Infortelecom

Noticias de relaciones bilaterales

18-07-2017 | Fuente: abc.es
Raúl Castro se reúne con Santos para tratar las relaciones bilaterales y el acuerdo de paz con las FARC
El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha recibido este lunes en La Habana a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, con quien ha discutido sobre las relaciones bilaterales y la aplicación del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El diario oficial cubano «Granma» ha destacado que el encuentro ha sido mantenido «en un clima cordial», agregando que en el mismo han estado presentes los ministros de Exteriores de Cuba y Colombia, Bruno Rodríguez y María Ángela Holguín, respectivamente. En un comunicado publicado por la Presidencia de Colombia, Santos ha dado las gracias a Cuba por su papel durante las negociaciones, asegurando que «los colombianos siempre tendrán a Cuba en sus corazones por el apoyo que dieron en todo sentido y en todo momento». Asimismo, ha destacado que «es el momento ideal para aprovechar las buenas relaciones entre Cuba y Colombia», en el marco de un viaje que tiene los negocios como epicentro. Junto al mandatario viaja un grupo de empresarios que participarán en diversas reuniones para fortalecer los lazos comerciales entre ambos países, según ha informado la emisora colombiana Caracol Radio. «Estamos interesados en abrir nuestra integración al resto de América Latina y al mundo», ha afirmado Santos, destacando que el acuerdo de paz ha permitido un crecimiento económico del país sudamericano, haciendo hincapié en el potencial de la industria turística. En este sentido, ha abogado por «explorar» la posibilidad de explotar las posibilidades en este sentido por parte de ambos países. «Ahí veo yo con Cuba una gran posibilidad de complementación: un chino o un japonés que llegue a Cuba, baja a Colombia y al sur del continente y ahí se vuelve», ha manifestado. El presidente colombiano ha recordado además su primer viaje a la isla, cuando era parte de una delegación colombiana de la Federación Nacional de Cafeteros, en el que conoció al fallecido líder de la Revolución Cubana Fidel Castro. «Me impresionó que Fidel Castro conocía en forma precisa todas las cifras del comercio mundial del café. Ahí sentamos las primeras bases. Fue el primer contacto de Cuba y Colombia para explorar las posibilidades de intercambiar productos y servicios», ha desvelado. «Está todo por hacer. Colombia está muy interesada en invertir en Cuba. Colombia ha venido promoviendo la inversión en el exterior y la región donde hemos sido más activos es el Caribe y Centroamérica», ha remachado. Por su parte, el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, ha resaltado que ambos países «están unidos por su historia, sus raíces, sus fuertes lazos de solidaridad y hermandad». «Con la visita del presidente Santos, se confirma la voluntad política de ambos gobiernos de fortalecer las relaciones económicas. Esto es un objetivo factible, favorecido por la cercanía geográfica y la complementariedad existente», ha defendido.
13-07-2017 | Fuente: abc.es
El ex embajador de España en Estados Unidos duda de que Trump vaya a sufrir un «impeachment»
«Donald Trump nos ha sumido a todos en una enorme incertidumbre», así arranca Carlos Westendorp, quien ejerció como ministro de Asuntos Exteriores y embajador de España en Estados Unidos, durante los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid en El Escorial. Westendorp mira hacia el pasado y examina el recorrido de las relaciones bilaterales entre España y Estados Unidos, «no siempre fue una relación tan buena», valora y compara entre la era de Clinton y el periodo de Bush hijo, la primera fue buena y la segunda no tanto. Sin embargo, la figura peculiar de Donald Trump y sus comentarios contradictorios suscita incredulidad. El ex embajador recuerda las «barbaridades que ha ido diciendo en la campaña electoral para ganar las elecciones» como el muro de México que lo iban a pagar los mexicanos, que ahora a pasado a tratarse de «una valla» en un tramo. Lo mismo ocurre con el veto migratorio hacia seis países musulmanes, a través del cual se esperaba que iban a ser expulsadas unas «11 millones de personas», pero la iniciativa ha cambiado su rumbo y las deportaciones ahora están condicionadas a aquellos que tengan causas judiciales pendientes. Donald Trump tiene un índice de aceptación bajo, el más bajo de los seis primeros meses de la historia recienteCarlos Westendorp Westendorp no olvida al analista internacional argentino Raúl Isman, cuyos pronósticos proyectados en la premisa