Infortelecom

Noticias de salarios

19-10-2020 | Fuente: elpais.com
Vuelta de tuerca de la banca a las comisiones y a los salarios
BBVA se inventa una nueva tarifa, el cobro de 2 euros por sacar efectivo de la ventanilla, y recorta casi un 50% el bonus de la plantilla por segunda vez en el año
08-10-2020 | Fuente: as.com
Özil, Milik, Khedira, Romero o Vecino, descartes notables en las listas europeas
Estaban en el mercado, pero sus clubes no han encontrado manera de darles salida. Ahora pagarán sus salarios, pero no han sido inscritos en la competición continental.
01-10-2020 | Fuente: abc.es
El 83% de los ciudadanos de la ex Alemania comunista cree que la reunificación «no ha terminado»
La pandemia ha dado al traste con los grandes actos conmemorativos previstos para este próximo fin de semana en Berlín. Se cumplen 30 años de la reunificación alemana, el proceso que permitió a Europa convertirse en los que es hoy y que los alemanes celebran como un volver a nacer como país después de la II Guerra Mundial. Pero a pesar del evidente éxito del proceso, la satisfacción no es mayoritaria. El 64% de los encuestados considera que la diferencia en las condiciones de vida entre las dos Alemanias es hoy todavía demasiado grande. En las áreas de la antigua RDA, el porcentaje es aún mayor, con un 83% cree que la reunificación «todavía no ha terminado». En Alemania occidental, sin embargo, es solo del 59%. Casi dos tercios de los alemanes siguen creyendo que los conceptos de Oriente y Occidente no han llegado a su fin. La encuesta realizada por el instituto de investigación de opinión YouGov en nombre de la Agencia de Prensa Alemana (DPA), señala que solo el 24% piensa que la unidad es ya «completa». El 12% prefiere no responder. Detrás de ese descontento, hay datos como que los salarios, el desempleo o los cuidadosa a la infancia difieren todavía en las dos partes de Alemania, al igual que ocurre con la confianza en las instituciones del Estado, la credibilidad de los políticos o las cuestiones de identidad. «La República Federal subestimó los costes de la reunificación. La propaganda soviética había calado hasta la médula de los expertos que asesoraban al gobierno y creían que se trataba de fusionar dos Estados más o menos operativos», reconoce ahora Joschka Fischer, que entonces era diputado en el Bundestag y que llegaría más tarde a ser ministro de Exteriores con el gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder. «Pero la realidad fue que se encontraron con un territorio económicamente devastado, aparentemente irrecuperable, y que el proceso de unificación ha supuesto un esfuerzo titánico que, sin embargo, ha merecido la pena». Desde el lado oriental, el escritor Heiko Hennig admite hoy que «la gente del este creía que la riqueza, sencillamente, llegaría. Nadie era capaz de concebir desde aquella mentalidad que había que trabajar y competir para hacerla llegar y ese cambio de mentalidad duró una generación completa». Agradecimiento de Merkel La alemana del este más icónica, Angela Merkel, siempre ha visto por su parte el vaso de la reunificación prácticamente lleno, «porque no se trata solamente de un proceso económico ni social, sino de un proceso de libertades». Merkel agradece ahora a los activistas de derechos civiles y manifestantes en la RDA por aquellas manifestaciones pacíficas que dieron lugar a la caída del Muro de Berlín. «Con su compromiso y coraje, hicieron posible la reunificación», ha dicho ante el pleno del Bundestag, «Este aniversario es una ocasión de gran alegría y gratitud por el logro histórico sin precedentes de todo un pueblo en estos 30 años, para lograr la reunificación por dentro y por fuera». Marco Wanderwitz, autor del Informe «30 años de Reunificación Alemania» y defensor del pueblo de la antigua Alemania Oriental (RDA), cree que no todo es negativo y destaca que, mientras los alemanes orientales tienen menos posibilidades de tener puestos de liderazgo en todo el país, las mujeres de la antigua Alemania oriental tienen más posibilidad de ocupar puestos de gestión que las alemanas del oeste. Y mientras que las mujeres de Alemania occidental ganan un 21% menos que los hombres, en el este la diferencia es menor, del 6%. Pero aunque el PIB por habitante de Alemania oriental se ha cuadruplicado desde 1990, el salario medio de los alemanes orientales, los «Ossies» sigue siendo sólo el 88,8% del de los alemanes occidentales. El poder económico de las antiguas regiones comunistas es hoy sólo el 73% de las de la antigua Alemania occidental. No llegan ni al nivel de la región de Sarre, la más pobre de Alemania occidental. Y además de las diferencias económicas, también las hay en cuanto a adhesión al sistema democrático. El 91% de los alemanes occidentales consideran que la democracia es la «forma de gobierno más adecuada», pero sólo el 78% de los alemanes orientales sienten lo mismo, lo que explica que voto a los partidos extremistas y populistas es mucho más habitual en la Alemania oriental. A pesar de estos datos, el 60% de los alemanes en su conjunto considera que la reunificación es una historia de éxito y en los últimos 30 años no ha surgido un solo movimiento político, social o civil que haya reivindicado la separación de los dos territorios o la recuperación del sistema político-económico comunista. Apenas hay diferencia aquí entre el este y el oeste. La visión positiva de la unidad y del régimen de libertades está más extendida incluso entre aquellos que aún no habían nacido en el momento del punto de inflexión. De los jóvenes de 18 a 24 años, el 65% cree en la historia de éxito y solo el 15% se siente decepcionado.
