Infortelecom

Noticias de relaciones internacionales

01-06-2018 | Fuente: abc.es
Venezuela califica de «amenaza» la llegada de Colombia a la OTAN
Después de dos períodos consecutivos al frente del Gobierno, Juan Manuel Santos se marchará de la Casa de Nariño con dos recientes victorias: el ingreso de Colombia en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Hace días se conoció que el país suramericano formalizaría su incorporación como «socio global» de la organización, con lo que se convierte en el primer país de América Latina en ser parte de ese bloque. Ayer, Juan Manuel Santos se reunió con el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, en Bruselas para oficializar el estatus de la nación. En el acto, también participó el ministro de la Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, que declaró a ABC que «la alianza con la OTAN nos permite participar en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo urbano, entre otros ámbitos. Sin embargo, no buscamos una intención bélica. No somos un peligro para ningún país de la región». Oana Lungescu, portavoz de la OTAN, explicó por su parte que la cooperación con Colombia se ha desarrollado desde 2013 y que la Alianza «ayuda a las naciones a construir una mayor transparencia en las cuentas de las instituciones militares». Asimismo, aseguró que ser socio de a OTAN permite el intercambio para que las Fuerzas Armadas reciban entrenamiento militar, como en efecto Colombia hace desde hace algunos años en Alemania e Italia. Amenaza directa Con la adhesión de Colombia como «socio global», la OTAN pisa fuerte en el interior de América Latina. Venezuela, su gran vecino, con quien comparte una frontera de 2.200 kilómetros, es uno de sus mayores adversarios en la región. Junto a Cuba, protagoniza el repudio de los países bolivarianos a la nueva alianza, por considerar que «se abre una puerta a la injerencia militar extranjera» como lo es de facto hoy la presencia de tropas estadounidense en territorio colombiano. A través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro rechazó el anuncio realizado por su homólogo Juan Manuel Santos, y aseguró que se trata de una «alianza militar externa con capacidad nuclear, lo que constituye a todas luces una seria amenaza para la paz y la estabilidad de la región». El Gobierno Bolivariano de Venezuela denuncia la intención de las autoridades colombianas de introducir en América Latina una alianza militar externa con capacidad nuclear, ante el ingreso de ese país como socio global en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pic.twitter.com/gMkCofG3Uv? Jorge Arreaza M (@jaarreaza) 26 de mayo de 2018El Gobierno de Maduro ve con preocupación que Colombia, después de medio siglo de lucha contra las guerrillas, comience a cooperar y compartir información con los países del pacto del Atlántico Norte sobre narcotráfico, terrorismo y crimen organizado. Así como el hecho de que las Fuerzas Armadas de Colombia continúen con los entrenamientos militares en el extranjero y de esa manera, se potencie su ejército frente al resto de la región. Estrecha relación El abogado venezolano especialista en Relaciones Internacionales de la Universidad Católica Andrés Bello, Mariano de Alba, explicó a ABC que la entrada de Colombia en la OTAN demuestra la estrecha relación con países europeos, y que a partir de ahora tendrá acceso a técnicas militares que pueden «despertar cierta incomodidad en la región». Sin embargo, de Alba señaló que bajo el estatus privilegiado que alcanzó Colombia no es aplicable el artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte, que prevé que algún tipo de ataque armado contra un miembro de la OTAN será considerado como un ataque dirigido a todos y, en consecuencia, responderán de forma colectiva. «Que colaboren de manera más directa no signifca el traslado de tropas o bases militares a Colombia», aseguró el abogado internacionalista. Asimismo, comentó que la nación suramericana no viola níngun tratado internacional, en especial el tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Tlatelolco), que establece «una zona de paz libre de armas nucleares». Colombia se convirtió oficialmente en socio global compartiendo este estatus con países como Afganistán, Australia, Irak y Corea del Sur. En 2015, el Gobierno de Santos contribuyó con un barco a la «Operación Ocean Shield» para contrarrestar la piratería en el Cuerno de África. Este fue un paso importante para la cooperación ante un desafío de seguridad internacional.
13-03-2018 | Fuente: elpais.com
?Incluso Trump reconoce que gane quien gane no podemos darle la espalda a México?
