Infortelecom

Noticias de relaciones exteriores

08-03-2017 | Fuente: abc.es
Maduro intenta recurrir a Santos para reactivar el diálogo con la oposición
Tras el fracaso de las conversaciones con la oposición el año pasado, el presidente Nicolás Maduro está tratando de reactivar el diálogo con los auspicios de su par colombiano, Juan Manuel Santos, para evitar las sanciones de la Organización de Estados Americanos (OEA). Según el diario de Miami El Nuevo Herald, el Gobierno venezolano «trata de convencer» a Santos para que «apueste su reputación personal en resucitar el desprestigiado proceso». El secretario general de la OEA, Luis Almagro, estudia la posibilidad de impulsar la aplicación de la Carta Democrática con el apoyo del Senado de EE.UU. y otros países del hemisferio, lo que preocupa al régimen de Maduro. Caracas ha utilizado el diálogo como tabla de salvación para desactivar las protestas y evitar las sanciones de la OEA, como ocurrió el pasado octubre, cuando los mediadores (entre ellos José Luis Rodríguez Zapatero y el Vaticano) lograron sentar a Gobierno y oposición en la mesa de conversaciones. El diálogo venezolano fracasó antes de terminar 2016 al no cumplirse ninguna de las cuatro exigencias de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática, como el calendario electoral, la liberación de los presos políticos, un canal humanitario para paliar la escasez (alimentos y medicinas) y respeto al Parlamento. La Carta Democrática supone sanciones y la expulsión de Venezuela de la OEALa esperanza del régimen chavista entonces es que se reactiven las negociaciones para impedir nuevamente la aplicación de la Carta Democrática, que conlleva sanciones y hasta la expulsión de Venezuela de la comunidad interamericana. Se desconoce, sin embargo, el papel que desempeñaría el presidente de Colombia. «Creemos en el diálogo en Venezuela, estamos convencidos de que ellos mismos tienen que encontrar su salida», aseguró la semana pasada María Ángela Holguín, ministra de Relaciones Exteriores de Colombia. En una entrevista concedida a ABC, Holguín afirmó que «hace unos días le pedimos al expresidente (de Panamá) Martín Torrijos si podía pasar por Colombia para poder enterarnos de cómo iba el diálogo. La idea era que también estuviera el expresidente Zapatero, pero se encontraba en España. El presidente Santos le ha pedido que cuando vuelva a Venezuela, si puede pase por Colombia para poder saber de primera mano cómo ve el diálogo en ese país». Holguín piensa que el diálogo es «lo más conveniente para Venezuela y para todos nosotros, porque cualquier cosa que pase en Venezuela, repercute en Colombia. Por eso hemos insistido en apoyar al expresidente Zapatero en su esfuerzo por sentar a los venezolanos en la mesa».
03-03-2017 | Fuente: abc.es
Quién es Sergey Kislyak, el embajador ruso con el que «todos» han hablado
El embajador ruso en Washington desde 2008, Sergey Kislyak, se ha convertido en el corazón del escándalo que sacude al Gobierno de Donald Trump después de que salieran a la luz sus contactos con el actual fiscal general, Jeff Sessions, con el general Michael Flynn o incluso con el yerno de Trump. Kislyak, cuya experiencia política se remonta a la era soviética, se reunió con el entonces senador Sessions antes de los comicios presidenciales de Estados Unidos, aumentando las sospechas de que Moscú influyera en las elecciones, en tanto que el actual secretario de Justicia era uno de los principales asesores de campaña de Trump. El exembajador de Estados Unidos en Rusia, Michael McFaul, dijo recientemente en una charla que Kislyak había tenido «todos los trabajos más importantes en el Ministerio de Relaciones Exteriores, excepto uno», el de ministro. Describiéndole como «eficaz y experimentado», McFaul añadió: «Nunca estás confundido acerca de a qué país representa». Según describe un exfuncionario del Departamento de Estado de Estados Unidos citado por The Guardian, Kislyak es inteligente, habla muy bien inglés y tiene sentido del humor. Al mismo tiempo, puede representar a su país incluso cuando tiene un mal papel que representar, por ejemplo, sobre la intervención militar en Ucrania. Según dijo, es leal a Rusia. «Me imagino que ha tenido alguna interacción con Putin, pero no vino de su círculo íntimo de inteligencia y San Petersburgo». «No detecté, como lo hice con algunos diplomáticos soviéticos, una aversión visceral de los Estados Unidos». Recientemente, Kislyak participó en una conferencia para hablar del estado de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. «Estamos viviendo el peor punto en nuestras relaciones después del final de la Guerra Fría», dijo Kislyak durante la conferencia en la que explicó que el deterioro de las relaciones entre las dos potencias comenzó mucho antes de los problemas en Ucrania. Trayectoria política Graduado en el Instituto de Ingeniería Física de Moscú y en la Academia