Infortelecom

Noticias de relaciones internacionales

05-03-2017 | Fuente: abc.es
«Soy mexicana y apoyo con orgullo a Donald Trump»
Paloma Zúñiga, una joven estadounidense de origen mexicano que vive a caballo entre Los Ángeles y Tijuana, se desgañita sobre un pequeño escenario a los pies del monumento a George Washington: «¡Yo apoyo con orgullo a Donald John Trump!», grita ante un grupo de unos 300 fervientes seguidores del presidente de EE.UU. Zúñiga, miembro de Latinos for Trump (Latinos por Trump), participó este sábado en Washington DC en una de las casi 50 actos convocados en apoyo al actual inquilino de la Casa Blanca bajo el título de «Marcha por Trump», con la que sus simpatizantes buscan contrarrestar en las calles las múltiples protestas organizadas desde su elección el pasado 8 de noviembre. En el acto celebrado en la capital estadounidense participaron también activamente representantes del colectivo LGBT y afroamericana, que buscaban mostrar que no solo los blancos heterosexuales están detrás del presidente. De hecho, ejerció como maestro de ceremonias el presidente de «Gays for Trump», Peter Boykin. Paloma Zúñiga- M. T. «Estamos creciendo en gran cantidad», aseguró en inglés Paloma Zúñiga sobre la corriente de hispanos que respalda a Trump, a pesar de medidas contra la inmigración ilegal que han levantado polémica, como deportaciones masivas o la construcción de un muro en la frontera con México. En su encendido alocución, agradeció a Dios que le diera «la oportunidad de decir la verdad». En declaraciones a ABC, explicó que ella creció en Estados Unidos «cuando las cosas funcionaban», mientras que luego «dejaron de funcionar» y fue viendo «el deterioro de ciudades como Los Ángeles o Phoenix». «Cuantos más hispanos llegaban, más problemas teníamos», asegura. Ahora, dice, «ya no quieren hablar inglés, no respetan el país y sus leyes, y así no funcionan las cosas». Por eso se muestra «totalmente» de acuerdo en el muro en la frontera sur que quiere construir Trump, como «una manera de imponer las leyes fronterizas», ya que las fronteras «llevan años abiertas». En este sentido, dice que se trafica «con gente viva y muerta, con drogas y con órganos». «Yo vivo allí», recuerda. M. Trillo Contramanifestación de opositores a Trump Un grupo de contramanifestantes se presentó en el acto de Washington para expresar su oposición a Trump, aunque las fuerzas de seguridad formaron una barrera para impedir que se acercaran a la zona del escenario. Los partidarios del presidente contestaron con gritos de «¡USA, USA!» y «Blus live matter» («Las vidas de los policías importan»). Se pudieron ver también acaloradas discusiones entre miembros de ambos bandos. Enfrentamiento entre seguidores y opositores de @realDonaldTrump en #March4Trump en Washington DC pic.twitter.com/RCxTp0SXgd? Manuel Trillo (@manueltrillo) March 5, 2017Steve Negro, un abogado rubio de 50 años procedente de Filadelfia, niega que Donald Trump genere división en el país. «No nos importa que seas negro, asiático o gay, solo somos gente corriente», asegura ante los asistentes. Tras bajar del escenario, indica a este diario que él está registrado como votante demócrata, pero que no votó por Barack Obama ni por Hillary Clinton. «El Obamacare me cuesta 6.000 dólares al años», apunta como una de las explicaciones de su cambio de voto, al tiempo que dice estar «cansado de las protestas». Otra de las intervenciones corrió a cargo de Dustin Stockton, presidente del Proyecto «América Primero», que toma el nombre de uno de los lemas preferidos de Trump. A su juicio, el presidente está «devolviendo el poder a la gente». La artista Joy Villa y un falso Trump- M. T. También se dejaron ver jóvenes estudiantes. Una de ellas era Riley Pearse, alumna de Relaciones Internacionales de Virginia, que porta una pancarta en la que se lee, entre otros mensajes, «Millenials por Trump». Pearse valora la apuesta de Trump por la reducción de impuestos y, en materia de educación, que quiera reducir el peso del gobierno federal en favor de los estados. «Hay mucha gente a la que no le gusta, pero es porque se creen lo que dicen erróneamente medios como la CNN», señala.
02-03-2017 | Fuente: abc.es
«El inicio del desarme de las FARC es importante para que los colombianos crean en el proceso»
Las FARC, la principal guerrilla de Colombia, han comenzado este miércoles a decir adiós a las armas. La ONU empezó la identificación y registro de las armas en los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un proceso que debe concluir el próximo 1 de junio, según establecen los acuerdos de paz. María Angela Holguín, ministra de Exteriores de Colombia desde que Juan Manuel Santos llegó a la presidencia en 2010, considera «irreversible» el proceso de paz. Politóloga, experta en relaciones internacionales, exembajadora ante la ONU y en Venezuela, Holguín se entrevista este jueves con su homólogo español, Alfonso Dastis. En Madrid también ha asistido a la entrega del VII Premio de Derechos Humanos Rey de España, que Don Felipe dio a la organización Patrulla Civil Aérea Colombiana. -¿El próximo 1 de junio será el día en que las FARC dejen de existir como grupo armado? -El proceso es irreversible. Las FARC están convencidas de la decisión que tomaron. Para los colombianos este inicio del desarme y ver que es una realidad es importante para creer en el proceso. Ya entrarían a ser un grupo político y estamos en una historia de Colombia distinta. -Naciones Unidas y la guerrilla han denunciado retrasos en la adecuación de los campamentos. -Mucha gente no ha entendido el lugar en el que se encuentran estos campamentos. Están en sitios muy alejados, donde no hay absolutamente nada. Se están construyendo las carreteras. Colombia tiene una geografía difícil, que complica aún más la logística. Pero todo va estar listo pronto, hay un compromiso total del Gobierno. Las FARC también tienen ese compromiso de construir rápidamente sus campamentos. -Se han concedido las primeras amnistías a guerrilleros presos. ¿Puede asegurar que no habrá impunidad para delitos de lesa humanidad, abusos sexuales o reclutamiento de menores, como temen los detractores de los acuerdos de paz? -El tribunal de justicia transicional es muy claro. Los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra serán investigados, juzgados y sancionados, y tendrán una restricción efectiva de la libertad de entre 5 a 8 años. La ley de justicia transicional está en estos momentos en el Congreso y creo que con eso logramos balance entre paz y justicia. «Las fuerzas