Infortelecom

Noticias de salud mental

10-07-2018 | Fuente: abc.es
Liu Xia, viuda del Nobel de la Paz Liu Xiaobo, sale de China hacia Alemania
Liu Xia, escritora y viuda del Nobel de la Paz Liu Xiaobo, ha dejado China con destino a Alemania tras años de arresto domiciliario sin haber estado acusado de ningún delito y casi un año después de la muerte de su marido, ha informado este martes organizaciones de derechos humanos. Fuentes cercanas a Liu Xia, de 57 años, tambiénhan confirmado que la poetisa acaba de salir de Pekín en un vuelo hacia Berlín, donde se espera que reciba tratamiento médico, mientras que su hermano menor, Liu Hui, todavía se encuentra en la capital china. La liberación de Liu y su viaje a Alemania se producen justo después de la visita oficial que realizó el lunes a Berlín el primer ministro chino, Li Keqiang, durante la que podrían haberse ultimado los detalles de la puesta en libertad. Angela Merkel y Li Keqiang ya abordaron el caso de Liu Xia cuando la canciller alemana visitó China el pasado mes de mayo, cuando el primer ministro chino se limitó a decir públicamente que el régimen comunista protege y respeta los derechos humanos. «Es una gran noticia que Liu Xia finalmente sea libre y que su persecución y detención ilegal a manos de las autoridades chinas haya llegado a su fin, casi un año después de la muerte temprana e indigna de Liu Xiaobo», ha afirmado hoy el investigador de Amnistía Internacional (AI), Patrick Poon. La presión de la comunidad internacional para que China liberara a Liu ha sido constante, especialmente tras la muerte de su marido, Liu Xiaobo, el 13 de julio del año pasado mientras cumplía condena en un centro hospitalario, por un cáncer de hígado que se le había diagnosticado tras casi 9 años en prisión y cuando ya estaba en fase terminal. Recientemente, expertos en derechos humanos de la ONU mostraron su preocupación por la salud mental de la artista china, que fue vista por última vez en público hace un año en el funeral de su marido, Liu Xiaobo, de 61 años, acompañada por autoridades chinas. En este último año, numerosos intentos de amigos, diplomáticos y medios de comunicación internacionales para acceder a su apartamento han sido frenados de forma brusca por un dispositivo de policías de paisano presente en la puerta y los alrededores del edificio.
04-07-2018 | Fuente: abc.es
Rescate de la cueva en Tailandia: ¿Cuál será el impacto en la salud mental de los jóvenes?
Desde que el pasado 23 de junio los doce niños y su entrenador quedasen atrapados en una cueva, las miradas de todo el mundo están en la gruta de Tham Luang, al norte de Tailandia. Uno de los aspectos que más preocupa es la salud mental de los jóvenes, cómo estan sobrellevando el hecho de estar en la oscuridad, el temor de no saber si iban a ser rescatados o cuál puede ser su compartamiento después de salir de la gruta. Carlos María Alcover de la Hera, catedrático de psicología social en la universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ha hablado para ABC sobre las consecuencias de un hecho tan traumático. Tras nueve días de búsqueda incesante y de angustia, los equipos de rescate encontraron al grupo con vida a 800 metros de profundidad y algo más de tres kilómetros de distancia de la entrada a la gruta . Las pésimas condiciones en las que se encuentra la gruta hacen muy difícil el desalojo de los menores y pone en alto riesgo la evacuación, ya que la cueva se encuentra inundada de agua debido a las fuertes lluvias que azotan la zona en época de monzones. Los equipos de rescate están barajando dos posibilidades: mantener al grupo en la cueva hasta que el nivel del agua baje lo sufiente, lo que podría tardar varios meses, o enseñar a los niños, de entre 11 y 16 años, a bucear, pese a que varios de ellos no saben nadar. A pesar de la llegada de los buzos al lugar donde se encuentra el equipo y la llegada también de comida y medicamentos, el efecto psicológico que esta extrema situación puede acarrear a los jóvenes es muy grande. Efectos psicológicos El catedrático de psicología social ha comentado que el estrés postraumático es la primera situación en la que se puede encontrar el grupo. Una fase de angustia y de miedo que «es posible que se haya visto reducida a niveles de estrés aceptables una vez que han tenido su primer contacto con el exterior». Lo más común son los estados depresivos, la ansiedad, el malhumor