de Comercio Exterior de la Unión Soviética, toda su carrera ha girado en torno a la vida diplomática. Durante la última década de la Guerra Fría, en los años ochenta, trabajó para el Gobierno ruso en Naciones Unidas, en Nueva York, y cuando la Unión Soviética se escindió y el actual presidente, Vladímir Putin, tomó el poder en los años noventa, Kislyak trabajó en cuestiones de desarme en el Kremlin, para después convertirse en embajador en Bélgica, donde también fue representante de Rusia en la OTAN. Ha representado a su país en Washington durante los últimos nueve años. Kislyak representaba a Rusia en la capital estadounidense cuando el FBI detuvo a 10 personas en 2010 acusadas de espiar en suelo estadounidense para el Gobierno ruso y dirigió las relaciones durante todo el Gobierno de Barack Obama, ayudando a negociar el acuerdo para sacar las armas químicas de Siria y evitar así un ataque militar estadounidense contra Damasco. Asimismo, en ese periodo, Rusia también fue un socio clave en las negociaciones que condujeron al desarrollo del acuerdo nuclear iraní. Hasta 35 miembros del personal de Kislyak fueron expulsados el pasado otoño por el expresidente Barack Obama, después de que las agencias de inteligencia del país corroboraran que Rusia se esforzó para influir en los resultados presidenciales que concluyeron con la victoria del magnate. Las conversaciones telefónicas de Kislyak con el general Michael Flynn antes de la investidura de Trump el pasado 20 de enero hicieron que Flynn tuviera que renunciar a su puesto, siendo uno de los funcionarios que menos tiempo ha ocupado un alto cargo en la Casa Blanca. Kislyak, de 66 años, trabajó en temas de desarme y estaría familiarizado con el monitoreo estadounidense de comunicaciones diplomáticas y el sistema de vigilancia.
28-02-2017 | Fuente: abc.es
El delicado equilibrio de la aparente «luna de miel» entre Trump y Putin
Desde que Donald Trump asumió el cargo de presidente, Vladimir Putin ya no es el «enemigo número 1» más mediático del mundo por obra y gracia de EE.UU. Ambos creen que no solo hay que golpear más fuerte para ganar; también hay que sorprender. Cuando Barack Obama expulsó en el descuento de su presidencia a 35 diplomáticos rusos por injerencia en las elecciones, Putin, en lugar de hacer lo propio con los yankees, invitó en Navidad a los hijos de otros tantos diplomáticos estadounidenses a visitar el Kremlin, en una provocación dirigida a avergonzar al presidente saliente de Estados Unidos. Que Putin no respondiera a la Casa Blanca con la misma dureza aumentó las sospechas sobre el acercamiento entre ambas potencias, hasta que Michael Flynn, ex asesor de seguridad nacional de Donald Trump, presentó finalmente su dimisión por las filtraciones sobre sus flirteos con la diplomacia rusa en Washington y por haber informado solo medias verdades al vicepresidente electo, Mike Pence. Tras el escándalo Flynn, las sospechas de connivencia entre Washington y Moscú se han enfriado, oportunidad que ha aprovechado el Kremlin para asegurar que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos están en el nivel más bajo desde la Guerra Fría, según ha informado este martes la agencia de noticias Interfax citando a Sergei Ryabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia. Lo que muchos analistas ya apuntan es a una nueva etapa del conflicto, en la que, según «The New York Times», Rusia ha desplegado en secreto un sistema de misiles de crucero, que viola un tratado clave de las postrimerías de la Guerra Fría. Aviones de combate rusos han volado cerca de un buque de guerra estadounidense en el Mar Negro este mes, y un buque de la Marina rusa fue detectado en el Atlántico frente a la costa de Delaware. De momento, el tándem de China y Rusia bloqueó ayer en el Consejo de Seguridad que las potencias occidentales impongan sanciones contra Siria por las acusaciones de haber empleado armas químicas contra la oposición. Esta es la séptima ocasión que Rusia veta un texto para proteger al régimen de Bashar al Assad, mientras que en el caso de China es su sexta vez. La resolución, propuesta por Gran Bretaña y Francia hace meses y respaldada por Estados Unidos la semana pasada, habría impuesto sanciones a un grupo de funcionarios y entidades militares sirios por haber lanzado barriles bomba gas cloro. La embajadora ante la ONU de EE.UU., Nikky Haley, sigue una línea dura de denuncia contra Rusia, condenando las agresivas acciones rusas en Ucrania, su apoyo a seguir con las sanciones contra ese país por Crimea y culpando a Rusia de crímenes de guerra. Sus comentarios, apunta «The NY Times», contradicen en algunas ocasiones la posición de su jefe Trump. ?Lo que quiere Rusia es mantener a Siria unida, «vale, Assad es un dictador», pero controla el Ejército y puede proveer fuerzas en el terreno ?asevera Suchkov. ?Trump negaba en campaña que le gustara Assad, pero decía que le parecía mejor que Daesh. Tenemos esta idea errónea de EEUU quiere democracias en sus relaciones internacionales, pero no es así a nivel práctico, hay muchas relaciones desarrolladas por los americanos que obvian esta condición y esto precisamente no es que vaya a cambiar con Trump ?afirma Barah Mikail, fundador de la consultora de seguridad Stractegia y ponente junto a Sukhov en una conferencia conjunta en la Casa Árabe sobre la nueva diplomacia EE.UU.