Infortelecom

Noticias de relaciones internacionales

08-05-2016 | Fuente: abc.es
Corea del Norte se enroca en su desafío nuclear al mundo entero
El histórico Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, que se celebra estos días a puerta cerrada en Pyongyang, reafirmará el poder de su joven caudillo, Kim Jong-un, y continuará su desafío nuclear a Occidente. Así lo indica su discurso de apertura del viernes, que alardeó de sus «espectaculares éxitos» tras la prueba de una bomba de hidrógeno en enero y el lanzamiento en febrero de un misil de largo alcance, camuflado bajo la puesta en órbita de un satélite espacial. «El énfasis de Kim Jong-un en los logros nucleares y militares hizo su alocución más beligerante de lo que esperaban la mayoría de los observadores surcoreanos», analiza para ABC desde Seúl Brian Myers, experto en la propaganda del régimen estalinista de Pyongyang. A su juicio, «esto indica que no hay un gran cambio de rumbo a la vista» en el programa militar de Corea del Norte, que ha llevado a cabo ya dos ensayos atómicos desde que Kim Jong-un sucedió a su padre, el «Querido Líder» Kim Jong-il, tras su muerte en diciembre de 2011. Alimentando las sospechas de las últimas semanas, el respetado portal de internet «38 North» alertó este sábado de que Pyongyang estaría preparando una nueva prueba nuclear «en un futuro cercano». Para ello, se basa en las imágenes tomadas por satélite el pasado martes en el silo de Punggye-ri, escenario de ensayos anteriores. Al parecer, la actividad general allí sigue siendo todavía baja pero ha aumentado el número de vehículos militares. Aunque los analistas y servicios de inteligencia descartan una prueba nuclear durante el Congreso del Partido, un evento festivo para los norcoreanos, creen probable que tenga lugar antes de finales de año. «Si hay un nuevo ensayo atómico, será el siguiente paso lógico dentro del programa armamentístico de Corea del Norte, cuyo objetivo último es forzar la retirada de las tropas de Estados Unidos de Corea del Sur y reunificar la península. Sería un error considerarlo una estratagema de la propaganda, cuando quiera que ocurra», advierte Myers. «En Corea del Sur ha crecido la corriente a favor de dotarse de armas nucleares. Si sigue la tensión, puede haber una catástrofe» Además de en Corea del Sur, EE.UU. y Japón, esta posibilidad es contemplada con preocupación por China, que es un aliado histórico de Pyongyang pero se ha sumado al endurecimiento de las sanciones de la ONU tras sus últimas provocaciones. «La situación en la Península Coreana es complicada, agresiva y peligrosa», definía en un reciente encuentro con periodistas en Pekín Li Jun, analista del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China. En su opinión, «la confrontación regional ha aumentado y en Corea del Sur ha crecido la corriente a favor de dotarse de armas nucleares. Si sigue la tensión, puede haber una catástrofe». Para el régimen de Pekín, el problema no consiste solo en tolerar las bravuconadas de Kim Jong-un y temer una avalancha de hambrientos refugiados norcoreanos en su frontera, sino también en contener la presencia geoestratégica y militar de Estados Unidos en Asia. De hecho, el escudo antimisiles que Washington y Seúl se han planteado para defenderse de un hipotético ataque de Corea del Norte perjudica también la capacidad militar de China, que no ejerce tanta influencia sobre Pyongyang como en ocasiones se piensa. «Podemos hacer sugerencias, pero Corea del Norte decide de forma independiente», aclara Hu Jiping, vicepresidente del citado instituto chino. Además, reconoce que la ejecución en 2013 de Jang Song-thaek, número dos del régimen norcoreano y tío de Kim Jong-un, afectó a los lazos con China porque era el responsable de las relaciones económicas entre ambos países. Desarrollo económico De forma paralela a su programa nuclear, Pyongyang se ha propuesto seguir impulsando el desarrollo económico, que ha provocado una progresiva mejora de la situación en el país, uno de los más pobres y aislados del mundo. Así lo prevé la agenda del Congreso, de la que se ayer se conocieron algunos detalles más dentro del habitual hermetismo del régimen. Tal y como informó la agencia estatal de noticias KCNA, este cónclave, que no se reunía desde 1980, revisará las normas del Partido y reelegirá a Kim Jong-un como su líder supremo para encumbrar aún más su figura. «Más que aprobar cambios económicos sobre la reforma y el desarrollo, el Congreso de este año será una oportunidad para que el Partido revisite los preceptos de los anteriores Kim con el fin de proteger el poder del régimen», comenta desde Seúl Jang Jin-sung, antiguo responsable de la propaganda que fue poeta del «Querido Líder» y huyó a Corea del Sur en 2004. A su juicio, el objetivo de este cónclave es «fortalecer la posición de Kim Jong-un, pero también del Departamento de Organización y Guía, donde reside el auténtico poder». Como Jang Jin-sung sostiene que «un relevo hereditario de poder tiene lugar también entre la élite», prevé que «una nueva clase de funcionarios privilegiados emergerá tras el Congreso». Aunque los norcoreanos desconocen los asuntos que se tratan en dicho cónclave, se muestran entusiasmados con Kim Jong-un y en Pyongyang se prepara un desfile para celebrar su conclusión.?