26-09-2020 | Fuente: as.com
Nuevo lapsus de Ramos ante el microfóno al preguntarle por la reducción de salarios del Madrid
El capitán del Real Madrid fue preguntado en los micrófonos de Movistar + por la reducción salarial de la primera plantilla del Madrid por la pandemia.
25-09-2020 | Fuente: abc.es
Bachelet denuncia más de 2.000 ejecuciones extrajudiciales en Venezuela en 2020
Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los DD.HH. de la ONU, recomendó por segunda vez al régimen de Nicolás Maduro la eliminación del cuerpo policial Fuerza de Acciones Especiales (Faes) debido al incremento de las ejecuciones extrajudiciales que se han saldado con el asesinato de más de 2.000 jóvenes en lo que va de año. La expresidenta de Chile presentó su informe de actualización, donde «le preocupan los altos números de muertes de jóvenes en barrios marginados como resultado de operativos de seguridad. Basado en un análisis de fuentes abiertas, mi Oficina registró 711 muertes de junio a agosto, llegando a más de 2.000 muertes desde enero de 2020». Calificó de positivas la detención de cinco miembros de la Faes, presuntamente responsables de la muerte de dos personas en Zulia el 21 de agosto. «Las declaraciones públicas del Fiscal General sobre este caso muestran un patrón similar al documentado por mi Oficina, en los que, tras ejecutar a las víctimas ya neutralizadas, los cuerpos de seguridad las roban y manipulan la evidencia para presentar los hechos como un enfrentamiento», citó en su informe. Bachelet resaltó que el Ministerio Público venezolano informó que recientemente se habría imputado a 70 funcionarios de las Faes en distintos estados del país. Su preocupación coincide con el informe que presentó la Misión Internacional Independiente de la ONU, presidida por Marta Valiñas, quien en rueda telemática con los miembros de Caracas Press Club, entre ellos ABC, dijo que «funcionarios de las Faes confirmaron códigos y recibir órdenes de superiores para matar en vez de detener y juzgar». El informe de Bachelet actualizado fue presentado en la 45 sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra donde se denuncian las graves violaciones de los DD.HH. que se han ejecutado en Venezuela durante la pandemia del coronavirus. Su oficina en Caracas siguió documentando casos de represión de protestas pacíficas en el contexto del Estado de alarma vigente desde marzo, incluyendo detenciones de manifestantes, quienes protestan por los bajos salarios y pensiones, las deficiencias de servicios públicos y la escasez de gasolina. Subrayó que aún existen restricciones a la libertad de expresión. «Esto incluye la aplicación de la legislación en contra del odio, ataques en contra de defensores de derechos humanos y agresiones y detenciones de periodistas», refirió. Sobre el retorno de los migrantes venezolanos al país, reconoció los esfuerzos de las autoridades, sin embargo, manifestó su preocupación sobre el discurso estigmatizador de algunas autoridades que los responsabilizan de introducir la Covid-19 en Venezuela. Al referirse a la crisis generada por el Covid-19, aseveró que la pandemia se ha sumado a otras emergencias previas, como la alimentaria. «Caritas reportó que la tasa de desnutrición aguda infantil alcanzó el 15 por ciento en julio de 2020. También reportó que un mayor número de familias acuden a estrategias de sobrevivencia, incluso dejar de comer para que otro familiar pueda hacerlo», acotó. El salario mínimo cayó hoy a menos de 1 dólar (0,90) que solo alcanza para comprar una docena de huevos, y la inflación a más de 3.000%. Muerte de personal sanitario La Alta Comisionada indicó que a pesar de existir la implementación de protocolos de bioseguridad relativos a la Covid-19 en los centros de detención, se deben mejorar las condiciones de salud, acceso a agua, alimentos y medicamentos, y garantizar contactos regulares con los familiares y abogados, bien física o telefónicamente, así como de explorar medidas alternativas a la privación de libertad. Asimismo, Bachelet informó que el 33% de las muertes por Covid-19 han sido del personal de salud debido a la carencia de equipos de bioseguridad y de agua en los hospitales. Elecciones libres y democráticas Bachelet también criticó la falta de libertad en la selección de los representantes de siete partidos políticos y el nombramiento no consensuado de los miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), la modificación de la representación indígena, los cambios del sistema electoral y el incremento de escaños de la Asamblea Nacional, violentando los derechos políticos consagrados en la constitución venezolana. Destacó que «es crucial que en los próximos meses se proteja el espacio cívico y democrático y se continúe con las liberaciones de todas las personas que siguen privadas arbitrariamente de libertad por ejercer sus derechos». «Hago un llamado a seguir trabajando en la construcción de acuerdos para alcanzar condiciones para el desarrollo de procesos electorales creíbles, libres, inclusivos y equitativos», concluyó.