y el miedo. Aunque Alcover de la Hera señala que esa expectativa de poder ser rescatados les haya causado una «euforia artificial», ya que cabe la posibilidad de que el rescate se prolongue varios meses si las fuertes lluvias no remiten. Un aspecto importante es el hecho de que pertenezcan a un equipo deportivo, en el que todos se conocen y es posible que exista una compatibilidad entre las personas y «unos valores de compañerismo que están también muy presentes en la cultura tailandesa». El rol del entrenador «El papel del entrenador es esencial», asegura el profesor, «ahora mismo es la autoridad previa que los chicos ven como un líder». «Es importante que el entrenador tenga una atención personalizada con cada uno de los chicos, y así poder detectar cualquier conflicto o roce y solucionarlo lo antes posible». Que nadie se sienta en peligro o amenazado da una «seguridad psicológica» que aumenta la confianza de los jóvenes en el entrenador y con los grupos de rescate. Efectos fisiológicos Además de las consecuencias psicológicas, los problemas físicos son indudables. «El ritmo biológico se pierde sin luz y el sueño se ve alterado, por eso es importante establecer rutinas, estructurar el tiempo y que cada uno tenga unos roles diferenciados para que se sientan realizados». También la alimentación que reciban es muy importante. La primera comida que recibió el grupo fue cerdo a la parrilla, arroz y leche. La diferencia de edad entre los chicos es algo importante a destacar, ya que, como asegura Alcover de la Hera, «a esas edades la diferencia entre 11 y 16 años es destacable, los más jóvenes viven más en el presente y no son consciente de los peligros del futuro, en cambio los más mayores puden llegar a ser conscientes de la dificultades en las que están y son estos los más vulnerables al miedo». Es inundable que los efectos en la salud física y en la mental de estos chicos se va a ver afectada una vez salgan de la cueva, ya sea en pocos días o en los próximos meses. Para evitar falsas expectativas y que esto pueda repercutir en el grupo es importante cómo los equipos que están con ellos y las familias que contacten con el grupo a través de la línea telefónica implantada en la cueva transmitan la información. Según el catedrático, los avances del rescate tienen que ser tratados con mucha delicadeza por si al final se da la circustancia de que tienen que permanecer hasta octubre en la cueva, «si no son conscientes de que pueden pasar cuatro meses atrapados, mejor».
08-03-2018 | Fuente: abc.es
Florida eleva a 21 años la edad para comprar armas y permitirá que los profesores lleven pistola
La Cámara de Representantes de Florida aprobó este miércoles una ley que eleva de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas en este estado y que autorizará al personal escolar llevar pistola, entre otras medidas impulsadas al calor de la masacre en un instituto de Parkland el pasado 14 de febrero. El visto bueno definitivo a la nueva legislación, que no incluye la prohibición de los fusiles de asalto como pedían numerosos estudiantes y padres, está ahora en manos del gobernador, el republicano Rick Scott, que por ahora no ha avanzado cuál será su decisión. La nueva norma, bautizada como Ley de Seguridad Instituto Marjory Stoneman Douglas en memoria de la tragedia en la que murieron 17 personas, fue aprobada en la Cámara por 67 a 50 votos, después de haber recibido el lunes luz verde en el Senado por 20 a 18. El paquete legislativo prohíbe los llamados «bump stocks», los dispositivos que convierten los fusiles en ametralladoras, como el empleado por el autor de la matanza de octubre en Las Vegas, y establece nuevos programas de salud mental y medidas para impedir que tengo acceso a las armas personas con signos de problemas mentales o conducta violenta. «Programa guardián» La autorización para portar armas dentro del centro, algo prohibido hasta ahora en Florida, se incluye en un llamado «programa guardián». En concreto, permitirá que determinados empleados y profesores lleven pistola tras recibir un adiestramiento policial y la decisión del distrito escolar de participar en el programa. «Hoy la Cámara ha mantenido su palabra a los estudiantes y familias del instituto Marjory Stoneman Douglas», aseguró el portavoz de la institución, Richard Corcoran (republicano), que enfatizó en una declaración pública: «Cuando decíamos "nunca más", era así».