02-05-2016 | Fuente: abc.es
Amistades personales y raíces históricas, las bases de las relaciones entre los líderes mundiales
El encuentro informal entre mandatarios celebrado el pasado lunes en la ciudad alemana Hannover reunió, por iniciativa de la canciller Angela Merkel, al presidente estadounidense Barack Obama, al primer ministro británico David Cameron y al italiano Matteo Renzi. Los gestos entre líderes, que con frecuencia miden la temperatura de sus relaciones, fueron analizados con detalle. Sobre todo los guiños que Obama brindó a Merkel, a quien aplaudió su posición en la crisis de los refugiados y llegó a calificar de su «socio más importante». Y eso por no mencionar sus declaraciones al diario «Bild», donde habló de ella como una «amiga» que le sirve de «fuente de inspiración». El afecto mostrado por Obama hacia Merkel no solo supone un giro en la política exterior estadounidense, sino la prueba de que las filias y fobias de los mandatarios modifican las relaciones que entablan con sus homólogos. Cariño que no siempre es resultado de estrategias premeditadas, sino de simples afinidades propias. O de herencias históricas. Una combinación de ambas dibuja el mapa de las relaciones internacionales, donde los líderes políticos, que no son sus únicos actores, juegan un rol clave. Las anécdotas históricas hablan por sí mismas. Ni siquiera durante la Guerra Fría, cuando la oposición entre capitalismo y comunismo marcó el ritmo de las relaciones internacionales, la política tuvo la última palabra. El factor humano también intervino. En su obra «La Guerra Fría», el historiador John Lewis Gaddis recuerda la simpatía que Nikita Kruschev, dirigente de la Unión Soviética entre 1956 y 1964, mostró a su manera por el senador estadounidense Hubert Humphrey: «Se detuvo para preguntar de dónde era su invitado. Cuando éste señaló Minneapolis en el mapa, Kruschev trazó un círculo con un gran lápiz azul y dijo: 'No olvidaré ordenar que los misiles dejen a salvo esa ciudad'». El final de la Guerra Fría terminó con la lógica de amigos de Washington enfrentados a aliados de Moscú, aunque algunos investigadores ahora lo cuestionan. En marzo de 2014, el historiador ruso Dmitri Trenin sugirió en un artículo titulado «Bienvenido a la Segunda Guerra Fría», publicado en la revista «Foreign Policy» y fechado en octubre de 2014, que en realidad conflictos como el abierto en Ucrania permiten afirmar que la vieja confrontación regresa para quedarse. Y pese a los reproches que pueda tener su postura, lo cierto es que los leales al presidente Barack Obama no suelen coincidir con los del ruso Vladímir Putin. Washington, un amigo histórico La relación de Estados Unidos con los países que componen la Unión Europea ha estado marcada por los vaivenes históricos. Washington comparte con Bruselas una cultura basada en la democracia y el libre mercado, aunque l os vínculos con los países europeos varían tanto como el propio mosaico que supone el continente. El encuentro entre Obama y la canciller alemana Angela Merkel se saldó con un intercambio de halagos mutuo, gesto que posee un significado que va más allá del simple agasajo. Como recordó Rosalía Sánchez, corresponsal en Berlín de ABC, la buena sintonía entre ambos líderes ensombrece la «relación especial» de Washington con Londres, asentada en la primera mitad del siglo XX. «Cada vez que tengamos que decidir entre Europa y el mar abierto, siempre elegiremos el mar abierto. Cada vez que tenga que elegir entre usted y Roosevelt, siempre elegiré a Roosevelt», indicó el primer ministro británico Winston Churchill al general francés Charles de Gaulle días antes del Desembarco del Normandía, operación militar iniciada el 6 de junio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. El madantario inglés mostró así su impaciencia ante la actitud del francés. Un enfado compartido por el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, que rechazaba al galo y «su gobierno provisional» para Francia. De Gaulle tomó nota. El futuro presidente de la República francesa siempre mostró un antiamericanismo combinado con sus recelos frente a Londres: hasta en dos ocasiones, en 1963 y 1967, vetó la entrada de Reino Unido a la entonces llamada Comunidad Europea. Diferente fue su trato con Bonn. La construcción de las instituciones europeas permitió que los dos enemigos tradicionales, enfrentados durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, se diesen literalmente la mano. En enero de 1963, la firma del Tratado del Elíseo entre De Gaulle y el canciller de la República Federal de Alemania, Konrad Adenauer, asentó la base de una colaboración que todavía continúa, ahora encarnada por François Hollande y Angela Merkel. Los lazos entre estadounidenses y alemanes fueron de otro tipo. Washington se involucró tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial del lado de los aliados, con Berlín como enemigo a batir. La Guerra Fría cambió las cosas, con una Alemania dividida en dos. El discurso del presidente Kennedy en junio de 1963 y el de Reagan en junio de 1987, cuando ambos mandatarios criticaron el Muro de Berlín y pidieron su desaparición, marcaron hitos simbólicos en la amistad con la República Federal de Alemania, la mitad occidental, democrática y practicante del libre mercado. Los piropos de Obama a Merkel, junto a la apuesta del actual mandatario estadounidense por la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, simbolizan un paso adelante por parte de la Casa Blanca. Su apuesta ya no se centra tanto en Londres, sino en Bruselas. Putin, amigos variopintos Una mezcla de afinidades personales y puro pragmatismo ha definido la política exterior de Moscú durante estos años. Putin alcanzó la presidencia