EE UU tiene mucho en juego en el país vecino, advierte el experto estadounidense en relaciones internacionales
24-02-2018 | Fuente: as.com
Butragueño: "El gol de Benzema le sube la moral"
"Teniendo en cuenta todo lo que se nos viene, es una noticia estupenda", dijo el director de relaciones internacionales después de la victoria blanca.
03-02-2018 | Fuente: abc.es
Londres busca algún nexo de libremercado con la UE tras el Brexit
El Reino Unido tiene una gran decisión por delante que puede afectar en mayor o menor medida a su economía, y es la de permanecer de alguna forma en el mercado único y la unión aduanera con el resto de Europa tras el Brexit. Los informes filtrados esta semana y realizados por el propio Gobierno de Theresa May ya avanzan que sea cual sea el escenario, el PIB británico saldrá perdiendo. A pesar de eso, la primera ministra británica y parte de su Ejecutivo siguen manteniendo que al salir de la Unión Europea lo hacen con todas sus consecuencias, y esto significa abandonar las ventajas de permanecer en ese mercado único y en la unión aduanera. Una idea que confirmaron ayer tanto el portavoz de la primera ministra como el secretario de Relaciones Internacionales Liam Fox. Sin embargo, parece que las conversaciones internas dentro del Ejecutivo circulan en otro sentido. Según desveló el «Financial Times», altos cargos gubernamentales están considerando poder llegar a un acuerdo al menos para seguir permaneciendo en la unión aduanera, lo que permitiría cubrir el comercio de bienes con la Unión Europea. Algo que limitaría severamente la capacidad de Reino Unido para establecer otros acuerdos comerciales externos pero que ayudaría a resolver preocupaciones sobre la frontera con Irlanda y reduciría la necesidad de nuevos procedimientos aduaneros complejos que se deberían implantar. El propio Fox rechazó ayer esta idea al no ser «compatible con tener una política comercial independiente». Por el contrario, la primera ministra, durante su viaje a China y preguntada por esta cuestión, echó balones fuera y se negó a descartarlo del todo. Un tema, el de la futura relación comercial entre ambas partes, que estará ya sobre la mesa el próximo lunes cuando tenga lugar un encuentro en Londres entre el ministro para el Brexit, David Davis, y el negociador jefe de Bruselas, Michel Barnier. Los Veintisiete han ofrecido a Londres negociar un periodo de transición para adaptarse al Brexit hasta el 31 de diciembre de 2020 manteniendo el status quo pero sin que Reino Unido tenga voto ni presencia en las instituciones comunitarias. Es decir, Londres tendrá que seguir cumpliendo las normas europeas -incluidas las que se pacten en este periodo de transición- y respetando la competencia del Tribunal de Justicia de la UE, así como las cuatro libertades fundamentales, entre ellas la libre circulación de personas, dado que Reino Unido seguirá durante este periodo en el mercado interior y la unión aduanera. Theresa May, ha advertido de que no contempla que las negociaciones con la Unión Europea para fijar un periodo de transición tras el Brexit lleven a reconocer los mismos derechos a los europeos que lleguen a Reino Unido después de su salida del bloque.
