parte de la población, sobre todo porque, como muchos dicen, este virus habría nacido allí», dijo Bolsonaro. «No estamos en una guerra de vacunas», ha recordado Doria, quien se ha mostrado a favor de todos aquellos «procedimientos que pueden salvar vidas», pues para un «cristiano» como él «no tiene sentido no defender las vacunas» ha dicho. Mientras tanto, Brasil sigue sumando miles de nuevos positivos diarios y centenares de muertes, aunque a mayor ritmo en el último mes. Según el último parte del ministerio de Salud, son 5.409.854 casos acumulados, 15.726 diagnosticados en las últimas 24 horas. La cifra de fallecidos asciende a los 157.397, después de las 263 muertes del último día, mientras que Sao Paulo es la región con mayor incidencia de la pandemia, con casi 1,03 millones de casos y 38.753 decesos. Los pacientes recuperados ascienden a los 4.865.930.
26-10-2020 | Fuente: as.com
Los motivos por los que no se confina Valdezarza, una de las mayores incidencias de Madrid
Madrid impone la cuarentena perimetral en 32 zonas básicas de salud. Otras, como Valdezarza, superan la incidencia acumulada pero no son confinadas.
26-10-2020 | Fuente: elmundo.es
Pablo Casado propone un estado de alarma de ocho semanas pero el Gobierno insiste en seis meses
El líder del PP cree que así se puede "salvar la campaña de Navidad" y exige una reforma exprés de la Ley de Salud para que las CCAA limiten la movilidad sin alarma 
26-10-2020 | Fuente: abc.es
Erdogan llama ahora a boicotear los productos franceses por su «hostilidad contra el islam»
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho este lunes un llamamiento a la ciudadanía de su país para que no compre productos franceses, en respuesta a las medidas tomadas en Francia «de hostilidad contra el islam». Este mensaje llega después de que el sábado cuestionara la «salud mental» de su homólogo francés, Emmanuel Macron. ¿El motivo? Las medidas tomadas por el gobierno galo para atajar el yihadismo tras el asesinato del profesor Paty Cantú, que fue degollado. «Ya que allí han pedido no comprar bienes turcos, yo hago un llamamiento a mi pueblo: no compréis bienes franceses», ha dicho el presidente durante un discurso transmitido en directo en la cadena NTV, aunque no consta un boicot contra productos turcos en Francia. En su alocución, Erdogan criticó duramente la difusión de caricaturas de Mahoma en Francia, en respuesta al asesinato del profesor Samuel Paty que había mostrado esos dibujos en una clase sobre libertad de expresión. Erdogan incluso comparó la situación de los musulmanes en Europa con la de «los judíos hace 80 años» antes del Holocausto perpetrado por los nazis, que exterminó a la mayoría de la población judía del continente. «La creciente islamofobia en Occidente se ha convertido ahora en un ataque a gran escala contra nuestro Libro, nuestro profeta y todo lo que tenemos de sagrado», dijo el presidente en su discurso, con motivo de la inauguración de una semana dedicada a festejar el cumpleaños de Mahoma. «Recordamos muy bien los crímenes contra la humanidad cometidos hace 80 años contra los judíos, y hace 25 años contra nuestros hermanos en Srebrenica, en Bosnia», agregó el mandatario turco. «Llamo a los cristianos, llamo a los judíos: cuando atacan vuestra religión, la protegemos. Ahora, los musulmanes en Francia están oprimidos: unámonos para protegerlos, todos juntos», dijo el jefe de Estado. Atiza el fantasma de la islamofobia «La islamofobia se expande en Europa como la peste. Todos los días, los lugares de trabajo y las escuelas de musulmanes sufren ataques racistas y fascistas. No hay día que no tengamos noticia de un templo musulmán atacado», aseguró Erdogan a su auditorio. Recriminó en concreto a la canciller alemana, Angela Merkel, el registro de una mezquita en Berlín «con cien policías, a la hora de la oración matutina"» que tildó de vulneración de la libertad religiosa. Erdogan reiteró su afirmación de días pasados de que el presidente francés, Emmanuel Macron, necesitaría «un control de sus capacidades mentales», y calificó de «psicosis» las medidas contra el islamismo tomadas en Francia tras el asesinato de Paty. «A los creyentes nos hacen pagar la cuenta de asesinatos como los de los terroristas del Daesh (Estado Islámico) y atizan el odio a los musulmanes», opinó.
