Infortelecom

Noticias de rusia

07-09-2018 | Fuente: abc.es
Rusia, Irán y Turquía deciden el futuro del bastión sirio de Al Qaeda
Idlib mira a Teherán, donde el presidente de la república islámica, Hasán Rohani, recibe a Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan para negociar el futuro de la última provincia que queda fuera del control del Gobierno de Damasco y que está en manos del brazo sirio de Al Qaeda. Rusos e iraníes, principales aliados militares y diplomáticos del presidente Bashar Al Assad ultiman los detalles para una ofensiva con la que buscan acabar con «el furúnculo terrorista» que allí se ha formado, según palabras del ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov. Erdogan, sin embargo, confía en lograr «un resultado positivo» para «prevenir acciones desproporcionadas del régimen (sirio) contra los habitantes de esa región». La cumbre se celebra tras las advertencias de la ONU, que teme que una ofensiva del Ejército sirio y sus fuerzas aliadas desplace a hasta 800.000 personas. Rusia, Irán y Turquía lideran el bautizado como «Proceso de Astana» que arrancó en diciembre de 2016 de forma paralela al proceso de paz apadrinado por Naciones Unidas en Ginebra y que ha resultado mucho más efectivo. Moscú y Teherán representan los intereses de Assad, mientras que Ankara defiende a los grupos armados con los que ha cooperado desde 2011 para intentar impulsar un cambio de régimen. A la espera de lo que pueda dar de sí la reunión sobre Idlib, cientos de civiles ya han huido en los últimos días de las aldeas de la zona sureste de esta provincia norteña, fronteriza con Turquía, que está bajo el control del brazo sirio de Al Qaeda. Los civiles intentan buscar refugio en el cantón kurdo de Afrín, ocupado por las fuerzas turcas desde comienzos de año, y en las zonas con presencia opositora de la provincia de Alepo. Destino de milicianos Idlib se ha convertido en el lugar al que miles de milicianos de grupos armados y sus familias han sido evacuados desde 2015 y la ONU calcula que en la provincia residen 2,9 millones de personas. Cada vez que había una ofensiva del Ejército, las operaciones acababan con una negociación en la que el Gobierno ofrecía a los hombres armados la posibilidad de viajar a Idlib. «Una operación militar no solo pondría en peligro a los civiles en esta zona densamente poblada sino que causaría hasta 800.000 desplazados», explicó a la agencia Europa Press la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Siria, Linda Tom. Ante los llamamientos del organismo internacional para detener la ofensiva, Maria Zajarova, portavoz del ministerio ruso de Exteriores, declaró que «hemos matado, estamos matando y seguiremos matando a terroristas (..) en Alepo, Idlib u otras partes de Siria. Este país debe recuperar la paz». Una determinación que choca con los intereses de Estados Unidos cuyo presidente, Donald Trump, advirtió que «el mundo está mirando y Estados Unidos está mirando». Desde Washington han alertado incluso del riego de que se produzca un ataque químico y ya han adelantado que responderán de forma contundente.
07-09-2018 | Fuente: abc.es
¿Quién puede ser el autor del artículo contra Trump?
Este miércoles el diario New York Times publicó un artículo de opinión titulado «Soy parte de la resistencia dentro de la administración Trump». La pieza es anónima y solo da la pista de ser «un alto funcionario de la administración Trump». El artículo expone cómo el autor, junto con otros colegas dentro de la Casa Blanca, están llevando a cabo una campaña semiabierta para evitar que el Presidente haga demasiado daño a la nación. Después de la publicación, se ha abierto una terna de nombres que podrían haber escrito el artículo. El propio Trump habló de traición en un tuit publicado la noche del miércoles. Esta es la «quiniela» sobre los posibles «traidores» de Trump: Mike Pence El vicepresidente ha mostrado lealtad y respeto en público hacia Trump, lo que podría ser la tapadera perfecta para escribir algo como lo publicado el miércoles en el New York Times. Pence es un hombre ambicioso y no hay duda que le gustaría llegar a presidente. El subdirector de personal y director de comunicaciones de Pence, Jarrod Agen, negó el jueves que Pence o alguien de su oficina redactara el artículo de opinión. John Kelly Este general, ahora jefe de gabinete, de aspecto duro primero fue secretario de Seguridad Nacional y después fue fichado el verano pasado -tanto o más turbulento que este- para poner disciplina y orden en una Casa Blanca rota por luchas internas y filtraciones. En los últimos tiempo ha mantenido enfrentamientos con el presidente y parece que no aguantará mucho más en la Casa Blanca. Quizá el artículo podría ser su forma de dar un último servicio al país. Don Mcgahn El jefe legal de la Casa Blanca ha sido uno de los contrapesos al carácter volcánico de Trump, sobre todo en cuestiones sensibles como la trama rusa. Se ha publicado que se negó a cumplir la orden del presidente de despedir al fiscal especial de ese caso, Robert Mueller, y el mes pasado se conoció que ha colaborado con su investigación del complot con Rusia. Además, Trump anunció recientemente la salida de McGahn de la Casa Blanca, prevista para este otoño. Nikki Haley Entre los escasos ejemplos concretos que el autor del editorial da sobre la