-Rusia. Incremento histórico en Defensa Trump anunció ha anunciado un incremento «histórico» en el gasto en Defensa, que el Gobierno ha cifrado en unos 54.000 millones de dólares (unos 50.800 millones de euros), dentro de su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2018 que presentará ante el Congreso en marzo. Supone un incremento del 10 por ciento de las cuentas en materia de Defensa, una subida presupuestaria que se compensará con un recorte global de la misma cantidad en otros ministerios «A Putin le gusta la gente como Tillerson, que hace negocios y no habla de derechos humanos», dijo a «The New Yorker» un ex asesor de política rusa. Para Sukchov, Trump está expuesto a una presión tremenda por los vínculos con Rusia y «tiene que demostrar que no es una marioneta». Frente a estas dudas, un comité del Congreso estadounidense está investigando los contactos entre la campaña electoral de Trump y Rusia para ver si hay «comunicaciones inapropiadas». «Todavía no tenemos ninguna evidencia de que hablen con los rusos», dijo Devin Nunes, presidente republicano del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara y que integró el equipo de transición presidencial. Los intereses de Rusia en Siria están estrechamente vinculados a los del régimen de Assad e Irán. «Lo primero que puede desatar una grave crisis entre Moscú y Washington es Irán, si Trump endurece las políticas, no a nivel militar necesariamente sino referidas a las sanciones. Ahí Rusia puede tomar posiciones. Los iraníes piensan que los rusos van a abandonarlos por los americanos y que van a cancelar acuerdo en compraventa de armamento», opina Suchkov. Tras el «veto musulmán», Irán ha probado con éxito un avanzado sistema de misiles guiados de fabricación local durante unas maniobras navales, que se extendían en las estratégicas aguas del sur del país. Como principal alternativa a la democracia liberal, Putin ha reconocido que pretende resquebrajar el modelo occidental de superpotencia única que impera desde el fin de la Guerra Fría. A juicio de Suchkov, «Trump es muy nacionalista» y, para él, un buen acuerdo con Rusia solo sería si entra dentro de sus intereses. Las élites rusas y la prensa oficial aplaudieron la llegada de Trump y su discurso inaugural: ese viejo orden parecía desmoronarse y, en ese caos, Putin podría además actuar desde las sombras.
23-02-2017 | Fuente: abc.es
El régimen castrista tacha de «anticubanos» a Rosa María Payá y Luis Almagro por apoyar la democracia
Después de impedir la entrega este miércoles en La Habana del Premio Oswaldo Payá al secretario general de la OEA, Luis Almagro, el régimen castrista ha lanzando un ataque furibundo contra los opositores que organizaron el acto y quienes los apoyaron, así como la propia entidad internacional. En una declaración publicada en Granma, órgano oficial del Partido Comunista, el Ministerio de Relaciones Exteriores asegura que el galardón impulsado por la hija del disidente fallecido en circunstancias poco claras en 2012, Rosa María Payá, está «inventado por un grupúsculo ilegal anticubano, que opera en contubernio con la ultraderechista Fundación para la Democracia Panamericana». Las autoridades cubanas denegaron el visado de entrada al país tanto a Luis Almagro como a otros invitados al acto, entre ellos la exministra de Chile Mariana Aylwin -hija del presidente entre 1990 y 1994, Patricio Aylwin- y el expresidente de México Felipe Calderón, lo que provocó la protesta de los gobiernos de esos dos países. Además, Rosa María Payá ha denunciado el «secuestro» por el régimen de dos cineastas colombianos, Juan Camilo Cruz y María Francisca Corredor. Cineasta colombiano Juan Camilo Cruz y María Francisca Corredor fueron secuestrados por G-2 hoy por la mañana en El Vedado ante testigos.? Rosa María Payá A. (@RosaMariaPaya) February 23, 2017Según el escrito publicado en Granma, había un «plan, tramado en varios viajes entre Washington y otras capitales de la región», que consistía en «montar en La Habana una abierta y grave provocación contra el gobierno cubano, generar inestabilidad interna, dañar la imagen internacional del país y, a la vez, afectar la buena marcha de las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados». «Tal vez algunos calcularon mal y pensaron que Cuba sacrificaría las esencias a las apariencias», continúa. «Al espectáculo -señala el Ministerio de Exteriores- serían arrastrados el propio Almagro y algunos