26-10-2020 | Fuente: as.com
"Nadal es el tenista más fuerte mentalmente de la historia"
El doctor Ángel Ruiz Cotorro destacó en EFE Salud la fortaleza mental del tenista. "En los momentos más difíciles, él siempre está un escalón por encima de los demás".
26-10-2020 | Fuente: as.com
Los órganos afectados que pueden tener los asintomáticos
La Organización Mundial de la Salud ha comenzado a hacer énfasis en los efectos a largo plazo producidos por el contagio de coronavirus.
26-10-2020 | Fuente: as.com
El porcentaje de asintomáticos que tienen órganos afectados tras superar el coronavirus
La Organización Mundial de la Salud ha comenzado a hacer énfasis en los efectos a largo plazo producidos por el contagio de coronavirus.
26-10-2020 | Fuente: abc.es
Maduro dice que Venezuela «ha conseguido una medicina» que anula el coronavirus
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este domingo que los científicos de su país han «conseguido una medicina que anula el 100 % el coronavirus» que causa la covid-10, denominado SARS-COV-2, y que la pondrá a disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su estudio. «Quiero decir que Venezuela ha conseguido una medicina que anula al 100 % el coronavirus», dijo Maduro en un acto de Gobierno en el que dijo que el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) lleva seis meses estudiándolo. «En consecuencia se ha certificado ese estudio por parte de los expertos y científicos y se va a proceder en los próximos días a construir la ruta para, a través de la OMS, ratificar los resultados obtenidos por el IVIC», sostuvo. Se trata, según subrayó el mandatario, de una molécula denominada TR-10 que «fue aislada totalmente y posteriormente fue confrontada con el virus de la covid-19» en un estudio duró 6 meses y dio «como resultado la aniquilación al 100 % del virus» Esta molécula no tiene «ningún tipo de toxicidad que afecte a las moléculas sanas» o que cause efectos secundarios. Maduro se mostró confiado de que los estudios serán ratificados por la OMS y, posteriormente, procederán «a preparar la producción masiva» gracias a «alianzas internacionales» que no detalló. La ministra de Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, aclaró que el estudio «fue monitoreado a través de células infectadas con virus (SARS-COV-2) aislado de pacientes venezolanos». La molécula es, según añadió, un derivado del ácido ursólico y los estudios, según sus datos, «presentan 100 % de inhibición de la replicación del virus in vitro». Por otra parte, la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, informó de que las autoridades han localizado 423 nuevos casos de covid-19, con lo que la cifra total se eleva a 89.565. De ellos, 398 son comunitarios« y 25 »importados« por migrantes retornados. Sin embargo, no desgranó los casos por estados ni tampoco informó de cuántas personas han fallecido en las últimas 24 horas por la enfermedad que causa el nuevo coronavirus denominado SARS-COV-2.
