Infortelecom

Noticias de represion politica

10-09-2020 | Fuente: abc.es
¿Puede el «Podemos de derechas» salvar Rusia?
¿Puede una versión de centro derecha de Podemos reinventar la política en Rusia? Tres décadas después de la caída de la Unión Soviética, la única oposición política efectiva parece estar en las calles y en las redes sociales. La oposición parlamentaria está limitada a tres partidos, está tolerada y, se supone, discretamente apoyada por el partido gobernante, Rusia Unida, para mantener una apariencia de legitimidad. La mayoría de los rusos entienden que todo esto no es más que un espectáculo: Rusia Unida hace lo que el Kremlin le dice que tiene que hacer, y los partidos de la oposición pueden estar de acuerdo o no, pero no tienen capacidad para hacer mucho más. Hasta hace nada, a poca gente le importaba esto: había el dinero del petróleo, desarrollo y sobre todo, estabilidad. Pero miles de personas en las calles de la vecina Bielorrusia, indignadas por años de elecciones amañadas y represión política, están consiguiendo agitar el ambiente también en Rusia. Se trata de una clase media emergente, inactiva durante mucho tiempo y en gran parte apolítica quien parece estar interesada en todo ello. Existen hasta treinta partidos políticos sin representación en la Duma que personifican una asombrosa variedad de intereses. Desde los fanáticos de los videojuegos de «World of Tanks» hasta los «Comunistas de Rusia», un advenedizo rival del Partido Comunista oficial. La mayoría de estos partidos no cuentan con fondos ni tienen un perfil definido, pero entre los más nuevos se encuentra un partido político con fondos, con habilidades organizativas y, en especial, con un apoyo popular cada vez mayor. El Nuevo Partido Popular -New People's Party-, fundado en marzo de 2020, ha conseguido las firmas de 300.000 ciudadanos en un esfuerzo por registrar 600 candidatos para las elecciones regionales y locales programadas para este fin de semana (11-13 de septiembre). En última instancia, varios obstáculos burocráticos bloquearon a todos, dejando solo a cien de estos candidatos, pero el partido rápidamente organizó una impresionante campaña de base en trece regiones de Rusia. La campaña está siendo liderada y largamente financiada por Alexei Nechaev, un exitoso empresario de marketing directo, junto a un grupo de amigos, de socios y de empresarios asociados locales. Nechaev y su socio Alexander Davankov fundaron el partido porque, según Nechaev, «el Gobierno ruso habla de modernización para luego enfocarse en grandes acontecimientos que acaparan titulares, como la Copa del Mundo de fútbol o los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi. Pero hay demasiado en Rusia que todavía no funciona en beneficio de los ciudadanos de a pie». Aunque de derechas, Nechaev se siente feliz de poder comparar a su partido con Podemos. «Podemos emergió como una fuerza política completamente nueva: surgió de cero y logró un éxito significativo en las primeras elecciones», aseguró Nechaev en una entrevista vía Zoom. «Y al igual que el Nuevo Partido Popular, Podemos ha hecho de la educación, la atención médica y la accesibilidad a la vivienda las prioridades del partido. Cosas que preocupan a la gente más que los debates tradicionales de política económica». Nechaev cree además que la vida política postsoviética comenzó con mal pie. Primero, con los reformadores impulsando cambios basados en una noción romántica de cómo podría ser una sociedad capitalista. Más tarde, a finales de la década de 1990, el péndulo político habría de oscilar en la dirección opuesta, y la mayoría de los rusos sentían que su nación estaba cerca de un colapso mayor y que el mundo les había perdido el respeto. La nación estaba en riesgo por el creciente poder de las élites regionales, por una diversidad de movimientos nacionalistas y por los oligarcas que habían acumulado «una riqueza insana que obtuvieron casi por nada a cambio», siempre en palabras de Nechaev. Cuando Vladimir Putin llegó al poder se centró en estos temas y restauró la estabilidad, «pero la estabilidad sin desarrollo no es suficiente», dice. Nechaev asegura estar a favor de la economía de mercado, pero en contra del capitalismo de Estado. Si bien la mayoría de los observadores considerarían al partido como de centroderecha, el empresario insiste en que la base de su partido se asienta tanto en la izquierda como en la derecha. «Nos gustaría conseguir más fondos gubernamentales para la educación», dice. «Esta es la agenda de izquierdas. Pero también tenemos políticas que representan una agenda de derechas. Por ejemplo, nos gustaría elegir a los fiscales y a los jefes de policía». Quiere Nechaev introducir reformas de amplio alcance en todo el sistema de aplicación de la ley y, para ayudar a combatir la corrupción menor, duplicar los salarios de la policía. Nechaev dice que el partido está en sintonía con una tendencia visible en toda Europa en los últimos años, con nuevos partidos empujando gradualmente a las marcas políticas tradicionales fuera del poder. Cita además al multimillonario primer ministro de República Checa, Andrej Babi?, líder del partido derechista Ano 211, como una de sus inspiraciones. Y nombra al izquierdista Podemos como otro. Todo un fenómeno. Pero como especialista en marketing, también sabe que su organización necesita trabajar rápido si pretende andar el camino. Habrá elecciones parlamentarias dentro de un año, el 21 de septiembre de 2021. Para progresar, el Nuevo Partido Popular debe primero haber mostrado avances en estas elecciones locales y regionales que se avecinan. El partido asegura que sus encuestas internas muestran un aumento de conocimiento en la mayoría de las ciudades a las que se han dirigido. Así por ejemplo, en Ryzan han pasado de un 22 por ciento de conocimiento en julio, a un 38 por ciento en agosto. En Novosibirsk, del 28 al 34 por ciento y en Kostroma, del 17 al 29 en ese mismo periodo. Las intenciones de voto también parecen prometedoras y el apoyo en la mayoría de territorios se ha duplicado o triplicado en un mes, aunque eso sí, desde la franja baja de la tabla. La compleja forma rusa de sistema de representación proporcional, con una combinación de listas de partidos y votación a un único candidato, hace difícil predecir los resultados. Pero parece probable que el partido de Nechaev al menos gane la suficiente presencia a nivel local para tener impacto a nivel nacional. Entonces comenzará el verdadero trabajo: ganar el apoyo de los partidos liderados por la élite que actualmente domina en el parlamento nacional y comenzar a cambiar la cultura política de Rusia desde dentro del sistema. Aquí nuevamente Podemos podría proporcionar la fórmula a seguir. «El lado fuerte de Podemos no es solo la capacidad de luchar y ganar elecciones, sino también la capacidad de negociar, construir alianzas y coaliciones, lo que le permitió a Iglesias convertirse en vicepresidente y ministro de Gobierno», dijo el líder de Nuevo Partido Popular. Y concluye: «También nos adherimos a este principio y estamos dispuestos a construir alianzas con otras fuerzas de oposición. Definitivamente haremos esto en la Duma».