de que un candidato podría perder las elecciones, alertaron de la victoria de Trump y la caída de Hillary Clinton. El periodista y escritor ha estudiado también la posibilidad de que el presidente republicano acabe sufriendo en sus carnes, lo que implicaría su expulsión a través de un «impeachment». Pero el exministro de Asuntos Exteriores no lo cree probable. «A pesar de que Trump tiene un índice de aceptación bajo, el más bajo de los seis primeros meses de la historia reciente», entre los que le han votado «mantiene un 80%» de popularidad. Las relaciones comerciales y los tratados internacionales se han visto agitados con la nueva figura de la Casa Blanca. Los acuerdos bilaterales incluyen una serie de cláusulas de salvaguarda que tocan los derechos fundamentales como el medio ambiente o la sanidad. Sin embargo, acuerdos como el transatlántico con Canadá o el TTIP «son tratados que debe pensárselos mucho» antes de desecharlos. El empleo que se deriva del libre comercio comienza a verse mermado, «Estados Unidos es el segundo exportador de Europa y el tercero de nuestras importaciones», señala el ex embajador. El concepto de «America First» nace de la idea de que muchas de las empresas nacionales están en el extranjero, por ello que el asesor hispano de Trump defienda que «son tratados multilaterales disfrazados», es decir que se benefician otros países ajenos al acuerdo, contrario a su intención. A los europeos nos choca Guantánamo, la pena de muerte o que no haya protección social o sanidad universalCarlos Westendorp Para entender los movimientos estadounidenses hasta la era Trump, Westendorp asegura que hay que retroceder hasta la caída del muro de Berlín. En dicho periodo, hubo una transición de un «mundo bipolar a un mundo unipolar» gracias al sentimiento de unidad que supuso para los ciudadanos del mundo. En cambio, en Estados Unidos la conmoción fue diferente porque «tiene la peculiaridad» de carecer de una profundidad en valores compartidos como el Estado de Bienestar. «A los europeos nos choca un Guantánamo abierto, que mantengan la pena de muerte, que no haya protección social o sanidad universal», por lo cual 145 millones de personas carecen de cobertura médica. Westendorp piensa que «somos diferentes» porque están aún en un «estado de pubertad», que se explica a través de las «dos Américas» muy marcadas: una abierta y progresista localizadas en las dos orillas y una América profunda donde un ciudadano de Arkansas. Europa vs. Estados Unidos «Trump no cree en la Unión Europea», pero Westendorp aclara que el problema real no es que el presidente de Estados Unidos crea o no en el proyecto común de los 28 países, sino que los propios ciudadanos no lo sientan. Sin embargo, el peso político de Estados Unidos recae a través de la agenda de defensa mediante la OTAN. «Tres cuartas partes de los presupuestos de la OTAN los cubre Estados Unidos», recuerda el exministro, mientras que en el caso de España la participación en el gasto no llega al 0,4%, cuando el Estado español «debería gastar tres veces más», como según está acordado. Europa en el puño de Estados Unidos y el terrorismo a las puertas, la zozobra que lanza Trump sobre los 28 estados miembros puede ser catastrófica. Mientras se plantea un nuevo mapa político, el presidente de Estados Unidos pone su mira sobre la Alianza Transatlántica y su utilidad en entredicho, como señala Westendorp. En la pasada cumbre del G-7 en Varsovia, Trump confesó su negatividad ante una unión conjunta de defensa «obsoleta y que solo servía para luchar contra el terrorismo». El ex embajador es optimista en cuanto a la solución: «El momento en que haya una Unión Europea más unida en materia económica y política es ahora». Asimismo, subraya que hay que poner el foco en Alemania, porque los nuevo cambios de la geometría internacional pueden depender de un nuevo Gobierno, aunque cree que todo apunta a que Merkel renueve. «Alemania va a ser una Alemania europea. Es bueno saber que en Francia hay una persona que ha ganado unas elecciones insólitamente siendo europeísta», analiza algunos de los países que pueden seguir marcando el punto clave de unión. La nueva Unión Europea tras la salida del Brexit debe está conformada por la «una integración de geometría variada», opina el exministro, donde los países que estén dispuestos a ir más lejos sigan una hoja de ruta compartida, mientras que los otros se pueden unir después. Westendorp no creen que las tácticas inmovilistas o estrategias de integración den sus frutos y se pueda lograr el objetivo de una socialdemocracia compartida mediante estos últimos.