06-03-2018 | Fuente: as.com
Love se sincera: "Tuve un ataque de pánico durante un partido"
Habla claro sobre los problemas de salud mental en The Player's Tribune: "a todo el mundo le pasa algo que no podemos ver".
22-02-2018 | Fuente: abc.es
La Asociación Nacional del Rifle se ofrece para adiestrar a los profesores en el manejo de armas
El descarnado debate sobre la restricción de armas abierto en canal desde la matanza de Parkland ha topado con su primera gran polémica. Entre las posibles soluciones para reforzar la seguridad de institutos como el de Florida, la propuesta de Donald Trump de armar a los profesores ha sido recibida con amplias críticas, incluidos algunos representantes republicanos. El presidente precisó ayer la sugerencia que había planteado la noche anterior a los familiares y compañeros de las víctimas, en un emotivo encuentro en la Casa Blanca, al limitar el permiso de armas al 20% de los maestros: «Sólo aquellos con experiencia en su uso y a los que se pueda adiestrar convenientemente». Trump está convencido de que «los psicópatas nunca atacarían un colegio si saben que hay gente con talento y con armas». El ocupante del Despacho Oval se explayó en su cuenta de Twitter para perfilar una medida que sí cuenta con el apoyo de un sector de los padres y el profesorado estadounidense, en un ambiente de creciente psicosis. Tomando como ejemplo el despiadado ataque en el Nikolas Cruz segó la vida de diecisiete personas con 150 disparos, Trump apoya su argumentación en que «una matanza tarda en materializarse una media de tres minutos; la policía tarda entre cinco y ocho minutos en llegar; profesores entrenados y con armas resolverían el problema antes de que llegara la policía». El presidente concluye con una frase lapidaria, «un colegio sin armas es un imán para la gente mala», y con una llamada a «tomar la delantera, porque sólo la defensa no funcionará». La medida que plantea la Casa Blanca recibió ayer el apoyo de la Asociación Nacional del Rifle, cuyo presidente, Wayne LaPierre, irrumpió en el debate nacional para intentar sacudirse el dedo acusador del movimiento estudiantil, de un amplio sector de los medios y de los representantes demócratas. En auxilio de la propuesta de Trump, el portavoz del poderoso lobby se preguntó «por qué Estados Unidos protege los aeropuertos, las instituciones, los grandes eventos, pero no protegemos a nuestros hijos». LaPierre ofreció «colaboración gratuita» para reforzar la seguridad de los centros con el adiestramiento a los profesores en el uso de las armas. Durante su discurso dentro de la convención conservadora CPAC, el líder de la principal asociación de armas no ahorró una encendida defensa de la segunda enmienda de la Constitución y acusaciones a «quienes la odian, como odian la libertad: los socialistas». Aunque la NRA convirtió a Trump en su candidato electoral más financiado, ambos colisionan ahora en una de las medidas que ha defendido abiertamente el presidente: elevar de 18 a 21 años la edad mínima para adquirir un rifle de asalto. LaPierre cuestionó la propuesta con la aseveración de que «el problema no son las armas, sino el control de la salud mental de los compradores».