30-08-2020 | Fuente: abc.es
El GRU, el brazo secreto de la «guerra híbrida» que lleva a cabo Moscú
El sabotaje ha sido siempre uno de los principales cometidos de cualquier servicio de inteligencia, además de otras tareas como el acopio de información o la eliminación física de elementos indeseables, bien por su peligrosidad, por constituir un obstáculo relevante o por simple venganza. Rusia, como cualquier otra gran potencia, tiene una abultada experiencia en la creación de este tipo de estructuras. La Rusia zarista tuvo sus espías y agentes de la inteligencia militar, la temible Ojrana, pero fue con la aparición de la Unión Soviética cuando los servicios secretos adquirieron la configuración que el Estado requirió durante las dos conflagraciones mundiales del siglo XX y la Guerra Fría. Félix Dzerzhinski fundó en diciembre de 1917, poco después de la Revolución Bolchevique, la VChK (Comisión Extraordinaria de toda Rusia), la tristemente famosa Cheká o Checa, como se la conoció en España. Este órgano fue el ancestro del NKVD estalinista (Comité Popular de Interior) y del KGB (Comité de Seguridad del Estado), que surgió en 1954. Eran más bien policías que actuaban en el ámbito de la represión política, en la lucha contra el desviacionismo y la disidencia, aunque realizaban también misiones de inteligencia. Pero lo que fue una organización genuinamente creada para la lucha en el terreno militar, en operaciones de reconocimiento, contraespionaje y sabotaje, fue el GRU (Mando Central de Inteligencia), aparecido en 1918 en el seno del Ejército Rojo. Hoy día sigue llamándose GRU aunque su nombre oficial desde 2010 es Dirección General del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia. Misión en Crimea Su existencia había pasado casi desapercibida, al menos para el gran público, durante mucho tiempo. Y eso que el GRU jugó un papel fundamental en la última guerra chechena, la que coincidió con la llegada al poder de Vladímir Putin, que fue agente del KGB. En Georgia, en agosto de 2008, el GRU también desplegó sus efectivos y, sobre todo, en 2014 en Crimea, que terminó siendo anexionada. En la región de Donbass, en el este de Ucrania, en donde Moscú sigue apoyando el levantamiento armado de los separatistas contra el Gobierno de Kiev, el GRU organizó todo el operativo de envío de armas, dinero y diseño de la táctica de combate. Precisamente en Ucrania, el GRU se consolidó como el principal instrumento de la guerra híbrida lanzada por Putin. Así figura en las investigaciones llevadas a cabo por diversos servicios secretos occidentales citados por publicaciones como The New York Times y, más ampliamente, por la publicación The Insider y la web independiente Bellingcat, que ha hecho además importantes indagaciones en relación con el derribo del vuelo MH17 en Donbass, el 17 de julio de 2014. Aquella catástrofe acabó con la vida de 298 personas. Todo lo que sucedió en Ucrania en 2014 enconó la relación entre Moscú y Occidente, provocó un aluvión de sanciones y Rusia fue expulsada del G-8, el grupo de países punteros del planeta. Fue a partir de ese momento cuando parece que el GRU intensificó su actividad, pero cometiendo al mismo tiempo errores que han permitido seguir su estela. Similitudes Según las pesquisas llevadas a cabo por The Insider, Bellingcat y la revista alemana Der Spiegel, el GRU estaría detrás del envenenamiento del traficante de armas búlgaro Emilián Guébrev, en 2015, con una sustancia parecida al compuesto químico Novichok, sintetizado en la época soviética para uso militar. Novichok fue, según las autoridades británicas, el veneno que utilizaron en Salisbury, en marzo de 2018, Anatoli Chepiga, Alexánder Mishkin y Denís Serguéyev, oficiales pertenecientes a uno de los grupos operativos del GRU, en el intento de asesinato de Serguéi Skripal. Era éste un antiguo agente del GRU al que Putin consideraba un «traidor». Julia, la hija de Skripal, también resultó gravemente intoxicada. De ahí que sobre el GRU recaigan ahora las sospechas de haber atentado contra Alexéi Navalni, el principal líder opositor ruso y azote del Kremlin por su duras críticas y revelaciones sobre la corrupción reinante en el país. Los médicos de la Clínica Charité de Berlín, en donde está ingresado Navalni, han solicitado los informes sobre lo sucedido con Guébrev, ya que observan similitudes entre ambos envenenamientos. Hillary Clinton y los CDR separatistas Al GRU se le atribuyen también toda una serie de ataques cibernéticos contra la sede del Partido Demócrata de EEUU, entre ellos el pirateo de los correos de la candidata a las elecciones de 2016, Hillary Clinton, contra numerosas empresas mundiales, en 2017, con el virus NotPetya? y contra la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). El antiguo director del GRU, el general Ígor Kórobov, fallecido hace dos años, fue sancionado por Washington por toda la cadena de fechorías. Por su parte, el juez Manuel García Castellón investigó la actividad de la unidad 29155 del GRU, supuestamente vinculada a operaciones llevadas a cabo en Europa, por su presunta implicación en muchas acciones violentas de los CDR convocadas por Tsunami Democràtic en Cataluña con motivo del referéndum ilegal del 1-O de 2017. Se sospecha que lo organizó Serguéyev, uno de los tres agentes del GRU que participaron en el ataque contra Skripal. Los mercenarios del grupo Wagner, el apéndice ilegal de la organización La llamada Compañía Militar Privada (ChVK en sus siglas en ruso) Wagner apareció, según distintas informaciones, en el este separatista de Ucrania, en 2014, a raíz de la anexión de Crimea y en el marco de la «guerra híbrida» desencadenada por el Kremlin contra Kiev. El financiador del proyecto fue el magnate ruso, Evgueni Prigozhin, conocido como «el cocinero de Putin», pero el creador y jefe de la unidad es Dmitri Utkin, antiguo comandante en jefe del destacamento de fuerzas especiales número 700 de una de las brigadas del GRU. Fue condecorado por el presidente Vladímir Putin. Tras su soterrada y destructiva actividad en Ucrania, los Wagner fueron empleados en Siria y ahora también en Libia, Sudan y la República Centroafricana, en donde la oposición al Kremlin les acusa de haber asesinado a tres periodistas rusos en 2018. Estados Unidos denunció también la presencia de estos mercenarios en Venezuela. Algunas publicaciones sitúan el cuartel general de los Wagner en la localidad de Mólkino, situada a unos kilómetros al sur de la ciudad de Krasnodar. Allí está también acuartelada la brigada número 10 de fuerzas especiales del GRU. Pero, según las autoridades rusas, los Wagner prácticamente no existen oficialmente. No están en ninguna parte y, aunque el Gobierno ruso admite y ampara la existencia de compañías privadas de seguridad, el país carece de una legislación que regule la creación y el funcionamiento de fuerzas constituidas por mercenarios.