25-10-2020 | Fuente: abc.es
Guerrilla urbana en Roma contra el toque de queda, como el día anterior en Nápoles
Vuelve la alarma sobre el orden público en Italia, tras el toque de queda y restricciones impuestas en algunas regiones. En el entorno de la céntrica plaza del Popolo en Roma se vivieron en la noche del sábado al domingo horas de guerrilla urbana, en protesta contra el toque de queda, establecido en el Lazio a medianoche. Grupos anarquistas y ultraderechistas lanzaron cócteles molotov, petardos y otros artefactos explosivos, quemaron dañaron coches y mantuvieron duros enfrentamientos con las fuerzas del orden. «Forza Nuona», grupo ultraderechista, había anunciado en tuit su lucha contra el toque de queda: «Listos para echarnos a la calle, sin miedo». Era una protesta y guerrilla urbana claramente organizada, como lo demuestran no solamente los explosivos que lanzaron, sino también el hecho de que algunos manifestantes iban con la cara tapada con capuchas y cascos. Parecida situación se vivió en la noche del viernes al sábado en Nápoles , con duros enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos anarquistas, radicales, ultraderechistas, negacionistas del virus y clanes camorristas. Los manifestantes protestaban contra el toque de queda impuesto por el presidente de Campania, Vincenzo De Luca, quien había amenazado también con un confinamiento general. Al final, De Luca ha tenido que dar marcha atrás, ante la guerrilla urbana del viernes y el riesgo de que continúen los desórdenes públicos. «Nápoles, un laboratorio» El malestar y las tensiones sociales a causa de la pandemia son cada día más evidentes. «Lo ocurrido en Nápoles es la señal de lo que podría suceder en el resto de Italia y en toda Europa. Nápoles sigue teniendo este extraño destino de ser un territorio que se anticipa a las tendencias, como un laboratorio en el que se experimenta lo que sucederá en otros lugares», destaca este domingo en «La Repubblica» el escritor napolitano Roberto Saviano, en un artículo titulado «El laboratorio napolitano», destacando que «no es solo la Camorra la que está detrás de los actos violentos, sino que es la desesperación del sur la que está explotando». Aunque algunos expertos han planteado medidas aún más restrictivas, sin descartar un nuevo confinamiento, el primer ministro, Giuseppe Conte, por ahora rechaza un cierre total como ocurrió en marzo, y ni siquiera desea que se hable de ello. El temor a disturbios armados si se produce un confinamiento general del país había sido expresado por el profesor Ranieri Guerra, representante de la Organización Mundial de la Salud en el comité científico que asesora al gobierno italiano: «Debemos evitar el confinamiento porque provocaría disturbios armados. La gente está exhausta por el encierro de tres meses. Desgraciadamente, en el verano bajaron demasiado la guardia, alentados también por colegas que no entienden muy bien qué trabajo hacen». Autocrítica Además del temor a las protestas y guerrilla urbana en caso confinamiento, ahora descartado, el Gobierno considera que un toque de queda general en todo el país no es eficaz, según el profesor Walter Ricciardi, asesor del ministro de Sanidad, Roberto Speranza, y miembro del comité científico, quien hace también autocrítica: «¿Qué nos salió mal? Muchas regiones no han hecho lo que tenían que hacer este verano para adaptar su sistema sanitario; hoy estamos pagando las consecuencias. Tenemos pocas semanas para intervenir. Se necesitan cierres locales, incluso regionales, porque el toque de queda general no funciona, lo hemos visto con los malos resultados de Francia». Alarma por la tensión social En cualquier caso, el Gobierno teme que las legítimas protestas de los ciudadanos y su derecho a manifestarse ante las medidas restrictivas desemboquen en violencia por las acciones de grupos radicales. La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, ha destacado que «detrás de las manifestaciones violentas y agresiones hay un plan previamente organizado que poco tiene que ver con la crisis económica». La posibilidad de un escenario de violencia había sido imaginado por el ministerio del Interior. Los servicios secretos alertaron de la posibilidad de una guerrilla urbana en varias ciudades. El director general de la policía, Franco Gabrielli, en contacto con todos los jefes de policía de las regiones de Italia, ha planificado controles en prevención de desórdenes públicos. El malestar y las tensiones sociales preocupan también al presidente de la República, Sergio Mattarella. El próximo martes presidirá el ya programado Consejo supremo de la Defensa, convocado dos veces al año por Mattarella. Uno de los temas será justamente «las consecuencias de la emergencia sanitaria sobre los equilibrios estratégicos y de seguridad globales, con particular referencia a la OTAN y a la Unión Europea».