27-11-2017 | Fuente: abc.es
La alianza de izquierda aventaja a Hernández en las elecciones de Honduras
El líder de la alianza de oposición de izquierda, Salvador Nasralla, avanza para convertirse en el próximo presidente de Honduras tras las elecciones que tuvieron lugar el domingo 26 de noviembre. Con el 57% de las mesas escrutadas, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció en la madrugada del lunes que Nasralla aventajaba a Hernández con un 45,17%, mientras que el actual presidente Juan Orlando Hernández había recibido un 40,21%. Sin embargo, cada uno ya se proclamó en la noche del domingo ganador de los comicios, es decir, antes de que salieran los primeros datos oficiales del órgano regulador. «El dato que tiene el TSE no es concluyente porque únicamente recoge los resultados de las principales ciudades del país, eso representa solo el 20% de los votos», advirtió Hernández, el presidente Honduras que busca su reelección. Las encuestas realizadas a pie de urna por el canal Televicentro, publicadas después de la votación, revelan que Hernández habría obtenido el apoyo del 43,93% del electorado, mientras que Nasralla aglutinaría un 34,70%. Con el resultado de las encuestas en la mano, el candidato del conservador del Partido Nacional se apresuró a proclamarse ganador, un gesto que fue reprochado por Nasralla. «Yo soy el nuevo presidente de Honduras», replicó Nasralla, quien calificó además a su rival como un «caradura» por afirmarse vencedor solo con las encuestas a pie de urna, por lo que llamó a sus seguidores a defender los resultados electorales ante cualquier sospecha de fraude. Y es que desde la oposición se hay una feroz desconfianza en el sistema electoral, ya que acusan al TSE de estar bajo el control de Hernández. «En principio, no hay motivos para cuestionar los resultados porque hay observadores internacionales en Honduras», comenta Antonio Gil Fons, profesor de relaciones internacionales y especialista en América Latina de la Universidad de Guadalajara en México. Hasta el país se ha desplazado una comitiva de la Organización de Estados Americanos que cerciorarán la veracidad de las actas junto con otras entidades como miembros de la embajada de Estados Unidos y medios de comunicación entre otras organizaciones. Pero, sobre todo, lo que más ha pesado sobre las acusaciones de fraude sobre Hernández es el hecho de que el conservador obtuvo el permiso del Tribunal Supremo en 2015 para poder presentarse a las elecciones, algo que estaba prohibido constitucionalmente. «Hernández ha roto una tradición en América Latina, donde está muy mal vista la reelección y la mayoría de las constituciones sólo permiten un mandato», añade Gil Fons, valenciano afincado en México. No obstante, a pesar de que todavía no hay resultados concluyentes, Hernández publicó en su cuenta de Twitter que los presidentes de Ecuador y Guatemala, Lenín Moreno y Jimmy Morales -respectivamente-, le llamaron por teléfono para felicitarle sobre su triunfo en los comicios. De confirmarse estos datos, Hernández sería el primer presidente hondureño en más de 30 años que gobierna dos legislaturas seguidas. Pero, por el momento, los primeros datos oficiales proyectan una ligera victoria de Nasralla sobre Hernández. De seguir esta tendencia, Nasralla, sería el primer presidente en la historia reciente de Honduras que no milita ni en el Partido Libre ni en el Nacional. Así, la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que lidera este célebre presentador de televisión lograría su principal objetivo: poner fin al bipartidismo que han mantenido ambos partidos desde 1982. Sin embargo, todavía falta por contar gran parte del voto rural, donde Gil Fons cree «bastante probable» que Hernández obtenga un mayor número de votos. «El voto rural en América Latina suele ser de corte conservador», indica. El empleo ha sido el principal tema de una tensa campaña electoral en la que ambos bandos se han acusado de cometer fraude. Aproximadamente dos tercios de la población hondureña vive en pobreza, un porcentaje que apenas se ha visto reducido en los últimos diez años. Como consecuencia de la pobreza extrema, Honduras se ha convertido en uno de los países centroamericanos que emite un mayor número de migrantes hacia Estados Unidos.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
Hariri acuerda con Macron regresar al Líbano el miércoles