militares van a recuperar los lugares donde estaba la guerrilla para no permitir que otros grupos o disidentes se dediquen al narcotráfico» -¿Qué riesgo hay de que los guerilleros disidentes se dediquen al narcotráfico? -Riesgo hay, lo importante es que no sea en una proporción grande. Cuando revisamos todos los procesos de paz, el cálculo en el caso de Nepal era de un 15% de disidentes. De la información que se tiene aquí no llega al 1% de los 7.000 efectivos. Una vez las FARC estén en las zonas veredales donde van a dejar las armas, las fuerzas militares van a entrar en una ofensiva para recuperar todos esos lugares donde estaba la guerrilla para no permitir que vengan otros grupos o disidentes a dedicarse al narcotráfico y a otros delitos. -Después recibir el Nobel de la Paz -cuestionado por algunos sectores- y ser el presidente que firma la paz con las FARC, ¿a qué atribuye que la popularidad de Juan Manuel Santos se sitúe por debajo del 40%? -Después de siete años en el Gobierno es difícil que un presidente pueda sostener su popularidad. Normalmente se les va acabando a medida que pasa el tiempo. Los colombianos todavía no hemos acabado de ver lo positivo que va a ser el proceso de paz para el país y lo positivo que ha sido el Gobierno del presidente Santos. Todavía no han entendido todo el esfuerzo que se ha hecho en sacar a la gente de la pobreza extrema, la inversión en infraestructura, en conectividad. Se dan más cuenta fuera, donde hay un apoyo gigantesco a Colombia y al Gobierno del presidente Santos. -Centro Democrático, el partido del expresidente Álvaro Uribe, ve una «burla» en seguir el diálogo de paz con el ELN, después de que esta guerrilla reivindicase el atentado en Bogotá del pasado 19 de febrero, que mató a un policía. ¿Qué pretende la guerrilla, presionar para conseguir un alto el fuego bilateral? -Eso parecería de las declaraciones que han dado, que lo que pretenden es presionar un alto el fuego bilateral. En este momento están conversando en Ecuador. Soy muy optimista en lograr la paz no solo con las FARC sino también con el ELN. «Estamos apoyando y lo seguiremos haciendo salidas democráticas a la situación venezolana» -¿Negociar con el ELN será más fácil que con las FARC? -Va a ser igualmente difícil, a pesar de ser un grupo más pequeño. Es la primera vez que realmente uno siente que están ya en el camino de estar convencidos de que el diálogo es la manera de solucionar este conflicto. -¿Quiénes están detrás de las amenazas y asesinatos de líderes sociales? ¿Paramilitares desmovilizados hace una década? -Lo está investigando la Fiscalía. Se creó una comisión especial para mirar caso por caso con la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la Fiscalía, y tengo entendido que todavía no hay una información precisa sobre de dónde salen esas amenazas y esos crímenes de líderes sociales. -¿Es cierto que Juan Manuel Santos ha llamado al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero para interesarse por el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición de Venezuela? -Hace unos diez días le pedimos al expresidente (de Panamá) Martín Torrijos si podía pasar por Colombia para poder enterarnos de cómo iba el diálogo. La idea era que también estuviera el expresidente Zapatero, pero se encontraba en España. El presidente Santos le ha pedido que cuando vuelva a Venezuela, si puede pase por Colombia para poder saber de primera mano cómo ve el diálogo en ese país. -¿Qué puede hacer su Gobierno para ayudar al país vecino? -Hemos apoyado el diálogo porque estamos convencidos de que es la única manera de que Venezuela pueda retomar el camino hacia el desarrollo, por el bienestar de su gente. Seguimos pensando que ese diálogo es lo más conveniente para Venezuela y para todos nosotros, porque cualquier cosa que pase en Venezuela, repercute en Colombia. Por eso hemos insistido en apoyar al expresidente Zapatero en su esfuerzo por sentar a los venezolanos en la mesa. -¿Las democracias iberoamericanas están siendo solidarias con los demócratas venezolanos? -Hemos sido solidarios con el bienestar de Venezuela. No creo que algo que no esté dentro de lo que entendemos como democracia sea una salida para Venezuela. Estamos apoyando, y lo seguiremos haciendo, salidas democráticas a la situación venezolana. «Lo más complejo, no solo para Colombia, es la incertidumbre frente a muchos temas, cómo serán las políticas de la Administración Trump» -¿Qué teme más su Gobierno de la Administración Trump, la política migratoria o el proteccionismo? -Lo más complejo, no solo para Colombia, es la incertidumbre frente a muchos temas, cómo serán las políticas de la Administración Trump. Esperamos que en términos migratorios y comerciales podamos seguir trabajando con Estados Unidos como lo hemos hecho hasta ahora; no sin pensar que en el tema comercial tenemos que acercarnos a otros grupos regionales, mejorar el comercio interregional en América Latina, tener unas mejores cifras de balanza con Europa y Asia, entendiendo que si EE.UU. se va a volver más proteccionista, tengamos salidas a todos los productos colombianos. -¿Sabe el número aproximado de colombianos que pueden verse afectados por las medidas contra la inmigración del nuevo presidente de EE.UU.? -Serían colombianos que estarían ilegales y esas cifras no las conocemos. -En cuanto a los tentáculos en Colombia del escándalo de corrupción de Odebrecht ¿es el Consejo Nacional Electoral (CNE) el organismo que debe aclarar si los sobornos de la constructora brasileña llegaron a las campañas de Juan Manuel Santos y de Oscar Iván Zuluaga en las presidenciales de 2014? -El presidente le pidió al CNE que investigue toda la campaña, el fiscal envió la información al Consejo y estamos esperando que este tome una decisión. En el caso de la campaña de Zuluaga la información viene de Brasil. -¿Qué espera su Gobierno de España en el postconflicto colombiano? -Estamos muy agradecidos a España. Nos ha acompañado en momentos claves del proceso, nos ha ayudado en los momentos precisos. Nos acompañó y lideró el fondo del postconflicto en la Unión Unión. Nos acompañó y lideró el acuerdo de cooperación del tratado de libre comercio. Si los países nos ayudan a generar aún más comercio es parte de lo que Colombia necesita, que es ese desarrollo. Los países donantes están mirando proyectos que son los que van a generar posibilidades en el campo. No solo para la guerrilla, sino también para todas esas poblaciones de lugares apartados de Colombia que, por el conflicto, no han podido desarrollarse.