07-07-2017 | Fuente: abc.es
Trump y Peña Nieto se reúnen en la Cumbre del G-20
Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de México, Enrique Peña Nieto, se reunieron hoy por primera vez cara a cara para abordar el estado de las relaciones bilaterales, en el marco de la cumbre del G20 que se celebra en Hamburgo. La cita, que se celebró con más de una hora de retraso debido a las demoras en el debate plenario, tiene lugar más de cinco meses después de que Peña Nieto cancelara una visita a la Casa Blanca para entrevistarse con el presidente estadounidense, ante las tensiones sobre el muro que Trump planea construir en la frontera y que quiere que pague México. Desde entonces ambos presidentes han hablado por teléfono en varias ocasiones y la delegación mexicana confía en que la reunión se celebre en un tono "amigable y respetuoso", aunque pueda haber diferencias en temas "sustantivos", según avanzó ayer el canciller, Luis Videgaray. No se esperan de ella grandes acuerdos o decisiones, pero sí que sea "un paso más en la dirección de seguir trabajando juntos" en temas que unen a los dos países, como el comercio, la inmigración, los derechos de los migrantes o el combate al crimen organizado, explicó el ministro. Después de esta entrevista, Trump tiene previsto hablar también por vez primera en persona con el presidente ruso, Vladímir Putin, una de las reuniones que más expectación mediática genera en esta cumbre del G20. La agenda de Peña Nieto durante esta cumbre de Hamburgo incluye, por su parte, otras cuatro reuniones bilaterales: con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y los primeros ministros de Canadá, Justin Trudeau; Italia, Paolo Gentiloni; e India, Narendra Modi.
06-07-2017 | Fuente: abc.es
Trump: «Habrá que hacer algo con Corea»
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado hoy desde Varsovia con que «habrá consecuencias» por lo que ha calificado como «el mal comportamiento del Gobierno de Corea del Norte». Se refería a la orden de lanzamiento por parte de Kim Jong-un de un misil intercontinental capaz de llegar a Alaska, el territorio de EE.UU. más cercano a sus costas. En rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco, Andrzej Duda, Trump ha reconocido ciertas reservas y ha admitido que no le gustaría que «Corea del Norte se convierta en una nueva Siria», pero se ha mostrado muy seguro al afirmar que «habrá que hacer algo» ante el camino emprendido por el gobierno de Pyongyang, que considera «peligroso» y «vergonzoso». Trump agregó que la administración estadounidense está analizando varias respuestas «severas», pero no ha querido entrar en detalles sobre una posible reacción militar de Washington contra Corea del Norte. «Yo no dibujo líneas rojas», ha respondido, recordando el «gran error» que a su juicio supuso para su antecesor, Barack Obama, trazar la línea roja de las armas químicas en Siria. Trump no ha tenido reparos en acusar durante este viaje internacional a Obama de haber sabido de la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses y de no haber hecho nada «porque creía que la candidata de su partido, Hillary Clinton, iba a ganar», dando por hecho que, efectivamente, tanto Rusia como «otros países y personas» interfirieron en el proceso electoral norteamericano. «Si hubiese pensado que él iba a ganar los comicios presidenciales de noviembre, sí que hubiese actuado», ha dicho, para a renglón seguido volver al asunto de Corea y repetir que «lo que sí puedo afirmar con seguridad es que habrá consecuencias». El presidente estadounidense inicia así su visita a Europa para asistir a la cumbre del G20 que se celebra a partir de mañana en Hamburgo, Alemania. Su primer mensaje ha sido un llamamiento a las naciones aliadas a que se sumen, no sólo a combatir el terrorismo, sino también