de Rusia en diciembre de 1999, y desde entonces entabló un rosario de amistades de lo más variado: partidos de extrema derecha europeos, popes de la nueva izquierda latinoamericana o el controvertido Silvio Berlusconi, ex primer ministro italiano, se encuentran entre sus aliados. «Putin se mueve por sus intereses, que más que intereses positivos son negativos, ya que están de acuerdo en lo que no les gusta», recuerda Nicolás de Pedro, investigador del laboratorio de ideas CIDOB. Un «sustrato común» que muchas veces brota de su rechazo a las políticas de Estados Unidos. El factor ideológico ocupa un segundo plano, lejos de su protagonismo durante la Guerra Fría. «Rusia Unida es un partido del presidente Putin y su ideología es el poder, aunque se presenta como una formación conservadora con la idea de la defensa de los valores tradicionales rusos», añade el especialista. Putin y su proximidad con partidos de extrema derecha como el húngaro Jobbik o el búlgaro Ataka se alimenta precisamente de «la perspectiva de la agenda ultraconservadora, con una Europa decadente sin valores y que encuentran una fuente de inspiración en Putin», sostiene De Pedro. Una cercanía curiosa, dado que tanto Hungría como Bulgaria formaron parte de las denominadas «democracias populares», dictaduras comunistas que gravitaron en torno a Moscú durante la Guerra Fría. Ese periodo, firmemente rechazado por las citadas formaciones, no goza del mismo desdén por parte de Putin. El mandatario ha utilizado el pasado soviético como un argumento más de su discurso nacionalista, recordando su carácer de superpotencia militar e industrial y omitiendo la ausencia de libertades u otros aspectos más polémicos. El coqueteo con la extrema derecha no ha sido óbice para el acercamiento ruso a la izquierda latinoamericana. Putin siempre mantuvo buenas relaciones con el presidente venezolano Hugo Chávez, a quien llegó a calificar de «amigo íntimo de Rusia», o con la argentina Cristina Kirchner. Los vínculos se basaron de nuevo en la «confrontación con Estados Unidos», aunque no solo el interés ha establecido las amistades del mandatario. En el caso de Silvio Berlusconi, fue «la simpatía y la amistad» y la «afinidad personal entre ellos», como recuerda De Pedro. El mundo ha cambiado tras la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética. Los esquemas de alianzas ya no funcionan por un criterio ideológico. Pero ciertos vicios de la confrontación de entonces, aliñados con las simpatías humanas que los líderes manifiestan, prosiguen.
29-03-2016 | Fuente: abc.es
Caucus «made in Spain»: ¿sería viable España con 17 sistemas electorales, uno por comunidad?
Estados Unidos es la nación de las grandes ideas. Exportaron al mundo desde la producción en cadena «fordista» a la hamburguesa Big Mac, utilizada incluso por la prestigiosa revista británica «The Economist» como vara de medir para comparar el poder adquisitivo de los territorios donde se extiende el imperio McDonald's. Los norteamericanos también idearon el Black Friday o el Cyber Monday para los días de consumo a lo grande. En cambio, en política todavía se resiste esta exportación masiva más allá de las técnicas de campaña y el marketing de sus candidatos. A la elección del presidente de Estados Unidos se le llama carrera por la Casa Blanca, que dura casi un año y es uno de los procesos más largos y caros del mundo. Es algo único. Este 15 marzo se celebra el tercer Supermartes, donde cinco estados y un territorio de la nación eligen los delegados de Partido Demócrata y Republicano. Hillary Clinton y Donald Trump lideran de momento la carrera de estos partidos, respectivamente. Florida, Illinois y Ohio son los más decisivos de esta jornada, aunque todavía falta para que los dos favoritos consigan la mayoría absoluta en las primarias y se acabe el show al menos hasta el 8 de noviembre de 2016, cuando tendrán lugar las 58as elecciones presidenciales. ¿Podría importarse el sistema estadounidense? La carrera electoral estadounidense tiene tres grandes etapas. Desde febrero hasta julio los partidos eligen a su candidato y se hace por estados. El sistema electoral de Estados Unidos es indirecto: el presidente y vicepresidente son elegidos por un Colegio Electoral, configurado por lo que votan los ciudadanos. «Estados Unidos no tiene como tal un sistema electoral sino 50, uno por cada estado», explica a ABC Jordi Rodríguez Virgili, profesor de Comunicación Política de la Universidad de Navarra y experto en política estadounidense. Ahora mismo, por los republicanos, Trump tiene 460 delegados, por 370 de Cruz, 163 de Rubio y 63 de Kasich. Por el lado demócrata, Clinton ha conseguido 1.235, contando con los superdelegados o altos cargos del partido, mientras que Sanders se queda de momento con 580. El candidato republicano necesitaría hasta 1.237 para la nominación y el demócrata 2.283. En Ohio puede ganar su actual gobernador, John Kasich, por el Partido Republicano. Apoyado por el progresista «The NY Times», el más moderado en liza está a la cola de la carrera republicana, pero es el claro favorito para conquistar este estado, que es el espejo ideal electoral y social del país. Desde las presidenciales de 1964, quien vence en Ohio acaba siendo presidente de Estados Unidos. En España, un grupo de once sociólogos y politólogos ha encontrado su propio Ohio en España con «Aragón es nuestro Ohio» (Malpaso ediciones), puesto que quien vence en esta comunidad, llega a La Moncloa desde 1977. WIKIPEDIA La segunda fase ya sería la campaña electoral propiamente dicha en la que los estadounidenses votan por los electores o compromisarios que los representarán en el Colegio Electoral. Este órgano lo componen 538 electores, por lo que se necesita