Infortelecom

Noticias de relaciones bilaterales

03-05-2017 | Fuente: abc.es
Putin y Erdogan recuperan «plenamente» los lazos entre Rusia y Turquía
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado este miércoles que las relaciones de su país con Turquía se han restablecido «plenamente» después de lo que llamó una crisis causada por el derribo por Ankara de un avión ruso cerca de la frontera siria en 2015. Rusia tomó entonces represalias contra Turquía con una serie de sanciones económicas y Ankara tomó medidas después que a su vez hicieron la vida más difícil a Moscú. En declaraciones tras mantener una conversación con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en el complejo turístico de Sochi, en el Mar Negro, Putin ha asegurado que las relaciones han vuelto finalmente a la normalidad y que el intercambio comercial ha dejado de caer, informa Reuters. «Hace un tiempo nuestras relaciones bilaterales, como es bien conocido, se pusieron a prueba. Ahora podemos decir con seguridad que el proceso de recuperación de las relaciones ruso-turcas se ha completado», aseguró Putin en rueda de prensa. «Estamos volviendo a la asociación de cooperación normal», señaló. Putin indicó que Rusia lanzaría una inversión conjunta de hasta mil millones de dólares y que Moscú permanecería dispuesta a ayudar a Turquía para mejorar las medidas de seguridad en sus complejos turísticos. «Depende de las partes el destino de Sirio» Por otra parte, Putin y su colega turco apoyaron hoy la existencia de «zonas seguras» en Siria aunque dijeron que su creación debe ser acordada por las partes en conflicto, que negocian en Astaná. «Hoy hemos discutido este asunto (con el presidente Putin) sobre un mapa», dijo Erdogan en la conferencia de prensa conjunta que ambos ofrecieron tras reunirse en Sochi. «Partimos de que las partes del conflicto, reunidas hoy en Astaná, tomarán la decisión final, porque en definitiva depende de ellos cual será el destino de su país», señaló, por su parte, Vladímir Putin.
30-03-2017 | Fuente: abc.es
El Rey de Arabia Saudí impulsa el deshielo con Egipto
A orillas del Mar Muerto y en el marco de la 28 Liga Árabe que se celebra en Jordania, el Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, invitó al presidente egipcio Abdelfatah Al Sisi a realizar una visita oficial al reino del Golfo, en un gesto dirigido a suavizar las tensiones de los últimos meses entre ambos países. No es el único movimiento saudí para relanzar las relaciones bilaterales entre ambas potencias: hace dos semanas, la petrolera saudí Aramco reanudó sus envíos de crudo a Egipto, cancelados el pasado octubre sin que los saudíes ofrecieran explicaciones. En abril de 2016, Arabia Saudí se había comprometido a proveer a Egipto de 700.000 toneladas de petróleo y derivados al mes, para ayudar a Egipto a paliar sus necesidades de combustible. Presuntamente, la decisión de cancelar los envíos a tan sólo unos meses de la firma del acuerdo se habría tomado como «castigo» por el apoyo de Egipto a una resolución rusa sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU. El gobierno de Abdelfatah Al Sisi había contado hasta entonces con el abierto apoyo -político y monetario, en forma de cuantiosos acuerdos económicos- de Arabia Saudí, a la que durante la última visita del rey Salman en abril de 2016 cedió dos estratégicas islas en el Mar Rojo, hasta entonces bajo soberanía egipcia. El acuerdo generó polémica en el país del Nilo, y pese a los esfuerzos del Ejecutivo de Al Sisi, el decreto de cesión fue anulado el pasado enero por el Tribunal Supremo egipcio. La decisión de la Justicia egipcia añadió leña a la palpable tensión entre ambos países, que sin embargo oficiales egipcios han negado a los medios. Aliados regionales Según el comunicado distribuido ayer, día de inicio de la 28 Cumbre de la Liga Árabe, por el Ministerio de Exteriores egipcio, tras anunciarse la invitación del Rey Salman a Al Sisi, ambos líderes enfatizaron «la importancia» de los lazos «históricos y sólidos» que unen a ambas potencias. Con Egipto, Arabia Saudí tenía en la Liga Árabe un gran aliado: el país más populoso, suní, y de importante tradición como potencia -ahora con un poder de influencia venido a menos- en la región. Sin embargo, también en este foro se han detectado fisuras: aunque forma parte de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí en Yemen, Egipto ha mostrado su reticencia a mandar tropas al terreno, como había solicitado la monarquía del Golfo. También les divide la cuestión siria. Militar de carrera, Abdelfatah Al Sisi ha admitido su inclinación hacia Bashar al Assad, mientras que Riad teme que con la victoria del presidente sirio este crearía una «franja chií» desde Irán, pasando por Bagdad ? en manos de aliados de Teherán ? hasta Damasco y el poderoso partido-milicia Hizbulá en Líbano. Según la oficina de Exteriores egipcia, Abdelfatah Al Sisi agradeció el ofrecimiento del monarca saudí y le devolvió la invitación. «El Rey Salman ha prometido visitar Egipto en un futuro próximo», continúa el comunicado. Con una economía renqueante, acucidada por la debilidad de la libra y la falta de turistas en los últimos seis años, Egipto tampoco puede permitirse alejarse del millonario apoyo saudí.