gestión peligrosa de Trump, está su relación con Rusia y sus acercamientos a Putin. Eso podría apuntar a cargos con alto conocimiento de política exterior, como podría ser Nikki Haley, embajadora en la ONU, una de los pocos miembros del Gobierno que aúna el favor de Trump y del «establishment»republicano. Su nombre suena como sustituto para las elecciones de 2020. James Mattis En el libro de Woodward, uno de los altos cargos más críticos con Trump y su incapacidad de Gobierno es el secretario de Defensa, James Mattis. Según el autor, después de una reunión dijo que el presidente tiene el entendimiento «de un niño de quinto o sexto de primaria». Mattis es un miembro del «muro de contención» de Trump -con John Kelly y Rex Tillerson, hasta su salida como secretario de Estado- y el editorial podría ser un esfuerzo en ese sentido. Fiona Hill Para algunos, el autor del editorial no sería tanto un miembro del Gabinete, sino un alto cargo intermedio, con acceso a reuniones y discusiones de alto nivel en la Casa Blanca. En las quinielas está Fiona Hill, una experta en política exterior, en especial en las relaciones con Rusia, muy cercana al defenestrado general H.R. McMaster, exasesor de seguridad nacional. Proviene de un «think tank» centrista, Brookings Institution, y no tiene una relación cercana con Trump.
07-09-2018 | Fuente: abc.es
Los aliados de Londres cierran filas frente a Putin en el caso Skripal
El Kremlin no sólo vuelve a negar su implicación en el envenenamiento del ex agente ruso, Serguéi Skripal y su hija, el pasado mes de marzo en Salisbury con la sustancia de uso militar «Novichok» , sino que considera además «inadmisible» que se acuse de ello al presidente Vladímir Putin y al poder ruso en su conjunto. «Cualquier acusación contra el poder ruso es para nosotros inadmisible», advirtió el jueves el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en una comparecencia ante los medios de comunicación rusos. Según sus palabras, «ni las autoridades rusas de más alto rango ni los responsables de niveles inferiores tienen nada que ver con lo que pasó en Salisbury». «Lo hemos dicho varias veces y lo reiteramos una vez más: Rusia nunca tuvo ni tiene nada que ver con los acontecimientos de Salisbury, no está implicada en absoluto», subrayó Peskov. Control del GRU El secretario de Estado de Seguridad británico, Ben Wallace, declaró el jueves a BBC Radio que, puesto que es el Estado ruso y su Gobierno quien «controla y financia» el GRU, el servicio de inteligencia militar rusa, es Putin «en última instancia» el responsable de todas las operaciones que lleve a cabo por ser el presidente del país. .«No creo que nadie pueda decir que Putin no controla el Estado» ruso, añadió Wallace. La primera ministra Theresa May afirmó el miércoles que los dos sospechosos del ataque contra los Skripal, Alexánder Petrov y Ruslán Boshirov, son agentes del GRU, órgano que tal y como explicó Wallace, «no actúa por su cuenta (..) está supeditado a las Fuerzas Armadas, al Ministerio de Defensa de ese país y, por tanto, al Kremlin y a la oficina del presidente». Estaba prevista para el jueves mismo una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU a petición del Reino Unido por todo lo sucedido en torno al caso Skripal. Scotland Yard y la Fiscalía británica anunciaron el miércoles haber recogido suficientes pruebas para acusar a Petrov y Boshirov del envenenamiento de Skripal y de su hija Julia. Después, May hizo una declaración ante la Cámara de los Comunes vinculándolos al GRU y sugiriendo que su misión «casi con seguridad» tuvo que haber recibido el visto bueno de las máximas autoridades rusas. Fotos de los dos presuntos agentes rusos fueron a continuación distribuidas y se emitió una orden de detención internacional. Huellas dactilares Pero, en Moscú, la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, negó cualquier vinculación de Rusia al asunto y señaló que ni los nombres ni las fotografías de los sospechosos «nos dicen nada». Poco después, la Cancillería rusa citó al embajador británico en Moscú y le exigió las huellas dactilares de los dos hombres acusados por Londres, algo que figura en la base de datos, ya que es uno de los requisitos para cualquier persona que solicite un visado al Reino Unido. Peskov dejó el jueves claro que en Moscú hay disposición a colaborar con Londres en la investigación del caso y en la localización de Petrov y Boshirov, pero, para ello, tendrá que haber una petición oficial. «Para verificar la identidad de ambos y tener una base legal necesitamos que la parte británica lo pida», aseguró el portavoz de la Presidencia rusa, quien lamentó que Londres se haya negado hasta ahora a solicitar cualquier tipo de ayuda de Moscú en relación con el caso. Los Skripal estuvieron hospitalizados varias semanas tras el ataque. Primero fue Julia la que salió del estado de coma y más tarde su padre. Ella hizo incluso declaraciones, pero del ex espía no se ha sabido nada. Moscú ha acusado a las autoridades británicas de tenerlos «secuestrados». A Victoria Skripal, sobrina y prima respectivamente de los dos atacados en Salisbury se le negó el visado para visitarlos en el Reino Unido. Aparece regularmente en las televisiones rusas y, según sus últimas declaraciones, no llaman a la familia. Victoria cree que su tío puede estar muerto.