22-02-2018 | Fuente: elpais.com
Trump dice que los colegios estarían seguros con profesores armados y con entrenamiento militar
El presidente también defiende incorporar más datos sobre salud mental de los compradores de armas y subir la edad mínima para adquirir rifles
20-02-2018 | Fuente: abc.es
El autor de la matanza de Parkland sufría depresión, déficit de atención y autismo
El Departamento de Niños y Familias (DCF) de Florida publicará un documento sobre Nikolas Cruz, autor confeso de la matanza de 17 personas en una escuela de Parkland el pasado miércoles, en el que señala que el joven sufría depresión, déficit de atención y autismo. En un caso abierto en septiembre de 2016, el DCF calificaba a Cruz de persona «vulnerable» con varios problemas mentales, lo que llevó a los médicos a recetar uno o más medicamentos para esos desórdenes, según el reporte, informó hoy «The Miami Herald». El abogado de DCF John Jackson pidió hoy a la corte que publicase el informe sobre este caso de Cruz, de 19 años, aunque no reveló si el departamento que representa tiene otros reportes sobre el joven, pero que sí que es el único desde que cumplió la mayoría de edad. Este tipo de informes son confidenciales, pero tanto como Jackson como el juez que aprobó su publicación, Charles Greene, coincidieron en que, con sus actos, Cruz perdió prácticamente todo su derecho a la intimidad, mientras que la defensa del joven no se opuso a esta posibilidad. Este informe vendría a fundamentar la postura de la defensa de que las autoridades no hicieron caso a las sistemáticas «peticiones de ayuda» de Cruz, indicó el abogado defensor Gordon Weeks. Tras confesar el delito, la duda que resta durante el proceso judicial es si Cruz será sentenciado a la pena capital o cadena perpetua, y el estado de su salud mental será fundamental en esta decisión. Durante los interrogatorios tras la matanza, Cruz dijo a la Policía que escuchó voces en su cabeza que le indicaron cómo perpetrar el ataque, voces que fueron descritas como «demonios», informó el canal ABC News. Posteriormente a que DCF abriese este caso, el autor confeso del tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas perdió a su madre adoptiva, por lo que se quedó nuevamente huérfano, tras la muerte años antes de su padre adoptivo. El joven compareció hoy ante otra jueza, Elizabeth Scherer, en una audiencia en la que se definió que se trató sobre el secreto de una moción presentada el pasado viernes por la defensa sin que se conozca el contenido de la misma. El joven, que permaneció sin levantar la mirada de la mesa y sin apenas moverse, estuvo acompañado por sus dos representantes legales, que adelantaron su intención de pedir el secreto para futuras mociones.
18-02-2018 | Fuente: abc.es
El apasionado discurso de una superviviente de la matanza de Parkland
Los estudiantes supervivientes del tiroteo en el que murieron 17 personas en un instituto de secundaria del estado estadounidense de Florida han pedido este sábado restricciones de armas durante un mitin, pero los asistentes a una feria de armas han señalado que no podían culpar a las armas por la masacre. El tiroteo perpetrado este miércoles por el joven de 19 años Nikolas Cruz en Parkland ha impulsado el debate estadounidense entre aquellos que apoyan un control más estricto de las armas y los defensores de los derechos de la posesión de armas, protegidos por la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Muchos de los asistentes del mitin que se ha celebrado en Fort Lauderdale para exigir leyes de armas más severas han rechazado los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en los que ha defendido que el principal factor de la masacre en el instituto Margory Stoneman Douglas fue la enfermedad mental del autor. «Necesitamos prestar atención al hecho de que esto no es solo un problema de salud mental», ha asegurado Emma González, una estudiante de 18 años. «¡No habría herido a tantos estudiantes con un cuchillo!», ha gritado ante la multitud, refiriéndose a Cruz. González ha criticado a Trump por revocar una medida implementada por el expresidente Barack Obama que requería una investigación adicional a algunos compradores de armas con antecedentes de enfermedad mental. También ha condenado a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, según sus siglas en inglés), que se opone a las leyes que señalan