01-03-2017 | Fuente: abc.es
Una nueva ola de violencia contra inmigrantes sacude Sudáfrica
En las dos últimas semanas Sudáfrica ha experimentado un alarmante brote de violencia focalizado hacia los extranjeros. El país, apodado la nación arco iris por su diversidad y carácter acogedor, está sufriendo un aumento de los discursos y actitudes de carácter xenófobo que alimentan los actos violentos. Cerca de dos millones de extranjeros viven en Sudáfrica, la mayoría de ellos procedentes de otros países africanos, especialmente de Zimbabue, Nigeria y Somalia. En un estado con la economía estancada, castigado por una tasa de desempleo que ronda el 30% y con la mitad de la población viviendo bajo el umbral de la pobreza, algunos locales acusan a los extranjeros de quitarles sus puestos de trabajo y de participar en actividades delictivas como el tráfico de drogas y la prostitución, responsabilizándoles asimismo de la alta criminalidad que asuela el país. Marcha contra inmigrantes y altercados El pasado viernes día 24 se convocó una marcha en Pretoria, capital ejecutiva de Sudáfrica, para protestar por la presencia de nigerianos, zimbabuenses y pakistaníes en situación irregular. La manifestación, que contaba con el permiso de las autoridades y pretendía ser pacífica, acabó enfrentando a sudafricanos y extranjeros. La Policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a la multitud, que estaba apedreando coches y quemando neumáticos para bloquear las calles de la ciudad. Al menos 136 personas fueron arrestadas. En las últimas semanas, decenas de hogares y negocios regentados por inmigrantes han sido saqueados e incendiados en varios suburbios de Johannesburgo y Pretoria. El 11 de febrero un grupo de vecinos de Rosettenville quemaron al menos una docena de casas, en su mayoría ocupadas por extranjeros, que según ellos eran utilizadas a modo de burdeles y para el tráfico de drogas. Dichos ataques se han producido principalmente en municipios humildes, donde algunos residentes consideran a los inmigrantes competencia directa para los puestos de trabajo, oportunidades de negocio e incluso en el acceso a la escasa oferta de viviendas. La raíz de la violencia Con el fin del Apartheid y la transición a la democracia en 1994, Sudáfrica se abrió al mundo y se generó un flujo constante de inmigrantes africanos que se dirigieron hacia el sur en busca de una vida mejor, atraídos por las oportunidades que la economía de mayor crecimiento del continente ofrecía. A día de hoy Sudáfrica es el país que acoge el mayor número de inmigrantes en África. Sin embargo, los extranjeros han sido blanco de ataques xenófobos a lo largo de las últimas décadas, siendo especialmente agitada la etapa comprendida entre 2008 y 2015. Más de 60 personas murieron a consecuencia de ataques violentos en 2008 y otras 50.000 se vieron obligadas a huir de sus casas. En 2015, el Ejército tuvo que tomar las calles para restaurar el orden tras la muerte de siete personas. Loren Landau, catedrático de Movilidad y Políticas de Diversidad en el Centro Africano para la Migración y la Sociedad de la Universidad de Witwatersrand analiza, para ABC, la naturaleza de dicha violencia: «Cuando las personas son atacadas exclusivamente por lo que son y no por lo que individualmente han hecho, hablamos de xenofobia», afirma. Según explica, existe una aversión generalizada a los extranjeros, heredada de la era del Apartheid, cuando se utilizó mano de obra inmigrante para minar el poder económico y político de los sudafricanos negros. Landau asegura que los recientes ataques son contra personas de determinadas nacionalidades independientemente de su estatus legal (ya sean inmigrantes en situación regular o irregular). «Esto no es afrofobia como dicen algunos. Se trata de personas que reclaman su espacio en los municipios y comunidades en las que viven. Cualquier persona a la que los locales consideren foránea está en riesgo de discriminación». El profesor recuerda que en otras ocasiones los asiáticos que viven o trabajan en dichos municipios también han sido blanco de los violentos. Sin embargo, este ensañamiento no se extiende a los europeos debido a que éstos normalmente no forman parte de sus comunidades. «Los ataques tienen su raíz en varios factores y cada incidente tiene su propia dinámica. En general las causas provienen de un profundo descontento con los servicios, la vivienda y la seguridad. Sin embargo, estos factores son generalizados y esta violencia sólo ocurre en áreas muy concretas afectadas por la falta de liderazgo político y por grandes desigualdades socio-económicas. Estas divisiones crean un aliciente para la movilización y determinados agentes políticos y socio-económicos usan a los extranjeros como chivo expiatorio o como un recurso para contentar a sus partidarios e intentar ganarse determinados sectores del electorado» explica el experto en migración. El presidente sudafricano Jacob Zuma ha condenado enérgicamente los actos de violencia ocurridos recientemente entre locales e inmigrantes: «No somos un país xenófobo», rezaba su comunicado del 24 de febrero. Zuma ha anunciado que las autoridades seguirán persiguiendo tanto a los trabajadores en situación irregular como a aquellos que cometan cualquier acto delictivo. En opinión de Landau, sin embargo, el Gobierno no está haciendo todo cuanto está en su mano para frenar estos ataques violentos. Determinados grupos de opinión van más allá y culpan directamente al Ejecutivo sudafricano de no crear suficiente empleo y oportunidades económicas para sus ciudadanos, hecho que habría provocado esta reacción violenta contra los extranjeros. Para muchos, el sentimiento anti-inmigrante no proviene de la comunidad que aloja a aquellos procedentes de otros países, si no de los representantes políticos. Recientemente, el alcalde de Johannesburgo, Herman Mashaba, de Alianza Democrática, fue duramente criticado después de declarar que los inmigrantes ilegales están vinculados a las actividades criminales en la ciudad. Tanto el CNA (Congreso Nacional Africano, partido en el gobierno nacional) como los grupos contra la xenofobia han arremetido contra Mashaba y su partido, culpándoles, incluso, de los recientes ataques contra propiedades que pertenecen a extranjeros. No obstante, funcionarios del CNA han hecho declaraciones en la misma línea recientemente y también en el pasado. «El Gobierno ha llegado incluso a negar en varias ocasiones que la xenofobia exista en este país. Es más, en el Plan Nacional de Acción contra el Racismo, la Xenofobia y otras Intolerancias relacionadas apenas se menciona la xenofobia y no hay planes para combatirla·, denuncia el profesor universitario. Malestar en otros países El resurgimiento de la violencia contra los inmigrantes ha provocado indignación en otros países africanos. Uno de los principales afectados, Nigeria, ha reaccionado convocando al máximo representante de la diplomacia de Sudáfrica en su territorio para transmitirle su preocupación ante estos episodios violentos. Los altercados ocurridos en Sudáfrica tuvieron su réplica en Abuja, capital de Nigeria, donde manifestantes atacaron las oficinas de la compañía de telefonía móvil sudafricana MTN en protesta por las agresiones perpetradas contra sus conciudadanos. Pese a esta nueva oleada de violencia, el profesor Landau no cree que estos ataques frenen el flujo migratorio procedente de estos países puesto que «los incentivos económicos son mucho más fuertes», y destaca que hay cientos de miles de inmigrantes que viven «relativamente en paz» en tierras sudafricanas. «Lo que sí puede pasar es que se dañen las relaciones internacionales, el comercio y la autoridad moral de Sudáfrica», sentencia.  El fin de la violencia requiere de múltiples factores y Landau expone que queda mucho trabajo por delante: "La policía y la justicia deben perseguir y procesar a quienes están detrás de los ataques. También necesitamos un enfoque en la planificación urbanística que incentive la colaboración y no el conflicto. Otro paso necesario sería implantar medidas legales contra aquellos que promulguen discursos del odio. Lo que no funcionará ?o al menos no funcionará por si solo- es la educación pública y los esfuerzos para promover la comprensión cultural. Éstos son valiosos en sí mismos, pero no detendrán la violencia», concluye.