Saad Hariri, el primer ministro libanés que dimitió la semana pasada, volverá a su patria el próximo miércoles tras los contactos y maniobras en la sombra posteriores a su recepción oficial celebrada hoy en el Elíseo, donde se reunió con el presidente Emmanuel Macron. La diplomacia francesa considera una «gran victoria» nacional la salida de Saad Hariri de Arabia Saudí, donde no está claro si estuvo retenido, privado de libertad o secuestrado por el mismo régimen que precipitó el anuncio ¿forzado? de su dimisión y fuga hacia Riad, la capital «amiga». Después de sus pasadas conversaciones en Riad con Hariri y Mohamed bin Salman (conocido MBS), el príncipe heredero de la monarquía absoluta saudí, el presidente Macron ha conseguido rescatar al primer ministro libanés del atroz atolladero precipitado por el aventurerismo saudí. En el Elíseo, hoy y en los próximos días, Macron intentará hacer avanzar unas maniobras que quizá escapen al voluntarismo francés. Precipitando la dimisión de Hariri e invitándolo a «refugiarse» en Riad, Bin Salman provocó un ataque súbito de nacionalismo en el Líbano, donde todas las fuerzas políticas percibieron una burda maniobra saudí, que intenta desplazar la temible influencia de Hizbolá, que es apoyado por Irán, pero que también es la fuerza política que representa a los chiíes libaneses. En París, Macron intenta maniobrar para conseguir una cierta neutralidad de Teherán ante la vuelta anunciada de un primer ministro que nadie sabe si confirmará su dimisión o aceptará su restablecimiento, apoyado por una mayoría de partidos nacionales. Consumada la salida de Hariri, no está claro qué podrán hacer Macron y el gobierno francés para apuntalar el frágil y balcanizado paisaje político libanés. Arabia Saudí, los sunníes libaneses y Hariri denuncian con cierta agresividad verbal el comportamiento de Irán, «intentando desestabilizar todo Oriente Medio». Macron ha intentando asociar a Irán a una solución global. Pero Teherán, por su parte, denuncia el comportamiento irresponsable de Riad y sus aliados libaneses. Malestar en Irán Consultado por «Le Monde», Karim Emile Bitar, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Saint-Josep de Beirut, resume el equilibrio de fuerzas así: «De un lado está la potencia iraní, profesional y cínica; del otro, se encuentran las gesticulaciones saudíes, dando muestras palmarias de amateurismo impulsivo». Ante la presencia de tales influencias, la personalidad de Hariri se percibe frágil, falta de la autoridad y del carisma imprescindibles para resistir a sus «protectores» saudíes y sus enemigos iraníes. Tras su visita a los Emiratos Árabes Unidos y su escala en Riad, Macron proyectaba visitar oficialmente Irán. Tras la crisis de la dimisión de Hariri, Teherán reaccionó advirtiendo que el comportamiento diplomático francés «está ayudando a transformar crisis potenciales en crisis reales». Lenguaje elíptico que no parece sugerir una evolución tranquilizadora en la zona.
15-11-2017 | Fuente: abc.es
Mugabe se niega a dimitir y quiere terminar su mandato
El presidente zimbabuense, Robert Mugabe, su mujer Grace y dos figuras claves de la facción política G-40 que apoyan a la primera dama están bajo arresto domiciliario en el recinto de la 'Casa Azul' del mandatario en Harare e insisten en que éste concluya su mandato, según una fuente consultada por Reuters. Zimbabue se encuentra en una situación de máxima incertidumbre. El Ejército tomó ayer el control del país en una asonada destinada a impedir que herede el poder Grace Mugabe, mujer del presidente, Robert Mugabe. Los militares anunciaron también su objetivo de detener a los«criminales» ligados al exlíder del país, quien se encuentra en arresto domiciliario. Las fuerzas armadas, movilizadas por Constantino Chiwenga, insisten en que no se trata de un golpe de Estado, sino de una intervención para restaurar la estabilidad de un país castigado por la crisis económica y el abuso de poder. Las tensiones entre el partido del gobierno (Zanu-PF) y el Ejército tienen al país en vilo desde que Chiwenga amenazara el lunes con «intervenir" si continuaba la purga de veteranos del partido. Mugabe destituyó a su vicepresidente y candidato a sucederle, Emmerson Mnangagwa, la semana pasada por «deslealtad», en un intento por situar a su mujer, Grace Mugabe, como su sucesora de cara a las elecciones de 2018. «La actual purga está claramente dirigida a miembros del partido que protagonizaron la independencia y debe detenerse de inmediato. Cuando se trata de proteger nuestra revolución, los militares no dudarán en