que violan los derechos de los propietarios de armas. Ryan Deitsch, de 18 años, fue uno de los alumnos que se encerró en el armario de una clase mientras Cruz pasaba por los pasillos del instituto. «Lo menos que pueden hacer los legisladores es votar sobre algo», ha señalado Deitsch. «¿Qué es lo peor que puede pasar?», ha aseverado Nikolas Cruz, de 19 años, un exalumno que fue expulsado del instituto de secundaria Marjory Stoneman Douglas, ha sido acusado de 17 cargos de asesinato. La Policía informó de que estaba armado con un rifle AR-15 y que tenía varias revistas de municiones. Cruz compró legalmente el arma que utilizó en el tiroteo a un vendedor autorizado en Coral Springs, Florida, según el alguacil del condado de Broward. El mitin ha coincidido con una feria de armas a la que han asistido cientos de personas y se situaba a unos 64 kilómetros en el recinto ferial del condado de Dade. A pesar de las peticiones para que se cancelara el evento, había más de cinco millones de dólares en armas y accesorios en exhibición, según los organizadores. Joe Arrington, de 29 años, un exagente que se encontraba en el evento ha señalado que se necesita investigar más los antecedentes de los compradores de armas, pero que una mayor regulación no habría detenido la masacre de Parkland. «No creo que ninguna ley hubiera frenado lo que sucedió», ha señalado Arrington. «Creo que muchas agencias no hicieron su trabajo necesariamente como se suponía que debía», ha añadido. El FBI ha recibido fuertes críticas después de que este viernes admitiera que había ignorado una alerta clara sobre el autor del tiroteo. El 5 de enero, «una persona cercana a Nikolas Cruz» contactó con la agencia federal de seguridad para expresar sus «preocupaciones» sobre el joven. Así, informó de que estaba en posesión de armas, mantenía un «comportamiento errático», había expresado su «deseo de matar a gente» y había publicado mensajes «preocupantes» en redes sociales. El mensaje incluso aludía a que Cruz podía llevar a cabo un tiroteo en un centro educativo, como finalmente ocurrió el miércoles, según un comunicado difundido por el FBI.
18-02-2018 | Fuente: abc.es
Florida monta su gran feria de armas tres días después de la matanza de Parkland
Con el país todavía conmocionado por la matanza de la escuela de Parkland, en Florida, el negocio de las armas en Estados Unidos mantiene inalterable su lucrativo rumbo. Apenas tres días después de que Nikolas Cruz, un estudiante resentido de 19 años, acabara en la escuela Stoneman Douglas con la vida de 17 personas, la mayoría de ellas menores, la ciudad de Miami acogió ayer una nueva edición del «Florida Gun Show» (El show de armas de Florida). Un alarde de pasión por el plomo desplegado en una gran nave con más de 600 mostradores. «Disfrute de un enorme abanico de armas de fuego, munición, cuchillos, y mucho más», ofrecían los organizadores en un vídeo en Facebook la víspera de la apertura de un recinto que se encuentra a una hora escasa en coche del escenario de la enésima masacre escolar en Estados Unidos. Más al norte está la residencia de Mar-a-lago, donde el presidente norteamericano, Donald Trump, pasa sus fines de semana. «¿De verdad van a hacer un show de armas hoy?», se pregunta sorprendido Francisco, el conductor cubano que conduce a ABC hasta el lugar. «¡Qué locura!». «En eso tenía razón Fidel, la única manera de controlar las armas es que no haya armas». Que un cubano de Miami hable bien del dictador cubano da idea del estupor que ha despertado en muchos la falta de sensibilidad de los organizadores del evento y de la poderosa Asociación Nacional del Rifle, que lo apoya. Los promotores del «Florida Gun Show» no están dispuestos a alterar su calendario comercial. Una hora antes de abrir, decenas de empleados se afanan en disponer todo el arsenal de la manera más seductora posible. En sus camisetas, un mensaje orgulloso: «You can carry», una reivindicación del derecho a portar armas que reconoce la Segunda Enmienda de la Constitución. A la entrada, junto a un coche vacío de la oficina del Sheriff del Condado de Miami-Dade, puede leerse una nota de condolencia de la Asociación Nacional del Rifle en un folio en blanco y negro. «No hay falta de respeto o sensibilidad en la celebración de este evento largamente planeado». A las nueve empieza la fiesta. La entrada son 13 dólares y decenas de personas