otros personajes derechistas que integran la llamada Iniciativa Democrática para España y las Américas (IDEA)». Según el comunicado, ese intento «contó con la connivencia y apoyo de otras organizaciones con abultadas credenciales anticubanas», entre las que cita al Centro Democracia y Comunidad y el Centro de Estudios y Gestión para el Desarrollo de América Latina (CADAL); y el Instituto Interamericano para la Democracia, del escritor Carlos Alberto Montaner, al que se refiere como «terrorista y agente de la CIA». El Gobierno cubano, explica el Ministerio, decidió negar el ingreso al territorio nacional a «ciudadanos extranjeros vinculados con los hechos descritos», haciendo valer «las leyes que sustentan la soberanía de la nación». En la nota, se jacta de llevar a cabo «un intachable acto de transparencia y de apego a los principios que rigen las relaciones diplomáticas entre los Estados», al haberse puesto en contacto las autoridades cubanas con los gobiernos de los países desde donde viajarían esas personas para «disuadir» y «prevenir la consumación de esos actos». «Defensores de falsos perseguidos» En cuanto a los múltiples apoyos recibidos a la celebración del acto, que han ido desde la ex secretaria de Estado de EE.UU. Madeleine Albright al ex presidente colombiano Andrés Pastrana o los ex mandatarios chilenos Sebastián Piñera y Ricardo Lagos, el Gobierno cubano señala: «No faltaron pronunciamientos de defensores de falsos perseguidos, socios de pasadas dictaduras y políticos desempleados dispuestos a aliarse con vulgares mercenarios, al servicio y en nómina de intereses extranjeros, que no gozan de reconocimiento alguno dentro de Cuba, viven de calumnias insostenibles, posan como víctimas y actúan en contra de los intereses del pueblo cubano y del sistema político, económico y social que éste eligió libremente y ha defendido de forma heroica». «En cuanto a Almagro y la OEA -prosigue-, no nos sorprenden sus declaraciones y actos abiertamente anticubanos. En muy corto tiempo al frente de esa organización, se ha destacado por generar, sin mandato alguno de los estados miembros, una ambiciosa agenda de autopromoción con ataques contra gobiernos progresistas como Venezuela, Bolivia y Ecuador». También señala que, en «una ofensiva neoliberal», millones de latinoamericanos han retornado a la pobreza, cientos de miles han perdido sus empleos, se han visto forzados a emigrar, o fueron asesinados o desaparecidos por mafias y traficantes mientras se expanden en el hemisferio ideas aislacionistas y proteccionistas, el deterioro ambiental, las deportaciones, la discriminación religiosa y racial, la inseguridad y la represión brutal». Esta afirmación se realiza después de que el Gobierno cubano haya reconocido que en 2016 la isla registró una caída del PIB del 0,9%, mientras que la Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela haya situado al país regido por el chavismo como el «más pobre de América Latina». El escrito en Granma subraya que «Cuba nunca regresará a la OEA», organización de la que fue excluida en 1962, aunque en 2009 se levantó la suspensión.
23-02-2017 | Fuente: elpais.com
José Serra dimite como ministro de Relaciones Exteriores de Brasil
Tucano presenta carta de despido a Michel Tema alegando estar incapacitado de mantener ritmo de viajes internacionales
23-02-2017 | Fuente: abc.es
El secretario de Seguridad Nacional de EE.UU. se compromete a que no haya «deportaciones masivas»
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, ha asegurado este miércoles que Washington no realizará deportaciones masivas, afirmación que ha pronunciado en su encuentro con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, donde se encuentra de visita de cara a su viaje oficial a México. En una declaración de Kelly junto al ministro de Relaciones Exteriores guatemalteco, Carlos Raúl Morales, el canciller ha señalado que hay un «tema muy importante» que se ha interpretado «de diferentes maneras». Por un lado, Kelly «ha expresado que no va a haber deportaciones masivas, sino que el interés del Gobierno es enfocarse en aquellos migrantes que tengan historial delictivo». Asimismo, el secretario de Seguridad Nacional estadounidense le ha garantizado que se respetarán los Derechos Humanos de los guatemaltecos deportados, según ha recogido el diario mexicano 'Informador'. Estas declaraciones llegan poco después de que el Gobierno estadounidense anunciara que planea considerar a casi todos los extranjeros indocumentados personas susceptibles de deportación inmediata, a excepción de los llamados 'dreamers' que llegaron a Estados Unidos siendo niños. Está previsto que Kelly llegue en las próximas horas a México, a donde ya ha llegado el secretario de Estado de Donald Tump, Rex Tillerson, en el marco de una visita oficial en la que se encontrarán con su pares mexicanos para abordar el estado de las relaciones bilaterales.