la amenaza de Corea del Norte. Su tono ha sido más conciliador que en otras ocasiones, Trump ha reconocido en Varsovia haber sido «muy duro» estos últimos meses con los aliados de la OTAN que no gastan el 2 % de su Producto Interior Bruto en Defensa, pero se ha felicitado por el hecho de que ahora, precisamente gracias a su «insistencia», el dinero europeo está fluyendo hacia la Alianza Atlántica. Para tranquilidad de su primer anfitrión y dado que Polonia se siente muy amenazada por Rusia, el presidente de EEUU ha garantizado que su país está ?comprometido? con la defensa del centro y este de Europa, y ha criticado la actividad ?desestabilizadora de Rusia en el continente. Esta tarde, ya en Hamburgo, Trump se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel y dejará entrever hasta qué punto está dispuesto a ceder en su postura sobre puntos cruciales en la cumbre del G20, como son la protección del clima, una declaración a favor del libre comercio, un plan Marshall para el desarrollo de África y una línea de actuación común sobre inmigración y refugiados. El presidente de Polonia, Duda, ha calificado de «histórica» la visita y ha afirmado que Washington es consciente de que Polonia es un país importante y líder en Europa Central. «Para nosotros, la visita del presidente Donald Trump es realmente muy importante, incluso diría que, si uno mira el contexto de esta visita, se puede decir que es incluso histórica», ha dicho, «Trump sabe de la importancia y el peso de Polonia, uno de los mayores países de Europa, y por eso viene a Varsovia». Entre los analistas, sin embargo, parece haber bastante consenso acerca del motivo por el que Trump ha pisado Europa en Polonia, y no en Alemania, y que no sería otro que desairar conscientemente a Angela Merkel, anfitriona del G20 y dispuesta a hacer triunfar en la cumbre posiciones radicalmente contrarias a las de EE.UU. Duda ha aprovechado la ocasión para hablar directamente con Trump de temas cruciales para su país y en las que difiere de Merkel, como la seguridad energética. Polonia desea apostar por la importación regular de gas licuado desde Estados Unidos, una opción con la que busca reducir su dependencia energética de Rusia, principal proveedor de carburante en Europa Central y Oriental. Polonia ya ha recibido un primer cargamento de gas licuado llegado por mar desde Estados Unidos, lo que para Duda hace viable que a largo plazo este carburante llegue desde el otro lado del Atlántico. Después de la reunión con Duda, Trump tiene previsto un encuentro con jefes de Gobierno de Europa Central y Oriental y un discurso en la céntrica plaza Krazinksi de Varsovia, donde se encuentra el monumento al alzamiento de la ciudad contra la ocupación nazi, símbolo de la independencia nacional. El Kremlin responde Por su parte, el Gobierno ruso ha rechazado las declaraciones de Trump y su acusación de que Moscú juegue un papel «desestabilizador» en Europa, y ha confiado en que la próxima reunión entre el mandatario norteamericano y su homólogo, Vladimir Putin, Washington aclare su postura. «No estamos de acuerdo con este enfoque», ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, preguntado por esta cuestión en una rueda de prensa, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik. Peskov ha confesado que el Gobierno ruso «no comprende» la posición estadounidense. «Por ello esperamos el primer encuentro entre los dos presidentes (..) Será una buena oportunidad para conocerse y entender el verdadero enfoque de cada uno en las relaciones bilaterales», ha apuntado. Trump y Putin se reunirán por primera vez este viernes en los márgenes de la cumbre del G20 que se celebra en la ciudad alemana de Hamburgo. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, espera igualmente que sea «un buen intercambio».
