Infortelecom

Noticias de relaciones exteriores

01-01-1970 | Fuente: abc.es
México reitera que no pagará el muro y ofrece ayuda a Texas tras el huracán Harvey
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reavivó estos días la polémica de quién pagará el muro que pretende construir en su lado de la frontera con México al asegurar, una vez más, que su vecino será el que financiará su construcción. Pero México no sólo reiteró de nuevo que «bajo ninguna circunstancia» se hará cargo del costo del muro, sino que además respondió a la afrenta de Trump ofreciendo ayuda al estado de Texas para apaliar los daños ocasionados por el huracán Harvey. «Hace un momento hablé con el gobernador de Texas, Greg Abbot. Identificaremos apoyos específicos que podamos brindar», dijo en su cuenta en la red social Twitter el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray. Harvey es el huracán más fuerte que golpea Estados Unidos desde el año 2005. Por ahora, el temporal ha dejado un saldo provisional de ocho víctimas mortales. I just spoke to Gov. @GregAbbott_TX. We will provide all the help we can. Our full solidarity with the people of Texas. #HurricaneHarvey? Luis Videgaray Caso (@LVidegaray) August 28, 2017 No sería la primera vez que México asistiría activamente a su vecino del norte tras un desastre natural. Ya en 2005, México envió sus tropas al otro lado de la frontera para ofrecer alimentos, agua y medicinas a los cientos de damnificados por el devastador huracán Katrina, un temporal que tras su paso dejó casi 2,000 muertos y unos daños estimados en algo más de 100.00 millones de dólares. Durante la operación que duró tres semanas, los mexicanos repartieron unas 170.000 comidas y colaboraron para distribuir aproximadamente 184.000 toneladas de ayuda, reporta el Washington Post. Por el momento, la administración Trump no se ha pronunciado sobre si aceptará la solidaria oferta que ha realizado el Ejecutivo del presidente Enrique Peña Nieto. Aunque el canciller mexicano se puso primero en contacto con el gobernador de Texas, es necesario que el Gobierno estadounidense autorice esta ayuda. Así fue como ocurrió en 2005 con el Katrina, el entonces presidente George W. Bush dio luz verde a la fraternal oferta que realizó Vicente Fox.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El vicepresidente de Ecuador, en prisión por el caso Odebrecht, cesa de su cargo por ausencia
Jorge Glas Espinel dejó de ser vicepresidente de Ecuador al cumplirse 90 días de ausencia temporal del cargo, al hallarse en prisión preventiva, desde el 2 de octubre pasado, acusado de asociación ilícita en la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. Glas cesó en su cargo a la medianoche del martes 2, luego de tres meses de ausencia, el tiempo máximo que señala la Constitución. El presidente Lenín Moreno hizo el anuncio flanqueado por su Gabinete ministerial. Dijo que tiene 15 días de plazo para enviar una terna al Congreso (Asamblea Nacional) para que elijan al reemplazo, pero que lo hará antes, ya que «el país no puede estar sin un vicepresidente». Glas era un segundo mandatario en prisión al que Moreno le retiró todas las funciones que le había asignado. El 13 de diciembre pasado fue condenado a seis años de prisión por recibir 13,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht, para adjudicar contratos de obra cuando fue ministro de Sectores Estratégicos en el gobierno de Rafael Correa, entre 2010 y 2012. Su abogado, Eduardo Franco Loor, presentó recurso de apelación. Aún no hay respuesta. Que Glas se vaya de la Vicepresidencia porque se cumplieron los plazos de su ausencia del cargo es también motivo de crítica, ya que el Congreso tardó en el juicio político. «Responde a la negligencia y complicidad del Congreso que tenía que censurarlo y destituirlo», dice Natalia Sierra, docente de la Universidad Católica de Quito y reconocida analista. «Es una vergüenza», sentencia. También hay controversia por los nombres que se mencionan para la terna para la Vicepresidencia. Se trata de tres mujeres ligadas al movimiento Alianza País (AP) que colaboraron, de manera cercana, con Rafael Correa. María Alejandra Vicuña, a quien Moreno encargó la Vicepresidencia, aparece como la que tiene más opciones. También están la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, quien fue ministra de Defensa y embajadora ante Naciones Unidas de Correa, y la exparlamentaria y actual ministra de Justicia, Rossana Alvarado. Sería la segunda ocasión que Ecuador tendría una mujer como vicepresidenta. La primera fue Rosalía Arteaga, en el gobierno de Abdalá Bucaram (1996-1997). «La forma y la imagen está bien; pero ser mujer no garantiza que su presencia vaya a desmarcarse de las lógicas machistas. Tenemos experiencia durante el correato», comenta Natalia Sierra. Consulta popular La salida de Jorge Glas y la designación de su sucesor coinciden con el inicio de la campaña electoral para la consulta popular planteada por Moreno, que se realizará el 4 de febrero próximo, en la que se preguntará al pueblo sobre siete temas de los cuales tres son cuestionados por los exaliados de AP, seguidores de Correa. Tienen que ver con eliminar la reelección indefinida; reestructurar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpsccs) que designa las autoridades electorales y de control y eliminar la Ley de Plusvalía. Correa anunció que participará en la campaña para promover el NO. «Voy a mi patria el 4 de enero, a estar con mis compañeros en esta lucha contra la traición y la partidocracia», escribió en su cuenta de Twitter.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Julian Assange solicitó la nacionalidad ecuatoriana el pasado mes de septiembre