intervenir", dijo Chiwenga. Muchos interpretaron esta declaración sin precedentes como una advertencia directa al presidente que ha gobernado la nación desde su independencia de Gran Bretaña en 1980. Ante tal amenaza, el partido del Gobierno denunció la «conducta traidora» de Chiwenga, avisándole de que no sucumbirían a las amenazas militares. Según un portavoz del Zanu-PF, sus «movimientos fueron calculados para desestabilizar el país y perturbar la paz». Este intercambio de acusaciones terminó con un gran despliegue militar en Harare, en una exhibición inusual que fue vista como una demostración de fuerza. La alarma saltó cuando cuatro tanques fueron vistos en una carretera en dirección a la capital. Poco después, los militares tomaron una emisora estatal, la Zimbabwe Broadcasting Corporation (ZBC), para difundir un comunicado. El encargado de dar la cara fue el portavoz militar, Simon Khaya-Moyo, quien insistió en que no se trataba de un golpe de Estado, sino de una «corrección sin sangre» y que el Ejército busca «pacificar una situación que no dejaba de degenerar». «Estamos persiguiendo a criminales que rodean a Mugabe y que están causando sufrimiento social y económico en el país para llevarlos ante la justicia», dijo Moyo. «Tan pronto como hayamos cumplido nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad», declaró el general del ejército, quien pidió calma a los líderes políticos. Según Reuters, tras este anuncio tres explosiones sacudieron el centro de la capital y se escucharon numerosos disparos en las inmediaciones de la casa del presidente. Los primeros detenidos Las primeras detenciones no tardaron en llegar. El Gobierno confirmó el arresto de varios ministros del gabinete de Mugabe, entre ellos, el de Economía, Ignatius Chombo (miembro destacado de la llamada facción «G40» liderado por la esposa de Mugabe) y el ministro del gobierno local, Savior Kasukuwere. A estas detenciones se suma la del sobrino del presidente, Patrick Zhuwayo. Los medios locales apuntan a que el ex vicepresidente Mnangagwa habría volado desde Sudáfrica a una base militar de Zimbabue para ser investido presidente interino y tomar el mando. Apodado «El cocodrilo», Mnangagwa huyó a Sudáfrica tras recibir amenazas después de una destitución que puso fin a 40 años al servicio de Mugabe. Mnangagwa era el principal candidato a suceder a Mugabe, de quien fue un fiel aliado desde que lucharan por la independencia del país. Las reacciones de la comunidad internacional y de los partidos de la oposición van en la misma línea: defender el gobierno civil y garantizar la paz. El Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), principal partido de la oposición, pidió un viraje pacífico a la democracia constitucional, y agregó que espera que la intervención militar conduzca al «establecimiento de un estado estable, democrático y progresista». Asimismo, el presidente de Zambia, Edgar Lungu, pidió al general Chiwenga que se respete la constitución de Zimbabue. Su homólogo sudafricano reclamó tanto al Gobierno como a las Fuerzas Armadas que «resuelvan el "mpasse" político de forma amistosa». Por su parte, los veteranos de guerra han elogiado la actuación del Ejército por llevar a cabo «una corrección incruenta del gran abuso de poder». Según estos, los militares devolverán a Zimbabue a una «democracia genuina» y la convertirán en una «nación modelo moderna", según dijo Chris Mutsvangwa, presidente de la asociación de veteranos de guerra, a Associated Press. Esta crisis política coincide con el declive económico del país, motivado, según los expertos, por la desastrosa gestión de Mugabe quien habría destruido uno de los estados más prometedores de África. ¿Dónde está Grace? A primera hora de la tarde del miércoles saltaba la noticia de que Grace Mugabe había huido a Namibia después de que su marido hubiera estado negociando con los militares su salida del país. Una información que dio Sky News. Sin embargo desde el país vecino se niega dicha información. El ministro de Relaciones Internacionales, Netumbo Nandi-Ndaitwah, negó, según la prensa local, los rumores que sitúan a la primera dama en Namibia. De no ser así, Grace se encontraría con su esposo en la residencia «Blue Roof» de Harare.
05-11-2017 | Fuente: as.com
"Estamos jugando bien y hay que tener calma con Benzema"
El director de Relaciones Internacionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, analizó la victoria de su equipo ante Las Palmas en beIN Sports.