una mayoría de 270 votos para ganar los comicios. Cada estado y el Distrito de Columbia tienen representación en el Colegio Electoral. La mayoría de los estados tiene un sistema en el que el ganador se lleva el total de los electores, sin importar la diferencia por la que se imponga. Maine y Nebraska tienen un sistema de representación proporcional. Esta elección tendrá lugar el martes siguiente al primer lunes de noviembre (el 8). «Es el día que todos votan y no es directa, sino que votan a estos 538 compromisarios», agrega el profesor. Concluidas las elecciones, los electores se reunirán el primer lunes, después del segundo miércoles de diciembre en cada estado (19 de diciembre) para votar al presidente y vicepresidente. El diputado del Congreso por Murcia Teodoro García Egea analizó hace dos meses en ABC qué hubiese ocurrido si España hubiera elegido el pasado 20 diciembre a su presidente con el sistema electoral estadounidense. El reparto que dibujó fue el siguiente: PP: 242 PSOE: 43 PODEMOS: 45 Convergencia: 10 PNV: 8 Como se ha visto con los cálculos por el sistema mayoritario, el Partido Popular habría ganado de calle las elecciones, con Podemos segundo por haber sido primera fuerza en Cataluña. «No tiene mucho sentido importar este sistema, puesto que hay peticiones para una mayor proporcionalidad no hacia un sistema mayoritario. Es muy distinto. Y el sistema norteamericano tiene esa lógica por el tamaño del país», explica Virgili. El reputado instituto Pew Research Center destaca que la participación en las últimas presidenciales estadounidenses fue una de las más bajas de los países de la OCDE con un 53,6%, es decir 129 millones de votantes de un total de 241. Muy lejos del 87,2% belga y el 82,6% de Suecia. En España fue del 73% el pasado 20 de diciembre. «La participación en Estados Unidos es muy baja. Se explica porque votan un martes, que no es fiesta, tienen que registrarse y en cada estado normalmente se sabe quién va a ganar: si en California lo sondeos apuntan a una victoria aplastante de los demócratas, para qué van a hacer el esfuerzo los republicanos de ir a votar», argumenta el profesor de la Universidad de Navarra. El histórico de voto es relativo, están los estados cambiantes y los que han votado siempre lo mismo. En España ayudaría a desincentivar el voto, dada la larga carrera electoral que empezaría por las primarias de cada partido. «Luego hay muchas peculiaridades como que ni los delegados ni compromisarios tienen el voto vinculado. Es decir, si Trump no llega a la convención de julio con mayoría absoluta, los representantes de los rivales pueden ponerse en su contra», agrega. En la historia del país sólo 10 compromisarios han sido desleales, cambiando los votos de su partido y la decisión popular del estado. Sin embargo, la situación nunca modificó el resultado de una elección, según recoge la Guía Práctica de las elecciones de EE.UU. 2016, de The Hispanic Council. De esta forma, que los tuyos vayan a votar es un factor decisivo en Estados Unidos. «Es muy importante la movilización. Las de Bush y Obama fueron campañas de mucha persuasión y movilización. Trump atrae el voto del cabreo, del anti establishment, de blancos que han perdido trabajos por la globalización», subraya Virgili. En los últimos años ha habido varias oleadas de intentar cambiar el sistema electoral para hacerlo más proporcional y sobre todo más accesible a todos. Las últimas de Obama estuvieron marcadas por las protestas en contra de las trabas en los estados republicanos para el registro. «Muchos latinos tienen dos y hasta tres trabajos así que cumplir los requisitos del registro es muy difícil, por ello, aunque el voto latino es decisivo, este no alcanza a la gran mayoría de esta minoría». No hay un voto latino homogéneo, el cubano tradicionalmente ha sido más conservador que el mexicano. «Sería muy costoso» Si cada comunidad autónoma pudiera elegir por asambleas entre vecinos (caucus), donde el voto no es secreto, o primarias organizadas por cada partido «se ganaría en democracía interna. Pero sería muy costoso por cada región. Serían entonces primarias abiertas pero con registro de cada votante y a qué partido es afín. Podrían votar no solo afiliados, sino simpatizantes e incluso votantes de otro partido», apunta. Para Rubén Herrero, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense, «el proceso norteamericano es más transparente y el electorado participa realmente en los procesos electorales que afectan a sus principales cargos públicos. Los elegidos defienden constantemente su cargo. En España no hay cultura de participación (involucrarse, donar, etc) pero podría hacerse cambiando la ley electoral, algo impensable, en tal dirección hoy en día». El sistema estadounidense se complicaría aún más en caso de que a las presidenciales llegaran tres candidatos con opciones reales de victoria y no dos como ocurre normalmente. Se ha especulado durante meses la candidatura independiente del exalcalde de Nueva York y empresario Michael Bloomberg «para hacer frente a dos candidatos extremistas» como serían Trump y Sanders. Finalmente se ha retirado por temor a quitarle voto al candidato moderado, en este caso Clinton. ¿Qué ocurre si ninguno consigue los 270 compromisarios necesarios? Se pasa a la elección subsidiaria del presidente, en la que la Cámara baja estadounidense (Representantes) elige al presidente entre los tres más votados (en esta hipotético caso Clinton, Trump y Bloomberg). Pero sería por cada estado y en el que todos los representantes tienen que optar por un solo candidato. En 1992, otro magnate, Ross Perot, se presentó y terminó tercero con un 20%, aunque no obtuvo ningún compromisario porque no ganó en ningún estado.