07-09-2018 | Fuente: as.com
Colombia se mide con Venezuela tras la salida de Pékerman
Las selecciones suramericanas se enfrentarán este viernes en Miami, en el primer amistoso post Mundial Rusia 2018. James, la gran ausencia en Colombia.
07-09-2018 | Fuente: as.com
La nueva Brasil de Tite arranca en EE UU con 5 titulares de Rusia
Neymar sigue siendo la referencia de un equipo que presenta muchas caras nuevas a las que fueron eliminadas ante Bélgica en los cuartos de final.
07-09-2018 | Fuente: as.com
Bélgica se enfrenta a Escocia tras el éxito mundialista
Roberto Martínez presenta cuatro novedades respecto al Mundial de Rusia. Amistoso que sirve de ensayo a los Diablo Rojos de cara a la Liga de Naciones.
06-09-2018 | Fuente: as.com
España empata contra Australia y pasa segunda de grupo
La igualada se produjo a ocho. Las chicas de Miki Oca vencieron anteriormente a China, pero perdieron con Rusia. Este viernes, contra Nueva Zelanda.
06-09-2018 | Fuente: abc.es
La tercera cumbre coreana intentará desatascar el desarme de Kim Jong-un
Tras las cumbres intercoreanas de abril y mayo, la tercera tendrá lugar entre el 18 y el 20 de este mes. Durante esos dos días, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, viajará a Pyongyang para reunirse con el dictador del Norte, Kim Jong-un, según informó este jueves la agencia de noticias Yonhap. Con dicho encuentro, Moon intenta desatascar el desarme nuclear que Kim Jong-un le prometió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su histórica cumbre de junio en Singapur. A pesar de los gestos de buena voluntad entre ambos, como la clausura del silo de ensayos nucleares norcoreano y la suspensión de las maniobras militares conjuntas de EE.UU. y el Sur, el proceso se encuentra en punto muerto. Alegando falta de progresos, así lo demuestra la drástica decisión de Trump de cancelar el viaje que su secretario de Estado, Mike Pompeo, tenía previsto efectuar a Pyongyang en julio. Una opinión que, por supuesto, no comparte Kim Jong-un. «El presidente Kim reafirmó su firme compromiso con la completa desnuclearización de la Península Coreana, y expresó su voluntad de cooperar estrechamente no solo con el Sur sino también con EE.UU. con tal fin», explicó el miércoles un emisario de Moon Jae-in tras regresar de Pyongyang. Chung Eui-yong, director de la Oficina de Seguridad Nacional surcoreana, se reunió el miércoles con el joven dictador para cerrar la fecha de la nueva cumbre. Durante su encuentro, y según contó Chung en una comparecencia emitida por televisión, Kim Jong-un se quejó de que la comunidad internacional no había apreciado los pasos dados por su país, como destruir su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri. Como aseguró que era el único, recordó que ya no podía llevar a cabo más ensayos atómicos, pero la Casa Blanca sospecha que el régimen comunista de Pyongyang sigue adelante con su programa nuclear. A pesar de estos reproches, Kim Jong-un le dijo al enviado surcoreano que «su fe en el presidente Trump no ha cambiado». A tenor de Chung Eui-yong, «el presidente Kim recalcó especialmente que nunca ha hablado negativamente sobre Trump ni sobre su equipo. Y dijo que esperaba acabar con 70 años de relaciones hostiles entre Corea del Norte y EE.UU. para conseguir la desnuclearización» antes de que el inquilino de la Casa Blanca acabe su primer mandato, en enero de 2021. Con esa fecha en el horizonte, el presidente surcoreano viajará a Pyongyang para desbloquear la situación y seguir avanzando no solo hacia la desnuclearización, sino también hacia la firma de un tratado de paz que ponga fin oficialmente a la guerra de Corea. Como dicho conflicto acabó en 1953 solo con un armisticio, ambos países siguen técnicamente en armas, pero la paz debería firmarla Estados Unidos por haber liderado la coalición de la ONU que luchó contra el Norte comunista y sus aliados, China y Rusia. Mientras sigue su deshielo, Kim Jong-un se prepara para celebrar este domingo con un gran desfile el 70 aniversario de la fundación de Corea del Norte.