24-03-2017 | Fuente: abc.es
Putin se reúne con Le Pen y niega que Rusia quiera influir en las elecciones
El presidente ruso, Vladímir Putin, ha negado este viernes que Rusia pretenda influir en las próximas elecciones presidenciales francesas, al recibir hoy, de forma imprevista, a la candidata ultraderechista Marine Le Pen, de visita en Moscú. «De ninguna manera queremos influir en los acontecimientos, pero nos reservamos el derecho de hablar con los representantes de todas las fuerzas políticas, como hacen también nuestros socios incluso en Europa y EE.UU.», ha señalado Putin. «Rusia otorga gran importancia a sus relaciones con Francia, y tratamos de mantener relaciones iguales tanto con representantes del actual Gobierno como de la oposición», ha añadido el líder del Kremlin, según las agencias rusas. La política francesa, que encabeza las encuestas en Francia para la primera vuelta electoral del 23 de abril, ha llegado esta mañana a Moscú, donde ha mantenido un encuentro con miembros de la Duma (Cámara baja del Parlamento) y su presidente, una visita que se anunció sólo la víspera. Pero su reunión con el líder del Kremlin, a un mes de las elecciones al Elíseo, no estaba prevista en la agenda. «Sería muy interesante intercambiar con usted puntos de vista acerca de cómo se desarrollan nuestras relaciones bilaterales, y sobre la situación que se vive en Europa. Sé que usted representa a un espectro de fuerzas políticas europeas que está creciendo bastante rápido», ha afirmado Putin, según las agencias rusas. Por su parte, la líder del Frente Nacional ha dicho que Francia y Rusia mantienen profundos lazos culturales, económicos y estratégicos. Y ha opinado que su reunión con el presidente ruso es muy importante ante la amenaza terrorista mundial. «Sería útil intercambiar información de inteligencia entre nuestros países», ha explicado al referirse al terrorismo internacional y al reciente atentado de Londres. Putin, por su parte, ha indicado que «todos vivimos en las mismas condiciones difíciles. Debemos reconocer la realidad de este peligro y unir nuestras fuerzas contra el terrorismo», al recordar el incidente de esta madrugada en Chechenia, cuando seis miembros de la Guardia Nacional de Rusia murieron al rechazar una incursión guerrillera.
21-03-2017 | Fuente: abc.es
Un «lavado de cara» de la mano de agencias de publicidad para el régimen de Al Sisi
La madrugada del 9 de noviembre de 2016, no fueron pocos los que recibieron con alborozo en Egipto la noticia de la victoria del candidato republicano Donald Trump sobre la demócrata Clinton. Apenas unos días antes de que Trump se sentara en el sillón presidencial, los servicios secretos egipcios firmaron contratos con agencias de relaciones públicas y publicidad por el valor de casi 2 millones de dólares, con la intención de «lavar la imagen» del país árabe ante la nueva administración y exportar su imagen de liderazgo clave en la contención del yihadismo y la emigración. Paralelamente, el presidente y exmilitar Abdelfatah Al Sisi visitará la Casa Blanca la primera semana de abril, donde estrechará manos con su homólogo estadounidense. Según han confirmado a ABC desde la reconocida agencia Weber Shandwick, la inteligencia egipcia ha contratado sus servicios ?por el monto de 1,2 millones, 600.000 para la agencia Cassidy- con la intención de promover «la asociación estratégica» entre ambos países y el papel de Egipto como líder en la región: un completo lavado de cara frente a la fría posición de su predecesor Obama y las cada vez más comunes denuncias de periódicos de cabecera como el Washington Post o el New York Times, que hace menos de una semana publicó el editorial «Estados Unidos no debería ser cómplice de Egipto». En su último informe publicado, el Departamento de Estado denunciaba torturas y otras violaciones efectuadas por las fuerzas de seguridad egipcias. Estados Unidos ofrece a Egipto una ayuda militar de 1.300 millones anuales Los generales Nasser Fahmy y Jaled Fawzy, director general de la Agencia de Inteligencia egipcia, firmaron los documentos -publicados por Estados Unidos- en lo que ha sido visto como un raro movimiento de duplicidad gubernamental: normalmente son los ministerios de Exteriores o las misiones diplomáticas quienes contratan los servicios