01-03-2016 | Fuente: abc.es
Macri se compromete a «grandes reformas» ante el Parlamento argentino
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, cumplió con las expectativas. Describió el Estado de la Nación recibido con crudeza: Una herencia cuajada de ?despilfarro y corrupción en todas las áreas?. Abordó el problema más acuciante para los ciudadanos, ?una inflación del 700 por ciento? acumulada en la última década que confía resolver (hoy está en torno al 30 por ciento) y planteó soluciones, ?grandes transformaciones? sobre las que prometió ?no mentir?. Dicho esto, advirtió que no se hacen ?de un día para otro? y anticipó una reforma del Estado con cambios, entre otros, en la Justicia, el sistema electoral, educación y seguridad. Mauricio Macri, aclamado por la mayoría del Congreso y silbado por el reducto ?kirchnerista? que queda en el hemiciclo, inauguró con un discurso de Estado, (?sin resentimiento y sin rencores?, dijo), pero con honestidad contundente, el periodo de sesiones legislativo. Anunció la ?eliminación del IVA para los productos de la canasta básica de alimentos?, prometió inversiones para la creación de empleo y reiteró sus tres objetivos primordiales: hambre cero, terminar con el narcotráfico y unir a los argentinos. En su intervención, interrumpida en varias ocasiones pero con una solemnidad desconocida en los últimos doce años, aprovechó para pedir la colaboración de todos los partidos y la derogación de las leyes que permitan al país salir ?del default? (suspensión de pagos) tras el acuerdo alcanzado con los fondos de inversión esta semana. ?Dependerá de este Congreso?, lograrlo advirtió consciente de que su coalición, Cambiemos, no tiene mayoría en las Cámaras. ?Este país lo sacamos adelante todos juntos o no lo hace nadie,? reiteró en diversas ocasiones. Las duda sobre si Macri metería el bisturí a fondo en el ?diagnóstico?. como se refirió a la herencia, quedaron despejada en la primera mitad de un discurso donde describió ?un Estado con poca o nula capacidad para resolver sus obligaciones?, la permanente "desidia, incompetencia o complicidad" con "aviones que no vuelan", "rutas de la muerte" y una "decadencia en infraestructuras" injustificable con los ingresos que tuvo el Estado. Recuperar peso El prssidente que apenas lleva en ejercicio tres meses arrojó una secuencia de datos que dibujaban un cuadro de situación con reservas mínimas y derribó el mito del "modelo de inclusión" del que presumía su antecesora Cristina Fernández. ?Pagamos más impuestos que en la década de los noventa? observó al referirse a ?694.00 millones de USA? recaudados por lo que el kirchnerismo considera la ?década ganada?. Todo ello, insistió,pese a disponer de ?más recursos? y aún así, no se tradujo en bienestar ?ni mejoras? ya que el gasto fue mayúsculo como ?la emisión de moneda?. ?Irresponsabilidad, incompetencia? y términos similares acompañaron el discurso de Macri que erizó a los diputados kirchneristas y provocó ovaciones cerradas entre sus filas, ?Sí, se puede?, clamaba el resto del hemiciclo. Mauricio Macri, en la segunda parte de su intervención, desgranó su plan de Gobierno y sus logros en este breve espacio de tiempo en materia internacional (volvieron las visitas de presidentes y las relaciones internacionales cordiales). Asimismo propuso reformar el Código Penal para combatir el narcotráfico, fortalecer la Justicia para luchar contra la corrupción, ?fortalecer su independencia? y transformar el obsoleto y susceptible de diferentes fraudes, sistema de votación. En ese ámbito, planteó unificar todas las elecciones para evitar que los argentinas se pasan el día en las urnas entre elecciones provinciales, municipales y naciones.
19-02-2016 | Fuente: abc.es
Jorge de Habsburgo: «Tenemos que proteger mejor las fronteras de la Unión Europea»
La mesa redonda «Europa ante el reto de las migraciones» celebrada este miércoles en Madrid contó con la presencia de Ramón Pérez-Maura, presidente del Comité Español por la Unión Paneuropea, y con otros especialistas que debatieron sobre la crisis de los refugiados que actualmente padece el Viejo Continente. Jorge de Habsburgo, expresidente de la Cruz Roja de Hungría, recordó que la gestión del problema migratorio pasa por «proteger un poco más las fronteras de la Unión Europea», además de «encontrar más dinero para los refugiados que están saliendo de Siria» por la guerra. Una medida que mejoraría la situación en Turquía, Jordania o Líbano, países «cercanos» que les ofrecen la posibilidad «de regresar cuando cambie la situación». Miedos históricos Jorge de Habsburgo también recordó el peligroso auge del nacionalismo en Europa, origen de la Primera Guerra Mundial. En esa línea, el director del Grado en Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco de Vitoria, Florentino Portero, reivindicó el espíritu «paneuropeo» que nació tras el conflicto para «superar divisiones». La mala gestión de la crisis migratoria puede malograrlo, despertando «tendencias nacionalistas», añadió. Hermann Tertsch, columnista de ABC, advirtió sobre los «indicios» que apuntan «a una Unión Europea en descomposición», proceso acelerado por «la inmigración» y posible antesala de una «crisis general». Una situación agravada por «un momento muy delicado internacionalmente».