12-07-2020 | Fuente: abc.es
Ministro de Exteriores de Polonia: «Los aliados europeos debemos seguir elevando la inversión en defensa»
Esta noche comparte cena informal con los ministros de Exteriores de España, Francia, Italia y Alemania. Tratarán cuestiones europeas como el fondo de recuperación. ¿Cuál es la posición de Polonia al respecto? La respuesta de la UE a la crisis provocada por la pandemia debe basarse en un presupuesto ambicioso para los próximos años. Creemos que la magnitud de la crisis económica, que no tiene precedentes, exige la adopción de medidas adecuadas y soluciones ambiciosas en el ámbito europeo. El gobierno polaco aboga por que se utilice la capacidad de endeudamiento en Europa, por la supresión de los descuentos, la lucha contra el fraude fiscal y el fortalecimiento de los recursos propios del presupuesto de la UE en forma de un impuesto digital, un impuesto sobre la producción del carbón procedente de fuera de la UE y un gravamen sobre los beneficios que obtengan las empresas multinacionales en el mercado de la UE. En cuanto a las propuestas concretas, me gustaría señalar tres asuntos. En primer lugar, la crisis ha afectado a todos los Estados miembros, pero no todos, especialmente los más pobres, cuentan con los recursos suficientes para hacerle frente. En segundo lugar, estamos comprometidos con instrumentos que han demostrado su valor añadido, como la política de cohesión y la política agrícola común. Y en tercer lugar, Polonia no aceptará fuentes propias del presupuesto de la UE que sean demasiado onerosas para los países menos prósperos de la Unión. ¿Teme su Gobierno que ese fondo de recuperación sirva más a los intereses de Francia, España o Italia? No, en el mercado común todos dependemos en cierto modo de los demás. También es cierto que la crisis provocada por la pandemia ha afectado, sobre todo, a las economías de España e Italia. Por otro lado, Polonia velará por que el marco jurídico temporal, relativo a las ayudas estatales, instituido por la Comisión Europea con motivo de la pandemia de Covid-19, y que permitió a los Estados miembros, incluida Polonia, reaccionar con rapidez y flexibilidad, no suponga una distorsión de la competencia en el mercado único. ¿Cómo afectó la pandemia a su país? La velocidad a la que se desarrolla la epidemia en Polonia es más lenta que en la mayoría de los países de Europa occidental. La Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional estiman que, este año, la caída del PIB en Polonia será la menos acusada de toda la UE, con una clara recuperación en 2021. Es el resultado de las decisiones acertadas del Gobierno de Mateusz Morawiecki [partido conservador Ley y Justicia], que han protegido a los ciudadanos de la propagación del virus y de las repercusiones económicas negativas de la pandemia. Fuimos el primer país europeo en introducir controles sanitarios muy estrictos en las fronteras y, posteriormente, otros países han seguido nuestro camino. Su país celebra hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales entre el actual presidente, Andrzej Duda (Ley y Justicia), y el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski (partido centrista Plataforma Cívica). ¿Qué pronóstico realiza? Su país celebra hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales entre el actual presidente, Andrzej Duda (Ley y Justicia), y el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski (partido centrista Plataforma Cívica). ¿Qué pronóstico realiza? Desde fuera puede verse a su Gobierno y al partido Ley y Justicia como de euroescépticos. ¿Es así? Nos pronunciamos a favor de una UE fuerte, capaz de hacer frente a los desafíos actuales e influir positivamente en su entorno exterior. Según los sondeos de opinión, los polacos se encuentran entre las sociedades más proeuropeas de nuestro continente. Sin embargo, esto no significa que no podamos ser críticos respecto a determinados asuntos europeos. Consideramos que la UE debe estar más próxima a sus ciudadanos, y para ello hay que fortalecer el papel de los Parlamentos nacionales. Creemos en un mercado común y en un presupuesto europeo ambicioso. En materia de defensa y seguridad, su alianza principal es con EE.UU., incluso se iba a inaugurar la base militar «Fort Trump».. ¿Para estas cuestiones la UE no cuenta? Polonia ha adoptado sistemáticamente medidas para fortalecer las relaciones transatlánticas y la alianza estratégica con EE.UU. Estamos trabajando para aumentar la presencia militar americana en territorio polaco, lo cual beneficia a la seguridad de la Unión Europea. Hacemos todo esto sin menoscabar el compromiso de Polonia con el desarrollo de la Política Común de Seguridad y Defensa de la Unión Europea. El anclaje en la UE es un elemento muy importante de la seguridad de Polonia, por lo que, fiel al espíritu de cooperación transatlántica, Polonia está comprometida con el desarrollo de las iniciativas de defensa de la UE, junto con otros países de europeos. ¿Cuál es la importancia de la OTAN para un país como Polonia? La Estrategia de Seguridad Nacional de la República de Polonia, aprobada el 12 de mayo de 2020, establece claramente que la Alianza del Atlántico Norte es el elemento clave en la arquitectura de la seguridad euroatlántica y de la seguridad de Polonia. La OTAN debe seguir siendo una estructura militar operativa que organice la defensa de los Estados miembros, de forma que garantice su credibilidad y eficacia. Esto requiere una capacidad de defensa adecuada: creemos que los aliados europeos deben seguir aumentando sus inversiones en defensa. ¿Por qué Rusia es una amenaza para su país? Rusia no respeta el derecho internacional: se anexionó ilegalmente Crimea, continúa el conflicto en el este de Ucrania, interfiere en los procesos democráticos de otros países, organiza campañas de desinformación, calumniando a los Estados miembros de la UE. ¿Sabe que hay un político comunista en el Ejecutivo español [Alberto Garzón]? ¿Qué significa aún el comunismo para un país como Polonia? La diplomacia se caracteriza por la pluralidad de opiniones políticas e ideológicas. Sin embargo, en Polonia el comunismo no tiene buena reputación porque se asocia con un período de falta de libertad, represión política, persecución de la Iglesia y subordinación del país a la Unión Soviética. Fue la victoria de «Solidaridad», en 1989, la que puso fin al régimen comunista e hizo posible que Polonia volviera a la familia de los países democráticos.