de agencias de «lobby», un fenómeno relativamente extendido y que han seguido con desiguales resultados países como Rusia, Kuwait o Libia. El propio ministerio egipcio cuenta con un contrato de 3 millones de dólares con la agencia Glover Park Group firmado en octubre de 2013, meses después de la asonada militar que destituyó al presidente islamista Mohamed Morsi. Entonces, lo que muchos vieron como un golpe de Estado militar contra un gobierno electo, así como la violenta represión posterior generó a Al Sisi y los militares numerosas críticas internacionales, llegando incluso a congelarse temporalmente la ayuda militar estadounidense. Años después, con Al Sisi elegido en comicios, Obama reanudó su ayuda militar de 1.300 millones de dólares anuales, pero siguió manteniendo cierta frialdad y distancia con el Ejecutivo. «En el Gobierno egipcio estaban esperando la elección de Trump, confiados en que éste se preocupará o inmiscuirá menos en el tema de los derechos humanos, que el Gobierno ve como algo interno», señala a este diario el analista político Mustafa Kamel. Abdelfatah Al Sisi fue el primer líder extranjero en felicitar a Trump por su victoria electoral: Trump ha declarado que el dirigente egipcio «es un amigo leal, no sólo un aliado», mientras que para Sisi, el «gran y profundo entendimiento» de la región es el primer paso para la mejora de las relaciones bilaterales entre ambos países. Visita presidencial a EE.UU. Sisi y Trump se estrecharán la mano en la Casa Blanca durante la primera visita oficial del mandatario egipcio en la primera semana de abril, según ha publicado estos días el diario estatal Al Ahram. Para las autoridades egipcias, esta reunión dará «un nuevo impulso» a sus relaciones. Aunque no se han ofrecido más detalles de la visita, analistas consultados por ABC apuntan a varias cuestiones claves: mantener -o aumentar- la ayuda militar estadounidense, presentar al gobierno egipcio como muro de contención del yihadismo en la zona, compartir inteligencia y discutir el caso de los Hermanos Musulmanes. La cofradía islamista del anterior presidente, Mohamed Morsi, ha sido declarada grupo terrorista por el Ejecutivo de Al Sisi, que ha encarcelado y perseguido a miles de sus seguidores, y ha batallado para que reciban la misma etiqueta en países como EE.UU. y Reino Unido, hasta el momento sin éxito. En lo que parece un cambio de aires bajo el control republicano del legislativo estadounidense, senadores como Tez Cruz han presentado ante la Cámara iniciativas para catalogar a la cofradía islamista como terrorista. «Ahora hay muchos republicanos que sí que apoyan catalogar a los Hermanos Musulmanes como grupo terrorista, mientras que a otros congresistas simplemente les es indiferente hacerlo o no», señala a este diario Timothy E. Kaldas, analista del Instituto Tahrir para las Políticas de Medio Oriente. En la última década, las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Egipto se han apagado desde su máximo exponente, hacia la guerra fría, cuando Egipto era considerado «el pilar de Estados Unidos» en Oriente Medio, explica Mojtar Awad, analista en asuntos de extremismo para la Universidad George Washington. Hoy día, y con Trump al frente de la Casa Blanca, las relaciones, al menos por parte de los egipcios, están llenas de expectativas.
19-03-2017 | Fuente: abc.es
Corea del Norte desoye las advertencias de EE.UU. con nuevos motores para sus misiles
Desoyendo las advertencias del responsable de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, quien no descarta un ataque preventivo si siguen sus provocaciones, Corea del Norte asegura haber probado un nuevo motor de alta propulsión para sus cohetes espaciales, que serviría también para sus misiles. Así lo anunció este domingo la agencia estatal norcoreana, KCNA, robándole protagonismo a la reunión entre el presidente chino, Xi Jinping, y Tillerson, que ha concluido en Pekín su primera gira por Asia tras pasar por Tokio y Seúl. En dicho encuentro, celebrado en el Gran Palacio del Pueblo, ambos se han comprometido a mejorar las relaciones bilaterales y a trabajar juntos para solucionar la eterna crisis norcoreana. Aunque el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido especialmente agresivo desde la campaña electoral con el autoritario