18-02-2016 | Fuente: abc.es
Jorge de Habsburgo: «Tenemos que proteger mejor las fronteras de la Unión Europea»
La mesa redonda «Europa ante el reto de las migraciones» celebrada este miércoles en Madrid contó con la presencia de Ramón Pérez-Maura, presidente del Comité Español por la Unión Paneuropea, y con otros especialistas que debatieron sobre la crisis de los refugiados que actualmente padece el Viejo Continente. Jorge de Habsburgo, expresidente de la Cruz Roja de Hungría, recordó que la gestión del problema migratorio pasa por «proteger un poco más las fronteras de la Unión Europea», además de «encontrar más dinero para los refugiados que están saliendo de Siria» por la guerra. Una medida que mejoraría la situación en Turquía, Jordania o Líbano, países «cercanos» que les ofrecen la posibilidad «de regresar cuando cambie la situación». Miedos históricos Jorge de Habsburgo también recordó el peligroso auge del nacionalismo en Europa, origen de la Primera Guerra Mundial. En esa línea, el director del Grado en Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco de Vitoria, Florentino Portero, reivindicó el espíritu «paneuropeo» que nació tras el conflicto para «superar divisiones». La mala gestión de la crisis migratoria puede malograrlo, despertando «tendencias nacionalistas», añadió. Hermann Tertsch, columnista de ABC, advirtió sobre los «indicios» que apuntan «a una Unión Europea en descomposición», proceso acelerado por «la inmigración» y posible antesala de una «crisis general». Una situación agravada por «un momento muy delicado internacionalmente».
09-02-2016 | Fuente: abc.es
Tras 20 años preso en Israel, un palestino abre en Gaza la primera escuela de hebreo
Ahmed Alfalit, antiguo miembro de Hamás que pasó veinte años en una cárcel israelí, ha encontrado su peculiar destino enseñando la lengua del enemigo en Gaza, donde ha fundado la primera escuela de hebreo que ha seducido a cientos de estudiantes. Aunque ha tenido que afrontar las sospechas y críticas por diseminar entre la población el idioma del ocupante, este ex preso palestino resume con una frase sus 45 años de vida: «La autodeterminación es la manera en la que consigo mis sueños». En octubre de 2011 y gracias al acuerdo de canje de prisioneros entre Israel y el movimiento islamista Hamás, 1.027 palestinos fueron excarcelados a cambio de la puesta en libertad del soldado israelí Guilad Shalit, momento en el que Alfalit abandonó la prisión en la que había pasado dos décadas. Durante su estancia tras las rejas estudió Relaciones Internacionales a distancia en la Universidad Hebrea y, una vez en libertad, comenzó a dar clases de hebreo a pequeños grupos hasta que fundó el «Centro Nafha para Estudios de Prisioneros y Asuntos Israelíes», primera institución de este tipo en Gaza, que lleva el nombre de la prisión del sur de Israel donde permaneció encarcelado. Este intrépido profesor tuvo que afrontar el rechazo y las sospechas de los vecinos mientras luchaba por sacar adelante su sueño de montar una academia para la enseñanza del hebreo. «Un día, un académico de Gaza me acusó de colaborar en la difusión de la cultura y el lenguaje israelíes y facilitar el reclutamiento de agentes (denominados por los palestinos 'colaboradores' y acusados de traición) y de ayudarles así a contactar con los servicios de inteligencia israelíes», explicó a Efe. Él rechaza de plano las acusaciones En un primer momento, relata, eran pocos los interesados «pero al final, todo el mundo entendió la importancia de aprender hebreo». Una de las alumnas aventajadas es Dima Ahmed, de 29 años, que gracias a sus clases se ha convertido en la «primera reportera» que informa en hebreo desde Gaza. En su cuenta de Facebook, esta palestina describe que «un profesor único no es aquel que solo educa o premia a los estudiantes, sino quien logra que éstos superen el curso y sean apasionados». Ahmed ha logrado hacer llegar sus informaciones al público israelí, lo que en al menos una ocasión le ha valido los insultos de un soldado israelí que compartió uno de sus vídeo en una red social acompañado por palabras obscenas. «A pesar de los insultos, estoy muy orgullosa de mí misma porque significa que mi mensaje llega y que he mostrado la auténtica cara de esos ocupantes rencorosos», afirma. Abdul Wahab Qatrawi, de 27 años, que se ha convertido gracias al hebreo en especialista en asuntos israelíes y colabora con varias televisiones árabes, defiende sin tapujos la importancia que tiene para los palestinos aprender hebreo. «Quienes tengan verdadero interés en nuestra causa, tanto reporteros, académicos o políticos, en Palestina en general, como en Gaza en particular, deben aprender hebreo para comprender a la sociedad y al gobierno de Israel a fin de poder vencer en el conflicto», argumenta. «Uno debe entender cómo piensa el enemigo y uno de los primeros pasos es aprender su lengua», sentencia este joven, para quien lo interesante de conocer el idioma es descifrar la dinámica de los medios de comunicación israelíes y aprender a leerlos entre líneas. En una Gaza bajo bloqueo israelí desde 2007, explica que aprender hebreo no es una excentricidad, sino un deber. «Independientemente de cuál sea tu ideología o cómo te enfrentas al ocupante, debes aprender su lengua en primer lugar, así enseño a los estudiantes sea cual sea la razón que tengan para estudiar hebreo», relata el profesor. De momento, han pasado por su centro más de 2.000 alumnos, que en su mayoría logran chapurrear el idioma en tan sólo cuatro meses en unos cursos intensivos de 140 horas, a los que se suman otros de 40 para la formación de profesores de hebreo. «Agradezco a dios este logro y sueño con expandir el negocio y centrarme ahora en cursos especializados para niños», concluye Alfalit, quien espera abrir un campamento infantil de lengua hebrea próximo verano en la Franja.