28-02-2017 | Fuente: abc.es
El delicado equilibrio de la aparente «luna de miel» entre Trump y Putin
Desde que Donald Trump asumió el cargo de presidente, Vladimir Putin ya no es el «enemigo número 1» más mediático del mundo por obra y gracia de EE.UU. Ambos creen que no solo hay que golpear más fuerte para ganar; también hay que sorprender. Cuando Barack Obama expulsó en el descuento de su presidencia a 35 diplomáticos rusos por injerencia en las elecciones, Putin, en lugar de hacer lo propio con los yankees, invitó en Navidad a los hijos de otros tantos diplomáticos estadounidenses a visitar el Kremlin, en una provocación dirigida a avergonzar al presidente saliente de Estados Unidos. Que Putin no respondiera a la Casa Blanca con la misma dureza aumentó las sospechas sobre el acercamiento entre ambas potencias, hasta que Michael Flynn, ex asesor de seguridad nacional de Donald Trump, presentó finalmente su dimisión por las filtraciones sobre sus flirteos con la diplomacia rusa en Washington y por haber informado solo medias verdades al vicepresidente electo, Mike Pence. Tras el escándalo Flynn, las sospechas de connivencia entre Washington y Moscú se han enfriado, oportunidad que ha aprovechado el Kremlin para asegurar que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos están en el nivel más bajo desde la Guerra Fría, según ha informado este martes la agencia de noticias Interfax citando a Sergei Ryabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia. Lo que muchos analistas ya apuntan es a una nueva etapa del conflicto, en la que, según «The New York Times», Rusia ha desplegado en secreto un sistema de misiles de crucero, que viola un tratado clave de las postrimerías de la Guerra Fría. Aviones de combate rusos han volado cerca de un buque de guerra estadounidense en el Mar Negro este mes, y un buque de la Marina rusa fue detectado en el Atlántico frente a la costa de Delaware. De momento, el tándem de China y Rusia bloqueó ayer en el Consejo de Seguridad que las potencias occidentales impongan sanciones contra Siria por las acusaciones de haber empleado armas químicas contra la oposición. Esta es la séptima ocasión que Rusia veta un texto para proteger al régimen de Bashar al Assad, mientras que en el caso de China es su sexta vez. La resolución, propuesta por Gran Bretaña y Francia hace meses y respaldada por Estados Unidos la semana pasada, habría impuesto sanciones a un grupo de funcionarios y entidades militares sirios por haber lanzado barriles bomba gas cloro. La embajadora ante la ONU de EE.UU., Nikky Haley, sigue una línea dura de denuncia contra Rusia, condenando las agresivas acciones rusas en Ucrania, su apoyo a seguir con las sanciones contra ese país por Crimea y culpando a Rusia de crímenes de guerra. Sus comentarios, apunta «The NY Times», contradicen en algunas ocasiones la posición de su jefe Trump. ?Lo que quiere Rusia es mantener a Siria unida, «vale, Assad es un dictador», pero controla el Ejército y puede proveer fuerzas en el terreno ?asevera Suchkov. ?Trump negaba en campaña que le gustara Assad, pero decía que le parecía mejor que Daesh. Tenemos esta idea errónea de EEUU quiere democracias en sus relaciones internacionales, pero no es así a nivel práctico, hay muchas relaciones desarrolladas por los americanos que obvian esta condición y esto precisamente no es que vaya a cambiar con Trump ?afirma Barah Mikail, fundador de la consultora de seguridad Stractegia y ponente junto a Sukhov en una conferencia conjunta en la Casa Árabe sobre la nueva diplomacia EE.UU.-Rusia. Incremento histórico en Defensa Trump anunció ha anunciado un incremento «histórico» en el gasto en Defensa, que el Gobierno ha cifrado en unos 54.000 millones de dólares (unos 50.800 millones de euros), dentro de su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2018 que presentará ante el Congreso en marzo. Supone un incremento del 10 por ciento de las cuentas en materia de Defensa, una subida presupuestaria que se compensará con un recorte global de la misma cantidad en otros ministerios «A Putin le gusta la gente como Tillerson, que hace negocios y no habla de derechos humanos», dijo a «The New Yorker» un ex asesor de política rusa. Para Sukchov, Trump está expuesto a una presión tremenda por los vínculos con Rusia y «tiene que demostrar que no es una marioneta». Frente a estas dudas, un comité del Congreso estadounidense está investigando los contactos entre la campaña electoral de Trump y Rusia para ver si hay «comunicaciones inapropiadas». «Todavía no tenemos ninguna evidencia de que hablen con los rusos», dijo Devin Nunes, presidente republicano del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara y que integró el equipo de transición presidencial. Los intereses de Rusia en Siria están estrechamente vinculados a los del régimen de Assad e Irán. «Lo primero que puede desatar una grave crisis entre Moscú y Washington es Irán, si Trump endurece las políticas, no a nivel militar necesariamente sino referidas a las sanciones. Ahí Rusia puede tomar posiciones. Los iraníes piensan que los rusos van a abandonarlos por los americanos y que van a cancelar acuerdo en compraventa de armamento», opina Suchkov. Tras el «veto musulmán», Irán ha probado con éxito un avanzado sistema de misiles guiados de fabricación local durante unas maniobras navales, que se extendían en las estratégicas aguas del sur del país. Como principal alternativa a la democracia liberal, Putin ha reconocido que pretende resquebrajar el modelo occidental de superpotencia única que impera desde el fin de la Guerra Fría. A juicio de Suchkov, «Trump es muy nacionalista» y, para él, un buen acuerdo con Rusia solo sería si entra dentro de sus intereses. Las élites rusas y la prensa oficial aplaudieron la llegada de Trump y su discurso inaugural: ese viejo orden parecía desmoronarse y, en ese caos, Putin podría además actuar desde las sombras.
28-02-2017 | Fuente: abc.es
Sturgeon amenaza con otro referéndum en Escocia por la «intransigencia» del Brexit duro
Tal y como advirtieron durante la campaña del referéndum los ex primeros ministros Tony Blair y John Major, ambos europeístas, el triunfo del Brexit ha reabierto el problema territorial escocés. En el conjunto del Reino Unido el Leave se impuso por 51,8%-48,1%, pero en Escocia la permanencia ganó con el 62% de los votos. La primera ministra escocesa, la separatista Nicola Sturgeon, se ha servido de ese dato para empezar a amenazar con un segundo referéndum de independencia, el llamado «indyref2». Asegura que todavía no ha tomado la decisión, pero añade que la «pura intransigencia» de May con su Brexit duro está empujando al SNP hacia otra consulta. El lunes, «The Times» publicó que el Gobierno de May teme que Sturgeon lance la petición de un segundo referéndum separatista a finales del mes que viene, como réplica inmediata a la activación del artículo 50 que inicia la salida de la UE. La inquietud por el futuro de la unión ha vuelto al tapete político y depreció la libra a su nivel más bajo en dos semanas. Separatista convencida La primera ministra escocesa ha replicado a la información con un artículo en el mismo periódico, que significativamente titula «La intransigencia de May nos está empujando a un segundo referéndum». Lo cierto es que a Sturgeon tampoco hay que empujarla mucho: se trata de una separatista convencida que nunca ha renunciado a ese objetivo maximalista, a pesar de que cuando se convocó el referéndum de 2014 los nacionalistas proclamaron que zanjaría el debate territorial «por una generación». Los unionistas ganaron por diez puntos, pero los nacionalistas han olvidado pronto sus palabras y ya vuelven a presionar. La consulta tendría que ser autorizada por el Gobierno de Londres, como hizo Cameron en su día con un acuerdo con Alex Salmond. Pero May, más dura que su predecesor, podría negarse, abriendo un gran debate constitucional. El argumento de Sturgeon es que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) se presentó a las elecciones escocesas del año pasado prometiendo en su programa un segundo referéndum si se sacaba a Escocia de la UE y eso ya ha ocurrido. «Nuestro manifiesto electoral decía: "El Parlamento escocés debe tener derecho a convocar otro referéndum si hay un cambio significativo y material en las circunstancias de 2014", como que Escocia sea sacada de la UE contra su voluntad», explica la primera ministra, que recuerda que con ese programa sumó más votos y escaños en las elecciones al Parlamento de Holyrood que la suma de laboristas y conservadores. Escocia marcará la semana política, porque el viernes Theresa May participará en el congreso de los tories escoceses. Sturgeon reprocha también que en el referéndum de 2014 los unionistas prometieron que Escocia seguiría en la UE y que su voz sería escuchada en plano de igualdad en el Reino Unido, pero nada de eso ha ocurrido. May ha activado el Brexit duro sin pedir luz verde a Escocia, Gales e Irlanda del Norte, por entender que es un tema de relaciones internacionales que compete al Gobierno central. El problema de Sturgeon es que plantea el segundo referéndum como una vía para que Escocia pueda seguir en la UE, cuando lo cierto es que quedaría fuera, como ha señalado el Gobierno español con el ejemplo catalán.