22-09-2020 | Fuente: abc.es
Más de 400 médicos denuncian ante la ONU a la Seguridad del Estado de Cuba por esclavitud
«El mundo ha consentido la esclavitud en más de 60 países con las misiones de internacionalización de Cuba. No se puede cambiar salud por esclavitud. El mundo debe reaccionar». Así de contundente se muestra Javier Larrondo, presidente de la ONG Prisoners Defenders, con sede en Madrid, cuando se refiere a la violación de los derechos humanos que sufren los médicos y los profesionales -deportistas, profesores, ingenieros..- que forman parte de las mencionadas misiones creadas por el Gobierno de Cuba en la década de los años 60 del siglo pasado, y que siguen operando en numerosos Estados. Unas misiones que en los últimos meses se han hecho mundialmente famosas debido al envío, por parte del Gobierno cubano, de brigadas de médicos a países cuyos sistemas sanitarios se han visto superados por la pandemia del Covid-19. Fotos de decenas de médicos, rodeando la imagen de Fidel Castro, fundador de las misiones y también de las brigadas «Henry Reeve», han llenado las páginas del Granma, periódico oficialista de la isla, y los espacios de la televisión estatal; pero también se han hecho eco de ellas medios internacionales que han creído ver en estas brigadas un gesto altruista y de solidaridad del régimen cubano. Algo que, según informes y denuncias de numerosos organismos internacionales defensores de derechos humanos -Amnistía Internacional, Human Rights Watch, la ONU, Prisoners Defenders-, está muy lejos de ser así. El año pasado Prisoners Defenders ya denunció ante la ONU y ante la Corte Penal Internacional los abusos del Gobierno cubano hacia estos colectivos profesionales, que viven bajo un régimen de esclavitud. Meses después, la ONU, tras analizar las pruebas y testimonios presentados, calificaba las actividades de estos profesionales médicos como «trabajos forzosos» al servicio del régimen cubano. En aquella denuncia se recogían abusos como el reclutamiento casi forzoso de los médicos (un 70% de los testimonios recogidos entonces así lo afirmaba, y los de ahora se ratifican en ello), que no podían rechazar por miedo a las represalias; el control dictatorial de su vida en los países a los que iban a trabajar (retirada del pasaporte, sin contrato o sin tener una copia de él en caso de realizarse, horarios extenuantes, prohibición de relaciones personales con ciudadanos del país anfitrión, obligación de acudir a reuniones del partido comunista y de proselitismo del castrismo en su entorno); la obligación de manipular los datos para mejorar las estadísticas de la atención a pacientes y el uso de medicamentos muy costosos, la prohibición de dejar las misiones, castigado por ley con 8 años de exilio, sin posibilidad de ver a sus familias y de ejercer su profesión..; así como la retención, por parte del Gobierno cubano, de entre el 75 y el 90% de los salarios pagados por las países anfitriones a los médicos. Médicos cubanos en Brasil, antes de que el presidente Bolsonaro cancela el programa por considerarlo un abusoAhora, la ONG Prisoners Defenders ha presentado una ampliación de aquella denuncia ante la ONU y ante la Corte Penal Internacional que incluye «más de 600 testimonios de los que más de 400 han delegado en nosotros para denunciar en su nombre a la Seguridad del Estado de Cuba por la esclavitud a las que les somete. La denuncia es masiva», asegura a ABC Javier Larrondo. «Presentamos más contratos, convenios y pruebas de las barbaridades jurídicas y violaciones de derechos humanos que rubrican tales documentos. Demostramos que ninguna misión de Cuba es solidaria». El documento recoge 622 testimonios de profesionales sanitarios que han trabajado en 29 países. De ellos, 405 están protegidos por miedo a las represalias contra los familiares que continúan en la isla; mientras que 217 son públicos. El número mayor de testimonios proceden de profesionales que estuvieron en misiones en Venezuela, seguidos de Brasil, donde el presidente Bolsonaro acabó con el programa por el abuso al que eran sometidos; Bolivia, Haití, Arabia Saudí y Guatemala. También se incluye alguno de Sierra Leona, Sudáfrica, Angola, Ecuador e incluso España. En total, han sido monitorizado, a través de estos testimonios la gestión de estas misiones en 29 países. Estos testimonios vuelven a rubricar los abusos denunciados en el primer informe presentado ante la ONU y la CPI. Países cómplices En el nuevo texto, de más de 400 páginas, PD desmonta la respuesta que el Gobierno cubano dio la ONU tras la primer denuncia. De manera reiterada, el régimen desmiente el componente económico de sus misiones, que año tras año han sido su principal fuente de ingresos (triplica los del turismo), llegando a ingresar en en 2018 alrededor de 8.500 millones de