09-02-2016 | Fuente: abc.es
China teme un escudo antimisiles de EE.UU. sobre Corea del Norte
China puede acabar pagando los platos rotos por las provocaciones de Corea del Norte, que el domingo volvió a violar las resoluciones de la ONU y disparó un cohete que podría servir para probar un misil de largo alcance. Justo después del lanzamiento, que el régimen del joven dictador Kim Jong-un justificó por la puesta en órbita de un satélite espacial, Corea del Sur y Estados Unidos anunciaron que estaban estudiando desplegar «a la mayor brevedad posible» un escudo antimisiles para protegerse de la amenaza norcoreana. Debido a la cercanía, dicho escudo también afectaría a China, que podría encontrarse a sus puertas con un arma defensiva capaz de anular sus misiles. Este sistema, construido por Lockheed Martin y formado por baterías defensivas contra misiles que asciendan a una elevada altitud, está diseñado para interceptar y destruir dichos proyectiles dentro o fuera de la atmósfera en la última fase de su vuelo. Conocidos en la jerga militar por el acrónimo en inglés THAAD (Terminal High Altitude Area Defense), tales escudos han sido efectivos contra misiles de rango corto y medio y uno de ellos fue desplegado en la isla estadounidense de Guam en 2013, durante la última escalada de la tensión con Corea del Norte. Críticas a EE.UU. Por ese motivo, el autoritario régimen de Pekín se apresuró a criticar las intenciones de EE.UU. y Corea del Sur nada más anunciarse. «China mantiene una postura clara en la cuestión de los antimisiles: en busca de su propia seguridad, un país no debería minar los intereses de los demás», advirtió la portavoz de Exteriores, Hua Chunying, el domingo. Siguiendo las directrices de la propaganda, los medios oficiales cargaron ayer contra la idea. El periódico «Global Times», altavoz del Partido Comunista, denunció en un editorial que «los expertos militares creen que, una vez instalado el escudo, los misiles chinos también será objeto de su vigilancia, lo que pondrá en peligro la seguridad nacional». Por su parte, la agencia estatal Xinhua advirtió en otra tribuna de opinión de que dicho escudo «probablemente desencadenaría una escalada regional de la tensión y provocaría un círculo vicioso, irritando a Corea del Norte, que ya se siente insegura con las políticas hostiles de EE.UU.». Además, Xinhua recordó que «China y Rusia han dejado muy claro que se oponen al despliegue de este sistema defensivo», por lo que «sería insensato que EE.UU. actuara arbitrariamente a pesar de la oposición internacional solo para llevar a cabo su estrategia como eje de Asia». Aunque el Gobierno surcoreano se mostraba reticente a este escudo antimisiles para no airar a China, su principal socio comercial, el último cohete disparado por el régimen estalinista de Pyongyang puede haber terminado de convencer a la presidenta Park Geun-hye. «Habrá reacciones emocionales y una de ellas será reforzar el sistema de defensa de Corea del Sur. En abril hay elecciones parlamentarias y ganarán los conservadores por mayoría, lo que facilitará el escudo antimisiles. A China no le gustará, pero no podrá hacer nada», analiza para ABC Daniel Pinkston, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Troy en Seúl. Según Reuters, Corea del Sur ya ha encontrado un emplazamiento para el escudo antimisiles y EE.UU. podría traer desde su base de Fort Bliss (Texas) una de sus cuatro baterías, que está lista para desplegarse en el extranjero en semanas. Elevando aún más la tensión, una patrullera norcoreana traspasó ayer la frontera marítima con el Sur, que Pyongyang no reconoce. Para obligarla a darse la vuelta, la Armada surcoreana efectuó cinco disparos de advertencia. Regresó, pero las espadas siguen en alto.