27-10-2017 | Fuente: abc.es
El dosier Kennedy podría desvelar qué hizo Oswald en México
Todo empezó en las pantallas de los cines. En 1991, el agitador y cineasta Oliver Stone estrenó «JFK», una película que azuzó más que nadie el fantasma de las conspiraciones sobre la muerte del presidente John Fitzgerald Kennedy, asesinado mientras participaba en una comitiva por las calles de Dallas (Texas), el 22 de noviembre de 1963. La cinta apuntaba a un complot gubernamental y criticaba la ocultación de pruebas y el secretismo del caso. Tanto removió a la sociedad estadounidense, que el asunto llegó al Congreso. Los legisladores aprobaron una ley sobre los documentos ligados a la muerte de JFK que establecía que en un plazo de 25 años todo el material tendría que estar desclasificado. Hasta ahora, se ha desclasificado el 88% de los documentos del caso, mientras que el 11% ha sido desvelado con omisiones o tachaduras y el 1% es un gran secreto. Ayer se cumplió ese plazo y estaba previsto que la Administración Nacional de Archivos y Registros volcara todo el material restante -el 1% de lo que sigue secreto y el 11% sin omisiones- en su página web. ¿Todo? Eso ayer estaba todavía por ver. Quien tiene la autoridad para impedir la publicación de los documentos secretos es el presidente de EE.UU. Después de recibir presiones políticas y de las agencias de inteligencia sobre la conveniencia de publicar o no algunos documentos, Trump aseguró el pasado fin de semana que saldrían a luz. Pero reconoció que la desclasificación estaría sujeta «a más información» por parte de las agencias gubernamentales. La ley establece que el presidente puede impedir la publicación si esta supone «un daño identificable a la defensa militar, las operaciones de inteligencia, la seguridad o las relaciones internacionales» y si ese daño «es de tal gravedad que compensa el interés público de su divulgación». Al cierre de la edición de ayer, todavía no estaba claro si Trump había decidido bloquear parte del material o publicarlo en su totalidad. Lo que sí ha entendido Trump es la fascinación que todavía atrapa a EE.UU. con el asesinato de uno de sus presidentes más carismáticos. Como experto de los medios y el suspenso, acudió a Twitter por la noche, en la víspera de la publicación, para crear suspense: «La esperada publicación de los documentos de JFK ocurrirá mañana. ¡Muy interesante!», dijo, como un presentador que ceba la atención del espectador antes de un bloque publicitario. The long anticipated release of the #JFKFiles will take place tomorrow. So interesting!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 25 de octubre de 2017Decepción La opinión mayoritaria es que será una decepción para quienes esperan que aclare las grandes cuestiones sobre el asesinato de JFK o que apoye alguna de las variadas teorías conspiradoras que circulan desde el magnicidio. «No va a haber una pistola humeante», aseguró a la CNN Gerald Posner, experto en el asesinato, sobre la posibilidad de que aparezcan pruebas relevantes que cambien la conclusión mayoritaria sobre el caso: que Lee Harvey Oswald actuó solo cuando disparó desde un edificio de la plaza Daley de Dallas al presidente de EE.UU. Eso no quiere decir que no haya revelaciones interesantes en los documentos secretos. Los expertos apuntan a que podrían esclarecer las actividades de Oswald -un estadounidense que había desertado a la URSS- en Ciudad de México meses antes del magnicidio. La CIA tenía al asesino bajo vigilancia y esa información podría aclarar qué hizo en la capital mexicana -se sabe que visitó las embajadas de Cuba y Rusia- y por qué no se le tenía controlado cuando JFK visitó Dallas. Quizá lo más jugoso sean detalles de las maniobras oscuras de la CIA en la época, no relacionadas con la muerte de JFK, pero sin duda relevantes para los historiadores. Detalles sobre sus intentos de asesinar a Fidel Castro en colaboración con la mafia, sus relaciones con el Gobierno de México, su participación en un golpe de estado en Vietnam del Sur? Todo un retrato del juego sucio de la inteligencia estadounidense durante la Guerra Fría, que no ayudará a mejorar la imagen pública de la CIA.