dólares. Y presume de que su Gobierno es el que asume los gastos en aquellos países anfitriones que no tienen medios para pagar los servicios de las brigadas de médicos cubanos. Algo que no sería realmente así, según la información recabada por PD. «Cuando el país hospedante es pobre, Cuba va sólo si un país tercero, como Noruega, Luxemburgo o Portugal (este último con fondos europeos de cooperación), paga una millonada por los médicos, de lo que Cuba confisca el 85% de media. Hay países en Europa que, sin saberlo y posiblemente con las mejores intenciones, están sufragando la esclavitud. Hemos analizado las violaciones en más de 29 países, con todo detalle, gracias a toda la documentación inédita conseguida», señala Larrondo. Estos documentos convierten en cómplices de esclavitud a países europeos, sin siquiera saberlo ellos, lo que supone una aberración en el siglo XXI. Un aspecto que la ONG Human Rights Watch denunció el pasado mes de julio, reclamando a los gobiernos de los países anfitriones, que estaban recibiendo brigadas de médicos cubanos con motivo de la pandemia, que exigieran cambios en las condiciones laborales de estos profesionales. «El mundo ha consentido la esclavitud en más de 60 países con las misiones de internacionalización de Cuba. No se puede cambiar salud por esclavitud. El mundo debe reaccionar. Hay que buscar formas solidarias para cubrir la salud, porque hay países que hay que cuidar y ayudar. Sus ciudadanos no viven en estados de bienestar como España. Pero no con esclavitud». Javier Larrondo, presidente de la ONG Prisoners Defenders - ABC La mayor prueba de esta violación de derechos continuada estaría en las propias leyes cubanas: el artículo 135 del Código Penal, o la Resolución 168 del MINCEX. «Cualquier persona que los lea, sentirá nauseas. Pero, además, Cuba firma Convenios con países, como Guatemala, que dicen explícitamente que Guatemala jamás contratará ni durante ni después del Convenio a ningun colaborador cubano que haya dejado cualquier misión cubana del mundo. Es un mundo orwelliano, dantesco, una persecución draconiana sobre los médicos cubanos», subraya el presidente de PD. Pero son los 622 testimonios del texto remitido a Ginebra y a La Haya «la guinda final necesaria para corroborar que todo el esquema se ejecuta sobre decenas de miles de personas». Reunificación familiar El objetivo de esta ampliación de la denuncia presentada en 2019 no sería otro que erradicar la esclavitud en dichas misiones, pero también que Cuba «permita a las 40.000 personas a las que prohibió volver a entrar a la isla, por dejar una misión, hacerlo de forma regular, como turistas, que además generen ingresos en la isla. La reunificación familiar de esos hijos y padres que no se ven desde que los primeros eran muy pequeños». Familias que se quedan en la isla y que también sufren las consecuencias de la represión después de que sus padres hayan abandonado las misiones, ya que el régimen los considera «traidores a la patria». Este exilio forzoso llevó a miles de médicos a crear la plataforma «Nosomosdesertores», desde la que denuncian su dramática situación familiar y personal. Según el informe, en la actualidad hay entre 5.000 y 10.000 padres que no pueden ver a sus hijos durante un periodo de ocho años. Esta segunda denuncia presentada por PD llega en un momento en el que la pandemia del coronavirus ha obligado a muchos países a aceptar la ayuda de Cuba y sus misiones médicas. Lo que ha supuesto una campaña de propaganda gratuita y muy beneficiosa para el régimen cubano. Cuestionar estas misiones médicas en un momento tan sensible para la población se presentaba quizá como un obstáculo, que, sin embargo, no ha frenado a PD. «En absoluto. La verdad no admite discusión. Los crímenes de lesa humanidad tampoco. El que quiera enfrentarse a esta denuncia, pasará un mal rato político y humano, hasta consigo mismo, más tarde o más temprano. Es mejor unirse al carro de los derechos humanos. Mire, la ONU ya ha sentenciado oficialmente que en Venezuela se han estado cometiendo los peores crímenes de lesa humanidad desde 2014 por el Gobierno de Maduro.. ¿cómo se sentirá ahora Zapatero que defendió, después de 2014, a un perpetrador de crímenes de lesa humanidad, un Hitler..? Hay que ser más responsable, y menos ideológico», sentencia Larrondo. «En la política -continúa-, los derechos humanos son lo primero, y los intereses, partidismos o coyunturas jamás pueden estar por encima, ni se puede trazar un camino por "cercanía" ideológica en contra de los primeros. Son quienes actúan así en política quienes tienen que preocuparse con este asunto. Mi organización y yo nos sentimos fuertes y confiados. La verdad y el amor por el ser humano y un trabajo ingente de dos años sin cesar, y sin dormir, nos dan esa