16-01-2016 | Fuente: abc.es
Taiwán elige a la independentista Tsai Ing-Wen como primera presidenta en la historia del país
Taiwán ha elegido a la candidata del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), Tsai Ing-wen, como la primera presidenta de su historia y ha dado a ese partido la mayoría parlamentaria, en busca del cambio y sin temor a la oposición china. Tsai ha obtenido el 56,2% de los votos, frente al 31% para Chu, del gobernante Partido Kuomintang (KMT), en unos comicios con la más baja participación histórica, el 66,13%, anunció hoy la Comisión Central Electoral de la isla. Además, el PDP también ha logrado la mayoría absoluta en el Parlamento, al conseguir 67 de los 113 legisladores, mientras que el KMT sufrió una estrepitosa derrota con solo 36 parlamentarios, según los resultados preliminares, lo que supone su primera pérdida de control del Parlamento desde 1949. Defensa de la soberanía La presidenta electa de Taiwán ha anunciado hoy que su Gobierno será más cercano al pueblo y defenderá la soberanía de la isla frente a China: «No es solo una victoria electoral, sino un llamamiento a formar un Gobierno más en sintonía con el pueblo.. y que proteja la soberanía», proclamó Tsai en el discurso de proclamación de su victoria. En medio del éxtasis de sus partidarios tras ocho años de oposición del PDP, Tsai ha explicado que su victoria consolida la democracia en la isla y prometió una seria «reforma» interna, además de una «una política hacia China predecible y estable», sin rechazar los acuerdos alcanzados hasta la fecha. El presidente y candidato presidencial del gobernante Partido Kuomintang (KMT), Eric Chu Liluan, había concedido previamente su derrota y pedido perdón a sus partidarios, tras lo cual dimitió del cargo para asumir toda la responsabilidad por el desastre electoral de su formación. «Felicito a Tsai y al PDP por su victoria, que es también una responsabilidad sobre sus hombros, y espero que lleven a la República de China, a Taiwán, a futuro mejor», ha afirmado Lu, emocionado. El hasta ahora presidente del KMT ha prometido que su partido «reflexionaría» para «captar el mensaje de los electores» y que sería un partido opositor leal y responsable, que reflejaría la voluntad popular. Cambios internos Tsai ha prometido cambios radicales en la política de la isla, con más participación popular, bienestar social y fiscalización de los grupos de interés, y también una postura más firme de defensa de la identidad isleña ante China. Su campaña se ha centrado en la situación económica en la isla, donde en los últimos años los fuertes beneficios de la grandes compañías, muchas de ellas con importantes inversiones en suelo chino, no se han traducido en mejoras para la población, lo que ha generado un importante descontento, especialmente entre los jóvenes. En la política hacia China, la presidenta electa se ha negado a aceptar el «Consenso de 1992» (una China con interpretaciones distintas en Taipei y Pekín"), pero ha prometido «mantener el statu quo», «comunicación», «sin provocación» y «sin sorpresas», que espera mantenga la paz en el estrecho de Formosa. Sin tensiones con China «No se esperan fuertes tensiones con China, dado el tenor moderado y dialogante de Tsai, aunque sí un período de incertidumbre hasta que aclare más los detalles de su política», ha afirmado hoy a Efe, el experto en Relaciones Internacionales, Alexander Huang, de la Universidad Tamkang. Uno de los principales objetivos de Tsai será poner fin a lo que su partido considera «privilegios» del hasta ahora gobernante Partido Kuomintang (KMT), que había mantenido el control del Parlamento desde 1949. El KMT, una formación histórica fundada en 1912 en suelo chino y partidaria de un acercamiento económico y social a Pekín que lleve a una unificación con China en «democracia y libertad» a largo plazo, perderá todos sus cargos nacionales y solo controla ahora seis de las 22 alcaldías de la isla. Taiwán es un actor clave en la cadena mundial de suministros y manufactura de productos de alta tecnología, fuente clave de referencia para China y una importante baza estratégica en la disputa de hegemonía asiática entre Washington y Pekín. A pesar de que está descartado que Tsai y su gobierno emprendan una aventura de proclamación de la independencia formal, los resultados de hoy impactarán tanto los lazos de la isla con Estados Unidos y con China, con la que mantiene una disputa de soberanía desde 1949.
12-12-2015 | Fuente: abc.es
EE.UU. y Cuba restablecerán el servicio de correo directo entre ambos países después de 52 años
Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba acordaron este viernes restablecer el servicio de correo directo, interrumpido cinco décadas atrás y que permitirá el envío de paquetes y correspondencia entre ambos países. Según un comunicado de la embajada cubana en Estados Unidos, fechado en Miami, se acordó restablecer este servicio «mediante la implementación de un Plan Piloto para la transportación del correo, que comenzará a ejecutarse en las próximas semanas y se prevé pueda instituirse de forma permanente en el futuro». La nota añade que, tras más de cinco décadas de no disponer de este servicio, los envíos directos de correspondencia y paquetería entre Cuba y Estados Unidos se iniciarán «próximamente, cuando se ultimen los detalles técnicos, operativos y de seguridad para su puesta en marcha». Durante la ronda de conversaciones, que se desarrollaron «en un clima respetuoso» y en un lugar sin especificar, la delegación cubana expuso ejemplos de cómo el bloqueo comercial que aplica EE.UU. a la isla caribeña afecta las «transacciones» del Grupo Empresarial Correos de Cuba. La delegación cubana estuvo presidida por el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas Rodríguez, mientras que al frente de la estadounidense figuró la directora ejecutiva de Relaciones Internacionales del Servicio Postal de Estados Unidos, Lea Emerson. Este anuncio sigue a la reunión que sostuvieron esta semana en La Habana representantes de ambos gobiernos para abordar por primera vez el tema de las propiedades expropiadas a estadounidenses durante la revolución cubana. La semana pasada, en Washington, delegaciones de ambos países se reunieron por segunda vez para tratar de alcanzar un acuerdo de cooperación para luchar contra el narcotráfico, con la posibilidad de realizar un próximo encuentro técnico sobre el tema en La Habana en el verano de 2016, a propuesta de Cuba.