23-02-2017 | Fuente: abc.es
México planta cara a la «irritante» política migratoria de EE.UU.
México plantó cara hoy a EE.UU. y les comunicó a los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de EE.UU., Rex Tillerson y John Kelly, de visita en el país, su «irritación» por los continuos mensajes despectivos del presidente Donald Trump hacia la nación azteca. Tras meses de soportar ataques directos, México comienza a levantar la guardia y a fintar a su oponente. «Existe preocupación e irritación ante lo que se percibe como políticas que pueden ser perjudiciales para los mexicanos», manifestó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, durante un menaje a medios -en el que no se admitieron preguntas- después de que varios miembros del Ejecutivo de Enrique Peña Nieto mantuvieran varias reuniones con los dos representes estadounidenses. Ambos gobiernos calificaron esta primera jornada de trabajo entre las administraciones Trump y Peña Nieto como un encuentro «muy positivo» en la que se emplazaron a seguir manteniendo futuras reuniones para abordar diferentes temas entre los que sobresale inmigración, seguridad y comercio internacional, asuntos que Videgaray aseguró que serán abordados de manera conjunta y no cada uno por separado. En ese aspecto, el canciller volvió a mostrar su rechazo a que desde el vecino del norte se tomen decisiones de manera «unilateral» que afecten de manera directa a la estabilidad de México, en referencia a los dos memorándums firmados el martes por el secretario Kelly para endurecer las leyes anti inmigratorias de EE.UU. que permitirían deportar a miles de inmigrantes ilegales a México en vez de a sus lugares de origen. «No habrá deportaciones masivas» «No habrá deportaciones masivas», repitió hasta tres veces el general Kelly debido a la polémica que han suscitado estas nuevas disposiciones, que, según varias organizaciones como Amnistía Internacional, han denunciado que está situación podría crear campos de refugiados a lo largo de la frontera entre EE.UU. y México como ha ocurrido en Grecia con la llegada masiva de sirios huyendo de la guerra. Kelly aseguró que las futuras deportaciones, que serán más sencillas gracias a esta nueva legislación, se centrarán en indocumentados con «antecedentes criminales» y se harán siempre respetando los derechos humanos y en colaboración con el gobierno mexicano, a quien solicitó su colaboración para asegurar que la migración a EE.UU. se produzca «segura, legal y ordenada». Mientras Kelly dijo que no se usarán fuerzas militares, Trump calificó las deportaciones de «operación militar»El secretario de Seguridad Nacional hizo también hincapié en que no se hará uso de las fuerzas militares estadounidenses para realizar las deportaciones. Entretanto, desde Washington el presidente Donald Trump calificó hoy los esfuerzos de su Administración para expulsar a los ilegales como «una operación militar», otra contradicción más dentro del nuevo Ejecutivo. Los cuatro altos funcionarios de México y Estados Unidos -también se encontraba el secretario de Gobernación, Miguél Ángel Osorio, - identificaron que el principal reto para detener la inmigración es conseguir desarrollar y estabilizar las economías de tres países en particular: Honduras, El Salvador y Guatemala. Tres naciones que, según los secretarios, participaran en encuentros multilaterales lideradas por México y EE.UU. para poner freno a los crecientes flujos migratorios que buscan cruzar el Rio Grande. Tráfico de armas y TLCAN Asimismo, mientras que EE.UU. se comprometió a fortalecer la lucha contra el tráfico de armas que fluye hacia su vecino del sur, ya que el 70% de las armas incautadas en México provienen del país del norte, el secretario Osorio hizo un llamamiento a seguir recibiendo ayuda y colaboración de la inteligencia estadounidense para combatir al narcotráfico y a las bandas criminales. Con respecto a la «modernización» del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como describió Tillerson a la renegociación del acuerdo, se espera que las conversaciones comiencen en verano año y terminen a inicios de 2018, un proceso en el que también estará involucrado Canadá. El acuerdo, firmado en 1994, ha multiplicado un 400% el comercio entre EE.UU. y México. Sin embargo, Trump lo considera como el «peor tratado de la historia» debido al considerarlo desventajoso contra su