05-07-2017 | Fuente: abc.es
Merkel recibe al G-20 con China como aliado para el libre comercio
Es un hecho que Berlín tiene debilidad por los osos y los dos pandas que ha traído como regalo el presidente chino -Jiao Qing y Meng Meng, nombres que significan Tesorito y Sueñito- ya se han ganado el corazón de los alemanes. Pero si la canciller Merkel ha aceptado a China como nuevo «gran defensor del libre comercio» y país «protector del medio ambiente» no es exclusivamente gracias a la diplomacia del panda. El presidente Xi Jinping traía además en la maleta un contrato de Aviation Supplies Holding Company (CAS) para encargar 140 aviones Airbus por valor de 20.000 millones de euros. Se trata de cien A320 y 40 A350 XWB, que engrasarán el cambio de equilibrio geopolítico global en el que China ocupa a gran velocidad el vació comercial, político y diplomático que Donald Trump deja en Europa. China y Alemania pueden contribuir a aplacar un poco esta incertidumbre y, como consecuencia, lograr un mundo un poco más apacible», dijo Merkel tras el encuentro que mantuvo ayer en la Cancillería alemana con el presidente de China y acerca de la sensación de inseguridad causada por los misiles norcoreanos. Abogó además por acelerar las negociaciones comerciales entre la UE y China y avanzar de forma «rápida» hacia un acuerdo de inversiones que abra la puerta a otro futuro de libre comercio con el gigante asiático. Juntos presidieron la firma de acuerdos empresariales, como la fábrica de automóviles eléctricos y baterías que Daimler tendrá en China a pleno funcionamiento en 2020, una inversión de 600 millones que servirá para proveer piezas a todo su sector de movilidad eléctrica. El presidente chino, por su parte, recordó la «historia de éxito» de las relaciones bilaterales con Alemania y consideró que la «excelente cooperación» está ante «un nuevo inicio», con nuevas metas y proyectos. Tanto Angela Merkel como Xi Jinping apostaron por avanzar en unas relaciones que calificaron de «estratégicas» y adelantaron las muestras de sintonía que seguirán exhibiendo sin duda en Hamburgo, durante la cumbre del G-20 en la que la canciller alemana espera dejar a Trump aislado frente al resto de países ricos. Merkel hizo guiños a la intranquilidad con la que algunos empresarios perciben el trato que sus inversiones reciben en China y recalcó que «queremos ser tratados en condiciones de igualdad y que se garantice respectivamente acceso a los mercados, es algo muy importante para nuestras empresas», pero sin dejar de insistir en las posibilidades de profundizar la cooperación en el área tecnológica y sugiriendo el deseo alemán de participar en proyectos de las Nuevas Rutas de la Seda, el plan de infraestructuras para el continente asiático liderado por China. La canciller alemana afirmó que Berlín presionará en Bruselas para que se cierren las negociaciones en torno al artículo 15 del Protocolo de Adhesión de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC). También desea implicar a Pekín en el Plan Marshal que prepara para África y puso como ejemplo el acuerdo firmado hoy para construir una central hidroeléctrica en Angola. En el ámbito de la cooperación entre las sociedades de ambos países, apostó por avanzar en el diálogo en el área de los derechos humanos y recibió con satisfacción el anuncio de permiso para que médicos de Estados Unidos, Alemania y otros países puedan ofrecer tratamiento al disidente y Nobel de la Paz Liu Xiaobo.
05-07-2017 | Fuente: abc.es
Rusia rechaza la injerencia externa en el conflicto político en Venezuela
Rusia insistió hoy en su rechazo a la injerencia externa en el conflicto político en Venezuela y abogó por el diálogo entre Gobierno y la oposición venezolanos con el fin de garantizar la paz en el país suramericano. «Rusia defiende el restablecimiento del diálogo interno, y de unas negociaciones serias y responsables dirigidas a buscar el compromiso y garantizar la paz en el país», dijo hoy el director para América Latina del Ministerio de Exteriores ruso, Alexandr Schetinin. El diplomático también subrayó que Rusia rechaza la «injerencia exterior» en la resolución del conflicto político, durante la recepción oficial organizada en Moscú por la Embajada venezolana en Rusia con motivo del Día de la Independencia que se celebra hoy en Venezuela. Asimismo, leyó el telegrama que envió hoy el presidente ruso, Vladímir Putin, a su colega venezolano, Nicolás Maduro. «Reciba las más sinceras felicitaciones con motivo de la fiesta nacional. Las relaciones ruso-venezolanas tienen un carácter estratégico. Nuestros países han acumulado una notable experiencia en cooperación en ámbitos muy diversos», citó Schetinin al mandatario ruso. El desarrollo de las relaciones bilaterales «responde a los intereses básicos de los pueblos de Rusia y Venezuela y al fortalecimiento de la estabilidad y seguridad regional», agregó Putin en su carta a Maduro.