confianza». <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Llega brigada medica Cubana en el palacio del alcaldia de Crema para recibir agradecimento labor realizzando en Italia. <a href="https://twitter.com/AsNazItaliaCuba?ref_src=twsrc%5Etfw">@AsNazItaliaCuba</a> <a href="https://twitter.com/siempreconcuba?ref_src=twsrc%5Etfw">@siempreconcuba</a> <a href="https://twitter.com/RogelioSierraD?ref_src=twsrc%5Etfw">@RogelioSierraD</a> <a href="https://twitter.com/DiazCanelB?ref_src=twsrc%5Etfw">@DiazCanelB</a> <a href="https://twitter.com/Agenzia_Ansa?ref_src=twsrc%5Etfw">@Agenzia_Ansa</a> <a href="https://twitter.com/Agenzia_Italia?ref_src=twsrc%5Etfw">@Agenzia_Italia</a> <a href="https://twitter.com/RaiNews?ref_src=twsrc%5Etfw">@RaiNews</a> <a href="https://twitter.com/radio3mondo?ref_src=twsrc%5Etfw">@radio3mondo</a> <a href="https://twitter.com/EmbaCubaItalia?ref_src=twsrc%5Etfw">@EmbaCubaItalia</a> <a href="https://twitter.com/plitaliaroma?ref_src=twsrc%5Etfw">@plitaliaroma</a> <a href="https://twitter.com/TgrLombardia?ref_src=twsrc%5Etfw">@TgrLombardia</a> <a href="https://t.co/h60CtCAnvl">pic.twitter.com/h60CtCAnvl</a></p>&mdash; Italia-Cuba di Roma (@italiacubaroma) <a href="https://twitter.com/italiacubaroma/status/1264121240979111937?ref_src=twsrc%5Etfw">May 23, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Nobel de la Paz La denuncia también se produce cuando se multiplican las voces, especialmente en las redes sociales -marco que sabe manipular bien el régimen cubano y sus partidarios-, pidiendo el Premio Nobel de la Paz para las brigadas de médicos. «Hay quien se ríe. Pero reírse no es acorde con la gravedad del asunto. Hubo quién se reía del programa Aló Presidente!, y de los discursos de Maduro. Quien pueda decir algo, que estudie el asunto, y tome cartas en él. Noruega no puede blanquear un crímen de lesa humanidad. Sería el fin para el Premio Nobel de la Paz», señala Larrondo. En cuanto al monto económico que el régimen cubano habría obtenido estos meses de la pandemia con las brigadas de médicos que han viajado a Italia, Andorra, Argentina, México.., Larrondo no tiene una cifra concreta. «Aunque nos hemos centrado mucho más en la parte humana y en la probatoria del esquema de esclavitud, de la parte económica lo que sí hemos analizado con mayor detalle es el global económico de las misiones, no la parte concreta del Covid», reconoce. Aún así se atreve a hacer un cálculo rápido que «admite margen de error»: «3.00o euros/mes, 3000 médicos, cuatro meses. De los 8.500 millones de dólares al año que Cuba obtiene de las misiones cada año, la parte del Covid de este año debe estar entre los 30 y los 50 millones de euros, sólo en lo que llevamos de pandemia, y sólo por los salarios de los médicos, de los cuales el Gobierno cubano se queda con el 85% de beneficio neto. Pero el problema no es el dinero. El problema es la propaganda de un esquema de esclavitud en pleno siglo XXI. Eso sí le reporta más ingresos colaterales y apertura de otros contratos, todos de esclavitud, y que hacen sufrir a decenas de miles de personas. Y eso sí nos preocupa más», concluye. «Los crímenes de lesa humanidad necesitan del concurso de todos, y Europa y EE.UU. son claves» Desde que PD presentó la denuncia en 2019, el régimen cubano ha responsabilizado al Gobierno de Estados Unidos de estar detrás de una campaña de descredito contra sus misiones internacionales. Este es otro de los puntos que ahora quiere desmontar también el documento remitido a la ONU y a la CPI. «Esta denuncia de esclavitud ya fue iniciada en 2010 por el Colegio Médico de Portugal y el British Médical Journal, en 2018 por las Naciones Unidas en su Examen Periódico Universal de Cuba, y por Prisoners Defenders en noviembre de 2018..», señala Larrondo. «En esta iniciativa no están los Estados Unidos. Pero, si le soy franco, sí me hubiera gustado que hubieran estado desde el principio tanto Europa como los Estados Unidos, ambos y unidos, porque hubo momentos, al comienzo del trabajo, que en PD nos sentíamos con gran incertidumbre de si se nos escucharía», confiesa. «Hay que sumarse antes, durante o más tarde, pero los crímenes de lesa humanidad necesitan el concurso de todos, y Europa y los Estados Unidos son claves, y ambos deben sumarse en crisis donde estén afectados los derechos fundamentales, y actuar en consenso, y unidos. ¿Que esto se lo han inventado los "americanos"? Es muy burda esa mentira», asevera Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
El presidente de Uruguay apuesta por la «austeridad» de los Gobiernos para luchar contra la pandemia