La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Fernando Espinosa, confirmó lo que es vox pópuli: que el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, tiene cédula ecuatoriana y que el Reino Unido denegó la solicitud de otorgarle estatus diplomático. Lo nuevo fue que también se ha naturalizado ecuatoriano. Sobre la naturalización que se le otorgó, el 12 de diciembre de 2017, la canciller informó que el australiano la solicitó el 16 de septiembre pasado, y que se le entregó bajo las consideraciones de la Constitución y la Ley de Movilidad Humana Flanqueada por funcionarios de la Cancillería, Espinosa dijo, este jueves, que lamentaba las filtraciones y «manipulaciones» de los últimos días en torno al caso Assange, porque «no es bueno para el país». Y apuntó que «Ecuador está obligado, conforme a su Constitución, a respetar los derechos humanos de las personas con protección internacional». Más adelante, precisó que Assange puede ingresar a Ecuador sin restricciones. «Nos gustaría que venga, pero cualquier movimiento del asilado fuera de la embajada es algo que se debe acordar con el Reino Unido». Mientras Espinosa buscaba explicar la acción de la Cancillería ecuatoriana, los diplomáticos y analistas coinciden en criticar, duramente, el pretender que Reino Unido lo acepte como diplomático. «No es solo una ingenuidad sino una torpeza de la canciller Espinosa», comentó a ABC el reconocido diplomático y excanciller José Ayala Lasso. Y acerca de las condiciones en las que vive Assaange, que Espinosa dice son «insostenibles», señala: «Si tan mal se siente, y le doy la razón al estar en un recinto de cuatro por tres metros, renuncie y sométase a la justicia británica, que no va a dar un paso atrás, jamás». En idéntico sentido se pronuncia Alan Cathey, analista de temas internacionales. El cree también que la única salida al caso Assange es la decisión de entregarse a la justicia británica. Y califica la petición de credencial diplomática como un grave error diplomático, «que podría constituirse en un peligroso antecedente para que delincuentes puedan ser liberados valiéndose de una artimaña que no tiene asidero en el Derecho Internacional». Respecto de que la Embajada del Ecuador en Londres es territorio ecuatoriano, el excanciller Ayala Lasso comenta que solo el análisis académico puede interpretar en ese sentido. «Es una ficción jurídica que no aplicable a estos casos», sostiene. Se refiere a la extraterritorialidad para facilitar el cumplimiento normal de las actividades de una misión diplomática, y no para darle nacionalidad a una persona que se encuentra allí por motivos políticos (asilo), pero que también está requerida por la justicia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
México reitera a Trump que no pagará el muro por «dignidad nacional»
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a la carga y repitió una vez más que México pagará por el controvertido muro que quiere construir a lo largo de la frontera entre ambos países. Y México le reiteró de nuevo que «de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia» financiará la construcción de una obra de infraestructura que el Congreso de EE.UU. ha estimado en unos 20.000 millones de dólares, un poco más de dos veces los que costó el AVE entre Madrid y Barcelona. Pero en esta ocasión, México aseguró que básicamente no pagará el muro por «un principio de soberanía y dignidad nacional», según afirmó la Secretaría de Relaciones Exteriores en una nota de prensa publicada el jueves 18 de enero, comunicado en el que además lanzó un dardo al presidente de Estados Unidos al decir que México no negociará ningún aspecto de la relación bilateral a través de redes sociales o medios de comunicación, una costumbre habitual en el voluble Trump. Y es que fue en su mordiente cuenta de Twitter donde Trump desempolvo su viejo eslogan de «México pagará el muro» básicamente porque es «calderilla» para ellos, ya que el vecino del sur tuvo un superávit comercial de unos 65.000 millones de dólares en 2017 con la primera potencia, argumento que para el estadounidense justica pasarle a los mexicanos la factura de la faraónica obra. Además, Trump calificó otra vez el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, en inglés) como una «mala broma», comentario que se produce en medio de las últimas rondas de renegociación de este acuerdo comercial, que ha multiplicado por cinco el comercio entre Estados Unidos, México y Canadá desde 1994. Debido a las duras condiciones que buscan sellar en el nuevo tratado los estadounidenses, mexicanos y canadienses ya han mostrado señas de que es probable que el acuerdo desaparezca si las tres partes no comienzan a acercar posturas en puntos clave. Asimismo, México se defendió de las acusaciones de Trump de ser «uno de los países más peligrosos del mundo». «Aunque México tiene un problema significativo de violencia, es abiertamente falso que México sea el país más peligroso del mundo», señaló la Secretaria de Exteriores, argumento que llega después de que 2017 cerrara como el año más sangriento de su historia con más de 25.000 homicidios. En España, por hacer una comparación al alza, hay unos 300 asesinatos cada año aproximadamente.
...
29