29-06-2017 | Fuente: abc.es
Más de 1.000 personas condenadas por insultar a Erdogan en solo un año
Un total de 1.080 personas fueron condenadas por «insultar» al presidente turco Recep Tayyip Erdogan durante 2016, según datos oficiales publicados por el Ministerio de Justicia y recogidos por el diario Cumhuriyet, uno de los pocos periódicos opositores que todavía se editan en el país eurasiático. A lo largo de todo el año pasado se abrieron 4.936 casos por este motivo. No obstante, estos fueron solo los aceptados por las autoridades judiciales, pues se llegaron a presentar hasta 46.193 denuncias por «insultar» al presidente. Desde que llegó a la jefatura de Estado, en agosto de 2014, Recep Tayyip Erdogan ha echado mano con asiduidad del Código Penal turco, que recoge penas de hasta cuatro años de cárcel para aquellos condenados por «insultar al presidente» o «insultar a la nación turca, la República de Turquía, la Gran Asamblea Judicial, el Gobierno y la Judicatura». Mientras que sus predecesores en el cargo apenas acudieron a la justicia por este motivo, Erdogan ha demandado incluso a personas que habían realizado comentarios o chistes en las redes sociales. Nadie está a salvo de los abogados de Erdogan cuando ven el mínimo indicio de difamación. Un hombre fue condenado en primera instancia (y finalmente absuelto) por un fotomontaje en el que yuxtaponía imágenes, con expresiones similares, del líder islamista y de Gollum, la criatura protagonista del Señor de los Anillos. Otro ejemplo es el de la ganadora del concurso de belleza Miss Turquía 2006, Merve Büyüksaraç, que fue condenada por compartir un poema satírico en las redes sociales. No obstante, las acciones legales no se limitan a ciudadanos turcos. La denuncia por injurias contra el cómico alemán Jan Bohmermann tensó las relaciones bilaterales con Alemania. Y a principios de este año, el abogado de Erdogan entregó a la Fiscalía de Ankara un informe con mensajes en Twitter del columnista estadounidense Michael Rubin como prueba de sus «insultos» no solo contra Erdogan «sino también contra la República turca». Según los datos oficiales, el año pasado se establecieron casos judiciales contra 36 personas extranjeras. El número de condenados en 2016, por tanto, ha superado el millar de personas. Y eso a pesar de la promesa realizada por el propio presidente de retirar todas las demandas por insultos como gesto de buena voluntad, realizada poco después del fallido golpe de Estado del 15 de julio. 240 menores acusados Tampoco los más jóvenes se libran de ser acusados de «insultar» a Erdogan. Las cifras del Ministerio de Justicia reflejan que 102 personas de edad comprendida entre 12 y 15 años, así como 138 de entre 15 y 18, fueron demandados por esta razón. Las acusaciones no se han realizado sin polémica. Grupos opositores criticaron en su momento la denuncia contra dos menores, de 12 y 13 años, por arrancar un cartel de una pared.
18-06-2017 | Fuente: abc.es
«Castro es el gran culpable de que EE.UU. revierta la política hacia Cuba»
El giro de la Casa Blanca en su política hacia Cuba -con nuevas restricciones a los viajes y al comercio- preocupa al incipiente sector privado, mientras que la disidencia ha reaccionado dividida. Los partidarios de una estrategia más dura culpan al régimen castrista de no haber aprovechado la oportunidad que le ofreció el expresidente Barack Obama. Otros opositores, en cambio, creen que las nuevas medidas son «un error» y suponen el regreso a una «política fracasada». José Daniel Ferrer, coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), cree que Raúl Castro «es el gran culpable de que Estados Unidos revierta la política de acercamiento a Cuba. Obama le dio una gran oportunidad y actuó peor que nunca». «¿Qué le costaba (al presidente cubano) garantizar verdaderas libertades económicas, disminuir la represión y convocar elecciones libres?», se preguntaba Ferrer en Twitter. Durante su discurso del viernes, Donald Trump se refirió a los disidentes José Daniel Ferrer y Berta Soler, a quienes no se les permitió viajar a Miami para asistir a ese acto en el teatro Manuel Artime. «No están aquí con nosotros, pero estamos al 100% con ellos», subrayó el jefe de la Casa Blanca. Soler, líder de las Damas de Blanco, consideró que el anuncio de Trump beneficiará a la sociedad civil. «El dinero que reciben producto de los negocios con las Fuerzas Armadas es para reprimir y no para mejorar la vida del pueblo». Una política dura «alienta a los sectores inmovilistas, cuando habrá un cambio generacional en el poder y hay una crisis económica» Por el contrario, el dirigente de Arco Progresista, Manuel Cuesta Morúa, consideró los cambios «una mala noticia para la promoción de la democracia y para los cubanos en general el regreso a una política fracasada».