régimen chino, al que culpa de no presionar todo lo que pudiera al joven dictador Kim Jong-un, Tillerson se mostró conciliador. ?Sabemos que a través de un diálogo más profundo alcanzaremos una mayor comprensión que llevará al fortalecimiento de los lazos entre China y EE.UU. y marcará el tono de nuestra futura relación de cooperación?, declaró, según informa Reuters, el secretario de Estado en los primeros minutos de la reunión, abiertos a un grupo de periodistas. ?Usted ha dicho que las relaciones entre China y EE.UU. solo pueden ser amistosas y le expreso mi aprecio por ello?, le agradeció Xi Jinping, quien abogó por ?la cooperación a partir de ahora? esperando construir ?una nueva era para el desarrollo constructivo?. Como marcan los cánones de la diplomacia, la cortesía y los parabienes abundaron en estos instantes previos a su entrevista, ya a puerta cerrada. Sobre la mesa, muchos asuntos y con enfoques muy distintos por cada parte: desde Corea del Norte hasta el libre comercio pasando por Taiwán y las disputas territoriales en el Mar del Sur de China, que enfrentan a Pekín con todos sus vecinos. Hace solo un par de meses, cuando Tillerson había sido nominado como secretario de Estado y explicaba al Congreso cuál sería su política exterior, apostó por cortar el acceso de la Armada china a los islotes y arrecifes artificiales que está construyendo en dichas aguas, reclamadas por otros países. Una propuesta que enfureció a los medios oficiales chinos, que incluso amenazaron con ir a una guerra nuclear, y que el responsable de la diplomacia estadounidense se ha cuidado mucho de volver a mencionar. Además, en Pekín también levantó ampollas la conversación telefónica entre Trump y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ya que el régimen reclama la soberanía sobre dicha isla y lo consideró una afrenta a la ?política de una sola China?. Mención aparte merecen las frecuentes críticas económicas de Trump, que culpa al gigante asiático de la pérdida de empleos en EE.UU. por la deslocalización de empresas y amenaza con imponer aranceles de hasta el 25 por ciento a las importaciones procedentes de la ?fábrica global?. Aparcando todas estas diferencias, Xi Jinping y Rex Tillerson se esforzaron por aparentar cordialidad, al menos de cara a la galería. Para seguir profundizando en sus relaciones bilaterales, Trump ha invitado el próximo mes al presidente chino a su mansión de Florida. Tras haber hablado varias veces por teléfono, sería el primer encuentro personal entre ambos. Tal y como señaló Tillerson, el presidente estadounidense concede ?un valor muy alto? a estos contactos y ?espera con ilusión la oportunidad para una visita en el futuro?. Rebajar la tensión en Corea Pero antes que habrá que rebajar la tensión en la Península Coreana, tan ?peligrosa? en su opinión que en Washington ?se ha acabado la paciencia? y no se descarta la posibilidad de una acción militar si siguen las provocaciones del régimen estalinista de Pyongyang. Haciendo oídos sordos a tan seria advertencia, Corea del Norte no ha dudado en aprovechar la reunión entre Xi y Tillerson para publicitar un nuevo avance en su sistema de misiles. Con su habitual tono propagandístico, la agencia estatal KCNA ha informado del ?desarrollo y culminación de un nuevo tipo de motor de alta propulsión? en sus cohetes espaciales. Pyongyang asegura que el objetivo de dichos cohetes es poner satélites en órbita alrededor de la Tierra, pero los expertos sospechan que son pruebas encubiertas para seguir mejorando sus misiles intercontinentales con el propósito de llegar hasta EE.UU. con una cabeza nuclear. A tenor de la KCNA, Kim Jong-un destacó que ?el éxito de esta prueba marca un gran evento de trascendencia histórica porque significa un nuevo nacimiento en la industria de cohetes?. Aunque los expertos dudan de que Corea del Norte tenga capacidad para miniaturizar una cabeza nuclear en un misil que vuele hasta EE.UU., su programa militar ha avanzado considerablemente pese a las sanciones internacionales impuestas por la ONU. Desde 2006, Pyongyang ha llevado a cabo cinco ensayos nucleares (dos el año pasado) y cada vez son más frecuentes sus lanzamientos de misiles, con los que Kim Jong-un quiere blindarse para disuadir a la Casa Blanca de un cambio de régimen.