país. Una relación sana, sí.. o no Pero horas antes de que Kelly y Tillerson emitieran un mensaje más diplomático y de acercar posturas con los mexicanos, de nuevo desde Washington, el presidente expresaba en una reunión con representantes de industrias manufactureras lo poco que le importaba tener una relación sana con México. «Vamos a tener una buena relación con México, espero, y si no, pues no», indicó el mandatario desde la Casa Blanca. Además, Trump volvió a cargar contra el TLCAN recordando los casi 70.000 millones de dólares de déficit comercial que su país tuvo con México en 2016. En relación a la expedición de Tillerson y Kelly a tierras mexicanas, el presidente avisaba de que era un «viaje difícil» para la diplomacia mexicana. «Va a ser un viaje difícil, porque México nos tiene que empezar a tratar de forma justa», dijo. Tras reunirse con los altos funcionarios mexicanos, Tillerson y Kelly se marcharon a Los Pinos, residencia oficial del presidente de México para mantener un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto, cita que durante todo el día quedó en duda después de que el secretario de Economía Ildefonso Guajardo señalara que dependía de que en las conversaciones con sus colegas hubiera «elementos de sustancia». «La recepción en Los Pinos se dará, si se da, en el contexto de los acuerdos que se puedan lograr en el transcurso» del día había dicho Guajardo, comentarios que junto con las declaraciones de otros funcionarios del país comienza a asomar una diplomacia mexicana que empieza a levantar los puños para defenderse de los ataques de Trump.
22-02-2017 | Fuente: abc.es
Capriles acusa a Zapatero de no haber obtenido resultados en su mediación en Venezuela
El gobernador del estado venezolano de Miranda y líder opositor, Henrique Capriles, ha cargado de nuevo contra el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero a propósito de su última visita al país y lo ha acusado de no haber obtenido ningún resultado como mediador en el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición para buscar una solución a la crisis. «¿Cuál es la cantaleta (de Zapatero) de hoy? ¿Qué puede decir de su mediación?», ha preguntado en una intervención en su programa 'Pregunta Capriles'. «¿Dónde está la libertad de los presos políticos? Por favor, señor, lo tenemos todos claro», ha añadido. El opositor ha sugerido que la última visita de Rodríguez Zapatero, que ha indicado que «no es ninguna casualidad», tiene que ver con la reciente imposición de sanciones por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra el vicepresidente, Tareck El Aissami, al que acusa de narcotráfico internacional. En este sentido, Capriles, que ha insistido que en caso de que Maduro renunciara al cargo «Venezuela quedaría en manos de un narcotraficante», ha señalado que la visita del expresidente español tiene lugar en un momento en el que las acusaciones contra el 'número dos' de Maduro son «noticia en el mundo». Apoyándose en una encuesta que él mismo realizó en la red social Twitter, en la que pregunta cuál es el motivo de la visita de Rodríguez Zapatero, Capriles ha señalado que es «obvio» que el español ha regresado a Venezuela «para lavarle la cara a El Aissami». La encuesta, a la que respondieron más de 2.200 de sus seguidores, tenía como opciones la visita de Rodríguez Zapatero para una «cita con el Gobierno» (20 por ciento); para estar «de paseo» (19 por ciento); para «un diálogo efectivo» (4 por ciento) o para «lavarle la cara a El Aissami» (57 por ciento). «Es obvio que los venezolanos creen que el expresidente vino para lavarle la cara a El Aissami», ha concluido su intervención, en la que ha criticado duramente que Rodríguez Zapatero haya vuelto «a hablar otra vez de diálogo» en un momento en el que «Maduro dice que no va a haber elecciones». Rodríguez Zapatero mantuvo un encuentro en la víspera con Maduro con el objetivo de estudiar qué medidas llevar a cabo para que se consolide el diálogo entre el Gobierno y la oposición. Según ha confirmado la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), Zapatero y Maduro se han reunido en el Palacio de Miraflores, encuentro al que también ha asistido la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, así como el coordinador del diálogo en la delegación del Ejecutivo, Jorge Rodríguez; y la ministra para el despacho de la Presidencia, Carmen Meléndez.