«Pensar que el aislamiento de un gobierno pueda impulsarlo a hacer cambios positivos en favor del respeto a los derechos humanos y la democracia, es no leer lo que está sucediendo en el mundo actualmente», añadió. La periodista independiente Miriam Leiva valoró la nueva estrategia de la Casa Blanca hacia la isla como «un error» que puede ser «un desastre para los cubanos, los norteamericanos y para las relaciones entre ambos países». Leiva cree que una política dura de Washington «alienta a los sectores inmovilistas dentro del Gobierno, cuando habrá un cambio generacional en el poder y hay una crisis económica en Cuba». #Cuba Muy Grave situación de Jorge Cervantes, #UNPACU, 25 en huelga de hambre, apenas abre los ojos, lo han arrastrado por el piso..? José Daniel Ferrer (@jdanielferrer) 17 de junio de 2017En el país caribeño existen 140 presos políticos, 53 de Unpacu, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn). Uno de ellos es Eduardo Cardet, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL). A la Ccdhrn le preocupa especialmente la situación de Jorge Cervantes, delegado de Unpacu en Las Tunas: desde hace más de tres semanas mantiene una huelga de hambre en una prisión de alta seguridad de esa provincia, donde sufre «maltrato reiterado». Elizardo Sánchez, portavoz de la Ccdhrn, responsabilizó al dictador cubano del «deterioro puntual» de las relaciones bilaterales, porque «no respondió de forma positiva a la buena fe de Obama, Castro no se ha movido ni un milímetro: ni liberó a presos políticos ni aflojó la represión». Desde España, el mensaje del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) es coincidente. Destacó que «hasta ahora el Gobierno cubano no ha demostrado voluntad de cambio en el ámbito político para avanzar en el respecto a los derechos humanos. Tampoco se puede decir que los cambios económicos han sido de profundidad». Ante el anuncio de Trump, el OCDH reiteró los puntos que considera «deben ser incluidos en cualquier acuerdo con el gobierno cubano», entre ellos la «proscripción de la discriminación por razones políticas» o la «inclusión a la sociedad civil en el diálogo político». Turistas en un restaurante de La Habana- Reuters Los emprendedores temen los efectos negativos del veto a los estadounidenses a negociar con empresas controladas por el Ejército cubano, que maneja entre el 60% y el 80% de la economía del país. La dueña de un paladar (restaurante) se quejaba a Efe de que el 85% de sus clientes son de Estados Unidos, «para mí esto es devastador». «Cuba es un solo país» y una medida como esta «de alguna manera afecta a todos». En 2016 casi 285.000 ciudadanos de ese país visitaron la isla caribeña.
07-06-2017 | Fuente: abc.es
Dastis recibido por el ministro de Exteriores ruso
El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, acaba de ser recibido en Moscú por su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en un nuevo intento de dinamizar las relaciones bilaterales. El orden del día de las conversaciones incluye la confección de una agenda para hacer más frecuentes las consultas entre los dos países, no sólo en el terreno bilateral, sino también en temas de orden internacional. «Rusia es un interlocutor estratégico para resolver problemas globales», señaló Dastis al comienzo de su encuentro de hoy con Lavrov. Entre la cuestiones a tratar por ambos ministros están los conflictos en Siria, Irak, Libia, Corea del Norte y Afganistán. También abordarán la cooperación en materia antiterrorista y el espinoso conflicto en el este de Ucrania. Otro asunto importante sobre la mesa será relanzar las relaciones económicas entre los dos países y la posibilidad de que el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, intercambien visitas. El viaje de Dastis ha estado precedido hace tan sólo unos días por el efectuado a Moscú por el ministro de Energía, , Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, que llegó acompañado por empresarios españoles. El anterior ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, viajó a Rusia en 2015 y Lavrov no pudo devolver la visita en 2016 por la situación de interinidad del Gobierno español. Lavrov recordó esta mañana que en 2017 se han cumplido 40 años desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Moscú y Madrid. Según el jefe de la Diplomacia rusa, él y Dastis «tenemos el mandato de dinamizar nuestras relaciones». Dastis, que nunca antes había estado en Rusia, se entrevistó con Lavrov en Bonn, el pasado mes de febrero. El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó la semana pasada en San Petersburgo, que estaría dispuesto a flexibilizar el régimen de visados entre su país y España, uno de los destinos turísticos favoritos de los rusos, y cree que habría opciones para ello. «En Rusia estaremos encantados en poder flexibilizar la política de visados con España, pero más que un problema nuestro es un problema de España, que es quien tiene restricciones debido a que pertenece al espacio Schengen», puntualizó.