09-03-2017 | Fuente: abc.es
Merkel quiere una UE unida contra el proteccionismo
«Aun cuando en partes del mundo se extiendan las visiones nacionalistas y proteccionistas: Europa nunca debiera atrincherarse, aislarse ni retraerse». Con estas palabras se ha dirigido al pleno del parlamento alemán la canciller Angela Merkel para explicar la postura que mantendrá en el Consejo Europeo, del que espera salga una posición sólida y en bloque a favor del libre comercio global. Sin citar a Donald Trump, Merkel ha recordado los grandes logros económicos de la economía abierta de Europa, aun a pesar de gravísimas crisis como la desatada en 2008 y 2009. Merkel ha repasado los datos positivos de PIB en los distintos países europeos, ha señalado como asignatura pendiente el alto paro juvenil que todavía persiste en algunas economías y ha subrayado que la economía social de mercado permite en este continente una situación de prosperidad y garantía de derechos como no hay en ningún otro lugar del planeta. «Europa debe preservar su apertura al mundo, también y precisamente en la política comercial», ha resumido su postura, insistiendo en la necesidad de que esa postura sea mantenida por todos los socios europeos a una. Se acerca la fecha en que Merkel viajará a Washington para reunirse personalmente con Trump y es evidente que desea llevar en la maleta, para ese viaje, una declaración conjunta de los europeos a favor del libre comercio. La canciller alemana considera que la UE debe «concentrar sus esfuerzos en que la digitalización y la globalización jueguen a favor de nuestras economías», ha advertido contra los excesos de regulación europea y ha invitado a no evitar la especialización de las economías europeas, ya que las diferencias entre países y regiones aportan una interesante pluralidad que refuerza y enriquece el bloque. Mrkel ha defendido expresamente el trabajo de Donald Tusk y se ha felicitado por las últimas propuestas realizadas por la Comisión Europea. Refugiados Merkel ha señalado también que en materia de refugiados se han dado ya pasos europeos importantes, reformando la normativa de asilo, pero que todavía queda mucho trabajo por hacer. En su opinión es insatisfactoria la situación de los refugiados en Italia y Grecia y se dispone a impulsar entre los socios europeos acuerdos con terceros países, al estilo del que ya se ha firmado con Turquía. En este sentido, informará al resto de jefes de gobierno de las «intensivas conversaciones» que recientemente ha mantenido con Túnez y Egipto. La postura de Merkel es que los refugiados deben permanecer tan cerca como sea posible de sus lugares de origen y que la mejor forma de ayudarles es ayudar a los países vecinos de otros en conflicto a asumir la tarea de acogerlos. Diferencias con Turquía Así es como la canciller ha llegado al polémico punto sobre Turquía y ha aprovechado esta declaración de gobierno para pedir a su presidente, Erdogan, que ponga fin a los ataques a Alemania. Merkel ha reconocido las «profundas diferencias» entre ambos países, pero ha recordado que es imprescindible mantener las relaciones bilaterales, «siempre sobre la base de nuestros valores y posiciones y con toda claridad». «Por muy difícil que sea todo en este momento, tan inaceptables algunas cosas, por nuestros intereses en política exterior y de seguridad y geopolíticos no puede ser que Turquía, un socio de la OTAN, se aleje más de nosotros», ha dicho ante el Bundestag, justificando así la estrategia de Berlín de no dejarse provocar por declaraciones tan hirientes como la comparación que ha hecho el propio Erdogan de la Alemania actual con la Alemania nazi. La canciller ha calificado de «triste», «deprimente» y «fuera de lugar» esa comparación y ha advertido que «absolutamente nada» justifica esas acusaciones, ni siquiera la campaña para defender la instauración de un régimen presidencialista en su país. No ha obviado las «profundas y serias diferencias» entre los dos países ante cuestiones esenciales como la democracia, el derecho, el estado de la libertad de expresión y prensa, deteniéndose en la situación de muchos periodistas encarcelados en el país y asegurando que su Gobierno trabajará «con todos los medios a su alcance» por la liberación del corresponsal del diario «Die Welt», Deniz Yücel. En este sentido, ha defendido la vigencia de las libertades de prensa, expresión y reunión, también cuando los políticos turcos vienen a Alemania a pedir el «sí» en el referéndum para la reforma constitucional que instaurará un régimen presidencialista cuya legalidad internacional, por otra parte, ha puesto en duda. El diputado del partido Los Verdes Oezcan Mutlu (c) junto a dos compañeros muestra una camiseta en solidaridad con el periodista germanoturco Deniz Yucel- EFE Cerrando su discurso, en una mención dedicada tanto a los políticos de Estambul como a los alemanes que asisten boquiabiertos a la escalada de tensión diplomática entre los dos países, Merkel ha recordado que los más de 3 millones de turcos que viven en este país «forman parte de Alemania». «Van a la escuela con nuestros hijos, compartimos puestos de trabajo y juegan en nuestros equipos deportivos», ha detallado, «así que déjenos por favor seguir cultivando, impulsando y mejorando nuestra propia manera de convivir».