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Maduro amenaza con sanciones diplomáticas al embajador de España en Venezuela
De manera inesperada y en las últimas horas, el líder chavista de Venezuela, Nicolás Maduro, ha comenzado una ofensiva diplomática que ha golpeado a la embajadora de la Unión Europea (UE) en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, y al embajador de España en Caracas, Jesús Silva. En el último caso, Maduro ha acusado a Silva de estar implicado en la Operación Gedeón, una desastrosa intentona llevada a cabo hace meses con el objetivo de apartarle del poder. En su acusación, juega un peso específico el hecho de que Leopoldo López, uno de los líderes opositores más reconocidos y respetados por su continuo desafío al régimen, se refugie en la legación diplomática de la persecución que padece. Las amenazas de Maduro, que profirió durante una entrega de premios a periodistas venezolanos, a pesar de las deficiencias que la libertad de prensa sufre en su país, llegan después de que la UE anunciara nuevas sanciones contra funcionarios venezolanos y de un artículo del diario The Wall Street Journal de este fin de semana, donde se detallaba que López habría estado detrás de la Operación Gedeón. Hace meses, ABC informó de que le presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, no tuvo nada que ver con este intento por desalojar al chavismo del poder. Participar en «incursión armada» En el acto, Maduro afirmó que «se reserva las acciones diplomáticas» que considere oportunas contra el embajador español, apoyándose en la información de WST como excusa de sus amenazas. «Venezuela se reserva las acciones diplomáticas sobre el embajador de España por su participación en la incursión armada de Macuto y su complicidad con los actos criminales denunciados en el The Wall Street Journal del señor Leopoldo López», afirmó Maduro, en el mismo discurso donde anunció a la embajadora de la UE que debe abanadonar el país en 72 horas. Por su parte, López negó las afirmaciones del WST, señalando que no participó en la Operación Gedeón y que las acusaciones se han llevado a cabo sin pruebas. Desde mayo de 2019, cuando junto a Guaidó intentó un pronunciamiento para terminar con años de chavismo y represión política en Venezuela, el opositor López pasa los días en la embajada de España en Caracas, donde se trasladó tras pasar algunas horas en la embajada de Chile de la misma ciudad. En el edificio, en el que reside en calidad de «huésped», debe respetar ciertas normas: no puede dar ruedas de prensa ni celebrar reuniones políticas en el interior del recinto.
05-12-2019 | Fuente: abc.es
Ciudadanos cubanos regulados con prohibiciones de viajar iniciarán una protesta pública
El próximo 10 de diciembre, en ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos, miembros de la sociedad civil, periodistas independientes y activistas de varias organizaciones opositoras, que han sido «regulados» con prohibición de viajar al extranjero por las autoridades del régimen de La Habana, protagonizarán una manifestación pública en las instalaciones de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí, en protesta a las reiteradas violaciones de sus derechos y libertades de movimiento. Precisamente el aeropuerto habanero ha sido el escenario donde los ciudadanos, después de chequear su vuelo y despachar su equipaje, son notificados, por las autoridades de Inmigración y Extranjería, de su estatus de «regulados» y, por ende, impedido de tomar sus vuelos. El periodista independiente Agustín López puntualizó recientemente que, «todo es un problema político; no es que tengas causas pendientes» con la justicia, haciendo referencia a las declaraciones del canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, el pasado mes de octubre donde afirmó, en entrevista concedida a The Associated Press que las regulaciones migratorias cubanas son similares «a las de cualquier nación y cualquier política migratoria moderna». Rodríguez Parrilla ejemplificó solo dos causas que podrían concurrir en que un ciudadano sea restringido de salir de la Isla: «personas que conocen información clasificada por haber desempeñado cargos anteriores en el Gobierno, y personas que están sometidas a procesos judiciales», ninguna de las cuales pesa sobre los casi doscientos ciudadanos que tienen condición de «regulados». Según informó el periodista independiente Agustín López, «la convocatoria es a sentarse en el aeropuerto sin ningún tipo de escándalo público, y la protesta deberá estar ocurriendo a las diez de la mañana del 10 de diciembre». Activistas y abogados han denunciado, durante los últimos años, la creciente escalada de violaciones a los derechos de movilidad por parte de las autoridades del régimen contra ciudadanos que clasifica, discrecionalmente, de «contrarrevolucionarios», violentando a su vez la propia Constitución cubana. El Artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que, «toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país». Como manera de represaliar y hostigar a periodistas independientes, opositores, disidentes y activistas por los derechos humanos, el régimen en la Isla esgrime que estos ciudadanos no pueden viajar al extranjero por «razones de defensa y seguridad nacional», o «por otras razones de interés público», que nunca precisan. El independiente Instituto Patmos publicó una lista que incluye el nombre de al menos 212 ciudadanos cubanos «impedidos de viajar fuera de Cuba por represión política» desde 2013.