Uruguay ha sido un ejemplo en el mundo por su gestión en la lucha contra la pandemia del Covid-19. El Gobierno de este país hispanoamericano, que preside Alberto Lacalle Pou, ha aplicado una receta basada en la austeridad, que ha contado con la complicidad y la colaboración de los ciudadanos en el cumplimiento de las medidas de restricción de la movilidad. El éxito de esta gestión ha sido el tema central del primer «Foro ABC España-Uruguay. Mirando al futuro», en colaboración con Cointer, que se celebró ayer, de manera telemática, contando con la presencia del presidente del país, en directo desde la residencia presidencial. Lacalle Pou desgranó las medidas que ha puesto en marcha, en una conversación con el director de ABC, Julián Quirós, así como con la coordinadora del Foro, Carmen de Carlos. Asimismo, ABC puso en contacto al presidente de Uruguay con el expresidente del Gobierno, Felipe González, y ambos entablaron un diálogo sobre las circunstancias tan especiales alrededor de las cuales gira ahora la política internacional. Lacalle Pou no quiso hacer triunfalismo sobre su gestión y advirtió de que «el éxito es relativo. Nunca debemos compararnos con el resto del mundo y estamos con la guardia alta porque puede cambiar todo. No estoy contento porque cualquier situación que golpea a mi país, me pone en el lado de los que sufren». «El bolsillo de los uruguayos no aguantaba más y el esfuerzo tenía que hacerlo el Estado», afirmó el presidente uruguayo Precisamente para estar cerca de sus ciudadanos, de los más necesitados, Lacalle quiso que su Gobierno diera ejemplo para afrontar la crisis con «austeridad» y, partiendo de la premisa de que «el bolsillo de los uruguayos no aguantaba más y el esfuerzo tenía que hacerlo el Estado», apostó porque «los gobernantes predicaran con el ejemplo». Por ello, el Parlamento aprobó la bajada de salarios de los miembros del Gobierno y de los funcionarios con sueldos superiores a los 1.800 euros al mes. En esta política de contención del gasto, el presidente de Uruguay no es partidario de aumentar los impuestos a los ciudadanos, ya que asegura que eso supondría «parar los motores de la economía en un futuro próximo. Nos basamos en la austeridad, en el cuidado de los fondos, en un gasto excepcional no muy abultado y en la bajada de los salarios, que ayudaban mucho a la confianza en un Gobierno comprometido con la crisis». Confianza en el Gobierno Esta austeridad ha derivado en una confianza de los uruguayos en su Gobierno, que ha antepuesto los intereses de sus país a la rentabilidad electoral de las medidas que se han aplicado. Lacalle Pou alerta de que «vivimos un momento en el mundo en el que muchos líderes actúan en base a su electorado interno, y no teniendo en cuenta el entorno internacional, y ello atenta contra la unidad del resto de los países». En este sentido, ha criticado a aquellos líderes que no saben interpretar «la soberanía del país, sino solo la de su electorado y no entienden su lugar en el mundo. La opinión que cuenta para ellos no es la de su país, sino la de su electorado». «¿Qué puede hacer un gobernante? Apelar a los anclajes más básicos del individuo, y la libertad es uno de ellos. Los Gobiernos deben trasladar seguridad y confianza», concluyó el presidente Lacalle Pou El presidente de Uruguay realizó una defensa cerrada del papel de sus ciudadanos en este éxito contra la Covid: «Si Uruguay tiene hoy un lugar importante en la lucha contra la pandemia, que lo ponen en una buena posición en el mundo, no es por el Gobierno, sino por los ciudadanos, y yo confío en ellos». Lacalle Pou insistió en que los uruguayos han sabido interpretar que su libertad individual está vinculada con el bien común: «Se trataba de un tema de libertad, que para los uruguayos es un bien preciado, y por eso el éxito ha sido suyo». Finalmente, el presidente de Uruguay admitió que «lo único cierto en el mundo es que el futuro es muy incierto» y ante esta circunstancia se preguntó: «¿Qué puede hacer un gobernante?». Su respuesta fue muy clara: «Apelar a los anclajes más básicos del individuo, y la libertad es uno de ellos. Los Gobiernos deben trasladar seguridad y confianza». El expresidente asegura que subir los impuestos «no es una buena idea» El expresidente del Gobierno, Felipe González, admitió sentir «envidia» por el éxito de la gestión de Lacalle Pou frente a la pandemia, sobre todo «por la aproximación que ha hecho a los ciudadanos». A su juicio, la mayor apuesta que ha realizado el presidente de Uruguay es «la aproximación a los ciudadanos», señalando que «no es el BOE el que obliga, sino el ciudadano es el que asume la responsabilidad, y ha salido bien. Ha hecho una gestión envidiable, por sus resultados y por su estrategia». El expresidente socialista señaló que «subir la presión fiscal no es una buena idea» porque entiende que «no hay margen fiscal». Finalmente, González destacó las cualidades de un pueblo «acostumbrado a vivir respetando el principio de libertad, una democracia liberal».