08-03-2017 | Fuente: abc.es
Trump cree que Cuba no ha hecho concesiones en el deshielo con Estados Unidos
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cree que Cuba, «con todo lo que se le ha regalado», no ha hecho ninguna «concesión» dentro del proceso de normalización de las relaciones bilaterales, ha señalado este miércoles su asesora Helen Aguirre Ferré. «El presidente (Trump) ha sido muy claro sobre que se van a evaluar todos los acuerdos de la Administración previa (del expresidente Barack Obama) con Cuba», afirmó Aguirre Ferré, de ascendencia nicaragüense. La asesora especial del mandatario y directora de asuntos de prensa comentó durante una entrevista a Efe en la Casa Blanca que, a juicio de Trump, «Cuba no ofreció ninguna concesión, con todo lo que se le ha regalado en lo que ha sido la normalización y el restablecimiento de acuerdos y el trato diplomático». Cuba mantiene a «fugitivos de la Justicia estadounidense, tiene que entregar a esas personas y hablar también sobre la importancia de elecciones libres, y liberar a los presos políticos», sostuvo Aguirre Ferré. Evita responder si ya ha habido algún contacto entre el régimen y la nueva Administración de EE.UU.Aguirre Ferré eludió comentar si ya se ha producido algún contacto entre el Gobierno de Trump, que asumió la Presidencia el pasado 20 de enero, y el de Cuba y señaló que esa es «una pregunta para el Departamento de Estado». Ya como presidente electo, el pasado 28 de noviembre Trump adelantó que daría marcha atrás a las medidas tomadas por Obama respecto a Cuba, si el Gobierno de la isla no se prestaba a negociar con él «un acuerdo mejor». Pocos días antes, en su reacción a la muerte de Fidel Castro, Trump calificó de «brutal dictador» al líder cubano y prometió que su Ejecutivo haría «todo lo posible para asegurar que el pueblo de Cuba pueda iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y la libertad». El 11 de enero, el entonces todavía candidato a secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, aseguró en su audiencia de confirmación en el Senado que Trump haría una «revisión de abajo a arriba» de la relación bilateral con Cuba, incluida la decisión de Obama de retirar al país de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo. Derechos humanos Más recientemente, a comienzos de febrero, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó que el Gobierno de Trump dará prioridad a los derechos humanos en la «revisión completa» que está haciendo de la política estadounidense hacia Cuba. Spicer declaró entonces que Trump «está comprometido con una agenda que garantice los derechos humanos para todos los ciudadanos del mundo», por lo que ese asunto ocupará un lugar «principal» en la revisión de la política con la isla caribeña.
08-03-2017 | Fuente: abc.es
La Fiscalía alemana abre una investigación sobre el espionaje de la CIA destapado por Wikileaks
La Fiscalía Federal de Alemania ha anunciado este miércoles una investigación sobre la nueva tanda de documentos de la CIA publicados por Wikileaks, que revelan un espionaje masivo a través de distintos dispositivos electrónicos. «Comenzaremos una investigación para ver si encontramos evidencias de actos criminales concretos o responsables específicos», ha dicho un portavoz del Ministerio Público a Reuters. «Lo investigaremos con detenimiento», ha subrayado. Un portavoz del Ministerio de Exteriores ha indicado este miércoles que el Gobierno está en estrecho contacto con las autoridades estadounidenses, si bien ha rehusado confirmar que se trate por este asunto en cuestión, que afecta a las relaciones bilaterales. Según los papeles filtrados, el consulado de Estados Unidos en Frankfurt ha sido usado por la CIA como plataforma para lanzar ciberataques contra objetivos en todo Europa y Oriente Próximo.
01-03-2017 | Fuente: elpais.com
El primer ministro de Malasia difunde un ?selfie? con el rey de Arabia Saudí
El gesto envía un mensaje sobre las buenas relaciones bilaterales entre ambas naciones
25-02-2017 | Fuente: abc.es
«Si España y Argentina encaran el futuro juntas, nos irá mucho mejor»
España mantiene una relación apasionada con Argentina desde siempre. Más allá de los tópicos y de los chistes fáciles, los españoles sintieron, y sienten, cierta debilidad afectiva hacia los argentinos. Por eso no se entendía demasiado bien la animadversión de Cristina Fernández de Kirchner, la anterior presidenta, hacia este país. Mauricio Macri (Tandil, 1959), su sucesor en la Casa Rosada, ha podido comprobar esta semana la enorme expectación, y simpatía, que ha despertado su viaje a Madrid. Lo ha constatado él, pero también su esposa, Juliana Awada, así como todo su séquito. Y no solo con palabras, también con hechos, a través de los múltiples actos que se han amontonado en sus agendas desde su llegada el martes, y en los que han querido participar numerosas personalidades de la vida política, económica y civil. Será por la historia, por los lazos reales, por la terca realidad o porque España ha apostado tanto por aquel delicioso territorio del cono sur, que todos estamos deseando que la nueva etapa oficialmente inaugurada en las relaciones bilaterales se materialice pronto con éxitos. España se juega mucho en Argentina. Termina hoy la primera visita de Estado del presidente Macri a nuestro país. Han sido cinco provechosas jornadas, en las que se entremezclaron el