21-02-2017 | Fuente: abc.es
Cuba prohíbe entrar a Felipe Calderón y la hija de Patricio Aylwin para ir a un acto por la democracia
El Gobierno de Cuba está torpedeando un acto organizado para este miércoles por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia y que esta organización cívica presidida por Rosa María Payá considerá «histórico». Se trata de la entrega de un premio al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por su labor en defensa de la democracia, así como de un reconocimiento a quien fue el primer presidente de Chile tras la dictadura de Augusto Pinochet, el ya fallecido Patricio Aylwin. Las autoridades castristas han negado la entrada a la isla a la hija de Aylwin, la ex ministra de Educación chilena Mariana Aylwin, que iba a recoger el reconocimiento a su padre a título póstumo, así como al ex presidente de México Felipe Calderón, que también pretendía asistir al evento. El Gobierno chileno ha llamado a su embajador en La Habana como protesta por la prohibición de entrar en Cuba a Mariana Aylwin. En una nota publicada este martes, el Ejecutivo chileno que preside Michelle Bachelet lamenta «profundamente» que se haya impedido viajar a la ex ministra y señala que el ejercicio de este derecho «no debe ser impedido, más aún cuando en Chile se han realizado diversos reconocimientos a figuras históricas y políticas cubanas». En este sentido, «hará presente a las autoridades cubanas su malestar por esta acción y llamará a informar al embajador de Chile en La Habana», agrega en el comunicado. Mariana Aylwin, que fue diputada y ministra de Educación con el democristiano Ricardo Lagos, se enteró de la negativa de las autoridades cubanas a ingresar en la isla en el propio mostrador de la compañía aérea con la que iba a viajar, Copa, en el aeropuerto de Santiago de Cuba, informó ella misma al canal chileno Tele 13. Un cable del gobierno de Raúl Castro rezaba: «Favor no facturar a pasajera Aylwin Oyarzún Laura Mariana que es inadmisible en Cuba. Información emitida por inmigración de Cuba». En declaraciones a los medios chilenos, indicó que lo sucedido es «inadmisible» y «una ofensa» a la figura de su padre, y aseguró a que la Cancillería cubana había anunciado «que no iban a dejar que se hiciera el acto». Por su parte, Felipe Calderón anunció a través de la red social Twitter, en un mensaje a Rosa María Payá, hija del opositor fallecido Oswaldo Payá: «Lamentablemente no podré estar con Uds en el homenaje a tu admirado padre. Inmigración de Cuba solicitó que no me documenten». @RosaMariaPaya lamentablemente no podré estar con Uds en el homenaje a tu admirado padre. Inmigración de Cuba solicitó que no me documenten.? Felipe Calderón (@FelipeCalderon) February 21, 2017En otro mensaje, se compromete a «luchar para que un día todos los latinoamericanos podamos vivir en Libertad, Justicia y Democracia». El Gobierno mexicano ha lamentado la decisión del Gobierno cubano, en un tuit publicado por la Secretaría de Relaciones Exteriores. La #SRE lamenta la decisión del gobierno de #Cuba de no autorizar la visita a La Habana del expresidente @FelipeCalderon.? SRE México (@SRE_mx) February 21, 2017Rosa María Payá: «Habrá ceremonia» Rosa María Payá ha denunciado que el régimen castrista está obstaculizando la celebración del acto de la Red Lationamericana de Jóvenes por la Democracia. Además de impedir la llegada de Mariana Aylwin y Felipe Calderón, Payá ha denunciado en declaraciones a Diario de Cuba que han sido detenidos Julio Álvarez y Félix Fara, dos impulsores de la iniciativa Cuba decide, organización que defiende el derecho a elecciones libres y a la que pertenece la propia Payá. Payá ha alertado, así mismo, de la desaparición del coordinador en Chile de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Juan Carlos Vargas desde su llegada a La Habana este martes. Además, otro diario digital independiente, 14ymedio asegura que no se ha permitido viajar de Camagüey a La Habana a los periodistas Sol García Basulto y Henry Constantín Ferreiro. Pese a la represión, «habrá ceremonia con los que lleguen», ha asegurado Rosa María Payá en su cuenta de Twitter. Soledad García y Henry Constantín estarán en #PremioPaya aunq el régimen no los deje llegar. Represores! Habrá ceremonia con los q lleguen.? Rosa María Payá A. (@RosaMariaPaya) February 21, 2017La activista está animando a apoyar una petición en internet para combatir las presiones contra el viaje «pro-democracia» de Luis Almagro a Cuba. El país quedó excluido de la OEA en 1962. La organización acordó en 2009 levantar esa suspensión, pero el régimen castrista no ha querido volver a integrarse en ella.