06-09-2018 | Fuente: abc.es
Londres acusa a Putin de ser «en último término» el responsable del envenenamiento del exespía Skripal
El secretario de Estado de Seguridad británico, Ben Wallace, ha responsabilizado al presidente de Rusia, Vladímir Putin, del ataque con Novichok en Inglaterra, puesto que su Ejecutivo «controla y financia» el servicio secreto GRU, al que Londres atribuye los hechos. En una entrevista en «BBC Radio 4», ha afirmado que Putin es responsable «en última instancia», dado que «es el presidente de la Federación rusa y su Gobierno controla, financia y dirige la inteligencia militar -el GRU- a través de su ministro de Defensa». «No creo que nadie pueda decir que Putin no controla el Estado», señaló Wallace, que observó que el presidente «está rodeado» de agentes del GRU antiguos y actuales. El político conservador ha insistido en que el servicio secreto ruso no actúa por su cuenta, sino que «está dirigido y vinculado» a las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa de ese país y, en consecuencia, «al Kremlin y la oficina del presidente». Wallace ha asegurado que el Reino Unido usará «todos sus efectivos» para «confrontar las actividades malévolas rusas» y subrayó que ya se hace, pero «a la manera británica», «dentro de la ley y de modo sofisticado». Londres identificó ayer a los presuntos autores del ataque contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia con el neurotóxico Novichok el pasado 4 de marzo en Salisbury (suroeste inglés) como dos agentes del servicio de inteligencia militar de Rusia, GRU. Serguéi Skripal, antiguo agente del GRU, y su hija se contaminaron presuntamente al tocar la manilla de la puerta de su domicilio en Salisbury y, tras varias semanas hospitalizados, ambos se recuperaron. Posteriormente, el 30 de junio, Charlie Rowley y Dawn Sturgess, una pareja británica, se intoxicaron también accidentalmente, en la cercana población de Amesbury, con la misma sustancia, contenida en un frasco de perfume hallado en un contenedor, lo que resultó en la muerte de Sturgess el 8 de julio. Rusia rechazó ayer las acusaciones de Londres y recordó que no es el único país que tiene las «capacidades técnicas», «la experiencia» y «los motivos» para el uso del agente nervioso conocido en Occidente como Novichok en Salisbury. El Reino Unido y Rusia se verán las caras hoy en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que ha pedido Londres para denunciar los envenenamientos con Novichok, un tipo de agente nervioso fabricado por el Estado ruso en la década de los años 80, aunque ahora lo poseen también otros países.
06-09-2018 | Fuente: abc.es
Facebook y Twitter se disculpan por fallos de seguridad
El director de Twitter, Jack Dorsey, y la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, comparecieron ayer ante el Congreso de Estados Unidos para defenderse de las sospechas de parcialidad que pesan sobre ambas redes sociales, acusadas de favorecer los intereses de la izquierda americana en perjuicio de los conservadores, y sobre su posible uso por parte de potencias extranjeras para interferir en la política interior del país. Por la mañana, durante su declaración conjunta ante la Comisión de Investigación del Senado, Dorsey explicó que Twitter no estaba «preparado» para hacer frente a las campañas de manipulación, recordando que la red social fue creada como una «plaza pública» desprovista de armas para combatir «los abusos, el acoso y la propaganda». Con un tono «conciliador y arrepentido», tal y como adelantó «The New York Times», el directivo insitió en que la «ideología política» no es el motor que mueve su compañía, que identifica «diez millones de cuentas falsas cada año». Un afán por templar los ánimos del que también hizo gala Sandberg, que afirmó que Facebook ha «borrado cientos de páginas y cuentas involucradas en un falso comportamiento coordinado, lo que quiere decir que engañaron a otros sobre quiénes eran y qué estaban haciendo». Además, admitió que su red social fue «demasiado lenta» en detectar la campaña de desinformación incitada desde Rusia: «Es culpa nuestra. Esta interferencia fue completamente inaceptable, violó los valores de nuestra empresa y del país que amamos». Nuevas acusaciones La comparecencia de los directivos se produjo horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusase a Facebook y Twitter de interferir en las «midterms», las elecciones a mitad de mandato que se celebrarán en noviembre de este año. Además, el republicano también señaló la preferencia de las dos redes sociales por la demócrata Hillary Clinton, su rival en las presideciales de 2016. «Quizá hice un mejor trabajo porque soy bueno con Twitter y con las redes sociales, pero la verdad es que todas estaban del lado de Hillary Clinton», señaló Trump en declaraciones al periódico «The Daily Caller».