03-12-2019 | Fuente: abc.es
Juan Tomás Ávila, escritor de Guinea Ecuatorial: «El petróleo hizo que crecieran los adeptos a Obiang»
Cuando son cotidianas, las costumbres pasan desapercibidas, y solo su falta hace que las echemos de menos y nos preguntemos por su origen. Construyamos un escenario que permita reflexionar acerca de esta idea. Imaginemos que el Cola Cao se esfuma de las cocinas de los hogares españoles de la noche a la mañana. Doblegados por la nostalgia, los periódicos recordarían que la empresa, que nació en los años 40, no popularizó su producto hasta la década siguiente, y explicarían que su ingrediente principal, el cacao, se obtenía de las plantaciones de Fernando Poo, una remota isla de África, situada en su costa atlántica. Con un poco de suerte, añadirían que esa isla, que hoy se llama Bioko, forma parte de Guinea Ecuatorial, y que ese país, que se independizó de España en octubre de 1968, es el único del continente donde se pueden encontrar churrerías, hacer la compra en un supermercado que lleve por nombre Hermanos Martínez o pasear por el barrio de Móstoles. Más sombríos, los diarios lamentarían que las violaciones de derechos humanos son allí sistemáticas, como a menudo denuncian Amnistía Internacional o Human Rights Watch, aunque tampoco expresarían sorpresa, porque las dictaduras, y Guinea Ecuatorial ha conocido dos, no suelen mostrarse muy escrupulosas con ese tipo de cuestiones. También dirían que el primero de los tiranos, Francisco Macías Nguema, que se decía seguidor de Hitler y Stalin, permaneció en el poder de 1968 a 1979, y que fue su sobrino, el más cuerdo pero no menos liberticida Teodoro Obiang, el que le sucedió, perpetuando el débil amor por la democracia del que había hecho gala su tío. «Obiang creció al amparo de lo que hacía Macías. Ayudó a crear cierto clima de miedo, de terror entre la población», confirma el escritor guineoecuatoriano Juan Tomás Ávila Laurel (Malabo, 1966) durante una entrevista en la cafetería de Matedero, en Madrid, poco antes del pase de «El escritor de un país sin librerías» (2019), el documental que protagoniza, y que la semana que viene se estrenará en cines. Dirigido por Marc Serena (Barcelona, 1983), la película es un inmersión en Guinea Ecuatorial, donde el acceso a la cultura es nulo, la prensa se ve forzada a hacer reverencias casi cómicas al presidente y el petróleo, que se encontró en los años 90, no ha repercutido en una mejora del nivel de vida de la población, dividida por las desigualdades. En el Índice de Desarrollo Humano de 2018, donde se calcula la calidad de vida de los países con indicadores que no solo miden el músculo de la economía, Guinea Ecuatorial ocupa el puesto 141 en una lista de 189, con una esperanza media de vida de 57,9 años. El último libro de Juan Tomás Ávila Laurel se llama «Cuando a Guinea se iba por mar» (Carena, 2019) ¿Cómo se vive el día a día en su país? Es un país desigual. Hay mucha gente que va a las plantaciones para coger vegetales y comer. Es lo que llaman ir a la finca. También la hay que va a por caracoles. Luego, hay gente con muchísimo dinero que hace vida de ciudad: se levanta, se ducha, se va algún sitio a tomarse un desayuno o a comer.. En los años 90, las prospecciones para encontrar petróleo dieron resultado. ¿Mejoró ese hallazgo el nivel de vida de la población? Se crearon infraestructuras. El régimen venía de una situación de carestía total. La disponibilidad económica sirvió para que se sacudiera la vergüenza, pero lo que se construyó no tenía utilidad inmediata para la población. Por ejemplo, se hizo un puente que unía dos orillas, una donde no había ningún pueblo y la otra donde había una villa pequeña, que no tenía actividad económica de ningún tipo. El régimen hizo un puente de casi 500 metros sobre una zona limítrofe con el mar, que debía de costar una barbaridad. Obras llamativas para demostrar poder. El petróleo también sirvió para que el régimen comprara voluntades. El dinero hizo que creciera la masa de adeptos al partido en el poder, porque era un requisito para acceder a algunos puestos de trabajo. El dinero del petróleo también hizo que el régimen dejara de depender, al menos durante algún tiempo, de la caridad internacional. En Guinea Ecuatorial, se construyeron hospitales privados a los que se accede pagando unas cantidades de dinero que ningún guineano puede pagar. Eso también hizo que el régimen se enriqueciera, porque eran hospitales construidos con dinero público, pero gestionados como si fueran privados. «La economía guineana tenía una altísima dependencia de tres productos, el cacao, el café y y la madera, que suponían el 94,4 por 100 del valor de las exportaciones en 1964», se puede leer en «Guinea Ecuatorial: el legado de la colonización española», un artículo de los historiadores Gonzalo Álvarez-Chillida y Gustau Nerín [Las lazos que unen a España con Guinea Ecuatorial son profundos, recorren casi dos siglos y medio y nacieron con los tratados de San Ildefonso y El Pardo, firmados en 1777 y 1778, por los que Portugal cedió las islas de Fernando Poo y Anobón a Madrid. El desembarco en la zona continental, en la región de Río Muni, tuvo que esperar a los años 40 del siglo XIX. La explotación del territorio se sostuvo en tres pilares: «La economía guineana ?se puede leer en el artículo ''Guinea Ecuatorial: el legado de la colonización española'', de los historiadores Gonzalo Álvarez-Chillida y Gustau Nerín- tenía una altísima dependencia de tres productos, el cacao, el café y la madera, que suponían el 94,4 por 100 del valor total de las exportaciones en 1964». La dictadura de Franco, que impuso una actividad colonizadora de corte «duro», no fue un ejemplo alentador para los ecuatoguineanos que llegaban a España, que no podían conocer una democracia, como los que viajaban a Francia o al Reino Unido, que luego desearan exportar a su país: «Los pocos guineanos que pasaron por la metrópoli, normalmente para estudiar, [no] se vieron influidos por el pensamiento democrático». Tras los forcejeos entre el subsecretario de la Presidencia, Luis Carrero Blanco, y el ministro de Asuntos Exteriores, Fernando María Castiella, Guinea Ecuatorial obtuvo la independencia el 12 de octubre de 1968]. ¿Qué recuerdo ha quedado de España en Guinea Ecuatorial? ¿Cuál es la impronta que dejó el pasado colonial? La gente habla español, practica el catolicismo, desayuna leche, lo que no es tradicional en los países africanos, tropicales, donde se toma algo más sólido y de otra consistencia. Va por las mañanas a las panaderías y compra pan francés. Celebra procesiones y saca a la Virgen. Hay elementos muy profundos de la naturaleza hispana. ¿Hay mucha devoción? Sí, aunque últimamente hay un auge del evangelismo. [El director del documental, Serena, sintió la proximidad que describe Ávila Laurel cuando viajó al país para el rodaje, y recuerda varias anécdotas, como cuando descubrió que allí la gente sabe lo que es «un carajillo», o la sorpresa que se llevó una mañana, cuando se acercó a un supermercado: «Un día, a las ocho de la mañana, a primera hora, fui a comprar, y estaba sonando una ópera rock de Mónica Naranjo». «Juan Tomás dice que una vez que las cosas se mezclan, ya no se pueden separar. Yo he oído hablar mucho de América Latina, pero nunca de