25-10-2020 | Fuente: abc.es
Joe Arpaio: el sheriff que se inventó a Donald Trump
Mucho antes de que Donald Trump llegara a la Casa Blanca, el «trumpismo» mandaba ya aquí en Arizona. La esencia política del presidente es, en realidad, una ampliación a nivel nacional de lo que Joe Arpaio lleva defendiendo y haciendo desde 1993, el año en que ganó las primeras elecciones para sheriff en el condado de Maricopa, una metrópolis de 4,5 millones de habitantes en pleno desierto fronterizo. La guerra sin cuartel contra la inmigración irregular; la construcción del muro; los campamentos de sin papeles; la defensa innegociable de la ley y el orden; las dudas sobre el certificado de nacimiento de Barack Obama? Nada de todo eso es patrimonio exclusivo de Trump. Todo comenzó en realidad con Arpaio. «Ha sido un honor, y un privilegio», dice Arpaio a ABC en su oficina, una suerte de museo dedicado a sus 66 años de carrera policial. «También tengo mi ego, pero no cuando se trata del presidente de los Estados Unidos. Él tuvo el coraje y la cortesía de escuchar las ideas que yo pude haber tenido antes. Si le apoyé, fue de corazón. Es mi héroe», dice de Trump, mientras se ajusta la corbata, en la que luce un pin dorado con forma de revólver. «Metí presos a 200.000 sin papeles. ¿Qué problema hay? ¡Estaban aquí ilegalmente!» El afecto es mutuo. El 31 de julio, un juzgado federal de Arizona halló a Arpaio culpable de desacato por detener repetidamente a indocumentados aquí en Maricopa. Previamente, le había instado a que dejara de detener desproporcionadamente a hispanos, considerando que la práctica era discriminación racial. El juez consideró que el trabajo de un sheriff no era detener la inmigración ilegal. Y Arpaio disiente. «Hice un juramento al asumir el cargo, y tenía la autoridad para hacerlo», dice hoy, todavía desafiante. Es obligatorio preguntarle cuántos sin papeles pasaron por aquellos campamentos gigantescos en los que tenía a sus presos. «Puede que 200.000, tal vez más. ¿Qué problema hay? ¡Estaban aquí ilegalmente!», exclama, encogiéndose de hombros. Joe Arrpaio, con unos seguidores de Donald Trump - D. A. Veinticinco días después de aquella condena, Trump le indultó, saludándole como un verdadero «patriota americano». Cuando hoy se le pregunta sobre como recibió la noticia del indulto, Arpaio responde que él nunca le pidió nada a la Casa Blanca, pero hace hincapié en algo evidente: «Yo había estado con Trump desde el primer día». Tiene razón. Cuando anunció su candidatura el 16 de junio de 2015, Trump era un apestado en el Partido Republicano, una especie de broma de mal gusto. En menos de un mes el candidato visitó Phoenix, capital de Arizona, y Arpaio acudió a saludarle. Unos meses después, en diciembre, le presentó en otro mitin. Y el 26 de enero de 2016, seis días antes de que comenzaran las primarias, le dio su apoyo formal. Trump ganó 41 de las 56 votaciones, y el resto es historia. «El sheriff más duro de América» La decisión de Arpaio fue una revolución en el partido, y le dio a Trump el marchamo de tener tras de sí a quien se conocía como «el sheriff más duro de América». Al fin y al cabo, Arpaio había sido presidente de la campaña de George Bush hijo en Arizona. Y le habían cortejaron todos los candidatos republicanos, sin excepción, conscientes de que nunca un republicano ha llegado a la Casa Blanca sin haber ganado en este estado fronterizo. Y eso que Arpaio ni siquiera conocía personalmente a Trump. Pero al verle anunciar su candidatura tuvo una corazonada, según cuenta a este diario. «Recuerdo en un mitin que tuvo aquí con miles personas, nadie quería subirse allí al podio con él, ni el gobernador, ni