pasan una cola ágil antes de acceder al recinto. Los niños menores de doce años entran gratis. Los visitantes pueden portar consigo tanto armas blancas como de fuego, pero han de mostrar que estas últimas están descargadas. Entre la ávida clientela hay negros e hispanos, pero predominan los hombres de raza blanca. Apenas hay mujeres, aunque sí grupos de adolescentes y padres con sus hijos varones. Es la América que cree en Trump y culpa de tragedias como la de Parkland, no al libre acceso a las armas, sino a la perfidia intrínseca de malvados como Cruz y, en este caso también, a la incompetencia del FBI, que no fue capaz de actuar pese a haber sido alertado dos veces del peligro que suponía el muchacho. «El FBI se limpió el c. con las denuncias», asegura a viva voz,un viejo cubano del exilio que no quiere dar su nombre. «La culpa es de los psiquiatras que no dan la voz de alarma», añade. Como él, el presidente apuntó al problema de la salud mental cuando se refirió a lo ocurrido en Parkland. Ni sus votantes ni Trump cuestionan el libre acceso al armamento de la población civil. «Hay muchos muertos por accidentes de tráfico al año y a nadie se le ocurre pedir que prohíban los coches», opina James, que vende camisetas de apoyo a las armas y a Trump en un puesto que atiende junto a su esposa. Conoce España, porque tiene un hijo piloto de carreras que hizo sus pinitos en Valencia en la época en que albergaba carreras de Fórmula Uno. Está satisfecho porque en su país «la gente puede defenderse». A la pregunta de si este es el momento de celebrar una feria como esta, responde: «¿Por qué no? Lo que ocurrió es una tragedia, pero la solución no es que me impidan llevar un arma, sino que pueda usarla para defenderme de tipos como Cruz». El puesto de James es de los menos visitados. Él solo vende camisetas, machetes y otros útiles de caza. Y la estrella de esta fiesta son las pistolas, revólveres, rifles y fusiles que se ofrecen en otros tenderetes. El AR-15, el arma homicida de Cruz, es uno de los más solicitados. La versión más básica cuesta poco más de 600 dólares, pero, como sucede con otros muchos productos en la era digital, hay ofertas más ventajosas en internet. Uno de los competidores del AR-15 es el Smith & Wesson 5.56. Los dependientes de Shoot Straight Florida, una cadena de armerías que presume de arraigo ?fue fundada en 1979?, explican sus bondades y destacan lo competitivo de su precio. Por 544,99 dólares te llevas uno. Armas de menor calibre, como los revólveres que también fabrica Smith & Wesson, se venden a partir de los 119 dólares. La hora punta es el mediodía. Las cajas registradoras operan a buen ritmo, como ocurre en casi todos los sectores de la desbocada economía estadounidense. Para entonces, Francisco espera a la salida. «¿Y en España la gente tiene armas?», pregunta. «No, amigo. Allí está muy controlado. Hay unos tipos que se ocupan de eso. La Guardia Civil los llaman».
15-02-2018 | Fuente: abc.es
Trump rehúye medidas de control de armas tras la matanza de Florida
Atrapada por un interminable bucle melancólico, la sociedad estadounidense vuelve a convivir con la emoción a flor de piel y con la constatación racional de un debate estéril. La matanza en un instituto de Parkland (Florida), donde el exalumno Nikolas Cruz sembró las aulas de 17 cadáveres con un rifle AR-15 que había adquirido con extrema facilidad, ha desgarrado a todo un condado y reabierto la confrontación ideológica nacional sobre el control de las armas de fuego que, de manera recurrente, se aviva con cada golpe letal. [Perfil del autor: Nikolas Cruz, el fanático de las armas con entrenamiento militar que quería destrozar su escuela] Pero, como antaño, nada nuevo bajo el sol. En su comparecencia presidencial para contrarrestar el impacto de la tragedia, Donald Trump no sólo obvió posibles medidas para restringir el acceso, sino que no citó una sola vez la palabra «armas». Su discurso se limitó a volcar la carga de la prueba en el estado mental de los potenciales pistoleros y en la necesidad de «impedir que (las armas) caigan en poder de desequilibrados». Trump ya había adelantado la tarde de la tragedia el sentido de su mensaje, cuando en un primer tuit explicativo, se centró en las «señales» de que el asesino estaba «perturbado mentalmente, y había sido expulsado del centro por mal comportamiento». En su argumentación, el