África Latina», lamenta]. Macías había trabajado para la administración española, pero luego empezó a emplear retórica anticolonialista. Esa retórica fue inventada y falsa. Macías no se dio cuenta del problema que tenía entre manos, que era dirigir un país. Está escrito que Macías esperaba recibir el presupuesto nacional de España, a pesar de ser ya el presidente. Llegó un momento en el que le dijeron que eso no era así, que era algo que él debía hacer. Da la impresión de que la dictadura de Macías fue la de un demente. Al principio de su régimen hubo un intento de golpe de Estado. Eso le asustó. Arremetió contra todos los que no estaban en su bando, y empezó a eliminar a gente, obligándola a abandonar el país. Antes de que se encontrara el petróleo, ¿cómo intentaba legitimar Obiang su régimen? ¿Qué retórica empleaba? Recordaba que habíamos estado sometidos al régimen infame de Macías, y que, con el «golpe de la libertad», nos había salvado de la opresión y la miseria. En algunos puntos, el régimen anterior fue peor, por el aislamiento y la cantidad de guineanos que se fueron al extranjero. Con el régimen de Obiang, esa gente pudo volver. Pero muchos de los que regresaron se dieron cuenta de la deriva totalitaria del régimen. No encontraron acomodo, ni siquiera laboral, porque el país estaba prácticamente destruido y las infraestructuras eran mínimas. Yo he visto a Obiang hacer un saque de honor en un estadio enfangado. Cuando tuvo dinero, construyó más de uno. Utilizó el dinero para sacudirse la vergüenza, pero no pensó en lo que sí que hacía falta en el país: hospitales, escuelas. Hay muchos guineanos, los de la incipendiente oposición, que critican que Obiang no haya construido ninguna escuela pública. [Los informes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch denuncian episodios alarmantes de violaciones de derechos humanos en Guinea Ecuatorial. La primera organización detalla los encarcelamientos, «por falsos cargos», de activistas y opositores, o la tortura a la que son sometidos algunos presos, «colgados por los pies», además de casos de «ejecuciones extrajudiciales». La segunda habla de la represión política: «En 2018, Obiang y el Partido Democrático (PDGE), que gobierna el país, consolidaron su monopolio de la vida política, luego de que la justicia disolviera el partido que ocupaba el único escaño opositor entre los 170 que componen el parlamento bicameral». También de corrupción: «El 14 de septiembre [de 2018], Brasil confiscó USD 1,5 millones [de dólares] en efectivo y relojes valuados en USD 15 millones [de dólares] a Teodorín, hijo mayor de Obiang y vicepresidente del país»]. Sí está levantando una nueva capital, Djibloho, en la selva. El régimen construye obras megalómanas. Por ejemplo, arrasaron una selva para crear una nueva capital. No había elementos demográficos que justificaran una ciudad nueva, porque la población no había aumentado. Está situada lejos del mar, de los alimentos básicos, de la maquinaria. Lo lógico sería que la ciudad estuviera al lado del puerto. Pero en la selva, es una idea imposible. ¿Hay escolarización obligatoria? Si preguntas a la gente del régimen, te dirán que todo es gratuito, pero las escuelas públicas que hay en Guinea están en condiciones lamentables. Los colegios no tienen ni baños, hay 50 niños por aula, no hay bibliotecas.. El documental se titula «El escritor de un país sin librerías». En Guinea Ecuatorial, hay fuertes restricciones para acceder a los libros y a la cultura. ¿Cómo se cuenta la historia del país cuando existen esas limitaciones? ¿Qué les enseñan en las escuelas sobre su pasado? En las clases, se habla de realzar la figura del presidente y de su lucha contra el colonialismo. En realidad, lo que pasó en Guinea Ecuatorial fue que, durante mucho tiempo, no había un contenido de la asignatura de Historia definido. Se citaban dos o tres nombres de la época colonial o de gente que dio la cara antes de la independencia. A nosotros, nos enseñaban a condenar el colonialismo y el «apartheid», pero no había un contenido que moviera a la reflexión real sobre ese pasado. Ese conocimiento escueto no se limita a las aulas de Guinea Ecuatorial, sino que también se reproduce en el que se tiene en general, también en España, sobre la excolonia. «Es un país sin turismo, con muy poco acceso a internet. Hice el documental para intentar saber lo que está pasando», recuerda Serena. La huelga de hambre que Ávila Laurel inició en 2011 para protestar contra la situación de su país acaparó los titulares de varios medios, y el escritor publica a menudo en su blog de Frotera Digital. Al año siguiente, la orden de detención de «Teodorín», el hijo de Obiang, emitida por París, por blanqueo de capitales y desvío de fondos públicos, captó de nuevo alguna atención, como luego su condena a tres años de cárcel. Son excepciones en un silencio casi generalizado, apenas interrumpido, que este filme rompe. El escritor de un país sin librerías Director: Marc Serena - España - 2019 - (79')
21-11-2019 | Fuente: abc.es
La UE votará una resolución de urgencia sobre el caso de Ferrer y los DD.HH. en Cuba la próxima semana
«Buenas noticias: mi propuesta de iniciar una resolución de urgencia sobre Cuba ha sido aprobada. El Parlamento Europeo debatirá y votará el próximo jueves 28/11 una resolución sobre el caso de José Daniel Ferrer y la situación de los DDHH en Cuba». Con este tuit la vicepresidenta del Parlamento Europeo encargada para América Latina, Dita Charanzová, anunciaba este jueves que había prosperado la iniciativa de su grupo, Renew Europe, de llevar a la sesión Plenaria ordinaria de la próxima semana una resolución de urgencia sobre el caso del disidente cubano, detenido el pasado 1 de octubre, que durante semanas no había podido ser visitado su familia, que tras la presión internacional tuvo finamente acceso a él el pasado 7 de noviembre. Una visita en la que Ferrer mostró a su esposa y tres de sus hijos las marcas que sobre su cuerpo han dejado las torturas y palizas a las que le está sometiendo el régimen cubano.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Buenas noticias- mi propuesta de iniciar una resolución de urgencia sobre Cuba ha sido aprobada. El Parlamento Europeo debatirá y votará el próximo jueves 28/11 una resolución sobre el caso de José Daniel Ferrer y la situación de los DDHH en Cuba.</p>&mdash; Dita Charanzová (@charanzova) <a href="https://twitter.com/charanzova/status/1197461481136238593?ref_src=twsrc%5Etfw">November 21, 2019</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Hasta el momento, el Parlamento Europeo no había abordado de manera oficial este asunto (al contrario que otras organizaciones como la OEA o la ONU), más allá de dos cartas -la última remitida esta semana-, enviadas por eurodiputados de distintos grupos -Renew Europe, ECR, PPE, e incluso del grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo- pidiendo a la embajadora de Cuba en Bruselas, N orma Goicochea Estenoz, que ante la inexistencia de cargos -en ese momento- contra José Daniel Ferrer se le pusiera en libertad, se le facilitara un abogado, acceso a toda la documentación sobre su caso, además de asistencia médica y que pudiera verle su familia (no lo ha hecho desde el 7 de noviembre). De vital importancia La hermana de Ferrer, Ana Belkis Ferrer, mostraba a Charanzová su agradecimiento tras conocer la noticia sobre la votación la próxima semana: «Muchas gracias por su solidaridad con mi hermano José Daniel Ferrer, es de vital importancia la posición firme de la Unión Europea hacia la dictadura castrista para poder salvar la valiosa y preciada vida de José Daniel a quien están asesinando vil y premeditadamente. Saludos cordiales», expresa en su cuenta de Twitter.