19-10-2017 | Fuente: abc.es
Irrumpe en la carrera hacia el Kremlin la reina del espectáculo televisivo ruso
Se venía rumoreando desde hacía semanas, aunque ella misma lo había negado, pero el miércoles Ksenia Sobchak, «Ksiusha» para los más íntimos, anunció ante las cámaras del canal de televisión ruso «Dozhd» que presentará su candidatura a las elecciones presidenciales de marzo del año que viene. Maestra de ceremonias, actriz, periodista y presentadora de televisión, Sobchak es archiconocida por la audiencia y seguro que aportará entretenimiento a unos comicios que se prometían muy aburridos. Hija del fallecido Anatoli Sobchak, alcalde de San Petersburgo entre 1991 y 1996, el hombre que dio trabajo entonces a Vladímir Putin y le catapultó al Kremlin, y de la senadora Ludmila Narúsova, Ksiusha cumplirá 36 años el próximo 5 de noviembre. La noticia ha saltado cuando Putin no ha revelado todavía oficialmente su intención de tomar parte en los comicios, pese a que todo el mundo lo da por hecho y lo cierto es que lleva en campaña desde mayo. Ksenia Sobchak, en 2003 - Efe «Muchos llaman a boicotear estas elecciones. Claro, qué sentido tiene acudir a votar si los candidatos en liza nos tienen ya hartos y los que lo son de verdad no les dejan presentarse», señala Sobchak en su mensaje televisivo y en evidente alusión al bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, vetado por la Comisión Electoral por haber sido procesado. Sin embargo, puntualiza la diva, «¿cómo expresar en este caso que estamos en contra, como hacer que sea escuchada nuestra voz?». Mostrando una papeleta de voto, la opción que propone, en lugar de poner una cruz en la casilla «contra todos», una forma de abstención activa, es votándola a ella. Sostiene que acomete el desafío con «responsabilidad» y consciente de «los riesgos y la complejidad» que entraña. Ksenia Sobchak, aprendiz de bailarina, pintora y licenciada por el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO), fue al principio de su carrera la niña mimada de la élite del país, la reina del glamour de la Rusia de Putin. Se equiparaba con Paris Hilton, con quien protagonizó una vez en Moscú un sketch presentándose como hermanas gemelas, amantes del revuelo y los modelitos caros. «Sobchak no es más que un elemento decorativo para embellecer las elecciones y dar espectáculo»Dmitri Oreshkin, politólogo ruso También de escandalizar con escenas de contenido erótico con el rapero de moda en filmaciones o fotos en las redes sociales. Con lo que más fama cosechó fue con su reality-show «Dom-2» (Casa-2), una especie de Gran Hermano. Después ha hecho cine y participado como solista en grandiosos espectáculos musicales, además de presentar las galas y eventos más importantes. Todo cambió cuando decidió criticar al régimen y apareció en los multitudinarios mítines y manifestaciones organizados por Navalni y Borís Nemtsov, que sería asesinado a tiros en 2015 cerca de la Plaza Roja, para protestar por el fraude en las elecciones legislativas de diciembre de 2011. Llego a estar detenida y su vivienda fue objeto de un minucioso registro policial. La televisión, su medio, empezó a marginarla. Pero, tras moderar sus críticas y desaparecer de las protestas, regresó paulatinamente a los platós. Ahora, a juicio de muchos observadores, su candidatura se ha convertido en un instrumento al servicio del Kremlin. Pese a que acaba de declarar que, si a Navalni le permitiesen presentarse a los comicios, ella se retiraría de la lucha por el sillón presidencial. «Sobchak no es más que un elemento decorativo para embellecer las elecciones y dar espectáculo», estima el politólogo ruso, Dmitri Oreshkin. A juicio del analista Kirill Rógov, la idea de ponerla en liza ha partido de la Administración del Kremlin, algo que niega el portavoz de la Presidencia, Dmitri Peskov. Rógov, cuya estimación no concede a Sobchak más de un 15% de los votos, cree que su misión es «mantener a la población pegada al televisor durante la campaña». Se espera que Ksiusha pueda atraer el voto joven, el de protesta en cierta medida, el de quienes no solían votar nunca y el de una buena parte del mundo del espectáculo. Son pocos los que piensan que pondrá a Putin en aprietos, pero también los hay.