nadie. Yo me subí y dije tres cosas. Primero, que hay una mayoría silenciosa ahí afuera. Dos, que nacimos el mismo día. Tres, que iba a ser nuestro presidente», explica. Ambos nacieron, es cierto, un 14 de junio, que para más señas es el día en que se celebra la adopción formal de la bandera americana, con sus barras y estrellas. Arpaio es de 1932 y Trump, de 1946. Aquellos vaticinios de Arpaio se cumplieron. Pero para él la experiencia no fue gozosa. El mismo día en que Trump logró la victoria más sorprendente de la historia política de EE.UU., el sheriff perdió su sexta reelección, y no por poco: 196.000 votos de 1,5 millones. Para la izquierda, la derrota de Arpaio fue el premio de consolación de una noche electoral muy amarga. Arpaio, en su despacho - D. A. En aquellas elecciones de 2016 cayeron unos mitos y nacieron otros. George Soros, el famoso multimillonario nacido en Hungría, patrón de tantas causas liberales, inyectó aquel año 2,3 millones de dólares en un grupo dedicado a defenestrar a Arpaio. En total se gastó 9,6 millones en elecciones a cargos policiales en todo el país. Y Arpaio todavía se la tiene jurada. En nuestra conversación le nombra varias veces. «Los millones y millones de dólares que Soros y otros en la izquierda han inyectado aquí en Arizona tienen como objetivo impedir que se apliquen las leyes migratorias, forzar una amnistía para los ilegales, y facilitar una política de fronteras abiertas», dice. Ni siquiera el atribuirle a Soros ese papel de maestro de marionetas es obra de Trump y su equipo, hasta en eso le precedió Arpaio. Soros, eso sí, no es el único culpable a ojos de Arpaio. Es sólo un resorte en una gran conspiración de la que también fue parte central Obama, ya que el sheriff lleva desde 2012 tratando de demostrar que no nació en EE.UU. Sentado ante su escritorio, abre su último libro y muestra unos documentos reproducidos dentro que según él demuestran que la partida de nacimiento de Obama fue falsificada. Esas dudas fueron en realidad los cimientos de la campaña de Trump en 2015 y 2016. «Todavía espero que Obama venga aquí a Arizona antes de las elecciones a hacer campaña por Joe Biden, me encantaría verle para poder explicárselo en persona, quiero ver qué me responde», dice con media sonrisa. Aun hoy, con el indulto de Trump de por medio, sigue maldiciendo la condena de 2017 como una venganza política, perpetrada por el estado profundo, «los restos del anterior gobierno, de Obama, en el departamento de Justicia». «¿Vas a preguntarme si soy racista?», pregunta el sheriff al periodista nada más comenzar la entrevista A Arpaio hoy le molesta, es patente, que le llamen racista. Lo primero que dice es: «¿Vas a preguntarme si soy racista?». Durante la entrevista, niega serlo, y dice, en un momento: «Tengo nietos adoptados, uno negro, otro de México. Así que me llamen lo que quieran, no saben nada». Tras su derrota, Arpaio ha perdido unas elecciones al Senado en 2018 y, todavía peor, las últimas primarias republicanas para recuperar su vieja plaza de sheriff. Puede decirse que su proyecto murió de éxito. Sus ideas mandan hoy en el Despacho Oval y más allá, pero él ya no tiene poder alguno aquí en Maricopa, más allá de escribir sus libros. El lunes pasado, Trump tuvo dos mítines aquí en Arizona, y Arpaio no fue invitado a ninguno. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que esté acabado. Si Trump pierde, ya tiene un camino abierto. Un reciente titular del principal diario local, «The Arizona Republic», lo expresaba de este modo: «Si Donald Trump pierde en 2020, imitará a Joe Arpaio en 2024». Es decir: aun en la derrota, mantendrá vivo su propio mito.
1
...