28-02-2017 | Fuente: abc.es
Los padres de la joven italiana muerta en el atentado de Berlín acusan a los alemanes de «insensibles»
«El gobierno alemán ha estado ausente, nos ha dejado solos, nunca estableció contacto con nosotros». De esta forma desahogan su rabia los padres y el hermano de Fabrizia Di Lorenzo, 31 años, la italiana que murió en el atentado de un mercado de Berlín, el 19 diciembre 2016, cuando el tunecino Anis Amri causó con un camión 12 muertos y medio centenar de heridos. Pasados dos meses de la tragedia, los familiares de Fabrizia hablan por primera vez del profundo dolor, que han vivido con gran dignidad, intentando digerir el luto, algo que se ve dificultado por lo que consideran una «total falta de respeto» de las autoridades alemanas: «Insensibles, ausentes, desorganizadas, incapaces». Estos son los calificativos que utilizan los padres de la joven italiana, ambos de 59 años, y su hermano, 27. Fabrizia Di Lorenzo, licenciada en relaciones internacionales y diplomáticas, trabajaba en Berlín, en una empresa de logística, y en la tarde del atentado había acudido al mercado para comprar regalos de Navidad a sus familiares y amigos de su ciudad, Sulmona, en la provincia de L? Aquila, centro de Italia. «Era alegre, brillante, amante de la vida, comprometida? Quería un mundo mejor», cuenta emocionado el padre Gaetano al Corriere. El tema de la integración de los inmigrantes había sido el centro de su tesis de licenciatura. «En uno de sus últimos tuits pedía no confundir terrorismo e inmigración», afirma el hermano Gerardo, mientras la madre Giovanna subraya: «Estaba a favor de la integración y ha sido asesinada por quien no se ha integrado». Como si nos tomaran el pelo La familia de Fabrizia no oculta su rabia contra las autoridades alemanas. Ni siquiera recibirán una compensación, porque la muerte de la joven en el atentado se ha considerado como una víctima de un accidente de tráfico. Una ley de 1985 excluye la compensación por daños causados a las víctimas de crímenes violentos cometidos «con un vehículo de motor o un remolque», como ocurrió el 19 diciembre. «Nos sentimos como si nos tomaran el pelo. ¿Cómo se puede equiparar lo que sucedió a un normal accidente de tráfico?», se pregunta la madre, Giovanna, que añade: «Ninguna cantidad podrá pagar la muerte de Fabrizia, pero una compensación significaría admitir la responsabilidad de no haber adoptado precauciones, como las barreras que se instalaron después del atentado». Al funeral de la joven en Sulmona asistió el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella. Unos días después el entonces primer ministro, Matteo Renzii, visitó de forma privada a la familia. ¿Y el Gobierno alemán? «Ausente, si se excluye a la policía que me recogió el ADN sin decir ni siquiera una palabra. Nunca nos contactaron, ni nos pusieron un intérprete, nos dejaron solos». No fue mucho mejor el comportamiento de las autoridades alemanas con las propias víctimas del país. Algunos familiares recibieron la factura del depósito de cadáveres, retirada después con excusas. El presidente de la República, Joachim Gauck los recibió el 17 de febrero, cuando ya habían pasado dos meses del atentado: "Al presidente le expresaron su amargura por la falta de sensibilidad y humanidad, al tiempo que se quejaron por el hecho de que Alemania se había demostrado ineficiente e incapaz, a pesar de su imagen internacional·, subraya el padre de Fabrizia, añadiendo que el presidente se excusó: "Estupefacto, respondió que las cosas no habían funcionado perfectamente, pero no imaginaba hasta ese punto·. Al gobierno alemán se le pide que cambie la citada ley de 1985. Por ahora, la única compensación que ha pagado ha sido al conductor polaco del camión, porque murió asesinado por el tunecino Amri con la pistola y no bajo las ruedas como las víctimas del atentado.
23-02-2017 | Fuente: abc.es
México teme verse abocado a levantar campos de refugiados en la frontera
La frontera mexicana se encuentra a las puertas de una inminente crisis humana por las nuevas directrices antiinmigración aprobadas por el presidente Trump, que permitirían deportar a México a ilegales de otros países caribeños y centroamericanos en vez de deportarlos a sus países de origen. «Si no se producen altos niveles de cooperación entre EEUU, México y el resto de país involucrados, estamos ante el preámbulo de lo que puede ser una crisis humana», señaló Jesús Gallegos, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), especialista en relaciones internacionales. Gallegos considera «fundamental» que se llegue a un acuerdo en la reunión que mantendrán hoy los secretarios de Estado y de Seguridad Interior de EE.UU., Rex Tillerson y John F. Kelly, con el canciller mexicano, Luis Videgaray. El temor más acuciante es que México se vea abocado a levantar campos de refugiados en su frontera con México para albergar a los inmigrantes centroamericanos y caribeños rechazados. «No dejaremos que el presidente Donald Trump cree campos de refugiados a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México como aquellos que hemos visto en Grecia, Australia y otros países», aseguró la directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Estados Unidos, Margaret Huang. El ministro de Exteriores mexicano, por su parte, señaló que dejará claro, «y de la manera más enfática», que el Ejecutivo mexicano «no tiene por qué aceptar disposiciones unilaterales» de EEUU. «Antes a los migrantes caribeños los deportaban a sus países. Ahora, EE.UU. pretende enviarlos a México y que seamos nosotros quienes nos encarguemos de acogerlos», añade el profesor Gallegos sobre las consecuencias que podría tener la nueva ley de Trump. Ni capacidad ni infraestructura Miles de inmigrantes centroamericanos se encuentran en los estados del norte de México esperando a regularizar su situación o a franquear la frontera por uno de sus más de 3.000 kilómetros de longitud. En los últimos meses, más de 3.000 haitianos se encuentran en Tijuana esperando a entrar en EE.UU., desde que a finales de octubre Barack Obama endureciera la regularización de los migrantes de este pequeño país caribeño. Igualmente, cientos de cubanos se encuentran en el norte de México «sin saber qué hacer» desde que Obama pusieran fin también a la política de «pies secos, pies mojados», una norma por la que los ciudadanos de la isla obtenían inmediatamente la posibilidad de residir en EE.UU. si ponían sus pies en tierra de este país. Por ello, miles de cubanos preferían intentar llegar a Estados Unidos por México en vez de jugarse la vida cruzando en una patera los casi 100 kilómetros que separan la isla de Florida. «Añadir más refugiados a los que actualmente están en el norte del país, sería añadir una presión que México no puede soportar», explica Gallegos, dado que México no cuenta ni con la capacidad ni con la infraestructura para hacer frente a tal cantidad de inmigrantes. Además de hablar sobre la futura renegociación del Tratado de Libre Comercio, la reunión de hoy debería servir para intentar apaciguar las cada vez más tensas relaciones entre ambos países. La contundencia y los ataques de Trump a México desde que fuera candidato a la presidencia han imposibilitado que los dos vecinos mantuvieran conversaciones más o menos normalizadas. Aranceles para pagar el muro La amenaza de Trump de imponer aranceles de entre el 20% y el 35% a las importaciones mexicanas para financiar la construcción del muro ha generado varias iniciativas para boicotear la compra de productos estadounidenses en el país azteca. Asimismo, un senador mexicano ha propuesto eliminar las importaciones de maíz de EE.UU. como una represalia contra las agresivas políticas de Trump. Aproximadamente el 100% del maíz amarillo que se consume en México proviene de EE.UU., un flujo comercial que de pararse golpearía severamente la economía de estados del medio oeste como Kansas. Para el profesor Gallegos es importante que hoy se dé un mensaje de cooperación entre ambos países para evitar que se siga polarizando la relación. «En principio esperamos una reunión muy diplomática y positiva para encauzar las conversaciones», añadió el académico, quien espera que, al menos, no haya un tuit «sensacionalista» de Trump que eché a perder unos primeros pasos hacia la reconciliación. «Si algo hemos aprendido en estos 30 días con Trump, es que es totalmente impredecible». Los puntos más espinosos El muro que «debe pagar» México El presidente Trump mantiene su promesa electoral de levantar un muro a lo largo de toda la frontera con México, y pretende además que su coste lo pague el Gobierno mexicano, aunque se dice dispuesto a negociar un presupuesto «a la baja». Retorno de ilegales en EE.UU. El nuevo marco legal para la inmigración amenaza con provocar deportaciones masivas de «sin papeles», aunque no sean mexicanos. Las autoridades norteamericanas estiman en unos 11 millones los ilegales presentes en el país. Aunque las directrices dejan a salvo a los más jóvenes (los «dreamers»), el volumen de posibles deportados inquieta a México, que no dispone de logística para acoger sus nacionales retornados, ni campos de refugiados para los centroamericanos. Denuncia del tratado comercial El presidente Trump pretende denunciar y si es posible abolir el tratado de librecomercio con México, que considera que es negativo para su país y solo favorece a su vecino del sur. México tiene un superávit comercial con EE.UU. de 61.000 millones de dólares. Críticas a la lucha contra las drogas México se ha convertido en la gran base de los cárteles de la droga en dirección a Estados Unidos, y la Administración Trump considera que su gobierno no hace «lo necesario» para luchar contra los narcotraficantes.