18-02-2017 | Fuente: abc.es
EE.UU. hará «todo lo necesario» para evitar que Irán desarrolle armas nucleares
Donald Trump no se conformará con revertir el aligeramiento de las sanciones a Irán que emprendió Obama y contempla además otras medidas. "Déjenme ser claro: Bajo la presidencia de Donald Trump, Estados Unidos hará todo lo necesario para evitar que Irán obtenga un arma nuclear capaz de amenazar a nuestros países o a nuestros aliados en la región, especialmente a Israel", ha dicho el vicepresidente estadounidense Mike Pence en la Conferencia de Seguridad de Múnich, ante la que ha calificado a Irán como ?el principal Estado patrocinador del terrorismo?. De sus palabras se deduce que está en el aire el acuerdo firmado por el ex presidente Barack Obama con Irán para el uso exclusivamente civil de la energía nuclear en el país asiático. Pence también ha sido crítico con Moscú, aunque en un tono bastante más condescendiente, y ha reiterado la petición a Moscú realizada ya en esta conferencia por otro de los miembros del gobierno Trump, el secretario de Estado Rex Tillerson: cumplimiento de los acuerdos de Minsk en Ucrania. También se ha esforzado por tranquilizar a los gobiernos europeos, tras el revulsivo que supusieron las declaraciones de Trump declarando ?obsoleta? a la OTAN. ?Hoy, en nombre del presidente Trump, les traigo esta garantía: Estados Unidos respalda firmemente a la OTAN y cumplirá de forma inquebrantable sus compromisos hacia la alianza transatlántica", ha dicho en su primera aparición internacional, ?esta es la promesa del presidente Trump: estaremos junto a Europa, hoy y cada día, porque estamos unidos por los mismos ideales nobles: libertad, democracia, justicia y el imperio de la ley?. También tratando de agradar a los socios europeos, Pence ha criticado a Rusia y ha pedido, aunque en un tono bastante más condescendiente al empleado con Irán, el cumplimiento de los acuerdos de Minsk en Ucrania, condición sin la cual no puede avanzar ninguna solución diplomática o política. ?Estados Unidos seguirá pidiendo cuentas a Rusia?, ha respondido a los jefes de gobierno europeos que en este mismo foro han expresado su inquietud por la tendencia favorable mostrada por la administración Trump hacia Vladimir Putin, y esas palabras has tenido como consecuencia que los miembros del gobierno ruso presentes en la sala, a su vez, se revolvieran en sus asientos. ?En vista de este mantra, la disposición de mejorar las relaciones con Rusia que fue manifestada anteriormente podría quedar en el aire?, ha amenazado el senador ruso Konstantin Kosachov, que preside la comisión de relaciones exteriores del Consejo de la Federación ruso y que ha dejado claro que Moscú espera una postura más constructiva y más meditada de Washington hacia Ucrania. Pence ha aclarado durante la conversación posterior a su intervención que Estados Unidos mantendrá esta demanda aún cuando el presidente Trump busque nuevos puntos en común con Moscú y esté dispuesto a reconocer el papel de potencia mediadora de Rusia en el conflicto. No hay reunión con los rusos Haciendo gala de saber estar diplomático, Pence ha evitado en Múnich reunirse en un aparte con políticos rusos. Tampoco se verá con representantes de Irán. La Cancillería iraní ha hecho público su rechazo a cualquier encuentro de su delegación con representantes de Estados Unidos mediante unas declaraciones del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi, que ha explicado que solamente en el caso de que se tratasen aspectos técnicos del acuerdo nuclear pactado entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y su implementación a través de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), estaría su gobierno dispuesto a que se produjese un encuentro de esas características. Sí ha tenido lugar en Múnich, en cambio, una conversación entre los ministros de Exteriores de Rusia e Irán, Serguéi Lavrov y Mohamad Yavad Zarif, que han intercambiado impresiones sobre Siria y han hecho un repaso de las relaciones bilaterales. "Ambas partes han debatido los temas de la cooperación bilateral, incluido el calendario de los futuros contactos a distintos niveles, además han abordado los asuntos internacionales actuales y han continuado el intercambio de opiniones sobre los problemas relativos a Siria en el contexto de la reunión celebrada en Astaná", ha señalado el Ministerio de Exteriores ruso. Esta semana, la capital kazaja acogió la segunda ronda de las conversaciones sobre Siria, que culminó en un acuerdo definitivo sobre la creación de un grupo conjunto de Irán, Rusia y Turquía para controlar el alto el fuego en Siria. Y este tipo de negociaciones está disgustando a los países europeos, encabezados por Alemania, que defienden que la negociación debe enmarcarse en estructuras internacionales más amplias. Reiteradamente se ha pedido a Rusia y a EE.UU: en la Conferencia de Seguridad de Múnich que no basen sus políticas exteriores en negociaciones bilaterales y que respeten la toma de decisión de las organizaciones internacionales. En el caso de Ucrania, se ha emplazado a las partes a la reunión programada en los próximos días en Ginebra.
...
7
...