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Italia ahorrará cien millones de euros al año tras la reducción de parlamentarios
Italia aprueba de forma clara y abrumadora la reforma constitucional para recortar en un 36,5 % el número de parlamentarios. Con la mayoría de los votos escrutados, el sí en el referéndum ganó con casi el 70%, mientras el no superó ligeramente el 30% de los votos. La Cámara de Diputados pasará de 630 a 400 escaños, y el Senado tendrá 200 en lugar de los 315 actuales. En total, se eliminan 345 escaños. La ley entrará en vigor al final de la actual legislatura, en el año 2023. Aparte del valor simbólico y político del resultado, tiene un efecto económico. El Movimiento 5 Estrellas, promotor de la iniciativa, ha prometido que el siguiente paso será la reducción del salario de los parlamentarios. Actualmente, un diputado o senador italiano cobra 18.435 euros mensuales, la remuneración más alta de un parlamentario en Europa, distribuida así: 10.435 de salario, más otros 8.400 euros por diversos conceptos: estancia en Roma, taxi, teléfono y gastos varios a justificar; además, dispone de un de carnet para viajar gratis y sin limitaciones en avión, tren, barco y sin peaje en autopistas. Según datos ofrecidos por el Movimiento 5 Estrellas, se producirá un ahorro de 500 millones de euros en los cinco años de cada legislatura, cien millones por año. Son diferentes los cálculos de Carlo Cottarelli, director del Observatorio de Cuentas Públicas de la Universidad Católica de Milán. Según este reconocido profesor de Economía, «el Estado solo ahorrará 57 millones de euros al año, el 0,007% del gasto público. Esto representa 1 euro por italiano o el precio de un café», dice Cottarelli. En su opinión, si realmente se quiere recortar privilegios a la llamada «casta» política, se deberían reducir los costes y salarios de cada parlamentario. Lo ha prometido el M5E, pero está por ver cuál será el recorte. Es muy discutible que sea eficaz, porque por ahora se mantiene intacto el perfecto bicameralismo, con un Senado y Cámara de Diputados que tienen las mismas funciones, con lo cual toda ley debe ser sometida a un largo proceso en ambas cámaras. Di Maio, ministro de Exteriores y líder del Movimiento hasta su dimisión a finales de enero pasado, considera que se trata de un resultado histórico: «Volvemos a tener un Parlamento normal, con 345 escaños y menos privilegios. La política da así una señal a los ciudadanos. Sin el Movimiento 5 Estrellas, todo esto nunca hubiera sucedido». Sin duda ha sido un triunfo para el M5E que hicieron de este recorte en el parlamento una bandera electoral. Es un balón de oxígeno para el Movimiento que sufre una fuerte crisis y divisiones. Ganó las elecciones generales de marzo 2018 con el 32,4 % de votos; hoy, según las encuestas, obtendría la mitad. A la vista de estos pronósticos en los sondeos, Luigi Di Maio, que podría volver a hacerse con el liderazgo del Movimiento en un próximo congreso, en las últimas semanas concentró todos los esfuerzos en la campaña del referéndum. Una elección muy estratégica, porque Di Maio abandonó por completo la campaña de las elecciones regionales, para recuperar consenso con el corte de los parlamentarios, la batalla histórica del Movimiento. Junto a Di Maio, otro vencedor en este referéndum ha sido el líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, que apoyó el sí, contra la opinión de destacados líderes de la izquierda, como el ex primer ministro Romano Prodi. Sin miedo al virus Pero no es suficiente con una reducción de diputados y senadores, según los expertos. El reconocido constitucionalista Michele Ainis asegura, en el diario «La Repubblica», que «existe un consenso transversal sobre la mala calidad de los parlamentarios», lo cual tiene una explicación: «La mala calidad de los parlamentarios se deriva de listas cerradas, no de su número. Es el fruto envenenado de un proceso que se inició con la ley electoral llamada Porcellum (2005), que quita a los votantes la elección de los parlamentarios, para ponerla en manos de los dirigentes del partido», según el profesor Ainis. Precisamente, un nuevo objetivo en la próxima reforma será aprobar una nueva ley electoral. Cabe destacar que la afluencia a los colegios electorales para el referéndum ha sido buena, teniendo en cuenta los temores por el Covid: 53,8 %, porcentaje superior a todas las previsiones. El virus no alejó a los italianos de las urnas.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Italia aprueba en referéndum reducir más de un tercio los parlamentarios