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Muchas gracias por su solidaridad con mi hermano <a href="https://twitter.com/jdanielferrer?ref_src=twsrc%5Etfw">@jdanielferrer</a>, es d vital importancia la posición firme d la Unión Europea hacia la dictadura castrista para poder salvar la valiosa y preciada vida de José Daniel a quien están asesinando vil y premeditadamente. Saludos cordiales</p>&mdash; Ana Belkis Ferrer G. (@anabelkisfg) <a href="https://twitter.com/anabelkisfg/status/1197502651187048448?ref_src=twsrc%5Etfw">November 21, 2019</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Dita Charanzová, en declaraciones a ABC, insiste también en ese punto al afirmar que «es importante que el Parlamento Europeo se pronuncie sobre el caso de José Daniel Ferrer, y de forma más general sobre la situación preocupante de derechos humanos hoy en Cuba. Tenemos, como UE, que dejar claro que tomamos en serio los Acuerdos que firmamos y los compromisos asumidos por ambas partes.» La vicepresidenta del Parlamento Europeo encargada América, en una entrevista con este periódico, reconocía hace unos días que la situación de José Daniel Ferrer «es muy grave. No se puede detener a alguien sin que se conozcan las razones para privarle de su libertad. Y las informaciones que recibimos sobre sus condiciones en la cárcel son muy preocupantes». Además, subrayó, refiriéndose al Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación suscrito entre la UE y Cuba en 2016, que «como todos los acuerdos que tiene la Unión Europea, tiene una cláusula democrática, es decir, una provisión para suspender un acuerdo en caso de violaciones de derechos humanos como último recurso. Creo ?puntualiza? que debemos utilizar nuestro Acuerdo con Cuba, no solo como canal de diálogo, pero también si fuese necesario como instrumento de presión».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Mi entrevista sobre la detención arbitraria de <a href="https://twitter.com/jdanielferrer?ref_src=twsrc%5Etfw">@jdanielferrer</a> . Lleva más de un mes detenido sin motivos de arresto. Este tipo de represión política por parte de Cuba vulnera los compromisos en el Acuerdo con la UE de respetar derechos humanos.<a href="https://t.co/YdF2UkPwAE">https://t.co/YdF2UkPwAE</a></p>&mdash; Dita Charanzová (@charanzova) <a href="https://twitter.com/charanzova/status/1196381730023841792?ref_src=twsrc%5Etfw">November 18, 2019</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Asimismo, recordada que «en el acuerdo UE-Cuba, Cuba se comprometió a ?respetar y hacer valer plenamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y promover y proteger los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de todas las personas?». Lo que, en su opinión, no está cumpliendo el Gobierno de Díaz-Canel. «Lo que está sucediendo con Ferrer hasta el momento vulnera este compromiso del acuerdo», concluía. Acusación falsa del régimen La luz verde para que la resolución de urgencia fuera a la sesión plenaria de la semana próxima fue este miércoles, el mismo día que el régimen cubano hizo pública la acusación contra Ferrer a través de su órgano se propaganda, el Granma (aunque el documento oficial tiene fecha del 7 de octubre). En la versión digital del medio oficialista, se desacredita al expreso de conciencia y coordinador de la plataforma Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), al que se le acusa de haber secuestrado a un exmiembro de Unpacu y de haberle dado una paliza junto a otras tres personas. Se trataría de un delito común que el régimen habría construido con pruebas falsas (la propia esposa de la víctima confirmó hace semanas que la declaración de su marido era producto de las presiones del régimen, y que sus lesiones eran consecuencia de un accidente en motocicleta anterior). La ONG Prisoners Defenders ha elaborado un documento, recogiendo toda la información y pruebas que desmontan la falta acusación realizada por el régimen cubano. Un documento elaborado a petición del Comité de Desapariciones Forzosas de la ONU, que hace semanas también reclamó al Gobierno de Díaz-Canel la liberación del activista.
19-11-2019 | Fuente: abc.es
La Unesco, acusada de ofrecer «cobertura» a una fundación de represión política en Arabia Saudí
La organización no gubernamental «Freedom Forward» (FF) acusa a Unesco, la Organización para la cultura de Naciones Unidas, de dar «cobertura» y «respetabilidad» a MISK «una plataforma de propaganda y represión» del régimen de Arabia Saudí. MISK, siglas de la Fundación Filantrópica Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, es oficialmente una fundación sin fin lucrativo, «cuya misión es desarrollar el saber y participar en la autonomía de la juventud saudí». El príncipe heredero de Arabia Saudí es acusado desde hace más de un año de ser el «hombre orquesta» del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul. FF, por su parte, es una organización no gubernamental, con sede en California, especializada en la defensa de los derechos civiles y libertades básicas, defensa y promoción de la juventud en situaciones precarias, amenazada por regímenes totalitarios o iliberales. Sunjeev Bery, director ejecutivo de FF, lleva muchos años denunciando casos de corrupción y «relaciones peligrosas» de la diplomacia norteamericana con dictaduras y regímenes racistas. Bery comenta de este modo las relaciones entre MISK y la UNESCO: «Esa organización saudí es la cobertura de una plataforma de propagada al servicio de Arabia Saudí. Ha sido utilizada para espiar y reprimir a los jóvenes saudíes que han tenido la ?osadía? de expresarse libremente en Twitter y otras redes sociales. Aceptando sus donaciones, ofreciendo su cobertura de institución consagrada a la defensa de la cultura, la Unesco se convierte en cómplice de la represión policial y religiosa del régimen saudí». Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, ex ministra de Cultura del gobierno socialista de François Hollande, ha recibido recientemente y se ha fotografiado en la sede oficial de la Organización con Bader Al-Asaker, secretario general de MISK, amigo personal del príncipe Mohamed bin Salman, presunto «hombre orquesta» del asesinato de Jamal Khashoggi. Según el «Wasington Post», Bader Al-Asaker habría sido identificado como el responsable directo del espionaje y represión policial de los jóvenes y menos jóvenes sauditas que habría «osado» expresar sus críticas contra el régimen religioso ultra ortodoxo de Arabia Saudí. No es la primera vez que la Unesco es acusada de «complicidad» con regímenes iliberales, totalitarios o dictaduras. En el sistema de Naciones Unidas, las democracias liberales son muy minoritarias y los Estados «alérgicos» a la libertad, por razones políticas, religiosas u otras, consiguen imponer sus criterios de relativa frecuencia.