07-06-2017 | Fuente: abc.es
Dastis relanza en Moscú las relaciones con Rusia
El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, fue ayer recibido en Moscú por su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en un nuevo intento de dinamizar las relaciones bilaterales. El orden del día de las conversaciones incluyó la firma de un «Plan de consultas políticas» para hacer más frecuentes los contactos entre los dos países, no sólo en el terreno bilateral, sino también en temas de orden internacional. «Rusia es un interlocutor estratégico para resolver problemas globales», señaló Dastis al comienzo de su encuentro con Lavrov. El Protocolo intergubernamental de consultas para 2017-2018 se hará a nivel de secretarios de Estado y directores generales sobre cuestiones de estabilidad estratégica, agenda bilateral y europea, países latinoamericanos, lucha contra el terrorismo y política informativa y de prensa. También sobre asuntos consulares. Ocupó un lugar central en las conversaciones la cooperación en materia antiterrorista sobre el fondo de los recientes atentados en el Reino Unido y el de ayer en Irán. En la rueda de prensa ofrecida por ambos ministros al final de la reunión, Lavrov dijo que «el hecho de que los terroristas no bajen la guardia se confirma prácticamente a diario». A juicio de Dastis, «las relaciones entre España y Rusia son ricas, pero aspiramos a diversificarlas y fortalecerlas. Esperamos que este encuentro sea el comienzo». El relanzamiento de las relaciones económicas y comerciales, cuyo volumen se considera muy modesto teniendo el cuenta el potencial real de países como España y Rusia, estuvo también sobre la mesa. El actual viaje de Dastis estuvo precedido la semana pasada por el efectuado a Moscú por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, que llegó acompañado por empresarios españoles. Todos ellos fueron recibidos entonces por el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev. Dastis y Lavrov hablaron ayer también de conflictos como los de Siria, Irak, Libia, Corea del Norte y Afganistán. Abordaron además el espinoso enfrentamiento armado existente en el este de Ucrania, constatando una vez más que la única salida pasa por aplicar plenamente los acuerdos de paz suscritos en Minsk en febrero de 2015. Las consultas versaron igualmente sobre la posibilidad de que el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, intercambien visitas, pero no hay todavía fechas concretas. Sobre Cataluña Preguntado sobre un eventual posicionamiento de Rusia ante un hipotético referéndum en Cataluña con un resultado favorable a la independencia, Lavrov se desmarcó diciendo que se trata de «un asunto interno de España». Según el ministro ruso, «existe una legislación nacional y existen compromisos internacionales. Nosotros asumimos que los procesos internos de España deben basarse en esos principios». El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó la semana pasada en San Petersburgo, que estaría dispuesto a flexibilizar el régimen de visados entre su país y España, uno de los destinos turísticos favoritos de los rusos, y cree que habría opciones para ello. «En Rusia estaremos encantados en poder flexibilizar la política de visados con España, pero más que un problema nuestro es un problema de España, que es quien tiene restricciones debido a que pertenece al espacio Schengen», puntualizó. Preguntado ayer a este respecto si Rusia podría plantearse la posibilidad de eliminar unilateralmente la exigencia de visado para los ciudadanos españoles, y europeos en general, como han hecho otros países, entre ellos Ucrania y Bielorrusia, Lavrov respondió que «esto podría hacerse exclusivamente si hay reciprocidad». «Cualquiera que conozca los principios sobre los que Rusia establece sus relaciones con otros países ni se haría preguntas sobre si estaríamos o no de acuerdo en hacer tales regalos sin recibir nada a cambio», puntualizó Lavrov. Recordó que en 2017 se han cumplido 40 años desde el restablecimiento, en 1977, de relaciones diplomáticas entre Moscú y Madrid. Según el jefe de la Diplomacia rusa, él y Dastis «tenemos el mandato de dinamizar nuestras relaciones». El ministro de Exteriores español, que nunca antes había estado en Moscú, se entrevistó por última vez con Lavrov en Alemania, el pasado mes de febrero.