arte y el deporte, la política y la economía, el protocolo y la flexibilidad. En medio de todo ello, Mauricio Macri tiene claro que, en el momento actual de Argentina, «hay que alejarse de la nostalgia, dejar de pensar el gran país que fuimos, e intentar volver a ser lo antes posible una nueva sociedad, competitiva, insertada en este mundo global que nos ha tocado vivir». Ingeniero civil por la Universidad Católica de Argentina, presidente del Atlético Boca Juniors entre 1995 y 2008 y jefe de Gobierno de Buenos Aires de 2007 a 2015, Macri recibió ayer a ABC en la residencia oficial del embajador de su país en España, Federico Ramón Puerta, quien nos acompañó durante la distendida conversación. Poco después, el presidente de Argentina mantuvo un encuentro con José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, la compañía española que más ha invertido en aquel país: más de 20.000 millones de dólares. Macri quiere modernizar la nación bonaerense, insertarla en el mundo, alejarla del aislamiento al que la había sometido el kirchnerismo y, sobre todo, desea que los españoles vuelvan a ver en este territorio una referencia segura. Otra Argentina es posible: está ya de vuelta, alejada de la nostalgia, instalada en la difícil realidad. En ese nuevo contexto se enmarca la presencia de Macri en Madrid. Nada más iniciar su conversación con ABC, subraya lo satisfecho que se encuentra de su estancia. Resulta fácil reconocer en él un tono de amabilidad, y de hasta cierta humildad, muy alejado de determinados estereotipos y, sobre todo, de la hostilidad que su predecesora había adoptado con respecto a una nación como la española, tradicional e históricamente hermana. -¿Se marcha usted satisfecho con el resultado de la visita? -Usted ha visto el nivel de recepción. Estamos todos fascinados: afecto, calidez, hospitalidad.. El Rey, el presidente, la comunidad del arte, la feria de Arco, el mundo empresarial, el mundo del deporte? Todos. El afecto se percibe. Cuando vas por la ciudad, la gente saluda. La verdad es que es una alegría. Estamos todos emocionados, también con la recepción en el Congreso: salvo dos o tres, todo el Parlamento aplaudió. Cuando terminé, la gente aplaudía y le pregunté a la presidenta? ¿Ustedes siempre aplauden tan largo? «No, nunca -respondió. Y fue increíble, sí, porque la última vez que fue el presidente a hablar ahí se nos insultó, se nos dijo de todo y usted nos trató bien, dijo algo razonable, entonces fue espontáneo». La verdad es que el afecto es tanto que, de golpe, recuperarlo, es maravilloso. Lo que yo he sentido en estos dos días es como si fuéramos dos novios de la infancia que de pronto se reencuentran. Fue esa sensación, y la verdad es que es muy lindo porque se ve algo natural en esta relación. Y recuperarla es muy importante, sobre todo frente al desafío del mundo, que encararlo juntos va a ser mucho mejor. Son países complementarios: yo tengo mucho por aprender de lo que ustedes han logrado en estos últimos veinte años. Tenemos ahí una agenda muy interesante. -Precisamente en las relaciones España-Argentina, cobra muchísimo peso la parte empresarial. ¿En esta nueva etapa de la presencia de España en Latinoamérica, las compañías españolas pueden volver a confiar con visos de futuro, sin temer el regreso a la inseguridad jurídica? -Es una gran pregunta. Yo le digo que sí pueden confiar porque este cambio no es producto de una creación de este presidente o de «Cambiemos». Es producto de una convicción de una mayoría de argentinos que, contra viento y marea, lograron producir el cambio. Porque nadie en el mundo daba dos mangos a que cambiaría el ciclo. Donde el populismo ha tenido tanto dinero para repartir, podían perderlo porque la crisis no se había manifestado en toda su dimensión. Pero, a pesar de eso, la gente quiso un cambio y esto es producto de una madurez, de un aprendizaje. Así que yo les digo que pueden confiar, que la Argentina va en el camino de la modernización, de la interacción con el mundo, de la transparencia; hay un compromiso absoluto con tener un gobierno transparente, con reglas del juego claras: lo que queremos es un sistema de competencias que termine beneficiando a los argentinos para recibir mejores servicios, a mejores precios y de mayor calidad. -Habló de modernización, que fue una palabra mágica aquí, en España, durante la etapa de Felipe González. ¿Modernizar Argentina pasa por recuperar lo que fue su país en décadas tan brillantes como los años veinte o treinta del siglo pasado? ¿En qué consiste exactamente? -Yo prefiero alejarme de la nostalgia. Es decir, tenemos que construir una Argentina nueva en base a la enorme capacidad de innovación que tiene el argentino. Tantas crisis han desarrollado y agudizado la capacidad de adaptación y, frente a este mundo que nos desafía, tenemos esas cualidades: ser parte de los nuevos empleos de nuestra sociedad de información, todo el mundo está renovándose. Hemos tenido más éxito en estos últimos catorce meses en la cantidad de empresas que han radicado oficinas para hacer, producir y brindar servicios de valor aliado para el mundo. Todas las principales compañías, tanto las que estaban como las que no, han ampliado dotaciones, han creado infraestructuras para, desde Buenos Aires, desde Argentina, prestar servicios de software, legales, de ingeniería, lo que se le ocurra? al mundo entero. Eso demuestra