29-10-2019 | Fuente: elpais.com
Decenas de miles de nombres contra el olvido de los crímenes estalinistas
Miles de personas recuerdan en Rusia a las víctimas de la represión política
20-08-2019 | Fuente: abc.es
Putin, a Macron: «No queremos chalecos amarillos en Moscú»
Emmanuel Macron celebró la tarde-noche de este lunes una reunión y cena de trabajo con Vladímir Putin en el Fuerte de Brégançon, intentando desbrozar «malentendidos» sobre las fronteras de Europa y los escenarios de crisis internacional, donde el líder ruso es capaz de movilizar sus ejércitos y el presidente francés intenta oficiar de «intermediario», corriendo el riesgo de la gesticulación. Los portavoces de Macron han presentado la reunión como un ejercicio de «realismo político» («realpolitik»): «Se trata de seguir dialogando, siempre, con un vecino importante». Desde la óptica presidencial francesa, es un nuevo «intento» de «aproximar» a la Rusia de Putin a Europa occidental, el empantanado proyecto de la UE. Ambición de realismo político que choca con los principios básicos donde se funda la diplomacia del mandatario ruso y la diplomacia de Macron. La Rusia de Putin es una «democracia iliberal» en la terminología macroniana, algo que el presidente francés no se atreve a repetir en voz alta ante su invitado. Desde Moscú, el presidente ruso estima que el liberalismo donde se funda la UE «es algo obsoleto». Durante una cena de trabajo con vistas al Mediterráneo, la pareja Macron-Putin abordó las crisis pendientes e inflamables en las fronteras inmediatas y lejanas de la vieja Europa: Ucrania, tensiones «separatistas» en las fronteras rusas, movimientos prorrusos en las mismas fronteras, apoyados militarmente por Moscú. La UE y el G-7 (EE.UU., Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Japón) decidieron «castigar» a Putin tras la anexión militar pura y simple de Crimea en 2014. La UE impuso sanciones a Rusia, de un efecto aparentemente poco disuasivo. El G-7 expulsó a Rusia, que había llegado a integrarse entre los grandes occidentales. Cinco años después? Macron intenta oficiar de «intermediario» entre los aliados occidentales más renuentes al militarismo putiniano. Donald Trump, por el contrario, fue el primero en pedir la «reintegración» de Rusia en un G-7 que Macron reunirá del 24 al 26 de este mes en Biarritz, sin Putin. Por parte rusa, Putin repite de manera diáfana su disposición al recurso a la fuerza militar, siempre que considere «afectados» sus intereses «nacionales» en las fronteras europeas de Rusia. Por parte francesa, Macron deseó insistir en su «esperanza» en un «relanzamiento» de los acuerdos empantanados, traicionados o abandonados, laboriosamente negociados entre ucranianos, alemanes, franceses y rusos. Putin «informó» a Macron de sus conversaciones telefónicas con el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, manifestando un «prudente optimismo». Optimismo por confirmar si se llegase a negociar, más adelante, algún acuerdo que satisfaga a todas las partes, comenzando por el Gobierno ucraniano y los separatistas apoyados militarmente por Moscú. Desde el estallido de la crisis ucraniana en 2014 los enfrentamientos se han cobrado más de 13.000 vidas. Sucesivos altos el fuego no han «apagado» definitivamente un incendio trágico en la frontera este de Europa. Putin acogió con «simpatía» y «comprensión» los intentos macronianos de «buscar soluciones» pacíficas a las tensiones fronterizas que Moscú considera «capitales» para su propia seguridad. Por el contrario, cuando Macron se atrevió a abordar temas «escabrosos» a los postres de una cena «con mucho sabor mediterráneo», como la persecución de homosexuales en Rusia, la represión política o el «intervencionismo» de los hombres de Putin en asuntos internacionales (a través de «agencias de prensa» y medios de intoxicación de masas), el presidente ruso puso la cucharilla de plata sobre su plato de frutas variadas, dejando claro que no aceptaba «lecciones». Recordó las protestas violentas de los «chalecos amarillos», con «decenas de personas fueron heridas y policías también». «No queremos algo parecido en la capital rusa», recalcó. Si el diálogo entre Macron y Putin no podía ir muy lejos en los terrenos europeos, las crisis mediterráneas solo permitieron tímidas convergencias, muy alejadas del poder de Moscú y París en los distintos escenarios en crisis. Discutieron «con franqueza» de la guerra en Siria y las tensiones entre Irán y EE.UU. sobre los acuerdos nucleares multilaterales. De Siria a Irán En Siria y el Mediterráneo oriental, Rusia juega un papel muy importante como aliado militar de Damasco. Palabras muy mayores y cruciales: los militares y la tecnología militar rusa juega un papel determinante en todos los campos de batalla. Se trata de una posición de gran potencia, presta al recurso más implacable de la fuerza armada. ¿Cómo puede influir Francia u otro país europeo en un escenario tan trágico, con el mero uso de la gesticulación verbal, sin apoyo militar? Ante la crisis nuclear entre Washington y Teherán, París cuenta con el apoyo de Berlín y Londres, con un éxito todavía desconocido. La gesticulación no siempre verbal de Teherán en el golfo Pérsico, en el estrecho de Ormuz, recuerda a todas las partes el «techo» de la retórica diplomática y la importancia muy mayor de los «gestos» marciales de la más diversa envergadura. Voluntarista y siempre optimista, Macron se consideró «satisfecho» de su diálogo con Putin, el primer encuentro de una serie, que continuará con Boris Johnson, el jueves, antes del G-7 del próximo fin de semana, en Biarritz.?
1