20-02-2017 | Fuente: abc.es
El este de Libia prohíbe viajar a las mujeres sin guardián masculino
?Felicidades: Las mujeres libias hemos conseguido la libertad? una vez cumplamos los 60?, se lamenta Azza Maghour, una abogada libia. Este fin de semana, el gobernador militar del este del país norteafricano decretó la prohibición de viajar sin un ?guardián? masculino a todas las mujeres menores de 60 años, una medida que ya se está poniendo en práctica y que ha generado gran rechazo entre las mujeres libias, que tomaron parte de la revolución que tumbó a Muamar Gadafi en 2011. En el aeropuerto de Labraq (noreste), las primeras mujeres han sido enviadas de vuelta a casa por no contar con la compañía de un ?mehram?, en virtud de la orden firmada por el general Abdelrazik Al Nadoroi y que detalla que todas las mujeres que contravengan el mandato ?serán severamente castigadas por la ley?. La imposición a las mujeres de viajar con un varón de la familia ya sea marido, hermano o incluso hijo es propia de otros países musulmanes, que aplican radicalmente la Sharía, como Arabia Saudí. Esta nueva prohibición es sólo la última de una larga cadena de adversidades que enfrentan las mujeres en Libia, país envuelto en luchas intestinas y sin un gobierno efectivo. Mujeres activistas libias han recibido la prohibición con estupefacción, y muchos han culpado a la creciente influencia salafista en el este de Libia, donde la Casa de Representantes de Tobruk se apoya en el mariscal Khalifa Haftar, al mando del Ejército Nacional Libio (LNA). Hombre fuerte en el este de Libia, Haftar recibe apoyo de Emiratos Árabes Unidos, Egipto y, desde finales de 2016, Rusia. El gobierno militar ha defendido la prohibición como motivo de ?seguridad nacional?, aduciendo que algunas mujeres contactan con ?inteligencia extranjera? durante sus viajes. Esta acusación apunta especialmente a mujeres miembros de la sociedad civil como Iman Bugaighis, activista pro-derechos de la mujer. ?Prohibir a las mujeres libias viajar sin un acompañante masculino es un insulto. Tenemos los mismos derechos. ¿Se le prohibirá a los hombres viajar sin sus mujeres? ¡Es ridículo que en 2017 sigamos discutiendo si está bien que una mujer de menos de 60 años viaje con su guardián masculino, que puede tener 20 años!? asevera Bugaighis. ?Son las consecuencias de los ?extraños compañeros de cama? del este de Libia? Un decreto militar restringiendo el movimiento de las mujeres es sólo el principio, habrá más?, añade Asmaa, una joven libia que vive en el exilio. A principios de año, oficiales de policía en el este de Libia, controlado militarmente por el LNA, confiscaron cientos de libros de autores como el filósofo Fiedrich Nietzche y novelistas como el egipcio Nagib Mahfouz, Dan Brown y Paulo Coelho. Según un comunicado distribuido en los medios, las obras de estos autores ?propagaban el secularismo?. ?He contactado con la embajada brasileña (en Libia). Hay poco que pueda hacerse pero no puedo quedarme simplemente mirando como queman mis libros?, respondió en Twitter el escritor latinoamericano. Falsas apariencias ?Las dinámicas claves que están dando forma al este de Libia, controlado por Haftar: militarización, tribalismo y salafismo de influencia saudí?, apunta la analista del Consejo Europeo para las Relaciones Internacionales (ECFR) Mary Fitzgerald. Aunque el general Haftar se aboga como el estandarte de un gobierno ?secularista? del tipo de Abdelfatah Al Sisi en Egipto y se ha comprometido a ?limpiar Bengazi? de terroristas de Ansar Al Sharía, en su lucha contra los islamistas del GNC en Trípoli y ramas locales de los Hermanos Musulmanes, el militar ha recopilado apoyos de clérigos y grupos salafistas como los ?Madkhali?. Grupúsculos de salafistas Madkhali se han unido a la ?Operación Dignidad? de Haftar y han formado sus propias brigadas militares, especialmente en Bengazi. Según reportes de la prensa local, clérigos salafistas habrían tomado el control de numerosas mezquitas en la zona. ?Hay decenas de miles de viudas que perdieron a sus maridos en las luchas en Libia. ¿Es éste su premio? ¿Más sufrimiento? La discriminación contra las mujeres tiene profundas raíces en la sociedad libia. Las mujeres son las primeras víctimas cuando los hombres se malcomportan? concluye Bugaiguis. En la semana del aniversario del estallido de la revuelta Libia que derrocó al Muamar Gadafi, las redes sociales libias han recordado a Salwa Bugaighis, icono de la revolución. Prominente abogada reconvertida en activista política durante los primeros años post-revolución, Bugaighis tomó parte en la reconstrucción del Gobierno libio en la Comisión de Diálogo Nacional. Defensora de los derechos de las mujeres, Bugaighis fue asesinada a tiros por un grupo de desconocidos el 25 de junio de 2014.
18-02-2017 | Fuente: abc.es
Nicholas Burns: «Trump rompe con 70 años de diplomacia de EE.UU.»