Los italianos aprueban con amplia mayoría la reducción del número de parlamentarios. El coronavirus no alejó a los italianos de las urnas, a las que acudieron el 53,4 % de los ciudadanos con derecho a voto, un porcentaje muy superior al previsto. Con la mitad de los votos escrutados, el sí ha ganado con el 68,1%, mientras el no se sitúa en el 31,9 %. A las 15:00 se cerraron los colegios electorales, con una afluencia superior a la vaticinada en todos los pronósticos, por temor al Covid. Se irá conociendo a lo largo de la tarde el resultado de las elecciones en siete regiones (Toscana, Apulia, Véneto, Liguria, Campania, Las Marcas y Valle d?Aosta, en esta última región no se elige de forma directa el presidente como ha ocurrido en las otras seis). En poder del centroizquierda estaban Toscana, Apulia Campania y Las Marcas. Esta última habría pasado al centro derecha, mientras los «exist poll» indican, como estaba previsto, una lucha por el último voto de los candidatos del centroderecha y centroizquierda en Apulia y Toscana, aunque en esta última, siempre gobernada por la izquierda, parece imponerse ligeramente el candidato del centroizquierda. En definitiva, el resultado final podría ser de 5-2 ó 4-3, a favor siempre del centroderecha. La Liga es el primer partido en Véneto, Liguria, Valle d?Aosta. Recorte de parlamentarios La victoria del sí en el referéndum se daba por hecha. Italia ha aprobado la consulta sobre la reforma constitucional que recorta el número de parlamentarios en un 36,5 por 100. La Cámara de diputados pasará de 630 a 400 escaños, y el Senado tendrá 200 en lugar de los 315 actuales. La ley entrará en vigor al final de la actual legislatura, en el año 2023. Para entonces, será necesario elaborar una nueva ley electoral, en la que se recoja una nueva representación de parlamentarios. Según el Movimiento 5 Estrellas, promotor de la nueva ley, habrá una mayor eficacia en la elaboración y votación de las leyes, pero sobre todo se producirá un ahorro de 500 millones de euros en los 5 años de cada legislatura, a 100 millones por año. Son muy diversos los cálculos de Carlo Cottarelli, director del Observatorio de cuentas públicas de la Universidad Católica de Milán. Según este reconocido profesor de Economía, «el Estado solo ahorrará 57 millones de euros al año, el 0,007% de nuestro gasto público. Esto representa 1 euro por italiano o el precio de un café». En su opinión, si realmente se quiere recortar privilegios a la llamada a la «casta» política, se deberían reducir los costos y salarios de cada parlamentario. Actualmente, un diputado o senador italiano cobra 18.435 euros mensuales (10.435 de salario, más otros 8.400 euros por diversos conceptos), la remuneración más alta de un parlamentario en Europa. El Movimiento 5 Estrellas ha prometido que ahora su batalla será recortar esa remuneración, cosa que está por ver. Por lo que se refiere a la mayor eficacia que se derivaría de la reducción de parlamentarios, es muy discutible, porque se mantiene intacto el perfecto bicameralismo, con un Senado y Cámara de diputados que tienen las mismas funciones, con lo cual toda ley debe ser sometida a un largo proceso en ambas cámaras. Entre los expertos e incluso en los partidos ha habido un profundo debate y opiniones diferentes sobre esta reforma constitucional. Más allá del número de parlamentarios, el reconocido constitucionalista Michele Ainis asegura en «La Repubblica», que, «existe un consenso transversal sobre la mala calidad de los parlamentarios», lo cual tiene una explicación: «La mala calidad de los parlamentarios se deriva de listas bloqueadas, no de su número. Es el fruto envenenado de un proceso que se inició con la ley electoral llamada Porcellum (2005), que quita a los votantes la elección de los parlamentarios, para ponerla en manos de los dirigentes del partido». Buena la afluencia a las urnas, a pesar del virus La afluencia ante las urnas ha sido buena, superior a todas las previsiones. En el referéndum votó el 53,4 %. Teniendo en cuenta los temores que existían por el coronavirus, se hacían presagios pesimistas, sobre todo tras la fuga, casi una especie de huelga, por parte de los componentes de las mesas electorales. En Turín, de los 918 presidentes designados, 506 renunciaron, mientras de los 2.800 vocales rechazaron el encargo 1500. Innumerables los casos insólitos que se han presentado. En Roma, la presidenta de una mesa, Rossella Palaggi, se vio sola y tuvo que salir a la calle en busca de ayuda: «Me encontré en una situación surrealista. Nunca me sucedió en 30 años que fui presidenta de la sección. La gente tiene miedo de contagiarse el coronavirus. Yo misma vine de mala gana. Salí a la calle y convencí a una joven de unos 25 años para que hiciera de vocal. Le dije que algo de dinero le sería útil» (para el referéndum, los presidentes de mesa ganan 130 euros y los vocales 104 euros; si además hay otras elecciones, como es el caso de las 7 regiones, se añaden 37 euros para los presidentes y 25 para los vocales). Se hicieron presagios de una masiva abstención: Un conocido analista de La Stampa escribió el domingo que existía el riesgo de que solo votara «el 10 por 100 para el referéndum y el doble en las regiones donde hay elecciones locales; sería un auténtico desastre». Por fortuna, el virus no alejó a los italianos de las urnas.
1
...