que hay un recurso humano valioso y a lo que queremos apuntar es a eso. El director de ABC, Bieito Rubido, junto a Mauricio Macri durante la entrevista- ABC -¿En el caso concreto del conocimiento de la sociedad de la información, Argentina está en niveles homologables con los países desarrollados? -Yo diría que ahora sí. En las infraestructuras de las tecnologías nos habíamos quedado atrás por la falta de reglas, por la falta de transparencia; las empresas dejaron de invertir. Parte de lo que estamos lanzando ahora son reglas de juego claras para que las operadoras de comunicación se entreguen en un proceso de inversión agresivo que nos conecte mejor dentro del país y con el mundo, sobre todo con las conexiones de banda ancha. La Argentina tiene hoy igualmente varias casos de excelencia en todo ese mundo de la revolución tecnológica y de la sociedad de la información, pero podemos aumentar muchísimo el volumen. Argentina tiene que producir contenidos audiovisuales, tiene que generar más desarrollos en internet. Argentina tiene las empresas más importantes de habla hispana en internet, que son pocas justamente por la inestabilidad de la macroeconomía. Ahora, con una macroeconomía estable, reglas de juego claras, y un sistema transparente, con flujo de dinero, hemos de coger velocidad. Recordemos que, hasta hace catorce meses, en la Argentina, en pleno siglo XXI, no se podían comprar ni vender dólares. -El populismo, precisamente que aquí en España ha aflorado y que ha acompañado a Latinoamérica en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, ¿sigue siendo el lastre del área? No sólo el lastre, sino el fantasma para toda la zona.. -Con el cambio que se produjo en la Argentina, en la región se respira otro aire. Creo que toda esa etapa, incluso donde queda algún resabio, se ha ido moderando precisamente porque también se acabó la década de los «commodities», precios altísimos, empezando por el petróleo. Y eso hace que los populismos no sean tan atractivos porque ya no tienen tanto que repartir. -¿Cómo ve el caso de Venezuela? -Soy el que más ha criticado y cuestionado públicamente a Maduro. He lanzado muchos reproches a Maduro, porque dice barbaridades. -Maduro también le dice a Rajoy que le van a romper los dientes.. -La verdad es que la situación la veo mal, muy mal. No se respetan los derechos humanos, cada día hay más presos políticos, cada día la gente está peor; es realmente preocupante. Hay que hacer todo lo que se pueda para volver a acompañar un proceso democrático en el que la gente pueda elegir quién conduce el futuro de Venezuela. Ese es el desafío. Hablo con todos los que puedo, siempre estoy disponible, pero la situación cada vez está peor y es mentira que ya ha llegado al fondo. Siempre, como dice el refrán, hay un escalón más al infierno. -¿Y la presencia de Donald Trump le inquieta, ya no solo por la cuestión de la inmigración? -Yo soy de los que digo: démosle tiempo. Yo tuve dos conversaciones telefónicas con él, en las que me reafirmó que lo que comenzó con Obama, él lo quiere acelerar, profundizar, que quiere tener las mejores relaciones con Argentina. Piensa que eso va a ser importante para Estados Unidos. Yo creo que eso con el tiempo va a fluir bien. Estamos todos preocupados por lo mismo: cómo generar trabajo para nuestra gente. En nuestro caso, cómo reducir la pobreza. Nosotros tenemos pobreza extrema en Argentina, con lo cual es el primer desafío y por el cual espero ser evaluado como presidente. -De cara al futuro, ¿qué retos se plantea usted que puedan servir de base sólida para asegurar un futuro estable en Argentina? -Primero, quiero decirle que este momento que está recorriendo ahora Mariano Rajoy yo ya lo he experimentado: yo soy el primer presidente que en más de cien años en la Argentina no tiene mayoría en ninguna cámara, estoy en absoluta minoría. Todas las reformas que he hecho para que el mundo reconozca la vuelta de la Argentina al escenario global han sido con el apoyo de la oposición, con el apoyo del peronismo. Eso demuestra un cambio en la diligencia. Segundo, he nombrado dos miembros independientes, que yo ni conocía, para la Corte, que es el órgano más importante en términos de estabilidad de las reglas del juego, la Corte Suprema de la nación. Y estoy trabajando no solo en modernizar la Justicia, en dar transparencia el Gobierno y fijar marcos reglamentarios claros, organismos de control independientes: hoy tenemos un banco central independiente, la oficina de estadística es independiente. Ya no hay más manejos. Todo eso crea equilibrios. Yo voy a trabajar hasta el último día de mi Gobierno para generar equilibrios y que las cosas perduren más allá del presidente de turno. Ese es mi compromiso, y ahí están las más de trescientas empresas españolas entusiasmadas, que le pueden decir cómo viven el cambio y que quiero que profundicen su inversión. Y espero que este viaje a España, que ha sido muy exitoso, lleve una ola de pequeñas y medianas empresas. Hacer joint-venture con empresas argentinas nos ha agregado valor porque España aprendió mucho de la crisis, España se transformó de un país cerrado como es el nuestro, a un país abierto, y salieron las empresas españolas a conquistar mercados, a exportar. Y lo hizo exitosamente y queremos lo mismo en Argentina, y naturalmente España tiene que ser un socio muy importante en esta nueva etapa.
...
7
...