Nicholas Burns (Búfalo, 1956) fue uno de los diplomáticos más destacados del Departamento de Estado del segundo gobierno de George W. Bush, el de la post invasión y guerra civil en Irak; también el que presenció el estallido de la peor crisis económica desde la Gran Depresión. Como subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Burns trató muchos de los temas más polémicos de la Administración Bush, incluyendo las negociaciones con la India sobre su programa de armas nucleares y el futuro de Kosovo, según escribía «The Washington Post» cuando el diplomático decidió echarse a un lado tras 27 años de carrera diplomática para más tarde dedicar sus vastos conocimientos sobre Relaciones Internacionales a la enseñanza como profesor en la Escuela John F. Kennedy de Harvard. A Burns se le recordará especialmente por haber sido el principal negociador de EE.UU. sobre Irán en esos años, encabezando el esfuerzo por romper el estancamiento de una resolución de la ONU que imponía nuevas sanciones a la República Islámica. En su visita a Madrid esta semana, el hoy profesor de Harvard ha impartido la conferencia magistral «Diplomacia y Política Exterior estadounidense en la era Trump» organizada por la Fundación Rafael del Pino y ha tratado con ABC las primeras semanas del nuevo presidente de Estados Unidos. ¿Cómo valora los primeros movimientos diplomáticos de Trump? Creo que Trump está renegando de 70 años de diplomacia de EE.UU., desde Franklin D. Roosevelt hasta ahora, en tres puntos principalmente: EE.UU. se refuerza con alianzas por medio de OTAN y el presidente Trump ha sido muy ambivalente incluso hostil con la OTAN, UE, Japón, etc; luego, yo creo en el mercado y en el tratado de libre comercio con la UE o con Asia Pacífico con el TPP, y Trump es muy hostil con todo esto. Por último, creo en la inmigración y en aceptar refugiados. Dos de mis abuelos llegaron a EE.UU. desde Irlanda cuando eran muy jóvenes. Cada americano y cada familia de Estados Unidos tienen la misma historia. El veto musulmán es antidemocrático. Trump quiere cerrar la frontera. Con políticas como el veto de viaje a siete países musulmanes, está tomando una dirección distinta, que rompe con lo anterior y que es muy negativa. ¿Cómo vivió usted la rueda de prensa de Trump con Netanyahu en la que parece que inauguró una nueva posición de EE.UU. en el conflicto? Estoy decepcionado, he sido diplomático estadounidense durante mucho tiempo y creo firmemente en que tenemos la responsabilidad de apoyar un Estado israelí pero también un Estado palestino. No creo que la solución de un solo Estado sea práctica ni deseable. Viví varios años en Jerusalén y como diplomático coordiné el programa de asistencia económica de los Estados Unidos a la población palestina en Cisjordania. Los conozco bien y esta gente merece justicia y su propio Estado, como también los israelíes. Dos estados, no uno. Un solo estado no tiene cabida. ¿Qué supondría trasladar la embajada de EE.UU. a Jerusalén? Mover la embajada es un gran error. España tiene la misma posición que nosotros en este aspecto. En 1948 tomamos la posición que no tendríamos embajada en Jerusalén. Queríamos ser el árbitro. Si movemos la embajada, perderíamos la objetividad y dejaríamos atrás ese estatus. Nos posicionaría con el lado de los israelíes. Soy un gran amigo de Israel y vivo el diálogo en la universidad en la que estoy como profesor, y lo que quiero es que mi país ayude a construir la paz. No creo que lo que pasó el miércoles sea un buen inicio para la Administración Trump. Muchos candidatos presidenciales han prometido en las últimas décadas mover la embajada y no lo han hecho finalmente. Espero que sigamos así. Donald Trump parece priorizar el aislamiento de Irán reforzando vínculos con el mundo suní. Yo apoyo el acuerdo nuclear con Irán y no creo que el Gobierno de Trump rompa con él. Va a continuar. Respaldo lo que Trump está haciendo en el sentido de lo que Irán trata de influir en el mundo suní de la región. Irán es una fuerza negativa en Yemen, Siria, Irak o Líbano. Y apoyaré si aumenta su apoyo a Arabia Saudí, Kuwait, Catar y Jordania, que tradicionalmente han sido amigos de EE.UU., para evitar que sea Irán el principal poder en esta parte del mundo suní. En este sentido creo que Trump va por el buen camino Donald Trump saluda al auditorio en un evento organizado por AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel)- AFP ¿Por qué los dos estados es la única solución? Israel es un Estado judío y democrático. Si eventualmente llega a ser un solo Estado con la inclusión de los palestinos de Cisjordania y Gaza, cuya población va camino de ser mayor que la israelí, en unas elecciones estos pedirán que el Estado no sea judío porque ya no serán minoría. La única manera que tiene Israel de mantener un Estado democrático y judío es dejando a los palestinos que tengan su Estado en Cisjordania y Gaza. La solución de un estado es muy peligrosa. La apoyan la extrema derecha israelí y los elementos menos democráticos de la comunidad palestina. En ambas sociedades esta gente quiere la victoria total sobre el otro bando. Y esa solución no generará la paz. En cambio, creo que la solución de dos estados sí traerá la paz. Hace 26 años empezamos a trabajar con George H. W. Bush, yo en el consejo de seguridad, la posibilidad de una solución de dos estados en la conferencia de paz en Madrid sobre Oriente Próximo y no creo que debamos dejarlo atrás. Tenemos que retomar el espíritu que nació precisamente en Madrid. ¿Qué debe hacer ahora Netanyahu? Bush visitó tras el 11-S un mezquita de Washington y ofreció sus respetos al islam como religión de pazCreo que el primer ministro Netanyahu debe negociar con la autoridad palestina Mahmud Abbas, conocido también como Abu Mazen. Él es el líder electo y el responsable, y entiendo por qué Israel no negocia con Hamas, enemigo del Estado de Israel. Pero Abu Mazen es alguien que potencialmente puede ser una fuerza de paz. Ambos bandos son responsables de lo que estamos viendo hoy. Los palestinos tienen que ser realistas, rechazar la violencia, aceptar el Estado de Israel así como los israelíes tienen que hacer lo mismo con los palestinos. En los últimos 20 años todos han aceptado en algún momento la solución de dos estados, desde Abbas a Netanyahu, Obama y Clinton, el Gobierno de España? Si el miércoles empezó una nueva diplomacia y de un solo estado, no creo que vaya a funcionar. No van a apoyarlo muchos árabes ni muchos israelíes, ni americanos como yo. ¿Qué pensó cuando Trump firmó el veto de viaje a la población siete países musulmanes y no incluyó Arabia Saudí? Me opuse y me opongo al veto de viaje, no deberíamos tener un veto que mantenga a una persona fuera de América por su religión. Fue un veto musulmán y eso es antidemocrático. Me opongo. No estoy interesado en los países que cierran la puerta a inmigrantes y refugiados. Espero que la justicia continúe bloqueando el veto porque es un error, es malo para América, para su imagen. Crea problemas porque muestra una apariencia de que no queremos musulmanes y la comunidad musulmana en EE.UU. es muy exitosa y patriótica. Usted fue subsecretario de Estado con George Bush, ¿qué diferencias ve al Trump actual con Bush en su respuesta tras el 11-S? Veo una gran diferencia. En las semanas después del 11-S, Bush visitó un mezquita de Washington D.C. y ofreció sus