presidente no ahorró un significativo tirón de orejas a la comunidad escolar: «Vecinos y compañeros conocían el gran problema. ¡Deben informar siempre a las autoridades, una y otra vez!». Donald Trump ofrece un discurso sobre el «trágico tiroteo» de Parkland (Florida) - Efe Este jueves, cuando el control de las armas de fuego ya se había adueñado de la discusión política, Trump volvió a centrarse en la «exigencia de un seguimiento de la salud mental de los compradores de armas», para lo que prometió estudiar medidas y promover una «cultura de unidad nacional». En el otro mensaje central de su intervención, el inquilino de la Casa Blanca se comprometió a hacer de la «seguridad» en los centros educativos del país una de sus «prioridades», aspiración que resumió con esta frase: «Ningún estudiante, ningún profesor, deberían estar jamás inseguros en un colegio». Un compromiso y un recuerdo que extendió a los padres, en especial a los afectados por la tragedia, a quienes se dirigió así: «Estamos aquí para lo que necesitéis, para todo lo que podamos hacer para aliviar vuestro dolor». Su única decisión La realidad muestra que en sus trece meses de mandato, pese a los trágicos sucesos que no cesan, Donald Trump sólo ha tomado una decisión relacionada con el control de las armas, y no precisamente restrictiva. En otra de sus múltiples medidas que desmontan el legado de su predecesor, Barack Obama, el nuevo presidente suscribió una orden que dejaba sin efecto la necesidad de que los compradores tuvieran que mostrar sus datos de la Seguridad Social cada vez que quisieran adquirir una. La firma de la nueva normativa no contó con convocatoria previa a la prensa, al contrario que en la mayoría de las ocasiones. La defensa de la segunda enmienda de la Constitución, que consagra el derecho a portar armas, fue uno de los grandes reclamos de Trump para ganarse el voto conservador durante la pasada campaña electoral. Ayer, algunos medios recordaban la indisimulada presencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el gran lobby de las armas de fuego en Estados Unidos, en diversos actos políticos. Además, la asociación convirtió al republicano en el candidato que más donaciones ha recibido de sus arcas, con más de 21 millones de dólares. La dimensión del potencial de la NRA queda mejor retratada con los 200 millones de dólares que ha destinado a la actividad lobbista desde 2001. Su activa y permanente labor en el Capitolio en favor de sus intereses nunca pasa desapercibida. Aunque la realidad social y política estadounidense es más compleja, poliédrica y bipartidista de lo que pudiera parecer, el hecho es que el debate político volvió a enfrentar este jueves a republicanos y demócratas. El presidente del Congreso, Paul Ryan, salió al paso con rapidez de las críticas de miembros del partido minoritario, cuando aseveró que la matanza de Florida «no puede servir para acabar con el derecho de los estadounidenses a portar armas». No es un asunto baladí para un país en el que el rifle y la autodefensa con armas de fuego forman parte de su ADN. Y no sólo por razones culturales, sino también por la necesidad de muchos estadounidenses de protegerse en zonas más despobladas. A esa diversidad hay que sumar que cada estado cuenta con competencias propias para legislar sobre el asunto, lo que amplía la permisividad con las armas de fuego casi hasta el máximo en algunos de ellos, como Florida. En tiempos de Obama Durante sus últimos años en el Despacho Oval, Obama planteó sin éxito al Congreso una serie de medidas para restringir el acceso a las armas de fuego, mediante un control previo más riguroso para los vendedores y compradores. Entre los objetivos, se encontraba también la exigencia de exámenes mentales a los aspirantes. Antes, mediado su mandato, cuando el joven Adam Lanza segó a tiros la vida de veinte niños y seis adultos en la escuela básica de Sandy Hook, en Newtown (Connecticut), el destino del país pareció cambiar. Con el 14 de diciembre de 2012 como trágica fecha, aún marcada a sangre y fuego en la dramática relación de Estados Unidos con sus armas, la sensibilidad política aparentó abrirse paso para tomar medidas. La mayoría republicana (aunque no sólo) se bastó para frenar cualquier iniciativa. Es la dialéctica diabólica de un país atenazado por la sagrada tradición y la inevitable tragedia. Sin término medio.
1
...