respetos al islam. Él dijo que no estaban en guerra contra el islam, sino contra a Al Qaida. Trump no ha dicho nada en favor de los musulmanes ni ha visitado una mezquita. Es muy peligroso para nuestro país. Somos una nación multirreligiosa y multiétnica. Tenemos que mostrar respeto a otras religiones, culturas y etnias porque es una parte muy importante en una democracia. Me opongo a lo que ha hecho Trump. «Los políticos exitosos unen, no dividen» Un artículo en The New Yorker apuntaba cómo Trump podía conseguir aún más poder tras un posible atentado terrorista. Trabajé para Hillary Clinton en campaña. La apoyé. Para mí, los políticos exitosos son los que unen a la gente, no los que dividen utilizando el miedo. Trump lo está haciendo y no quiero mi país sea invadido por el miedo. Ni un solo refugiado sirio ha causado un ataque terrorista en Estados Unidos, hemos tenido muy pocos problemas acogiendo a cientos de refugiados. Es una parte muy delicada de la democracia y creo que Trump debe ser el presidente de todos y no dividirnos. ¿La polémica con la renuncia de Flynn cambiará la nueva relación entre Rusia y los Estados Unidos? Como diplomático, traté de muy de cerca entre 1990 y 1995 todo lo relacionado con la Unión Soviética y luego Rusia, y creo que ahora Trump está hablando demasiado bien de Rusia, cuando han hackeado nuestros sistemas y han interferido en las elecciones. No ha sido crítico con lo que ha hecho en Crimea o Ucrania. Es muy importante ser realistas y duros con el gobierno ruso. Muchos republicanos no están de acuerdo con él. EE.UU. necesita una gran investigación sobre cómo Rusia trata de influir en nuestra política. En Europa vemos cómo apoya a Marine Le Pen contra Emmanuel Macron. También tenemos el caso de Alemania. Rusia es una gran amenaza contra nuestras democracias y nuestras alianzas. Espero que Trump sea duro y responda a Rusia, no lo sé sí lo será pero lo espero. Hay un consenso en EE.UU. en ambos partidos que no debemos creer al Gobierno ruso, que es muy agresivo con Estados Unidos. Trump es ingenuo con Rusia. Foto de archivo de 2006 en la que Nicholas Burns, entonces subsecretario de Estado de EE.UU., habla con Miguel Ángel Moratinos, ministro de Exteriores de España- AP ¿Es estabilidad lo que busca Trump con el acercamiento a Rusia? No creo que lo que busque sea una mayor estabilidad. Es importante hablar con Rusia y tratar con Rusia sobre Corea del Norte, Afganistán, Irán? pero Rusia está en Crimea y en el Este de Ucrania, y es totalmente ilegal. Particularmente, en lo que respecta a la amenaza a nuestro sistema democrático, es un enemigo, tenemos que ser fuertes y contener la influencia rusa. Trump es muy débil con Rusia. En lo que Trump parece dar en el clavo es que Europa debe ir hacia el 2% del PIB en defensa. Como antiguo embajador de EEUU ante la OTAN, ¿qué opina al respecto? Apoyo que Europa refuerce su papel en la OTAN y llegue al mínimo del 2%. Cuando era embajador de la OTAN hablaba de este tema todo el tiempo y que llegarán a esa meta, puesto que Estados Unidos pasaba del 3,6%, y España muy poco con 0,9. Que la rica Europa aumente sus esfuerzos en la OTAN lo apoyo totalmente y deben mostrar mayor fortaleza en la Alianza. ¿Enviará el nuevo Gobierno tropas sobre el terreno a Siria? No sé si EE.UU. mandará tropas a Siria. Tenemos ya, pero no un gran contingente. No estoy de acuerdo con que lleve al ejército en Siria, tenemos que estar ahí y combatir al Estados Islámico con fuerzas especiales pero no necesitamos decenas de miles de estadounidenses en Siria. Es indeseable llevarlos allí en medio de una guerra civil como esta. ¿Es bueno para EE.UU. ayudar a Rusia en Siria? No creo que EE.UU. deba luchar junto a Rusia, que es una fuerza destructiva y negativa, y más si ves el bombardeo en Alepo en el que mató a tantos civiles inocentes. ¿Qué balance hace de la década en Irak? Creo que fue una de las guerras más controvertidas en nuestra historia. Fui embajador ante la OTAN en el inicio de la guerra de Irak y apoyé la guerra. Con perspectiva, fue un error. Cuando entras en un país y lo ocupas ocho años tienes la responsabilidad de ayudar a la gente, nos equivocamos yendo allí pero también dejando el país. Espero que Trump siga financiando la ayuda a los gobiernos y los intereses diplomáticos. Es muy importante.
12-02-2017 | Fuente: abc.es
El Gobierno italiano contra el «Venexit»: rechaza las pretensiones autonómicas del Véneto
El Gobierno italiano no acepta la «Venexit». La región del Veneto, con unos 5 millones de habitantes, cuya capital es Venecia, había decidido declararse «minoría nacional» mediante una ley aprobada por el Consejo Regional (Asamblea Legislativa) en el pasado mes de diciembre. El Gobierno Gentiloni ha dispuesto impugnar la ley, una respuesta que cabía esperarla. En un comunicado tras el Consejo de ministros se rechaza de forma rotunda las pretensiones autonómicas del Véneto: «La ley del Consejo Regional que califica a la población véneta como minoría nacional, y prevé que merecen los derechos indicados en la convención marco del Consejo de Europa, excede de sus competencias regionales y viola varios principios constitucionales, en particular los reservados a la legislación estatal, la actuación de los tratados, las convenciones y las relaciones internacionales del Estado». En la práctica, según el gobierno Gentiloni, el Consejo Regional véneto que, entre polémicas, había aprobado con 27 votos a favor, 16 contrarios y 5 abstenciones, el constituirse en «minoría nacional», ha ido demasiado lejos y en consecuencia debe pararse de inmediato. La ley véneta preveía, entre otras cosas, la facultad por parte de las ciudades de imponer la lengua véneta en sus propios territorios; lecciones obligatorias de dialecto; un examen de «veneticità» para los funcionarios públicos no nacidos en el Véneto en el que debían demostrar también el conocimiento de la lengua vernácula. Franco Rocchetta, líder histórico de la Región del Véneto, considera que el Gobierno Gentiloni no ha tenido en cuenta «el derecho natural de las gentes». Riccardo Barbisan, de la Liga Norte, promete que volverán a la carga para reivindicar sus derechos autonómicos: «Roma pretende tenernos como súbditos ignorando también la historia de nuestra tradición. El gobierno Gentiloni mantiene el centralismo, pero haremos valer nuestras razones ante el Tribunal Constitucional». El Constitucional dice no al referéndum Cabe suponer cuál será la respuesta del Constitucional a la vista de lo que indica de forma muy clara el Artículo 5 de la Constitución: «La República italiana es una e indivisible». Ya en el reciente pasado, en abril del 2015, en su sentencia número 118 el Tribunal Constitucional dejó claro que la región del Véneto no podía organizar un referéndum consultivo sobre la posibilidad de independencia y tampoco una consulta sobre la ampliación de su autonomía fiscal. El Véneto se apela a la historia de su tradición porque Venecia fue una república independiente durante más de mil años. Otras regiones, como Lombardía, han pretendido más autonomía o disponer de ciertas competencias, como en el caso de Sicilia, que quiso limitar la presencia de bases extranjeras en la isla. La respuesta del Tribunal Constitucional de Italia, un país muy joven que nace en 1861, ha sido siempre la misma: La carta magna indica que Italia es «una e indivisible».
...
6
...